Está en la página 1de 4

Beneficios de las proteínas, carbohidratos y lípidos en el organismo.

Lo primero que debemos tener en cuenta antes de explicar las múltiples


funciones y beneficios que trae nuestro para nuestro cuerpo las proteínas, los
carbohidratos y los lípidos, es saber que son y de donde provienen.

Las proteínas son macromoléculas compuestas por aminoácidos y


constituyen uno de los principales nutrientes para el organismo y para
nuestra salud junto con los carbohidratos y las grasas. Dependiendo del tipo
de proteínas que las personas consuman así mismo se verán reflejados en
nuestro organismo, debemos tener en cuenta que existen proteínas que son
vitales para nuestro sostenimiento y se les consideran proteínas esenciales,
sin embargo nuestro cuerpo no las produce, debido a esta situación se
obtienen en de los alimento provenientes de los animales como la carne, la
leche los huevos y demás.

Las proteínas se vuelen vitales en nuestro día a día y si no consumimos lo


suficiente puede traer grandes daños, como por ejemplo que se debiliten
nuestra musculatura, nuestro corazón e incluso nuestro sistema
inmunológico. Los beneficios y las funciones de las proteínas son los
siguientes:

Sirven para formar y reparar tejidos de la piel, órganos, músculos, uñas, pelo
y huesos.

Son necesarias para que todas las células de nuestro cuerpo cumplan su
función correctamente.

Ayudan a generar anticuerpos que refuerzan el sistema inmunológico que


garantizan una buena salud. Evitan infecciones y enfermedades.

Facilitan la buena digestión de cualquier alimento.

Aportan energía.

Son necesarias para la correcta distribución del oxígeno en la sangre.


Sin ellas, el resto de los nutrientes esenciales para el organismo no podrían
asimilarse de forma correcta.

Conforman la estructura de nuestro ADN.

Ayuda a mantener los correctos niveles de azúcar en nuestra sangre.

Los carbohidratos por otro lado s son unas biomoléculas que también toman
los nombres de hidratos de carbono, glúcidos, azúcares o sacáridos; Estas
moléculas están formadas por tres elementos fundamentales: el carbono,
el hidrógeno y el oxígeno, este último en una proporción algo más baja. Su
principal función en el organismo de los seres vivos es la de contribuir en el
almacenamiento y en la obtención de energía de forma inmediata, sobre
todo al cerebro y al sistema nervioso.

Aunque su función principal es la energética, también hay ciertos hidratos de


carbono cuya función está relacionada con la estructura de las células o
aparatos del organismo, sobre todo en el caso de los polisacáridos. Estos
pueden dar lugar a estructuras esqueléticas muy resistentes y también
pueden formar parte de la estructura propia de otras biomoléculas
como proteínas, grasas y ácidos nucleicos. Gracias a su resistencia, es
posible sintetizarlos en el exterior del cuerpo y utilizarlos para fabricar
diversos tejidos, plásticos y otros productos artificiales.

Como todos sabemos debemos regular la cantidad de alimentos que


consumimos en este caso debemos cuidarnos de no comer menos, pero
tampoco mas carbohidratos debido a que afectara en la producción de
energía podría traernos problemas debido a la cantidad de glucosa que
generaríamos.

Finalmente los lípidos o también conocida como grasas son un grupo muy
heterogéneo de compuestos orgánicos, constituidos por carbono, hidrógeno
y oxígeno principalmente, y en ocasiones por azufre, nitrógeno y fósforo.
Los lípidos se pueden encontrar en diferentes alimentos como por ejemplo:
Manteca, tocino, mantequilla, nata, yema de huevo, carne magra, leche,
aceite de coco, frutos secos, aguacate, grasa animal, carne, huevo y demás.

Los lípidos o grasas cumplen múltiples funciones como: reserva energética,


debido a que aportan más del doble de energía que la producida por los
glúcidos. Esto también ocurre en animales que hibernan en zonas polares,
se alimentan mucho antes de este proceso para adquirir todas las grasas
necesarias para aguantar un largo periodo sin comer, pues obtienen la
energía de la grasa; las grasas ayudan a reducir la sensación de frío pues
aíslan el cuerpo. El cuerpo está compuesto por una capa más o menos
gruesa de grasa para que sea posible resistir en ambientes fríos. Un proceso
que también ayuda a los animales que hibernan a no morir por las bajas
temperaturas; como protectora y como fuente reguladora.

En general estos componentes ya sean carbohidratos, lípidos o proteínas


pueden provenir de origen vegetal, animal e incluso nuestro cuerpo puede
llegar a producir una que otra. Lo importante es saber regular lo que
comemos, ya que nos puede afectar para bien o para mal.
Bibliografía:

https://www.webconsultas.com/dieta-y-nutricion/nutrientes/funcion-de-los-
lipidos

https://cuidateplus.marca.com/alimentacion/diccionario/carbohidratos.html

https://www.lechepuleva.es/corazon-sano/lipidos

https://seguros.elcorteingles.es/blog/vida-saludable/beneficios-de-las-
proteinas