Está en la página 1de 3

MEDIACION DE CONFLICTOS

En las técnicas de mediación hay tres elementos importantes: el espacio físico, las partes
y el conflicto. El espacio físico esta visto desde tres puntos de vista: como espacio de
conexión personal, como recurso para generar confianza y como herramienta de trabajo
de todos quienes concurren n el encuentro. Las partes se refieren a los oponentes y al
mediador cada uno con visiones e intereses distintos en la solución del conflicto. El
conflicto ocurre cuando dos o más valores, perspectivas u opiniones son contradictorias
por naturaleza o no pueden ser reconciliadas. El seguimiento de objetivos incompatibles
por diferentes personas o grupos.
Las razones principales del conflicto son: comunicación pobre, la búsqueda de poder,
insatisfacción con el estilo de liderazgo o liderazgo débil, cambios en la estructura
organizacional o desconfianza en la gente.
Conflicto es destructivo cuando: se le da más atención que a las cosas realmente
importantes, socava la moral o la auto-percepción, polariza la gente o los grupos
reduciendo la cooperación, aumenta las diferencias y conduce a un comportamiento
irresponsable y dañino.
El conflicto es constructivo cuando: ayuda en resolver problemas y asuntos
importantes, involucra le gente en la solución de asuntos importantes pare ellos,
conduce a una comunicación autentica, ayuda a liberar emociones, estrés, ansiedad y
ayuda a desarrollar mas cooperación entre la gente cuando se conocen mejor. El
conflicto incluye la narrativa (que contiene las causas del conflicto, los actores la trama
del problema y el desenlace del mismo) y la negociación para satisfacer las necesidades
y mantener las expectativas.
En el entorno familiar hay que tener en cuenta una serie de aspectos a la hora del la
mediación: orientaciones dirigidas a diferenciar entre identidad personal y relación
familiar; hay que centrarse en la potenciación personal (empowerment); tener como
meta centrar las soluciones y incluyendo las perspectivas de las dos partes implicadas.
El proceso mediacional en el entorno de la familia tiene 12 etapas.
Hoy en día la familia es solo una organización temporal y variable basada en el
individuo, quien también es el pilar de la sociedad. Este cambio es debido a los
fenómenos como la migración, la industrialización, la urbanización y al aumento del
nivel de educación. El campo de la medición es muy complejo y hay que adaptar el
instrumento de usar la cultura de la mediación a los contextos en los que se presenta una
necesidad, teniendo en cuenta las diferentes variables que ello conlleva. En caso de los
inmigrantes hay que construir un contexto que esa mediación lo haga posible.
La mediación se aplica a muchos ámbitos en el cuadro de la familia: mediación con
familias extranjeras, mediación familiar y trabajo con el tribunal, intervenciones
respecto a la multiculturalidad, este ultimo requiriendo algunos condiciones como tener
conocimiento de la cultura, nombrar los prejuicios sobre la cultura y hacerlos entender,
hacer uso de al transparencia y ofrecerle la gente la posibilidad a elegir.
Las herramientas utilizadas para medir son el formulario, la escucha activa, el preguntar,
técnicas directivas y no directivas, la metáfora, el resumen y el contrato. La mayoría de
estas técnicas me suenan, algunas incluso me las he aplicado yo a mi misma en unos
diseños que he tenido que hacer en algunas asignaturas.
Los mediadores tienen que cumplir con una serie de habilidades para poder desarrollar
el proceso de la mediación de forma adecuada y tener también cierta formación
profesional.
¿Qué es la mediación familiar?
«Métodos naturales para planificar tu familia /¿Por qué es tan importante la familia?»
La Mediación Familiar es un proceso de resolución y manejo de conflictos en los
procesos de separación y divorcio por parte de un profesional cualificado, neutral e
imparcial (el mediador familiar), que, a petición de las partes permite a las parejas
disponer de un espacio para acordar las soluciones más satisfactorias respecto a los hijos
y a las suyas propias.
La Mediación Familiar tiene por finalidad ayudar a las parejas a que comprendan el
punto de vista de la otra parte y así puedan encontrar una solución al problema.
Reglas para la mediación familiar
Para el buen funcionamiento de la Mediación Familiar se precisa de unas reglas que se
han de tener en cuenta:
 La Mediación supone la decisión de separarse tomada en firme, al menos por
una de las partes.
 La Mediación es libre y voluntaria. Supone la decisión de llegar a acuerdos y a
la posibilidad de retirarse de la mediación u optar por la vía judicial, notificando
a la otra parte y al mediador esta decisión.
 La Mediación supone el compromiso de paralizar el procedimiento judicial, en
caso de que se hubiese iniciado, hasta que se termine este servicio.
 La Mediación es confidencial. Ustedes y el mediador se comprometen a no
utilizar la información que se manifiesta en el proceso, por lo que el mediador
no podrá actuar como testigo ante cualquier organismo o tribunal.
 No deben buscar en la Mediación Familiar una terapia, ni una orientación
familiar, ni una asesoría jurídica.
 La Mediación no va en contra, ni desplaza la asesoría jurídica, ni mucho menos
la intervención del abogado, que siempre será necesaria cuando las partes lo
requieran, sobre todo en el momento final del proceso cuando éstos presenten
ente el juzgado los acuerdos tomados.
Funciones del mediador familiar
 Los mediadores actuamos en cuanto mediadores y no en razón de otra profesión
que nos acompañan (abogados, psicólogos, sociólogos, sexólogos, trabajadores
sociales, psiquiatras, etc.) Nuestra función es la de ayudarles desde la
neutralidad e imparcialidad a que encuentren el camino para la
intercomunicación y el acuerdo.
 Los mediadores necesitamos de su autorización para intervenir en el proceso.
 Los mediadores no podemos decidir por ustedes. Los acuerdos son de
competencia exclusiva de la pareja.
 El mediador puede reunirse por separado con cada parte y también con los hijos
cuando así lo considere oportuno. Estas reuniones son confidenciales. El
mediador no transmitirá información recibida en confidencia a menos que se lo
autorice expresamente la parte implicada.
 Los mediadores podemos interrumpir el proceso cuando observamos que no se
cumplen las reglas, como por ejemplo; si alguna de las partes intenta utilizar la
mediación familiar para otros fines; no hayan paralizado el proceso judicial en
caso de haberlo iniciado; exista violencia familiar; incapacidad psicológica en
alguna de las partes, o se dé alguna causa que a su juicio impida trabajar en un
clima de cooperación y de buena fe.
Ventajas de la medicación familiar
 Favorece el diálogo, la comprensión, la búsqueda de soluciones y la negociación
de los acuerdos.
 La mediación no proporciona ni vencedores ni perdedores.
 La mediación mira hacia el futuro, no hacia el pasado.
 Evita que una tercera persona decida el futuro de los hijos en lugar de los padres.
 Redefine y sitúa las relaciones familiares fuera del conflicto conyugal.
 Salvaguarda o recupera la corresponsabilidad de ambas partes en la toma de
decisiones sobre los hijos y el ejercicio de sus funciones.
 Permite afrontar una nueva situación familiar, garantizando el futuro de los hijos
en la pareja separada.
Valoración personal
Como se podría elegir entre el tipo de informe que queramos hacer, yo me decidí hacer
comentario sobre el material que nos has proporcionado en clase y por lo tanto descarte
la opción de ir al I Festival Intercultural de Castellón. Opte por esta variante debido a
que estos días (durante el cursillo) ya hice unos dos cursillos sobre la inmigración y
como yo también soy emigrante estoy un poco saturado de este tema del que he oído
hablar casi desde todos los puntos de vista (psicológico, económico, demográfico,
cultural) menos desde el punto de vista de la mediación. Conozco de sobra la condición
del emigrante en España y casi todas las asociaciones con los servicios que aportan
porque durante mi carera he hecho un total de 4 cursillo sobre los inmigrantes para
ponerme en tema y ahorra ya estoy algo aburrida de este tema.
Ahorra ya se mas o menos que significa ser mediador de conflictos, aunque
sinceramente durante las charlas ha habido cosa de las que no me he enterado y no por
el idioma (no es por ser extranjera) sino que efectivamente he perdido el hilo de la
charla aunque me he esforzado mucho en prestar atención. En definitiva el cursillo no
era lo que yo me esperaba, porque no es que me ha aclarado muchas cosas. Supongo
que el tiempo ha sido demasiado corto para un tema tan complejo como es la mediación
de conflictos. Pero por lo menos el material proporcionado en clase me ha sido de gran
ayuda y también buscando información en Internet he llegado a unas conclusiones más
o menos claras.
En conclusión pienso que ser mediador es un trabajo muy complejo y bastante duro,
especialmente en el caso del mediador familiar, y no todo el mundo seria capaz de
desarrollarlo, aunque tuviese la formación profesional necesaria.