Está en la página 1de 10

E.A.P.

AGRONOMÍA

Tema:
Cosecha: Manejo y Ejecución.
Docente:
Dr. Méndez García, Eduardo
Experiencia curricular:
Introducción a la agronomía
Ciclo:
I
Integrantes:
1. Valera Chavez, Cheyla
2. Chuquiruna León, Joseph Alexander
3. Fernández Cabanillas, Brian Daniel
4. García Horna, Zoila Flor de María
5. Méndez Arteaga, Ángel Jair
6. Reyna Tuanama, Jeffri
7. Valdera LLauce, Jose Santos
8. Vásquez Valencia, Julio Andre
9. Uriol Olivares, Iris Marysol
10. Aguilar Reyes, Luis Grabiel

TRUJILLO-PERÚ
2018
INDICE

1
INTRODUCCIÓN
El siguiente trabajo trata sobre cosecha, su manejo y ejecución, madures sobre
un cultivo y su rendimiento.

La cosecha es la separación de la planta madre de la porción vegetal de interés


comercial, que pueden ser frutos como tomate, pimiento, manzana, kiwis, etc.;
raíces como remolacha, zanahoria y otras; hojas, como espinaca, acelga; bulbos
como cebolla o ajo; tubérculos como papa; tallos como el espárrago; pecíolos
como el apio; inflorescencias como el brócoli o coliflor, etc. La cosecha es el fin
de la etapa del cultivo y el inicio de la preparación o acondicionamiento para el
mercado. Su ejecución se da de forma manual y mecanizada utilizando distintas
herramientas diseñadas para su extracción sin dañar la producción,

2
MARCO TEORICO

COSECHA:

Es una de las últimas labores culturales que se realizan en el campo de la


producción. Consiste en recoger, recolectar de la tierra agrícola los frutos del
cultivo cuando estos han alcanzado la sazón o madures.

Existen dos sistemas de cosecha:

La cosecha manual, es el sistema predominante para la recolección de frutas y


hortalizas para el consumo en fresco. La principal ventaja del sistema manual se
basa en la capacidad del ser humano de seleccionar el producto en su adecuado
estado de madurez y de manipularlo con mucha mayor suavidad garantizando
de esta manera una mayor calidad y menor daño. Es muy importante, además,
el adecuado entrenamiento del personal particularmente para seleccionar el
grado de madurez o desarrollo deseado así como las técnicas de separación
necesarias para no dañar al producto o a la planta madre.

La cosecha mecanizada, es preferida en hortalizas con fines industriales y en


algunas otras cultivadas normalmente en grandes extensiones, tiene como
ventaja la rapidez y un menor costo por tonelada recolectada, pero al ser
destructiva, sólo puede ser utilizada en cultivos de maduración concentrada. La
inversión necesaria para la adquisición, el costo de mantenimiento y la ociosidad
del equipo durante gran parte del año hace que la decisión de compra deba ser
cuidadosamente analizada, desventajas adicionales se pueden mencionar que
toda la operación debe estar diseñada para la cosecha mecánica, empezando
por el cultivo, distancia entre hileras, nivelación del terreno, pulverizaciones,
labores culturales y muy especialmente variedades que se adapten a un
manipuleo más rudo.

La cosecha es importantísimas a instancias de la economía de una nación y


también en lo que respecta a la alimentación, básicamente, porque la cosecha
de cultivos nos proporciona alimentos frescos para ser consumidos.

Gracias a su práctica, los países obtienen buenos dividendos como


consecuencia de la exportación de los cultivos obtenidos, y asimismo esta
actividad constituye la fuente de ingresos de muchas familias que normalmente
viven en zonas rurales que es donde se llevan a cabo estas actividades.

Si bien es un trabajo duro y demandante, las posibilidades económicas que


ofrece son rentables y equilibran lo forzado del trabajo a desarrollar.

3
MANEJO Y EJECUCION:

Es un sistema multidisciplinario que busca aplicar las técnicas, métodos y


recursos disponibles aceptados de manera ambientalmente favorable para
reducir o mantener el cultivo fuera de plagas

Manejo de la cosecha es el conjunto de prácticas post-producción que incluyen


la limpieza, lavado, selección, clasificación, desinfección, secado, empaque y
almacenamiento, que se aplican para eliminar elementos no deseados, mejorar
la presentación del producto, y cumplir con normas de calidad establecidas, tanto
para productos frescos, como para procesados (Fao, 2002).

En la cosecha es necesario mantener el producto en condiciones que ayuden a


mantener sus condiciones de inocuidad y calidad, y se debe evitar que entre en
contacto con:

1. Sol, porque aumenta la temperatura, la velocidad de maduración y


velocidad de reproducción de microorganismos.
2. Agua, porque es el medio de cultivo de microorganismos.
3. Polvo, es portador de microorganismos y se considera materia extraña.
4. Viento, porque es medio de transporte de materia extraña y
microorganismos.
5. Insectos, porque son materia extraña y portadores de contaminación por
microorganismos.
6. Animales domésticos, son portadores de materia extraña, microbios y
pueden también contaminar con orina y excremento.
7. Aves, son portadores de materia extraña, microbios y pueden también
contaminar con orina y excremento.

4
MADUREZ DE CULTIVOS
Madurez o momento de cosecha son usados en muchos casos como sinónimos
y en cierta manera lo son. Sin embargo, para ser más precisos en términos
idiomáticos, es más correcto hablar de «madurez» en aquellos frutos como el
tomate, durazno, pimiento, etc. en donde el punto adecuado de consumo se
alcanza luego de ciertos cambios en el color, textura y sabor. En cambio, en
especies que no sufren esta transformación como el espárrago, lechuga,
remolacha, etc., es más correcto hablar de «momento de cosecha».
El grado de madurez es el índice más usado para la cosecha de frutos, pero
debe diferenciarse la madurez fisiológica de la madurez comercial. La primera
es aquella que se alcanza luego que se ha completado el desarrollo mientras
que la segunda se refiere al estado en el cual es requerido por el mercado. Cada
fruto presenta uno o más síntomas inequívocos cuando ha alcanzado la madurez
fisiológica.
La sobre madurez es el estado que sigue a la madurez y la preferencia por parte
de los consumidores disminuye, fundamentalmente porque el fruto se ablanda y
pierde parte del sabor y aroma característicos. Sin embargo, es el punto
adecuado para la elaboración de dulces o salsas.
Es necesario diferenciar dos tipos de fruto: los climatéricos, como el tomate,
durazno y otros, capaces de generar etileno, la hormona necesaria para que el
proceso de maduración continúe, aún separado de la planta. Además de ser
autónomos desde el punto de vista madurativo, en este tipo de frutos los cambios
en el sabor, aroma, color y textura están asociados a un transitorio pico
respiratorio y vinculado estrechamente a la producción autocatalítica del etileno.
En los no climatéricos como pimiento, cítricos y otros, en cambio, la madurez
comercial solamente se alcanza en la planta. El cambio de color es el síntoma
externo más evidente de la maduración y se debe, en primera instancia, a la
degradación de la clorofila (desaparición del color verde) y a la síntesis de los
pigmentos específicos de la especie. En algunas frutas como el limón, la
desaparición de la clorofila permite la expresión de los pigmentos amarillos
presentes, pero enmascarados por el color verde. Otros frutos como los
duraznos, nectarinas y algunas variedades de manzana presentan más de un
color, el de fondo, cuyos cambios están asociados a la madurez, el grado de
desarrollo es el índice de cosecha más ampliamente usado en hortalizas, aunque
también en algunos frutos, particularmente cuando son cosechados inmaduros.
En la mayoría de las frutas y hortalizas el color, el grado de desarrollo, o ambos,
son los criterios predominantes para determinar el momento de cosecha aunque
es muy frecuente la combinación con otros índices objetivos como la firmeza
(manzanas, peras, frutas de carozo), terneza (arvejas), contenido de almidón
(manzanas, peras) , sólidos solubles (melones, kiwi), de aceite (paltas),
jugosidad (cítricos), relación contenido de azúcares/acidez (cítricos), aroma
(algunos melones), etc. En cultivos destinados a la industria en donde la

5
programación de las cosechas es un aspecto importante para asegurar un flujo
uniforme de producto a las plantas de procesado, es muy frecuente el cálculo de
los días transcurridos desde plena floración y/o la acumulación de unidades de
calor.
RENDIMIENTO DE CULTIVO
La cantidad de productos que se obtienen de un cultivo por cada unidad de
superficie que se cosecha se le llama rendimiento, y se expresa en kilogramos
por hectárea. El rendimiento es una medida sencilla de los frutos que producen
múltiples factores naturales y humanos combinados en determinado cultivo. La
magnitud de un rendimiento señala el nivel de eficiencia de la correspondiente
combinación de factores que influyen sobre la cosecha. En los campos se
asocian muchas circunstancias adversas que determinan los rendimientos
agrícolas.
Las condiciones geográficas, las calidades de los suelos y los regímenes
climatológicos peculiares de grandes regiones son los factores que influyen en
el rendimiento de un cultivo. A estas causas naturales se agregan situaciones
históricas, sociales, tecnológicas y económicas, que contribuyen a mantener los
rendimientos agrícolas en buenos niveles, también tenemos los bajos
rendimientos debidos originalmente, a condiciones naturales inapropiadas para
los cultivos, obligan a desarrollar la actividad agrícola en superficies mucho
mayores de las que serían necesarias para obtener, la misma producción de un
cultivo , si los rendimientos fueran elevados, lo que produce una forzosa
dispersión de capitales disponibles para la agricultura (una insuficiente
concentración de capitales por unidad de superficie ). Los bajos rendimientos
también mantienen fija una población agrícola numerosa, que vive en
desocupación invisible durante la mayor parte del año. Sin embargo, la cantidad
de trabajo humano que se emplea es excesiva con respecto al volumen de las
cosechas que se recogen; los costos de producción resultan elevados a pesar
de los bajos salarios.
Para la mejor comprensión tomaremos algunos ejemplos sobre el rendimiento
de algunos cultivos:
Producción del peral

El rendimiento promedio de un peral maduro y saludable de altura estándar es


de 200 libras (90 kg), mientras que los árboles semi enanos maduros producen
un promedio de 100 libras (45 kg). Tenga en cuenta que puede haber grandes
variaciones en estas cifras. Los perales (como muchos otros árboles frutales)
tienen una tendencia inherente hacia la vecería (el árbol produce un alto
rendimiento en un año y un rendimiento bajo, si no cero, en el año siguiente).
Los productores profesionales de pera pueden mitigar este fenómeno después
de años de manejo de alta calidad (riego, fertilización, polinización, poda,
adelgazamiento).

6
Producción de palto

El rendimiento promedio de palta Hass en el Perú es mayor en la sierra que en


el costa según estudios realizados por la (AGAP), quienes tomaron dos Ha para
realizar pruebas de rendimiento.
Al respecto, señaló que en la zona andina de Ayacucho (donde se instalaron las
plantaciones de prueba) se obtuvieron 20 toneladas por hectárea mientras que
en la costa el rendimiento asciende a 15 toneladas por Ha. Aclaró que dicho
resultado es posible siempre y cuando los cultivos se manejen de forma
adecuada.
“Si no hay tecnología, buenas prácticas agrícolas ni la adecuada alimentación
que requiere el frutal, los rendimientos serán bajos. Esa es la razón por la cual
tenemos rendimientos bajos en la sierra”, aseveró.
Asimismo indicó que Perú es competitivo en la producción de palta pero se
podría mejorar si se cultiva adecuadamente. En ese sentido, dijo que Perú el
rendimiento promedio es de 11.048 kilos por Ha, siendo las regiones que lideran
los mayores rendimientos en nuestro país: Arequipa con 19.177 kilos por Ha; La
Libertad, 15.295 kg/Ha; Ica, 14.514 kg/Ha; Piura, 11.699 kg/Ha; Lima, 10.712
kg/Ha; Ancash, 10.071 kg/Ha; Cajamarca 8.745 kg/Ha; Ayacucho, 8.137 kg/Ha;
Junín 8.003 kg/Ha y Apurímac 5.987 kg/Ha.
Cultivo de Rábano()
Su cosecha se da cuando las raíces alcanzan un diámetro de 2 a 5 cm
dependiendo de la variedad, aproximadamente a los 30 – 45 días de la siembra.
En algunos mercados especializados se prefieren rabanitos pequeños, que son
más sabrosos, nutritivos y tienen un sabor más suave. Rendimiento potencial:
10 toneladas por ha, 2kg /m².

¿Cómo saber si nuestros productos están listos para ser


cosechados?
 Color de la cáscara: se puede observar el cambio de color conforme
los productos van madurando. Este es el caso del tomate, donde
existen estándares de color.
 Tamaño: en algunas hortalizas, como el tomate o los pimientos, se
toma como referencia el tamaño deseado por el mercado o el típico de
la variedad.
 Cambios en las hojas: factor muy utilizado en bulbos como cebolla,
cuando se sabe que están listas para cosecha cuando las hojas se
doblan y comienzan a morir.
 Contenido de azúcares: con el uso de un medidor óptico, como un
refractómetro, se determina el contenido de azúcar en grados Brix.
Este mecanismo se emplea en sandía y melones.

7
 Tomate: se debe cosechar conforme a escala de color. Además, si se
parte en dos, las semillas deben verse bien formada y con material
gelatinoso dentro.
 Cebolla: el cuello se siente bien seco y no resbaloso. Del 10 al 20% de
las hojas comienzan a doblarse.
 Calabacita: el tamaño es el determinante. Se debe tomar en cuenta qué
variedad es y cosechar en el tamaño típico de esa variedad. Hay que
evitar que se sobre-madure, cosechando antes que las semillas se
alarguen y endurezcan.
 Chile: si se corta en verde, se debe tomar como referencia el tamaño
ideal de la variedad y/o mercado, además de realizar pruebas de
firmeza. En cambio, si se corta con color (rojo u otros) se debe
cosechar cuando se encuentre con color arriba del 50% de los frutos.

Consejos adicionales
 Ya que se conoce el punto óptimo de cosecha, te damos
los siguientes consejos para cosechar:
 Cuando lo hagas, evita tratos toscos a los frutos,
procurando acomodarlos suavemente sobre los
contenedores que se utilizan durante la cosecha. Hay que
evitar cosechar con calor excesivo, y poner de inmediato
los productos a la sombra mientras se espera el
transporte.
 Preferentemente el método de transporte debe estar
protegido del sol. Si esto no es posible, por lo menos
poner a la sombra los frutos cosechados durante un
tiempo antes de transportarlo, con el objetivo que
disminuyan la temperatura externa.
 Esperamos que estos consejos sean útiles para tu próxima
cosecha, y recuerda que Seminis es tu aliada en todo tu
proceso productivo. Te deseamos gran éxito en tus
cosechas.

8
http://www.fao.org/docrep/006/Y4893S/y4893s04.htm#bm04.1

http://www.bvsde.paho.org/bvsacd/cd51/subsector/cap3.pdf

http://agraria.pe/noticias/rendimiento-promedio-de-palta-hass-en-la-sierra-es-
de-33-ma-4746

http://www.seminis.mx/blog-guia-para-conocer-el-punto-exacto-de-cosecha-de-
nuestras-hortalizas/

http://www.seminis.mx/blog-guia-para-conocer-el-punto-exacto-de-cosecha-de-
nuestras-hortalizas/
https://www.monografias.com/trabajos88/manejo-se-cosecha-y-
postcosecha/manejo-se-cosecha-y-postcosecha.shtml