Está en la página 1de 3

Design Thinking & Océanos Azules (I)

En los años 80’s Michael Porter, el padre de la Planeación Estratégica, en su libro


“Estrategia Competitiva” hablaba de la rivalidad entre industrias, y básicamente
plantea una guerra totalmente frontal y abierta entre las empresas, que los autores
de la Estrategia de los Océanos Azules, llaman Oceano Rojo, donde
básicamente, si una empresa gana un punto de mercado, otra lo está perdiendo.

Más tarde, en los años 90’s, Jack Trout el padre de la diferenciación sostenía en su
teoría que las empresas deben posicionar sus marcas y diferenciarlas de la
competencia. De ahí el título de su best seller; “Diferenciarse o Morir”.

Ya en este nuevo siglo, muy recientemente, Kim & Mauborgne plantean lo que en
síntesis es una fusión de las teorías anteriores. La teoría de los Océanos Azules,
propone identificar como funciona la industria (Estrategia Competitiva), y crear
demandas y oportunidades de negocio donde no hay competidores (Diferenciarse
o Morir).

Sin embargo, La Estrategia de los Océanos Azules, parece revivir un concepto


expresado en el siglo VI a.c. El libro El Arte de la Guerra de Tsun Tzu, es el libro
de estrategia militar más consultado del mundo, y el más aplicado corporativamente
en occidente. En él se habla de que el arte de la guerra es hacer de ella algo
totalmente innecesario. En otras palabras, habla de derrotar al enemigo sin pelear
directamente contra él. Y esto, no es más que la búsqueda de un Océano Azul.

En este punto la pregunta que surge es; ¿Cómo pueden las empresas crear
océanos azules?

La respuesta es el Design Thinking


Hasta hace unos años, la forma más común para el análisis de problemas en las
empresas era de la siguiente forma:

Procesamiento de Información: Se procesa la información en forma lineal. Es


decir; se analiza de lo particular a lo general, se divide en partes, se alinea de
acuerdo a los históricos, y se ordena en sentido lógico, para de allí sacar
conclusiones.

Ejecución de Proyectos: A la hora de agrupar la información, tienen en cuenta


patrones de segmentación, y una atención especial por los detalles.

Percepción: En realidad existe ausencia de percepción, pues todo el


procesamiento de la información es analítico.

Secuencia de Trabajo: Solo hay una manera de conseguir que el trabajo se haga,
y esa es de una manera secuencial y en estricto orden.

Resolución de Problemas: Definitivamente utilizan la lógica para presentar


soluciones a los problemas que se les asignan.
Esta forma de trabajo en equipo se desarrolló en el siglo XIX, para las empresas del
siglo XX. El problema es que estamos en el siglo XXI, y las empresas de hoy son
muy distintas a las del siglo pasado. Frente a una economía mucho más dinámica
que la del siglo pasado, un nuevo orden empresarial, y una competencia cada vez
más agresiva, sólo queda cambiar de paradigma. El actual paradigma solo nos lleva
a competir en lo que algunos expertos han denominado “Océanos Rojos”. Es decir,
donde si una empresa gana un punto de mercado, es porque otra lo ha perdido. En
donde la lucha es frontal y abierta, y se invierten grandes recursos para la mera
subsistencia.

Si usted como líder de su empresa quiere experimentar crecimientos fuera de lo


normal, encontrar nuevos nichos de mercado, desarrollar canales alternos, o en
otras palabras, quiere encontrar su “Océano Azul”, deberá enseñar a su
organización a pensar diferente.

Esto significa que su gente enfrentará los problemas de la siguiente manera:

Procesamiento de Información: Su equipo de trabajo comenzará a procesar la


información de manera holística, es decir de lo general a lo particular. Ellos
comenzarán por la respuesta, y luego se entrarán en los detalles.

Ejecución de Proyectos: Primero vislumbrarán la solución, el resultado final. Una


vez establecen el resultado final como objetivo, comienzan a trabajar en la
ejecución.

Percepción: El proceso de análisis de problemas se vuelve un ejercicio creativo,


donde no hay verdades absolutas y se cometerán muchos errores, pero el propósito
no es no cometerlos, sino solucionarlos rápidamente (IFF: Intelligent Fast Failure).
Algo así como errar rápida e inteligentemente.

Secuencia de Trabajo: No hay secuencia de trabajo, su equipo se mueve


aleatoriamente de tarea en tarea, de problema en problema.
Resolución de Problemas: Se utiliza la intuición (insights), para la resolución de
problemas (Educated Guess). Algo así como conjeturas basadas en el
conocimiento.

Existen herramientas que usted como líder puede


utilizar para cambiar el esquema de pensamiento de
su equipo, y replantear el modelo de innovación de
su empresa. La planeación estratégica no es
suficiente en el siglo XXI, es sólo el punto de partida.

Como recordará, en su trabajo de planeación


estratégica, no se llegó a soluciones específicas
para los problemas específicos; y si se abordaron
soluciones, probablemente lo hicieron desde la
perspectiva de lo analítico. Es por ello, que no se experimentaron resultados fuera
de lo normal. Para resultados fuera de lo normal, pensamiento fuera de lo
normal…pensar diferente (thinking out of the box).