Está en la página 1de 2

Facturación de prestación de servicios de urgencias

El proceso de facturación en una entidad de salud, es considerado como el proceso


piloto que garantiza los ingresos a la institución, proveniente de los pagos que realizan
las EPS, de las facturas emitidas por la institución luego de haber prestado un servicio,
en el presente caso, el proceso de facturación va enfocado en el servicio de la urgencias
de la Clínica Santa María.

El proceso de facturación es evaluado a través de un indicador, este es la radicación de


las cuentas, la cuales son el resultado del total de historias clínicas facturadas, sobre el
total de las radicadas en el mes, si en dado caso el resultado no es el esperado, hay que
evidenciar que está fallando en el proceso, puesto que no se radica en concordancia con
el servicio que se presta en el mes.

Actualmente, el proceso no está mostrando resultados favorables en el proceso de


radicación de las cuentas, teniendo en cuenta, que la clínica lleva control de calidad en
todos los servicios, esta implementa indicadores para medir el rendimiento de todos, por
tal motivo, en el servicio de urgencias el indicador es pacientes atendidos sobre el total
de paciente que arriban en el mes, debido a que existen pacientes que no esperan la
atención después de determinado tiempo y deciden irse, con base a esa cantidad de
pacientes que se le prestaron una atención en determinado mes, el área de facturación es
medido, puesto que dependiendo del número de pacientes que se les prestó el servicio,
facturación debe emitir una cuenta de cobro por cada uno.

En este punto yace la dificultad en el proceso, puesto que se está evidenciando que lo
radicado no concuerda con el total de historias clínicas listas para generar cuenta de
cobro en el mes, como ejemplo, para aclarar, si en el mes de agosto se atendieron 3000
pacientes en el servicio de urgencias y observación de urgencias, es decir, egresaron de
esos servicios sin pasar a hospitalización, la idea es, que el área de facturación emita
una cuenta de cobro de inmediato por cada historia de paciente atendido, pero se
presenta que se radicaron solo 2500 facturas, he allí donde hay que verificar que puede
estar ocasionado el retraso en el proceso y posteriormente mejorar y lograr un 100% en
el indicador del área.
Partiendo de este análisis, se procede a realizar una propuesta tentativa de mejora en el
servicio, por consiguiente, se resaltaran los posibles contratiempos en el proceso de
facturación, se evidencia que cada uno de los auxiliares de enfermería, esta cometiendo
errores al momento de facturar los medicamentos, debido a que son ellos los que hacen
la requisición y sus pedidos, es decir, que si solicitan mal un medicamento, esto afectara
la factura, ya que no fue el medicamento que el médico ordeno, esto ocasiona que la
cuenta de cobro no se genere de manera inmediata, sino hasta que sea solucionada;
también se evidencia que en determinados turnos el volumen de pacientes aumenta y si
surge alguna inquietud con la historia clínica, por ejemplo algo que no se esté claro en
como cobrar, se tiene que dejar de facturar hasta aclarar la duda, otra situación, se
presenta que el área de facturación de urgencias, en horarios no hábiles, se les asignan
otras tres responsabilidades, las cuales son caja, facturación de hospitalización y cirugía,
lo que atrasa el proceso de facturas de urgencias. Sumándole que no existe el tiempo
suficiente para subsanar todas las historias que presentaron inconvenientes de manera
inmediata, lo que pudo ocasionar que no se facturaran dentro del mes.

Con base a lo anterior, es recomendable, que la institución exija compromiso al área


asistencial ante el proceso de cargues de medicamentos, y si es evidenciado de manera
inmediata debe ser subsanado, antes de pasar la historia clínica al área de facturación,
con respecto al sobre cargo en horarios no hábiles, la institución debe asignar horarios
para las salidas de hospitalización y cirugía, dentro del horario la cual se está habilitado
el área de facturación de hospitalización y cirugía, y en cuestiones de recibir dinero,
dejar una persona a cargo en horarios no hábiles, así se evitan inconvenientes como
perdidas de dinero, cantidad de dineros en efectivo que no concuerda con la entregado
por el usuario.

De esta manera se garantiza que el facturador se centre en realizar debidamente la


cuenta de cobro por cada egreso de un paciente y no se halle la necesidad de devolver
historias que tengan inconvenientes por parte del área asistencial, de esa manera se
pueda garantizar que existan concordancia entre lo facturado con lo radicado.