Está en la página 1de 20
Re SSS 4 a mn 5244 W, ANSALDIY V. GIORDANO EL ORDEN EN SOCIEDADES EN PROCESOS. 25 destacable~ la “nulidad de los actos que subviertan el orden constitucional 73), cldusula que algunos consideran un verdadero blindaje legal contra pes de Estado, No obstante, Ia nuevit Constitucién ha sido cuestionada por fu iquierda, que la consideran reaccionarla por haberse sometido a Ja fuerte sign de la Iglesia Catélica, particularmente en materia de aborto en eu circunstancia, A su ver, la Coordinadora Nacional contra el Retroceso Cons ional ~una organizacién plural de la sociedad civil ha sefialado su oposicigi aumento del nlimero de diputados (de 178 a 190), alas rescicciones, so pre de conservacionismo, al acceso de la poblacién a playas y ries, ya la indefa de los dominicanos hijos de haitianos ingresados legalmente ai pais para tal en él : J jet la democratizaci6n, Aunque las masas Cumplieron un papel central en las fchos ancidictatoriales, en ests instancia, en general, fueron marginadas, a eusstl6n del poder estuvo en el centro de los conflictos que definieron las siciones. El proceso estuvo en mayor o menor medida condicionado por los J eminosen los que se desarrollaron fos conflictos entre las fuerzas conscevadoras ii, jylas fuerzas de cambio en pugna. Pero, sin duda, influycron también factores de {grden externo, én particular, fos cambios en la politica de Estados Unidos hacia {mnérica Latina. Como veremos mas adelante, estos cambios ocuctieron en el 9 de profundas transformaciones del orden econémico y politico global. _ an Urugtays la transicidn a la democracia comengé en 1980, con la derrota ‘Gel Gobierno en el plebiscio por la reforma constitucional impulsada por las jpueas Armadas, mientras en Bolivia y Argentina, donde las dietaduras milica- zs colapsaron, s€ inici6 en 1982; en Bolivia con el Fracaso militar en la gestién. Eepondmica y politica y la estrecha vinculacién con el narcottéfic, y en Argentina Ja guerra contra Gran Bretaia por las islas Malvinas. En Brasil, fa cransicin smbien comenzé en 1982, tas las elecciones de gobernadoves y legisladores, runque fue precedida de otras dos fascs que, de modo titubeante, estuvieron rntadas a lberalizar el régimen, la “distensién’ (1974-1979) y la “apertura” 1979-1982). BE 2 Como se ha visto ances, un punto menos consensuade entre Jos analistas es Fl de a consolidacin de la democracia. A nuestro juici, ela se produce cuando poder civil democrético no tiene ningén condicionamieato originado en el sericio de la diccadura e impuesto por esta en su retirada, ni intentos de cues- amniento de decisiones del poder civil que afectan a los militares por parte de gf Tucraas Armadas, Es decir, cuando estas dejan de tener pretrogativasajenas a is funciones especificas como parte del Estado. Debe incluitse también, a modo fo teloreamienco del proceso, la eleccién libre de los siguientes gobiernos posdic~ orale siempre y cuando, por cierto, no contintien vigentes, eitereaos, con- {ticionamientos impuestos por la dictadura, como paradigmaticamente ilustra “dl cso de Chile, Allf, en efecto, persisieron enclaves autoritarias hasta 2005, ¢ Zsuduso se mantiene hasta hoy el sisterna binominal paca las elecciones legislati- sipergehado por Jaime Guzmén, uno de los redactores de la Constitucién de D8 de los fundadores de la Unién Democeévica lndependicate (UD). [En Asgentina, la transicién finalizé en noviembre de 1993, con el Pacto Olivos, tras haberse superado los levantamientos militares de 1987, 1988 y 1990, y sorteado la crisis econémica y politica de 1989, que llevé a adelantar ios meses el recambio presidencial. Bl Pacco de Olivos fue un acuerdo entre Rail Alfonsin y Carlos Menem ~a la saz6n ex presidente y presideate del pal fepectivamente~ para convocar a una convencién reformadora de fa Cons de fti6n Nacionai, que ificluy6 ia eldusula de reeleccién presidencial ¥ redujo cl impo de mandato de seis a cuatro afios, ademas de otros aspectos también stancals, Las transiciones desde situaciones de dicfaduras insfitucionales de las Fuérzas Armacias: Bolivia, Argentina, Brasil, Uruguay y Chile” ‘Cuando en octubre de 1982, la dictaduca boliviana Hlegé a su fin, ana of democrasizacién se extendié también por los paises vecinos: Argentina ( Brasil (1985), Uruguay (1985) y Chile (1990) y, como veremos ensegii bién Paraguay, en 1990. Como escribié Fernando Henrique Cardoso (2004) del autoritarisino (nosotros preferimos decir las dictaduras) fue concebida ‘poces, como “la llegada ala tierra prometida” ~para lo cual, el case de las a des cometidas en nombre de la DSN fueron un elemento nada desdefabl En técminos generales, se observa que las transiciones de la dictad democracia estuvieron condicionadas por las negociaciones entre las di de los partidos politicos, y eventualmence de las organizaciones representa incereses,y las conducciones militares, es decit,realizadas en el vértice de k mide de poder. La logica explicita de la amnistia (0 la autoamnistia) fue, ‘para las fueraas de las diceaduras como para las fuerzas democraticas ~si bit razoncs diferenses~, evitar cualquier potencial conflicto que obstruyese und en “orden’, esto es, controlada desde acriba. Para los militares, y los s les afines a ellos, se erataba de tender una red de protecciSn-impunida tuna eventual aceién de enjuiciamiento y castigo de las violaciones alos d humanos, Por su parte, para los grupos democréticos, se crataba de no medidas que pudiesen ser consideradas desestablizadoras de los frégile et 7, Gta seccién recuperd ideas presentadas en Anscial (1996a: 1996 26066; 2007b; 20076, 2011) ag 526} W. ANSALDIY V. GIORDANO. I 30 de octubee de 1983, ls eleeciones que consagraton presidente ¢ Rag Alfonsin, de la UCR, ratficaron el alto grado de participacién ciudadana ote decisién de clegir a sus representantes y gobernances. Los resultados ms ence otos puntos destcables, In exacerbada polaizacién ene los dee para mayotitarios:radicales y justicialistas surmaron el 92% de los sufregios emit “fidad, en pacticular los secuestros de bebés realizados por fuerzas militares, y los (52 y 40% respeceivamente). Tambign la {nfima presencia del voto en biases ios por la Operacién Condor y la Escuela de Mecinica de la Arinada (ESMA) apenas cl 2% (casi 290.000 vores), guarismo que, no obstante, significa ‘cuarto lugar en orden de imporcancia cuancitativa. La ciudadanta argentin ficaba, asi, su rechazo ala dictadura. En verdad, lo significativo del para my inesperado tiunfo ce Alfonsin estuvo en su capacidad de infindir en a elecan ola conviecién de ser un candidaro que no transaria con los militares en mare de derechos humanos y de componendss polisicas. La mayoria dela ciudad. centendié que él garantizaba mejor que aadie la posibilidad de instaurat lad