Está en la página 1de 8

Trastornos Del Lenguaje

Los trastornos del lenguaje pueden hacer difícil que los niños entiendan lo que las personas les dicen y
expresar sus propios pensamientos y sentimientos a través del habla. También pueden afectar cómo los niños
aprenden y socializan. Si está preocupado porque su hijo tiene un trastorno del lenguaje, usted no está solo.
Estas condiciones son sorprendentemente comunes en la infancia y hay muchas maneras de tratarlas.

¿Qué son los trastornos del lenguaje?

Un trastorno del lenguaje [1] es una insuficiencia que dificulta encontrar las palabras adecuadas y construir
oraciones claras al momento de hablar. También puede dificultar entender lo que las personas dicen. Un niño
puede tener dificultad para entender los que otros dicen, para poner los pensamientos en palabras o ambas.

Podría notar que el vocabulario de su hijo es muy básico y sus oraciones cortas, gramaticalmente incorrectas
e incompletas. Mientras que sus compañeros charlan y hacen chistes, su hijo podría tener problemas para
seguir la conversación y entender los chistes. También puede que hable utilizando oraciones de dos palabras
y que tenga problemas para responder incluso preguntas simples.

Es importante resaltar que un trastorno del lenguaje no es lo mismo que una dificultad para escuchar o un
trastorno del habla [2]. Los niños con trastornos del lenguaje, comúnmente no tienen problemas escuchando o
pronunciando palabras. Su reto es dominar y aplicar las reglas del lenguaje, como la gramática. Ellos no son
simplemente “hablantes tardíos”. Sin tratamiento, sus problemas de comunicación continuarán y pueden
ocasionar dificultades emocionales y académicas.

Tipos de trastornos del lenguaje


Hay tres tipos de trastornos del lenguaje.

 Dificultades del lenguaje receptivo implican incapacidad para entender lo que otros están diciendo.

 Dificultades del lenguaje expresivo implican incapacidad para expresar pensamientos e ideas.

 Trastorno mixto del lenguaje receptivo-expresivo implican incapacidad para entender y usar el lenguaje
hablado.

Los trastornos del lenguaje pueden ser adquiridos o del desarrollo. Un trastorno del lenguaje adquirido, como
la afasia, solo aparece cuando la persona ha tenido una enfermedad o una lesión neurológica. Podría ser un
derrame cerebral o una lesión traumática en la cabeza.[3]

Un trastorno del desarrollo del lenguaje es mucho más común en niños. Los niños con trastornos del
desarrollo del lenguaje, a menudo comienzan a hablar más tarde que los niños de su edad. Este retraso no
está relacionado con su nivel de inteligencia. De hecho, los niños con trastornos del desarrollo del lenguaje,
por lo general tienen una inteligencia promedio o por encima del promedio. Usualmente tienen problemas con
las habilidades del lenguaje expresivo y receptivo antes de los cuatro años de edad.

¿Qué tan comunes son los trastornos del lenguaje?

Se cree que alrededor del 5 por ciento de los niños en edad escolar tienen un trastorno del lenguaje. Esto
hace que los trastornos del lenguaje sean unos de los trastornos infantiles más comunes.[4]

De los 6,1 millones de niños con discapacidades que recibieron educación especial bajo IDEA en las escuelas
públicas durante el año escolar 2005-2006, más de 1,1 millones fueron atendidos bajo la categoría
impedimentos del habla o del lenguaje.[5]

¿Qué causa los trastornos del lenguaje?

Los expertos no están seguros qué causa los trastornos del lenguaje. La mayoría de las investigaciones se
han enfocado en la categoría más amplia de los impedimentos del habla y el lenguaje (SLI, por sus siglas en
inglés), la cual incluye los trastornos del habla ylos trastornos del lenguaje. Esas investigaciones han sido
exhaustivas y sugieren algunas causas posibles del SLI, como:

 Genes y herencia: Las investigaciones reportan que del 20 al 40 por ciento de los niños con historia familiar
de discapacidades del habla y el lenguaje tienen esa condición, comparado con alrededor del 4 por ciento de
los que no tienen una historia familiar con SLI.[6]

 Nutrición prenatal: Algunas investigaciones reportan que cuando una mujer toma acido fólico durante el
embarazo, su bebé es menos propenso a tener dificultades del lenguaje severas.[7]

 Otras condiciones: El trastorno del espectro autista, el síndrome de Down, las discapacidades intelectuales y
el nacimiento prematuro también pueden causar trastornos del lenguaje.

¿Cuáles son los síntomas de los trastornos del lenguaje?

Los problemas con la comunicación oral son las signos más comunes de los trastornos del lenguaje. No está
claro si hay signos en la infancia que indiquen un mayor riesgo.[8] El Instituto Nacional de la Sordera y otros
Trastornos de la Comunicación (NIDCD, por sus siglas en inglés) está actualmente financiando una
investigación que estudiará bebés hasta los 3 años de edad para encontrar discapacidades específicas del
lenguaje y trastornos del espectro autista, así que es posible que tengamos más información pronto.

Los niños con dificultades del lenguaje receptivo pueden tener problemas para entender lo que otras personas
dicen. También podrían tener dificultad siguiendo instrucciones simples y organizando la información que
escuchan. Las dificultades del lenguaje receptivo pueden ser difícil de identificar a edad temprana.
Las dificultades del lenguaje expresivo pueden ser identificadas más fácilmente a edad temprana. Esto se
debe a que los niños con dificultades en el lenguaje expresivo puede que empiecen a hablar más tarde y no
hablar hasta la edad de 2 años. A la edad de 3 puede que estén hablando pero es difícil entender lo que
dicen, y los problemas persisten hasta el preescolar. Por ejemplo, algunos niños pueden entender
historias que les son leídas pero no ser capaces de describirlas, incluso de manera simple.

Estas son otros signos de dificultades del lenguaje expresivo:

 Tiene un vocabulario limitado comparado con niños de la misma edad

 Frecuentemente dice “ah” y substituye palabras precisas con palabras generales como “cosas” o “eso”

 Tiene problemas aprendiendo nuevas palabras

 Omite palabras clave y confunde los tiempos verbales

 Repite mucho ciertas frases cuando habla

 Se muestra desesperado por su incapacidad para comunicar pensamientos

 No habla mucho ni con frecuencia, pero entiende lo que las otras personas dicen

 Es capaz de pronunciar palabras y sonidos, pero a menudo las oraciones no tienen sentido

 La variedad de estructuras de oraciones (sintaxis) que emplea cuando habla es limitada

Qué habilidades se ven afectadas por los trastornos del lenguaje?

Los trastornos del lenguaje pueden afectar a los niños de diferentes maneras, tanto social como
académicamente. Estos son algunos ejemplos.

 Habilidades sociales: Entender lo que otros están diciendo y expresarse a sí mismo por medio de palabras
ayuda a los niños a formar relaciones. Cuando los niños no se pueden comunicar claramente, pueden tener
dificultades para hacer amigos y formar parte de un grupo social. Puede que prefieran estar solos y volverse
tímidos o distantes.[9] También pueden ser blanco de acoso o actuar agresivamente porque no pueden
resolver sus problemas verbalmente.[10]

 Problemas académicos: Algunas investigaciones sugieren que los niños con trastornos del lenguaje también
tienen dificultades para leer. Algunos niños también tienen dificultades con la escritura debido a la limitación
de su vocabulario y escaso entendimiento de la gramática.

¿Cómo se diagnostican los trastornos del lenguaje?


Muchos niños con retrasos del habla son “hablantes tardíos” y se ponen al día por sí solos. Sin embargo, la
mayoría de los expertos recomiendan buscar ayuda si sospecha que hay algún retraso en el desarrollo de su
hijo. Hable con el pediatra si su hijo no está alcanzando los pilares del lenguaje.

Estos son algunos signos de que su hijo podría tener un retraso en el lenguaje receptivo:

 A los 15 meses, no mira o señala personas u objetos cuando son nombrados por un padre o cuidador

 A los 18 meses, no sigue instrucciones simples como “toma tu abrigo”

 A los 24 meses, no es capaz de señalar en una foto o en el cuerpo cuando una parte del cuerpo es nombrada

 A los 30 meses, no responde en voz alta o moviendo la cabeza, y no hace preguntas

 A los 36 meses, no sigue instrucciones de dos pasos y no entiende palabras referentes a acciones

Estos son algunos signos de retraso en el lenguaje expresivo:

 A los 15 meses, no usa tres palabras

 A los 18 meses, no dice “mamá”, “papá” u otros nombres

 A los 24 meses, no usa al menos 25 palabras

 A los 30 meses, no usa frases de dos palabras, incluyendo frases con un sustantivo y un verbo

 A los 36 meses, no tiene al menos un vocabulario de 200 palabras, no pide las cosas por su nombre, repite
las mismas preguntas hechas por otros, parece haber perdido algunas habilidades de lenguaje o no usa
oraciones completas

 A los 48 meses, a menudo usa palabras de manera incorrecta o usa una palabra similar o relacionada en
lugar de la correcta

El primer paso al evaluar el problema es descartar un problema auditivo. Las dificultades auditivas son causas
comunes de los problemas del lenguaje. Si no se encuentran dificultades auditivas, y usted todavía está
preocupado acerca del desarrollo del lenguaje de su hijo, puede buscar a un patólogo del habla y el
lenguaje (también llamadosterapeutas del habla) para que lo evalúe. Hay varias maneras de hacer esto:

 Busque ayuda profesional en la práctica privada. Las evaluaciones del habla y el lenguaje puede ser
realizadas a bajo costo o gratis por universidades locales que capacitan patólogos del habla y el lenguaje.
También puede obtener una recomendación de su pediatra.

 Contacte al sistema de intervención temprana de su estado. Si su hijo es un bebé o un niño pequeño,


puede solicitar una evaluación gratuita. No se requiere haber sido referido. El sistema de intervención
temprana es obligatorio gracias a laLey para la Educación de Individuos con Discapacidades (IDEA, por sus
siglas en inglés). Provee servicios para infantes y niños pequeños con discapacidades y a sus familias. Si se
determina que su hijo tiene un retraso o una discapacidad, el personal trabajará con usted para desarrollar
un Plan de Servicio Familiar Individualizado (IFSP, por sus siglas en inglés). Si su hijo está siendo atendido
privadamente, este plan será llamado plan de tratamiento.

 Contacte al distrito escolar de su localidad. Si su hijo está en la escuela, puede contactar su distrito escolar
local para solicitar una evaluación. Puede solicitar una evaluación de la escuela pública, incluso si su hijo está
inscrito en unaescuela privada.

Cómo un terapeuta del habla realiza una evaluación


Una evaluación apropiada realizada por un terapeuta del habla incluye evaluar tanto el “lenguaje receptivo”
(capacidad para entender lo que otros dicen) como el “lenguaje expresivo” (capacidad para expresar
pensamientos) de su hijo. Cuando el desarrollo del lenguaje expresivo está demasiado retrasado comparado
con las habilidades del lenguaje receptivo, puede ser una indicación de la presencia de dificultades en el
lenguaje expresivo.

Si el idioma principal de su hijo no es el inglés, su hijo debería ser evaluado en suidioma nativo (cuando los
niños no son evaluados en su lengua materna, los problemas de comunicación en el segundo idioma podrían
hacerlos parecer como si tuvieran un trastorno del lenguaje, incluso si no lo tienen).

El terapeuta del habla también lo entrevistará a usted y observará y analizará el habla de su hijo en diferentes
situaciones. De esa manera podrá evaluar si hay problemas de comunicación y cómo obstaculizan su
habilidad para hacer las cosas que otros niños de su edad hacen, como jugar ciertos juegos.

Durante la evaluación, el terapeuta también podría tratar diferentes tácticas para averiguar cómo su hijo
responde al tratamiento. Una vez el terapeuta hace un diagnóstico, trabajará con usted para desarrollar un
plan de tratamiento efectivo.

¿Qué condiciones están relacionadas con los trastornos del lenguaje?

Algunos niños con trastornos del lenguaje también tienen condiciones relacionadas. Esto se conoce como
comorbilidad o coexistencia. Las condiciones relacionadas incluyen:

 Dificultades con la lectura: La dislexia es común en niños con dificultades del lenguaje mixto receptivo-
expresivo. Un número creciente de estudios[11] han encontrado que mucho niños en riesgo de
tener dislexia también tienen dificultades con el lenguaje hablado.

 TDAH y problemas de salud mental: Las investigaciones han demostrado una conexión entre los trastornos
del lenguaje y el TDAH. Un extenso estudio en niños con trastornos del lenguaje encontró que muchos
también tenían TDAH (19 por ciento), seguido por los trastornos de ansiedad (10 por ciento) y el trastorno
negativista desafiante (ODD, por sus siglas en inglés) y el trastorno de la conducta (7 por ciento
combinados).[12] Puede que las dificultades de atención dificulten que algunos niños desarrollen habilidades
del lenguaje. Pero los niños con dificultades de atención también pueden parecer que tienen problemas de
lenguaje porque se distraen mucho durante las evaluaciones.

Muchos factores también intervienen en los problemas de salud mental. El ODD y el trastorno de la conducta
algunas veces se asocian con la pobreza, lo cual puede estar ligado a un escaso desarrollo del lenguaje.

¿Cómo pueden los profesionales ayudar con los trastornos del lenguaje?

Es importante tratar a los niños con trastornos del lenguaje tan pronto como sea posible. Según la Asociación
Americana del Habla, Lenguaje y Audición (ASHA, por sus siglas e inglés), cerca de 200 estudios han
encontrado que la terapia del habla y el lenguaje ayuda a los niños con trastornos del lenguaje. De hecho, 70
por ciento de los preescolares muestran una mejoría luego del tratamiento.[13] Las estrategias de tratamiento
que pueden ayudar a su hijo incluyen:

 Terapia del habla individual: Un terapeuta del habla puede trabajar individualmente con su hijo para
desarrollar su vocabulario y mejorar su gramática. El terapeuta también le enseñará a usted cómo trabajar con
su hijo en la casa.

 Psicoterapia: Si su hijo tiene problemas emocionales como resultado de sus dificultades con el lenguaje,
podría considerar la ayuda psicológica. Responda el cuestionario sobre si su hijo se beneficiaría de la
psicoterapia en la Guía de decisiones.

Hay muchas maneras en que las escuelas públicas pueden ayudar a los estudiantes con trastornos del
lenguaje. Si su hijo ha calificado para recibir servicios de educación especial, usted y un grupo de educadores
desarrollarán un Programa de Educación Individualizado (IEP, por sus siglas en inglés). El IEP puede incluir
terapia del habla, entrenamiento en habilidades sociales y apoyo en la clase.

Si no está seguro si su hijo califica para los servicios de educación especial, usted puedesolicitar una
evaluación formal.

Si su hijo no califica para un IEP, la escuela puede recomendar (o usted puede pedir) unPlan 504 para su hijo.
Este es un plan escrito que detalla cómo la escuela se adaptará a las necesidades de su hijo.
Algunas adaptaciones[14] incluyen que los profesores adapten sus métodos. Estos son algunos ejemplos de
adaptaciones que los maestros pueden usar para ayudar a los niños con trastornos del lenguaje:
 Modelar el comportamiento deseado. Cuando un niño responde una pregunta con oraciones de una
palabra, el maestro responde con una oración completa y correcta, de manera que el niño escuche las
palabras en el orden correcto.

 Dar opciones. En lugar de hacer preguntas abiertas, el maestro puede hacer preguntas de elección, de
manera que su hijo escoja la correcta.

 Planear por adelantado. Los maestros avisan a los estudiantes por adelantado que van a ser llamados para
responder, de esta manera los niños tienen más tiempo para organizar sus ideas.

Incluso, aunque no exista un plan formal, algunos maestros ofrecerán algunas de las adaptaciones descritas
anteriormente. Aprenda más acerca de cómo pedir apoyos informales para su hijo.

¿Qué se puede hacer en casa con los trastornos del lenguaje?

Hay maneras en que usted puede mejorar las habilidades orales de su hijo en la casa. Aquí hay algunas
ideas:

 Comuníquese con su hijo tanto como pueda. Durante los años de infancia temprana, escuche música y
cante frecuentemente. Hable acerca de lo que ve cuando está manejando o cuando van en el autobús o en el
supermercado. Escuche a su hijo. Dele mucho tiempo para responder y resista la tentación de terminar la
oración.[15]

 Haga de la lectura una experiencia interactiva. Discuta los dibujos del libro y deje que su hijo invente un
nuevo final o represente la historia con marionetas. Lea a su hijo y anímelo a aprender rimas infantiles.[16]

¿Qué puede hacer el camino más sencillo?

Ya sea que apenas comienza a aprender acerca de los trastornos del lenguaje o que ya tiene cierta
experiencia, este sitio de la Internet lo puede ayudar.

 Conozca las dificultades de su hijo. Educarse a sí mismo acerca de las dificultades de su hijo es el primer
paso para conseguirle la mejor ayuda. Entienda más sobre los problemas con el lenguaje hablado de su hijo.

 Obtenga consejos sobre comportamiento. Nuestra sección Entrenamiento para padres ofrece consejos de
expertos para todo tipo de conductas complicadas.

 Aprenda acerca de los servicios especiales. Obtenga más información sobre IEPy Planes 504.

 Conéctese con otras familias. Obtenga ideas de familias que han tenido la misma experiencia en nuestra
comunidad. Su apoyo podría ser el empujón que necesita para seguir adelante con confianza.