Está en la página 1de 4

Minerales orgánicos en la alimentación de pollos de

engorde
En el tracto digestivo de las aves, la interrelación entre los diversos minerales puede ser tanto
antagónica como sinérgica. Los iones minerales pueden competir entre ellos por los sitios de
absorción existentes en el intestino.

Abril 24/2017
Lima - Perú
0
Más sobre: Artículos avícolas minerales quelatos Pollos de engorde

En la formulación de dietas balanceadas para pollos de engorde, la suplementación de


minerales contribuye a asegurar y sostener muchos procesos metabólicos para una óptima
respuesta durante el crecimiento y desarrollo de las aves. Una forma de conocer si las
necesidades de minerales fueron realmente atendidas, es obteniendo información de los
requerimientos de minerales en cada etapa de la vida de las aves y conociendo la
composición mineral de los ingredientes utilizados en las dietas.

Tradicionalmente, aumentar la disponibilidad de los minerales aumentando la cantidad


de minerales en la dieta puede conducir a una suplementación extra que podría causar
interacciones o trastornos digestivos y alteraciones metabólicas, los cuales pueden afectar
su absorción y la absorción de otros minerales, siendo excretados, llevando a pérdidas
económicas y ocasionando problemas de contaminación ambiental.

Por otra parte, la utilización de los minerales puede ser afectada por:

• La composición físico-química de los alimentos.

• Tipo de ingrediente utilizado.

• Estado fisiológico y edad del animal.

• Interacción con otros minerales.

De este modo, la simple suplementación de minerales en las raciones no garantiza su


absorción ni utilización por el ave. Como ya se mencionó anteriormente, debe existir una
interrelación entre las cantidades de mineral suplementado, los ingredientes utilizados en
la formulación, así como los factores propios del animal.

Minerales

Los minerales se clasifican en macro y microminerales. Los macrominerales están


vinculados principalmente con las funciones MINERALES ORGÁNICOS EN LA
ALIMENTACIÓN DE POLLOS DE ENGORDE estructurales y fisiológicas, mientras
que los microminerales son importantes para el sistema inmunológico, reproducción y
crecimiento (Viera, 2008). Los pollos de engorde necesitan ligeramente mayores
cantidades de macrominerales (expresados en % de ración) y cantidades menores de
microminerales (expresados en ppm o ppb).

Funciones de los minerales en pollos de engorde

Los minerales tienen diferentes funciones en el organismo de las aves (Barruceli, 2002;
Borges, 2005; Yogesh, et al., 2013; Swiatkiewicz, 2014) como:

1. Formación del esqueleto, como parte de las proteínas y lípidos, integridad de la pared
celular y mantenimiento de la presión osmótica.

2. Regulación de procesos orgánicos.

3. Balance ácido básico, balance electrolítico.

4. Actúan como cofactores ayudando a liberar energía.

5. Antioxidantes: selenio, zinc, cobre, manganeso.

6. Sistema inmune: cobre, zinc, hierro, selenio.

7. Producción de energía: fósforo, magnesio, manganeso.

8. Sistema hormonal: hierro, manganeso, zinc, cobre, magnesio, potasio.

9. Producción de vitaminas: cobalto.

10. Sistemas enzimáticos: zinc, cobre, manganeso, magnesio, hierro.

11. Reproducción: fósforo, cobre, potasio, manganeso, zinc y magnesio.

12. Mejora la producción y peso de los pollos: cromo.

Minerales orgánicos o quelatos

En el tracto digestivo de las aves, la interrelación entre los diversos minerales puede ser
tanto antagónica como sinérgica (Borges, 2005; Kim et al., 2011), (Figura 1). Los iones
minerales pueden competir entre ellos por los sitios de absorción existentes en el intestino
(Yogesh, et al., 2013). Por ejemplo, el Cu, Zn y Fe compiten por la misma vía de
absorción. Por lo tanto, una dieta con niveles altos de cobre puede bloquear o disminuir
la absorción del Zn y Fe (Borges, 2005), afectando el desempeño y crecimiento de los
pollos.

Los minerales orgánicos o quelatos tienen ese nombre porque ellos han sido unidos a un
compuesto orgánico (aminoácidos, carbohidratos y proteínas), los cuales sirven de
vehículo para el mineral facilitando su transporte y absorción en el intestino (Rutz, 2001;
Saenmahayak et al., 2007; Kim et al., 2011).
Las sales inorgánicas utilizadas tradicionalmente en la suplementación mineral, tales
como óxidos, sulfatos y carbonatos, son liberadas en el proceso de digestión en iones
libres. Si el mineral no está unido a una molécula transportadora (vehículo), simplemente
no será absorbida, debido a que los minerales libres pueden formar coloides o
simplemente por los efectos antagónicos existentes entre ellos, compitiendo así por los
sitios de absorción, siendo eliminadas con las heces; y consecuentemente llevando a
alteraciones en el desempeño de las aves y ocasionando pérdidas económicas (Asku et
al., 2010).

En el caso de los minerales quelatos, como estos están unidos a una molécula orgánica
que les sirve de transporte, ellos atraviesan más fácilmente la pared intestinal, siendo
absorbidos y aprovechados en su totalidad, sin ser eliminados con las heces (Figura 2).

Ventajas del uso de minerales quelatos

El uso de minerales quelatos en las dietas para pollos de engorde representa una
alternativa importante en formulaciones futuras (Paik, 2001; Arthur et al., 2003; Asku et
al.; 2010), debido a que:

• Son más fácilmente absorbidos en el intestino que los metales en forma de sulfato u
óxido, ya que no están sujetos a la interferencia de otras sustancias durante su absorción.

• Llegan directamente a tejidos específicos y a los sistemas enzimáticos, utilizando vías


de absorción y el transporte de las moléculas que están unidas a ellos.

• Presentan mayor estabilidad.

• Optimizan las funciones orgánicas, atendiendo las necesidades reales de los animales.

• Presentan mayor biodisponibilidad en comparación con los minerales inorgánicos.

• Favorecen indirectamente la absorción de otros minerales disminuyendo los efectos


competitivos por los sitios de absorción.

• Pueden ser adicionados en las dietas en concentraciones más bajas que los minerales
inorgánicos, sin afectar el desempeño de las aves.

• Son más tolerables por las aves al ser menos tóxicos.

No obstante, la biodisponibilidad del mineral quelato dependerá principalmente de tres


aspectos (Borges, 2005; Asku et al., 2010):

• Forma de conexión con el mineral: siendo más fácilmente absorbidos los minerales
unidos a dos o tres aminoácidos.
• Peso molecular: a menor peso molecular ocurrirá una mayor absorción.

• Estabilización constante: la creación de 2 o 3 anillos de aminoácidos unidos para generar


estabilidad y resistir a la acción de las peptidasas.

Por lo tanto, no es suficiente con tener un quelato, es necesario que se observen estas
precauciones en su formación, las cuales deberían ser especificadas por el fabricante.

Consideraciones finales

• Los minerales quelatos tienen un mayor costo y pocas empresas en el Perú comercializan
este tipo de minerales, debido a que estos deben ser importados.

• Debido a que ellos se absorben casi en su totalidad, los minerales quelatos reducirían
las necesidades dietéticas de minerales de los pollos de engorde.

• El costo/beneficio debe ser mejor estudiada.

http://www.actualidadavipecuaria.com/articulos/Minerales-organicos-en-la-alimentacion-de-
pollos-de-engorde.html

También podría gustarte