Está en la página 1de 11

El Caso Abencia Meza

¿Qué hacemos con jueces que condenan a 30 años a una persona sin pruebas?

César Higa1 y Miguel Yagi2

Hace algunos meses, la Cuarta Sala Penal para Procesos con Reos en Cárcel de la Corte
Superior de Justicia de Lima (en adelante, la CSP) condenó a 30 años de cárcel a Abencia
Meza (en adelante, AM) como instigadora del delito de homicidio agravado de Alicia Delgado
Hilario (en adelante, AD). Ella terminaría de cumplir su sentencia el 22 de marzo del 2042.

En general, toda sentencia debería ser bastante sólida en sus fundamentos; pero, en los casos
penales esa exigencia debería ser aun mayor por estar en juego el proyecto de vida de una
persona. En efecto, condenar a la cárcel a una persona afectará su libertad de movimiento, su
autonomía (no podrá desarrollarse libremente), creará sobre ella un estigma social del cual
será muy difícil librarse posteriormente, y creemos que no sería exagerado afirmar que su
salud mental también se verá mermada (depresión, ansiedad, etc.). Por eso, se les debe exigir
a los jueces y, en especial, a los penales que fundamenten objetiva y rigurosamente sus
sentencias, porque el proyecto de vida de una persona se encuentra en juego.

En este caso, son 30 años de cárcel a la que se ha condenado a AM, motivo por el cual
cualquiera supondría la que la Sentencia se encuentre debidamente fundamentada. Por
ejemplo, se esperaría que la hipótesis de la instigación sea la única hipótesis que explique los
hechos probados del caso y que, efectivamente, los hechos que se declaran probados lo estén.
Se supone que si la CSP condenó a 30 años a AM es porque tiene las pruebas y un
razonamiento contundente que justifica frustrar el proyecto de vida de esta persona y enviarla a
prisión.

Sin embargo, para nuestra sorpresa, las 140 páginas de la Sentencia no contienen
argumentación alguna sobre el delito por el cual se condenó a AM. No se analiza la
confiabilidad de los testimonios (ni los de oídas ni los de PM y de la empleada de AD).
Tampoco se analiza la confiabilidad y credibilidad de la prueba psicológica. El video donde
aparece AD no es analizado, sólo se lo describe. Tampoco se analiza cómo el contenido de
cada uno de estos medios probatorios (en adelante, MP) son relevantes respecto del hecho
que se intenta probar. Yo diría que muchos de ellos, sino casi todos son irrelevantes, y lo que
ocasionan es una falsa impresión (una suerte de ilusión óptica) de tener muchas pruebas en
contra de AM. Lo único que hizo la Sentencia fue listar los MP e indicar que ellos le permitían
inferir la tesis de la instigación, ¿cómo llegó a ese resultado? No se sabe.

Pero esos no son los únicos graves errores de la Sentencia. También contienen vicios
procesales graves. La Acusación Fiscal consiste en lo siguiente: “AM ordenó a PM matar a
AD”; pero la CSP resuelve que “AM instigó a PM para que mate a AD”. Como ven, ambos
hechos son distintos, y la Sala no puede resolver por un hecho que no fue objeto de acusación
ni de discusión en el proceso. No puede ser posible que me entere por la Sentencia que los
Jueces me estaban juzgando por un hecho distinto al que me defendí en el proceso. Si no les
importa la imputación de la acusación fiscal y ellos quieren juzgarme por otro delito que, por lo
menos, se lo digan. Esto incluso no se podría efectuar en nuestro actual sistema procesal. Los
jueces se deben limitar a los cargos imputados en la acusación.

La Sentencia también tiene defectos de redacción y presentación. Resulta evidente que los
magistrados han copiado y pegado una serie de párrafos y oraciones dentro del documento sin
preocuparse de que el texto sea coherente, bien estructurado y con un lenguaje simple y llano
para sus lectores. Este es un defecto menor entre todos los que han cometido, pero muestra la
falta de seriedad y cuidado con la cual la Sala resolvió el caso. Si este es el nivel de diligencia
que tienen para condenar a una persona a 30 años de cárcel, ya nos imaginamos qué harán en
los casos donde la pena sea de 20, 15 o 10 años.

1
Profesor de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Máster en Teoría de la Argumentación por la Universidad de
Alicante.
2
Bachiller en Derecho por la Pontificia Universidad Católica del Perú.
Por medio del presente artículo, sólo nos queremos concentrar en si existen razones
suficientes para afirmar que “AM instigó a PM a matar a AD” que es la conclusión a la cual
llegó la CSP para condenarla a 30 años de cárcel. En específico, nos queremos concentraren
los siguientes aspectos:

(i) si existen razones que permitan inferir que “AM instigó a PM a matar a AD”, que es la tesis
de la Sentencia; y,

(ii) si se ha analizado la confiabilidad, credibilidad y relevancia de los MP que se consideran


acreditan los hechos que se dan por probados.

En el presente artículo no analizaremos los aspectos procesales y de redacción de la


Sentencia, sin perjuicio de lo cual consideramos que, tal como hemos señalado, los errores
cometidos son tan graves que se debería declarar la nulidad de la Sentencia.

1. LA ESTRUCTURA ARGUMENTATIVA DE LA SENTENCIA RESPECTO DEL HECHO


POR EL CUAL SE CONDENA A AM

En la Sentencia, la CSP sólo lista cuáles son los MP3 que le permitiría inferir la tesis de que
AM instigó a PM a ultimar a AD (en adelante, la TS o tesis de la sentencia). En el Gráfico N°
1 se muestra la estructura argumentativa de la Sentencia.

Gráfico N° 1
Estructura de razonamiento de la Sentencia de la CSP

Tesis de la
Sentencia

AM instigó a PM a
Razonamiento sobre los MP para matar a AD
sustentar la tesis de la sentencia

Todas estas testimoniales y


declaraciones conforman cada una
y en conjunto una autoría
instigadora de AM sobre PM, a fin
de que este último mate a AD

Peritaje
Testimonio Ropa de PM Características
Testimonio Testimonio 8 Testimonio sicológico sobre
de empleada en la casa de personales de AM y
de PM de AM de oídas la personalidad
de AD AM su comportamiento
de AM

El argumento que utiliza la CSP para sostener que los MP listados previamente le permiten
inferir la tesis de la instigación es, textualmente, el siguiente4:

“Todas estas testimoniales y declaraciones conforman cada una y en conjunto,


una prueba relacionada a la autoría instigadora de Abencia Meza sobre
Mamanchura Antúnez a fin de que este último ultime a Alicia Delgado Hilario, lo
que en efecto realiza Mamanchura acatando la voluntad instigadora de Meza

3
El listado de los medios probatorios se encuentra entre las páginas 124 y 128. El lector puede verificar que la
sentencia sólo los lista, mas no realiza análisis alguno sobre ellos.
4
El “razonamiento” se encuentra en las páginas 128 y 129 de la Sentencia.
Luna.---- Como consecuencia de todos las pruebas anteriormente detalladas, se
infiere en la responsabilidad penal de ABENCIA MEZA LUNA, COMO
RESPONSABLE POR INSTIGACIÓN DEL DELITO DE HOMICIDIO
CALIFICADO COMETIDO POR PEDRO CESAR MAMANCHURA ANTUNEZ y
de conformidad con nuestras leyes (artículo veinticinco del Código Penal, le
corresponde la misma sanción que la del autor material del delito).”

Como se observa claramente, la Sentencia no analiza la confiabilidad y la credibilidad de los


diversos MP que lista. Lo único que hace, como ya se ha mencionado, es listarlos. Y luego,
señala que “cada uno de ellos y en conjunto” le permite sostener la tesis de la instigación.
Sin embargo, nunca nos dice cómo cada uno de ellos y en conjunto les permiten sostener la
tesis de la instigación. Si no conocemos las razones que la llevaron a concluir que AM es la
instigadora del homicidio de AD, ¿cómo podremos evaluar qué tan sólido es su
razonamiento? En el fondo, lo que nos piden es que le creamos que AM es la instigadora.
Esto, obviamente, es inaceptable cuando se le imputa a alguien que ha cometido un delito.
Si estos Jueces han llegado a la conclusión de que AM es la instigadora tienen que estar en
capacidad de dar cada una de las razones que le permiten sostener esa conclusión.

Si los Jueces no pueden expresar racionalmente sus razones, más allá de frases sin ningún
tipo de contenido “vista las pruebas cada una y en conjunto”, es porque ellos no saben
cómo realizar un análisis objetivo y racional del caso. En un sistema de justicia que se
precie de ser tal, la argumentación debe ser racional, esto es, la decisión debe encontrarse
sustentada en cada una de las razones expuestas en su fundamentación, lo cual permitirá
que los terceros podamos verificar y contrastar la validez y razonabilidad de la
argumentación esbozada en la Sentencia.

Si bien la falta de razonamiento ya justifica la nulidad de la Sentencia y, por lo menos,


alguna llamada de atención a los jueces que condenan a 30 años de cárcel con un análisis
de ese tipo, trataremos de analizar los diversos elementos listados en el extremo donde se
analiza la tesis de la instigación, en específico, los siguientes aspectos:

(i) La confiabilidad y credibilidad de cada uno de los MP listados en la Sentencia para


condenar a AM;

(ii) Qué hechos se podrían de cada MP a partir de las citas que realiza al inicio de la
Sentencia (las proposiciones fácticas); y,

(iii) Si los hechos derivados de cada MP permitirían inferir la tesis de la instigación.

En nuestro análisis, se mostrará que varios de los MP no debieron ser admitidos porque no
permiten probar el hecho para el cual fueron ofrecidos, son irrelevantes o su nivel de
confiabilidad y credibilidad es nulo. Para ello, será necesario detallar la relación entre los
medios probatorios, el hecho que se pretende probar con ellos y su relación con la tesis de
la instigación. En el Gráfico Nº 2 se puede observar la estructura detallada de los MP, las
proposiciones fácticas que se derivan de cada MP y su relación con la tesis de la
instigación.

Gráfico Nº 2
Reconstrucción de la estructura argumentativa de la Sentencia respecto de la
condena a AM
Tesis de la
Sentencia

Razonamiento sobre los hechos AM instigó a PM a matar


que le permitiría sustentar la tesis a AD
de la Sentencia
Todas estas testimoniales y
declaraciones conforman cada una
Proposiciones fácticas que
y en conjunto una autoría se quieren probar a partir
instigadora de AM sobre PM, a fin de los hechos
de que este último mate a AD

1 2 3 4 5 6 7

AM es una persona con


Yo escuché Yo Se podría TO: AD les cambios de humor bruscos: de
PM: AM me AD dice que
que AM amenacé inferir que dijo que AM la tristeza puede pasar a la ira,
ordenó que AM la amenazó
amenazó de de muerte tenían cierto la amenazó es irritable, tiene poco control
de muerte
mate a AD a AD vínculo de muerte de sus emociones, es
muerte a AD
inmadura, etc.

Medios
probatorios

Testimonio Ropa de PM Peritaje sicológico sobre la


Testimonio Testimonio 8 Testimonio Video de AD
de empleada en la casa de personalidad de AM
de PM de AM de oídas
de AD AM

2. ANÁLISIS DE LOS MEDIOS PROBATORIOS

2.1 Pruebas Testimoniales

A efectos de valorar objetivamente cada uno de los testimonios citados por la CSP, se
utilizará el siguiente esquema:

Gráfico N° 1
Esquema de análisis de la prueba testimonial

Elementos a analizar Análisis

Sí No
1 Observación directa de los
testigos de los hechos que
relatan
Competencia de
los testigos
Sí No
Comprensión de los hechos
que relatan.
Hecho a probar Medio probatorio

Antecedentes legales que


afecten su capacidad de
Honestidad
decir la verdad

AM instigó a PM a Declaración Prejuicios


2
matar a AD testimonial
Sesgo
Objetividad Interés en el
Credibilidad de los
testigos caso

Motivo

Sí No
Capacidad
sensorial

Memoria

Como se puede observar, en primer lugar, se debe identificar cuál es el hecho a probar
que, en este caso, consistió en determinar si “AM instigó a PM a matar a AD”. La
actividad probatoria y la inferencia sobre hechos girarán en torno al hecho sobre el que
se pretende imputar una responsabilidad a una persona. Si es que no se identifica
claramente el hecho a probar, entonces no se podrá saber qué se tiene que probar y
tampoco qué se tiene que inferir de los hechos probados.

En segundo lugar, se debe identificar bajo qué medio probatorio se acreditará ese
hecho. En este caso, se ofrecieron diversas declaraciones testimoniales para acreditar
que “AM instigó a PM a matar a AD”. En ese sentido, se debe analizar si esos MP
ofrecidos cumplen con los requisitos de admisibilidad y credibilidad necesarios para dar
información confiable sobre el hecho que pretenden probar.

De acuerdo a lo anterior, se debe efectuar un análisis sobre la competencia y


credibilidad de los testigos. A efectos de analizar la competencia se deben tomar en
cuenta los siguientes dos elementos:

(i) la observación directa de los hechos por parte del testigo; y,

(ii) la comprensión de esos hechos por parte del testigo.

Por su parte, al momento de analizar la credibilidad se deben tomar en cuenta los


siguientes cuatro elementos:

(i) la honestidad del testigo, que nos permitan saber qué tan confiable es esta
persona;

(ii) la objetividad, para lo cual se debe tomar en cuenta los prejuicios, el sesgo, los
intereses y motivos del testigo para declarar en uno u otro sentido;

(iii) la capacidad sensorial, tomando en cuenta que no todas las personas poseemos
las mismas capacidades sensoriales; y,

(iv) la memoria, puesto que existen determinados hechos que por su naturaleza o por
la condición del testigo, quedan grabados en su memoria con mayor o menor
facilidad.

Luego de haber detallado el análisis que se debe realizar sobre la prueba testimonial, a
continuación se analizará si los testimonios cumplen con las condiciones antes
mencionadas.

a) Testimonio de PM

A través de su manifestación, PM afirmó lo siguiente:

(i) la memoria, puesto que existen determinados hechos que por su naturaleza o
por la condición del testigo, quedan grabados en su memoria con mayor o
menor facilidad.

(ii) Cometió el delito de homicidio calificado.

(iii) Informaba a AM de los movimientos de AD.

(iv) AM planificó y le ordenó cometer el homicidio del 22 de junio del 2009.

En el Gráfico N° 2 se muestra de manera esquemática si el testimonio de PM sería


admisible y creíble.

Gráfico N° 2
Análisis del testimonio de PM
Elementos a analizar Análisis

Sí No
Observación directa de los
testigos de los hechos que
Competencia relatan
del testigo
Sí No
Comprensión de los hechos
Hecho a probar Medio probatorio que relatan.

Antecedentes legales que


afecten su capacidad de
Honestidad
decir la verdad
AM instigó a PM Testimonio de
a matar a AD PM Prejuicios

Sesgo
Objetividad Interés en el
Credibilidad del
testigo caso

Motivo

Sí No
Capacidad
sensorial

Memoria

De acuerdo al análisis planteado, lo primero que se debe hacer es determinar el


hecho a probar, en este caso que “AM instigó a PM a matar a AD”. En segundo
lugar, debemos determinar si el testimonio permite acreditar ese hecho. Al
respecto, podemos concluir que la tercera afirmación de PM permitiría acreditar
ese hecho.

En tercer lugar, debemos efectuar el análisis sobre la competencia y credibilidad


de la declaración de PM. En este punto, es preciso señalar que es cuestionable lo
siguiente: i) la honestidad y ii) la objetividad de PM. En cuanto a lo honestidad, él
es una persona que ha variado su testimonio en más de una oportunidad y si él
afirma que cometió el homicidio por encargo, qué nos asegura que él no esté
mintiendo en esta oportunidad, ya sea para presionar a AM para pedirle algún tipo
de ayuda económica o para ocultar al verdadero autor intelectual. Asimismo, su
objetividad puede encontrarse entre dicho, porque él tendría un interés en el
resultado del proceso. Si el obtiene algún apoyo de AM cambiará su versión para
favorecerla; en caso contrario, podría querer hundirla. Por tanto, PM no calificaría
como un testigo creíble, lo cual le restaría valor a su testimonio a fin de acreditar
que “AM instigó a PM a matar a AD”.

b) Testimonio de AM

De acuerdo a lo que señala la Sentencia, AM declaró haber amenazado de muerte


a AD. En base a dicho testimonio, procederemos a efectuar el análisis planteado.

Gráfico N° 3
Análisis del testimonio de AM

Medio
Hecho probado Hecho a probar
probatorio

Testimonio de AM amenazó de AM instigó a PM a


AM muerte a AD matar a AD

En primer lugar, debemos recordar que el hecho a probar es que “AM instigó a PM
a matar a AD”. En segundo lugar, en necesario determinar si la afirmación de AM
permite concluir que ella instigó a PM a matar a AD. Desde nuestro punto de vista,
el hecho de “X” amenace de muerte a “Y” no necesariamente puede llevarnos a
concluir que “X” instigó a “Z” a matar a “Y”. En este caso, además, la amenaza se
encontraba rodeaba de una relación conflictiva y emocional que llevan a pensar
que la amenaza fue producto de una reacción del momento o de la conducta
impulsiva de AM. Sin embargo, la instigación no parece ser una conducta que
responda a impulsos del momento, sino a un plan para que otra persona realice
una determinada conducta.

De aceptar la posición de la CSP, si producto de una discusión alguien le dice a un


tercero “te voy a matar”, automáticamente será culpable de lo que le suceda o, al
menos, habrían indicios bastante fuertes sobre su posible autoría, puesto que –
según el razonamiento de la CSP – por el hecho de que AM haya amenazado de
muerte a AD, necesariamente ésta instigó a PM a matarla.

En cualquier caso, la CSP debió explicar cómo una amenaza de muerte permite
justificar la hipótesis de la instigación y, sobretodo, explicar cómo se aplicaría esa
teoría al caso que estaba juzgando. Nada de ello aparece en la Sentencia, motivo
por el cual no se puede saber qué razones llevaron a la Corte a inferir que la
amenaza es un hecho que permite inferir la instigación. De lo antes expuesto,
consideramos que el testimonio de AD no acredita que ésta haya instigado a PM a
matar a AD.

c) Testimonio de oídas

En esta sección, se analizará, de manera conjunta, los testimonios de Miguel


Salas Alarcón, Rubén Junior Retuerto Delgado – hijo de AD –, Gaudy Raquel
Martel Calderón, Saul Espinoza Tiburcio –músico y coreógrafo de AD-, Hilda
Emma Romero Salazar y Enrique Feliz Cavallini Osores; quienes afirmaron que
“AD o sus compadres les dijeron que “AM había amenazado de muerte a AD””.

Gráfico N° 4
Análisis de los testimonio de los testigos de oídas

Elementos a analizar Análisis

Sí No
Observación directa de los
testigos de los hechos que
Competencia relatan
del testigo
Sí No
Comprensión de los hechos
Hecho a probar Medio probatorio que relatan.

Antecedentes legales que


afecten su capacidad de
Honestidad
decir la verdad
AM instigó a PM Testimonio de
a matar a AD Oídas Prejuicios

Sesgo
Objetividad Interés en el
Credibilidad del
testigo caso

Motivo

Sí No
Capacidad
sensorial

Memoria

En primer lugar, se debe recordar que el hecho a probar es que “AM instigó a PM
a matar a AD”. En segundo lugar, se debe determinar si dichos testimonios
permiten acreditar ese hecho. Al respecto, como consecuencia de que todos estos
testimonios afirman haber escuchado “a un tercero” que AM amenazó de muerte a
AD, dichos testimonios no permitirían acreditar que “AM instigó a PM a matar a
AD” (por los mismos fundamentos desarrollados en el punto anterior).
Sin perjuicio de lo señalado, al efectuar el análisis sobre la competencia y
credibilidad de estos testigos, resulta importante destacar que todos estos testigos
carecen de competencia, puesto que todos afirman algo que dicen haber
escuchado, pero ninguno de ellos observó directamente que “AM haya instigado a
PM a matar a AD”. De aceptar este tipo de testimonios, calificados como de oídas,
terminaríamos en un sistema que condene a las personas por el conocido “alguien
me dijo”. Es decir, se podría terminar condenando a las personas por lo que un
tercero le contó a otra persona y así sucesivamente.

En suma, debido a que los testimonios no acreditan que “AM instigó a PM a matar
a AD”, y adicionalmente, a que ninguno de estos testigos observó directamente el
hecho; es imposible concluir que dichos MP permiten acreditar que “AM instigó a
PM a matar a AD”.

d) Testimonio de Ascencia Esperanza Carrera (empleada de AD)

Según consta en el expediente, Ascencia Esperanza Carrera afirma que AM


amenazó de muerte a AD. En ese sentido, en base a lo analizado en los puntos B
y C del presente post, consideramos que éste testimonio tampoco acredita que
“AM instigó a PM a matar a AD” y, por tanto, no puede servir como prueba para
sustentar la condena de 30 años de cárcel que recae sobre AM.

2.2 Evidencia Tangible

En esta sección, se analizará si la información derivada a partir de la evidencia tangible


a la que hace mención sirve para demostrar o dar elementos de juicios respecto del
delito que se le imputó a AM. Cabe señalar que se debe diferenciar la información que
se obtiene a partir de un medio probatorio de la admisibilidad y fiabilidad del medio
probatorio en sí mismo para tener por creíble cierta información. En este caso sólo se
analizará la información obtenida de los medios probatorios y no su admisibilidad y
credibilidad.

Gráfico N° 5
Diferencia entre el MP y el hecho a ser probado a partir del MP

2 1

Medio probatorio (MP)


para acreditar el hecho o Hecho o información a ser
información probado con el MP

Como se puede apreciar, analíticamente el MP y el hecho a ser probado son dos


elementos distintos y los elementos de su análisis difieren entre sí. Si bien en la teoría y
la práctica no se suelen diferencia con mucho cuidado, si resulta importante separarlos
para realizar un análisis más ordenado y riguroso. Tal como se ha señalado, en esta
sección sólo se concentrará en el hecho o información probada y si estos datos
permiten inferir la tesis de que “AM instigo a PM a matar a AD”.

a) Video grabado por AD

En dicha grabación se observa a AD declarando que AM la había amenazado de


muerte y, por tanto, ella sería responsable de lo que pudiera ocurrirle. Al igual que
en el caso de los testimonios, se debe analizar si el video materia de análisis
permite acreditar si “AM instigó a PM a matar a AD”.
Según lo detallado en la Sentencia, en el video se observa a AD afirmando lo
siguiente: (i) que AM la habría amenazado de muerte; y, (ii) que AM sería
responsable por lo que pueda ocurrirle. En relación a la amenaza por parte de AM,
debemos reiterar que sobre este hecho no existe mayor controversia; sin
embargo, la amenaza no acredita que “AM haya instigado a PM a matar a AD”
(según lo desarrollado en el punto 2B).

De otro lado, el solo hecho de que AD haya responsabilizado a AM por lo que


pueda ocurrirle, no permite concluir – de manera automática – que “AM haya
instigado a PM a matar a AD”. En efecto, la sola afirmación de AD sin la
posibilidad de evaluar su testimonio no permite saber qué tan creíble podría ser su
testimonio respecto de que AM la mataría ella misma o mandaría a un tercero a
matarla.

Aceptar la sola afirmación de un tercero sin tener la posibilidad de interrogarla y


evaluar su competencia y credibilidad, además de tener serios problemas
epistemológicos para acreditar si un hecho ocurrió o no, podría poner en serio
riesgo la libertad de las personas. Si a una persona se le ocurre declarar que
seremos responsables por cualquier hecho negativo que pueda ocurrirle,
tendríamos que contratarle agentes de seguridad las 24 horas del día, puesto que
en caso le ocurra algo, nosotros seríamos los responsables, lo cual es totalmente
absurdo.

En conclusión, consideramos que el video de AD no permite acreditar que “AM


instigó a PM a matar a AD”.

b) Ropa de PM en el local de AM

Según se consigna en la Sentencia, se halló ropa de PM en la propiedad de AM, lo


cual – según la CSP – permitiría acreditar la vinculación entre PM y AM y, por
ende, permitiría concluir la tesis de la instigación del asesinato de AD.

En relación a ello, debemos recordar que según la CSP, la culpabilidad se AM de


debe a que esta instigó a PM a matar a AD. En ese sentido, debemos determinar
qué nos permite acreditar el MP en cuestión. A nuestro entender, éste sólo nos
acredita que existía una relación entre PM y AM, lo cual no necesariamente nos
permitiría concluir que producto de dicha vinculación “AM instigó a PM a matar a
AD”; de aceptar dicha afirmación, todo aquel que tenía un vínculo con PM debió
haber sido parte del proceso, en tanto cabía la posibilidad de que lo hayan
instigado a matar a AD.

En suma, la ropa de PM sólo acredita la vinculación con AM, más no el hecho por
el cual AM se encuentra en prisión, que ésta lo instigó a matar a AD.

2.3 Peritaje Psicológico

Uno de los MPs menos analizados en la Sentencia es el peritaje psicológico efectuado


a AM, pero quizás uno de los que más haya influenciado en la percepción que se
formaron los Magistrados sobre la culpabilidad de AM en el homicidio de AD. Según la
Sentencia, a través del peritaje, el psiquiatra Víctor Eduardo Guzmán Negrón concluyó
que AM tiene baja autoestima, resentimiento, y reacciones impulsivas y apasionadas.
En ese sentido, la CSP señaló que dichas conclusiones le permitirían inferir que “AM
instigó a PM a matar a AD”.

Gráfico N° 5
Análisis de la prueba pericial
1

Delito a ser probado

AM instigó a PM a matar
a AD

Uno de los puntos clave se


encuentra en determinar cómo los ¿Cómo de 2 se puede
rasgos de personalidad de AM inferir 1? La sentencia
permiten inferir que ella pudo nunca explica esta
cometer el delito que se le imputa? inferencia.
2

Prueba pericial realizada AM tiene baja autoestima,


por el psiquiatra Víctor resentimiento, y reacciones
Eduardo Guzmán Negrón impulsivas y apasionadas

Al respecto, cabe plantearse las siguientes preguntas: ¿Es razonable que una persona
con bajas autoestima, resentimiento, reacciones impulsivas y apasionadas instigue a
un tercero a cometer un homicidio? ¿No es más razonable pensar que una persona
impulsiva y apasionada cometa directamente el homicidio? ¿No es más lógico pensar
que una persona que instiga a matar, sea más fría y calculadora que impulsiva y
apasionada? En cualquier caso, la CSP nunca analiza cómo el peritaje sicológico le
permitiría sostener que AM instigó a PM a matar a AD5.

Quizás, si hubiera explicado sus razones, nos habría permitido cambiar de opinión y
demostrar que personas con el perfil antes señalado si están en capacidad de
instigar a otros a matar a un tercero. Sin embargo, la CSP sólo señaló que el
citado informe pericial le permitía inferir, de manera individual y junto con los
demás MP, la culpabilidad de AM. Sólo eso y nada más que eso afirmó para
condenar a una persona a 30 años de cárcel.

2.4 Conclusión del Análisis de los Medios Probatorios

Del análisis efectuado a cada uno de los MP, se obtienen las siguientes conclusiones:

MP Hecho que se pretendía Observaciones


acreditar
Testimonio AM instigó a PM a matar El testimonio de PM no es creíble.
de PM a AD
Testimonio AM amenazó de muerte No se explica cómo este hecho permitiría
de AM a AD inferir que "AM haya instigado a PM a matar
a AD". En todo caso, no resulta claro que la
forma como se habría dados las amenazas
permita inferir la tesis de la instigación.
Testimonio AM amenazó de muerte Testimonios no son admisibles porque
de Oídas a AD éstos no escucharon directamente la
amenaza de muerte y, en todo caso, no
permite sostener cómo la amenaza
permitiría inferir que "AM haya instigado a
PM a matar a AD"
Video AM amenazó de muerte No permite inferir que "AM haya instigado a
grabado a AD PM a matar a AD"
por AD
Ropa de vinculación entre PM y No permite inferir que "AM haya instigado a

5
Cabe señalar que nosotros no analizamos la admisibilidad y confiabilidad de la prueba pericial en sí misma, porque
de la lectura de la Sentencia parece que no se cuestionaron esos aspectos. En realidad, si la información que
podía aportar esa prueba era irrelevante, entonces ni siquiera se debía producir ni actuar en el proceso, lo cual
desde nuestro punto de vista era lo correcto.
PM AM PM a matar a AD"
Peritaje AM tiene baja No explica cómo estas características de la
Psicológico autoestima, personalidad de AM permitirían inferir que
resentimiento, tiene "AM instigó a PM a matar a AD"
reacciones impulsivas y
es apasionada.

En virtud a lo anterior, ninguno de los MP analizados permite acreditar que “AM instigó a PM a
matar a AD”; motivo por el cual AM ha sido condenada a pasar largos 30 años en la cárcel sin
una sentencia que demuestre su culpabilidad sobre los hechos que se le imputan.

También podría gustarte