Está en la página 1de 8

UNIVERSIDAD DE GUAYAQUIL

FACULTAD DE JURISPRUDENCIA Y CIENCIAS SOCIALES Y


POLÍTICAS

TEMA:

Competencia y jurisdicción

ASIGNATURA:

Derecho Procesal General I

DOCENTE:

Abg. Rafael Zeballos Zambrano

AUTOR:

Gabriel Poveda Montaleza

PARALELO:

Séptimo semestre “6”

Guayaquil - Guayas - Ecuador


DEFINICIÓN DE COMPETENCIA Y JURISDICCIÓN

DEFINICIÓN DE JURISDICCIÓN
La jurisdicción es el acto de JUZGAR.
El Diccionario de la Real Academia de la lengua española señala en su parte pertinente:
Territorio en el que el juez ejerce sus funciones.
Jurisdicción viene del latín ius-dicere, que significa: Declaración de derecho.
El tratadista Alcina dice: Potestad conferida por el Estado a determinados órganos para
resolver, mediante sentencia las cuestiones litigiosas que le sean sometidas y hacer
cumplir sus propias resoluciones.
Eduardo J. Couture dice: Función jurídica legalizada por los órganos competentes del
Estado, con las formas requeridas por la ley, en virtud de la cual, por acto de juicio, se
determina el derecho de las partes con el objeto de dirimir sus conflictos y controversias
de relevancia jurídica, mediante decisiones con autoridad de cosa juzgada, eventualmente
factible de ejecución.

CARACTERÍSTICAS DE LA JURISDICCIÓN

1. Es una función pública, porque es el Estado, hoy el soberano que es el pueblo quien
tiene la potestad de administrar justicia, a través de los órganos de la Función Judicial,
señalados por la Constitución de la República; de tal modo que estas atribuciones no las
tiene las otras cuatro funciones del Estado que son: Ejecutivo, Asamblea Nacional,
Función Electoral ni la Función de Control Social.
De tal modo que la jurisdicción es de derecho público y de orden público y solamente la
tienen los jueces y tribunales de justicia, aun cuando hay que señalar que, si todos ellos
tienen jurisdicción, pero no todos ellos tienen la misma competencia.
2. Es improrrogable, esto es las partes pueden designar árbitros y mediadores, pero no
jueces diferentes; esto es como por ejemplo no podrían designar a un Gobernador de
Provincia para que administre justicia;
3. Es indelegable, pues los jueces no pueden inhibirse y delegar a otro funcionario que
no es competente;

LA COMPETENCIA

El termino competencia significa la facultad que tiene un juez o tribunal de conocer un


negocio dado con exclusión de cualquier otro. En este caso la palabra competencia se
deriva de competer que equivale tanto a decir corresponder. Es la contienda suscitada
entre dos jueces, tribunales o autoridades, respecto al conocimiento y decisión de un
negocio, judicial o administrativo.
DIFERENCIA ENTRE JURISDICCIÓN Y COMPETENCIA

 La Jurisdicción es la función de administrar justicia que corresponde al poder Judicial.


La competencia es el modo o la manera como se ejerce esa función. Mario Alzamora
Valdez.
 Considerada la jurisdicción como la facultad general la competencia con relación a
ella significa la limitación a esa facultad por circunstancias concretas (territorio, turno,
materia, cuantía y función), la competencia ha sido impuesta por necesidades de orden
práctico.
 La competencia es una medida de la jurisdicción.
 Todos los jueces tienen jurisdicción, pero no todos tienen competencia para conocer
de un determinado asunto.
 Un juez competente es, al mismo tiempo juez con jurisdicción; pero un juez
incompetente es un juez con jurisdicción y sin competencia.
 La competencia es el fragmento de la jurisdicción atribuido a un juez.
 Jurisdicción es la investidura que la ley da al juez para que pueda administrar justicia,
Competencia, es la aptitud que tiene el juez para administrar justicia, pero solo
respecto de las cuestiones que conforme a la ley le están encomendadas.
 La Jurisdicción es la potestad de todo Órgano Jurisdiccional de administrar justicia; la
Competencia es la distribución de esa potestad de administrar justicia entre los
diferentes jueces.
 La Jurisdicción en es el Género, Genérica, el Universo, es lo Todo. La Competencia
es la Especie, Específica, la muestra, lo singular, lo particular, lo individual.
 La Jurisdicción tiene todo juez sin determinación del caso concreto. La competencia
se determina con relación a cada caso concreto.
 La Jurisdicción abarca todo el territorio nacional. La Competencia es el límite de la
jurisdicción.
 La Jurisdicción jamás falta en un Juez en cambio; la competencia le puede faltar al
juez.
 La Jurisdicción tiene todo juez sin determinación de cada caso concreto; en tanto que
la competencia está determinada con relación a cada juicio

SEMEJANZAS ENTRE JURISDICCION Y COMPETENCIA

En cuanto a las semejanzas no hay muchas

PRIETO CASTRO, sobre el tema dice “si la jurisdicción desde el punto de vista
subjetivo es el deber y el derecho de compartir justicia, la competencia también en
ese sentido subjetivo para el juez es ese mismo deber y derecho de administrar
justicia en el caso concreto con exclusión de otros órganos jurisdiccionales y para las
partes el deber y el derecho de recibir justicia precisamente del órgano
específicamente determinado y no de otro alguno”
QUE INDICA LA NORMA EN CUANTO A LA COMPETENCIA Y

LA JURISDICCIÓN

El Art. 150 del Código Orgánico de la Función Judicial, define a la jurisdicción, señalando
“Jurisdicción. - La jurisdicción consiste en la potestad pública de juzgar y hacer ejecutar
lo juzgado, potestad que corresponde a la juezas y jueces establecidos por la Constitución
y las leyes, y que se ejercen según las reglas de la competencia”.
El Art. 167 de la Constitución de la República señala “La potestad de administrar justicia
emana del pueblo y se ejerce por los órganos de la Función Judicial y por los demás
órganos y funciones establecidos en la Constitución”; lo cual guarda relación con el Art.
1 del COFJ, que dice “Función Judicial. - La potestad de administrar justicia emana del
pueblo y se ejerce por los órganos de la Función Judicial”.

REGLAS DE LA COMPETENCIA

La competencia se determina por elementos como:


1. el territorio, generalmente el lugar del domicilio del demandado;
2. las personas, por ejemplo, a determinados funcionarios se los debe demandar ante
las Cortes Provinciales o la Corte Nacional de Justicia;
3. las materias, por ejemplo, civiles, penales, administrativas; y,
4. los grados, que se refiere al lugar que ocupa el juzgador dentro del organigrama
de la Función Judicial, por ejemplo, jueces de primera y segunda instancia.
Todas las personas tienen derecho a ser juzgadas por su juez natural. Para que un proceso
judicial sea válido, entre otros requisitos, debe llevarse a cabo y ser resuelto por juez
competente. Por regla general, es competente el juez del lugar donde tenga el domicilio
el demandado. Es decir, la competencia se radica, en primer lugar, según el territorio y,
posteriormente, por la materia de la que trata el litigio, por lo que existen jueces
especializados en las distintas materias: civil, penal, administrativa, tributaria entre otros.
De igual manera, en caso de que las partes no estén conformes con la resolución emitida
por un juez de primera instancia, tienen el derecho de apelarla y será una de las salas de
la corte provincial del lugar en el que se llevó a cabo el proceso la competente para
conocer el caso, es decir se convertirá en el nuevo juez natural de los litigantes.
Uno de los cambios más importantes que incorpora el nuevo Código Orgánico General
de Procesos (COGEP) es el relativo a las reglas para la determinación de la competencia:
1. Cuando la demandada es una persona jurídica, por ejemplo, una compañía, será
competente el juez del lugar donde ésta tenga establecimientos, agencias,
sucursales u oficinas y no solo el de su domicilio;
2. Cuando se trate de demandas en contra del Estado, la competencia se determinará
en el domicilio del actor; y,
3. En los casos en los que es demandado un trabajador, la competencia se
determinare en relación a su domicilio.
Sin embargo, existen otros elementos para determinar la competencia entre los distintos
jueces, por ejemplo, los del lugar donde debe cumplirse alguna obligación o el del lugar
en el que se encuentre la bien inmueble materia del litigio. Por lo tanto, es muy importante
tomar en cuenta todos los hechos y aspectos concurrentes para determinar ante quien debe
demandarse o si el juez que se encuentra conociendo una causa es competente para
hacerlo.
Además de las autoridades judiciales ya mencionadas, los conflictos pueden resolverse
mediante un arbitraje. El arbitraje es un procedimiento flexible al cual las partes se
someten por escrito y en el cual, en lugar de acudir a la justicia ordinaria, se acude ante
un tribunal “privado” y ad-hoc que conoce y resuelve las controversias que los litigantes
someten. Es decir, su jurisdicción es convencional porque nace de un acuerdo entre las
partes.

CLASES DE JURISDICCIÓN

 Jurisdicción Civil. - Conjunto de tribunales con plenitud de jurisdicción; de ello les


da el poder de juzgar los litigios entre las personas no sometidas a jurisdicciones de
excepción.
 Jurisdicción Militar.- Denominada también castrense o de guerra, es la potestad es
la potestad de que se halla investido los jueces y tribunales militares que, aunque no
forma parte del Poder Judicial, constituye un fuero real para conocer las causas que se
suscitan contra los individuos de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional y
además personas sometidas al fuero por la comisión de delitos típicamente militares.
En sentido estricto, la jurisdicción militar no estaría determinada por el órgano (Fuero
Privativo Militar), sino por la materia castrense que se ventila o halla involucrada.
Bajo este criterio en nuestro ordenamiento jurídico, la jurisdicción militar strictu sensu
la detenta el fuero militar; pero, también cabría sostener que el fuero común,
eventualmente ejercitaría la jurisdicción militar al resolver problemas de orden
procesal (conflictos de competencia) o aspectos sustantivos (casación); esto es, la
potestad revisora de las resoluciones que resuelve el máximo grado de la judicatura
militar: el Consejo Supremo de Justicia.
 Jurisdicción Arbitral.- Es aquella jurisdicción que quienes se someten deben
previamente renunciar a la jurisdicción civil, por documento expreso; luego se
someten al procedimiento regular dispuesto por el ARBITRO, nombrado por ambas
partes, con respecto a hechos de carácter patrimonial o de libre disposición, sus
resoluciones tienen la calidad de cosa Juzgada, denominada también laudos arbitrales.
 Jurisdicción Ordinaria o Común: Que le corresponde al Poder Judicial
 Jurisdicción Especial: Que, les corresponde a los órganos constitucionales tales como
el Jurado Nacional de Elecciones, el tribunal Constitucional. Mas discutible sería la
militar, pues algunos supuestos se pueden llegar a la corte Suprema (jurisdicción
ordinaria).

CONFLICTOS EN BASE A LA COMPETENCIA

Conflicto de competencia. - Si una o un juzgador pretende la inhibición de otra u otro


juzgador para conocer de un proceso, le remitirá oficio con las razones por las que se
considera competente.

La o el juzgador requerido contestará cediendo o contradiciendo en forma motivada en el


término de tres días, contados desde que recibió el oficio. Con esta contestación, se dará
por preparado y suficientemente instruido el conflicto positivo de competencia y sin
permitirse otra actuación, se remitirá a la Sala Especializada de la Corte Nacional o Corte
Provincial de Justicia a la que pertenece el tribunal o la o el juzgador provocante.

Si, al contrario, ninguna o ningún juzgador, avoca conocimiento del proceso aduciendo
incompetencia, cualquiera de las partes solicitará a la o el último juzgador en declararse
incompetente, que eleve el expediente al superior que corresponda, según lo dispuesto en
el inciso anterior, para que resuelva el conflicto negativo de competencia.

El conflicto de competencia se resolverá en mérito de los autos, salvo que por su


complejidad se requiera información adicional a las partes o a las o los juzgadores
involucrados.

La resolución del conflicto de competencia, en ningún caso deberá superar el término de


diez días.

Mientras dure el conflicto de competencia el proceso principal estará suspendido.

De la resolución que dirima el conflicto de competencia no cabrá recurso alguno.

Facultad para resolver el conflicto de competencia. Corresponde a las Salas


Especializadas de la Corte Nacional y de las Cortes Provinciales de Justicia dirimir los
conflictos de competencia que surjan entre las o los juzgadores, conforme con las reglas
previstas en la ley.

LOS CONFLICTOS DE JURISDICCIÓN

Son los problemas que surgen por el conocimiento de un asunto que pueden llegar a
presentarse no sólo entre tribunales de una misma jurisdicción, sino también entre
órganos jurisdiccionales de distintas jurisdicciones y entre los órganos de la
administración y los tribunales. Esta última clase ejemplifica el verdadero carácter de los
conflictos de jurisdicción o de atribuciones, esta última sería su denominación más
adecuada.

Los conflictos de atribuciones –jurisdicción- que surgen entre la administración y los


tribunales o entre estos últimos de diferente jurisdicción, se denominan, cuestiones de
competencia cuando se plantean por la administración; y recurso de queja, cuando se
plantea por los tribunales.
Los conflictos de atribuciones entre órganos de naturaleza jurisdiccional, son las
controversias que se presentan entre autoridades o tribunales de diferente jurisdicción por
el conocimiento o no de un asunto.

Para dar solución a estos conflictos se han creado tres clases de sistemas: el sistema
judicial, el legislativo y el administrativo.

a) Sistema judicial. Atribuye al poder judicial la resolución de conflictos que se dan entre
los Tribunales Administrativos y los Judiciales. Su fundamento radica en que tratándose
de un problema de aplicación de la ley a un caso concreto, es una actividad propia y a
cargo de un órgano jurisdiccional, sin que ello implique que el Poder Judicial es parte.
Este sistema es aplicado en Bélgica, Inglaterra, Estados Unidos y México entre otros
países

b) Sistema legislativo. En esta variante la solución de los conflictos de atribuciones está


a cargo de los órganos del Poder Legislativo. Se ha adoptado en países como Suiza. En
cuanto a su funcionamiento y resultados, ha sido objeto de críticas doctrinarias en virtud
de sus inconsistencias teóricas y prácticas.

c) Sistema administrativo. En esta variante la solución de las controversias de


atribuciones se concede a titular o jefe del Estado, es decir, a la Administración en su
carácter de órgano Ejecutivo.

PERDIDA DE LA COMPETENCIA

El artículo 165 del Código Orgánico de la Función Judicial establece las causas por las
cuales se pierde la competencia:

1.- En la causa para la cual ha sido declarado incompetente por sentencia ejecutoriada;
2.- En la causa en la que se ha admitido excusa y recusación; y,
3.- En la causa fenecida, cuando ya está ejecutoriada la sentencia, en todas sus partes.

TIPOS DE COMPETENCIA

En el referido cuerpo de leyes se menciona la existencia de tres tipos de competencias,


siendo estas las siguientes. - 1.- Competencia Territorial; 2.- Competencia Concurrente;
y, 3.- Competencia Excluyente.

La Competencia Territorial se constituye en la regla general para la determinación de la


competencia de la autoridad para la atención de las causas; en razón del territorio indica
la capacidad de acción del juzgador por el lugar del domicilio de la persona demandada,
siendo que, la persona que tenga domicilio en dos o más lugares podrá ser demandada en
cualquiera de ellos, mientras que la persona que no presente un domicilio fijo, podrá ser
demandada en el lugar en que sea encontrada. Por otra parte, si el demandado es una
persona jurídica, podrá ser competente el juez de cualquier lugar donde la compañía tenga
establecimientos, agencias, sucursales u oficinas.

La Competencia Concurrente establece condicionantes adicionales a la identificación de


la competencia por el domicilio del demandado. La concurrencia radica en el lugar donde
deba hacerse el pago o cumplirse la obligación respectiva; en el lugar donde se celebró el
contrato; en el lugar donde la persona demandada se haya sometido expresamente en el
contrato; en el lugar donde esté la cosa inmueble materia de la demanda; en el lugar donde
se causaron los daños; en el lugar donde se produzca el evento que generó el daño
ambiental; en el lugar donde se haya administrado bienes ajenos; y, en el domicilio de la
persona titular del derecho en las demandas sobre reclamación de alimentos o de filiación.
Tratándose de demandas en contra del Estado, la competencia se radicará en el domicilio
de la o del actor.

Por su parte, la Competencia Excluyente pretende radicar inequívocamente la


competencia a un solo juzgador, excluyendo como su nombre lo indica, la posibilidad de
terceros competentes. En este sentido encontramos por ejemplo la competencia del
juzgador del domicilio del trabajador cuando este sea demandado; la competencia que
goza el juzgador del lugar donde está la cosa, en los asuntos como conflictos por linderos,
curso de aguas, reivindicación de inmuebles, acciones posesorias y otros asuntos
análogos; la competencia del juzgador del último domicilio del causante; el juzgador del
lugar donde se abra la sucesión, en los procesos de inventario, petición y partición de
herencia, cuentas relativas a esta, cobranza de deudas hereditarias y otras provenientes de
una testamentaria; y, el juzgador del domicilio del pupilo en las cuestiones relativas a
tutela o curaduría, aunque el tutor o curador nombrado tenga el suyo en lugar diferente.