Está en la página 1de 10

CORPORACIÓN UNIVERSITARIA MINUTO DE DIOS

TRABAJO DE
“PRESIONES ATMOSFÉRICAS”

PRESENTADO POR:

PRESENTADO A:
OSCAR FERNANDO TORRES CANO

III SEMESTRE
ADMINISTRACION EN SALUD OCUPACIONAL

JUSTIFICACIÓN
Identificar los conceptos, los elementos y la clasificación de las presiones atmosféricas
Las fuentes generadoras y los efectos sobre la salud.
La presión atmosférica es la fuerza por unidad de superficie que ejerce el aire que forma la
atmósfera sobre la superficie terrestre.
La presión atmosférica en un punto coincide numéricamente con el peso de una columna
estática de aire de sección recta unitaria que se extiende desde ese punto hasta el límite
superior de la atmósfera. Como la densidad del aire disminuye conforme aumenta la altura,
no se puede calcular ese peso a menos que pudiera expresarse la variación de la densidad del
aire en función de la altitud o de la presión, por lo que no resulta fácil hacer un cálculo exacto
de la presión atmosférica sobre un lugar de la superficie terrestre.

¿Qué es una presión barométrica alta?

En un anti-ciclón, las masas de aire caen ampliamente. Al mismo tiempo, el aire se calienta a
sí mismo, de modo que ninguna condensación y en consecuencia, ninguna formación de
nubes puede tener lugar. Cerca del suelo, el aire fluye fuera de lo anti-ciclón en la dirección
de la depresión - y diverge. Por lo tanto, no hay formación de frentes de altitud. Durante el
hundimiento de las masas de aire, se forma una inversión. Ahí es donde se disuelven las
nubes.
Un anti-ciclón se ha edificado muy lentamente. Las fuerzas de la circulación en las áreas
subtropicales conducen a anti-ciclones estables.

Debido a las diferencias en el origen o el desarrollo, los anti-ciclones se dividen en tres


categorías:

Un anti-ciclón frío se origina si el aire se enfría, por ejemplo, en invierno por encima de una
masa fría de la tierra (por ejemplo, Asia Central alta). Entonces el aire tiene una densidad más
grande y ejerce una presión más alta en la base. En las latitudes medias, también puede
originarse en forma de cuñas planas en la parte posterior de los ciclones como una cresta de
alta presión.
Un anti-ciclón dinámico es generado por las ondas de Rossby (frente Polar, Jet Stream). El
anti-ciclón dinámico de las Azores ejerce, en esta ocasión, una gran influencia en el clima de
Europa Central.
Un alto anti-ciclón es un anti-ciclón que aparece en grandes altitudes y así se muestra en
mapas meteorológicos de altitud. Siempre está conectado con un área de baja presión sobre el
suelo, ya que con el calentamiento de las superficies, el gradiente de presión vertical se baja y
se refleja la reducción de la presión atmosférica relativa en el suelo con el aumento de la
altitud en una presión relativamente más alta a los alrededores horizontales. Por lo tanto, se
puede derivar la otra manera alrededor de un área de altitud de baja presión también de un
anti-ciclón en el suelo (también anti-ciclón térmico).

Isobaros
Si elegimos lugares en el mapa que tienen la misma presión de aire en un determinado
perímetro y si los conectamos con una línea, habrá un círculo. Estos círculos se llaman
isobaros.
Este proceso se repite una y otra vez con una presión de aire diferente sin que los círculos se
tocan o se cruzan entre sí. En los mapas meteorológicos, un estándar internacional para la
brecha entre los círculos es 5 hPa (hPa = Unidad para la medición de la presión del aire).
Cuanto más cerca las líneas de los círculos están situadas paralelamente, mayor es el
gradiente de presión.

En el corazón de un ciclón, cuanto más pequeño es el círculo de un área de baja presión, más
baja es la presión. Cuanto más se aleja del centro, más alta es la presión del aire.

En la zona de alta presión, es al revés. La presión más alta se encuentra en el corazón del
anti-ciclón y cuanto más se aleje de ella, más la presión se hunde.

¿Qué es una presión barométrica baja?


Un área de baja presión térmica se desarrolla por una diferencia en la presión del aire que se
realiza por un calentamiento (insolación) o un enfriamiento. Si es una planta baja o una baja
altitud depende de las regiones del aire en cuestión.

Un suelo bajo se desarrolla si la densidad del aire cerca del suelo está disminuyendo, mientras
que el aire se está calentando. El aire caliente se está rompiendo lejos del suelo y se eleva
(térmica), lo que conduce a una disminución de la presión a nivel del suelo (en las regiones
más altas, la presión del aire está aumentando debido al aire caliente entrante procedente de
lo suelo). La disminución de la presión cerca del suelo conduce a un amplio flujo de entrada
de aire exterior; así tenemos viento.

Una altitud baja se desarrolla si el aire frío fluye hacia abajo desde grandes altitudes lo que
reduce la presión de aire en las regiones altas. En el suelo por otra parte la presión del aire
está aumentando. La altitud baja se basa en una altura de 5 km y se identifica gracias a sus
bajas temperaturas en comparación con su entorno. En el mapa meteorológico de altitud (por
ejemplo, 500 hPa-topografía) se puede ver la altitud baja a través de algunos isohypses
cerrados (misma línea de altitud), mientras que en el mapa meteorológico del suelo de casi no
se nota.

Baja dinámica (ciclón)


La baja dinámica se desarrolla si el flujo de aire converge en las regiones más bajas de la
atmósfera y se separa en altitud, mientras que el aire se mantiene en el centro de la baja.

Efectos en la salud de la presión atmosférica.


Las variaciones de presión atmosférica influyen en el cuerpo del hombre y los animales, con
especial incidencia en las estructuras que están ocupadas por aire. Una disminución de la
presión atmosférica favorece la expansión del volumen de aire encerrado en los oídos,
pudiendo provocar barotitis, dolorosa afección producida por una desigual presión a ambos
lados de la membrana timpánica. (Ver Otitis, precauciones y tratamientos) De la misma
manera, afecta a los senos nasales y es causa de barosinusitis, que provoca molestias faciales.
También puede favorecer la aparición de problemas pulmonares graves.

La presión atmosférica influye asimismo sobre la presión arterial, de modo que al disminuir
la primera disminuye la segunda. En consecuencia, las personas hipertensas pueden sufrir
trastornos en zonas geográficamente altas.

En los habitantes de zonas montañosas se da con relativa frecuencia el llamado mal crónico
de altura, causante de policitemias (aumento anormal de hematíes debido a falta de oxígeno)
y de hipertensión pulmonar.

Presiones bajas:

Cuando se asciende a 3.000 m.s.n.m la presión barométrica es de 523 mm Hg y a 4.000


m.s.n.m es de 87 mm Hg. Esta disminución es la causa básica de todos los problemas de falta
de oxígeno a grandes alturas, cada vez que baja la presión lo hace también proporcionalmente
el oxígeno.

Síntomas causados por trabajar en presencia de una presión atmosférica baja:

Aumento del volumen de los glóbulos rojos.


Aumento de la presión arterial.
Dilatación de las cavidades derechas del corazón.
Insuficiencia cardiaca.
Hipoxia.
La muerte si la persona no es descendida a menores alturas.

Efectos:

Mal de montaña agudo.


Edema cerebral.
Hemorragias rutinarias.
Edema pulmonar (Silicosis).

Presiones altas:
Cuando una persona desciende bajo el mar, excavando túneles debajo de ríos o bajo tierra, a
menudo tienen que trabajar bajo presiones altas para prevenir derrumbamientos y la presión a
su alrededor aumenta considerablemente.
Para evitar que los pulmones sufran un colapso debe suministrarse aire a presiones altas, lo
cual expone a la sangre pulmonar a presiones gaseosas alveolares demasiado altas, lo cual
puede causar grandes alteraciones a la fisiología del cuerpo.

Efectos:

Narcosis a altas presiones de nitrógeno.


Intoxicación aguda.
* La narcosis es una alteración del grado de conciencia, su efecto se asimila a la intoxicación
alcohólica.

Medidas preventivas.

Reconocimientos médicos previos al ingreso para los trabajadores que han de prestar
servicios a presiones anormales.
Las enfermedades cardiovasculares o pulmonares y la hipertensión, deben considerarse como
contraindicaciones.
Al llegar al clima de altura debe concederse cierto tiempo de aclimatación y restablecer
vigilancia médica que permita tratar con rapidez cualquier reacción patológica.
Aclimatación a presión de oxígeno.
Descompresión lenta del buzo.
Emplear equipos adecuados.

¿Cuándo se presenta intoxicación por oxígeno en un trabajador cuya actividad es la de


ser buzo?
El aire es una mezcla de gases, principalmente nitrógeno y oxígeno con muy pequeñas
cantidades de otros gases. Cada gas tiene una presión parcial, en función de su
concentración en el aire y de la presión atmosférica. Tanto el oxígeno como el
nitrógeno pueden tener efectos nocivos a altas presiones parciales.

Toxicidad por oxígeno


La toxicidad por oxígeno se produce en la mayoría de las personas cuando la presión
parcial de oxígeno inhalado alcanza 1,4 atmósferas, lo que equivale a algo más de 57
m de profundidad. Aunque la toxicidad por oxígeno rara vez se produce en una
cámara de oxígeno hiperbárica, los buzos que utilizan concentraciones inadecuadas de
oxígeno en inmersiones profundas sufren un mayor riesgo de padecerla.

Los síntomas incluyen hormigueo, tics localizados (en la cara, los labios o
contracciones en los miembros de un solo lado), vértigo, náuseas y vómitos y visión
restringida (túnel). Alrededor del 10% de los afectados sufren convulsiones o
desmayos, que generalmente provocan ahogamiento.

Para evitar la toxicidad por oxígeno en inmersiones profundas son obligatorias unas
mezclas determinadas de gases y haber realizado un entrenamiento especial.

Narcosis de nitrógeno
La narcosis de nitrógeno (borrachera de las profundidades) está causada por las altas
presiones parciales de nitrógeno

y los síntomas son parecidos a una intoxicación por alcohol. Los afectado muestran
falta de razonamiento, pueden sentirse desorientados y, a menudo, eufóricos. Pueden
no salir a tiempo a la superficie o incluso nadar a más profundidad, pensando que
nadan hacia la superficie. Este efecto se nota a 30 m en algunos buzos que respiran
aire comprimido y suele ser incapacitante a unos 90 m.

Para minimizar estos efectos, los buzos que deben sumergirse a grandes
profundidades suelen respirar una mezcla especial de gases en lugar del aire común.
Se utilizan bajas concentraciones de oxígeno diluido con helio o hidrógeno en lugar
de nitrógeno, porque el helio y el hidrógeno no causan narcosis. Sin embargo, el helio
que sustituye al nitrógeno aumenta el riesgo de sufrir síndrome neurológico por alta
presión.

Los buzos tienden a recuperarse durante el ascenso, pero deben ascender de inmediato
y poco a poco para evitar la enfermedad por descompresión.

Algunos buzos sufren toxicidad por dióxido de carbono porque no aumentan su


respiración adecuadamente durante el esfuerzo. Otros retienen el dióxido de carbono
debido a que el aire comprimido en las profundidades es más denso y requiere un
mayor esfuerzo para moverse a través de las vías respiratorias y el aparato
respiratorio. La reducción voluntaria del ritmo respiratorio para conservar el aire
("saltarse la respiración") también puede causar la acumulación de dióxido de carbono
en la sangre. El mal funcionamiento de un aparato de regeneración de aire cerrado o
semicerrado es otra causa potencial de toxicidad por dióxido de carbono.

La acumulación de dióxido de carbono en la sangre es la señal que el cuerpo recibe


para respirar. Los buzos, como los que bucean con esnórkel, que contienen la
respiración en lugar de utilizar un aparato de respiración, a menudo respiran
profundamente (hiperventilación intencionada) antes de una inmersión, exhalando una
gran cantidad de dióxido de carbono pero aportando poco oxígeno a la sangre.

Esta maniobra les permite aguantar la respiración bajo el agua y nadar más tiempo
debido a sus bajos niveles de dióxido de carbono. Sin embargo, esta maniobra
(denominada contención peligrosa de la respiración bajo el agua) también es
perjudicial, porque los buzos pueden quedarse sin oxígeno y perder el conocimiento
(lo que se conoce como desmayo por contención de la respiración o desmayo
hipóxico) antes de que el dióxido de carbono alcance un nivel lo suficientemente
elevado como para señalar la necesidad de volver a la superficie y respirar. Esta
secuencia de acontecimientos es probablemente la responsable de muchos
ahogamientos inexplicables entre los que practican la pesca submarina y otros buzos
que contienen la respiración mientras bucean o nadan bajo el agua.

Bibliografía:
 https://es.wikipedia.org/wiki/Presi%C3%B3n_atmosf%C3%A9ricahttps://recur
sos.citcea.upc.edu/llum/lamparas/luminar1.html
 https://content.meteoblue.com/es/meteoscool/el-clima-a-gran-escala-lsw/alta-
baja-presion
 Expo presiones ambientales anormales. (s.f). Es.slideshare.net. Obtenido el 22
Octubre 2016, desde http://es.slideshare.net/ser8925/expo-presiones-ambientales-
anormales
 https://www.msdmanuals.com/es-co/hogar/traumatismos-y-
envenenamientos/lesiones-por-submarinismo-y-aire-comprimido/toxicidad-por-
gases-durante-el-buceo