Está en la página 1de 1

Manuela Pichardo Espinal

2-15-0384
Gr.012

ASÓCIATE CON GANADORES


‘’Para tener éxito, tienes que familiarizarte con el éxito primero ‘’. Con estas palabras, el
autor intenta aclarar a sus lectores que la clave para ser una persona exitosa (es decir, poder
ver nuestros deseos cumplidos a través del esfuerzo personal) requiere tanto de una
abundante claridad respecto a lo que deseamos, la manera en que planeamos lograrlo y
superar los obstáculos que puedan presentarse en el camino, como de nuestra asociación con
personas que presenten los mismos ideales de triunfo y quienes aporten de manera activa a la
correcta ejecución de nuestras metas.
Al momento de proyectarnos mentalmente hacia lo que queremos ser y lo que queremos
lograr en nuestro futuro, debemos asegurarnos de que quienes nos rodean sean un elemento
que eleve las probabilidades de que seamos nuestra mejor versión en todo momento. Si bien,
Yager, nos señala la típica necesidad humana de rodearse de personas (tener amigos), nos
recuerda también que no basta con tener amigos si estos no comparten nuestra manera de ver
la vida y encima de esto nos contagian de sus temores y energía negativa, de modo que, es
inevitable que al rodearnos de estos ‘’fracasados’’ o personas tóxicas, eventualmente lo
seamos nosotros también, y esto ocurre como resultado de que no podemos evitar que
pequeños trazos de la personalidad de nuestros amigos cercanos se adapten a la nuestra
propia, por lo cual con el tiempo esto podría causar que nos enfrasquemos en un círculo
vicioso consistente principalmente en el conformismo, en el cual al lograr el más mínimo
‘’avance’’ nos parecerá suficiente, tal vez en comparación con lo que vemos han logrado
personas en nuestro círculo social, pero nunca siquiera acercándose a lo que alguna vez fue
quizás nuestra meta en la vida y es por esto que desligarnos de ciertas personas no quiere
decir que nos pensemos mejor que los demás, tampoco que queremos restarle importancia a
dichas personas o que seamos crueles, sino que sabemos lo que merecemos y esto incluye
amigos verdaderos que nos ayuden a desarrollar nuestras habilidades, que celebren nuestros
éxitos y nos ayuden a levantarnos con más fuerza de los malos momentos de la misma
manera en que debemos apoyarlos a cambio y ser un factor positivo y de cierta manera
activo en el desarrollo de sus competencias y motivaciones, creando un ambiente en el que el
respeto y la comprensión fomenten un mayor rendimiento en la vida de ambas partes y por
como resultado, una vida exitosa. Además, tal como recomendó la esposa del pastor al joven
en la obra, nunca debemos aceptar sino lo mejor y desde mi punto de vista, esto es una idea
clave principalmente cuando ‘’lo mejor’’ se trata de nosotros mismos; de modo que
aprendamos de nuestros errores y del ambiente que nos rodea para poder superarnos, siempre
teniendo en mente nuestros valores, deseos y nuestras aspiraciones, trabajando sin descanso
hasta que veamos esas metas realizadas.

También podría gustarte