Está en la página 1de 7

UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR

DE SAN MARCOS

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS

NOMBRRE: José David Albino Peña

CÓDIGO: 15020172

CURSO: Derecho de las Finanzas Públicas

PROFESOR: Jorge Herrera Guerra


PRESUPUESTO PÚBLICO PARTICIPATIVO Y PRESUPUESTO
POR RESULTADO
RESUMEN Y APRECIACIÓN CRÍTICA

El economista Luis Ichocán define al presupuesto público participativo como un


instrumento de política y de gestión, a través del cual las autoridades regionales
y locales, así como las organizaciones de la población debidamente
representadas, definen en conjunto, cómo y a qué se van a orientar los recursos.
En decir, es cómo y a que se va a orientar los recursos, los que están vinculados
a la visión y objetivos del Plan de Desarrollo Concertado.

El Ministerio de Economía y Finanzas, desarrolla que la Gestión por Resultados


tiene que ver con virar la forma tradicional de tomar decisiones de gestión,
centrada en las líneas de gasto, insumos y procesos hacia otra que privilegia al
ciudadano como eje, es decir, el ciudadano como punto central del Presupuesto
Público Participativo, el cual cambia la orientación de los recursos que se tenía
tradicionalmente, además se enmarca dentro del nuevo enfoque de la Gestión
Pública en el cual los recursos públicos se asignan, ejecutan y evalúan en
función a cambios específicos que se deben alcanzar para mejorar el bienestar
de la población.

Entre los principales beneficios que trae consigo el Presupuesto Público


Participativo es: Priorizar los resultados, priorizar mejor los proyectos en función
de los resultados que queremos obtener, mejorar la relación entre el gobierno
local o regional y la población, comprometer a la población, ONG y empresa
privada en las acciones a desarrollar para el cumplimiento de los objetivos del
Plan de Desarrollo Concertado, realizar el seguimiento, control y vigilancia de los
resultados y hacer realidad la agenda del desarrollo territorial.
Mencionar también, de suma importancia, quienes son los actores del
Presupuesto Público Participativo entre los cuales tenemos a Presidentes
Regionales y Alcaldes, Consejo Regional y Concejo Municipal, Consejos de
Coordinación Regional, Local provincial y Local distrital, Agentes participantes
Equipo técnico, Oficina de Planeamiento y Presupuesto y Comités de Vigilancia.
Se comentó sobre las fases que tiene el Presupuesto Público Participativo y que
son cuatro: preparación, concertación, coordinación y formalización

La primera fase consiste en la aprobación que se tiene que hacer de la


ordenanza que reglamenta el proceso. Además esta fase está bajo
responsabilidad del Gobierno Regional o Local.
La segunda fase estriba en que las autoridades y sociedad civil se reúnen para
un trabajo concertado de diagnóstico, identificación y priorización de resultados,
y priorización de proyectos que se quieran realizar. Existe una formalización de
acuerdos y compromiso.
En la fase de coordinación hay un acuerdo entre el Gobierno Regional y el
Gobierno Local en base a la articulación de políticas y proyectos que beneficiaran
a la comunidad.
La última fase es la de formalización en donde se formalizan los acuerdos y
compromisos adoptados en la fase anterior, además de que los Gobernadores
Regionales y Alcaldes deben informar a los agentes participantes sobre el
cumplimiento de los acuerdos y compromisos asumidos en el año anterior por
las entidades del Estado y la Sociedad Civil.

A todo ello mencionado, hay que precisar que el Presupuesto Público


Participativo es una gran opción de un nuevo enfoque para elaborar el
presupuesto público, en la que los recursos públicos se asignan, ejecutan y
evalúan en función de los cambios específicos que se deben alcanzar para
mejorar el bienestar de la población.
Otro aspecto importante a resaltar es que con ello se busca mejorar la relación
entre Gobierno Regional o Local y la población, buscando darle un nuevo
aspecto a la labor que realizan las municipalidades y así lograr con los objetivos
trazados en beneficio de la comunidad.

Lograr estos cambios que quiere hacerse mediante el Presupuesto Público


Participativo supone producir resultados que mejoren notoriamente las
condiciones de vida de las personas. Asimismo constituye el espacio en que se
puede facilitar decisiones de inversiones que doten a las entidades del Estado
los bienes de capital necesarios para cubrir las brechas existentes y que limitan
el desarrollo de los productos. Todo ello como una política de Estado que busca
solucionar los problemas sociales que afectan al pueblo peruano.
Sin embargo, todo lo que se quiera realizar con el Presupuesto Público
Participativo como instrumento de política y gestión, debe de hacerse con
transparencia y responsabilidad principalmente.

Si el Estado quiere que se cumpla con el objetivo principal de este Presupuesto


que es mejorar las condiciones de vida de la población, identificando y
resolviendo los problemas participativamente, con proyectos de inversión
pública, deberá hacerlo con suma responsabilidad, cumplir con sus funciones de
asignación, distribución y estabilización, priorizando los resultados y proyectos
que se quieran lograr, sabiendo que el contexto político no es el adecuado con
las tan sonados casos de corrupción que deja una mala imagen de las entidades
públicas y por lo que el Estado debe saber canalizar sus recursos
adecuadamente y con una estricta fiscalización en todos los puntos acordados
para que el Presupuesto Público Participativo sea eficiente y beneficioso en favor
de la sociedad peruana, en especial, de los más pobres.

El Presupuesto por Resultado parte de una visión integrada de planificación y


presupuesto y la articulación de acciones y actores para la consecución de
resultados. Además, plantea el diseño de acciones en función a la resolución de
problemas críticos que afectan a la población y que requiere de la participación
de diversos actores que alinean su acción en tal sentido.

La gestión pública consiste en satisfacer oportuna y adecuadamente las


necesidades y expectativas de los ciudadanos, con justicia, equidad, objetividad
y eficiencia en el uso de los recursos públicos. Para ello se necesita una gestión
pública centrada en el servicio al ciudadano.
Existen instrumentos básicos de la gestión para resultados en el desarrollo.
Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos entre los que
tenemos a:
 Plan estratégico de mediano plazo que consiste en el Análisis de la
situación del país y definición de objetivos prioritarios a mediano plazo,
con sus programas, metas e indicadores correspondientes. Los
programas deben contar con un marco de resultados, es decir, con una
lógica que explique la forma en que deberá lograrse el objetivo de
desarrollo, que incluye las relaciones causales y los supuestos
subyacentes.
 Presupuesto por resultados que incorpora el análisis de los resultados
producidos por las acciones del sector público y cuya previsión de gastos
se clasifica de acuerdo a los programas establecidos en el plan
estratégico de mediano plazo. El análisis de los resultados se basa en
indicadores de desempeño y en evaluaciones.
 Marco fiscal de mediano plazo que es instrumento orientado a extender el
horizonte de la política fiscal más allá del calendario presupuestal anual,
mediante una proyección de ingresos y gastos para un período de tres
años o más que se actualiza anualmente. Durante el primer año del
marco, esta proyección guarda estricta correspondencia con el
presupuesto.
 Gestión financiera y de riesgos integrada el cual es un sistema integrado
de información de las siguientes áreas de la administración del Estado:
contabilidad, ejecución del presupuesto (incluye riesgo fiscal),
administración tributaria, crédito público, tesorería.
 Sistema de adquisiciones públicas que es el marco institucional y
normativo que promueve la competencia y la transparencia de las
adquisiciones públicas y que se ejecuta mediante un sistema electrónico
transaccional en Internet.

Existen otros conceptos pero los mencionados anteriormente son los más
relevantes.

Volviendo al concepto de Presupuesto por Resultado es una estrategia de


gestión pública que vincula la asignación de recursos a productos y resultados
medibles a favor de la población. Es un nuevo enfoque para elaborar el
Presupuesto Público en el que las interacciones a ser financiadas con los
recursos públicos se diseñan, ejecutan y evalúan en relación a los cambios que
propician a favor de la población, en especial la más pobre del país.

Los instrumentos del Presupuesto por Resultado son los programas


presupuestales, seguimiento, evaluaciones e incentivos a la gestión.

Los Programas Presupuestales son intervenciones que se orientan a proveer


productos, para lograr un Resultado Específico en la población y así contribuir al
logro de un Resultado Final asociado a un objetivo de política pública. A ello cabe
sumarle que existen programas para ciertos temas en específicos como el
programa nutricional o el de los logros de aprendizaje de la Educación Básica
Regular, entre otros.

En conclusión, es una buena iniciativa por parte del Estado el poner más énfasis
a este nuevo enfoque para elaborar el Presupuesto Público. Aunque se está
avanzando, no se ve los resultados deseados, sino que van a paso lento, lo cual
quiere decir que no se está aplicando de manera adecuada la estrategia de
gestión pública que vincula la asignación de recursos públicos a productos y
resultados, que son medidos a través de información objetiva, promoviendo una
mayor eficacia y eficiencia del gasto público.

Debe de llegar a las poblaciones más vulnerables, haciendo que se reduzcan los
porcentajes, el algunos caso elevados, los problemas sociales que se incluyeron
en el Presupuesto por Resultado como por ejemplo mejorar la calidad de vida de
los peruanos, tener una educación de calidad, no quedándose en una mera
falacia.

El Congreso de la República debe actuar exigiendo que se cumplan los objetivos


propuestos y un control de evaluación del gasto que se hace en los Programas
presupuestales.

Con orden, transparencia y responsabilidad se puede llegar a cumplir las metas


propuestas y tener un Perú mejor para el Bicentenario de la Independencia.