Está en la página 1de 4

La fisiología experimental y la investigación de las

funciones.

Las discusiones sobre la experimentación en psicología a menudo han sufrido de una


abstracción inadecuada. No pocas veces, se han referido a algo llamado el método
experimental, como si hubiera solo uno, y en el peor de los casos esta categoría singular
es identificada con otra, llamada el método científico. Esta clase de abstracción solo
puede mantenerse ignorando la historia de la ciencia, la cual brinda evidencia sobre la
existencia de muchas clases de experimentación.19 Más aún, las diferentes clases de
experimentación tienen raíces históricas bastante variadas. Por consiguiente, una
indagación sobre los orígenes de la experimentación psicológica debe ocuparse de las
formas históricas específicas de experimentación que jugaron un rol en la constitución
del nuevo campo. Aunque los experimentos en la física del sonido y de la óptica afectaron
indudablemente la primera práctica de laboratorio en psicología, el aspecto sistemático
y programático de la experimentación psicológica, claramente no se derivó de la física
sino de la fisiología. En verdad, en el primer ejemplo de una psicología construida sobre
una base experimental, el término “psicología fisiológica” funcionó como un sinónimo de
psicología experimenta.

Wilhelm Wundt con frecuencia hablaba de adoptar el método experimental de la


fisiología. Veamos qué fue importado a la psicología. Cuando Wundt recibió su
entrenamiento médico, inmediatamente después de mediados del siglo XIX, el método
experimental recién acababa de establecerse como el método principal de la
investigación fisiológica en Alemania. 21 La generación más antigua de fisiólogos
representada por Johannes Müller († 1858) no consideraba a la fisiología como una
ciencia esencialmente experimental, aunque esos fisiólogos habrían realizado
experimentos de tanto en tanto. Fueron los estudiantes más aventajados de Müller y su
generación quienes cambiaron esa situación. Si bien estos hombres –Du Bois-Reymond,
Ludwig, Helmholtz- eran solo quince años mayores que el mismo Wundt, hacia 1860 ya
era claro que su trabajo estaba transformando la disciplina de la fisiología. Lo que el
joven Wundt obviamente esperaba era que este éxito reciente más que impresionante
pudiera servir como un modelo para la transformación de otro campo, llamado
psicología.22 Aunque sus predecesores inmediatos en la fisiología alemana le brindaron
a Wundt su más patente fuente de inspiración, no fue este grupo el que había inventado
el proyecto de una ciencia experimental de la fisiología. Ellos seguían los pasos que los
investigadores franceses habían dado previamente, el principal de ellos François
Magendie (1783-1855). En la París post-napoleónica encontramos la primera comunidad
de investigadores claramente definida y establecida, dedicada a desarrollar la fisiología
como una ciencia experimental. Aunque anteriormente se habían realizado experimentos
fisiológicos, y otros autores se habían comprometido en esta práctica, existía más que
una diferencia de grado entre aquellos que a veces acudían a formas de
experimentación, incluidas en otras prácticas, y aquellos para los cuales la
experimentación se había convertido en la via regia hacia el conocimiento fisiológico.23
La elevación de la experimentación a la práctica definitoria de la fisiología científica no
puede separarse de los cambios fundamentales en la concepción del campo y de sus
objetos de investigación característicos. Tradicionalmente, la fisiología no había sido
considerada una disciplina autónoma sino solo la compañera menor de la anatomía. Las
escuelas médicas tenían cátedras comunes de anatomía y fisiología, estando esta última
generalmente en una posición subordinada. 24 Existía cierta concepción acerca del
objeto de estudio de la fisiología asociado a este orden institucional. Se consideraba
que la función estaba subordinada a la estructura; se empezaba con el órgano anatómico
y luego se buscaba su función específica. 25 El cuerpo era una jerarquía estática de
órganos, cada uno con su función característica. Así, las cuestiones sobre la función
fisiológica solo podían surgir después de que las estructuras, a las cuales

pertenecían las funciones, habían sido establecidas anatómicamente. La unidad de


investigación era el elemento anatómico visible, y el método preferido era la disección.
La situación cambió drásticamente con un desarrollo que implicó tanto un cambio en el
objeto de investigación como un cambio en el método. Las funciones dejaron de verse
como propiedades de unidades anatómicas visibles y pasaron a verse como objetos
abstractos de investigación que podían involucrar muchos órganos así como procesos
invisibles. De este modo, no se investigaba más la función de un órgano, como el
estómago, sino el rol del estómago en una función como la nutrición. Las estructuras
ahora se subordinaban a las funciones generales que involucraban el interjuego de
muchos órganos y sistemas. Se volvió dominante una perspectiva funcional, y el método
más apropiado para investigar funciones de sistemas vivos fue la intervención
experimental.26 El uso sistemático de la experimentación aseguró el predominio de la
perspectiva funcional, dado que las únicas clases de cuestiones que se preguntaban y se
respondían dentro de este marco investigativo eran cuestiones funcionales. La
experimentación significaba formular la propia indagación en términos de la
contribución de varios factores a un efecto funcional particular. La elección de un
método principal incluía cierta concepción sobre el objeto de investigación. Para la
ciencia de la fisiología, los métodos experimentales de laboratorio brindaron la
“identidad cognitiva” que era necesaria para forzar su separación institucional de la
anatomía y para establecerla firmemente como una disciplina independiente, un
desarrollo que no finalizó hasta bien entrado el siglo
XIX.27

La transformación de la fisiología no solo se extendió más allá de la primera generación


de experimentalistas sistemáticos; sus raíces pueden rastrearse hasta una generación
anterior. Esto llega a verse claramente en aquellos aspectos del pensamiento fisiológico
que inciden más de cerca en la psicología. Se puede detectar después de mediados del
siglo XIX una reacción contra una tradición anterior que había hecho una separación
absoluta entre causa y efectos mentales y físicos, entre acción voluntaria (causada
mentalmente) e involuntaria (causada físicamente). Se habían decidido cuestiones
fundamentales sobre la base de si se pensaba que se estaba tratando con una substancia
mental metafísica o con una substancia corporal metafísica. Pero en la segunda mitad
del siglo XVIII varios investigadores médicos – notablemente Whytt, Unzer, Prochaska,
y, en alguna medida, Haller– comenzaron a alejarse de esta preocupación y a formular
cuestiones sobre el movimiento animal en términos puramente funcionales.28 Los
antecedentes de las acciones de los seres vivos no se definían en términos de sus
efectos más que en términos de su estatus de entidades mentales o físicas, y con esto
tenemos la emergencia de la concepción moderna de estimulación. Una consecuencia de
este proceso fue la legitimación del tratamiento de tópicos psicológicos en un contexto
fisiológico.29 Desde entonces el objeto de estudio de la psicología fue tan influenciado
por los desarrollos de la fisiología como por las consideraciones filosóficas.

A largo plazo, hubo dos grandes vías a través de las cuales una fisiología experimental
de la función influenció las prácticas de investigación en psicología. Una de ellas
involucró las características funcionales del movimiento reflejo. Aunque este aspecto
tuvo algunos primeros efectos en la teorización psicológica, no influenció la práctica
psicológica hasta bastante entrado el siglo XX, y por eso no será considerado aquí.30
Una segunda vía que incluyó la fisiología sensorial llegó a ser activa con anterioridad.
Cuando el nuevo programa de experimentación sistemática llegó a extenderse a las
funciones sensoriales, no se pudieron evitar algunas implicaciones psicológicas. En estos
experimentos fisiológicos las variaciones en los efectos sensoriales fueron investigadas
como una función de las variaciones en las condiciones de estimulación. Pero en términos
de la metafísica prevaleciente, los efectos sensoriales, por lo menos en los humanos,
fueron categorizados como pertenecientes al mundo privado de la experiencia individual
que se suponía que constituía el objeto de estudio de la psicología o de la filosofía
mental. De este modo, los experimentos en fisiología sensorial adquirieron una
significación teórica que a menudo fue considerablemente más allá de las metas
modestas de quienes los originaron.31 Cuando Wundt publicó el primer libro de texto
sobre la nueva psicología experimental, dos tercios de él consistían en un abordaje de
la fisiología del sistema nervioso y de la investigación en fisiología sensorial.32 El efecto
de esto último fue poner la discusión de los objetos psicológicos –esto es, la experiencia
sensorial- en un contexto funcional. Esta fue una consecuencia necesaria de la decisión
de fundar el discurso psicológico en las prácticas experimentales características de la
fisiología sensorial. Las cuestiones que podían ser encaradas sobre esta base eran
cuestiones sobre la dependencia funcional de aspectos de la experiencia sensorial en
condiciones de estimulación, tales como intensidad, ubicación espacial y duración
temporal. La mayoría de las investigaciones psicológicas experimentales tomaron esta
forma33 y también la mayoría del contenido empírico de los textos en la nueva disciplina
durante muchos años. Si la tradición de la filosofía mental, con su noción de
introspección como método, le legó a la nueva psicología el concepto de un mundo mental
interno como un objeto potencial de estudio, el modelo de la experimentación fisiológica
no le dejó a la nueva disciplina otra elección que continuar este estudio en un marco
funcional. La investigación de la sensación y la percepción fue virtualmente la única área
en la cual estos dos abordajes pudieron combinarse efectivamente, y cuanto mayor era
la presión para expandirse más allá de estos confines, mayores fueron las dificultades
metodológicas que la nueva disciplina enfrentó. Exploraremos algunas de esas
dificultades en el próximo capítulo, pero primero necesitamos mirar más de cerca los
rasgos sociales de la primera experimentación psicológica.

La transformación de la
Del enfasis a las
fisiología como campo
estructuras a la
de estudio
predominancia de las
independiente de la
funciones.
anatomía.

También podría gustarte