Está en la página 1de 293

Paso 3- Vulnerabilidad de individuos y comunidades desde la neurociencia social.

Por

Diana Marcela Calvo González – Código: 1117551905

Nombre del curso-Código del curso

Neuropsicología (plan nuevo) - (403025a_611)

Presentado a

Ángela patricia Lara molina

Universidad Nacional Abierta y a Distancia UNAD


CEAD- Florencia
Escuela de ciencias sociales artes y humanidades -Psicología
Abril 2019
Objetivos

El objetivo principal es tener cuenta el concepto de la regulación emocional y cognición


social y de qué manera se dividen.

Objetivo específicos es llevar acabo 10 preguntas con respecto al tema y realizarla de forma
de entrevista, con cual se pueda dar una alerta a la persona respecto a la enfermedad que se
le presente. También teniendo en cuenta con el concepto que se trabaje, emocional o social.
Cuestionario de 10 preguntas desarrollado.

1. ¿Has pasado por alguna situación muy exigente para tu ánimo en el último tiempo?

2. ¿Sientes que tu trabajo te exige mucho?

3. ¿Cuándo tienes un problema al que no le encuentras solución?

4. ¿Notas algún cambio en tu carácter en los últimos meses?

5. ¿Puedes disfrutar tu tiempo libre?

6. ¿Has notado una disminución en algún plan o de tu rendimiento?

7. ¿Tienes algún tipo de dificultades con el sueño?

8. ¿Sientes que tu apetito ha variado?

9. ¿se asusta fácilmente?

10. ¿siente ansiedad, angustia o ira con frecuencia?

Formato de consentimiento informado


Análisis individual
Se
evidenci
aron
correlaci
ones
significat
ivas
entre los
rasgos
de
personal
idad y la
frecuenc
ia de uso
de las
estrategi
as de
regulaci
ón
emocion
al. La
Extraver
sión y
Respons
abilidad
mostraro
n
asociaci
ones
negativa
s con la
supresió
n de
estados
emocion
ales, y
positivas
con la
reevalua
ción
cognitiva
, tanto
en
hombres
como en
mujeres.
La
Amabilid
ad y la
Apertura
a la
Experien
cia
también
mostraro
n
asociaci
ones
negativa
s con la
supresió
n de
estados
emocion
ales,
sólo en
mujeres.
El
Neurotici
smo
mostró
asociaci
ones
negativa
s
significat
ivas con
la
reevalua
ción
cognitiva
, en
hombres
y
mujeres.
En
cuanto a
las
diferenci
as de
sexo, las
mujeres
mostraro
n mayor
Respons
abilidad
y
Neurotici
smo, y
utilizaro
n con
mayor
frecuenc
ia la
estrategi
a de
reevalua
ción
cognitiva
que los
hombres
. Por su
parte,
los
hombres
mostraro
n mayor
Apertura
a la
Experien
cia y
utilizaro
n con
mayor
frecuenc
ia que
las
mujeres
la
estrategi
a de
supresió
n
emocion
al.
En
cuanto a
las
diferenci
as según
la
carrera
que
cursan,
se
verificar
on
diferenci
as
significat
ivas que
permitier
on
establec
er que
los
estudian
tes de
Psicologí
a son
más
Amables
que
los de
Cs.
Económi
cas, más
Respons
ables
que los
de
Humanid
ades, y
menos
Abiertos
a la
Experien
cia que
los de
Arquitect
ura. Por
otra
parte,
los
estudian
tes de
Cs.
Económi
cas
son
menos
Abiertos
a la
Experien
cia que
los de
Humanid
ades y
Arquitect
ura.
A su vez,
los
estudian
tes de
Psicologí
a
utilizaro
n con
mayor
frecuenc
ia
estrategi
as de
reevalua
ción
cognitiva
que los
de
Derecho
y Cs.
Económi
cas. Los
estudian
tes de
Cs. de la
Salud
mostraro
n de
manera
significat
iva
mayor
frecuenc
ia de uso
en
reevalua
ción
cognitiva
que los
estudian
tes de
Derecho.
Estos
resultad
os
permiten
establec
er que
los
rasgos
de
personali
dad
poseen
capacida
d
explicati
va de las
diferenci
as
individua
les en la
frecuenc
ia de uso
de la
Reevalu
ación
Cognitiv
a y la
Supresió
n de
Estados
Emocion
ales, y
que los
mismos
se
vinculan
al sexo y
a la
carrera
que
estudian
Se
evidenci
aron
correlaci
ones
significat
ivas
entre los
rasgos
de
personal
idad y la
frecuenc
ia de uso
de las
estrategi
as de
regulaci
ón
emocion
al. La
Extraver
sión y
Respons
abilidad
mostraro
n
asociaci
ones
negativa
s con la
supresió
n de
estados
emocion
ales, y
positivas
con la
reevalua
ción
cognitiva
, tanto
en
hombres
como en
mujeres.
La
Amabilid
ad y la
Apertura
a la
Experien
cia
también
mostraro
n
asociaci
ones
negativa
s con la
supresió
n de
estados
emocion
ales,
sólo en
mujeres.
El
Neurotici
smo
mostró
asociaci
ones
negativa
s
significat
ivas con
la
reevalua
ción
cognitiva
, en
hombres
y
mujeres.
En
cuanto a
las
diferenci
as de
sexo, las
mujeres
mostraro
n mayor
Respons
abilidad
y
Neurotici
smo, y
utilizaro
n con
mayor
frecuenc
ia la
estrategi
a de
reevalua
ción
cognitiva
que los
hombres
. Por su
parte,
los
hombres
mostraro
n mayor
Apertura
a la
Experien
cia y
utilizaro
n con
mayor
frecuenc
ia que
las
mujeres
la
estrategi
a de
supresió
n
emocion
al.
En
cuanto a
las
diferenci
as según
la
carrera
que
cursan,
se
verificar
on
diferenci
as
significat
ivas que
permitier
on
establec
er que
los
estudian
tes de
Psicologí
a son
más
Amables
que
los de
Cs.
Económi
cas, más
Respons
ables
que los
de
Humanid
ades, y
menos
Abiertos
a la
Experien
cia que
los de
Arquitect
ura. Por
otra
parte,
los
estudian
tes de
Cs.
Económi
cas
son
menos
Abiertos
a la
Experien
cia que
los de
Humanid
ades y
Arquitect
ura.
A su vez,
los
estudian
tes de
Psicologí
a
utilizaro
n con
mayor
frecuenc
ia
estrategi
as de
reevalua
ción
cognitiva
que los
de
Derecho
y Cs.
Económi
cas. Los
estudian
tes de
Cs. de la
Salud
mostraro
n de
manera
significat
iva
mayor
frecuenc
ia de uso
en
reevalua
ción
cognitiva
que los
estudian
tes de
Derecho.
Estos
resultad
os
permiten
establec
er que
los
rasgos
de
personali
dad
poseen
capacida
d
explicati
va de las
diferenci
as
individua
les en la
frecuenc
ia de uso
de la
Reevalu
ación
Cognitiv
a y la
Supresió
n de
Estados
Emocion
ales, y
que los
mismos
se
vinculan
al sexo y
a la
carrera
que
estudian
Se
evidenci
aron
correlaci
ones
significat
ivas
entre los
rasgos
de
personal
idad y la
frecuenc
ia de uso
de las
estrategi
as de
regulaci
ón
emocion
al. La
Extraver
sión y
Respons
abilidad
mostraro
n
asociaci
ones
negativa
s con la
supresió
n de
estados
emocion
ales, y
positivas
con la
reevalua
ción
cognitiva
, tanto
en
hombres
como en
mujeres.
La
Amabilid
ad y la
Apertura
a la
Experien
cia
también
mostraro
n
asociaci
ones
negativa
s con la
supresió
n de
estados
emocion
ales,
sólo en
mujeres.
El
Neurotici
smo
mostró
asociaci
ones
negativa
s
significat
ivas con
la
reevalua
ción
cognitiva
, en
hombres
y
mujeres.
En
cuanto a
las
diferenci
as de
sexo, las
mujeres
mostraro
n mayor
Respons
abilidad
y
Neurotici
smo, y
utilizaro
n con
mayor
frecuenc
ia la
estrategi
a de
reevalua
ción
cognitiva
que los
hombres
. Por su
parte,
los
hombres
mostraro
n mayor
Apertura
a la
Experien
cia y
utilizaro
n con
mayor
frecuenc
ia que
las
mujeres
la
estrategi
a de
supresió
n
emocion
al.
En
cuanto a
las
diferenci
as según
la
carrera
que
cursan,
se
verificar
on
diferenci
as
significat
ivas que
permitier
on
establec
er que
los
estudian
tes de
Psicologí
a son
más
Amables
que
los de
Cs.
Económi
cas, más
Respons
ables
que los
de
Humanid
ades, y
menos
Abiertos
a la
Experien
cia que
los de
Arquitect
ura. Por
otra
parte,
los
estudian
tes de
Cs.
Económi
cas
son
menos
Abiertos
a la
Experien
cia que
los de
Humanid
ades y
Arquitect
ura.
A su vez,
los
estudian
tes de
Psicologí
a
utilizaro
n con
mayor
frecuenc
ia
estrategi
as de
reevalua
ción
cognitiva
que los
de
Derecho
y Cs.
Económi
cas. Los
estudian
tes de
Cs. de la
Salud
mostraro
n de
manera
significat
iva
mayor
frecuenc
ia de uso
en
reevalua
ción
cognitiva
que los
estudian
tes de
Derecho.
Estos
resultad
os
permiten
establec
er que
los
rasgos
de
personali
dad
poseen
capacida
d
explicati
va de las
diferenci
as
individua
les en la
frecuenc
ia de uso
de la
Reevalu
ación
Cognitiv
a y la
Supresió
n de
Estados
Emocion
ales, y
que los
mismos
se
vinculan
al sexo y
a la
carrera
que
estudian
Se
evidenci
aron
correlaci
ones
significat
ivas
entre los
rasgos
de
personal
idad y la
frecuenc
ia de uso
de las
estrategi
as de
regulaci
ón
emocion
al. La
Extraver
sión y
Respons
abilidad
mostraro
n
asociaci
ones
negativa
s con la
supresió
n de
estados
emocion
ales, y
positivas
con la
reevalua
ción
cognitiva
, tanto
en
hombres
como en
mujeres.
La
Amabilid
ad y la
Apertura
a la
Experien
cia
también
mostraro
n
asociaci
ones
negativa
s con la
supresió
n de
estados
emocion
ales,
sólo en
mujeres.
El
Neurotici
smo
mostró
asociaci
ones
negativa
s
significat
ivas con
la
reevalua
ción
cognitiva
, en
hombres
y
mujeres.
En
cuanto a
las
diferenci
as de
sexo, las
mujeres
mostraro
n mayor
Respons
abilidad
y
Neurotici
smo, y
utilizaro
n con
mayor
frecuenc
ia la
estrategi
a de
reevalua
ción
cognitiva
que los
hombres
. Por su
parte,
los
hombres
mostraro
n mayor
Apertura
a la
Experien
cia y
utilizaro
n con
mayor
frecuenc
ia que
las
mujeres
la
estrategi
a de
supresió
n
emocion
al.
En
cuanto a
las
diferenci
as según
la
carrera
que
cursan,
se
verificar
on
diferenci
as
significat
ivas que
permitier
on
establec
er que
los
estudian
tes de
Psicologí
a son
más
Amables
que
los de
Cs.
Económi
cas, más
Respons
ables
que los
de
Humanid
ades, y
menos
Abiertos
a la
Experien
cia que
los de
Arquitect
ura. Por
otra
parte,
los
estudian
tes de
Cs.
Económi
cas
son
menos
Abiertos
a la
Experien
cia que
los de
Humanid
ades y
Arquitect
ura.
A su vez,
los
estudian
tes de
Psicologí
a
utilizaro
n con
mayor
frecuenc
ia
estrategi
as de
reevalua
ción
cognitiva
que los
de
Derecho
y Cs.
Económi
cas. Los
estudian
tes de
Cs. de la
Salud
mostraro
n de
manera
significat
iva
mayor
frecuenc
ia de uso
en
reevalua
ción
cognitiva
que los
estudian
tes de
Derecho.
Estos
resultad
os
permiten
establec
er que
los
rasgos
de
personali
dad
poseen
capacida
d
explicati
va de las
diferenci
as
individua
les en la
frecuenc
ia de uso
de la
Reevalu
ación
Cognitiv
a y la
Supresió
n de
Estados
Emocion
ales, y
que los
mismos
se
vinculan
al sexo y
a la
carrera
que
estudian
Se
evidenci
aron
correlaci
ones
significat
ivas
entre los
rasgos
de
personal
idad y la
frecuenc
ia de uso
de las
estrategi
as de
regulaci
ón
emocion
al. La
Extraver
sión y
Respons
abilidad
mostraro
n
asociaci
ones
negativa
s con la
supresió
n de
estados
emocion
ales, y
positivas
con la
reevalua
ción
cognitiva
, tanto
en
hombres
como en
mujeres.
La
Amabilid
ad y la
Apertura
a la
Experien
cia
también
mostraro
n
asociaci
ones
negativa
s con la
supresió
n de
estados
emocion
ales,
sólo en
mujeres.
El
Neurotici
smo
mostró
asociaci
ones
negativa
s
significat
ivas con
la
reevalua
ción
cognitiva
, en
hombres
y
mujeres.
En
cuanto a
las
diferenci
as de
sexo, las
mujeres
mostraro
n mayor
Respons
abilidad
y
Neurotici
smo, y
utilizaro
n con
mayor
frecuenc
ia la
estrategi
a de
reevalua
ción
cognitiva
que los
hombres
. Por su
parte,
los
hombres
mostraro
n mayor
Apertura
a la
Experien
cia y
utilizaro
n con
mayor
frecuenc
ia que
las
mujeres
la
estrategi
a de
supresió
n
emocion
al.
En
cuanto a
las
diferenci
as según
la
carrera
que
cursan,
se
verificar
on
diferenci
as
significat
ivas que
permitier
on
establec
er que
los
estudian
tes de
Psicologí
a son
más
Amables
que
los de
Cs.
Económi
cas, más
Respons
ables
que los
de
Humanid
ades, y
menos
Abiertos
a la
Experien
cia que
los de
Arquitect
ura. Por
otra
parte,
los
estudian
tes de
Cs.
Económi
cas
son
menos
Abiertos
a la
Experien
cia que
los de
Humanid
ades y
Arquitect
ura.
A su vez,
los
estudian
tes de
Psicologí
a
utilizaro
n con
mayor
frecuenc
ia
estrategi
as de
reevalua
ción
cognitiva
que los
de
Derecho
y Cs.
Económi
cas. Los
estudian
tes de
Cs. de la
Salud
mostraro
n de
manera
significat
iva
mayor
frecuenc
ia de uso
en
reevalua
ción
cognitiva
que los
estudian
tes de
Derecho.
Estos
resultad
os
permiten
establec
er que
los
rasgos
de
personali
dad
poseen
capacida
d
explicati
va de las
diferenci
as
individua
les en la
frecuenc
ia de uso
de la
Reevalu
ación
Cognitiv
a y la
Supresió
n de
Estados
Emocion
ales, y
que los
mismos
se
vinculan
al sexo y
a la
carrera
que
estudian
Link del video tomado en la entrevista.
Conclusiones

La regulación emocional es la capacidad para manejar las emociones de forma apropiada.


Supone tomar conciencia de la relación entre emoción, cognición y comportamiento; tener
buenas estrategias de afrontamiento; capacidad para autogenerarse emociones positivas,
etc.
Los micros competencias que la configuran son:
Expresión emocional apropiada.- Es la capacidad para expresar las emociones de forma
apropiada. Implica la habilidad para comprender que el estado emocional interno no
necesita corresponder con la expresión externa. Esto se refiere tanto en uno mismo como en
los demás. En niveles de mayor madurez, supone la comprensión del impacto que la propia
expresión emocional y el propio comportamiento, puedan tener en otras personas. También
incluye el hábito para tener esto en cuenta en el momento de relacionarse con otras
personas.
Regulación de emociones y sentimientos.- Es la regulación emocional propiamente dicha.
Esto significa aceptar que los sentimientos y emociones a menudo deben ser regulados. Lo
cual incluye: regulación de la impulsividad (ira, violencia, comportamientos de riesgo);
tolerancia a la frustración para prevenir estados emocionales negativos (ira, estrés,
ansiedad, depresión); perseverar en el logro de los objetivos a pesar de las dificultades;
capacidad para diferir recompensas inmediatas a favor de otras más a largo plazo pero de
orden superior, etc.
Habilidades de afrontamiento: Habilidad para afrontar retos y situaciones de conflicto, con
las emociones que generan. Esto implica estrategias de autorregulación para gestionar la
intensidad y la duración de los estados emocionales.
Competencia para autogenerar emociones positivas.- Es la capacidad para autogenerarse y
experimentar de forma voluntaria y consciente emociones positivas (alegría, amor, humor,
fluir) y disfrutar de la vida. Capacidad para auto-gestionar el propio bienestar emocional en
busca de una mejor calidad de vida.
A Modo explicativo y funcional, podemos localizar a la cognición social entre una de las
funciones del lóbulo frontal; el cual está conformado por las áreas orbital, medial y dorso
lateral. Es donde se localizan las funciones ejecutivas y varios aspectos de la conducta
humana. Es desde esta área donde se planean, se controlan y se regulan los procesos
psicológicos; se pueden coordinar y seleccionar procesos y optar por diferentes opciones,
en cuanto a las diferentes conductas posibles para la resolución de un mismo problema.
Podríamos localizar en este sistema la influencia de las motivaciones e intereses para llegar
a determinada meta. Es decir: el sistema integrativo del lóbulo frontal, es donde a modo
pedagógico podemos encontrar las formas complejas del ser humano, sus pensamientos y
sus conductas.

También podría gustarte