Está en la página 1de 9

UNIDAD 2: MOMENTO 2

COMPRENDER LA INFORMACION

DIANA ESPINEL

MARIA HERNANDEZ

ALVARO MEZA

LEIDY NIÑO

JUAN RATIVA

GRUPO: 403023A_611

LINA MILLAN

TUTORA

UNIVERSIDAD NACIONAL ABIERTA Y A DISTANCIA - UNAD

ESCUELA DE CIENCIAS SOCIALES ARTES Y HUMANIDADES

PROGRAMA DE PSICOLOGÍA

PARADIGMAS DE INVESTIGACION EN PSICOLOGIA

2019
INTRODUCCION

En Colombia estamos atravesando por múltiples problemáticas sociales, económicas,


educativa entre otras en las zonas rurales donde evidenciamos pobreza, abandono por parte
de las entidades territoriales, políticas donde no hay garantías para los campesinos. Además
de eso un factor bastante preocupante es la problemática del conflicto armado, en las zonas
rurales es donde se concentran grupos que atemorizan estas poblaciones y han ocasionado
desplazamientos

Analizando esta problemática desde el paradigma socio critico donde observamos una
realidad de manera participativa y donde podemos aportar a una posible solución se pretende
impactar con cambios en dichas condiciones transformándolas para el bienestar de estas
zonas, buscando cual es la problemática de cada territorio ya que no todas las poblaciones
pueden estar atravesando por la misma problemática, debemos detenernos a realizar un
análisis completo y profundo de cuál es la situación y porque se está presentando. En el
siguiente trabajo mostramos algunas de las múltiples situaciones por las que atraviesan las
zonas rurales y como desde el paradigma socio critico podemos aportar a una solución.
LA PSICOLOGIA Y LA RURALIDAD

Desde hace mucho tiempo hemos reproducido y transmitido de manera directa o indirecta
imaginarios socialmente establecidos sobre lo rural, relacionándolo con atraso, con
inseguridad, subdesarrollo y pobreza, aumentando de esta manera la brecha de desigualdad
entre la ciudad y el campo. Lo que he permitido y hasta justificado el abandono al cual se
enfrentan los habitantes de las zonas rurales de Colombia. Quienes han tenido que convivir
diariamente con un conflicto armado que parece sin fin, el cual sigue año tras año
construyendo la historia de nuestro país. Dejando en su camino un sin número de víctimas y
de procesos de vulneración de los derechos humanos. Es decir el conflicto armado podría
considerarse como la principal amenaza para la zona rural y también la razón que ha
justificado la no adecuada intervención y apoyo por parte de las instituciones, la academia,
el Estado y los entes de control.
Es como si Colombia estuviera claramente divida en dos, entre la zona urbana y la zona rural,
dos áreas con realidades completamente diferentes y con redes de apoyo opuestas. Por un
lado, la zona urbana ha crecido evidentemente en los últimos años, buscando siempre el tan
anhelado desarrollo de las ciudades, lo cual ha sido una de las principales metas de los
gobiernos, centrando toda su atención y su apoyo económico en esta área. Pero por otro lado
está la zona rural, la cual se sigue desangrando por el conflicto, generando todo tipo de
problemas sociales e individuales. Evidencia de ello están las altas cifras de migraciones o
de desplazamiento forzado, hacia ciudades principales, donde las personas tuvieron que
tomar esta opción para buscar un refugio y garantías que les permitiera mejorar su calidad
de vida y la de sus familias. Dejando atrás su historia, su cotidianidad, sus sueños o creencias.
Porque el campo se volvió un lugar no seguro, un lugar abandonado, un terreno, que está
siendo simplemente ignorado o minimizado por la sociedad y el Estado. Lo cual irónicamente
alimenta la continuidad del conflicto y de todos los problemas que de allí se desencadenan,
ubicando en la población altas tasas de analfabetismo y de pobreza.
¿Todos estos problemas de carácter psicosocial necesitan una inmediata intervención, que
busque mejorar la calidad de vida los habitantes de zona rural, pero quienes son los
responsables de realizar estas acciones? La respuesta está en los procesos de
corresponsabilidad, donde todos (Estado, entes de control, instituciones, academia, sociedad
en general) deben enfocar su mirada y su interés en el campo y de esa manera asumir
diferentes roles que aporten al cambio. Muestra de ello se evidencia en el importante papel
que cumplen ciencias como la antropología, la sociología y en especial la psicología en el
análisis de estas situaciones, pero también como herramienta que les permite al campasinado
evidenciar su verdad, identificar sus necesidades y trabajar en conjunto buscando procesos
de empoderamiento individual y colectivo, que logren un trabajo en conjunto para una real
transformación social. Pero para ello se deben contar con garantías, tanto el investigador
como la comunidad, deben estar inmersos en procesos de protección y de ayuda, otorgados
por todos los actores involucrados en la realidad investigada.
Comprensión situacional sobre la psicología y ruralidad en la actualidad de acuerdo
al paradigma socio-crítico.

El paradigma socio critico va más allá de la investigación hermenéutica o positivista debido


a que su propósito es generar cambios en el objeto estudiado o investigado, parte del
postulado que el conocimiento es una vía de liberación del hombre, por lo tanto hay una
visión activa del sujeto dentro de la sociedad; la investigación en el paradigma socio critico
va ligada a lo colaborativo, participativo y a la acción del investigador en el fenómeno,
emancipándose de toda ideología, profundizando en las verdaderas causas y proponiendo
soluciones desde una consciencia emancipadora.
El problema de la psicología en la ruralidad abarca muchos problemas sociales y políticos
que posee Colombia durante su historia, por lo tanto este paradigma se debe plantear desde
una profunda consciencia de emancipación de las investigaciones tradicionales, es decir el
paradigma socio critico es quizás, el paradigma que mejor se ajusta al problema, ya que la
lógica que plantea es que el investigador, en este caso el estudiante tenga un sentido crítico
y sea un agente de transformación, por lo tanto para subsanar y abordar el complejo tema de
las necesidades rurales desde el estudio psicológico desde la perspectiva académica,
metodológica y clínica. Se deben construir bases desde cada problema, cada región, vereda
o corregimiento, ya que todas no son iguales y por lo tanto presentan variables diferentes,
entre esas variables están el grado de marginación, el grado de concentración de grupos
violentos, el índice de ausencia de estado, y los recursos que posee, por ello es muy
importante comenzar por las zonas rurales con índices altos de marginalización teniendo en
cuenta las variables anteriormente mencionadas; lo primordial es que el estudiante, la
academia, la ciencia y los profesionales deben llegar a la Colombia rural abandonada y
sometida por la violencia, pero, ¿cómo hacerlo?, En este sentido el trabajo psicosocial y el
compromiso hacia la acción por parte del estudiante en defensa de la paz, en contra de los
asesinatos de líderes sociales, la promoción y profundización de la catedra universitaria, la
promoción de proyectos con significación en lo rural, apoyo proyectos políticos emergentes
que estén a favor del bienestar del indígena, campesino y por supuesto de la paz, promover
el cambio desde la academia, desde la comunidad creando consciencia emancipadora y un
sentido crítico de la realidad socio política de nuestro país.
“La investigación socio crítica parte de una concepción social y científica holística,
pluralista e igualitaria. Los seres humanos son cocreadores de su propia realidad, en la que
participan a través de su experiencia, su imaginación e intuición, sus pensamientos y acción;
ella constituye el resultado del significado individual y colectivo”. (González, 2009,
pág.133)
Por tanto, el paradigma socio crítico, es un modelo de acción para la búsqueda del
conocimiento donde se busca que las personas desarrollen su habilidad y capacidad de
reflexión crítica. En este caso, se evidencia la falta de empoderamiento que existe en la
comunidad rural por abandono total del Estado y desde lo investigativo específicamente lo
psicológico. Teniendo en cuenta que si este paradigma se basa en la crítica social desde un
carácter autor reflexivo, entonces el conocimiento se consolida desde los intereses que surgen
de las necesidades de los grupos, por lo que es necesario la participación de los sujetos para
la transformación social de su entorno rural, y que exista un reconocimiento propio como
actores sociales, que logren identificar y comprender su realidad a través de propuestas de
solución desde la psicología, a fin de liberarse de las diversas formas de opresión y alcanzar
el goce pleno de los derechos humanos.
Por otro lado se retoma lo que plantea Jaimez, R. (2016), que “la investigación crítica
debería de ocuparse de la indagación sobre la pobreza y desigualdad como la primera de
estas líneas de investigación empírica que es posible, es decir, que intelectual y socialmente
tenemos la capacidad de abordar, y que es necesaria para el desarrollo de una crítica a las
condiciones que obstaculizan la autorrealización humana” (p.35)
Es decir, que hay un punto importante en esta tipo de investigación y es analizar la realidad
¿Por qué y para qué ese análisis?, para esto se retoma el planteamiento de Pérez (1994: 15),
quien menciona que el análisis de la realidad se convierte “en acercarse a ella, desvelarla y
conocerla, con el fin de mejorarla, pues la realidad es algo que nos viene dado, lo que existe,
el ámbito en el que se desarrolla la vida del hombre y todo aquello con lo que se relaciona.
Implica el saber dónde se está, a donde se quiere ir y cómo hacerlo” (Como es citado en
Aguilar Noelia, 2011, p. 340)
Teniendo en cuenta lo anterior, el paradigma socio crítico se caracteriza por ser emancipador,
donde las personas puedan constituirse como sujetos activos de sus propios procesos. Según
Freire (1989:157) esta ideología emancipadora, “se caracterizaría por desarrollar “sujetos”
más que meros “objetos”, posibilitando que los “oprimidos” puedan participar en la
transformación socio histórica de su sociedad”. (Como es citado en Aguilar Noelia, 2011,
p. 344)
A su vez, Escudero (1987) señala como “la investigación crítica debe estar comprometida
no sólo con la explicación de la realidad que se pretende investigar, sino con la transforma-
ción de esa realidad, desde una dinámica liberadora y emancipadora de las personas que
de un modo u otro se encuentran implicadas en la misma”. (Como es citado en Aguilar
Noelia, 2011, p. 343)
Como alternativa metodológica, la Investigación Acción Participativa (IAP), es una gran
herramienta para generar profundos cambios sociales. Donde los protagonistas serían los
individuos y grupos sociales, quienes serán responsables de los proyectos que se logren
emprender. Teniendo en cuenta el problema sobre la psicología y ruralidad en la actualidad,
con esta metodología se puede empoderar u otorgar poder a las personas que viven en esa
zona para que asuman acciones eficaces, para el mejoramiento de su calidad de vida
conduciendo este proceso como una actividad intelectual; donde el conocimiento es la clave
que genera la toma de conciencia de la población, siendo necesario una formación y
capacitación desde el ámbito psicológico para brindar las herramientas necesarias a estas
personas de confrontar sus problemáticas, como también las personas para que decidan qué,
cómo y de qué manera transformar su entorno.
Finalmente se concluye con lo que propone González (2000) “una de las premisas
fundamentales es la posibilidad de utilizar todas las herramientas que ofrecen las Ciencias
Sociales para satisfacer las necesidades individuales y colectivas a través de vías culturales
y educativas que permitan el consenso colectivo, participativo y la integración de forma
coordinada de los recursos y los liderazgos propios de la comunidad, los intereses y las
metas comunes”. (Como es citado en Aguilar Noelia, 2011, p. 347)
CONCLUSIONES

En el campo de la investigación nos encontramos con tres paradigmas muy importantes


(positivista, hermenéutico y critico social) desde los cuales se puede observar, analizar y
describir un fenómeno, cada uno bajo una lógica o fundamento que lo caracteriza. A partir
del análisis del problema de la psicología en las zonas rurales colombianas, identificamos
una lista de problemas de orden psicosocial relacionados con la problemática, luego
contrastarlo con una descripción de lo que no se conoce del problema. Concertamos como
grupo colaborativo abordar el problema desde epistemología del paradigma socio-critico,
debido a que epistemológicamente este paradigma es el indicado para el problema desde una
visión liberadora y emancipadora; por lo tanto, la investigación tendrá la finalidad de
transformar la realidad del problema desde su profundidad.
Colombia es un país que ha tenido una guerra muy larga durante medio siglo, esto ha
provocado un estancamiento a nivel social y económico, seguido de esto una serie de
problemas de orden psicosocial como son el abandono del estado, el asesinato de campesinos
e indígenas, el despojamiento de tierras, creación de grupos subversivo, aumento de cultivos
ilícitos, y políticas fuertes, agresivas hacia el problema de las drogas ilícitas; todo lo dicho
anterior a traído una preocupación o un enfoque político y social en abarcar este complejo
problema, con efectos poco eficientes, seguido de confusión, más violencia, muertos
inocentes y un profundo abandono de los problemas de fondo como son la desigualdad, la
falta de educación en zonas rurales, los derechos a los cultivadores campesinos y la
infraestructura en las zonas rurales.
El abandono de estos problemas de fondo se relaciona con el problema que estamos
abordando desde la psicología en las zonas olvidadas del país; ya que el principal problema
de Colombia radica en el campo, en la selva, en la montaña y es, en estas zonas donde la
psicología paradójicamente no ha podido intervenir. Es entendible que donde haya guerra
existan personas que estén dispuestos a matar a personas que traten de generar soluciones y
en este caso no es la excepción, esto se puede deducir viendo las cifras de líderes asesinados
después del acuerdo de paz, sin embargo, no deja de ser una cuestión importante.
Desde el trabajo comunitario se puede comenzar a enriquecer la conciencia de la población,
desde el trabajo académico se pueden abordar los problemas específicos de cada municipio
en la creación de metodología eficientes en cada situación y circunstancia, hacer entrar en
conciencia a las personas que en Colombia los problemas más importantes están
invisibilizados por intereses políticos económicos, que las personas pueda entender que los
problemas urgentes son los que debemos combatir primero, es decir el hambre en el choco y
la guajira, la corrupción política, la usencia del estado en las zonas alejadas del territorio
colombiano, la minería abusiva con los recursos de nuestros campos y el dialogo, la paz, el
perdón, la reconciliación, para poder pasar esa página; en pocas palabras la guerra está
invisibilizando los verdaderos problemas de fondo por los que Colombia ha tenido que pasar
durante casi toda su historia desde el colonialismo; es triste sin embargo ver personas que
no le apuestan al diálogos y al perdón y desde sus casas frente a sus celulares escupen odio,
rencor e indignación, sin detenerse a tomar consciencia que realmente necesitamos un país
en paz.
Nosotros como estudiantes que abordamos el problema desde el paradigma socio-critico
estamos llamados no solo hablar del tema o problema, no solo hablar desde la causa del
problema, no solo describir el problema, sino también socializarlo desde una postura crítica,
emancipadora, transformadora; las redes sociales nos permiten expresarnos y socializar entre
otras cosas los problemas del país, desde nuestros hogares y nuestra universidad podemos
comenzar a comprometernos en la transformación del problema a través de consciencia de la
paz y el perdón, quizás así podamos mover las consciencias que no han querido ver el
problema de fondo. En eso consiste la transformación convertir el conocimiento en una
realidad nueva y mejor para cada uno y para nuestro país, ese es el trabajo del psicólogo

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

González, A. (2009). Los paradigmas de investigación en ciencias sociales. ISLAS, 45(138)


,125-135. Recuperado de
http://bibliotecavirtual.unad.edu.co:2077/lib/unadsp/reader.action?docID=10293556
De Andrea, N. G. (2010). Perspectivas cualitativa y cuantitativa en investigación
¿inconmensurables? (Spanish). Fundamentos En Humanidades, 11(21), 53-66. Recuperado
de
http://bibliotecavirtual.unad.edu.co:2048/login?url=http://search.ebscohost.com/login.aspx?
direct=true&db=zbh&AN=55418693&lang=es&site=ehost-live
Machado Ramírez, E.F., & De Oca Recio, N.M. (2008) Acerca de los llamados paradigmas
de la investigación: La posición teórico-metodológica positivista. Pedagogía Universitaria,
13(1), 1-18. Recuperado de
http://bibliotecavirtual.unad.edu.co:2051/login.aspx?direct=true&db=zbh&AN=40537197
&lang=es&site=eds-live
Alvarado, S. V., Ospina-Alvarado, M., & Sánchez-León, M. C. (2016). Hermenéutica e
investigación social: Narrativas generativas de paz, democracia y reconciliación. Revista
Latinoamericana De Ciencias Sociales, Niñez y Juventud, 14(2), 987-999. Recuperado de
http://bibliotecavirtual.unad.edu.co:2063/docview/1813200164/fulltextPDF/6F519AC2EF8
54C6FPQ/51?accountid=48784
Arnal J (1992) Investigación educativa. Fundamentos y metodología, Barcelona, España.
Labor.
Jaimez, R. (2016). La investigación de la pobreza, la ciencia social emancipatoria y el
pensamiento crítico. Acta Sociológica, 70, 29-48. Recuperado de
http://bibliotecavirtual.unad.edu.co:2051/login.aspx?direct=true&db=edselp&AN=S018660
2817300026&lang=es&site=eds-live

Aguilar, N. (2011). El paradigma crítico y los aportes de la Investigación Acción


Participativa en la transformación de la realidad social: un análisis desde las ciencias sociales.
Artículo de investigación Núm. 14. Universidad de Sevilla. PP. 339-355 Recuperado de
https://institucional.us.es/revistas/cuestiones/21/art_14.pdf