Está en la página 1de 17

MAYO, 2018 NUM.

LA BELLA
INDIFERENCIA
Ensayos sobre psicología y psicoanálisis

EN ESTE NÚMERO

La institución, el psicólogo
y el psicoanálisis

Aflojar la tuerca: locura y


psicoanálisis

Una selfie, dos selfies, tres


selfies, otra más y ya

La locura como portadora de sentido


CARTA DE LOS EDITORES

El acto de escribir es una convocación, una forma de

organizar y elaborar experiencias; dar otro orden a la

realidad. En la presente revista, escribimos porque hay una

necedad de todo lo anterior. Escribir sobre psicoanálisis, o

cualquier otro tema, por otro lado, tiene la ventaja y el

añadido de quedar expuesto. Esto mismo permite el

debate, las nuevas teorizaciones y el crecimiento de

nuestra labor en la clínica.

Por tal razón, queremos presentarles cada tetramestre a

nuestros lectores una serie de artículos, ensayos,

investigaciones y entrevistas sobre diversos temas. Aunque

no es una revista especializada en psicoanálisis, lo

tomamos como bandera porque es nuestra influencia.

Nombramos a esta revista La bella indiferencia como

analogía a la expresión freudiana.  Freud lo utilizó para

referirse a la manera en que las histéricas trataban a sus

síntomas y había un momento de la cura en el cual no

querían avanzar más en la comprensión de su enfermedad.

Por ese camino él descubrió las resistencias que las

aquejaban y lo ingenuo de querer derribarlas sin descender

a las profundidades de la psique. Sin esta expresión de sus

pacientes, Freud no hubiera encontrado el estímulo para

hacer un cambio en ellas. Pero, ¿cómo una indiferencia


La bella indiferencia se terminó de imprimir el 6 de
puede ser bella? Como estudiantes —nosotros los editores
mayo del 2018 en las instalaciones de la Universidad de
lo somos— nos motiva esa bella indiferencia de la
Nueva Extremadura, Santa Catarina, Nuevo León.
comunidad psi ante la enseñanza y 
aprendizaje de la psicología. Pensamos que esta comunidad

hace caso omiso de las grietas que tiene la estructura de la

transmisión y oficio de la psicología; y que muchas veces ni

siquiera las reconoce. Por el contrario, premia el

desconocimiento y la memorización de textos que no

provocan el cuestionamiento ante las certezas establecidas. El

alumno en su proceso de formación es  inmune a ser tocado

por las grietas y los puntos conflictivos de “la psicología”.

Nos gustaría que esta revista pueda ser un camino en donde el

lector no encontrará silencio ni complicidad, si no

cuestionamiento, incluso cuestionamiento sobre nosotros

mismos. Es probable que nuestro defecto sea tomarnos muy

en serio las cosas, pero conscientes de la situación, asumimos

una postura reflexiva que alude al psicoanálisis.

A nuestro lector le pedimos que pueda retroalimentarnos a

través de la crítica de nuestros trabajos u opiniones.

Estaremos muy agradecidos de escucharlos. Esperamos que

La bella indiferencia sea de su agrado. Enhorabuena, gracias

por leernos.

Editores:

Jaime A. Reyes

Diego García Ovalle

Brenda Trejo

Juan Antonio Cortes

Diseño: 

Brenda Trejo / En la portada, una pintura de El Bosco.


Mtra. Danahé Cortez
Contacto:

labellaindiferencia.fanzine@gmail.com
la psicosis otra de las formas en que se le conoce a la locura, La institución, el psicólogo y
pero llegado este punto de inflexión en el escrito, el lector
el psicoanálisis
posiblemente se cuestione si entonces existe o no la locura

como tal, y de ser así, cuál es el tipo de abordaje pertinente POR JAIME A. REYES

realizar; si será factible el trabajo interdisciplinario o qué


“I guess that’s how it’s meant to be but
intervención es lo más recomendable. heaven only knows”
Emmylou Harris

Un asunto que nos puede brindar mayor claridad al respecto

es el aspecto epistemológico que conlleva esta coyuntura Desearía empezar a modo de justificación explicando la

que nos permita desarrollar un criterio más amplio acerca motivación personal de este ensayo, hablar de institución

del tema de la locura y diferenciarla como condición o tiene que ver con la poca o mucha –por ahora no

enfermedad por alteración orgánica, llámese cerebral, discutiremos esto- experiencia que profesionalmente he

neuronal o en el sentido estricto de los criterios marcados vivido como “psicólogo” (explicaré en la medida de lo

por el contexto social que se ha limitado a normalizar y a posible las comillas). En general el rol del psicólogo es

utilizar mecanismos de exclusión o medicalización como ambiguo así que debería especificar más sobre mi práctica

medios de intervención. Dar a la tarea de dar cuenta de que que está marcada por “mi transferencia” hacia el

la locura puede portar su propio sentido, un sentido distinto psicoanálisis tal como lo explica brevemente Tomasa San

al resto y no al de un estándar marcado. Recordar que es en Miguel y donde me apoyo para diferenciar plenamente el

eso que pareciera no tener sentido donde un sentido distinto rol del psicólogo del ejercicio de un analista y más aún en

nos habla. el contexto de una institución. He aquí los tres engranes

que articular este ensayo. Deseo también enfatizar lo

Bibliografía siguiente, el psicoanálisis en su práctica privilegia la

* Armando Suárez, Et. Al. (1978). “Razón, Locura y subjetividad (el inconsciente), aquello que hace diferente a

Sociedad. México,” D. F. : Siglo XXI Editores. cada uno de los individuos, si bien en la teoría podemos

* Freud, Sigmund, (1923) ”Obras Completas, El Yo y el aprender a ubicar modos de funcionamiento mental, si no

Ello y otras obras” Ed. Amorrortu, Argentina, se aterriza a la subjetividad del paciente, volvemos a la

* O. M. S (2018). “Salud Mental”. 2018, Recuperado de teoría una herramienta estéril. Si el psicoanálisis trabaja

Organización Mundial de la Salud, Sitio web: con las particularidades de cada individuo aquello que

http://www.who.int/topics/mental_health/es/ Freud nombró “el deseo”, ¿que roces, cruces, efectos tiene

el ejercicio analítico en un lugar institucional donde la 


norma es lo contrario a las particularidades, es decir la regla –como la locura-, de lógica, de orden, pero que Freud

por la homogeneización, la estandarización y las planteaba que eran producto derivado del inconsciente y que

generalidades? y si -insisto- distinguimos que no es lo a través de esas vías se realizaban los deseos de forma

mismo un psicólogo que un psicoanalista ¿cómo reacciona sustitutiva, sumado a que su apariencia ajena al sujeto no

el psicólogo cuando se encuentra entre la espada y la pared? representaba ninguna amenaza por lo que bajaba la

resistencia, pudiendo así llegar a ser más tolerables para el

sujeto a diferencia del deseo inconsciente. El vienés dio voz

I. La institución. a todos estos actos, pues para él había un deseo en el

Empezaré por el primer actor. En afán de conservar la síntoma que contenía un sentido para el propio sujeto que

neutralidad y objetividad del ensayo, diré algunas nadie se había permitido escuchar, el aspecto subjetivo

obviedades (según yo) de una institución, la considero un había cobrado un valor muy importante. El síntoma no sólo

lugar privilegiado para el ejercicio profesional, donde se como un rasgo de carácter ni como indicador médico, sino

ofrece al “joven” recién egresado un trabajo con la dotado de un sentido particular que lo diferenciaba de la

posibilidad de ejercer. Veo a mi generación y con cierto terminología médica.

desazón pregunto: ¿Cuántos estamos realmente ejerciendo

para lo que nos preparamos?. De ese modo la institución Freud sumó a los conceptos desarrollados su segunda tópica

aparece  como un buen lugar para iniciar a los estudiantes a donde agregaba al yo, ello y superyó, aunque se enfocó

quienes dicho sea de paso deseo puedan llegar estas letras. principalmente en el estudio de las neurosis, también

Quisiera advertirles lo siguiente: si encuentran trabajo “de contribuyó al estudio de la psicosis la cual concibió como

lo suyo” muy probablemente será en una institución. He una pérdida de la realidad para el yo, diferenciándola de la

aquí otra justificación para este ensayo. neurosis ya que “La neurosis es el resultado de un conflicto

entre el yo y su ello, en tanto que la psicosis es el desenlace

Ahora bien, una institución, la que quieran, está definida en análogo de una similar perturbación en los vínculos entre el

términos de objetivos, es decir posee un plan (por lo menos yo y el mundo exterior.” Es decir, que la psicosis es de

las más serias), una misión, una visión, tiene por decirlo de constitución interna quedando a merced de la vida pulsional

alguna manera, una razón de ser, persigue un objetivo, tiene en donde el yo estando al servicio del ello se retira de un

un funcionamiento determinado, posee principios e ideas fragmento de la realidad creando una nueva, sui generis y

preestablecidas las que muchas veces no está dispuesta a sustitutiva en el delirio.

negociar, a esto lo llamaré resistencia institucional, peor aún

en otras ocasiones ni individuos ni Es el delirio, la paranoia, y las diversas manifestaciones de 


comprender al atender: las histéricas. Aunque era un
la institución tienen conciencia de sus normatividades, no
neurólogo, le inquietaba que a estas histéricas alegaban
reflexionan lo que hacen o para que lo hacen, y cuando uno
contar con malestares de características idénticas a las de
llega a laborar en ellas estos lineamientos operan pero de
alguien con una repercusión orgánica como, por ejemplo, las
manera implícita. decía hace un momento, las más serias lo
cegueras, pero que no respondían a una afectación
hacen explícitamente, otras, en cambio tienen objetivos tan
meramente orgánica sino de otra índole, psíquica,
vagos como “ayudar a las personas”, “integrar a la familia”
asumiendo así un rol de pacientes. Estos casos lo fueron
“velar por los derechos de las personas con discapacidad”
llevando a desarrollar sus teorías partiendo principalmente
“formar profesionales en el ¿área? de psicología”.  Cada
de su postura como médico, para después incursionar en el
institución, para conseguir su finalidad, tiene una
hipnotismo, la abreacción, hasta ir descubriendo lo que hoy
organización básica inter-grupal. Existen en ella distintos
conocemos como psicoanálisis. Fue observando que no todo
grupos (técnicos, administrativos, usuarios, etc.) con tareas
recuerdo era susceptible de conciencia y que había algunos
diversa, que organizan una red de relaciones, las que
que parecían resistirse a ser descargados, por lo que fue
constituyen la trama institucional.
desarrollando la primer tópica en la que indicaba que

había actividad psíquica de carácter consciente,


Por mencionar algunos ejemplos, sólo me detendré para
preconsciente e inconsciente llegando de a poco a lo que se
decir que personalmente en las instituciones donde he
le conoce hasta ahora como la tercer herida narcisista para la
laborado, la mayoría tiene sus objetivos de manera implícita,
humanidad, en la que Freud contrapuso a la psicología de
no dichas, uno supone ciertas cosas (demandas pedidos,
ese tiempo aseverando que los humanos no somos dueños ni
funciones como las que acabo de nombrar), son al mismo
de nosotros mismos; que hay impulsos, pensamientos y
tiempo esas instituciones las más burocratizadas y las más
deseos que se escapan del control de la propia conciencia,
paralizadas en términos de productividad. Podríamos llamar
porque son de otra naturaleza, haciendo referencia al
a esto, junto con Pichon Riviere, síntomas institucionales,
material inconsciente el cual operaba con mecanismos hasta
pienso también en otros problemas institucionales como por
ese momento desconocidos para la humanidad.
ejemplo en la dificultad de llenar una vacante, en este caso

el síntoma sería la deserción del puesto. Pero sobre todo en


Esta aseveración dio pie a que se comenzara a dar
instituciones estatales, la cosa empeora, pues están sujetas al
importancia a todo aquello que hasta ese momento nadie
partido que en ese periodo gobierne y al calendario electoral,
había prestado atención por su condición de nimiedad
que al acercarse literalmente los trabajadores tiemblan por
como lo eran los sueños, los chistes, los actos fallidos, que
perder su empleo, empieza el momento de afiliarse en
eran manifestaciones que parecían carecer de sentido
bandos, los ¿rojos o los azules? También de acarrear gente
y banderas, ridiculización que sufrí en algún lugar de trabajo posterior, que otrora fueron de relegación, internamiento y

donde colaboré.   exclusión como formas de tratamiento, tal como lo fue con

los leprosos y convictos.

“Institución es organización, reglas que constituyen un

instrumento destinado a promover el orden de una ¿Será que toda conducta aparentemente sinsentido y

práctica.” disparate fuera de la campana de Gauss alejan de lo

socialmente correcto y aceptable? ¿Será que estas

Reglas que ordenan la práctica como las “preconsultas”, el condiciones y su aparición llevan a los sujetos a los terrenos

cruce con otros departamentos como por ejemplo los de la locura? ¿Estas manifestaciones solo aparecen en

trabajadores sociales y los abogados con sus pedidos y personas enfermas o son condiciones propias del alma

recomendaciones “terapéuticas” a sus asesorados que son humana? ¿Es la falla al estándar en turno lo que se considera

enviados a psicología, recuerdo una institución que en su patológico obligando a ser atendido por el régimen de la

organigrama tenía un departamento de jurídico y otro de salud?

psicología, los psicólogos que trabajaban en el departamento

de jurídico ¿que hacían? ¿terapia o una suerte de mediación Con ello no se intenta prescindir de los tratamientos de la

en un conflicto entre particulares? si había un caso de medicina o psiquiatría con relación a la locura ya que

maltrato infantil, la institución se regía por la regla de poner pueden llegar a existir casos en particular donde permitirlo

la denuncia sin excepciones, decisiones sin un mínimo sería un error grave, pues sin duda la psique y el cuerpo no

sentido de crítico, siempre donde intervenía la institución son entes que deban atenderse ni entenderse por separado,

terminaba complicando los casos. Si se retiraba a los pues de hecho, es la pulsión la que se apuntala en el mismo

menores ya no se sabía qué hacer con ellos, todo visto desde cuerpo, pero sí considerar el señalamiento que en

el ángulo de la violencia y siempre queriendo encontrar en ocasiones se intenta excluir o erradicar todo lo sin sentido

todo al agresor y a la víctima, se perseguía el ideal de del psiquismo humano, lo raro, lo ilógico, lo inentendible, la

“protección de los niños, niñas y adolescentes” entonces el voz subjetiva del propio sujeto puesta en juego en un solo

trabajo consiste en una persecución incesante, una cacería común denominador a modo de enfermedad.

contra los que “atentan” por los derechos, una violencia

institucional. Yo institución te digo quien eres, cual es tu Freud con el psicoanálisis vino a hacer aportaciones

problema y qué debes hacer para resolverlo, un problema fundamentales sobre el estudio del psiquismo y analizar las

que muchas veces yo generé pero te hago creer  condiciones de carácter psíquico y orgánico con personas

que en su tiempo, la mayoría de los médicos no lograban 


se puede decir, que lo hace enfermo, pero no paciente, al no que es tuyo, y si no continuas los protocolos te he de llamar

someterse a ningún régimen de atención especializada. cómplice y sancionar.

* En la tercera, se contempla a esas personas que identifican Si, el panorama que describo fluctúa entre la represión y el

un malestar orgánico, pero que al solicitar atención acatamiento, entre lo instituido y lo instituyente como lo

especializada no se les hallan anomalías biológicas, y aun formula Castoriadis y Federico Suárez. “Las instituciones

así asumen el rol de enfermo, por lo tanto al solicitar algún reproducen en su interior mismo, las relaciones de poder, de

tipo de asistencia médica se conciben como pacientes, pero dominio y de hegemonía que están presentes en las

biológicamente están sanos. Según el psiquiatra húngaro relaciones sociales. Por lo tanto, aquello que tiende a

Szasz, el claro ejemplo son aquellas personas aquejadas y repetirse y a reproducirse de un ámbito a otro es una

atendidas en el área de la mente, (psicoanálisis, psicología, situación de tensión, de juego de fuerzas, un equilibrio

etc.) tales como las histéricas, hipocondriacas, neuróticas, alcanzado en un momento histórico, es decir, una situación

etc. dinámica".

* Ya en la cuarta categoría, contempla a esas personas que Si, las instituciones terminan por convertirse en una

no se consideran enfermas ni biológica ni mentalmente y contradicción y la manera en que los trabajadores

que no pretenden asumirse como tal, pero que aun así, se les sobreviven a esas tensiones es generalmente aislándose y

considera desde una perspectiva médica de forma categórica paralizándose en términos de productividad, desviando la

como enfermo y se les trata como si lo estuvieran, aun sin su atención en fricciones entre ellos, generando una atmósfera

consentimiento ni petición. Es esto precisamente el de un negativo “ambiente laboral”.

señalamiento y crítica que se le hace a las intervenciones

producidas en el campo de la psiquiatría hacia algunos II. El psicólogo.

sujetos el basar su intervención meramente en la lectura de Cruces entre ambos departamentos eran frecuentes, sobre

los síntomas como suele hacer la medicina asignando todo los abogados pedían al psicólogo que le diera “terapia”

por correspondencia un trastorno clasificatorio que oriente a determinada persona pues creía conveniente la abogada

un tipo de atención en especial en el campo de la psiquiatría, por tal o cual situación.

el lugar de enfermo le es asignado al sujeto tal Tomemos otro ejemplo y extendamos a cada uno de nuestros

como lo menciona el cuarto punto del que nos habla Szasz, a tres actores pensemos el criterio de alta y baja hacia un

través de una clasificación dependiendo los síntomas paciente, se considera que el psicólogo debe darlo de alta a

manifestados que condicionarán los modos de intervención  los 3 meses, y darse de baja cuando falta dos sesiones 
por lo que puede llegar a variar según el contexto en el que
seguidas. otra medida es la referente a la preconsulta pues
se desarrolla, dando lugar a que todo síntoma le corresponde
priva al psicólogo de este momento ideal de contacto con las
una categoría y a toda categoría un tratamiento,
ansiedades del paciente, ansiedades que se expresan con
prescindiendo la mayoría de las veces del lado subjetivo del
mayor fuerza durante la primera entrevista pero que en el
malestar.
departamento de preconsulta esta entrevista la realiza otro

personal. Bien llegado a este punto pudiéramos orientar el


Entonces, estamos hablando de la locura interpretada como
ensayo hacia ese lado del análisis, es decir, de los
una patología desde un enfoque médico, concepción que
“problemas”. Pongo comillas porque estas situaciones
dista de la connotación estadística que alguna vez se le
relatadas muchas veces no son vistas así, como problemas,
acuñó en la psiquiatría y en la psicología, que aludía a que
pudiera seguir por ahí pero me interesa realmente enfocar las
toda persona con comportamientos fuera de lo considerado
consecuencias que esto tiene en el ejercicio de un
normal por el contexto, la padece, independientemente de si
“psicólogo”. Voy aclarando las comillas, al llegar a un
existía algún daño neuronal o no, pues salir de la norma se
trabajo se espera del psicólogo determinadas cosas, por
consideraba portarla, por lo tanto, podemos aseverar que la
ejemplo iniciando con una demanda tan vaga como, “dar
locura tiene varios caminos, entonces, ¿de qué forma se
pláticas de sexualidad a los adolescentes” “dar tratamiento a
relacionan la locura, la enfermedad y el sujeto? ¿Es acaso
las mujeres víctimas de violencia” en el primer ejemplo de
que el loco está enfermo o, que al loco se le considera
plática los adolescentes no necesitan nada, son más bien
enfermo? Ya Thomas Szasz, consideraba que estas
ellos los que –si se hace un buen trabajo- nos terminan
condiciones son diferentes la una de la otra, pero guardan
enseñando. Y en el segundo  caso ocurre un efecto
relación, por lo que procuraba clarificar los diversos roles
paradójico, se re victimiza a la mujer, pues debería vivir la
que juega el sujeto, entre ellos el del enfermo, que desglosa
violencia de manera pasiva, debería estar afectada y
en cuatro posibles escenarios:
traumatizada, debe poner la denuncia y someterse a todos

los protocolos que “por su bien” necesita acatar, es decir,


* La primera es el de la persona enferma en su orden
ahora una violencia institucional y que en la mayoría de los
biológico que va y busca de forma voluntaria ayuda y
casos con la complicidad del psicólogo en puesto,
atención médica, es decir, identifica una enfermedad
orientando a las personas a seguir los lineamientos, el
demostrada y asumida, que le da su condición de paciente.
psicólogo como agente represivo hablando socialmente,

¿van tomando forma las comillas? Eres psicólogo y debes


* La segunda, el sujeto que se sabe enfermo biológicamente,
pensar y hacer esto y aquello, de lo contrario no eres buen
pero no solicita atención médica, ni de ningún tipo, lo cual, 
psicólogo. ¿Cómo sostener un trabajo que tome en cuenta

cuestiones 
subjetivas, particularidades de cada caso, cuando la

La locura como portadora de su institución ya fluye a manera de un río y lleva consigo en la

propio sentido corriente a los trabajadores? Este es el punto de vista que

quiero seguir desarrollando en estas líneas.  Demandas


POR JUAN ANTONIO CORTES
institucionales hasta el punto por ejemplo de usar al

psicólogo para determinar en un caso cuál de los dos está

La locura ha sido concebida como una condición desviada mintiendo. También recuerdo una consigna institucional, “el

del comportamiento humano a tratar a lo largo de la psicoanálisis no debe utilizarse en la institución”  y toda una

historia. Considerada como aquello que no entra en la cacería en contra de los psicólogos que se identifiquen con

normativa social e intervenida con fines adaptativos. el psicoanálisis, en este caso acusados sobre mitos contra el

Actualmente se le determina de forma ambigua y confusa, psicoanálisis, mitos que muchas veces los mismos

pero con formas muy concretas de abordarse. psicólogos fomentaban y se escondían acatando y

encerrándose en el clóset.

La psiquiatría ha sido una de las encargadas de su estudio

elaborando formas de intervención de manera III. El psicoanálisis.

contemporánea desde una perspectiva médica, haciendo Partamos ahora de una base, el inconsciente como objeto de

uso de la taxonomía, pues a través de la clasificación y estudio del psicoanálisis, no lo es la conducta ni la

categorización de sus características y síntomas es como la conciencia, es decir no lo es la memoria, ni la atención ni el

ha ido delimitando, con base a eso, ha ido desarrollando e aprendizaje, ni mucho menos “la personalidad” por

implementado tratamientos diversos. El encontrar rasgos mencionar algunos aspectos más estudiados en las facultades

particulares de comportamiento y variaciones en la de psicología y más deseosos de ser trabajados en las

actividad cerebral ha permitido que se le considere como instituciones pero, aquí viene el meollo del asunto, el modo

una enfermedad a tratar, como una patología a curar dentro de abordarlos derivan linealmente de la idea de conciencia,

del ámbito médico a modo de padecimiento. Por lo tanto, su de la idea de mente como algo fijo, lo que el psicoanálisis

intervención apunta con dirección a la salud mental, que la plantea no es la negación de estas dimensiones, pero si lo

Organización Mundial de la Salud define como “un estado sujetas que están a procesos inconscientes, si se me permite

completo de bienestar físico, mental y social, y no una metáfora: Es re-conocer como un edificio fue construido

solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Es sobre un suelo movedizo. Ahora bien si el psicoanalista,

decir, tiende a buscar un equilibrio entre sus distintas eventualmente el psicólogo podría también ser consciente de

esferas, sumado a la adaptabilidad con el entorno. Este ello, es decir: sensibles a los procesos psíquicos primarios 

enfoque se centra en una normativa estándar,


(desplazamiento, condensación, desfiguración) reconocerá Y aquí llegamos a otra pregunta encadenada y casi por

las limitaciones y los inconvenientes de fiarse totalmente del antonomasia: ¿tomarte una, dos, tres, cientos, miles de

discurso consciente del paciente, y en este caso dejarse selfies es signo de psicopatología? Es arriesgado pensarlo

llevar plenamente por la visión y la misión de una así tan fácil, pero sí podemos decir que es una forma más del

institución, aquí deseo empezar a avanzar con cuidado, esto narcisismo reinventado del siglo XXI. Factores como el

que acabo de decir no significa que debamos tachar de valor de la imagen, del cuerpo, la estima, el reconocimiento,

mentira el discurso de nuestros pacientes, ni los discursos entre otras cosas están presentes en esta práctica tan solitaria

institucionales, ambos funcionan a modo de formaciones de y paradójicamente social y pública, a la cual podemos

compromiso, son creaciones discursivas, como los síntomas interrogarnos a nosotros mismos a quién y qué estamos

neuróticos, es muy diferente y hay un mundo de distancia en retratando con tanta frecuencia.

decir “lo que usted me dice es mentira, lo que ustedes

instituciones hacen es falso” a decir “han terminado por Se dice que una imagen dice más de mil palabras. Hay

hacer exactamente lo contrario a lo que deseaban”  en dado quienes preferimos leerlas.

caso en ambos ejemplos como diría Althusser se trata de

hacer una lectura sintomal en oposición a una lectura literal.

“En efecto institución e inconsciente se excluyen por su

naturaleza misma, mientras la primera intenta ligar y

encadenar mediante regulaciones y decretos, lo inconsciente

por el contrario es el dominio de la no-ligazón, de los

procesos psíquicos primarios, de la no-valoración ni

ordenamiento, de la no-jerarquización de nada respecto a

nada”  

Hasta aquí voy totalmente de acuerdo al planteamiento y la

cita que el profesor Flores nos regala, lo vivimos a diario,

que alguien se acerque a una institución a solicitar

determinado servicio no significa que ipso-facto su demanda

sea tomada como su deseo, el psicoanalista lo sabe, una cosa


¿reivindicación de autoestima?, ¿se busca uno mismo ad- es el motivo manifiesto de consulta y otra es el motivo latente

mirarse?, ¿ser visto por los otros? Muchas preguntas pueden de consulta, vengo por que “mi” síntoma es insoportable pero

abrirse en esta práctica, que en muchos se ha vuelto ritual- no vengo por el conflicto de mi deseo inconsciente, ahí existe

ceremonia. Por el momento podríamos decir que eso que un desnivel, un punto conflictivo, un punto en tensión, en la

retratamos, no somos nosotros y sí a la vez. institución es parecido, nos adherimos plenamente a su misión

y visión pero las dificultades ¿son siempre de los usuarios? si

No lo somos en el uso de filtros: es decir, solo una parte queda los alumnos no aprenden es por culpa de los padres, si la

de nosotros. Un resto o remanente de uno mismo. Un filtro familia no se acerca es por problema de ellos en ambos casos

muestra un pedazo de nosotros mientras otro lo deja fuera. yo como maestro, psicólogo, trabajador estoy bien, replicando

la misión institucional, ¿o nos sorprendería descubrir que en

No lo somos porque “salimos” en la foto: el lenguaje nos instituciones lo inconsciente se puede expresar en ataques hacia

permite decir que estamos “saliendo” en una foto para el mismo trabajo? Eso que los “psicólogos laborales” llaman

referirnos a que entramos en un marco donde solo una parte de clima organizacional.

nosotros se plasma ahí. Aunque sea una foto de cuerpo

completo, nunca nos veremos completamente (esquivando la El proceso de escuchar, convocar a los yoes en situaciones de

pregunta si nosotros somos sólo cuerpo). Dentro de los masa o de grupo y a la institución es algo que genera ansiedad,

significados de la palabra salir, está el de pasar de dentro en gran medida dependerá si los yoes en la institución logran

afuera, como también el de aparecer o manifestarse. Es decir, identificarse en estos problemas como participantes, tomemos

que la única manera de salir o aparecer en una foto y otro ejemplo: digamos si el grupo que yo dirijo tiene problemas

reconocerme a mí mismo, es sabiendo que soy otro. El inter- de conducta ¿tendrá que ver con algo de mi manera de

juego de interno-externo es claro. dirigirme a ellos? si recibo alumnos que en si no son agresivos

¿tendré que ver en algo yo? como me decía un maestro “van

No lo somos porque para una foto regularmente posamos: es entre 7 y 12 alumnos que me golpean”  es cierto que la

decir tenemos ciertas posturas que no hacemos en la presencia de un psicoanalista genera ansiedad, así como quien

cotidianidad. Tenemos ciertas posturas en la selfie. Es un está dispuestos a escucharnos sin tapujos, nos presta el máximo

fragmento o un marco que pretendemos exhibir. de su atención y nos cede la palabra provoca angustia, que “las

plumas se caigan” que se contagie uno de risa inmotivada, pero

Y sí lo somos porque en parte sí somos imágenes, recuerdos, cuando se logran hilar y analizar los discursos de los yoes en la

reminiscencias: necesitamos una imagen de nosotros mismos institución - y he aquí lo que yo agregaría a la cita del profesor

para guiarnos espacialmente, para integrarla a un cuerpo, para Flores- el saber sobre el inconsciente posibilita que los

vernos al espejo e identificarnos con eso que está enfrente y individuos enfoquen su tarea de manera nueva, si yo

aprender cierto control sobre él. Es por eso que muchas “psicólogo” la institución “me delega la tarea” de armar una

psicopatologías del cuerpo están asociadas a la imagen que uno capacitación para el personal, tengo creo yo dos opciones:

tiene de sí mismo. armar un temario y una suerte de módulos que de manera

“didáctica” yo les presente al personal o tengo la opción de

invitarlos a hablar y decirles “yo aquí no soy el que sabe,


de aquí en adelante el conocimiento que adquiramos lo Por otro lado, esto nos hace suponer que el valor que le

construiremos juntos. No estoy yo aquí para decirles cómo damos a la fotografía ha cambiado en muy poco tiempo. Si

hacer con su trabajo porque ni siquiera estoy yo en su antes era un lujo tener una cámara, ahora asequible tener una

puesto, pero si puedo ayudar a que enriquezcan, al alcance haciéndose una práctica muy cotidiana en la

perfeccionen su práctica a partir del saber del inconsciente, población en general. El paso de la foto impresa a la digital

si empezamos a compartir experiencias”. Un enfoque así es terminó por cambiar también la forma y el contenido de las

muy distinto y puede ser aceptado por la institución bajo el fotografías. Tenemos la oportunidad de almacenar miles y

rubro de “capacitación” pero es un modelo analítico, donde miles de fotos en múltiples plataformas, por lo cual, es

la escucha y el saber del inconsciente aportan y no solo nos probable que entre tantas, muchas de ellas no tengan un

quedamos en el cuestionamiento de los “buenos y valor realmente significativo para nosotros, pero tampoco

samaritanos” propósitos institucionales. queremos “deshacernos” de ellas.

Bibliografía Una selfie, dos selfies, una más y ya

* Bauleo, Armando – Note di psicología e psichiatria No es sorprendente que la imagen reine más que nunca. Un

sociale– Pitagora Ed., Bologna 1993. celular prácticamente no tiene razón de ser sino tiene una

* Flores, David C. “Formar psicoanalistas, advenir cámara integrada. Y ¿qué hacemos con ella? Nos

psicoanalista” en ¿Psicoanalizar? ed. privada, Monterrey, autorretratamos. Un portal de internet nos dice “La palabra

N.L., 2011 retrato viene del latín “retractus”, de “retrahere” (hacer

* Freud, Sigmund. Obras Completas, 3 ts.,Biblioteca Nueva, volver atrás), también viene de reducir y abreviar, convertir

Madrid, 1973. algo en otra cosa, sacar de nuevo a la luz, hacer revivir

* Suárez, Federico (2010) Introducción al concepto de algo”. Es curioso pensar que retratar está asociada con la

institución. palabra reducir y abreviar, y que en ese sentido cargamos

* Centro de estudios e investigaciones José Bleger. Rimini, con cientos de “miniaturas” de nosotros mismos en nuestro

Italia. Psicología Grupal. https://psicologiagrupal.cl/?p=532 celular. Fotos y más fotos. Abreviaturas de uno mismo.

* Veli, Monica. El psicoanálisis en las instituciones

relacionadas con la salud. Revista Imago, Argentina. El autorretrato o selfie se ha vuelto una tendencia importante

http://www.imagoagenda.com/seccion.asp?IdSeccion=11 en los últimos años. Pero ¿qué realmente retratamos?, ¿es

una vuelta egoísta y narcisista?, 


Una selfie, dos selfies, tres selfies, otra Aflojar la tuerca: locura y
más y ya psicoanálisis
POR DIEGO GARCÍA OVALLE POR BRENDA TREJO

Lo dijeron y lo repitieron esclarecidos portavoces de Algo: “Se Mientras que Descartes no duda en comprender a los
acabó la escritura. La literatura está condenada a morir. De ahora
humanos como máquinas, Freud apuesta por aflojar los
en adelante sólo existirá la Cultura del Ruido y de la Imagen”
tornillos. Algunos racionalistas afirman, entre otros

argumentos, que la razón y las matemáticas son el motor


Mario Benedetti
para acceder al conocimiento. Para ellos, somos dueños de

nuestro pensamiento y organizamos el mundo con el


Con el pasar del tiempo, es observable que no solo el
intelecto. La ciencia moderna se gobierna bajo estas
hombre crea la tecnología, sino que también la tecnología
características. Ante la imposibilidad de definir con
transforma al hombre. Aparece como desfile y sin parar:
exactitud a la naturaleza, los animales y los humanos, todas
internet, la comida rápida, los mensajes instantáneos, sopa
las disciplinas científicas buscan clasificar los objetos
instantánea, armas biológicas, los mejores limpiadores, anti-
cognoscibles: especies y razas, normales o anormales, sanos
virus, las videollamadas, hiper-conectividad y con esto la
o enfermos. Es verdad que las ciencias han producido
sensación de estar en todos lados: conectado en Facebook,
luminosos hallazgos que contribuyen a nuestro
Whatssap, ver Netflix, mandar un correo electrónico, subir
entendimiento de las cosas, pero también es cierto que nos
una foto en Instagram de la captura de pantalla de una
dan sólo un par de engranes de la verdad. Esto es una
conversación de Whatssap que viste en Facebook mientras
metáfora. El racionalismo también teorizó que el mundo
veías Netflix. ¿En dónde estamos entonces? La
podría ser una máquina gigante, cuyo mecanismo es posible
omnipresencia que antes solo podías acceder literalmente en
analizar cuantitativamente. Todo es cuestión de movimiento
sueños (y es raro decir literalidad hablando de los sueños),
en la materia. No sorprende que la psiquiatría y la
ahora puedes alcanzarla de manera imaginaria.
psicología utilicen esta lógica para comprender los

fenómenos humanos. El cerebro es una máquina gris con


Hoy en día podemos ver el espacio exterior por internet,
conexiones neuronales. El problema es justificar que las
podemos ver las calles de Pekín en Google maps, podemos
emociones, conductas y pensamientos sean producidos sólo
ver a un feto en 4D, podemos ver nuestros intestinos,
por el artefacto. Para descomponer esta maquinaria
nuestras células. ¿Eso somos? Tenemos, entonces, la
científica, Freud usó una llave inglesa: el psicoanálisis. Su
posibilidad de conocer otras “interioridades” y otras
principal maniobra la usó en la locura. 
“exterioridades”. Podemos ver más.
Una primera vuelta de tuerca es afirmar que el Yo —la

conciencia — además de ser la base del intelecto y la

voluntad, es también un espacio para el sinsentido. El Yo es

excéntrico. Si la locura ha sido excluida desde tiempos

clásicos, incluso geográficamente como ilustra La nave de

los locos  y lo confirma la existencia de manicomios y

hospitales, los especialistas de la mente insisten en aislarla

con el uso del lenguaje. Los sinónimos de la locura son des-

orden, des-equilibrio, sin-razón, des-varío, a-normalidad,

in-consciente. Aunque la forma más objetiva que han

logrado para describir a la locura sea enfermedad mental.

Otra vuelta de tuerca es cuestionar este concepto. 

En contraposición de la enfermedad está la salud. Esta

dupla teórica es producto del pensamiento médico para

referirse a una afección del cuerpo. La problematización del

concepto de enfermedad para referirse a la mente radica en

la noción de normalidad. Los estándares acostumbrados y

permitidos por una sociedad determinada deciden si hay

enfermedad en un individuo. Dentro de este sistema, estar

sano supone estar adaptado. La locura sucede cuando

alguien no se comporta ni siente, mucho menos cuando no

piensa como la mayoría. De este modo, la enfermedad se

vuelve otro sinónimo de la locura. 

En su ensayo La locura y el psicoanálisis en los tiempos

modernos, Leticia Flores explora la definición de salud que

propone la OMS. La salud es "un estado de completo

bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia


El Bosco (1503). La nave de los locos. [Óleo sobre
de afecciones o enfermedades". Para Leticia, esta definición
tela]. Museo del Louvre, París, Francia
es un enlace para recordar una propuesta freudiana. El
Bibliografía
bienestar se refiere a la disminución de tensión en el

organismo. Freud nombró a este estado el principio de


* Ensayo escrito para una reseña del texto La locura y el
placer. Se vuelve importante recordar otro concepto que se
psicoanálisis en los tiempos modernos  de Leticia Flores.
vincula con el bienestar freudiano: el apuntalamiento. El
* La pintura de El Bosco La nave de los locos es
principio de placer es tanto físico como psíquico. El
mencionada por Foucault en su libro Historia de la locura
psiquismo se apoya en el cuerpo para equilibrar las
en la época clásica para afirmar que la pintura es un símbolo
tensiones que el propio organismo tiene y el exterior
muy notable de la experiencia renacentista de la locura
provoca. Lo de afuera es el principio de realidad. Es una
porque aparecen los locos en una barca que los expulsará al
relación recíproca en donde las funciones vitales del cuerpo
mar.
apoyan la satisfacción psíquica. En un principio, las mismas
* Breton, André (2003). Diccionario de surrealismo.
fuentes y los mismos objetos: la satisfacción de la pulsión
Editorial Siruela.
oral se apuntala en la satisfacción alimentaria ligada a las
* Obras completas de Freud. Tomo XXI. Editorial
necesidades de la nutrición. La metáfora de la máquina
Amorrortu.
fracasa en este encuentro. El bienestar y la patología médica

se trataría de una relación entre cuerpo-psique.

Como plantea la definición clásica de salud, el bienestar no

es solamente físico y mental, también es social. Freud gira

la tuerca otra vez en su ensayo El malestar de la cultura. Si

lo normal es aquello que la sociedad espera que los

individuos realicen, hay una dimensión ética y moral: las

acciones humanas se plantean en función de un bien, de la

búsqueda de un bien, y en consecuencia, de la eliminación

del mal. Esta aseveración tiene una semejanza con el

objetivo de las psicoterapias que actualmente se proponen

como solución a la locura, a la enfermedad mental. Lo

absurdo es que la búsqueda de la felicidad individual se

contrapone con la social porque la colectividad ha

instaurado un bien moral que ordena las pasiones humanas:


"la cultura exige, para su progreso, que el sujeto renuncie a Los surrealistas que fueron coetáneos a Freud lo

su bienestar, a la satisfacción de sus pulsiones", concluye confirmaron con su simpatía por la fantasía y cualquier

Freud. "No se puede tener seguridad alguna en alcanzar un método que produzca disparates en nuestra realidad

bienestar posible. Al estar sujeto a esa regla moral, el acostumbrada. André Breton, por ejemplo, remarca que "los

desasosiego que resulta de la renuncia del placer organiza y locos son, en cierta medida, víctimas de su imaginación, en

define la vida misma", infiere Flores. A grandes rasgos, el el sentido que ésta les induce a quebrantar ciertas reglas,

síntoma freudiano es un conflicto de intereses respecto al reglas cuya transgresión define la calidad de loco".  Es

placer interior.  interesante que el artista considere que la violación de un

precepto social precise la condición de la locura. La

La relación de las personas consigo mismas y entre ellas, densidad de la conmoción que provoque un loco en la

produce continuamente infelicidad, culpa, agresión y sociedad será determinante para encerrarlo o elogiarlo;

reacciones que, en ocasiones, se desvían de la norma. considerarlo un demente o un genio. Cuando Scott

Siempre estamos a punto de cruzar la frontera hacia la Fitzgerald escribió su ensayo Crack Up, consideraba que

locura. En verdad lo hacemos con pequeños deslices que grandes golpes internos le ocurren a una mente que

Freud reconoció como sueños y actos fallidos. Hay locura funciona con aparente perfección. Precisa el escritor: “la

en la psicopatología de la vida cotidiana. Lo que para la prueba de una inteligencia de primera clase es la capacidad

mayoría son errores de la memoria, descuidos del para retener dos ideas opuestas en la mente al mismo

pensamiento que no tienen importancia, para Freud es un tiempo, y seguir conservando la capacidad de funcionar”.

valioso mecanismo universal en el interior de las personas. Acaso esta una aproximación al psiquismo freudiano. En la

El descubrimiento que propone el psicoanálisis —el conciencia hay partes inconscientes. En la locura

inconsciente— desarma la maquinaria de la psiquiatría y de hay cuando descubre que en cada padecimiento se encubre

la medicina. La salida fácil siempre ha sido concebir al un sentido vinculado a una historia personal.  Aflojar la

sinsentido como un error de la razón que no sucede todos tuerca de una ideología para formular que la locura no es

los días ni a nosotros. La vergüenza impuesta por el producida sólo por consecuencia de un cortocircuito

bienestar social se ha convertido en uno de los clichés que neuronal.

reprimen aceptar que la locura es intrínseca al bienestar. En

cierta medida, estos resbalones del intelecto son

invenciones originales de una psique.