Está en la página 1de 1

COMO UN NIÑO

(Soneto a mi madre, a las madres, en su día


en países como Guatemala, México y Centro
América)

He sentido esta mañana la emoción


de sentirme contigo en mi oración,
Pues voy moldeado según tú corazón
por el mundo realizando mi misión

¡Abraza a tú madre como un niño!


Con los ojos inundados de inocencia,
veras a Dios y sentirás su presencia,
su bondad, su calor y su cariño..

¡Madre! hoy agradezco este momento,


Es tu día, Dios te dona y te hace mi regalo,
me considero dichoso, agradecido y contento.

En la distancia me siento acompañado,


pues sus regaños, enseñanzas y consejos
marcan mi rumbo que recorro enamorado

(Fr. Erich)