Está en la página 1de 12

1.

CONCEPTO Y CARACTERÍSTICAS DE UN TÍTULO VALOR:

El término título valor es acogido por el art. 619 C.Co. de la siguiente


manera: «documentos necesarios para el ejercicio el derecho literal y autónomo
que en ellos se incorpora. Pueden ser de contenido crediticio, corporativos o de
participación, y de tradición o representativos de mercancías». En este sentido,
esta palabra se puede dividir en:

 Título: Documento jurídico en el que se otorga un derecho o se establece


una obligación. Documento según el art. 251del C.P.C, es todo bien
mueble de carácter declarativo o representativo. Soporte material que
exprese o incorpore datos o hechos.

 Valor: Cualidad de cosas, en virtud de la cual se da, por poseerlas, cierta


suma de dinero o equivalente. Es el derecho que se incorpora en el
documento

Así la unión de estas dos palabras, da como resultado la existencia de un


documento con características propias para su validez, cuya función es la de
servir como instrumento para materializar un derecho incorporal de contenido
económico. Al unirse e derecho y el documento, se convierte en un bien mueble
de tipo patrimonial, susceptible de negociación y gravámenes. Al fusionarse la
suerte de uno queda unida a la del segundo. Los títulos valor son cosas
corporales, pues la regla general es que son papales que incorporan un derecho
literal y autónomo. Es su materialidad la que permite que de ellos se predique la
corporeidad. Nacen a la vida jurídica para dar Certeza, existencia derecho,
Agilidad en la negociación, Seguridad en su realización, Eficacia probatoria y
Autonomía de la relación causal.

1.1 CLASIFICACIÓN DE LOS TÍTULOS VALORES

Los títulos valores tienen diferentes clasificaciones que a continuación se


exponen.
 Según su derecho incorporado :

 Títulos jurídico-oligacionales o cambiarios: Se definen como aquellos


que incorporan un derecho de crédito. Ej. Cheque, letra de cambio… etc.
 Títulos jurídico-personales o de participación: Estos se definen como
aquellos que atribuyen a su titular una determinada posición en el ámbito
de una entidad organizada. Ej. Las acciones de una S.A.
 Títulos juridico-reales o de tradición: Vienen definidos como aquellos
que incorporan la posesión y en muchos casos la disponibilidad de unas
determinadas mercancías. Ej. Un resguardo de depósito en almacenes
generales.

 Según la circulación:

 Títulos nominativos: Se definen como aquellos que designan como


titular a una persona determinada, persona cuya titularidad se recoge en
el propio título valor. El ejemplo más claro lo constituye el cheque
nominativo. Están sometidos a un régimen de transmisión restrictivo
ostentando un grado de transmisibilidad de grado mínimo. La principal
restricción operativa que se impone a la transmisibilidad es la que se
concreta en el deber de comunicación de la transmisión ya que para que
surta efectos deben cumplirse ciertos deberes de comunicación.

 Títulos valores a la orden: Son aquellos que designan como titular a una
persona determinada pero permiten la designación de otros titulares en el
propio documento. Ej. Letra de cambio: aquí aparece un titular originario
llamado librador si bien este puede transmitir a través del endoso a un
nuevo tomador. Esto representa una transmisibilidad de grado medio.

 Títulos valores al portador: Son aquellos que legitiman como titular al


mero poseedor siempre que exista “justa causa determinante de la
transferencia posesoria” (legítima al poseedor causal). Los títulos valores
se transmiten a través de la mera transferencia posesoria siempre que
esta obedezca a una causa lícita.
1.3 PRINCIPIOS DE LOS TITULOS VALORES EN EL PERÚ

Los principios que rigen a los títulos Valores Como toda rama del derecho, el
derecho de los títulos valores, o derecho cambiario, no puede ser ajeno al
empleo de principios para poder efectuar la interpretación de su articulado.

Al respecto el artículo N° 1 de la citada norma señala que los valores materializ


ados querepresenten o incorporen derechos patrimoniales tendrán calidad y
efectos de título valor, cuando estén destinados a la circulación, siempre que
reúnan los requisitos formales esenciales. Para efectos de la presente
investigación, debemos resaltar las bondades propias de los principios
cambiarios, a efecto de marcar distancia con otros tipos de documentos,
habiéndose señalado en el artículo 277 de la Ley N° 27287 que los billetes,
boletos, contraseñas, fichas, tarjetas de crédito y débito u otros documentos
análogos no estén comprendidos como títulos valores por su falta de vocación
circulatoria.

Motivo por el cual corresponde analizar los principios cambiarios de literalidad,


incorporación, autonomía, legitimación para sustentar la naturaleza de los títulos
valores contenidos en facturas, los cuales son el objeto de la presente
investigación

2. PRINCIPIOS JURÍDICOS DE LOS TÍTULOS VALORES


Como se ha analizado, el título o documento (material o tangible) va unido al
derecho (intangible); la forma de lograr la tangibilidad del derecho es por vía del
título valor, desarrollándose varios principios propios del derecho cambiario,
como la literalidad, incorporación, autonomía, legitimidad activa y pasiva y la
buena fe como condición de legitimación que reconocen la doctrina

2.1 PRINCIPIO DE LITERALIDAD


Este principio significa que los derechos y correlativas obligaciones deben
constar por escrito en el documento o en hoja adherida a él, porque son los
términos señalados en éste los que determina el contenido y los efectos de tales
derechos, así como la titularidad del tenedor legítimo y las prestaciones a cargo
del obligado (el alcance y modalidades de los derechos y obligaciones).

La hoja adherida deberá ser firmada por el primero que lo utilice de modo tal que
comprenda dicha hoja y el documento (artículo 4). Derivado del principio de
literalidad, las medidas cautelares, la prenda, el fideicomiso y cualquier
afectación sobre los derechos o los bienes representados por valor, no surten
efecto si no se anotan en el mismo título. En otros títulos, por su naturaleza,
como los nominativos, deben anotarse en la matrícula o registros del respectivo
valor.

Según Desemo “la literalidad del título significa que este contiene una
obligación y un correspondiente derecho conforme al tenor del documento” 1. El
contenido de la declaración documental y a veces de la norma legal y de la
relación causal que el emitente haya podido mencionar en el contexto del título,
determina el contendido y la naturaleza del derecho, o de los derechos internos
y de la obligación u obligaciones correlativas

2.2 PRINCIPIO DE AUTONOMÍA


Este principio determina que cada uno de los sucesivos titulares del documento
resulta vinculado en forma originaria con el obligado y no como un sucesor de
quienes lo antecedieron en la titularidad del instrumento.

Existe una relación real, objetiva, instrumentalizada, independiente de las


relaciones extradocumentales (causas que pudieran haber determinado la
creación o transmisión del título hasta llegar al último tenedor). Vivante afirma
que el derecho es autónomo, porque el poseedor de buena fe ejercita un derecho
propio, que no puede ser restringido o destruido en virtud de las relaciones
existentes entre los anteriores poseedores y el deudor.

 Función
El principio de la autonomía determina que el derecho cartular incorporado en el
título está destinado a encontrar a su titular en un sujeto determinable por medio
de la relación real en que esa persona se encuentra con el documento. En esta
forma, el derecho cartular queda fijado en cada uno de los sucesivos propietarios
en forma originaria, en virtud de esa relación real, objetiva y no como
consecuencia de un contrato o de un negocio.
 Efectos
La autonomía permite que el derecho adquirido sea en muchas ocasiones de
superior categoría, como cuando el derecho consignado en un título valor o en
el título mismo estaba viciado por una causa de nulidad en el momento de
trasferirse el título el derecho, el adquirente del mismo lo adquiere totalmente
saneado, rompiéndose con el principio del derecho civil en el sentido de que
nadie puede transmitir más derechos de los que tiene; en materia de títulos
valores sí se puede

1 SILVA VALLEJO, José Antonio. Obra citada Página 667


2.3 PRINCIPIO DE LEGITIMACIÓN

Al ser el título valor por naturaleza un bien mueble, la legitimidad la adquiere


quien lo posee; éste es requisito indispensable para ejercer los derechos
incorporados en él. Es legitimado el que tiene la posesión conforme a ley de
circulación del título, y que es diversa en los títulos nominativos, en los títulos a
la orden y en los títulos al portador. La legitimidad tiene dos aspectos:

a) Legitimación activa
Concierne a la posición del titular como habilitado para exigir el
cumplimiento de la obligación o para transmitir válidamente el documento.

b) Legitimación pasiva
Determina que el deudor cumpla las prestaciones frente al tenedor
legitimado. El deudor que cumpla la obligación quedará liberado, aunque
el poseedor del título valor no sea el titular verdadero del derecho, sino un
titular aparente.

La buena fe es la condición para ser tenedor legítimo de un título valor, y ello se


encuentra en concordancia con el artículo 948° del Código Civil2 que regula la
adquisición de dominio de bien mueble, el mismo que debe recibirse de otro de
buena fe y como propietario.

El tenedor legítimo del título valor, para poder exigir las prestaciones que éste
contiene, deberá presentarlo e identificarse ante su deudor cambiario, quien, a
su vez, debe cumplir con la prestación a su cargo, surtiendo un efecto liberatorio
de la deuda.

En caso de valores representados por anotaciones en cuenta, el derecho a exigir


las prestaciones corresponde a quien figure como titular en el registro que lleve
la Institución de Compensación y Liquidación de Valores.

2
Artículo 948° C.C. Adquisición a <non dominus> de bien mueble. “Quien de buena fe y como propietario
recibe de otro la posesión de una cosa mueble, adquiere el dominio, aunque el enajenante de la posesión
carezca de facultad para hacerlo. Se exceptúan de esta regla los bienes perdidos y los adquiridos con
infracción de la Ley penal.”
3. CIRCULACIÓN DE LOS TITULO VALORES
La circulación de los títulos valores se encuentra normada en la sección segunda
de la Ley N°27287 “Ley de Títulos Valores”, en adelante la Ley, en donde
describe los títulos valores al portador, a la orden, y los nominativos; y la forma
de transmisión en forma de cesión u otro medio de transmisión, obviando el
endoso debido a que amerita un desarrollo especial en el presente trabajo.
A) TITULOS VALORES AL PORTADOR
El numeral 1) del Artículo 22° de la Ley define de la siguiente manera:
“Título valor al portador es el que tiene la cláusula "al portador" y otorga
la calidad de titular de los derechos que representa a su legítimo
poseedor. Para su transmisión no se requiere de más formalidad que su
simple tradición o entrega”3, es decir, que el tenedor acredita la titularidad
del título con su simple posesión. En otras palabras, cuando carece de la
indicación expresa de a quien se va hacer el pago del importe señalado
en el título, se considerará que dicho rol lo asumirá quien simplemente
posea o detente el título valor. Por lo tanto, el deudor estará obligado a
pagar el importe estipulado en el título valor a quien lo detente o posea,
siendo requisito indispensable que esta clase de títulos valores contengan
la cláusula "al portador", pues será mediante esta estipulación que se
podrá calificar al poseedor del título como su legítimo beneficiario.

B) TITULOS VALORES A LA ORDEN


El numeral 1) del Artículo 26° de la Ley define que el “Título valor a la
orden es el emitido con la cláusula "a la orden", con indicación del nombre
de persona determinada, quien es su legítimo titular. Se transmite por
endoso y consiguiente entrega del título […]”. Debe tenerse presente que
esta es la nota característica de los títulos valores a la orden (cláusula a
la orden), en tal grado que, de no poseer esta cláusula, el título no podría
ser considerado como uno tal.

Algunos títulos valores sólo pueden emitirse a la orden, como es el caso


de la letra de cambio, la factura conformada, el certificado de depósito, el

3
Subrayado y negrita nuestra.
warrant y el título de crédito hipotecario negociable. En estos casos
particulares es posible omitir la cláusula "a la orden", pues se entiende
que estos títulos valores se emiten necesariamente a la orden de alguna
persona tal y como lo señala el numeral 2) del Artículo 26° que señala:
“La cláusula "a la orden" puede ser omitida en los casos de títulos valores
que sólo se emitan de este modo y en los casos expresamente
autorizados por la ley”.

a) Transmisión por medio distinto al endoso


“1) El título valor al orden transmitido por cesión u otro medio distinto
al endoso, transfiere al cesionario o adquirente todos los derechos que
represente; pero lo sujeta a todas las excepciones personales y
medios de defensa que el obligado habría podido oponer al cedente o
transferente antes de la transmisión. 2) El cedente o transferente tiene
la obligación de entregar el título al cesionario o adquirente”, el Artículo
27° de la Ley menciona que es posible la transmisión por cesión u otro
medio distinto siendo que “[…] el cesionario o adquirente puede
solicitar que el Juez haga constar la transmisión en su favor, en el
mismo título o en hoja adherida a él. Dicha demanda, como las
oposiciones que se formulen, se tramitan en proceso sumarísimo.”
(Artículo 28 de la Ley).

C) TITULOS VALORES NOMINATVOS


“El título valor nominativo es aquél emitido en favor o a nombre de
persona determinada, quien es su titular. Se transmite por cesión de
derechos. Estos títulos carecen de la cláusula "a la orden" y si se
consigna no lo convierte en título valor endosable.”, así es definido los
títulos valores nominativos por el numeral 1) del Artículo 29° de la Ley.

a) Transmisión
La ley señala que “Para que la transferencia del título valor nominativo
surta efecto frente a terceros y frente al emisor, la cesión debe ser
comunicada a éste para su anotación en la respectiva matrícula; o, en
caso de tratarse de valor con representación por anotación en cuenta,
la cesión debe ser inscrita en la Institución de Compensación y
Liquidación de Valores correspondiente; sin perjuicio de las
limitaciones o condiciones para su transferencia que consten en el
texto del título o en el registro respectivo.” (numeral 2° Artículo 29° de
la Ley).

b) Constancia de la transmisión
Artículo 30° de la Ley señala que “Salvo disposición contractual o legal
distinta o condición especial que conste en el texto del mismo título, la
cesión de los títulos valores nominativos puede constar en el mismo
documento o en documento aparte. El emisor u obligado principal tiene
la facultad de requerir la entrega del título transferido, así como exigir
la certificación de la autenticidad de la firma del cedente hecha, ya sea
por intermediario autorizado o por fedatario de ley.” . Asimismo, señala
que “En la cesión del título valor deberá indicarse la siguiente
información: i) Nombre del cesionario; ii) Naturaleza y, en su caso, las
condiciones de la transferencia; iii) Fecha de la cesión; y iv) Nombre,
el número del documento oficial de identidad y firma del cedente.”,
señalando que los requisitos i) y iv) son esenciales, por lo que su
inobservancia conlleva la ineficacia de la cesión. A falta de indicación
del inciso b), se presumirá que el cesionario adquiere la propiedad
plena del título. A falta de indicación del inciso c), se presumirá que la
cesión se efectuó en la fecha de comunicación de ella al emisor.

c) Registro de las transferencias


Complementariamente, el Artículo 31° de la Ley señala que “El emisor
o, en su caso, la Institución de Compensación y Liquidación de Valores
deberá anotar la transferencia en la respectiva matrícula o registro, en
mérito al documento en el que conste la transferencia, con la firma del
cedente y demás informaciones y formalidades señaladas en el
Artículo 30°.”

ENDOSO
Surge históricamente en el siglo a principios del siglo XVII como una cláusula a
la letra de cambio. La función principal del endoso es la de facilitar la
negociación del derecho incorporado en el título y legitimar al endosatario, o
dicho de otro modo transferir el derecho contenido en el título valor.

El endoso es la forma de transmisión propia de los títulos valores a la orden,


que consiste en una declaración contenida en el mismo título, suscrita por su
actual tenedor (llamado endosante), tendente a transmitirlo a otra persona
(denominada endosatario). Mediante el endoso, el endosante transfiere
íntegramente los derechos derivados del título valor por lo que no sería posible
que mediante endoso se transfiera parcialmente el título. Asimismo, el endoso
no puede estar sujeto a condiciones, plazos o cargo alguno, por ello es que se
señala que el endoso no está sujeto a modalidad alguna.

3.1 CARACTERISTICAS DEL ENDOSO

1) ACTO UNILATERAL
Manifestación de la voluntad del endosante para que pueda producir
efectos, sin que se necesite de la aceptación del destinatario del endoso.

2) ACTO ACCESORIO
Primero se necesita que exista un título valor creado con todos los
requisitos legales.
3) ACTO INCONDICIONAL
Debe hacerse puro y simple. Cualquier condición se tendrá por no escrita.
4) FIRMA
Existen dos teorías, la primera que es firma + entrega y la segunda que
es firma + entrega + intención de negociación.
5) DEBE SER TOTAL
Transferir todos y cada uno de los derechos incorporados en el título, las
cláusulas determinantes se entienden por no escritas. Sin embargo, a
pesar de que se pacte endoso parcial se entenderá que el endoso existe,
pero por todo el derecho incorporado.
3.2 . Requisitos esenciales del Endoso:

- Transferir en debida forma el derecho de legitimar al endosatario, en este


sentido:
Si se adquiere un título a la orden, por medio diverso del endoso el
adquirente no se entiende por endosante sino por cesionario, con las
consecuencias que trae ello.
- Constar en el título o en hoja adherida: En virtud de la legitimidad y la
literalidad
del título debe hacerse constar la clase de endoso que se realiza.

3.3 .- EFECTOS JURIDICOS DEL ENDOSO

El título valor incorpora un derecho literal y autónomo, que para poder hacerlo exigible la
persona debe estar facultada para esto. Para que goce de legitimación, se requiere
LEGITI
inexcusablemente de un acto jurídico que confiere al adquirente el derecho de acción para que
MADOR
goce de legitimación. Legítimo tenedor es quien lo adquirió por ley de circulación.
a. Títulos a la orden: (Art. 661 y 662)
En virtud de la autonomía del endoso, se producen dos efectos:
1. El endosatario adquiere un derecho originario, nuevo y diferente. Así, en contra del
T R A NS L endosante no es posible oponer excepciones frente a aquel.
A T I C I O 2. El endosante con sólo el hecho de endosar se obliga con relación a los tenedores
posteriores a él. (Art. 657) Indica que cualquiera de ellos podrá reclamar de tal endosante
el cumplimiento de la obligación contenida en el título valor (art.657)
GARAN
TÍA El endosante se obliga automáticamente, se convierte en obligado cambiario puede ser
DE requerido o demandado.
PAGO

4. SUJETOS DEL ENDOSO


 ENDOSANTE: Parte que realiza el endoso, deudor. Se requiere que la
persona este facultado o legitimado para transferir el derecho consignado en el
título. Si no tiene dicha calidad no está legitimada y habría una cadena
interrumpida, lo que implica que se rompa la cadena y los demás endosatarios no
estarían en la cadena.
Es la parte de la relación cambiaria que por estar legitimada puede mediante un
acto jurídico unilateral, investir de dicha legitimación a quien recibe el título, para
que de esta manera se haga propietario del documento, se constituya en
apoderado o en acreedor pecuniario. Si el endosante es mandatario o
representante este debe acreditar tal calidad y preferiblemente consignarlo en el
título. (Art. 663)
a. Representante: Facultad de negocios jurídicos por otro (art.832). Los efectos
son del poderdante.
b. Mandato sin facultades para representar: Obra en nombre propio y está
obligado con posteriores tenedore
c. Endoso por sociedades mercantiles: Actos y acuerdos pactados en los
estatutos, siempre que no se extralimiten en sus funciones (art.196)
d. Endoso por factores: Legitimación por el simple nombramiento, y así
administrar, debe indicar que actúa en nombre del proponente y así este último
queda obligado.

4.1 ENDOSATARIO

Parte que recibe el endoso, acreedor. Es el destinatario del endoso, que traslada
su estado de legitimario para que otro ejerza el derecho. Para que este último
este legitimado debe:
a. Buena F e: Adquirir el dominio por medios legítimos
b. Conducta diligente y prudente: En dado caso que se compruebe que no
actuó de esta forma, se podrán interponer las excepciones del art. 784 num.11 y
12.
El endosatario es cualquier persona natural o jurídica que puede ser ajena a la
relación cambiaria o persona que ya haya participado, (endoso de regreso).
BIBLIOGRAFÍA

 http://gacetalaboral.com/los-principios-que-rigen-los-titulos-valores/
 Código Civil. JURISTA EDITORES E.I.R.L., Edición Abril 2017. p. 211.
 Ley N°27287 Ley de Títulos Valores.
 file:///C:/Users/hp/Downloads/Dialnet-ApuntesBasicosEnMateriaDeTitulosValores-
2367385.pdf
 https://es.slideshare.net/angelloferraricordero/principios-de-los-ttulos-valores-y-
clasificacin