Está en la página 1de 7

CONVIVENCIA DEMOCRÁTICA

Es vivir en armonía con el que piensa distinto o que tiene diferente idioma, cultura raza, religión sin
que los derechos de una persona avancen sobre los derechos de los demás.
LA CONVIVENCIA DEMOCRATICA:
La convivencia democrática es aquella que permite al ciudadano vivir respetando sus derechos y
obligaciones dentro de la sociedad. Convivencia democrática significa "vivir" "con" el que piensa
distinto o que tiene distinto idioma, cultura, raza, religión, ideología política, etc., en armonía sin que
los derechos de una persona avancen sobre los derechos de los demás. Para respetar la
convivencia democrática hay una obligación moral y subjetiva que es la que nos cabe como
integrantes del género humano y que está basada en que todos los seres humanos deben tener un
trato igualitario sin importar las diferencias de origen. Convivencia democrática es saber vivir con
armonía respetando los derechos de los demás
Valores principales de la convivencia democrática
Tolerancia
Considerada como pilar fundamental de la convivencia democrática, hace referencia a una actitud
positiva ante las diferencias. Consiste en respetar y apreciar las diferencias que se tienen con otros.
Diálogo
La interacción entre individuos y/o grupos diferentes contribuye a formar un ciudadano integral que
valora los derechos de los demás.
Educación
Para la generalización del concepto de convivencia democrática, es necesario llevarlo a las aulas en
sus diferentes niveles educativos, para reforzar los valores de paz y armonía.
Equidad
Todos los ciudadanos tienen derecho a las mismas oportunidades de desarrollo.
Solidaridad
Es una conducta ética que sirve para el apoyo de las personas más desprotegidas, con el fin de que
alcancen mayor independencia y libertad.
Problemas en la convivencia democrática
El concepto de la convivencia democrática busca que todos los individuos vivan e interactúen a
pesar de las diferencias que puedan presentar entre sí. No obstante, existen algunos obstáculos que
impiden el logro de ese objetivo general.
Discriminación étnica y racismo
La diversidad racial y étnica también ha propiciado la aparición de diferencias entre los estratos
socioeconómicos, sin nombrar los conflictos que genera el mestizaje.
Asimismo, se presenta la desvalorización de las herencias culturales, idiomas, manifestaciones
religiosas y costumbres.
Discriminación de género
Aunado al escenario anterior está la discriminación de género, que también se manifiesta en forma
de una percepción de supremacía de uno sobre el otro.
Normas de convivencia democrática
Las normas en una convivencia democrática buscan preservar los principios de tolerancia y respeto
a través de una serie de preceptos que, a su vez, garanticen los lineamientos mínimos de la
conducta civilizada.
Existen de varios tipos de normas de convivencia democrática: de carácter moral, legal, religioso,
social y jurídico. Todas buscan promover valores humanos, reflejar el comportamiento ideal e indicar
las penalizaciones que deben ejecutarse en el momento en el cual se incumplan.
A continuación, se detallarán las normas de convivencia democrática más importantes:
– Debe promoverse el respeto por los derechos individuales.
– Como todos los seres humanos son iguales entre sí, debe existir un trato igualitario sin importar las
diferencias de origen.
– Nadie puede ser molestado por su raza, religión, idioma, ideología, cultura, género, nivel de
educación ni condición social.
– Es necesario cuidar la salud propia y la ajena.
– Quien infrinja la ley, deberá aceptar y enfrentar las consecuencias de sus actos.
¿Por qué es importante la convivencia democrática?
La convivencia democrática es un planteamiento que trabaja en función del civismo con el fin de
lograr sociedades justas y libres.
La toma de conciencia con relación a la diversidad cultura, las fluctuaciones sociales y el crisol de
identidades, será el componente principal que servirá para encaminarse hacia naciones y pueblos
tolerantes y con estructuras sustentables.
A través de la promoción de relaciones afectuosas, solidarias, seguras y tolerantes entre los
miembros y grupos de las comunidades será posible la implementación de la justicia social, así
como prácticas equitativas para generar finalmente una cultura de paz.
LA CONVIVENCIA DEMOCRÁTICA EN EL PERÚ
Hay otra obligación de otros órdenes que es el respeto a la ley, que no es ni más ni menos el
respeto de los derechos individuales de las personas, entonces de forma objetiva el respeto a la ley
en un sistema democrático viene a significar el respeto de normas de convivencia que surgen y
vienen a preservar el ambiente democrático.
Nadie puede ser molestado por tener diferencia de ideas, religión, raza, cultura, etc.
Porque justamente la ley es el sostén de la libertad de todos y de cada uno, y no de uno sólo en
pérdida de otro
VALORES QUE PUEDEN ASEGURAR LA PAZ
"La tolerancia y el diálogo, son los valores que pueden asegurar la paz, como se pone
demanifiesto en aquellas sociedades que viven en sistemas de convivencia verdaderamentedemocr
áticos". Siendo tolerantes y respetando a los demás.
Tolerancia:
Es una actitud positiva frente a las diferencias. Es respetar, aceptar y
apreciar costumbres, ideas, aspectos, gustos, creencias, valores opiniones distintas de las nuestras.
Todos, para vivir en paz, tenemos que tratar y ser tratados con respeto y dignidad.
Dialogo:
Es una conversación entre dos o más personas, mediante la que se intercambia información y se
comunican pensamientos sentimientos y deseos.

convivencia democrática
1.- Concepto: La Convivencia Democrática es un sistema político, una forma de organ
una forma de relacionarnos conviviendo.
2.- La Democracia: Se sustenta en el diálogo y la concertación, reconoce el valor de ca
dignidad de cada persona.

3.- Importancia de la Convivencia Democrática :


- Se logra el bienestar colectivo
- Los seres humanos somos diferentes unos de otros, tenemos diversos gustos y co
- La democracia se fundamenta en el respeto, reconociendo lo valioso de cada
persona, siendo asertivos y evitando la violencia.
- Solo la convivencia pacífica permitirá a una persona sentirse segura, pues en un
ambiente de respeto y tolerancia evita la confrontación, el odio y la venganza.
Ingresar a http://www.infopaci.com, luego de leer elabora 2 diapositivas, ilustrando
cuaderno lo siguiente:
1.- ¿A quién le corresponde construir la democracia?
2.- ¿ Busco solucionar los problemas de manera no violenta? Ejemplos
3.- Con tus palabras interpreta: "La violencia se aprende, igual que se aprende a hablar o a am
4.- En tu cuaderno elabora un organizador visual de convivencia democrática en una cultura d
LA CRISIS DE VIOLENCIA EN EL PERÚ
INGRESAR A LA PÁGINA: http://www.larepublica.pe/21-10-2011/hay-16-mil-
desaparecidos-por-terrorismo-en-el-peru
Responden las siguientes preguntas: ¿Cuál es el tema central de la noticia?¿Qué
debilidades del Estado Peruano se mencionan en ella?
¿Por qué se dan situaciones de violencia en un país? lluvia de ideas

UN PASADO DOLOROSO: CRISIS DE VIOLENCIA


- Entre 1980 y 2000, el Perú vivió el episodio de violencia más intenso y
prolongado de la vida republicana. Fue desatada por el Partido Comunista del
Perú - Sendero Luminoso (PCP _SL) inicio acciones terroristas.
En 1980, luego de un largo periodo de dictadura militar, Fernando Belaunde
Terry fue elegido presidente del Perú. En ese año SL, inició sus acciones
terroristas en Chuschi - Ayacucho. Las estrategias del gobierno no fueron
adecuadas, el terrorismo se desarrollo en esos años. Era tan evidente que el gob.
decidió delegar la solución del problema a las Fuerzas Armadas. Primero en
Ayacucho 1982 entregando a los militares el control Político y militar del
departamento y luego a la mayor parte del país, creando los comando políticos -
militares, luego surgió el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA),
agrupación que contribuyó al incremento de la crisis de violencia en el Perú.
En 1985, Alan García Pérez fue elegido presidente y continuó con la política
antisubversiva del gob. anterior. La violencia se acrecentó y fue uno de los
principales problemas sumadas a una profunda crisis económica.
Los terroristas de SL, emboscaban a militares y asesinaban a campesinos y
autoridades elegidas, a funcionarios, maestros, monjas y sacerdotes, mientras el
MRTA realizaba secuestros, asaltos a bancos y cometía asesinatos selectivos, en
este periodo surge el comando paramilitar Rodrigo Franco.
- Las Fuerzas Armadas y Policiales para combatir la violencia terrorista, ejercia
una dura represión contra SL y el MRTA. La Comisión de la Verdad y
Reconciliación ha registrado casos que atentaron contra la población y violaron
Derechos Humanos.
- En 1990, Alberto Fujimori Fujimori gano las elecciones presidenciales, ya para
ese entonces las acciones terroristas se habían perpetrado en la sierra central y
sur del país y en menor escala en los barrios populares de las ciudades.
- Luego del autogolpe de Alberto Fujimori el 5 de abril de 1992 y el gbno.
emprendió una doble política, endureció la política antisubversiva, con los
tribunales sin rostro, se conformó el grupo Colina, una red de inteligencia que
incurrió en una serie de delitos En 1992 el 9 de junio, Víctor Polay, lider del
MRTA, es capturado y en noviembre de ese mismo año fue capturado Abimael
Guzmán, lider del PCP -SL.

Actividades para la casa:


1-. Averigua cómo fue la captura del líder del PCP-SL. Piensa que eres un
reportero de la época y redacta una nota periodística sobre el tema. Finaliza tu
redacción haciendo una pequeña reflesión sobre qué significó este hecho para
nuestro país.
2-. Lee las pág. 60 y 61 y responde las preguntas en el cuaderno.
Tema 08: Convivencia Democratica y Cultura de Paz
VIVIMOS EN COMUNIDAD.

Para conseguir una convivencia pacífica en comunidad es necesario conocer y valorar nuestros derechos y los
derechos de los demás, y también cumplir con nuestros deberes. Algunos de estos derechos y deberes están
recogidos en la Constitución.“El derecho de uno termina, donde empieza el derecho del otro”

Algunos de nuestros derechos:

 Derecho a la educación.

 Derecho a no ser discriminados por nuestra raza, sexo, religión ni por ninguna otra circunstancia personal.

 Derecho a elegir a nuestros representantes a partir de los dieciocho años.

 Derecho a expresar libremente nuestra opinión.

 Derecho a un trabajo que asegure una vida digna.

 Derecho a asociarnos con otras personas para defender nuestras ideas.

No todos disfrutamos plenamente de estos derechos. Así, hay muchas personas que no tienen trabajo o que
sufren algún tipo de discriminación.

Algunos de nuestros deberes:

 Deber de cumplir las leyes.

 Deber de pagar impuestos para contribuir a financiar los asuntos comunes, como la educación o la sanidad.

 Deber de trabajar para ayudar al progreso de la colectividad. El trabajo, además de un derecho, es un deber.

LA CONVIVENCIA: UNA TAREA DE TODOS.

Para poner en práctica estos derechos y deberes, podemos empezar con tareas sencillas, como estas:

Participar en las decisiones de nuestro grupo de amigos, respetando la opinión de los demás.

Ser comprensivos con los problemas de los demás.

Cumplir con responsabilidad nuestros deberes en casa, en clase, en la escuela.....

Respetar los derechos de los demás y rechazar las discriminaciones.

Todos tenemos derecho a la convivencia pacífica y a no sufrir agresiones de ningún tipo. Pero la violencia
está presente en nuestra sociedad de muchas formas:

Terrorismo. Lo ejercen las personas que rechazan la democracia e intentan imponer sus ideas sembrando el
terror entre la sociedad.

Xenofobia. Es el rechazo, hostilidad o antipatía hacia grupos de personas de diferente raza, religión o cultura.
La violencia hace mucho daño a la sociedad. Cuanto más unida esté la sociedad, menos poder tendrán los
violentos. Por eso, muchos ciudadanos se asocian para buscar soluciones pacíficas al problema de la
violencia, y para ayudar a quienes lo sufren.

CULTURA DE PAZ

Una cultura de paz está basada en los principios enunciados en la Carta de las Naciones Unidas y en el
respeto de los derechos humanos, la democracia y la tolerancia, la promoción del desarrollo, la educación
para la paz, la libre circulación de información y la mayor participación de la mujer como enfoque integral
para prevenir la violencia y los conflictos, y que se realicen actividades encaminadas a crear condiciones
propicias para el establecimiento de la paz y su consolidación.

La cultura de paz es un conjunto de valores, actitudes y comportamientos que reflejan el respeto a la vida, al
ser humano y a su dignidad, y que ponen en primer plano los derechos humanos, el rechazo a la violencia en
todas sus formas y la adhesión a los principios de libertad, justicia, solidaridad y tolerancia, así como la
comprensión entre los pueblos, los colectivos y las personas.

El movimiento por la cultura de paz halla su reflejo institucional en la Declaración y Plan de Acción para una
Cultura de Paz, aprobado unánimemente por la Asamblea General de Naciones Unidas el 13 de septiembre
de 1999. También se circunscribe en el Decenio Internacional para una Cultura de Paz, desde el año 2001
hasta el 2010, durante el que se insta individuos, grupos, asociaciones, comunidades educativas, empresas e
instituciones, a llevar a su actividad cotidiana el compromiso de:

Respetar todas las vidas

Rechazar la violencia

Liberar la generosidad

Escuchar para comprenderse

Preservar el planeta

Reinventar la solidaridad

Dicho compromiso se traduce concretamente en acciones desarrolladas a todos los niveles, desde la familia
hasta la sociedad civil, promoviendo:
- La educación para la paz, los derechos humanos y la democracia, la tolerancia y la comprensión mutua
nacional e internacional.
- La lucha contra toda forma de discriminación.

- La promoción de los principios y las prácticas democráticas en todos los ámbitos de la sociedad.

- La erradicación de la pobreza y la búsqueda de un desarrollo sostenible que beneficie a todos y que


proporcione a cada persona un marco de vida digno, promoviendo la justa distribución de la riqueza, el libre
flujo informativo y los conocimientos compartidos.

- La movilización de la sociedad civil con el fin de forjar en los jóvenes el deseo ferviente de buscar
nuevas formas de convivencia basadas en la conciliación, la generosidad y la tolerancia