Está en la página 1de 3

TRATA DE PERSONAS: LA HISTORIA DE IRINA

Irina tenía 16 años y estudiaba en un instituto de la parte meridional de la Federación de Rusia


cuando aceptó la propuesta de un amigo de la familia de hacer un rápido viaje a Oriente
Medio. La oferta de 500 dólares por su ayuda para traer mercancías y venderlas en la
Federación de Rusia parecía lucrativa. Irina fue presentada a Renat y al cabo de unos días
recibió un pasaporte, un visado turístico y un billete de avión.

Mientras tanto, los nuevos amigos de Irina habían "mejorado" el plan de su viaje. Ahora
trabajaría como camarera en un café local por 1.000 dólares al mes. La madre de Irina tuvo
algunas sospechas, pero rápidamente le aseguraron que su hija estaba en buenas manos.
Renat advirtió también a la madre de Irina de que los preparativos del viaje habían costado
mucho dinero y de que si su hija cancelaba el viaje le debería 1.000 dólares.

Al llegar a su destino, Irina se encontró que no sería camarera sino prostituta. Le quitaron su
pasaporte y la amenazaron con castigarla si se negaba a obedecer o intentaba escapar. La vida
de Irina se convirtió en una serie de habitaciones de hotel, clubes de alterne, "madamas" y
clientes, hasta que finalmente intentó escapar. Robó sus documentos y algún dinero y llamó a
un taxi. Tan pronto como Irina entró en el aeropuerto, fue detenida por la policía. La "madama"
estaba con los policías y pretendía que Irina le había robado dinero. Sin hacer preguntas, la
policía ordenó a Irina que volviera con la "madama". Fue revendida a otro propietario de hotel
y castigada con una nueva deuda de 10.000 dólares para compensar su mal comportamiento.
Cuando de la Federación de Rusia llegó la noticia de que Renat había sido detenido después de
una denuncia de la madre de Irina, se añadieron nuevas amenazas y abusos.

Pero Irina no renunció a escapar. Tras seis nuevos meses de martirio, finalmente logró ponerse
en contacto con la Embajada de la Federación de Rusia. Allá se encontró con que su nombre
figuraba en la lista de "personas desaparecidas" de Interpol desde hacía meses. Con la ayuda
de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Embajada de la Federación de
Rusia, Irina fue repatriada en medio de medidas de seguridad. Su caso fue investigado por la
policía y actualmente está sometido a los tribunales.
Artículo de la Sra. Maria Melnikova,
coordinadora de proyectos de la
Organización Internacional para las Migraciones.

Reconociendo el valor que tiene la vida en sí misma, argumenta el proceso a seguir


para restablecer la dignidad de Irina luego de tantos vejámenes.
El fin último de la sociedad representada como una sociedad justa en respeto a la dignidad
trascendente de la persona humana en cuanto al orden social debe subordinarse al bien de la
persona, considerando al prójimo como “el otro yo”, cuidando de la vida propia y la vida del
prójimo concientizando al ser humano. (DSI. 132, página 88)

En la exigencia a una integridad social para el desarrollo del bienestar común, tomando ciertas
acciones que ligan a una doctrina de la sociedad, para el manejo del alcance moral de la
persona humana en conjunto a otras personas.

La dignidad humana requiere, por tanto, que el hombre actué según conciencia y libre elección
(DSI, 135, página 90)

La trata de personas ha existido desde tiempos antiguos cuando los egipcios esclavizaban a las
personas para su propio bien, robando la libertad de la persona, sin pensar en el bien de las
personas, pues este hecho se vive hasta el día de hoy manejada desde un punto más irracional
debido a la deficiente educación y el reconocimiento de la verdad acerca de los derechos.

Ante todo, hay que apelar las capacidades espirituales y morales de la persona y a la exigencia
permanente de la conversión interior si se requieren cambios económicos y sociales que estén
verdaderamente al servicio del hombre (DSI. 137, pagina91)

La templanza vivida desde el punto de vista de Irina, aceptando un primer monto, si saber a
profundidad el verdadero “trabajo” que su amigo le había ofrecido, pero que posteriormente
indujo al desarrollo del ser humano haciendo un reconocimiento de su propio actuar que la
llevo a querer buscar ayuda en las autoridades del país.

Solo con la acción concorde de los hombres y de los pueblos sinceramente interesados en el
bien de todos los demás, se puede alcanzar una autentica fraternidad universal (DSI 145)

Las acciones como el terrorismo o la trata de personas es un problema que hoy en día, se da
mediante pequeñas organizaciones (mafias) que ligan a distintos países, esto llega a hacer un
arraigado “plan” internacional entre países para buscar la paz y asimismo para prevalecer la
dignidad de la persona humana, es por ello que se toma en cuenta mediante distintas
organizaciones (OIM), en conjunto con las federaciones internacionales y las autoridades
correspondientes para efectuar el trabajo en conjunto con el fin de “la paz mundial”. No va a
existir un “país malo” si se manejara el desarrollo de una concientización de las personas desde
una base inicial para la defensa de la dignidad propia y la dignidad de la otra persona como un
“sí mismo”, desde el conocimiento de la verdad.

En tanto al caso, la perdida de la justicia y caridad es dada, pues una persona debe preservar
los derechos del prójimo, sin arrebatar la inocencia de la otra persona, ni pisotear su dignidad
poniéndole un “valor” en dinero la vida (en este caso, Irina)

Es una advertencia del apóstol San Pablo: Despojándonos de la mentira, hable cada uno verdad
con su prójimo, pues que todos somos miembros unos de otros. (Pacem in terris, 35)

Solamente cuando cada persona reconozca sus propios derechos, entenderá los deberes que
tiene con las demás personas, es ahí donde se notara el respeto por la justicia y a los derechos
de una sociedad cumpliendo propias obligaciones para con el propio ser humano del “sí
mismo”, es entonces donde el fin que se querrá buscar será el bien propio y el bien social,
teniendo la responsabilidad ante las acciones.
CONCLUSIONES:

 Como un plan definido mundialmente viene a cabo a raíz de la formación del ser
personal buscando la verdad dirigida en orden a sí mismo relacionada en conjunto con
las demás personas, para un bien social, pero haciéndolo vigente en el amor mutuo
respetando la libertad integral acercándose a la igualdad entre hombres y mujeres.
 “Y crió Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo crio, varón y hembra los crió”
(Génesis 1:27). El derecho a la igualdad entre varones y mujeres vista desde el
desarrollo del ser en plenitud como en semejanza a Dios, haciéndose participe de la
dignidad social en tanto a una doctrina social para el bien común.
 Realizar un acto de hacer sufrir a las personas y atentar contra la vida y el derecho a la
libertad de la persona es lo contrario a la dignidad humana.
 La revelación cristiana nos ahonda en una compresión de la vida social, mediante esa
revelación recibimos la verdad del hombre en comunión con las demás personas
exigiendo la paz y la justicia expresando nuestro juicio moral para el desarrollo moral
del ser humano en cuanto a nuestras actitudes en la vida cotidiana.