Está en la página 1de 3

Pediatría social

R1P Monraz Cortés María Griselda

TEMA 2. EPIDEMIOLOGÍA: CONCEPTO, OBJETIVOS Y CAMPOS DE APLICACIÓN A LA MEDICINA CLÍNICA.


PANORAMA EPIDEMIOLÓGICO DEL PAÍS MORBIMORTALIDAD.

La epidemiología surgió del estudio de las epidemias de enfermedades infecciosas; de ahí su nombre. Ya en el
siglo XX los estudios epidemiológicos se extendieron a las enfermedades y problemas de salud en general,
analizados mediante diversos métodos, entre los cuales los de la demografía y la estadística son especialmente
importantes.
Epidemiología según OMS: La epidemiología es el estudio de la distribución y los determinantes de estados
o eventos (en particular de enfermedades) relacionados con la salud y la aplicación de esos estudios al control de
enfermedades y otros problemas de salud. Hay diversos métodos para llevar a
cabo investigaciones epidemiológicas: la vigilancia y los estudios descriptivos se pueden utilizar para analizar la
distribución, y los estudios analíticos permiten analizar los factores determinantes.
La epidemiología es una disciplina científica que estudia la distribución, la frecuencia, los determinantes, las
predicciones y el control de los factores relacionados con la salud y con las distintas enfermedades existentes en
poblaciones humanas específicas. La epidemiología que, en sentido estricto, podría denominarse epidemiología
humana- ocupa un lugar especial en la intersección entre las ciencias biomédicas y las ciencias sociales, e integra
los métodos y principios de estas ciencias para estudiar la salud y controlar las enfermedades en grupos humanos
bien definidos. En epidemiología se estudian y describen la salud y las enfermedades que se presentan en una
determinada población, para lo cual se tienen en cuenta una serie de patrones de enfermedad, que se reducen a
tres aspectos: tiempo, lugar y persona:

 El tiempo que tarda en surgir, la temporada del año en la que surge y los tiempos en los que es más frecuente;
 El lugar (la ciudad, la población, el país, el tipo de zona) en donde se han presentado los casos.
 Las personas más propensas a padecerla (niños, ancianos, etc., según el caso).

Objetivos de la epidemiología:
Es parte importante de la salud pública y contribuye a:
1.- Definir los problemas e inconvenientes de salud importantes de una comunidad; describir la historia natural
de una enfermedad;
2.- Descubrir los factores que aumentan el riesgo de contraer una enfermedad (su etiología);
3.- Redecir las tendencias de una enfermedad.
4.- Determinar si la enfermedad o problema de salud es prevenible o controlable.
5.- Determinar la estrategia de intervención (prevención o control) más adecuada.
6.- Probar la eficacia de las estrategias de intervención.
7.- Cuantificar el beneficio conseguido al aplicar las estrategias de intervención sobre la población.
8.- Evaluar los programas de intervención.
Pediatría social
R1P Monraz Cortés María Griselda

Epidemiología clínica

La epidemiología clínica constituye un puente entre la epidemiología y la clínica y puede definirse como una
ciencia en la cual se "aplican principios y métodos epidemiológicos" a los problemas encontrados en la medicina
clínica.

Su propósito fundamental es desarrollar y aplicar métodos de observación clínica que lleven a conclusiones
clínicas válidas y a una toma de decisión más apropiada. Además de los aspectos de diagnóstico, pronóstico y
tratamiento relacionado con un enfermo particular, la epidemiología clínica aporta los conocimientos necesarios
para poder efectuar un "análisis crítico" de la literatura científica, incrementar la capacidad investigativa de los
médicos y otros profesionales de la salud, y profundizar en aspectos relacionados con las ciencias sociales y la
economía en salud.

Permitirá que aplicando los términos de normalidad/anormalidad, sensibilidad y especificidad de las pruebas
diagnósticas, valores predictivos y estimación de riesgos, por mencionar algunos, realizar una mejor decisión y
utilizar la alternativa del tratamiento más efectiva para el paciente.

Existe un grupo de procesos de interés primario para la epidemiología clínica que son los llamados "resultados de
salud". Estos no solamente están representados por la enfermedad y la muerte sino también por la incapacidad y
las molestias que dejan la enfermedad, la insatisfacción y la inaccesibilidad a la atención de salud por dificultades
financieras. Algunos consideran que éstos enfatizan solamente los aspectos negativos de los resultados de salud,
sin embargo, el principal objetivo de este enfoque es recordar a los clínicos que otros, además de la enfermedad
y la muerte, son importantes.

Esta ciencia puede ser aplicada en cualquiera de los niveles de atención del Sistema Nacional de Salud. En la
atención primaria, adiestra al médico para efectuar estudios de incidencia y prevalencia, investigaciones de
factores de riesgo y factores pronósticos, así como pruebas de pesquizaje. Esto contribuiría a profundizar en el
proceso salud-enfermedad y los factores involucrados, toma de decisiones más apropiadas y solución de los
principales problemas de salud de la comunidad.

En la atención secundaria y terciaria facilita la evaluación de las pruebas diagnósticas, análisis de factores
pronósticos, toma de decisión con respecto al tratamiento más efectivo, efectuar estudio de causalida, desarrollo
de las investigaciones científicas, análisis crítico de la literatura médica y estudios de evaluación económica en
salud.

Factores socioeconómicos que influyen en el proceso salud- enfermedad


Desde el punto de vista teórico, el problema de la relación de lo biológico y lo social tiene una importancia
primordial y una extraordinaria actualidad en el mundo científico de nuestros días; es para la medicina el
problema metodológico central, y exige el esclarecimiento y ulterior perfeccionamiento de su solución dialéctico
materialista.
Cada año se registra a nivel mundial la muerte de unos dos millones de personas por causa de la contaminación
ambiental principalmente del aire, y América Latina se coloca como la región más afectada del planeta.
México, Chile y Brasil suman al año 22 000 muertes por contaminación, de las cuales 7 000 corresponden a México.
El 75 % de la población que habita en América Latina y el Caribe vive en áreas urbanas densamente pobladas, cuya
mayoría excede drásticamente los lineamientos de niveles de la calidad del aire y su impacto sobre la mortalidad
y morbilidad. Cerca de 85 % de las muertes que ocasiona la contaminación en esta región se podrían evitar si las
Pediatría social
R1P Monraz Cortés María Griselda

ciudades cumplieran los lineamientos de calidad del aire establecidos por la OMS y que se fijaron conforme a una
investigación mundial con más de 80 científicos líderes en la materia.
El Medio Ambiente es uno de los factores que puede influir en el número de defunciones infantiles anuales y su
calidad de vida. La exposición a riesgos ambientales perjudiciales para la salud puede comenzar antes del
nacimiento. Por ejemplo, ell plomo presente en el aire, el mercurio en los alimentos, así como otras sustancias
químicas, pueden provocar efectos a menor o mayor plazos. Algunos son la infertilidad, los abortos espontáneos
y las malformaciones al nacer.
Desde el punto de vista teórico, el problema de la relación de lo biológico y lo social tiene una importancia
primordial y una extraordinaria actualidad en el mundo científico de nuestros días; es para la medicina el
problema metodológico central, y exige el esclarecimiento y ulterior perfeccionamiento de su solución dialéctico
materialista.
El médico de familia se ha convertido en la piedra angular de nuestro sistema de salud y el Policlínico, en
el laboratorio social más importante para poder cumplir con nuestras metas. Las enfermedades infecciosas
dejaron de ocupar los primeros lugares de causa de mortalidad, posición que ahora tienen las enfermedades
crónicas no transmisibles, fundamentalmente las llamadas psicosomáticas, al igual que en los países
desarrollados, donde los aspectos psicológicos y sociales de la afección adquieren una nueva dimensión a la hora
de su análisis integral en el ser humano.
El estilo de vida tiene en estos momentos un papel fundamental y el médico debe establecer su relación con las
condiciones de vida de su sector y área de salud. La integración de estos problemas sociales de la medicina debe
hacerse teniendo en cuenta que hoy en el mundo se desarrolla una aguda lucha ideológica: distintas tendencias
plantean determinadas posiciones específicas que van desde el enfrentamiento burdo con nuestro sistema social
hasta las más sutiles formas de penetración ideológica, cuyas ideas parten de posiciones de nueva izquierda y
ultra izquierda y su objetivo fundamental es desviar la atención de los verdaderos problemas que afectan la salud
de nuestros pueblos. De este modo, el punto de partida teórico-conceptual actúa como instrumento
metodológico e imprime direccionalidad a la búsqueda y actividad teórica, para servir de base a la práctica médica.
Por ello, el médico de familia tiene que estar preparado no solo en el desarrollo de sus habilidades técnicas, sino
también en su enfoque conceptual ideológico, porque se ha convertido en el exponente fundamental de la salud
de nuestro pueblo, un embajador de nuestro sistema político en nuestro país y en todo el mundo.
Bibliografía
Merletti, F., Solkolne, C. y Vineis, P. (2001). Epidemiología y estadística. En Finklea, J., Coppée, G., Hunt, V., Kraus,
R y Laurig, W. (Ed), Enciclopedia de salud y seguridad en el trabajo (pp. 28.1-28.44). Madrid, España: Ministerio de
Trabajo y Asuntos Sociales.
Alarcón, J. (2009). Epidemiología: conceptos, usos y perspectivas. Revista Peruana de Epidemiología, 13 (1), 1-3.
Martínez, S. y Ramis, E. (2012). El método clínico, el método epidemiológico y la Epidemiología Clínica. Revista
Cubana de Salud Pública, 38(4), 615-621
Hernández, M.; Hernández, M.; Meuri, L. y García, F. (2012). La filosofía, el proceso salud- enfermedad y el medio
ambiente. Rev. Haban cienc med, 11 (5), 727-735.