Está en la página 1de 4

1.

COMBUSTION

La reacción de combustión se basa en la reacción química exotérmica de una sustancia o mezcla


de sustancias llamada combustible con el oxígeno. Es característica de esta reacción la
formación de una llama, que es la masa gaseosa incandescente que emite luz y calor, que está en
contacto con la sustancia combustible.

La reacción de combustión puede llevarse a cabo directamente con el oxígeno o bien con una
mezcla de sustancias que contengan oxígeno, llamada comburente, siendo el aire atmosférico el
comburente más habitual.

La reacción del combustible con el oxígeno origina sustancias gaseosas entre las cuales las más
comunes son CO2 y H2O. Se denominan en forma genérica productos, humos o gases de
combustión. Es importante destacar que el combustible sólo reacciona con el oxígeno y no con
el nitrógeno, el otro componente del aire. Por lo tanto, el nitrógeno del aire pasará íntegramente
a los productos de combustión sin reaccionar.

Fig. 1.1. Reacción de combustión

1.2. ELEMENTOS DE LA COMBUSTIÓN


Los elementos necesarios para que se realice la combustión son el comburente y el combustible.
Se denomina comburente al medio de reacción que permite que ocurra una combustión. En
nuestro planeta, el comburente natural es el oxígeno (O2). Se define combustible a toda
sustancia capaz de arder.

1.3. COMBUSTIÓN ESTEQUIOMETRICA O TEÓRICA.


Es la combustión que se lleva a cabo con la cantidad mínima de aire para que no existan
sustancias combustibles en los gases de reacción. En este tipo de combustión no hay presencia
de oxígeno en los humos, debido a que éste se ha empleado íntegramente en la reacción.

CxHy + n Aire (O2 + N2) x CO2 + (y/2) H2O + 0,79 nN2 + Calor (Q)

1.4. COMBUSTIÓN CON EXCESO DE AIRE


Es la reacción que se produce con una cantidad de aire superior al mínimo necesario. Cuando se
utiliza un exceso de aire, la combustión tiende a no producir sustancias combustibles en los
gases de reacción. En este tipo de combustión es típica la presencia de oxígeno en los gases de
combustión.
La razón por la cual se utiliza normalmente un exceso de aire es hacer reaccionar
completamente el combustible disponible en el proceso.

CxHy + n1 (O2 + N2) x CO2 + (y/2) H2O + 0,21 (n1 - n) O2 + 0,79 n1 N2 + Calor (Q)

2. COMBUSTIBLES

Con el nombre de combustibles se designan las sustancias utilizadas para obtener calor. Según
sea el estado físico de esas sustancias, los combustibles se clasifican en sólidos, líquidos o
gaseosos.
De la definición anterior se desprende que la propiedad fundamental de las sustancias
combustibles es su poder calorífico, es decir, la cantidad de calor que puede desarrollarse por la
combustión de la unidad de combustible (1 kg, 1 m3, etc.). Precisamente esta propiedad permite
expresar las cantidades de energía en unidades equivalentes de combustible. En la figura 1 se da
una relación de distintas unidades energéticas, expresando su equivalencia en julios.
2.1. COMBUSTIBLES LIQUIDOS

Las materias primeras para la obtención de materiales líquidos para motores o para quemar son
el petróleo bruto, el al quitar de lignito y alquitrán de hulla. Los combustibles líquidos se
distinguen por su alta potencia calorífica por el aprovechamiento completo del espacio que
ocupa y por lo tanto buen utilización de los recipientes que puede tener una forma cualquiera
fácil impulsión por bombas de gran numero .El petróleo bruto es una mezcla
Dejando aparte el uso como combustible de alcoholes (metano!, etc.), los combustibles líquidos
más usuales son los derivados del petróleo. Prescindiendo de los carburantes (gasolina), y los
combustibles para motores (diese! y queroseno), las fracciones del petróleo usadas como
combustibles propiamente dicho son el gasóleo y el fuel-oiLComo las distintas fracciones
petrolíferas contienen gran cantidad de especies químicas, resulta improcedente intentar
caracterizar cada fracción por su composición. El factor de caracterización más importante para
designar una fracción petrolífera es la masa volúmica o densidad. Para ello se emplean los
grados API, definidos por
2.2. CONBUSTIBLES SOLIDOS
El carbón (con sus variantes), la leña (biomasa), los residuos sólidos etc son representantes
típicos de combustibles sólidos. Aunque el carbón desempeñó en su día el papel primordial
entre todos los combustibles, hoy en día ha sido desplazado por los combustibles líquidos y
gaseosos. Sin embargo, como las reservas de carbón siguen siendo las más importantes de todos
los combustibles (con excepción de los nucleares), van cobrando importancia las nuevas
tecnologías de hidrogenación y gasificación, que permiten obtener combustibles líquidos y
gaseosos a partir de aquella forma sólida. En la figura 2 se dan valores indicativos del poder
calorífico de algunos tipos de carbón. El poder calorífico de los carbones depende de su compo
sición. Existen reglas empíricas, como la de Mendeleyev que permiten aproximar dicho valor a
partir del análisis elemental y su contenido de humedad. Así, prescindiendo de los inertes, el
poder calorífico se calcula por:

Hi=0,34.C+1,03 H-0,11 (0-5)-0,025 W


Obteniéndose el poder calorífico inferior en MJ/kg, conociendo los porcentajes de carbono,
hidrógeno, oxígeno, azufre y agua, respectivamente.

2.3. CONBUSTIBLES GASEOSOS


Según su procedencia se divide en: gas natural gas de tierra que se presenta generalmente en los
mismos yacimientos petrolíferos.
Productos de destilación: gas de destilación incompleta, gas del alumbrado, gas de horno de
coque.
Potencia calorífica.- se determina el calorímetro para gases, y también puede calcularse según el
análisis del gas por las formulas:

𝐻𝑆 = 30.2𝐶𝑂 + 30.5𝐻2 + 95.3𝐶𝐻4 + 168.2𝐶2 𝐻6 𝑘𝑐𝑎𝑙/𝑚2 𝑁


𝐻𝑖 = 30.2𝐶𝑂 + 25.7𝐻2 + 85.5𝐶𝐻4 + 153.7𝐶2 𝐻6 𝑘𝑐𝑎𝑙/𝑚2 𝑁

2.4. AIRE HUMEDO


Todos los combustibles requieren un comburente que, en la mayoría de los casos, es el aire
atmosférico, aunque a veces puede enriquecerse con oxígeno, en mayor o menor proporción. En
cualquier caso, conviene tener presente las propiedades de este fluido. En primer lugar, en
cuanto a su composición, se postula técnicamente que sus componentes son exclusivamente
oxígeno y nitrógeno, atribuyendo a éste las pequeñas cantidades de otros inertes. En base molar
o volumétrica, las proporciones son:
O, (oxígeno) 21 %
N2 (nitrógeno) 79 %

Siendo también útiles las proporciones relativas:

𝑛𝑖𝑡𝑟𝑜𝑔𝑒𝑛𝑜 𝑎𝑖𝑟𝑒
𝑜𝑥𝑖𝑔𝑒𝑛𝑜
= 3.76; 𝑜𝑥𝑖𝑔𝑒𝑛𝑜
= 4.76

La masa molar del aire es de 28,9 kg/kmol, y su masa volúmica, a O ºC y presión atmosférica es
po = 1,293 kg/m3• El aire atmosférico, sin embargo, incorpora a los dos componentes citados,
cantidades variables de humedad (H,O) que es preciso tener en cuenta en muchas aplicaciones.
El contenido de humedad de un aire se suele expresar referido a base seca, y así se define la
humedad absoluta por los kg de H,Q por cada kg de aire seco, valor que se simboliza por x.
Dadas una presión total p y una temperatura T, el aire no puede contener cualquier cantidad de
vapor de agua, sino que, alcanzando un valor de saturación, los valores en exceso
corresponderán a estados de niebla (agua líquida); en efecto, a la temperatura T, el agua tiene
una tensión de vapor determinada, p, (T); ese es el valor máximo de la presión parcial del vapor
de agua en el aire, que vale:
3. PODER CALORIFICO
El poder calorífico es la cantidad de energía por unidad de masa o unidad de volumen de
materia que se puede desprender al producirse una reacción química de oxidación.
El poder calorífico expresa la energía que puede liberar la unión química entre un combustible y
el comburente y es igual a la energía que mantenía unidos los átomos en las moléculas de
combustible (energía de enlace), menos la energía utilizada en la formación de nuevas
moléculas en las materias (generalmente gases) formadas en la combustión
TABLA PODER CALORIFICO DE ALGUNOS COMBUSTIBLES