Está en la página 1de 2

SEMINARIO ARQUIDIOCESANO DE CARACAS PROFESORA: LINARES, Wilfredo.

SANTA ROSA DE LIMA. ALUMNO: HERNANDEZ, Julio.


ESCUELA DE FILOSOFÍA. EL HATILLO, 14 DE MAYO 2019.
ASIGNATURA: FIL. CONTEMPORANEA.
CARÁCTER DEL TRABAJO: ENSAYO

ASI HABLÓ ZARATUSTRA

SOBRE LA AMISTAD
Comencemos este recorrido teniendo presente que, para Nietzsche, filósofo alemán
del siglo XX, la amistad era un valor humano altamente apreciado, al cual le dedica
un apartado en su libro “Así Habló Zaratustra”, sin embargo, a lo largo de este libro
trata del tema de la amistad no tan afondo. Una de las enseñanzas de Zaratustra,
figura semilegendaria de la antigua Persia, es el amigo, al que quiere dar a conocer
y no al prójimo. Para Zaratustra el amigo tiene una importancia enmarcada en su
ideal de la superación del hombre, es decir: el amigo mueve hacia el superhombre,
el amigo debe ser una flecha, debe ser un impulso hacia el superhombre que ama
la vida, que es capaz de crear valores, etc.

Existe en el eremita un dialogo constante entre el Yo y mí y el amigo constituye un


tercero elemento, es quien no permite que ese dialogo entre los dos se hunda. La
comparación que hace Zaratustra, respecto al amigo, es el corcho, que no le
concede hundirse a la botella. Es por esto que el eremita anhela un amigo.
Ciertamente el ser humano necesita de un amigo, de alguien que lo escuche, y no
un amigo para hablar del él, sino para hablar con él. Quizás el aspecto de empatía
juega un papel crucial, pues el anhelo de otro delata lo que queremos creer de
nosotros mismo, es decir, no somos amigos de alguien con el que no compartimos
gustos, opiniones, entre otros, claro está, la diferencia encierra riquezas y
superación. En este sentido, si se quiere tener un amigo hay que incluso hacer la
guerra por él, hay que estar dispuesto a superar la superficialidad, nuestro amigo
debe ser nuestro mejor enemigo, el que nos conozca incluso hasta en la forma de
dormir, pues al final el amigo es un reflejo de lo que somos. Cabe destacar que para
ser amigo hay que ser libre, un esclavo no puede ser amigo de otro, y mucho menos
un tirano, según Zaratustra.

Zaratustra también habla de la amistad en las mujeres. Ellas solo conocen el amor,
la amistad es desconocida, ya que en su interior se esconde un tirano y un esclavo.
La mujer es todavía ciega de lo que no ama y esto es su principal esclavitud, en
pocas palabras, la mujer no es capaz de amistas, pero ¿Quién es capaz de
amistad? Sin embargo, trascendiendo lo que somos, amando la vida, construyendo
un mejor mundo, en pocas palabras: siendo superhombres es como seremos
capaces de la amistad y con ello de elevar hasta ese nivel a los demás
La visión de la amistad propuesta por Zaratustra invita a elevar la mirada, a
comprender que la misma es una relación sin dependencia que engloba la vida
misma, desde lo que entendemos hasta lo más complejo. La amistad es el puente
que abre la comunicación y con ello la relación que da pie al amor por encima de
uno mismo.
SOBRE LAS MUJERES

“Dos cosas quiere el hombre auténtico: peligro y juego. Por ello quiere él a la mujer,
como el más peligroso de los juguetes.” Esta frase expresa el sentimiento de deseo
apasionado de Nietzsche por las mujeres y que pone en boca de Zaratustra. Ahora
bien, como muchos hombres afirman hoy en día, la mujer es un enigma y de esta
mima menara la define Zaratustra. Pero al decir enigma, lo hace refiriéndose a la
grandeza de las misma que es como la piedra preciosa, pues son las únicas
capaces de educar al hombre para lo más serio de todo: la guerra.

Por otra parte, se destaca que la mujer funda todo en el amor, además de la
importancia de la valentía junto a aquel, para que de esta manera lograra
defenderse. En este sentido, en el amor de la mujer está todo, cuando ella ama
hasta sacrificios hace, ve el mundo de la mejor forma sin importar que exista, por
tanto, el hombre debe temer a la mujer cuando ama y también cuando odia, porque
en el fondo de su corazón es realmente mala. Sin embargo, la mujer no fundamenta
su felicidad en lo que quiere sino en lo que el hombre quiere.

Claramente hay una gran diferencia entre la mujer y el varón, no obstante, se alaban
las cosas grandes que tiene la mujer, pero en un ambiente centralizado en el varón
autentico, que en cierta parte es un medio para que la mujer alcance su finalidad: el
embarazo. Ahora bien, lo que es superficialidad en ella es profundidad en él, y esto
no es suficiente, por ello debe esforzarse en obedecer al hombre y encontrar una
profundidad.

En definitiva, la mujer es un enigma, es compleja y peligrosa, pero a la vez grande


e importante, ella debe ser pura y delicada, semejante a la piedra preciosa, envuelta
en el amor que es su arma mas poderosa. En su amor es donde se encuentra su
honor, pero también su valentía que le permite defenderse. La mujer debe obedecer
y anhelar dar a luz el superhombre, esa debe ser su finalidad más preciada. Cabe
destacar que hay una verdad pequeña e importante, tanto que grita a voz en cuello:
¿vas con mujeres? - ¡no olvides el látigo! - Esto se refiere a la disciplina, pero
también al respeto y al amor que debe aplicarse a la mujer para que crezca como
como tal. En conclusión, no hay nada imposible para la mujer.

También podría gustarte