Está en la página 1de 16

Theoria, Vol.

22 (1): 47-62, 2013 ISSN 0717-196X

Artículo / Article

LAS REDES MIGRATORIAS Y LA INSERCIÓN


DE LOS MIGRANTES: EL CASO DE LA PASTORAL
DE MIGRACIONES INCAMI-IQUIQUE1
MIGRATION NETWORKS AND THE INTEGRATION OF MIGRANTS:
THE CASE OF PASTORAL MIGRATIONS INCAMI-IQUIQUE.

Romina Ramos Rodríguez


Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad Arturo Prat de Iquique-Chile
Dirección: Av. Arturo Prat N° 2120. Iquique-Chile,
romina.ramos@unap.cl

RESUMEN

En el proceso de acomodación de los migrantes en las sociedades de tránsito o acogida, resulta relevante
analizar la articulación de redes migratorias. Esta inquietud surge de considerarlas un factor de movilidad
social relevante, aunque también se toma en cuenta una serie de limitaciones de contexto que afectan a sus
interrelaciones. Este trabajo se dedica primero en discutir algunos aspectos del concepto de redes migratorias
centrándose tanto en su definición prescriptiva como en su funcionamiento. A continuación indaga en un
caso concreto de articulación de redes migratorias a partir de la experiencia de la Pastoral de Migraciones
de Iquique. La discusión profundiza en aspectos teóricos de las redes referidos a sus alcances, limitaciones y
trayectorias espaciales.

Palabras clave: Redes migratorias, transnacionalismo, Pastoral de Migraciones.

ABSTRACT

In the process of accommodation of migrants in transit or host societies, it is important to analyze the
articulation of migration networks. This concern arises from considering it an important factor of social
mobility, although a number of limitations context that affect their interrelationships are also taken into
account. This paper is first devoted to discuss some features of the concept of migration networks focusing
on both its prescriptive definition and in its operation. Then, a particular case of joint migration networks
from the experience of Pastoral Migration Iquique is investigated. The discussion explores into theoretical
characteristics of networks relating to its scope, limitations and spatial trajectories.

Keywords: Network-migration, transnationalism, Pastoral de Migraciones.

Recibido: 04.01.13. Revisado: 10.03.13. Aceptado: 23.05.13.

1
Este artículo es resultado de la tesis realizada por la autora en Máster oficial de Modelos y Áreas de Investigación
en Ciencias Sociales. Universidad del País Vasco. España.

47
Theoria, Vol. 22 (1): 2013

1. INTRODUCCIÓN Así, la migración local presente en Ta-


rapacá tiende a la articulación de redes mi-
La mayor parte de los migrantes que in- gratorias que se complementan en torno a
gresan a Chile son personas que buscan espacios de ayuda y soporte instrumental;
mejores condiciones de vida, por lo que se aunque no hay evidencia contundente que
entiende que “migran de su lugar de ori- constate si las redes migratorias presentes
gen principalmente por oportunidades en la región se comportan como agentes
laborales” (Rodríguez, 2008; Altamirano, facilitadores en la integración u obstacu-
2004; Canales y Zlolniski, 2001). En esta lizadores de dicho proceso. Por otro lado,
búsqueda la constitución de redes sociales no hay mediana claridad respecto a si las
migratorias –en ciertos casos, como el que redes facilitan los procesos de inclusión o
a continuación se describe– ha contribuido profundizan la exclusión de los migrantes
favorablemente a su inserción a la comuni- en las comunidades de acogida puesto que,
dad de destino, pese a una serie de constric- por un lado, “las redes migratorias pueden
ciones que imponen tanto distintos actores diferir de las redes de apoyo surgidas de la
involucrados en el proceso. comunidad local debido a las limitaciones
En este marco se identifica a la Pastoral impuestas por la distancia” (Gurak y Caces,
de Migraciones INCAMI-Iquique2, en tan- 1998) y, por otro, se debe tener en cuen-
to red migratoria, como un agente facilita- ta las limitaciones de contexto que afectan
dor hacia la incorporación al mercado labo- al funcionamiento de las redes más exogá-
ral local de las migrantes que acuden a ella. micas; es el caso de la política migratoria
Además, brinda información y orientación –restrictiva– de las sociedades de destino,
relacionada a regularidad migratoria, a su los agentes del capital, los intermediarios,
acceso a servicios públicos y sociales, al co- aspectos idiosincráticos de las comunidades
nocimiento respecto a sus derechos labora- de destino (xenofobia hacia los extranjeros),
les; coordina y celebra fiestas patronales y entre otros y (París, 2007; Stefoni, 2004).
patrias; hace de puente entre migrantes e Con todo, este trabajo busca conocer los
instituciones gubernamentales3, cuestiones alcances de la Pastoral de Migraciones de
que, en palabras de Pedone (2010), la iden- Iquique y sus aportes como red social mi-
tifican como redes de tipo horizontal en la gratoria, teniendo en cuenta tanto el marco
medida que se constituyen en normas de del proceso histórico que configura las ten-
reciprocidad, lazos de amistad y solidaridad dencias de movilidad humana presentes en
que implican la disminución en el costo y la región de Tarapacá, como desde la pers-
los riesgos asociados a los movimientos mi- pectiva de distintas categorías analíticas de
gratorios internacionales. red migratoria que aporta el debate teórico
sobre las mismas.
El trabajo se divide en tres partes, en
2
La Pastoral de Migraciones INCAMI-Iquique pro- una primera se identifican algunos aspectos
vee de atención a migrantes, adquiriendo basta experien-
cia en el tema; sin embargo, en aquélla no se han realizado clave de la migración presente en Chile y
evaluaciones, estudios que permitan comprender en cómo particularmente en la región de Tarapacá4,
se articula con redes migratorias de la región.
3
Este aspecto relevante se desarrollará más adelante,
puesto que se conjetura que la institucionalidad publica
interviene instrumentalmente, con la intención de cum- 4
La Región de Tarapacá es una de las quince regio-
plir con metas anuales propias de su gestión, a diferencia nes en las que se encuentra dividido Chile. Limita al norte
de la pastoral que busca dialogar con dicha instituciona- con la Región de Arica y Parinacota, al sur con la Región
lidad con la intención de garantizar derechos socioeconó- de Antofagasta, al este con la Estado Plurinacional de Bo-
micos de los migrantes. livia  y al oeste con el  océano Pacífico. Cuenta con una

48
Las redes migratorias y la inserción de los migrantes: el caso de la pastoral de migraciones Incami-Iquique / R. Ramos R.

en el mismo apartado, a continuación, se 2. ALGUNOS ANTECEDENTES


trata la articulación de redes migratorias en DE LA MIGRACIÓN EN
el contexto actual marcado por la emergen- CHILE Y TARAPACÁ
cia de circuitos transnacionales. La segunda
parte dará cuenta de aspectos teóricos y de En cuanto al contexto nacional, el por-
algunas de las interpretaciones que se le atri- centaje de extranjeros en el país alcanza al
buye al concepto de red migratoria. En un 1,2% de la población, cifra que demuestra
tercer apartado se interpretará el concepto que el flujo migratorio ha ido en aumen-
de red, en torno a la Pastoral Migratoria, to en un 75% desde el año 1992 a 2002
en función de las actividades que asume la (I.N.E. Censo 2002, Chile). Según los da-
organización, recogiendo el debate teórico tos del mismo Censo, la principal colonia
antes expuesto y una serie de entrevistas extranjera en Chile corresponde a argenti-
realizadas. Finalmente, se presentarán las nos con un 26%, seguida por peruanos con
conclusiones. un 21% y bolivianos con un 6%. En menor
La metodología empleada para el estu- cuantía se ubican brasileños, venezolanos,
dio fue cualitativa. La recogida de informa- colombianos, uruguayos y paraguayos, sin
ción se llevó a cabo a través de entrevistas a embargo, han sido las poblaciones andinas
informantes clave de la Pastoral5 y a través –peruanas, bolivianas y ecuatorianas– las
de grupos de discusión6 con mujeres inmi- que han generado mayor atención y visibi-
grantes usuarias frecuentes de la organiza- lidad en el espacio público (Stefoni, 2004).
ción. Finalmente, se utilizará el análisis de Su visibilidad se debe en parte al inédito
contenido en la interpretación de los ha- aumento de estos flujos, cercano al 300% y,
llazgos con categorías/ dimensiones estable- además, por la mayor concentración de esta
cidas previamente en matriz de entrevista población en la Región Metropolitana, su
semi-estructurada. creciente feminización y su inserción pre-
ferente en las labores del servicio domésti-
co y la construcción (Stefoni, 2009; Tapia,
2011). Esto ha incentivado el debate sobre
superficie de 42.225,8 km² y una población estimada al las contribuciones culturales y sociales de
año 2010 de 314.534 habitantes. La región está compues- los inmigrantes, las dificultades de su in-
ta por las provincias de El Tamarugal e Iquique y la capital
regional es la ciudad de Iquique. tegración, su participación ciudadana y el
5
Entrevistas, realizadas en Diciembre de año 2011, consiguiente ejercicio de sus derechos en la
dirigidas a Director Ejecutivo de Pastoral de Migraciones
de Iquique, Francisco Murillo, a voluntarios de la orga-
sociedad de residencia, no exento de con-
nización y a Padre Ildo Griz, representante de INCAMI troversias, muchas veces alimentadas por
y colaborador en el diseño y ejecución del proyecto “Tres prejuicios (CEPAL, 2009).
Fronteras”.
6
Grupos de discusión realizados con mujeres que
En la región de Tarapacá, en tanto, la
concurren activamente a la Pastoral: El perfil escogido, población extranjera se ha incrementado
fue; Mujeres de nacionalidad, Boliviana y Peruana. Con ostensiblemente7, representando el 9,2%
Visa de Turismo; Temporaria; Sujeta a contrato y Defini-
tiva, grupo etáreo entre 20 y 60 años. El perfil de las mu- de la población (GORE, Tarapacá, 2010).
jeres escogido, se debe al levantamiento de información de Esta situación responde, en parte, al marco
tipo cuantitativo realizado en primera instancia, donde, a del proceso histórico que ha configurado y
través de un perfil socio demográfico y migratorio de las
beneficiarias de la Pastoral, se constata que el 70% de las
mujeres es de origen Boliviano, mientras que un 20% co-
rresponde a mujeres de origen Peruano. Con visas d Turis- 7
Gobierno Regional de Tarapacá (2010), Inmigran-
mo, Temporaria y Definitiva, dependiendo del tiempo de tes Iquique, signada como la ciudad más cosmopolita del
permanencia en la ciudad y el tramo etáreo corresponde a país”. Carta Global de Tarapacá; Integración y Cooperación
la edad económicamente activa de la mujer. desde la Región de Tarapacá, pp. 8-10.

49
Theoria, Vol. 22 (1): 2013

configura las tendencias espaciales de mo- movimientos migratorios condicionados


vilidad humana presentes en la región de por la explotación laboral, la ausencia de
Tarapacá. En efecto, ha sido gravitante en derechos sociales-laborales y la división se-
el desenvolvimiento del proceso históri- xual del trabajo8, cambios que afectan la es-
co mencionado, su contexto marcado por tructura del empleo; en palabras de Castells
la migración transfronteriza (Gavilán y (1996), ellos serían la base del surgimiento
Tapia, 2006), el constituirse como región de una nueva estructura de clases y estrati-
cosmopolita a partir del Ciclo del Salitre ficación social.
(Gonzalez, 2006 ) y sus históricas propues- Si se considera la migración como con-
tas de desarrollo endógeno sustentadas en cepto asociado a traslados únicamente es-
un marco geográfico transfronterizo y un paciales, es decir, tránsito entre lugar de
discurso regionalista (Castro, 2003, 2005; origen y lugar de destino ya sea temporal o
Aranda et al., 2010). A su vez, ha contribui- definitivo, no da cuenta de las dimensiones
do a su incremento la economía altamente a que dan lugar las nuevas oleadas migrato-
diversificada a partir de la segunda mitad rias. En este sentido, el enfoque de comuni-
del siglo XX (Podestá, 1998). También ha dad transnacional logra aproximarse de ma-
influido una migración actual procedente nera más adecuada al fenómeno migratorio
de países andinos vecinos a Chile –semi- actual, caracterizado por un dinamismo
compulsiva–, producida por la recesión multidimensional. Se trata de, por un lado,
económica, pobreza y el desempleo (Alta- la dislocación y desestructuración del con-
mirano, 2004). Finalmente, la han favore- cepto tradicional de “comunidad” (Canales
cido el surgimiento de redes transnacionales y Zlolniski, 2001) y, por otro, poner énfasis
de ayuda existentes entre el norte de Chile, en factores internos y externos asociados a
el sur del Perú y el centro oeste boliviano la movilidad territorial.
(Tapia, 2010, 2011), permitiendo la mo- El enfoque de movilidad transnacional
vilidad desde las comunidades de origen a involucra la conformación de redes migra-
través de intercambio de información y/o torias de los y las migrantes en el ámbito
experiencias migratorias (Canales y Zlol- cultural, económico y político, tanto en el
niski, 2001). país de origen como de destino.
Con todo, si bien se sostiene que la mi- En efecto, para el caso Tarapaqueño, se
gración como fenómeno social ha sido una ha propuesto señalarlo como un espacio
constante histórica en el territorio chileno, transnacional ya que este concepto (espa-
en las últimas décadas supone cambios sus- cios transnacionales) engloba también a las
tanciales en su desarrollo. La apresurada y actividades y ocupaciones que se dan cons-
diversificada inserción del país al mercado tantemente en zonas de frontera (Canales
internacional a partir de a mediados de la y Zlolniski, 2001). De acuerdo a ello, se
década del 70, se destaca como uno de los puede afirmar que la región de Tarapacá
factores determinantes en esta nueva estruc-
tura migratoria (Stefoni, 2004). Desde esta
aproximación, se señala que la transición 8
Se puede identificar en las causas de la migración la
de una sociedad industrial a una sociedad división sexual del trabajo, donde “el modelo tradicional
informacional (Canales y Zlolniski, 2001) del hombre proveedor del hogar, aunque persisten en las
conlleva la internacionalización del merca- representaciones, es cada vez menos real, dada la precarie-
dad del empleo, por el poco poder adquisitivo de los tra-
do del trabajo en conjunto con la oferta de bajadores y por el interés en aumento de las mujeres por
empleos de tipo precarizados, generando integrar el mercado laboral remunerado” (Robert, 2009).

50
Las redes migratorias y la inserción de los migrantes: el caso de la pastoral de migraciones Incami-Iquique / R. Ramos R.

se ajusta a la definición de circuito trans- A continuación se profundizará en esta


nacional, “en tanto ha sido y es un espacio categoría y en su vinculación con el proceso
que se caracteriza por contar desde antiguos migratorio9.
tiempos con flujos constantes de bienes,
personas e información entre los países ve-
cinos, que fueron y son a su vez emisores y 3. REDES MIGRATORIAS
receptores de inmigración” (Gavilán y Ta-
pia, 2006: 10). Las redes de tipo migratorias son definidas
En este mismo sentido, Serim Timur como “conjuntos de relaciones interperso-
(2000) destaca que “aunque la migración nales que vinculan a los migrantes o mi-
sólo atañe a una proporción pequeña de grantes retornados con los parientes, ami-
la población total, este proceso tiene una gos o compatriotas que permanecen en el
repercusión desmesurada tanto en el país país de origen” (Arango, 2000). Son consi-
de origen como en el de acogida”. Profun- deradas como recursos o capital de interac-
dizando en esta dinámica, las migraciones ción que logran impactar en las diminución
transnacionales recientes están marcadas del riesgo10 (Durán, 2001); generan espa-
por cierta especificidad. Ésta sostiene que
el ámbito relevante de acción lo constituye
disponer de redes sociales ya existentes en 9
El ciclo migratorio, según Dasseto (2004), es el
las comunidades de destino y así establecer “conjunto de procesos por el cual las poblaciones que per-
tenecen a un espacio económico periférico entran, se esta-
alianzas con organizaciones civiles, ONG’s blecen y se implantan en el espacio de un Estado-nación
y otros actores sociales que estén interesa- que pertenece a los polos centrales de la economía capita-
dos en defender los derechos laborales, so- lista’”. Sin embargo, Dasseto tiempo más tarde invierte su
postulado al señalar que el concepto de “ciclo migratorio”
ciales y culturales de los inmigrantes (Ca- es inadecuado porque no se trata de un ciclo sino de un
nales y Zlolniski, 2001). Tal es el caso de proceso y como tal es inacabado. “Apunta, aún a riesgo de
la Pastoral de Migraciones de Iquique y el que la coexistencia no pueda llevarse a cabo, con el otro
y con los otros, a una especie de ‘co-inclusión’ recíproca:
aporte que constituye para el colectivo mi- cada cual incluye al otro en su cotidianidad, relacionada
gratorio asentado en la región, basado en con las instituciones, con el trabajo, etc. (Cachón, 2002).
la provisión de herramientas informativas y
10
Para algunas visiones críticas sobre el funciona-
miento de las redes informales, la efectividad y costos de
vinculantes en el acceso al empleo y otras las prestaciones informales se deben tener en cuenta para
prestaciones de servicio. comprender su desenvolvimiento en contextos de riesgo,
Esta situación que afecta a la región de como en el caso que operan los migrantes. Para estas vi-
siones, los sistemas informales para compartir los riesgos a
Tarapacá nos permite observar, entonces, menudo están asociados con altos costos de transacción y
de qué manera “los riesgos de traslado, los costos de oportunidad encubiertos.
costos de asentamiento, la búsqueda de em- Estos sistemas informales, que carecen de medios le-
gales para que los compromisos sean obligatorios o para
pleo, la inserción laboral en las comunida- hacer cumplir promesas de reciprocidad, acarrean varias
des de destino (…) tienden a descansar en consecuencias: los muy pobres a menudo quedan exclui-
dos, puesto que de ellos no se puede esperar un regalo
un sistema de redes y relaciones sociales que compensatorio. Tienden a colapsar o tornarse ineficaces
conforman las comunidades transnaciona- en caso de impactos múltiples o de gran envergadura. Se
les” (Canales y Zlolniski, 2001). ejerce una fuerte presión social para exigir el cumplimien-
to del compromiso y esto a menudo está relacionado con
Junto con la noción de transnacionali- estructuras sociales que inhiben el crecimiento. Y, por úl-
dad, se encuentra la articulación de redes timo, se basan en una “tecnología del compromiso” de
migratorias como factores determinantes intercambios de regalos a menudo ceremoniosos y caros,
lo que puede representar una importante proporción del
en el proceso de incorporación de la pobla- ingreso (Jorgensen y Steen, 2003: 10-11). No obstante,
ción migrante al país receptor. otras visiones señalan que, en la medida que los colectivos

51
Theoria, Vol. 22 (1): 2013

cios de reciprocidad, confianza y solidari- frecuencia los mejores indicadores de flujos


dad (Canales y Zlolniski, 2001); ayudan a futuros (Arango, 2003).
facilitar el proceso migratorio y la acogida En cuanto a sus funciones, se estima que
en la sociedad receptora (Sánchez et al., el “apoyo” es una de las más relevantes, pues-
2007), transmiten información, proporcio- to que se consideran agentes de resguardo
nan ayuda económica o alojamiento (Aran- que generan factores protectores en todo el
go, 2003). En efecto, las redes migratorias, proceso migratorio; no han de considerar-
han de ser consideradas como formas de se solamente como “factores capitales en la
capital social (Arango, 2000), pues sirven creación inicial de un flujo en particular”
para aumentar su magnitud, potenciando, (Gurak y Gaces, 1998). Estos factores pro-
a través de los lazos que se construyen, las tectores son, dentro de varios: conocimien-
posibilidades de acción de los migrantes. to de derechos laborales al amparo de tra-
(Actis et al., 1996). tados internacionales, protocolos en cuanto
Por otra parte, se entienden como “redes a normalización de antecedentes, comuni-
de solidaridad y de intercambio que se tejen cación de experiencias migratorias y redes
en un espacio cada vez más global” (Sán- informales de apoyo, acompañamiento en-
chez et al., 2007), se constituyen en una de tre inmigrantes en tránsito, orientación de
las consecuencias más visibles de la migra- lugares de asentamiento, Etc. Estos factores
ción transnacional, pues la constitución, podrían permitir la construcción de canales
generación y el fortalecimiento de las redes de ayuda que desarrollan la movilidad so-
migratorias contribuyen a la reproducción cial de los sujetos, pues la vinculación per-
de las propias comunidades de origen en las manente con las redes tienden a “amorti-
sociedades de destino. guar el peso que tienen sobre los migrantes
En cuanto a su forma de operar y arti- los costes y la ruptura vital que supone la
cularse, las redes deben indagarse desde las migración” (Gurak y Caces, 1998: 79).
esferas de acción que mantienen los inmi-
grantes, ya sea como activan las redes en
sus lugares de origen, en tránsito o destino. 3.1. Aproximaciones teóricas sobre
Además, como se ha señalado someramen- redes migratorias
te, las redes tienden a “aumentar a medida
que la entrada en los países receptores sea Las redes migratorias, como toda defini-
más difícil, por su capacidad de reducir los ción propia de las ciencias sociales, se pue-
costos y riesgos del desplazamiento, entre den abordar tanto desde una aproximación
ellos la incertidumbre” (Arango, 2003). prescriptiva como descriptiva, aún cuando
Con todo, el desarrollo de éstas, puede se pueda buscar complementarlas. Esta
explicar que la migración continúe, con in- tensión tiene implicancias relevantes a la
dependencia de las causas que llevaron al hora de aproximarse a las redes migratorias
desplazamiento inicial, por lo que son con y su tratamiento más empírico. Siguiendo
a Sartori y su definición de democracia, a
propósito del problema de la prescripción
migratorios se consideran como población vulnerable de y descripción en ciencias sociales (1988:4),
derechos sociales-económicos y culturales, “entre más des-
protegida se encuentra la población, mayor es la necesidad
se considera que una definición de red so-
de contar con redes sociales” (Durán, 2001) y, a su vez, cial migratoria debe ser descriptiva pero no
“a mayor experiencia migratoria, es más probable que la puede vulnerar una definición prescriptiva,
gente mantenga lazos familiares y de amistad” (Massey et
al., 1991). puesto que sin la verificación la prescrip-

52
Las redes migratorias y la inserción de los migrantes: el caso de la pastoral de migraciones Incami-Iquique / R. Ramos R.

ción es irreal, pero sin el ideal una red social Estas visiones se asocian a conceptos de
migratoria no es tal. moda tales como empoderamiento, ciuda-
Desde esta perspectiva, en clave descrip- danía diferenciada, participación ciudada-
tiva, es importante destacar que dentro de na, capital social, gobernanza migratoria,
una observación del funcionamiento de las etc. (Cubero, 2009: 66). Desde sus enun-
redes migratorias, éstas operan dentro de ciados tienden a idealizar11 las posibilidades
sociedades construidas sobre desigualdades de las redes migratorias en tanto agentes de
estructurales, puesto que en ellas se quiera cambio y movilidad social. En definitiva,
o no intervienen, por ejemplo, agentes del éstas posibilitarían minimizar el impacto
capital ligados al desarrollo de mercados de las políticas migratorias restrictivas12 im-
locales de trabajo y políticas migratorias puestas por las sociedades de acogida (Pa-
restrictivas (Pedone, 2010). Consecuencia rís, 2007; Cubero, 2009). Esta perspectiva
de aquello, en su interior sus interacciones “trató de demostrar que independiente-
pueden estar marcadas por la desigualdad, mente de factores socioeconómicos o polí-
la violencia y las asimetrías de poder. Así, si ticos que constituyen las causas últimas de
bien se sostiene que “la acumulación de los la migración, los flujos establecidos tienden
recursos sociales incentiva el flujo migrato- a continuar con una relativa autonomía y
rio (…), no hacen referencia a la manera en un impulso propio” (París, 2007: 56).
que estas relaciones se verticalizan y, según Con todo, se plantea que una aproxima-
los casos, a la forma en que este bagaje de ción adecuada sobre el funcionamiento de
información y contactos se convierten en las redes migratorias debe ponderar ambas
un valor económico en manos de unos po- visones y sobre todo debe ponderar la capa-
cos: aquellos que poseen el poder dentro de cidad de las redes migratorias para generar
las redes (Pedone, 2010: 104). procesos de empoderamiento y movilidad
Paralelamente, desde la perspectiva social; es decir, no se debe descuidar la ve-
prescriptiva –muy extendida dentro de los rificación de los enunciados ni la capacidad
especialistas– se sostiene que perse las redes teleológica de las redes. Particularmente, en
se fundan en relaciones de reciprocidad, lo referido a las redes sociales presentes en
confianza, solidaridad y parentesco. Des- las comunidades de destino, éstas –en un
de esta aproximación, los individuos que contexto neoliberal marcado por el replie-
emigran lo hacen a partir de contactos y
mecanismos de movilidad establecidos por
parientes, vecinos y amigos que emigraron 11
Esta “ idealización de las mismas por parte de algu-
antes que ellos. (París, 2007: 55), prescin- nos investigadores (…) llegan a presentar a los emigran-
diendo en su relato de la influencias de ac- tes como los nuevos “sujetos trasnacionales”, capaces de
eludir las fronteras nacional-estatales, de burlar las polí-
tores vinculados a las fuerzas del capital. ticas de contención impuestas por los Estados del norte,
Para esta mirada prescriptiva: Hablar de de superar las formas clásicas de organización política de
las “redes” fue regresar al estudio de los mi- carácter regional y nacional para trascender así la política
moderna y tornarse en ciudadanos colectivos en su pleno
grantes como actores sociales, con motiva- derecho de la globalización (Paris, 2207: 57).
ciones, relaciones, intereses e identidades; 12
Ejemplo de política migratoria restrictiva: Migra-
observar la migración como un proceso so- ción compulsiva se asocia a los riesgos vinculados a la in-
tensa movilidad fronteriza, puesto que las dinámicas de
cial que provoca cambios importantes en la movilidad transnacional y poblamiento y despoblamiento
trama existencial de los individuos, en los de las franjas fronterizas constituyen para algunas auto-
valores, las normas y las formas de identifi- ridades – sobre todo las vinculadas al ministerio de De-
fensa –una amenaza a la seguridad– :http://www.anepe.
cación de las familias y de las comunidades cl/2011/08/el-estudio-que-revela-como-la-baja-natali-
(París, 2007: 55). dad-podria-afectar-a-chile-en-seguridad-y-defensa

53
Theoria, Vol. 22 (1): 2013

gue del Estado en lo referido a políticas so- dad propia de las redes esconde relaciones
ciales de integración– operan en el seno de de subordinación presentes en su interior
sociedades construidas sobre desigualdades (París, 2007). Por ello, también estas redes
estructurales –ya señaladas más arriba– que sociales pueden llegar a ser un espacio de
fomentan su perpetuación en posiciones relaciones desiguales en función de la po-
subalternas (Cubero, 2009). En respuesta sición social que se ocupe dentro de éstas.
se propone “la inserción socio-laboral de Esta disparidad surge, por ejemplo, del
los inmigrantes como un fenómeno auto- funcionamiento de intermediarios14, en el
regulado en el que el Estado puede reducir envío de remesas y sus costes asociados, en
su intervención al fomentar programas de la colaboración muchas veces pagada a mi-
fortalecimiento de redes” (Cubero, 2009: grantes ya asentados. Así, la idea de que las
66). Así, en materia de integración social redes dinamizan por sí mismas la migración
de los migrantes, se le atribuye una respon- internacional entra casi siempre en contra-
sabilidad mayor a las redes sociales. dicción con múltiples aspectos que revelan
Desde esta perspectiva más teleológica los estudios de caso, en particular el papel
de las redes sociales, se sostiene que aquéllas activo de agentes externos a las comunida-
están gobernadas por una serie de princi- des migrantes y vinculados con el capital
pios que, no obstante, puede discutirse su trasnacional o con instituciones de los paí-
aplicación según cada caso. ses de origen y de destino (París, 2007: 56).
En suma, se debe tener en cuenta ciertas Las comunidades migrantes dependen
limitaciones propias del funcionamiento del poder ejercido por numerosos interme-
de las redes y también del enfoque teóri- diarios, no sólo en el proceso migratorio
co13 que las estudia. Así es como las redes (coyotes, polleros y raiteros) sino también
en ocasiones facilitan espacios de mar- en las etapas previas al viaje (prestamistas) y
ginación para los colectivos migratorios, durante el asentamiento (París, 2007: 56).
por ser excesivamente endogámicas, al no Los intermediarios van así acumulando un
impulsar interacciones con otros entornos capital monetario y simbólico que les brin-
en los países receptores. Se trata de la im- da una posición de prestigio y de poder en
posibilidad de alcanzar un rasgo propio de la comunidad, además de permitirles, a
toda red: generar vínculos ascendentes; en mediano plazo, la acumulación de bienes,
la medida que una red se identifica como servicios y favores.
“micro estructuras que conectan entre sí a Si bien las redes contribuyen hacia la
personas ubicadas en distintos espacios y subsistencia de los migrantes y constituyen
lugares de la pirámide social” (Actis et al., el principal mecanismo que hace de la mi-
1996: 8). Por otro lado, como se ha enfati- gración un fenómeno que se perpetúa a sí
zado más arriba, muchas veces la reciproci- mismo, su crítica limita los alcances positi-
vos de éstas, sobre todo en lo referido a su
capacidad de generar factores protectores
13
El enfoque teórico referido a las redes subestima
algunas variables de contexto que influyen notoriamente
en el proceso migratorio. Es el caso de las políticas migra-
torias, laborales y económicas de las sociedades de des- 14
En efecto, los intermediarios que ayudan a los mi-
tino, junto a otros factores institucionales (Paris, 2007). grantes en tránsito y en las comunidades de destino a in-
Además de algunas características idiosincráticas de las sertarse en el medio van “… acumulando un capital mo-
sociedades de destino, es el caso de rasgos xenofóbicos netario y simbólico que les brinda una posición de pres-
arraigados, que confronta la identidad nacional construi- tigio y de poder en la comunidad, además de permitirles,
da, exagerando las diferencias con los que están fuera (La- a mediano plazo, la acumulación de bienes, servicios y
rraín, 1996). favores (París, 2007: 57).

54
Las redes migratorias y la inserción de los migrantes: el caso de la pastoral de migraciones Incami-Iquique / R. Ramos R.

efectivos, puesto que, como se ha insistido, dógama. Estas definiciones se desarrollarán


las redes están sujetas a interrelaciones asi- en este apartado.
métricas. La Pastoral Migratoria de Iquique se
Con la intención de proponer una teo- trata de una reconocida organización de
rización que pondere el efecto de estas li- acogida dentro de los/as inmigrantes en la
mitaciones, se puede señalar que las redes comunidad de Iquique y las esferas insti-
también son “esencialmente exógamas, en tucionales, al punto que su experiencia de
ellas intervienen continuamente actores trabajo ha sido destacada por la opinión
externos, que van desde los agentes de mi- pública15:
gración y los políticos de los Estados expul-
sores, hasta miembros de organizaciones Es un trabajo de primera línea, con per-
no gubernamentales o de instituciones de sonas que llegan muchas veces sin nada
salud y educación en los lugares de destino. y que allí pueden tener un techo y una
Las redes son influidas y moldeadas tam- orientación, una ayuda inicial y la ver-
bién por intermediarios externos (engan- dad es que son una entidad muy impor-
tante a nivel regional que hay que ayudar
chadores, contratistas) que actúan como
y sostener.
agentes del capital” (París, 2007: 58).
Desde esta mirada exógama, “la “red” no
Como se señaló en apartado anterior,
puede ser concebida como un tejido acaba-
enfoques teóricos más prescriptivos referi-
do de relaciones de parentesco y paisanaje,
dos a las redes subestiman algunas variables
sino como una forma continua de integra-
de contexto que influyen notoriamente en
ción y articulación de las comunidades mi-
el proceso migratorio. Es el caso de las po-
grantes con las poblaciones de los distintos
líticas migratorias, laborales y económicas
territorios comprendidos en el circuito mi-
de las sociedades de destino, junto a otros
gratorio” (París, 2007: 58).
factores institucionales e idiosincráticos.
Algunos estudios recientes distinguen en
Para subsanar esta deficiencia metodo-
este sentido las redes llamadas “naturales”
lógica, se analizan algunos alcances de la
con una tendencia endógama de las redes
Pastoral de Migraciones, en tanto red exó-
“artificiales” formadas a partir de la inter-
gama (París, 2007). Esta red se articula con
vención interesada de agentes del capital,
mesas técnicas de trabajo sectorial, sobre
de las instituciones públicas y de organiza-
todo con organismos públicos regionales.
ciones no gubernamentales en las regiones
Estos encuentros no han estado exentos de
de destino (París, 2007: 58).
conflictividad, puesto que la Pastoral en su
vínculo con las redes institucionales se ex-
presan diferencias, valores e intereses con-
4. ALGUNOS ASPECTOS DE
trapuestos16. En efecto, las usuarias señalan
LAS REDES MIGRATORIAS:
EL CASO DE LA PASTORAL
DE MIGACIONES DE IQUIQUE
15
http://www.estrellaiquique.cl/prontus4_nots/site/
Expuesto algunos aspectos teóricos referi- artic/20100416/pags/20100416001020.html. Informe
de prensa. Diario local La Estrella de Iquique. Entrevista a
dos a las redes migratorias, a continuación Fabio Varoli. Oficial del Alto Comisionado para las nacio-
se describe e interpreta la Pastoral Migra- nes unidas de Refugiados (ACNUR). 16/04/2010.
ciones de Iquique en tanto red social mi-
16
Una de las principales limitaciones de esta red es
la escasa aplicación del Convenio Internacional de los
gratoria, destacando sus dimensiones en Trabajadores Migrantes y sus Familias. Convenio que, si
tanto red natural, artificial, exógama o en- bien está ratificado por el Estado chileno, su aplicación, a

55
Theoria, Vol. 22 (1): 2013

que la Pastoral de Migraciones contribuye necesidades de las mujeres inmigrantes de


aportando información clave, información acuerdo a sus condiciones de llegada y per-
que muchas veces está contenida en trata- manencia.
dos internacionales y normativas interna- En cuanto a las redes exógamas, inter-
cionales migratorias ratificadas por Chile vienen e influyen actores externos, tales
pero escasamente implementadas en regio- como los organismos del Estado, que sec-
nes: regularidad migratoria y derechos la- torialmente y a distinta escala participan
borales, entre otros. en la migración, y miembros de ONG’s.
También perciben a la Pastoral como También se destaca la relación con inter-
apoyo concreto a la incorporación de las mediarios (en la comunidad de destino):
mujeres al empleo en la región. enganchadores, contratistas, etc. Una de
sus principales características se refiere al
Porque uno viene, cuando llegan mis paso de la población a través de los circuitos
amigas les digo yo [sic], allá en la Pas- migratorios y a su adaptación a las cadenas
toral, hay trabajo, te vas allá y esperas y productivas. En entrevista realizada a mu-
acá te acogen te ayudan a hacer los trá- jer que concurre a la Pastoral en que relata
mites a documentarte…, alojamiento, como llegó a Iquique, señala lo siguiente:
documentos para trabajar… (Mujer de
nacionalidad peruana, 36 años. Visa su-
Me fui, preguntando en el camino, qué
jeta a contrato).
bus tomo para llegar hasta Tacna, me
dijeron ahí está Cruz del Sur, hay está
No obstante las diferencias descritas, se los bus hay varias agencias, la cosa era
destaca su colaboración y trabajo conjun- que yo tenía que llegar a Tacna (…)
to con la Seremía de Salud de Tarapacá, entonces ahí los tacneños te informan,
la Dirección del Trabajo de la misma y el si puedes entrar a los siete días… me
Gobierno Regional de Tarapacá. En cuanto quedé en Arica (Chile) dos días, en un
a sus enfoques de trabajo, ha destacado el apartamento con unos peruanos, a Iqui-
tratamiento del tema migratorio desde una que, ahí agarré. Hablé con un bus, “voy
perspectiva de género17, trasmitiendo así las a Iquique le digo, cuánto me cobra”, me
dijo “ya, le cobro tanto y yo lo dejo en
Iquique, pero va a pasar un control pú-
blico, porque siete días que le dieron es
cargo de una serie de organismos públicos en la región de hasta Arica, no hasta Iquique”, yo dije
Tarapacá, ha sido deficiente. En efecto, si bien la organi- no importa, si me votan me votan, ya es-
zación desde sus inicios ha recibido ayuda de organismos
gubernamentales, no están amparadas por compromisos
toy acá, llegué al paso de Cuya, ahora me
internacionales en materia de garantizar derechos de los doy cuenta que me cobró mucho dinero
migrantes, sino que se trata de iniciativas voluntarias, de por traerme (Mujer de nacionalidad pe-
los encargados de los servicios públicos que se vinculan ruana, residencia definitiva).
con ella. Como señala el director de la Pastoral de Migra-
ciones, Francisco Murrillo, quien destaca en el año 2011.
… Acá en Iquique hemos tenido colaboración del Go- En cuanto a la contribución de la Pasto-
biernos Regionales en algunos proyectos, hemos man- ral de Migraciones de Iquique en “tanto red
dado varios proyectos al gobierno regional y nos ha
cooperado en un momento también hemos conseguido de apoyo”, ha asistido notablemente a la
una cooperación espontánea (poquita pero se los digo) población inmigrante que se integra a la re-
de la Municipalidad…
17
Inspección del Trabajo, Ministerio del Trabajo: gión de Tarapacá, colaborado, por ejemplo,
http://www.dt.gob.cl/1601/simple-article-98967.html con el decreto de regularización migratoria
Informe de prensa: La Estrella de Iquique: 16/ 03/
2010. http://www.estrellaiquique.cl/prontus4_nots/site/
del año 2007-2008, instrumento que para
artic/20100416/pags/20100416001020.html el Norte de Chile regularizó más de doce

56
Las redes migratorias y la inserción de los migrantes: el caso de la pastoral de migraciones Incami-Iquique / R. Ramos R.

mil inmigrantes y, particularmente en Iqui- Nosotros regresamos acá (Pastoral)…


que, cinco mil de ellos aproximadamente18. nos ayudan a nosotros [sic], de repente
Además, contribuye con la descentraliza- uno queda sin pega y uno regresa… por
ción del sistema de refugio19 y sus reglamen- ejemplo los sábados de salida, me vengo
tos; participa en encuentros nacionales que para acá, los fines de semana, las cele-
braciones que nos hacen acá de nuestros
se realizan tanto en Chile como en Bolivia
patronos, la navidad, la familia… no hay
y Perú; participa en las celebraciones de dónde ir y me vengo para acá, para mí
las fiestas patronales contribuyendo a for- es una ayuda… (Mujer de nacionalidad
jar vínculos basados en ciertos valores, en boliviana, 29 años. Residencia tempora-
tanto red natural, y el paisanaje; trabaja en ria).
forma mancomunada con los consulados,
iglesia e inmigrantes; implementa la “red de Uno cuando llega, no conoce a nadie,
frontera”, que consiste en establecer pasto- llegamos a un sitio y no tenemos dón-
ral de migraciones en Tacna (Perú), Arica, de estar siquiera, venimos acá (Pastoral),
Iquique, Calama, Antofagasta, Copiapó y encontramos trabajo y hay un sitio don-
Pisiga (paso fronterizo Bolivia-Chile), para de estar en una noche, si no estaríamos
el acompañamiento de los/as emigrantes en en la calle, porque si tú te vas a Santiago
las comunidades de origen, cuando se en- duermes en la calle, yo he tenido amigas
que han pasado para allá y no querían
cuentran en tránsito y una vez asentadas en
ni dormir, estaban durmiendo en la calle
la comunidad de destino. hasta que conozcan [sic], porque allá en
Así, la Pastoral Migratoria, en tanto red Santiago todavía no existe esto… (Mujer
natural, con tendencia endógama, formada de nacionalidad peruana, 52 años. Resi-
a partir de la interrelación de un grupo de dencia definitiva).
migrantes orientados por ciertos valores, ta-
les como la solidaridad y reciprocidad y las … agarramos taxi, nos vamos a Esme-
relaciones de parentesco y paisanaje, pre- ralda20, traemos los bultos y nos hemos
senta las siguientes características: se desta- quedado. Llegan de Perú, Bolivia, Co-
can cuestiones de ámbito cultural, asocia- lombia, llegan señoras y preguntamos
das a su prestación de servicios, como es y nos han dicho “mañana hay que ir
rescatar valores propios de la comunidad de temprano al Pastoral, ahí hay trabajo”,
ya ahí hemos tranquilizado, “no tengan
origen. Estos elementos significativos, aso-
pena chicas, porque mañana yo las llevo
ciados al proyecto de vida de los migrantes, y ahí van a encontrar trabajo…” (Mujer
también encuentran eco en la organización de nacionalidad boliviana, 43 años. Re-
de fiestas patronales y religiosas, los cuales sidencia definitiva).
se expresan en los encuentros o desencuen-
tros interculturales que necesariamente ex- Otra de las características de las redes
perimentan los migrantes en los países de endógamas es la presencia de una identidad
destino (Altamirano, 2004). Lo anterior se étnica que reivindican los migrantes, sus-
grafica a continuación: tentada explícitamente en compartir idioma

18
Entrevista realiza a padre Ildo Griz, coordinador 20
Esmeralda 1000: Corresponde a un sector en el cen-
del proyecto “Tres Fronteras”. Colaborador en Pastoral de tro de la ciudad de Iquique, donde habita una gran can-
Migraciones de Iquique. tidad de población inmigrante boliviana, conocido por
19
Dicha ley actualmente se encuentra en discusión. la comunidad como “Barrio boliviano”. En este sector,
En las mesas técnicas que se discute activamente participa es donde los emigrantes bolivianos generan los primeros
la Pastoral Migratoria. contactos en la ciudad.

57
Theoria, Vol. 22 (1): 2013

y cultura indígena, es un factor de unión a Los aportes que realizan los actores del
partir del cual estructuran la comunidad de proyecto se aprecian a continuación:
migrantes (Barabas, 2001).
Por eso nosotros viajábamos a Oruro,
… ahí empezamos también en esa época, a Tacna y desde allí uno prácticamente
a celebrar los días patrios que son muy venía con ellos en los buses, en los colec-
importantes para ellos y se nos ocurrió tivos, por eso unos los acompañaba en
tener una casa de acogida… (Informante el origen tránsito y destino (Entrevista a
clave Nº 1). Padre Ildo Griz, Coordinador del pro-
yecto Tres Fronteras).
Las redes migratorias presentes en la re-
gión también se pueden interpretar desde Existe mucha comunicación con Tacna
los aportes de las redes naturales al desarro- desde aquí, hay comunicación también
entre las Diógenes de Chile aquí del
llo territorial21. En efecto, que la inmigra-
norte, se comunican, nos comunicamos,
ción contribuya a redefinir las relaciones tanto por tema de refugio como de y
transfronterizas en la zona de la triple-fron- además participamos de los encuentros
tera genera una oportunidad para el desa- nacionales que se realizan tanto en Chile
rrollo compartido emprendido desde las como en Bolivia y en Perú (Entrevista a
sociedades civiles de Bolivia, Chile y Perú Francisco Murillo, Director de la Pasto-
(González, 2006; Aranda et al., 2010). Se ral de Migraciones).
puede inferir que proyectos tales como Tres
Fronteras –emprendido por la Pastoral de
Migraciones– van en este sentido. Se trata 5. CONCLUSIONES
de un trabajo que se realiza a partir de redes
migratorias que están en contacto perma- Como se ha insistido en el desarrollo de
nente con las comunidades que habitan las este trabajo, es necesario tener en cuen-
franjas fronterizas de Chile, Perú y Bolivia. ta los diferentes tipos de roles que juegan
Creado en el año 2003, busca la integra- y mantienen la Pastoral, la población mi-
ción de los migrantes desde el trabajo man- grante y una serie de actores involucrados
comunado de las iglesias de los tres países, en proceso migratorio, con el propósito de
representados por el Instituto Católico de desentrañar los vínculos de verticalidad y
las Migraciones, el Obispado de Iquique, horizontalidad (Pedone, 2010), asociados
la Pastoral de Migraciones de Iquique y los al funcionamiento de las redes presentes en
centros pastorales ubicados en Norte Gran- la región.
de de Chile, Oruro y Tacna22. Por lo mismo, se ha planteado que las
redes brindan sentido a ciertas trayectorias
socioespaciales, que en ocasiones facilitan
21
Se refiere al desarrollo de los territorios binacionales la inserción en las comunidades de destino
que cruzan los migrantes y que coinciden con sus comu- y en otras obstaculizan la misma (Pedone,
nidades de origen y destino creando espacios de represen- 2010). En el caso de la red objeto de estu-
tación.
22
Dentro de sus objetivos se encuentran: acompañar dio de este trabajo, se puede inferir, según
a los emigrantes pastoralmente, con sus celebraciones y sus trayectorias, ambas tendencias23.
tradiciones; acompañar pastoralmente a los inmigrantes
desde sus comunidades de origen, en tránsito y en las
comunidades de destino; capacitar a agentes de pastoral
de migraciones; incidir en las políticas migratorias y ga- 23
En cuanto a la facilidad en la inserción como red
rantizar el acceso de los solicitantes al sistema de refugio, natural, a través de sus prácticas de reciprocidad, paisa-
actualmente vigente en Chile. naje y solidaridad. También va en esta dirección la puesta

58
Las redes migratorias y la inserción de los migrantes: el caso de la pastoral de migraciones Incami-Iquique / R. Ramos R.

Por otra parte, la complejidad espacial, En cuanto red artificial o exógama, se


propia de la articulación de las redes, mues- funda en la vinculación con redes institu-
tra que lo correcto desde el punto de vista cionales con intereses y valores diferencia-
analítico sería distinguir los distintos tipos dos y en ocasiones contrapuestos prove-
de redes que se solapan (naturales, artificia- nientes de un contexto determinado (París,
les, endógamas, exógamas, internacionales, 2007) que no se puede subestimar. Sobre
nacionales, etc.). Pero esto sólo con efectos todo en lo referido al incumplimiento de
analíticos, pues el espacio real en que se ins- Convenio de los Trabajadores Migrantes y
criben dichas redes es multidimensional e sus Familias y los conflictos que se generan
indisociable (Filiibi, 2010). a partir de asuntos ideológicos, tales como
Hecha esta salvedad, se puede señalar un chauvinismo y xenofobia expresa24, que
que la Pastoral Migratoria, por un lado, se ha hecho que la Pastoral muchas veces haya
comprende como red natural, que facilita exigido a las autoridades el cumplimiento
la integración de los migrantes y como una de obligaciones hacia los migrantes25 y se
red artificial, que en ocasiones la dificulta. haya desvinculado algunas mesas de traba-
Esta última tendencia no se enmarca den- jo constituidas por funcionarios de los ser-
tro de los objetivos expresos de la Pastoral vicios públicos que se encargan de regular
Migratoria, sino más bien, es una respuesta asuntos migratorios e implementar dicho
a las dificultades de operar junto con redes convenio.
formales que si bien están destinadas a la Estos puntos se expresan en ciertas ex-
atención de los migrantes, también expre- periencias de las propias migrantes:
san ciertas restricciones.
En cuanto a red natural, en la medida Las debilidades que a nos enfrentamos
que contribuye a enfrentar el problema de serían credibilidad de la sociedad para
la vulnerabilidad social (Canales y Zlolnis- la población migrante, todavía hay mu-
ki, 2007); que involucra trasformaciones en cho rechazo, rechazo al migrante… que
el espacio físico y simbólico de una parte nos vienen a correr que nos quitan los
trabajos, incluso al interior de la iglesia
de la ciudad (Stefoni, 2004), que se nutre
también dicen ellos: hay tanta pobreza y
a través de sus quehaceres cotidianos sen- traen más ustedes… (Director Ejecutivo
tados en ciertos valores, practicas (solidari- de Pastoral Migraciones Iquique).
dad, reciprocidad, paisanaje) se aprecia en
el relato que mantienen los entrevistados ,
en tanto señalan el esfuerzo de la organiza-
ción para mantener los vínculos permanen-
tes de los participantes con sus tradiciones
24
En este mismo sentido, como se ha señalado en pá-
rrafos anteriores, el rasgo xenofóbico de la idiosincrasia
a través de actividades simbólicas. chilena se considera un elemento contextual a tener en
cuenta (afecta notoriamente la trayectoria de las redes),
toda vez que: “El imaginario chileno (…) se percibe así
en práctica del proyecto Tres Fronteras, que involucra la mismo como un país con características e idiosincrasia
articulación con otras redes naturales (Pastorales de Fron- más cercana al mundo europeo que al indígena, asocian-
tera, Diócesis de Chile, Perú y Bolivia, etc.). La segunda, do esta condición a las posibilidades de ascensión social y
con tendencia a la obstaculización, surge de la articulación laboral. Desde este prisma, y tal como lo afirma Carolina
de la Pastoral con un contexto restrictivo (París, 2007); Stefoni (2004), la inmigración de los países limítrofes, es-
es decir, su vinculación con políticas restrictivas que en pecialmente de Perú y Bolivia, nos enfrenta con nuestra
ocasiones dificultan el funcionamiento; la relación de la identidad mestiza, y nos retrotrae a aquello que intenta-
Pastoral con el mercado laboral precarizado, que hace uso mos olvidar (Riquelme y Alarcón, 2008: 305).
y abuso de los migrantes; su vinculación con servicios pú- 25
Sobre todo cuando se niegan a prestar servicios de
blicos poco receptivos de las demandas de los migrantes e salud a los migrantes y a garantizar derechos laborales en
intermediarios inescrupulosos. la misma calidad que los nacionales.

59
Theoria, Vol. 22 (1): 2013

Aquí el gobernador que tenemos… uno tricciones impuestas por un mercado labo-
lee en la prensa, salió la policía a hacer ral precarizado o por la política migratoria
una redada, se encontraron tantos droga- chilena. Esto es afirmativo en la medida que
dictos, tantos ladrones y tantas migran- las características del contexto sociopolítico
tes, lo tienen a ese nivel… está el ladrón, propio de la Región de Tarapacá permiten
el corrupto, el traficante y el migrante,
construir redes transfronterizas efectivas de
están en esa escala… el gobernador dice
expulsé a 10 lo logré y pone al migrante,
apoyo.
coloca al migrante en esa… (Padre Ildo Así, el beneficio que produce que la
Griz, Coordinador del proyecto “Tres región forme parte de un contexto tras-
Fronteras”). fronterizo se grafica en que se articulan y
refuerzan –como es el caso de la Pastoral
En tanto red exógama también se refleja de Migraciones– acciones que van en aten-
en la medida que la Pastoral informa sobre ción de los y las migrantes y sus familias,
los derechos y opciones a los migrantes en puesto que la cercanía facilita la movilidad
vez de que asistan a las entidades públicas y las redes trasnacionales profundizan dicha
que trabajan con población inmigrante en facilidad. El proyecto “Tres Fronteras” es la
la región. expresión de esta dimensión positiva.
Por otra parte, la trayectoria espacial Otra dimensión, negativa, se refiere al
transfronteriza de la red ha contribuido impacto del marco jurídico-institucional
notoriamente a forjar nuevos espacios sim- en el despliegue de las redes migratorias.
bólicos en torno a redes trinacionales26. En Éste en ocasiones regula materias muchas
cuanto a su contribución al desarrollo terri- veces clave, dificultando su desplazamiento.
torial, el proyecto “Tres Fronteras” ha favo- Es el caso de la ley de extranjería que ac-
recido al acompañamiento del inmigrante tualmente regula de manera rígida la condi-
ya sea en origen, tránsito o destino. Para el ción del inmigrante; el endurecimiento de
caso iquiqueño, se puede ver reflejado por la frontera27 producto de intentar erradicar
parte de los nacionales bolivianos, que han el narcotráfico y el contrabando, cuestión
generado un complejo tejido de red social que a nivel local genera fricciones respecto
perfectamente identificado y definido de
acuerdo a las necesidades de los inmigran-
tes, ya sea temporales o definitivos. 27
En efecto, el año 2010 se crea el Plan Frontera Nor-
te y se implementa el 2011. Éste busca fortalecer el com-
Finalmente, cabe preguntarse si la Pas- bate fronterizo al narcotráfico. Considera en sus propósi-
toral Migratoria en tanto red supera las res- tos lograr que Chile sea un país cada vez más impermeable
al narcotráfico. “Cerrar nuestras fronteras en forma defi-
nitiva y total es un propósito de mediano y largo plazo”:
http://www.elboyaldia.cl/node/13427. archivo de prensa.
26
Entrevista que recoge cómo se constituye el pro- Diario local. 28/12/2011. Si bien el plan no contempla
yecto: ninguna medida legalmente amparada que afecte el flujo
Vinimos al principio… bueno nosotros hicimos un migratorio, en la práctica se han implementado medidas,
convenio con el Obispado de Arica y en el convenio informalmente, que afectan su desarrollo. Es el caso de
habíamos acordado de que nos quedaríamos 3 años que la decisión por parte de la Gobernación Provincial de
era para animar la Pastoral de Migraciones en Arica, Iquique de retener buses, para realizar controles de iden-
Iquique, Calama y Antofagasta y la Diógenes de Oruro tidad, en sectores no previstos por la legislación vigente,
y de Tacna en Bolivia y Perú. Y hemos hecho ese trabajo en concreto fuera de los controles fronterizos. Se conside-
y después de los primeros tres años, bueno ahí dijimos,
bueno nos vamos y en un encuentro que se realizó en
ró por algunos sectores de la opinión pública como una
Iquique vimos oportuno quedarnos un año más en Ari- medida “inconstitucional y discriminatoria” pues afectaba
ca, y después de ese año entonces es que vinimos a Iqui- el libre tránsito: http://www.estrellaiquique.cl/prontus4_
que para trabajar y seguir animando. Para consolidar un nots/site/artic/20110327/pags/20110327004003.html.
proyecto que nosotros llamamos el proyecto Las Tres Archivo de prensa: Diario local La Estrella de Iquique.
Fronteras (Coordinador del proyecto). 27/03/2011.

60
Las redes migratorias y la inserción de los migrantes: el caso de la pastoral de migraciones Incami-Iquique / R. Ramos R.

a las posibilidades de integración, posibili- ____ (2005), Regionalismo y desarrollo regio-


dades que afectan el proceso migratorio en nal: debate público, proyectos económicos y
el que se ven inmersos los inmigrantes y sus actores locales (Tarapacá 1880- 1930). Viña
familias. del Mar: CEIP Ediciones.
CUBERO, F. (2009), Redes sociales e inte-
gración de los inmigrantes. El caso de las
mujeres ecuatorianas residentes en Sevilla.
6. BIBLIOGRAFÍA
REMHU, XVII (32): 61-80.
DASSETO, F. (2004), Más allá de lo intercul-
ACTIS, W., DE PRADA, M. y PEREDA,C.
tural: los retos de la co-inclusión. Revista CI-
(2006), “Procesos de inserción y exclusión
DOB D’ Afers Internacionals, 66-67: 99-111.
social de las mujeres inmigrantes no comu-
FILIBI, I. (2010), “Dancing spatialities around a
nitarias”. Madrid: Colectivo Ioé.
geopolitical continuity: the Silk Road”. SGIR
ALTAMIRANO, T. (2004), Trasnacionalismo,
Pan-European Conference, Stockholm, Sept-
economía y remesas domésticas, en Cuader-
ember 9-115. Spaces of global capital: Territo-
nos Electrónicos de Filosofía del Derecho,
riality, markets and democratic politics. Uni-
10.
versity of the Basque Country.
ARANDA, G., OVANDO, C. y CORDER,
GAVILÁN, V. y TAPIA, M. (2006), Diag-
A. (2010), Experiencias paradiplomáticas
nóstico de los procesos migratorios en el
en la Región de Tarapacá y su proyección
norte de Chile. Revista Electrónica Pari-
subregional. Estudios Internacionales, 165,
nas, II (2). Disponible en: http://www.
33-74.
unap.cl/p4_inte/site/artic/20060807/
ARANGO, J. (2000), Enfoques conceptuales y
pags/20060807194044.html
teóricos para explicar la migración. Madrid.
GONZÁLEZ, S. (2006), Densidad, integra-
Universidad Complutense.
ción y conflicto en la triple frontera (Perú,
____ (2003), La explicación teórica de las mi-
Bolivia, Chile). Bogotá: Serie Integración
graciones. Luz y sombra. Migración y desa-
Social y Fronteras. Convenio Andrés Bello.
rrollo, 1. Octubre.
GURAK, D. y CACES, F . (1998), Redes mi-
BARABAS, A. M.  (2001), Traspasando fron-
gratorias y la formación de los sistemas de
teras: los migrantes indígenas de México en
migración. En: G. Malgesini (Ed.), Cru-
Estados Unidos, Amérique Latine Histoire
zando fronteras. Migraciones en el Sistema
et Mémoire. Les Cahiers ALHIM, 2 [En lí-
Mundial. Madrid: Icaria.
nea: http://alhim.revues.org/index605.html
GOBIERNO REGIONAL DE TARAPACÁ
[Consultado el 01 février 2013].
(2010), Inmigrantes Iquique, signada como
CACHÓN, L. (2002). La formación de la ‘Es-
la ciudad más cosmopolita del país. Carta
paña Inmigrante’: mercado y ciudadanía.
Global de Tarapacá; Integración y coopera-
Revista de Investigaciones Sociológicas, 97,
ción desde la Región de Tarapacá, pp. 8-1.
95-126.
LARRAÍN, J. (1996), Modernidad, razón e
CANALES, A. y ZLOLNISKI, C. (2001), Co-
identidad en América Latina. Santiago: Edi-
munidades transnacionales y migración en
torial Andrés Bello.
la era de la globalización. En: Notas de Po-
MASSEY, D., ALARCÓN, R., DURAND, J. y
blación, 73, CEPAL.
GONZÁLEZ, H. (1991), Los ausentes. El
CASTELLS, M. (1996), La era de la informa-
proceso social de la migración internacional
ción, vol. 2. España: Alianza editorial.
en el occidente de México. México D.F.
CASTRO, L. (2003), Espejismos en el desier-
PARÍS, M. D. (2007), Redes migratorias y
to: proyectos ferroviarios e integración su-
transnacionalización de trabajo en la agri-
bregional (Tarapacá 1864-1937). Si Somos
cultura: México y California. Veredas 15:
Americanos, Revista de Estudios Transfron-
53-70.
terizos, Vol. V: 21-48.

61
Theoria, Vol. 22 (1): 2013

PEDONE, C. (2010), “Cadenas y redes migra- Chile: Flacso. Facultad Latinoamericana de


torias. Una propuesta metodológica para el Ciencias Sociales.
análisis diacrónico temporal de los proce- ___ (2009). Gastronomía peruana en las calles
sos migratorios”. Revista Metodológica de de Santiago y la construcción de espacios
Ciencias Sociales, 19. Enero-junio. transnacionales y territorios. En: Novick,
PODESTÁ, J. (1998), Ocho hipótesis sobre el S. (Comp.), Las migraciones en América
desarrollo de Iquique. Revista de Ciencias Latina. Políticas, culturas y estrategias (pp.
Sociales, 8: 4-14. 211-228). Buenos Aires: Editorial Catálo-
RIQUELME, J.  y  ALARCÓN, G. (2008), El gos-Clacso.
peso de la historia en la inmigración perua- TIMUR, S. (2000), Cambios de tendencia y
na en Chile. Polis, 7(20): 299-310.  problemas fundamentales de la migración
RODRÍGUEZ, G. (2008), Desafío de las mi- internacional: una perspectiva general de los
graciones en Chile. Informe anual. Revista programas de la UNESCO. Revista Inter-
de la Organización Internacional para las nacional de Ciencias Sociales, UNESCO,
Migraciones. Santiago: OIM. 165.
SÁNCHEZ, M.; GONZÁLEZ, A.; ROMA- TAPIA, M. (2010), Género y migración: Tra-
ÑÁ. T.; VALDIVIESO, S.; VENDRELL, yectorias investigativas en Iberoamérica. Re-
C.; FERNÁNDEZ, SALINERO, M.; FE- vista Encrucijada Americana, 2 primavera-
RRI, y OTROS (2007), De los espacios de verano.
relación a las redes de inclusión: una vía de ___ (2011), La migración como escenario para
promoción de las mujeres inmigrantes. Bar- la comprensión de la violencia de género
celona: Universidad de Barcelona. entre migrantes internacionales. Amérique
STEFONI, C. (2004), Inmigrantes transna- Latine Histoire et Mémoire. Les Cahiers
cionales: la formacion de comunidades y la ALHIM, 21. Disponible en: http://alhim.
transformacion en ciudadanos. Santiago de revues.org/3733

62