Está en la página 1de 8

Quito, agosto de 2018.

- Fundación Llena una Botella de Amor después de recibir un


reconocimiento en la Feria Latinoamérica Verde, llega a la capital para ser parte de la Feria
Internacional Quito Construcción XXIV, como un ejemplo de construcción sostenible. Todos
quienes quieran conocer este proyecto pueden acercarse al Centro de Exposiciones Quito hasta el
02 de septiembre.

Mediante la recolección de cinco toneladas de botellas de plástico, rellenas con fundas y residuos
plásticos, la fundación en alianza con Econciencia construye viviendas eco-eficientes que
disminuyan el impacto ambiental y brinden mejores oportunidades habitacionales para el país. La
casa mide 54 m2, tiene dos habitaciones, sala, comedor, cocina y un baño y cuenta con las mismas
características que una vivienda común. Son sismo resistentes, termo acústicas, sostenibles,
durables y recuperables; y lo más importante es que su tiempo de armado es mucho menor.

Distinguidas autoridades se han dado cita para conocer este proyecto como es el caso de la
Ministro de la Vivienda, Javier Torres y la Secretaria de Ambiente, Verónica Arias.

La principal razón que impulsa a Llena Una Botella De Amor son los datos en cuanto a la
producción y desechos de plástico a nivel latinoamericano. Solo en Ecuador se generan 1.100
toneladas de plástico diarias y de esas por ejemplo, Quito, produce 277 toneladas, material que
termina en estaciones de transferencia, botaderos y otros lugares por no contar con un adecuado
cierre de ciclo del material plástico.

A través de capacitaciones, la fundación pretende informar a docentes y estudiantes sobre cómo


manejar adecuadamente los residuos sólidos de plástico, y estos a su vez son replicadores de esta
estrategia en beneficio de la comunidad.

A partir de la experiencia vivida en Colombia y Argentina, se demostró que los niños de


instituciones escolares pueden recoger 10.000 botellas en 4 meses, que equivalen a 3.3 toneladas
de residuos plásticos y que este material se convierte en madera plástica destinado para la
construcción de viviendas destinadas a sectores vulnerables.

Para llenar una botella de amor existe un proceso sencillo que cualquier persona puede realizar.
En primer lugar, se debe conseguir una botella vacía con una tapa, la cual debe ser rellenada con
cualquier tipo de bolsa plástica, sorbetes, empaques o residuos desechables. Posteriormente, con
la ayuda de una madera y una barrilla delgada se debe presionar todos los materiales. Por último,
una vez llena y con el material compacto se la debe llevar al punto de acopio más cercano.

Las buenas intenciones y el cariño son los principales requisitos para llenar una botella de amor y
brindar nuevas oportunidades tanto para la población como para nuestro medio ambiente.

Acerca de Fundación llena una botella de amor:

La Fundación llena una botella de amor es una entidad sin ánimo de lucro, dedicada al desarrollo
sostenible y mejoramiento de las condiciones de vida de las comunidades, mediante el
aprovechamiento de residuos, por lo que es el aliado estratégico para alcanzar metas, y contribuir
con la solución de los problemas socioambientales.

Si se trata de crear conciencia acerca de la importancia del reciclaje, Taiwán es uno de los países
líderes en el tema, ya que tiene uno de los mayores índices dereutilización de botellas de plástico,
y se promueve esta práctica de manera recurrente, incluso con las leyes.

Como una muestra de su cultura de reciclaje, el arquitecto taiwanés, Arthur Huang, desarrolló el
proyecto de un edificio construido con botellas de plástico PET conocido como EcoARK.

La edificación fue construida con 1.5 millones de botellas y cuenta con tres niveles donde hay un
anfiteatro, una sala de exposiciones y una cortina de agua. Además las paredes son translúcidas,
permitiendo la entrada de luz durante el día, lo que genera un considerable ahorro de energía.

Los diseñadores aseguran que la construcción es lo suficientemente fuerte como para soportar
tifones y terremotos. El proyecto se finalizó en 2010 y se utilizó como sede de la exposición Taipei
Int’l Flora Expo.
Cabe destacar que el edificio alcanzó la certificación LEED platino. Pero lo más interesante de esta
estructura de 130 metros de largo es que a pesar de ser muy resistente, es muy ligera y es
desarmable, por lo que puede ser retirada y movida a cualquier otro sitio.
Para el modelo, Huang se inspiró en los juegos de Lego y en las colmenas de abejas, para lograr
una estructura más sólida y estable, uniendo las botellas en forma de hexágonos de 30 cm de
largo y 17 de ancho, con lados alternadamente cóncavos y convexos para que se trabaran entre
ellas.
A pesar de que muchos dan tratamiento al plástico para crear formas con él, el arquitecto optó por
dejar las botellas vacías, pues dice que el aire es el mejor aislante natural, no es tóxico y permite el
paso de la luz.

Sin duda una excelente idea que promueve la reutilización de los materiales y que evita que
botellas de plástico sean tiradas y terminen en vertederos o peor aún en el mar, acelerando la
contaminación.

Nacimiento del proyecto:


"La idea nació inicialmente el Alemania. El alemán Andreas Froese es el inventor de la técnica
"Ecotec", la misma consiste en el uso de botellas desechables de Pet, basura, escombros y tierra,
como materia prima para construcciones como casas, muros y tanques de reserva de Agua, para
reemplazar al ladrillo.

A través de la construcción con "basura" se genera la conciencia ambiental necesaria para clasificar
en la fuente, reutilizar y reciclar. En el mundo se han construido más de 50 obras con muchas
comunidades en diferentes países como Honduras, Bolivia y Colombia, con el sistema de auto
construcción y la metodología de aprender haciendo."
www.elmundo.com

En Colombia la idea llegó inicialmente a Medellín, lastimosamente la forma de hacerlos es muy


rústica, muy poco productiva y muy lenta. Aquí nace la idea de optimizar el proceso de fabricación
implementando plantas de producción y mejorando la distribución y el alcance de lo que son los
eco ladrillos y las eco construcciones.

Escrito por Juan David Escobar


Fragmento extraído de: www.elmundo.com

ELMUNDO.COM

El tiempo

Ecociencia

Los ladrillos ecológicos son ladrillos construídos con materiales que no degradan el medio
ambiente y cuya fabricación también es respetuosa con este, frente a los ladrillos habituales cuya
fabricación y materiales no es tan inócua.

Tienen cualidades similares a los tradicionalmente utilizados para la construcción de las casas.

Por tanto, su uso no se deriva en pérdida de calidad puesto que, como la mayoría de productos
ecológicos, sufren más pruebas de su viabilidad que los tradicionales. La bioconstrucción no está
en absoluto reñida con una casa confortable, bonita y segura.

Tipos de ladrillos ecológicos

Diferenciaremos los distintos tipos de ladrillos ecológicos por los materiales con que están
construidos ya que existen varias propuestas (en vía o ya en marcha) de ladrillos con diferentes
componentes. Vamos a conocer los diferentes tipos de esta clase de ladrillo que podemos
encontrar:
 Cenizas de carbón: esta fue una idea de un ingeniero civil, Henry Liu, en 1999, con un
doble beneficio ecológico. Con este material los ladrillos se obtienen a 212 grados en 10
horas y se aprovechan los 45 millones de toneladas de residuos del mismo que generan las
centrales térmicas de carbón.

 Cáñamo y paja: este ladrillo ecológico ya ha sido usado por empresas españolas. Pese a la
aparente fragilidad de los materiales su dureza es semejante a los convencionales. Cuentan
con la desventaja de ser más caros pero aislan muy bien de la temperatura exterior. Ello
supone un ahorro del gasto de energía en calefacción y aire acondicionado, por lo que se
amortiza pronto su precio.

 Plástico usado y cáscaras de cacahuete: Los ladrillos ecológicos de este material son una
creación del Centro Experimental de la Vivienda Económica de Argentina quien asegura
que son duros, aislantes ligeros y económicos. Además de producir un ahorro energético
posibilitan un reciclaje de residuos para su producción.

 Ladrillos de tierra o arena comprimida: son más caros y frágiles que los convencionales
pero proporcionan mayor aislamientos.

Ventajas de los ladrillos ecológicos

Ya hemos adelantado algunas ventajas del


ladrillo ecológico en el apartado anterior y dependiendo del material con que se contruya, unas
estarán más potenciadas que otras. Pero en general sus ventajas son:

 Menor perjuicio para la naturaleza, ya que su fabricación requiere menos energía y


residuos así como el reciclaje de otros materiales de desecho.

 Son mejores aislantes del frío y del calor exterior, con lo que se gasta menos energía en el
hogar.

 En algún caso son más económicos que los convencionales, pero cuando no es así, al ser
mejores aislantes, el ahorro de energía amortiza la diferencia.

 Los materiales de los ladrillos ecológicos hacen que éstos sean más ligeros y manejables
para el trabajador agilizando el tiempo de construcción y disminuyendo los gastos.

Desventajas
La desventaja de los ladrillos ecológicos es que están empezando a entrar en el mercado y en
algunas zonas aún no se consiguen y hay que pedirlos.

También tienen otra desventaja derivada de lo nuevo de este producto y es que, de momento, no
existen variedades decorativas como los convencionales para decorar fachadas, muros, jardines,
etc.

La mayoría de los productos que uno compra son desechables y se componen principalmente de
plástico y sus derivados. Estos son arrojados en vertederos y en océanos causando daños
ambientales irreparables, como la contaminacióndel agua, del suelo fértil y la intoxicación de
animales que son atraídos por sus texturas y colores.

Según cifras del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) cada año se producen 10 mil millones
de toneladas de basura, de las cuales 6 millones de toneladas terminan en el mar.

Teniendo en cuenta esas alarmantes cifras, existe un método para darle una segunda vida a ese
tipo de basura. Se trata de una forma de construcción sustentable cuyo material principal son
los ecoladrillos y que emula un ladrillo convencional.

Consisten en botellas de plástico limpias, desechables, transparentes, sin etiqueta y con tapa que
se rellenan a presión con residuos difícilmente reciclables, limpios y secos. El objetivo es generar
material de construcción de bajo costo con el fin de disminuir los desechos contaminantes y el
volumen de basura que llega a los vertederos.

Esta técnica surgió como una necesidad en Centro América al ser un material de construcción
económico y que a la vez contribuye al medio ambiente. En países como Guatemala, Colombia,
Uruguay, Honduras, Argentina y Chile se ha pupularizado a través de iniciativas principalmente
ciudadana

El Tiempo (Colombia)

En la realización del
‘Ecoark’ en Taiwan, que tendrá un costo de $ 8.500 millones, se utilizan 1,5 millones de estos
envases.
Un grupo de arquitectos taiwaneses comprometidos con la conservación del medio ambiente
construyen, con la ayuda de la empresa Far Eastern, un edificio con 1,5 millones de botellas de
plástico recicladas.

"El edificio, que está diseñado para resistir tifones y terremotos, tendrá 130 metros de largo, 40
metros de ancho y 26 metros de alto, y utilizará 1,5 millones de botellas de plástico recicladas",
dijo Arthur Huang, director de la constructora sustentable Miniwiz Sustainaible Energy
Developments Ltd.

Según la constructora, es el único edificio de exhibiciones del mundo construido con botellas de
plástico recicladas. "Nadie en el mundo ha construido un centro de exhibiciones con botellas de
plástico", dijo Huang.

Taiwán es uno de los países de mayor índice de reciclaje de botellas de plástico, ya que el reciclaje
es obligatorio y no se admite papel, plástico y otros materiales reciclables en la basura normal,
agregó el constructor.

El edificio, llamado ‘Ecoark’, que costará 4,22 millones de dólares, 8.500 millones de pesos
aproximadamente, incluye un anfiteatro, un museo y una cortina de agua que proviene de la lluvia
y del sistemas de aire acondicionado. Las paredes son translúcidas y permiten la entrada de luz, lo
que supondrá un notable ahorro energético, y la construcción con bloques de plástico y esqueleto
de acero es altamente resistente.

Miniwitz y Far Eastern donarán el edificio, el próximo mes, a la municipalidad de Taipei para ser
utilizado en la exposición Flora 2010.