Está en la página 1de 7

El acoso cibernético.

Una mirada acerca del uso adecuado e


inadecuado de las tecnologías de la información.

Sandra Milena Blandón


Anderson Surmay Mesa

En este ensayo se pretende describir la importancia de la tecnología en la

comunicación e información de las personas y su incidencia en el acoso cibernético

a niños y adolescentes. Por lo que podemos empezar hablando de como el uso

extendido de la telefonía móvil y del internet ha llevado a los usuarios a utilizarlos

de forma adecuada o inadecuada sobre todo los niños y adolescentes entre 12 y 19

años, que no solamente sienten gran atracción por todo lo relacionado con la

tecnología sino que se desenvuelven a la perfección en las redes sociales,

convirtiéndose en usuarios vulnerables al acoso cibernético.

Tendríamos que decir entonces que las redes sociales son estructuras de relaciones

compuestas por individuos conectados a partir de un criterio común ya sean

relaciones familiares, de amistad, laborales etc. Y la era del internet ha propiciado

que proliferen sitios cibernéticos caracterizados por albergar usuarios que van

creando vínculos sin necesidad de conocerse o estar radicados en el mismo lugar,

basta con estar inscritos en alguna de las redes sociales.

Manuel Castell dijo “El internet es mucho más que una tecnología, es un medio

de comunicación de interacción y de organización social”. El uso adecuado de estos

sitios son una herramienta eficaz para mantenerse informado y en contacto

permanente con muchos y a escala global.


Hoy las redes se han convertido en fuentes de información impulsadas por internet,

ofreciendo innumerables ventajas, como herramientas organizativas, flexibilidad y

adaptabilidad características para sobrevivir en un entorno cambiante.

No podemos negar que vivimos en una sociedad digital, no podemos rechazar la

tecnología, somos digitales (Neil Selwyn).

Numerosas opiniones, estudios e investigaciones de sociólogos, psicólogos y demás

autoridades en la materia han informado sobre los aportes positivos y negativos que

las nuevas tecnologías hacen a las personas uno de los autores que escrito sobre esto

es Castell quien considera exitosas las comunidades virtuales ligadas a tareas

comunes, porque hay interayuda entre las personas. La utilización del internet

permite desarrollar tareas políticas o personales de intereses concretos y es lo que

realmente genera niveles de interacción más fuertes.

Otros autores opinan desde la perspectiva de la cercanía afectuosa entre las personas

como: una mirada, un abrazo una caricia, o cualquier expresión de cariño que no

brinda el internet, al respecto Zygmunt Bauman califica a la sociedad actual como

“modernidad líquida”, sin forma, con precariedad de vínculos humanos, donde

prevalece la individualidad. El amor y las relaciones se hacen flotantes sin

responsabilidad o empatía hacia el otro y se reducen a los vínculos sin rostro

establecidos en la web.

Lo cierto es que el internet es un instrumento fundamental para el desarrollo de la

sociedad y gracias a él no somos libres, todo depende del contexto y del proceso de

utilización que se le dé. Muchos debates plantean su afecto en la privacidad y

capacidad de control de la vida íntima de las personas.


Al respecto Castell y otros autores afirman: “No hay privacidad en internet, se ha

perdido para siempre” esto significa que cualquier cosa que hagamos en la red se

puede detectar electrónicamente. El problema es quien está interesado, cómo,

cuándo y de qué manera se hace etc.

Por su parte el escritor Guillermo Fadonelli describe a las redes sociales como

trampas en donde uno puede quedar atrapado y poner en grave riesgo su libertad.

Por lo que son evidentes los pro y los contras sobre la utilidad del internet y es en

esta medida que Luis Bretel plantea: Definitivamente internet tiene un conjunto de

características impresionantes es instantánea, inmediata, mundial descentralizada,

interactiva, capaz de extender ilimitadamente sus contenidos y su alcance flexible y

adaptable en grados notables, es igualitaria porque cualquier usuario con el equipo

necesario y modestos conocimientos técnicos pueden hacer presencia activa en el

ciberespacio, emitir mensajes al mundo y ser oído.

Innumerables posibilidades para el trabajo, el estudio, el entrenamiento, la cultura y

la comunicación marcan una diferencia importante entre quienes cuentan con este

medio y los que no lo poseen.

La escuela permite como parte del sistema de enseñanza el uso de computadores e internet

que baja restricciones y vigilancia del maestro puede convertirse en una actividad

meramente académica, sin embargo los jóvenes pueden hacer uso indebido del teléfono

móvil y otras tecnologías difíciles de controlar.

El pediatra mexicano Enrique Mendoza López reconoce la genialidad de las redes sociales

para igualmente hace notar sus riesgos porque existen personas malintencionadas
calificadas como depredadores que atentan contra la seguridad de jóvenes y niños

indefensos. La red más usada es Facebook con más de 800 millones de usuarios de los

cuales más de 17 millones son niños y jóvenes entre 13 y 18 años quienes al agregar

amigos también agregan amigos de amigos o sea perfectos desconocidos entre los cuales

pueden estar acosadores que debido al anonimato que permite la suplantación de

identidades. Según encuestas jóvenes admiten haber simulado ser otras personas, haber

recibido mensajes de desconocidos e intercambiado información con extraños.

Manuel Castell manifestó “Los adolescentes en internet suelen inventarse

identidades, experimentar identidades, pasarse ratos de cháchara sobre cualquier

cosa, siempre que pueden crear una contracultura propia, de experimentación

identitaria”. Entonces podríamos decir que Las personas jóvenes son quienes más

usan estos medios y son las principales víctimas y agresores del hostigamiento

cibernético poniendo en riesgo su integridad psicológica.

Ahora se presentan diferentes formas de acoso como:

El Groo Ming : que es cuando a través de las redes sociales un adulto molesta,

persigue o acosa a un menor a fin de ganar su confianza, crear lazos emocionales y

poder abusarlos.

El Troll: se da cuando se publican mensajes provocadores, irrelevantes fuera del

tema, comentarios de blog para logar enfrentamientos o reacciones negativas.

El Sexting: cuando se envía mensajes de textos con contenido sexual, fotografías o

videos eróticos.
Phishing: es la suplantación de identidad para adquirir información confidencial de

forma fraudulenta.

Es así que ocurren diferentes modalidades de acoso a través de internet como mensajes

instantáneos, correos electrónicos, mensajes de texto, chat, blog, juegos, fotos o videos para

avergonzar o herir a otras personas, hacerlo sentir mal generándole alteración emocional.

El acoso cibernético extremo o de carácter crónico puede exponer a las víctimas a un mayor

riesgo de desarrollo, ansiedad, depresión u otro trastorno relacionado con el estrés o incluso

conducir al suicidio. Este hostigamiento en la era moderna puede ser tan dañino que es

capaz de dejar recuerdos que perduran para toda la vida. Este flagelo del acoso tecnológico

va en aumento y si no se comprende y frena habrá serios problemas en un futuro.

Los principales actores implicados en la búsqueda de soluciones a este problema son los

padres y educadores quienes en forma mancomunada deben aplicar estrategias con el fin de

detectar y orientar a víctimas y victimarios, porque los niños y jóvenes serán buenos

usuarios solo si sus educadores y padres de familia son buenos usuarios del internet. Por lo

que es trascendental crear en los alumnos una actitud crítica que les facilite concebir,

entender, criticar, usar y controlar los procesos y productos que la tecnología brinda a la

sociedad.

El internet es ya y será aún más un medio de comunicación y de relación esencial, sobre el

que se basa una nueva forma de sociedad que ya vivimos la sociedad red,como docentes no

podemos ser indiferentes a los cambios positivos y a los inconvenientes que puedan generar

las nuevas tecnologías, sino por el contrario asumir una posición crítica frente al uso que

demos a ellas y el uso que hagan los estudiantes. Uno de los desafíos de la labor docente, es
desarrollar en los niños y jóvenes capacidades que le permitan pasar de consumidores de

información a generadores de conocimiento.

Actualmente los estudiantes tienen acceso a toda clase de información que puede serles útil

o perjudicial y es allí donde el rol del docente, es ser guía, asesor, que oriente hacia una

actitud crítica, frente a la selección de temas informativos y la importancia de utilizar

adecuadas estrategias de búsqueda.

En contraposición a los beneficios que presta el internet como apoyo al proceso enseñanza

aprendizaje, cambian es cierto que sirve de medio para agredir, difamar, intimidar, acosar,

burlar o avergonzar a niños y adolescentes ya sea entre pares o por otras personas ajenas.

El acoso cibernético es responsabilidad de todos los implicados en el acto educativo

(Directivos, docentes, padres de familia) y todos debemos participar en la solución de este

flagelo. Se debe actuar de manera preventiva y correctiva detectando señales que indiquen

que en los estudiantes hay acoso como: ansiedad, desconcentración, bajo estado de ánimo,

descenso de rendimiento académico aislamiento entre otros. Además debe tratarse en clase

sin ningún tabú por medio de videos, historias reales y otras estrategias para introducir el

problema, generando confianza y apoyo a fin de que los implicados en casos de acoso

puedan manifestarlo y recibir ayuda. Haciendo hincapié en que se debe saber con quién se

chatea las páginas que se visitan, las publicaciones que se hagan, los videos y fotos que se

publiquen etc. También en el manual de convivencia de la institución se debe tener en

cuenta sanciones para estas faltas, al igual que un plan de acción para estudiantes que sean

víctimas o victimarios. Siendo también de suma importancia vincular los padres,

alfabetizarlos frente al uso de las nuevas tecnologías y la forma de controlar los abusos

cibernéticos a que pueden estar expuestos sus hijos.


Referencias

CASTELL Manuel. La Galaxia internet Primera edición. 2001. Pág. 317

SELWYN Neil. Education and Techoology. 2011

Bauman Zygmunt. Modernidad Líquida. 2013

MENDOZA L. Enrique. Articulo Acoso Cibernético o Cyberbullying. Pediatría de México.

Vol. 14 No. 3. 2012

BRETEL Luis. Computadoras e Internet en la escuela. 2006

FADONELLI Guillermo. Escritor Mexicano.