Está en la página 1de 1

Qualcomm fue fundado en 1985 por el exalumno de Cornell y el MIT y profesor de UC San Diego Irwin

M. Jacobs, los ex alumnos del MIT y USC Andrew Viterbi, Harvey White, Adelia Coffman, Andrew
Cohen, Klein Gilhousen y Franklin Antonio. Jacobs y Viterbi habían fundado anteriormente Linkabit.
Los primeros productos y servicios de Qualcomm incluyeron el servicio de localización y mensajería
satelital OmniTRACS, utilizado por empresas de transporte de larga distancia, desarrollado a partir de
un producto llamado Omninet, propiedad de Izak Parviz Nazarian, Younes Nazarian y Neil Kadisha, y
circuitos integrados especializados para comunicaciones de radio digital tales como decodificador de
Viterbi y ahora es uno de los principales fabricantes de procesadores para empresas de teléfonos
inteligentes.

En 1990, Qualcomm comenzó el diseño de la primera estación base de celular basada en cálculos
derivados del sistema de satélites OmniTRACS relacionados a CDMA. Este trabajo comenzó como un
contrato de estudio de AirTouch que tenía una escasez de capacidad celular en Los Ángeles. Dos
años más tarde, Qualcomm comenzó a fabricar teléfonos celulares CDMA, estaciones base y chips.
Las estaciones base iniciales no eran fiables y la tecnología se licenció por completo a Nortel a cambio
de su trabajo para mejorar el cambio de la estación base. La primera tecnología CDMA se estandarizó
como IS-95. Desde entonces, Qualcomm ha ayudado a establecer los estándares celulares
CDMA2000, WCDMA y LTE.

Al año siguiente, Qualcomm adquirió Eudora, un software cliente de correo electrónico para PC que
podría usarse con el sistema OmniTRACS. La adquisición asoció a un cliente de correo electrónico
ampliamente utilizado con una compañía que era poco conocida en ese momento.

En 1997, Qualcomm pagó US$ 18 millones por los derechos de nombramiento del Estadio Jack
Murphy en San Diego, renombrándolo Qualcomm Stadium. Los derechos de denominación
pertenecerán a Qualcomm hasta 2017.

En 1999, Qualcomm vendió su negocio de estación base a Ericsson, y más tarde, vendió su negocio
de fabricación de teléfonos celulares a Kyocera. La empresa ahora se centraba en desarrollar y
licenciar tecnologías inalámbricas y vender ASIC que las implementan.

Steve Mollenkopf fue ascendido a presidente y director de operaciones de la compañía, el 12 de


noviembre de 2011. El nombramiento de Mollenkopf como CEO se anunció el 13 de diciembre de 2013
y entró en vigencia el 4 de marzo de 2014. Sucedió a Paul E. Jacobs, quien permanece como
presidente ejecutivo.

También podría gustarte