Está en la página 1de 2

Clave de activación: 4RRJU-BPGRT-GE6Q8-WK9Y8-BUQWU

Volcán de Sanare

El Volcán de Sanare y sus laderas, el Cerro La Tigrera (2.065 msnm) y el


Cerro Culebra (2.088 msnm), son una formación de montaña ubicada en el
extremo sur del municipio Andrés Eloy Blanco, estado Lara, Venezuela. A
una altura promedio entre 1.987 msnm1 el Volcán de Sanare es una de las
montañas más altas en Lara. A pesar de su nombre, no hay indicios de
actividad volcánica en Sanare, más allá de los fenómenos que acompañan a
las fumarolas.

En las serranías de Cubiro y San Miguel (Parque Nacional Yacambú),


cerca de la población de Sanare, se ubican importantes fumarolas. La
conocida como Volcán del Humo (por su capacidad eruptiva) produce
fuertes detonaciones a causa de la gran cantidad de gases que se acumulan
subterráneamente y que escapan a la superficie con tanta fuerza que a veces
originan desprendimientos de rocas. El fenómeno entra en movimiento al
comienzo de la época de lluvias.

Pozo de darvaza

l pozo de Darvaza o cráter de Darvaza, en turcomano: (Jähennem


derwezesi, Җәхеннем дервезеси) también conocido como puerta al
Infierno, es una antigua prospección de gas ubicada en el desierto de
Karakum, cerca de la pequeña aldea de Darvaza, en Turkmenistán. El
desierto, que ocupa el 70% del país o 350.000 km²,1 es muy rico en
petróleo y gas natural.

Este cráter de 69 metros de diámetro, 30 metros de profundidad y una


temperatura en su interior de 400°C se creó tras un accidente en 1971
durante unas obras de prospección de gas de geólogos soviéticos, quienes
vieron cómo su equipo y sus tiendas eran tragados por la tierra. En realidad,
habían descubierto una cueva subterránea llena de gas natural. Temiendo
que el cráter ocasionara el escape de varios gases naturales peligrosos, el
equipo decidió prenderle fuego. Sin embargo, estimaron que se extinguiría
en algunos días, ahora lleva cuatro décadas incendiado. Desde entonces
arde sin parar y brinda un espectáculo impresionante. Ha habido intentos
fallidos por apagar el fuego.
Cataratas de Iguazu

as Cataratas del Iguazú (en portugués: cataratas do Iguaçu), llamado


popularmente en Argentina como «Cataratas»; son un conjunto de cataratas
que se localizan sobre el río Iguazú, en el límite entre la provincia de
Misiones y el estado brasileño de Paraná. Están totalmente insertadas en
áreas protegidas; el sector de la Argentina se encuentra dentro del Parque
Nacional Iguazú, mientras que el de Brasil se encuentra en el Parque
Nacional do Iguaçu. Fueron elegidas como una de las «Siete maravillas
naturales del mundo».

Están formadas por 275 saltos, el 80 % de ellos se ubican del lado


argentino. Un espectáculo aparte es su salto de mayor caudal y, con 80 m,
también el más alto: la Garganta del diablo, el cual se puede disfrutar en
toda su majestuosidad desde solo 50 m, recorriendo las pasarelas que
parten desde Puerto Canoas, al que se llega utilizando el servicio de trenes
ecológicos. Por este salto pasa la frontera entre ambos países. Se pueden
realizar paseos en lancha bajo los saltos y caminatas por senderos
apreciando algunos animales de la selva semitropical perteneciente al
distrito fitogeográfico de las Selvas Mixtas de la provincia fitogeográfica
Paranaense.

Las cataratas del Iguazú son reconocidas de forma unánime como las más
espectaculares. El botánico suizo Robert Chodat (1865-1934) describió
elocuentemente su imponente grandeza: “Cuando nos encontramos al pie
de este mundo de cascadas, y alzando los ojos vemos, a 82 metros por
encima de nosotros, el horizonte ocupado por una línea de aguas, el
asombroso espectáculo de un océano cayendo a raudales en un abismo es
casi escalofriante.” Maravillado ante la belleza de tal espectáculo el
botánico suizo describió la flora y fauna característicos de la zona: “Una
exuberante y casi tropical vegetación, la frondosidad de los grandes
helechos, las cañas de los bambúes, los graciosos troncos de las palmeras y
miles de especies de árboles, con sus copas inclinándose sobre el abismo
adornado con musgos, begonias rojas, orquídeas de oro, bromelias
brillantes y bejucos con flores trompetas