Está en la página 1de 14

La pobreza a causa del desplazamiento forzado en Colombia

Lorena Cruz Hernández - Cod. 1821023698


Paula Andrea Posada Peláez - Cod. 1911021657
Lina María Núñez Castellanos - Cod. 1821020765
Sandra Milena Toro Echeverry - Cod. 1821024003
Claudia del Pilar Solís Acevedo - Cod. 1821025245

Politécnico Grancolombiano Institución Universitaria


Modalidad Virtual

Colombia

2019
Tabla de contenido
Introducción.................................................................................................................................... 3
Postulado: Indígenas Emberá y su proceso migratorio a Bogotá .............................. 3
Objetivo general: .......................................................................................................................... 6
Objetivos específicos: ................................................................................................................. 6
Plan de salvaguardia del pueblo Emberá ............................................................................ 6
Marco Conceptual ......................................................................................................................... 9
Jurisprudencia .............................................................................................................................. 10
1. Leyes ............................................................................................................................... 10
2. Decretos ......................................................................................................................... 10
3. Resoluciones ................................................................................................................. 10
Conclusiones ................................................................................................................................. 11
Referencias.................................................................................................................................... 14
Introducción

Colombia ha atravesado a lo largo de los últimos 20 años, una de las peores crisis
migratorias con cifras catastróficas; gran parte de esta población decide desplazarse
hacia otros departamentos o ciudades en busca de mejores oportunidades de empleo y
todo lo que englobe una mejor calidad de vida, en el marco de esta situación la
mayoría no cuenta con opciones para decidir y por lo tanto a casusa del
desplazamiento forzado se ven obligados a abandonar sus tierras labrando un camino
en donde un 65% (cifras de Acnur Colombia ) terminan en la mendicidad,
drogadicción, prostitución y en el peor de los casos muerte, cimentado en el marco
procesal y legal paquidérmico con el que cuenta el país arrojando tintes de impunidad
y olvido gubernamental.

Debido a la necesidad de supervivencia muchas comunidades “tienen” que salir


huyendo de sus hogares, resguardos, comunidades huyendo de un conflicto ajeno a
sus propias necesidades; el hambre azota; la indiferencia social y del Estado enmarca
estos retratos sociales y adicionando el caldo de cultivo de mayor influencia, una
guerra librada por intereses ajenos a los menesteres de los menos favorecidos.

El fenómeno del desplazamiento forzado en Colombia ha sido uno de los efectos más
graves sobre las poblaciones rurales el cual surte el conflicto armado; Su gravedad radica
no sólo en la dimensión que ha adquirido este fenómeno dada la cantidad de colombianos
desplazados sino también en las connotaciones que este problema tiene a nivel psicológico,
económico y político, incluyendo el control territorial de los bandos en conflicto, entre
varios otros. ( CODHES y UNICEF 2003 Pag.1.)

En el establecimiento de esta problemática buscamos establecer la premisa de


identificar los casos blancos de este flagelo que azota al país; pudiendo determinar la
influencia de la migración como un fenómeno pandémico que día a día desangra la
visión de establecer una mejoría en las condiciones humanas de las zonas más
olvidadas del país.

Postulado: Indígenas Emberá y su proceso migratorio a Bogotá

En el segundo semestre del 2018, se realizó el censo a 738 Indígenas que se


conforman en 169 familias, todas estas familias ubicadas en el centro de Bogotá en las
localidades del Santafé y mártires, esta cifra ha venido aumentado y se extiende a
1.000 indígenas; el motivo del desplazamiento de esta comunidad obedece a la
situación del conflicto armado, lo cual convierte a esta minoría en blanco de
explotación; según un muestreo socio cultural de la Universidad Nacional y la oficina
de Estudios Culturales a Diciembre del 2018
alrededor de 500 indígenas Emberá katio se asentaron en la zona que se conoce como
Parque Tercer Milenio aumentando las condiciones de insalubridad, salud pública,
mendicidad y demás agravantes para esta concurrida zona capitalina.

Según las denuncias de la Organización Nacional Indígena (ONIC), el retorno del


pueblo indígena debió haber iniciado el pasado 10 de diciembre según las reuniones
acordadas en la unidad de víctimas. Fuente El Espectador; Domingo 14 de abril, 2019.

Gran parte de estas familias busca refugios provisionales en hostales del barrio San
Bernardo, en donde la gran mayoría de sus habitantes se dedica al tráfico de
estupefacientes acrecentando la gravedad de esta crisis; muchos de ellos han sido
blanco de amenazas por parte de las bandas que reclaman el control de esta zona de
la capital Colombiana sin un marco esperanzador para estas 100 familias indígenas; En
paralelo en la localidad de Santafé, en el barrio la favorita se esconde una triste
realidad otra decena de familias sobrevive diariamente de la mendicidad. Estadísticas
muestran un claro ejemplo de los casos que ha dejado el desarrollo del conflicto
armado y las inclemencias socio climáticas de la zona.

A pesar de ser una reserva natural rica en biodiversidad y recursos, las poblaciones
adyacentes a ella en su gran mayoría indígenas y mestiza; viven en condiciones
deplorables, sin acceso a agua potable, recursos médicos, infraestructura educativa,
programas de saneamiento básico y con cifras de natalidad pasmosas al igual que las
cifras de mortalidad infantil; esbozaremos en el siguiente cuadro las cifras de impacto:

Fuente: Secretaría de Gobierno/ Dirección de Asuntos Étnicos.


Infografía ETCE
Las estadísticas y el impacto a la primera infancia
muestran un panorama desgarrador; el acompañamiento por parte del estado ha sido
ineficiente y las políticas no van direccionadas a salvaguardar las garantías públicas de

esta minoría.

Preguntas problema:

1. ¿Cuáles son los efectos que debemos contrarrestar en la población para que
disminuya la pobreza en estas comunidades?
2. ¿Cuál es la obligación que surge para el poder público frente al fenómeno de la
pobreza y el desplazamiento forzado de estas comunidades?
3. ¿De qué manera evitamos que la población Indígena sea desterrada y forzada a
desplazarse de sus propiedades?
Objetivo general:
Analizar y comprender la postura del Estado en el establecimiento de los
compromisos frente a la crisis migratoria por desplazamiento forzado de las
comunidades indígenas Emberá, la definición de alternativas de mejora a la situación
de extrema pobreza y la aplicabilidad de estrategias desde los ámbitos socios
económicos globales.

Objetivos específicos:

1. Identificar los factores que influyen dentro de la problemática del


desplazamiento y la pobreza.
2. Analizar una solución al conflicto que se ha presentado esta población, a través
del desplazamiento forzado.

Plan de salvaguardia del pueblo Emberá

“De acuerdo con los pronunciamientos de la corte constitucional contenidos en


dicho auto y en la sentencia T-025del 2004. Se puede concluir que el programa de las
garantías de los derechos de los pueblos indígenas se orienta a superar el estado de
cosas institucional, lo que implica que el estado en su conjunto oriente su acción a
hacer efectivos en la práctica de los derechos constitucionales de los pueblos indígenas
en general. En tal dimensión, el programa de garantías debe ser la política que oriente
la acción de todas las entidades oficiales para que tales derechos reconocidos
formalmente dejen de ser solo normas para materializarse en todos los ámbitos de la
vida de todos los pueblos indígenas. Por su parte, los planes de salvaguardia étnica
tienen por finalidad última evitar el exterminio cultural o física de los pueblos indígenas
amenazados, entre ellos el pueblo emberá.” (Ministerio del interior-2013 pág. 14)

Cabe aclarar que es un deber del gobierno garantizar que todos los derechos
vulnerados a todos los indígenas y demás personas víctimas del desplazamiento
forzado se cumplan a cabalidad, que se les garantice una vida digna, derecho a la
verdad, la salud, bienes, a la no discriminación, a la opinión pública, alimentación
inocua para el ser humano, vivienda, religión o creencias... esta es una breve manera
de combatir un poco la pobreza en estas personas, quienes lo han perdido todo, en
ocasiones hasta las ganas de seguir luchando por su propia vida la cual se encuentra
ahogada en el dolor profundo, el miedo, la incertidumbre, la depresión, la inseguridad,
la desconfianza, y muchas más son las consecuencias causadas por el desplazamiento
forzado.

“Unos y otros hacen un conjunto que además de garantizar los derechos indígenas
reconocidos, deben atacar los factores que subyacen a la violencia que se ejerce contra
los pueblos indígenas y remediar la vulneración de que han sido víctimas comunidades,
familias y personas indígenas.”

En el año 2010; La Agencia Presidencial para la Acción Social y la Cooperación


Internacional estableció un informe especial de Desplazamiento y Pobreza, el cual
contemplaba la caracterización general de las
incidencias socio demográficas de las familias blanco; evaluación de los programas;
subsidios; vulnerabilidad; indicadores de goce y un nutrido balance estadístico de esta
problemática social; curiosamente y a 7 años de explotar esta hecatombe migratoria
las poblaciones indígenas contaron con un 0,001 % de participación en este importante
aparte; la organización internacional para las migraciones destinó un rubro de
alrededor de 325 millones de dólares, de los cuales no se generaron los subsidios para
la atención de la comunidad emberá , siendo esta una de las minorías con mayor
impacto social en Colombia.

Fuente. Agencia Presidencial


En la caracterización de desplazamiento étnico por integrantes; los indígenas
desplazados obedecen a 13.821 sin ninguna política establecida en el documento
designado en el año 2010, donde la cifra de desplazamientos al cierre del año obedecía
a 4.200 indígenas desplazados a lo largo y ancho del territorio nacional; Bogotá
muestra un incremento en la cuantía de arribos las cuales obedecen a razones socio
económicas; Puerto Inírida le siguen en la lista, Valledupar; Cali y demás capitales.
La caracterización arroja que el asesinato y la tortura representan el mayor impacto
en el desplazamiento forzado de las poblaciones indígenas; sin que aún se establezcan
medidas que permitan la prevalencia de los derechos de esta minoría; Amnistía
Internacional emitió una circular donde se plasma la preocupación de este organismo
frente a las condiciones de la población desplazada, el silencio del gobierno y la
necesidad de establecer mecanismos asertivos que permitan el asentamiento seguro
en cada población y evitar las migraciones masivas por enfrentamientos de grupos al
margen de la ley; el marco constitucional debe primar a estas comunidades, la
obligatoriedad del ente gubernamental debe encarar esta problemática con lupa,
fijando criterios idóneos para subsanar esta crisis.

Top 5-Población Indígena desplazada en


ciudades capitales

Bogotá 7,288
Inírida 3,733
Valled… 3,335
Cali 2,656
Mocoa 2,600
Popayán 2,128
Pereira 2,097
Rioacha 1,705
Pasto 1,481
Mitú 1,348
Marco Conceptual
Jurisprudencia

En la sentencia T-285/08 en su acción de tutela procedencia respecto a desplazados


podemos ver como se le están violando los derechos a una vivienda digna a una familia y el
desentendimiento por partes de las entidades gubernamentales al no prestar un adecuado
apoyo y acompañamiento en estos casos de desplazamiento forzoso , en los últimos tiempos
cientos de personas han sido desalojadas por la fuerza de su hogar o se han visto obligadas
a hacerlo esto constituye una violación a los derechos fundamentales de las personas, en
1991 con la publicación de la constitución política de Colombia con el fin de fortalecer la
unidad de la nación y asegurar a sus integrantes la igualdad de derechos, promulga los
derechos fundamentales y en su artículo 51 dice que todos los colombianos tienen derecho
a vivienda digna. El Estado fijará las condiciones necesarias para hacer efectivo este
derecho y promoverá planes de vivienda de interés social, sistemas adecuados de
financiación a largo plazo y formas asociativas de ejecución de estos programas de
vivienda.
En la resolución de 1993/77 de la comisión de los derechos humanos de las
naciones unidas nos dice que. Los desalojos forzosos constituyen graves violaciones de
una serie de derechos humanos internacionalmente reconocidos, en particular los
derechos humanos a una vivienda adecuada, a la alimentación, al agua, a la salud, a la
educación, al trabajo, a la seguridad de la persona, a la libertad de tratos crueles,
inhumanos y degradantes, y a la libertad de circulación. (Ohchr.org Resolución
1993/77 Párr.1).

El congreso de la republica desde 1997 ha aprobado, interpretado, modificado y


derogado 3 leyes 15 decretos y 3 resoluciones que nos hablan sobre el desplazamiento
forzado y los demás aspectos referentes a este tema.

1. Leyes
387 de 1997, 1190 de 2008 y 1448 de 2001.

2. Decretos
Año 2000 decreto 2569, decreto 2007, decreto 2131.

Año 2005 decreto 250.

Año 2009 decreto 1997, decreto 2965.

Año 2011 decreto 4633, decreto 4634, decreto 4635, decreto 4800, decreto
4829.

Año 2012 decreto 0790.

Año 2014 decreto 1377, decreto 2569.

Año 2015 decreto 2460.

3. Resoluciones
Año 2015 resolución 00351 de 2015 unidad para las víctimas, resolución 01126 de
2015.
Año 2016 resolución 289 de 2016

Conclusiones

Si nos tomamos el trabajo de cuestionar la realidad de la democracia a nivel


general se podría decir que desde la constitución del 91 se argumenta una práctica
democrática, participativa, ¿y en detalle o con lupa que tanto hay de esto?

La pregunta surge desde la óptica que se percibe día a día donde se sugiere que
vivimos en una sociedad bajo un sistema de Corrupción, no obstante, esta estrategia
de algunos no sería posible si esa gran parte de la sociedad que decidió dejar de ser
CIUDADANOS para entregarse como súbditos por algunos intereses particulares, no
apoyaran esta desafortunada y acomodada democracia.

Aquí es donde entra la nula participación de protección para las comunidades


Emberá, las mismas que por una coincidencia misteriosa, no hacen parte de nuestras
leyes y democracia, como si no fueran seres humanos.

¿Qué lógica tiene que muchos ciudadanos declaren y manifiesten sus


inconformidades, denuncien los delitos que se cometen a diario si no hay una rama en
el ejercicio legal y democrático que pueda actuar bajo la legalidad transparente y ética
que ameritan estos casos?

Se necesita de una democracia transparente, justa, legal al alcance de todos y


desde todos poder construir, sentirse parte de una democracia unida hará que se
vuelva a incentivar la confianza que se ha perdido.

Es muy importante actuar de manera pronta y concreta ante las desviaciones


catastróficas que tenemos en la legislación y la democracia, porque nos hemos alejado
de los principios de las mismas, sino porque día a día dejamos más vacíos que de no
enmendarlos, no habrá más remedio que seguir alimentando lo que hoy por hoy nos
deja con hambre.

Luchar por nuestras culturas y darles el lugar que les pertenece hará que todos
unidos sumemos en un país en el que estamos acostumbrados a ver y ayudar a restar
y dividir.

De acuerdo con lo investigado hemos llegado a la conclusión que los derechos de


los desplazados y víctimas del conflicto armado han sido violados y no cuentan con el
acompañamiento y apoyo adecuado de parte de las entidades gubernamentales estas
personas son obligadas a salir de sus casas y sus pueblos sin rumbo alguno, a sufrir y
pasar hambre, frio, dolores, penas de haber perdido a sus familiares o el sustento de
su diario vivir, sus ilusiones y el futuro para sus familias.

El gobierno en base a los derechos humanos deberá cumplir y garantizar una vida
digna a toda aquella persona víctima del desplazamiento forzado o víctima de violencia
lo cual le han rebatado su dignidad, y teniendo en cuenta unas de estas poblaciones
los más afectados son los niños y niñas, mujeres, indígenas y afrodescendientes.
Si no se controla la violencia, las guerras, los
desplazamientos, la expulsión de los campesinos de sus territorios las expropiaciones
de tierras, todo esto nos lleva a ser cada día más bajos de recursos tanto naturales
como minerales y humanos y así seremos un país con más déficit en economía y un
estado débil.

Latinoamérica y Colombia en su curso histórico viven una de las peores crisis


migratorias de los últimos 20 años Gloria Naranjo Giraldo; Antropóloga y Politóloga,
Universidad de Antioquia; esta situación cada día muestra una inmejorable

efectividad de los gobiernos de turno


para su pronta intervención. Nuestro país surca un enfrentamiento polivalente y
diferente en cada región de nuestra geografía; cada grupo inmerso en esta
problemática tiene una historia, un recuerdo, una duda, preguntas, realidades duras
que entorpecen las labores de los organismos que fijan sus acciones en este colectivo;
con este trabajo partimos de la premisa de identificar los surcos gubernamentales que
permiten estos éxodos migratorios; ahora bien; fijar responsabilidades exclusivamente
en organismos políticos de turno nos dejaría un aire subjetivo a una problemática con
aires objetivos desde la colectividad.

Surgen en este acaecer tintes de exclusión, denigración, racistas, xenofóbicos y


demás en esta lucha de participación, de notoriedad de este grupo considerable de
seres humanos que día tras día buscan como involucrarse en este sistema ajeno para
algunos. Creemos desde un punto de vista utópico y subjetivo que cada ente territorial
debe establecer políticas firmes, factibles, creíbles para este flagelo; donde se
determinen las intervenciones a futuro y a priori; recursos dirigidos a subsanar
necesidades reales y a largo plazo que permitan inclusión y participación en cada
escenario político, social, cultural, económico.

Adicional, se contextualiza que todas las acciones a priori se basan en el enfoque


basado en los derechos humanos tienen como meta contribuir directamente a la
realización de uno o varios derechos. En consecuencia, para la intervención psicosocial
de estos grupos migratorios supone cambios de perspectiva a la incorporación de este
enfoque y no solo se evidencian en las acciones sino en los criterios pertinentes para el
análisis de la situación que se define como problemática, el planteamiento de los
objetivos, la identificación de alternativas de la distribución y actuación de roles en la
evaluación e implementación de las iniciativas, como lo señalan Gambara, Vargas, &
Del Rio, 2012 Atención y reparación psicosocial en contextos de violencia sociopolítica:
una mirada reflexiva. Revista de Estudios Sociales No. 36, 29-39.

Podemos concluir que no podemos hablar de violaciones a los derechos humanos,


si la gobernabilidad no cuenta con un índice de participación para estas minorías
mayoritarias; resaltando la causalidad entre conflicto, desplazamiento lo cual genera
incidencias alarmantes sobre los factores del país y los que lo convergen: económico,
social, cultural, con este documento establecemos un punto de referencia para la
identificación del papel de la negociación y el lugar
de los derechos y las garantías para cada ser humano; derechos que forman parte del
ADN del ser humano.

Así mismo concluimos los niveles de participación deben ser notorios para cada
población migratoria, las diversas afectaciones a los derechos humanos y la
imposibilidad del sistema para determinar acciones de mejora, el gobierno debe sentar
un compromiso prioritario de intervención, estableciendo metas y compromisos que
desarrollen acciones para evitar el desarraigo de esta problemática a políticas futuras.

En conclusión, la pobreza extrema es un problema que puede ser causado por


varios factores como lo son (políticos, sociales, de naturaleza, entre otros), también es
el reflejo de la desigualdad de modo que ninguna persona debería llevar una vida en
malas condiciones sino siempre pensando en su futuro.
Referencias

Redacción Nacional y EFE. (16, Dic,2018) “estamos durmiendo como marranos". El


espectador noticias Recuperado de:
https://www.elespectador.com/noticias/nacional/estamos-durmiendo-como-marranos-lider-
embera-en-bogota-articulo
Bosque, U. d. (2016). Causas de la pobresa en bogota. Bogota: Cuadernos
Latinoamericanos de Administración.
Colombia, U. E. (2010). Pobreza y derechos en Colombia. Derecho del Estado, 9-28.
Socilogicas, R. e. (2003). La pobreza Humana y su feminización. Revista española de
investigaciones socilogicas, 59.
Tiempo, P. E. (2018). Situación de los Indigenas emberas en bogota. pág. 1.
Ministerio del interior. (2013). asociación de cabildos indígena embera
wouman, katio,chami y tule del departamento del choco. P.14 recuperado de:
hhttps://siic.mininterior.gov.co
Departamento nacional de planeación políticas de atención a victimas recuperado de:
https://www.dnp.gov.co/politicas-de-estado/politica-de-atencion-a-
victimas/Paginas/Normatividad.aspx
Legislación del alto comisionado de las naciones unidas, desalojos forzosos recuperado
de: https://www.ohchr.org/SP/Issues/Housing/Pages/ForcedEvictions.aspx
https://www.refworld.org/pdfid/49ccea8a2.pdf