Está en la página 1de 18

“Año del Diálogo y la Reconciliación Nacional”

Universidad Privada
Los Ángeles de Chimbote

ASOCIACION Y FUNDACION, DIFERENCIAS


Y COMITÉ NO INSCRITOS.

Profesor : Eudocio Paucar Rojas


Asignatura : Derecho de Persona
Ciclo : II
Aula :B
Alumna : Yolanda Gutarra Paraguay
Turno : Noche

Pucallpa – Perú
2018
DEDICATORIA

Dedico a las personas que me incentivaron nuestros sueños, para que ahora
podamos cumplir y alcanzar nuestras metas (Nuestra familia)
INTRODUCCION

- Un grupo voluntario o unión (también llamado a veces una organización

voluntaria, asociación sin personería jurídica, asociación de interés

común, o simplemente una asociación) ,1:266 o solamente asociaciones)

es un grupo de individuos que entran en un acuerdo como voluntarios

para formar el cuerpo (u organización) para lograr un propósito.

- Los ejemplos más comunes son las asociaciones comerciales, los

sindicatos, las sociedades y asociación profesional, grupos ecologistas, y

varios otros tipos de grupos. La asociación no es necesariamente

voluntaria, lo que ha dado lugar a una preferencia por la asociación de

interés común término para describir a los grupos que se forman de un

interés común.

- Las asociaciones también pueden incorporarse; por ejemplo, en los

Estados Unidos las asociaciones han obtenido gran poder y conocimiento

mediante su incorporación.
LA ASOCIACION
Concepto
La Constitución Política del Perú, consagra que toda persona tiene derecho a:
"asociarse y a constituir fundaciones y diversas formas de organización jurídica
sin fines de lucro, sin autorización previa y con arreglo a ley. No pueden ser
disueltas por resolución administrativa"
El artículo 80 del Código Civil, lo define como una organización estable de
personas naturales o jurídicas, o de ambas, que a través de una actividad común
persigue un fin no lucrativo.
Se trata de una persona jurídica sumamente viva, activa, es por ello que existe
una enorme variedad de éstas. Actualmente el ámbito de las asociaciones se ha
extendido a otros campos que los meramente recreacionales o sociales, es así
que, hoy en día son usadas para centros de investigación, asociaciones civiles
como las ONG, etc.
La asociación es una organización lícita formada por personas jurídicas o
personas naturales o bien por ambas, quienes laboran sin fines de lucro por un
bienestar social.
La asociación es duradera, no tiene un plazo determinado de vigencia, salvo que
haya sido establecido en su estatuto.

CREACIÓN Y CONSTITUCIÓN DE LA ASOCIACIÓN


Atendiendo al principio de legalidad, las asociaciones se constituyen por
escritura pública, en la cual debe constar:
El estatuto social, el cual debe contener:
La denominación, duración y domicilio.
Los fines.
Los bienes que integran el patrimonio social.
La constitución y funcionamiento de la asamblea general de asociados,
consejo directivo y demás órganos de la asociación.
Las condiciones para la admisión, renuncia y exclusión de sus miembros.
Los derechos y deberes de los asociados.
Los requisitos para su modificación de estatutos.
Las normas para la disolución y liquidación de la asociación y las relativas
al destino final de sus bienes.
Los demás pactos y condiciones que se establezcan.
Cabe hacer tres comentarios al artículo que regula tanto la definición como el
contenido del estatuto de la asociación.
Primero, que en cuanto las asociaciones religiosas, están rigen su vida interna
de acuerdo al estatuto aprobado por la autoridad religiosa. Este artículo ha
pensado en las órdenes religiosas que, para tener una vigencia en la vida civil,
requieren de una personalidad jurídica. Para estos efectos si se constituyen
como asociaciones civiles, el máximo órgano es la Asamblea, es decir, la
Comunidad de los Jesuitas, la Comunidad de los Dominicos, la Comunidad de
los Mercedarios.
Segundo, el Art. 82 inc. 3° del CC., ha exigido que en el estatuto se exprese "los
bienes que conforman parte del patrimonio social", sin embargo, ha habido una
interpretación adecuada por parte de los registros públicos al no aplicar
literalmente este artículo, ya que no tendría sentido que cada vez que la
asociación compre un inmueble o mueble, tenga la necesidad de modificar su
estatuto.
Tercero, en ningún apartado del Art. 82, referente al contenido del estatuto,
señala la exigencia del representante legal de la asociación.

LOS ÓRGANOS DE LA ASOCIACIÓN


La asociación tiene dos órganos principales: la asamblea general de asociados
y el Consejo directivo.
LA ASAMBLEA GENERAL
La asamblea, como bien indica el art. 84 del Código civil, es el órgano supremo
de la asociación. Es, como se ha señalado, el órgano “dominante”, aquél que
decide la vida, el destino y todo cuanto tenga que ver con la actividad y fines de
la organización.
Las principales funciones de la asamblea están dadas por la aprobación (o
desaprobación) del balance, cuentas y gestión de los administradores o
directivos, la elección de éstos y la modificación del estatuto. En general,
resuelve todos los asuntos que no sean de competencia de otros órganos, como
señala el art. 86 del Código civil. Sin embargo, dada su condición de máxima
instancia, puede involucrarse en cualquier aspecto.
EL CONSEJO DIRECTIVO
El segundo órgano es el Consejo directivo que reúne a los administradores de la
asociación.
Es, también, por esencia, un órgano colegiado y sus decisiones se adoptan por
mayoría, salvo que el estatuto establezca la unanimidad. Usualmente se integra
por un número impar de administradores.
El Consejo directivo es el responsable de la gestión y dirección de la asociación,
de las labores y actividades cotidianas de la organización, es decir, cumplen
funciones ejecutivas. No dejan de estar subordinados a las decisiones de la
asamblea, sin perjuicio de acatar lo dispuesto por las normas estatutarias.
Además, cumple funciones representativas o, al menos, así debería
establecerse de manera inequívoca en el Código.
No existe ningún impedimento para que quienes ocupen cargos directivos no
sean asociados.

LOS ASOCIADOS: DERECHOS Y DEBERES


LA CONDICIÓN DE ASOCIADO
La condición de asociado es personalísima, ya que en línea de principio es
inherente a la persona que hace parte de una asociación y no se transmite, salvo
que el estatuto disponga lo contrario.
La transmisión puede ser como consecuencia de la sucesión a título universal o
bien a título individual, o bien puede ser producto de un acto inter vivos que esté
permitido por la norma estatutaria.
Para ser asociado, el interesado debe ser admitido por el órgano al cual el
estatuto haya atribuido la responsabilidad de evaluar, calificar y afiliar a terceros
que se integran en un momento posterior a la constitución de la asociación.
Los asociados que otorgan el acto constitutivo suelen ser denominados
asociados fundadores, en tanto que los que se incorporan con posterioridad son
calificados como activos. La distinción es inútil, pues “activos” serán todos
aquéllos que participen en la vida de la institución y que, de no haber sido
inhabilitados o excluidos, gozan de todos los derechos que se reconocen a los
integrantes del sujeto de derecho de asociación. Además, los asociados
fundadores, a diferencia de lo que puede ocurrir con los socios fundadores de
una sociedad anónima, no pueden reservarse derechos preferentes respecto de
los que ingresen en un momento ulterior. Y es que, si alguna persona jurídica
goza de mayor aptitud para practicar la democracia institucional, ella es la
asociación.

DERECHOS DE LOS ASOCIADOS


La injerencia y grado de participación de los asociados en las decisiones que se
adopten al interior de esta persona jurídica no depende, como ocurre con las
sociedades mercantiles, de su permanencia en la organización (salvo que el
estatuto establezca un mínimo de tiempo para acceder a cargos directivos, mas
no para adoptar decisiones al interior de la asamblea), ni del mayor o menor
número de aportes que hubieren realizado en favor de la asociación. Sus aportes
se consideran “perdidos” en favor de la asociación, pues en caso de disolución
no tienen derecho a ningún reembolso.
Los asociados participan con un solo voto. En nada importa el quantum de sus
aportes. Así lo señala el art. 88 del Código civil.
El asociado, asimismo, tiene derecho a elegir y ser elegido para los cargos que
corresponden a los diversos órganos de la asociación, excepto la asamblea.
También gozan, a pesar que el Código no lo señale, del derecho de solicitar
información respecto de las decisiones de los diversos órganos de la asociación,
sobre todo cuando se convoca a asamblea para adoptar algún acuerdo.
Los miembros de la asociación pueden renunciar a ésta (art. 90), siempre que lo
soliciten por escrito. La formalidad parece ser solemne, consustancial a la
solicitud de renuncia. Sin embargo, ello no excusa al asociado del cumplimiento
de las obligaciones que tuviere pendiente frente a la persona jurídica.

DEBERES DE LOS ASOCIADOS


El deber más resaltante de los asociados es el de pagar los aportes ordinarios y
extraordinarios que el estatuto señale.
También se considera un deber el participar en las elecciones que se realicen
para la designación de los administradores.
EL PATRIMONIO DE LA ASOCIACIÓN. SU DESTINO EN CASO DE
DISOLUCIÓN
A diferencia de lo que sucede con la fundación, que no es posible constituirla sin
un simultáneo acto de dotación patrimonial, la asociación puede ser creada, al
menos teóricamente, sin un substrato patrimonial inicial.
Con el desarrollo, con la vida misma de la asociación, ésta irá formándose, de
modo paulatino, un patrimonio propio.
El patrimonio de la asociación está constituido por los aportes ordinarios y
extraordinarios de los asociados. Puede también adquirir otros bienes, ya sea
mediante la aplicación del fondo que constituye a partir de los aportes o por otros
medios: endeudamiento, prestación de servicios, especulación bursátil, etc., es
decir, a través de cualquier actividad económica que permita la generación o
captación de recursos para que el ente pueda cumplir sus fines.
Como ya se ha anotado, los aportes de los asociados pasan a ser parte del
patrimonio de la asociación y no son pasibles de restitución, ni aun en caso de
disolución.
Como se ha enfatizado líneas arriba, si una asociación tiene excedentes, ellos
deben seguir siendo parte de su patrimonio y ser utilizados en la consecución de
sus objetivos.
Sin importar cuál sea la causa de disolución de la asociación, en caso ella se
produzca, debe aplicarse el art. 98 del Código civil, el mismo que dispone que el
haber neto que resulte de la liquidación sea entregado a las personas
designadas en el estatuto, con exclusión de los asociados. De no ser posible,
será la autoridad judicial la que ordene su aplicación a fines análogos en interés
de la comunidad, dándose preferencia a la provincia en donde tuvo su sede la
asociación.
FUNDACION
CONCEPTO Y CARACTERÍSTICAS
De las dos personas jurídicas reguladas en la legislación civil, la fundación es
aquélla que ha sufrido mayores transformaciones.
Frente a la laxa y escueta definición del art. 64 del Código Civil de 1936 que la
concebía como un patrimonio afectado a un fin especial se erige una nueva
definición que contempla una serie de modificaciones y que, a la postre, rescata
la verdadera naturaleza y propósitos de las fundaciones.
En efecto, el Código derogado concedía, absurdamente, personalidad jurídica a
un patrimonio, lo cual representa un contrasentido en la medida que ese
expediente sólo puede ser concedido a los seres humanos que se organizan
para desarrollar una actividad en conjunto.
El art. 99 destaca por la referencia a la organización instituida por el fundador a
través de la afectación de bienes para realizar fines de interés social.
En primer lugar, con ello se descarta la concesión de la personalidad a los bienes
aportados por el fundador. En verdad, la fundación es un acto de organización
para la administración del patrimonio afectado. De esta manera el patrimonio
pasa a tener un fin instrumental y no un papel primordial como se creía,
poniéndose énfasis sobre el elemento personal que da vida a este ente. Por ello
no se puede centrar la definición de la fundación en la masa patrimonial sino en
la concurrencia de los hombres que se encargan de la gestión y aplicación de
los bienes entregados a ella.

ÓRGANOS DE LA FUNDACIÓN
Siquiera brevemente debemos precisar que la fundación es dirigida por un grupo
de administradores que se reúnen en una Junta.
Como bien ha dicho Galgano, comparando lo que acontece entre una asociación
y una fundación, en esta última los administradores no son un “órgano
dominante”, como en cambio lo es la asamblea de asociados en la primera de
las nombradas.

CONTROL DE LAS FUNDACIONES


Como bien ha sido señalado, en la fundación la administración de los bienes
corre a cargo de personas que no han contribuido a la formación del patrimonio
de la organización y que no son beneficiarios de ella. El fundador, generalmente,
no tiene ingerencia en las decisiones. Además, la fundación puede ser creada
por testamento, en cuyo caso se presenta la imposibilidad de la participación del
fundador dada su inexistencia al instituirse la fundación. A ello se añade que los
beneficiarios de la fundación no tienen intervención en la administración de la
fundación.
Estas razones abonan en pro de la necesidad de la existencia de un organismo
que controle las labores cumplidas por los administradores de las fundaciones.
A este respecto, debe señalarse que desde octubre de 1955 nuestra legislación
contempla la presencia del ahora denominado Consejo de Supervigilancia de
Fundaciones, CSF: Esta instancia, actualmente dependiente del Ministerio de
Justicia, se encarga de las funciones establecidas tanto en el Código civil como
en los Reglamentos aprobados por Decretos Supremos Nº 00394JUS y
00494JUS.

PASOS PARA CREAR UNA FUNDACIÓN


Redactar los estatutos de la fundación
Redactar estatutos (borrador)
Los artículos que hay que completar son los siguientes.
Art.1 Denominación: habrá que solicitar previamente al Registro de Fundaciones
una certificación acreditativa de que la denominación que se pretende utilizar no
coincide ni se asemeja con otra previamente inscrita.
Art. 3 Fines fundacionales: se dividirán en objetivos generales y actividades
concretas (relacionadas con los objetivos).
Art. 5 Domicilio.
Art. 6 Ámbito territorial.
Art. 7 Personas beneficiarias.
Art. 10 Composición y duración.
Art. 11 Nombramiento de patronos. El o la fundadora establecerá la composición
del patronato. Si no, será un órgano colegiado de al menos 3 miembros.
Art. 23 Funcionamiento interno.
Art. 24 Constitución y adopción de acuerdos.
Art. 35 Extinción.
Una vez redactados, se remitirá el Proyecto de Estatutos al Protectorado y al
Registro de Fundaciones por si hubiese algún error y para evitar costes
notariales de más.

Solicitar el CIF
Solicitar el CIF provisional ante la Delegación de Hacienda más próxima,
presentando el borrador de estatutos y la certificación negativa de denominación.

ELABORAR EL PRESUPUESTO Y LA MEMORIA ECONÓMICA


Elaborar el presupuesto y la memoria económica del primer programa de la
fundación.

DEPÓSITO DE LA DOTACIÓN EN UNA ENTIDAD BANCARIA


Se nos entregará un certificado de depósito en el que conste que se ha recibido
una aportación de x cantidad para la dotación de la Fundación X en trámite de
constitución.
Se presumirá suficiente la dotación cuyo valor económico alcance los 30.000
euros.
Cuando la dotación sea de inferior cuantía, el fundador o la fundadora deberá
justificar su adecuación y suficiencia a los fines fundacionales mediante la
presentación del primer programa de actuación, junto con un estudio económico
(sólo si inferior a 30.000 euros) que acredite su viabilidad utilizando
exclusivamente dichos recursos.

ACUDIR A UNA NOTARÍA


Acudir a una notaría para elevar escritura pública de constitución que contendrá
como mínimo los siguientes puntos:
circunstancias que acrediten la personalidad de los y las fundadoras y
determinen su capacidad para constituir una fundación;
voluntad de constituir una fundación con sujeción a las disposiciones de
la ley;
aportación patrimonial inicial de la fundación, con descripción y naturaleza
de los bienes y derechos que la integran;
estatutos fundacionales;
identificación de las personas que integran el órgano de gobierno y, en su
caso, la aceptación del cargo si se realiza en el acto fundacional;
las personas fundadoras podrán dar a la escritura pública el carácter de
carta fundacional, con el fin de que puedan adherirse otras personas con
el carácter de fundadoras.

Inscripción en el Registro de Fundaciones


Documentación a presentar:
instancia - solicitud de inscripción;
dos copias autorizadas de la escritura pública que contendrá:
 acta fundacional;
 estatutos fundacionales.
Documentación económica:
 justificación acreditativa de la aportación económica (certificado de
depósito en la entidad bancaria);
 presupuesto correspondiente al primer ejercicio de la fundación, así
como una memoria explicativa del mismo;
 estudio económico emitido por profesional con autorización que
acredite la viabilidad del presupuesto con los recursos aportados
(en el caso de que sea inferior a 30.000 euros).

Aceptación del cargo de los miembros del órgano de gobierno siendo


válidas las siguientes formas:
 escritura pública, diferente a la de constitución;
 documento privado con firma legitimada por notario;
 comparecencia al efecto ante la persona encargada del Registro.
 Justificación del cumplimiento de las normas fiscales

EL ESTATUTO
El estatuto es un documento normativo que contiene disposiciones generales
relacionadas con la organización y el funcionamiento de una institución
descentralizada autónoma estatal, una sociedad o una asociación. Se elabora
por mandato de la ley u viene a ser su apliacación y/o reglamentación. Por
ejemplo, las universidades cuentan con su propio estatuto por mandato de la ley
universitaria; las sociedades o empresas por orden de la Ley General de
Sociedades o empresas por orden de la Ley General de Sociedades y las
asociaciones, por disposición del Código Civil.
El estatuto es aprobado por el máximo órgano de las entidades públicas y
privadas autorizadas para tal fin, llámese Asamblea Universitaria en el caso de
las universidades; Junta General de Socios, en el de las sociedades comerciales
de responsabilidad limitada; o Asamblea General, en el caso de las asociaciones
convocadas e instaladas conforme a ley.
El acta de constitución y el estatuto son requisitos básicos para construir
legalmente una sociedad o una asociación. Estos dos documentos y sus
modificatorias deben ser elevados a escritura pública por y ante notario público,
y luego inscritos en la Oficina Registral del domicilio de la entidad, dentro del
plazo establecido por ley. Esta inscripción da origen legalmente a una persona
jurídica de derecho privado.

NORMAS GENERALES:
Un ejemplo de ello, en España, es el del Estatuto de los Trabajadores, que es el
nombre que recibe la ley que regula las relaciones laborales y derechos
sindicales (formalmente, la Ley es un Real Decreto Legislativo).
También en España, se pueden mencionar a los Estatutos de Autonomía, que
son las normas que regulan las competencias de cada Comunidad Autónoma
(existe un estatuto para cada comunidad). En este caso, el nombre estatuto
implica que se trata de una norma especial, en la cual hay un sistema de
aprobación especial conjunta entre el parlamento autonómico y del estado.

ESTATUTO DE UNA ASOCIACIÓN:


El estatuto de una sociedad debe precisar:
La denominación, duración y domicilio de la asociación que se constituye.
Sus fines.
Los bienes que integran el patrimonio social.
La constitución y el funcionamiento de la asamblea general de asociados,
del consejo directivo y demás órganos de la asociación.
Las condiciones para la admisión, renuncia y exclusión de sus miembros.
Los derechos y deberes de los asociados.
Los requisitos para la modificación del estatuto.
Las normas para la disolución y liquidación de la asociación y las relativas
al destino finas de sus bienes.
Los demás pactos y condiciones que fijen los asociados.
La asociación se disuelve de pleno derecho cuando no puede funcionar
según su estatuto.
COMITÉ

El comité es la organización de personas naturales o jurídicas, o de ambas,


dedicada a la recaudación pública de aportes destinados a una finalidad altruista.
El acto constitutivo y el estatuto del comité pueden constar, para su inscripción
en el registro, en documento privado con legalización notarial de las firmas de
los fundadores. (IBAÑEZ, 2013)

¿Qué es un comité no inscrito? ¿Es común?


El comité no inscrito desde la perspectiva sociológica es similar a la que sí está
inscrita, participa de las mismas notas y se constituye por libre iniciativa de
pluralidad de personas. Comité no inscrito que se rige de acuerdo a sus
miembros. La norma le da subjetividad jurídica, que le permite celebrar actos
jurídicos a través de representantes acreditados.
¿Quiénes son los responsables de los aportes y de que se cumpla el fin del
comité no inscrito?
Tanto por el interés de erogantes como de destinarios de aportes se establece
que aparezcan como organizadores del comité aquellos que tienen gestión de
los aportes, responsables de su conservación y aplicación a la finalidad.
¿En qué interviene el Ministerio Público en los comités no inscritos?
Ministerio Público interviene para solicitar disolución del comité y rendición de
cuentas tanto que se haya cumplido la finalidad como no ¿Quién vigila los
aportes recaudados por comité no inscrito?

En lo que respecta al comité no inscrito los aportes pueden provenir de personas


anónimas como identificadas, también mediante fiestas, tómbolas o actividades
artísticas, culturales o de otra índole. Tratamiento del comité no inscrito en el
Código Civil Peruano.
Las funciones del comité no inscrito no solo agotan en la recaudación de fondos
sino también en la facultad de ejercer dicha finalidad.
• El comité puede comparecer en juicio representado por el presidente del
consejo directivo o por quien haga sus veces. PREMISA
• Comité es la agrupación de sujetos para fines altruistas PERSONALIDAD Y
SUBJETIVIDAD JURÍDICA.
• La personalidad jurídica es una creación legislativa que se manifiesta en el
reconocimiento del ordenamiento (BRUNETTI) o mediante la ley que las
constituye en el caso de las personas jurídicas de carácter público.
En tanto que la subjetividad jurídica , es la atribución de capacidad jurídica a un
sujeto (FERNANDEZ SESSAREGO) es decir , la idoneidad para ser titular de
relaciones jurídicas , la misma al originarse en el ordenamiento jurídico, , puede
ser regulada por este según la clase de sujeto de derecho que se regule ; es así
que se regulan las incapacidades , pero nunca la negación completa de la
capacidad a los sujetos
•El comité puede comparecer en juicio representado por el presidente del
consejo directivo o por quien haga sus veces.
¿Tal como lo señala la codificación, el comité es la agrupación de sujetos para
fines altruistas, es común la formación de los mismos sin el cumplimiento de la
inscripción en el registro correspondiente; en tal sentido, es necesario
determinar las implicancias jurídicas de esta situación.
•El tema del sujeto de derecho nos conduce a tener en claro los términos de
personalidad, subjetividad y capacidad jurídica. •¿Nuestro sistema considera,
para el caso de las personas jurídicas privadas, a la inscripción en el Registro
correspondiente como hecho iniciador de personalidad, en el sentido de que se
distingue a aquellas de los sujetos que lo integran; para el caso de las personas
jurídicas de carácter público, la ley de su creación será la que determine el inicio
de su personalidad. (SURCO, 2015)
CONCLUSION

Asociación es la acción y efecto de asociar o asociarse (unir una persona a otra

para que colabore en algún trabajo, juntar una cosa con otra para un mismo fin,

establecer una relación entre cosas o personas).

Por lo general, el concepto de asociación se utiliza para mencionar a una entidad

sin ánimo de lucro y gestionada de manera democrática por sus socios, con el

propósito de desarrollar actividades comerciales destinando el beneficio a la obra

social.
BIBLIOGRAFIA

 www.wikipedia.com
La Asociacion - Derecho

 Asociacion Pro Bono


La Asociación – Perú

 Monografías.com
La Asociación