Está en la página 1de 5

CANCION

Señor de los Milagros, a Ti venimos en procesión


tus fieles devotos, a implorar tu bendición.(bis)

Faro que guía, da a nuestras almas


la fe, esperanza, la caridad,
tu amor divino nos ilumine,
nos haga dignos de tu bondad.

Señor de los Milagros, a Ti venimos en procesión


tus fieles devotos, a implorar tu bendición.(bis)

Con paso firme de buen cristiano


hagamos grande nuestro Perú,
y unidos todos como una fuerza
te suplicamos nos des tu luz.

Señor de los Milagros, a Ti venimos en procesión


tus fieles devotos, a implorar tu bendición.(bis)
HISTORIA DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS.
Recogemos, una reseña histórica que el Padre F. Juan Manuel de Olmedo
presenta en su ROGATIVA AL SEÑOR DE LOS MILAGROS, editado en Lima el
año1849.
Diceasí:
"En el año de 1651 en el valle llamado entonces Pachacamilla, había una cofradía
de negros angolas: con tabiques sin cimientos, antes sí pasada de salitre por la
humedad de una acequia contigua; uno de aquellos negros, de cuyo nombre no
consta, sin saber pintar, pintó las imágenes de nuestro Señor Jesucristo
Crucificado, de sus Santísima Madre y de Santa María Magdalena. La de nuestro
Señor salió tan perfecta como hoy se mira: las otras dos no, y han necesitado
retocarse.
A este primer devoto siguieron no pocos vecinos, atraídos de los milagros que
experimentaban; y vinieron a entablar los viernes en las noches un Miserere con
música y algunas lamentaciones tiernas.
Con estas demostraciones extraordinarias de nuestro Señor se comenzó a pensar
acerca de su imagen de otro modo. Se dispuso mejor darle culto en otra capilla
pobre, cercada de esteras, donde el catorce de setiembre del mismo año se cantó
la primera misa asistiendo a ella el Excmo. Sr. Conde de Lemus, Virrey, Tribunales
y todas las sagradas Religiones.
Siendo preciso encajonar el tabique y darle los cimientos que no tenía, Fr. Diego
Maroto dominicano y Manuel de Escobar, diestros alarifes, aseguraron no poder
haberse conservado en pie aquél edificio sin un milagro. Al elevarse a alguna más
altura para poderle hacer delante mesa de altar, los otros adobes se desunieron y
desplomaron, menos los que ocupaban la pintura de nuestro Señor, que quedaron
unidos como si fuesen de una pieza.
Así lo cumplió hasta su muerte.
El año 1746 azotó a Lima uno de los más horrorosos de su historia. La tierra
tembló hasta que el Señor salió a recorrer las calles y desde entonces aumentó la
fe del pueblo en la milagrosa imagen del "Señor de los Milagros".

¿Quién pinto la imagen del “Señor de los Milagros”?

Fue pintado por un esclavo negro angola.


Así como en Lima, y en Trujillo, como en otras ciudades del Perú, se venera la
imagen del Señor de los Milagros, manifestación de la fe católica centrada en
Cristo Jesús.
CENTRO EDUCATIVO CRISTO AMIGO – PEDRO NOLASCO

TEMA: EL SEÑOR DE LOS MILAGROS

CURSO: RELIGION

ALUMNA: WINNY MACIEL CRUZ JAIMES

PROFESORA: TAMARA PRADO

NVO CHIMBOTE OCTUBRE DEL 2010