Está en la página 1de 2

El saber como una gran mayoríía de tuxpenñ os ni siquiera fueron votar me hace pensar

el la decepcioí n que tienen los ciudadanos con respecto a la vida políítica, por otro lado
el hecho de observar todo ese animo que se pudo vislumbrar entre los seguidores me
da esperanza y quiero pensar que va a ser un nuevo despertar en la poblacioí n
tuxpenñ a.

En estos díías la mayoríía de los tuxpenñ os nos vimos involucrados en la eleccioí n de el


presidente que nos guiara los siguientes 4 anñ os y respecto a esto surgieron varios
puntos que el díía de hoy quiero resaltar ¿y por queí no?, dar uno que otro comentario
personal.

Creo que existe confusioí n con respecto a la democracia, si bien es cierto que
actualmente esta palabra figura y se resume en el hecho de votar por un candidato
para su eleccioí n en un cargo puí blico; hoy en díía debido a los recientes
acontecimientos de corrupcioí n que se ha dado en todo el paíís se sembroí un
sentimiento de incredulidad ante la poblacioí n tuxpenñ a dando un significado maí s
amplio a la palabra democracia, cada quien defendioí al candidato de su eleccioí n cosa
que me parecioí estupenda ya que se podíía ver como joí venes y adultos daban sus
puntos de vista escuchando interesantes platicas en diversos restaurantes, escuelas,
cafeí s y diversos centros sociales de nuestra ciudad; sin lugar a duda el fenoí meno Tonñ o
– Tavo nos recordoí que la democracia la hacemos todos teniendo el derecho a
defender lo que creemos correcto recurriendo a las instancias que la ley nos brinda.

Confioí que los joí venes aprendan y se interesen por la vida políítica puesto que muchos
de ellos en alguí n furo seraí n padres de familia, buscaran trabajo y las mejores
condiciones de vida para sus seres queridos; tengo claro que cada persona es
responsable de forjar su futuro, pero sin lugar a duda las instituciones y gobernantes
forman parte de nuestra vida diaria, por ello no basta con votar por alguí n candidato.

Quiero invitarlos a investigar, comentar con sus amigos y familiares cuales son sus
puntos de vista, conocer lo que los gobernantes estaí n haciendo por la ciudad,
proponer e innovar proyectos que beneficien a todos; pero lo maí s importante
respetarse asíí mismos, esto se logra exigiendo a ese candidato que defendimos ante
amigos y familiares que cumpla con lo prometido, no se vale que despueí s de todo solo
usara nuestra fuerza y entusiasmo como trampolíín para lograr sus objetivos
personales; ejemplos tenemos muchos, diversos nombres y distintos colores.

En resumen querido ciudadano puedo decir que despueí s de todos los contratiempos
en Tuxpan se eligioí a un nuevo presidente haciendo uso de la democracia y en verdad
espero que las personas que defendieron al candidato electo con el mismo íímpetu y
euforia reclamen que se cumpla con todo lo propuesto ya que auí n pienso que la
palabra de una persona tiene un gran valor y por lo tanto hay que honrar lo que
prometemos.

En los anñ os posteriores seguiraí n mas elecciones los invito a no olvidar y que la
democracia castigue a los traidores de la patria y el pueblo, bajo este concepto direí
que la democracia es el arma que tenemos los ciudadanos para defendernos y decirle a
aquellos partidos que han danñ ado a nuestros familiares ¡BASTA!.

No se dejen sorprender muchos “polííticos” (chapulines) cambiaran de traje, color y


diraí n que son nuevas personas, yo creo que si alguien esta convencido y en verdad
quiere apoyar a la poblacioí n que comience por cambiar desde adentro, desde su
trinchera, desde su partido; realmente esas personas son oportunistas y buscan vivir
de tu dinero porque no saben hacer nada maí s.

Que regresen esos antiguos polííticos que convencíían, usaban su discurso, estaban
plagados de hechos y victorias personales: esos que hacíían al partido no los actuales
que se sirven de los partidos, abusan de la buena voluntad de aquellos joí venes que se
afilian a los partidos polííticos porque creen en sus estatutos y terminan siendo
repartidores de camisas y propaganda…