Está en la página 1de 9

“AÑO DE LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN Y LA IMPUNIDAD”

UNIVERSIDAD PRIVADA DE TACNA


FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLÍTICAS
ESCUELA PROFESIONAL DE DERECHO

TRABAJO PRÁCTICO N°01


INTEGRANTES:
HUARACA PARIA; Maricielo Belén 2017057296
YUCRA LERMA; Rony Ronaldiño 2017057974
RONDÓN MELGAR; Daniela 2017058020
CARCASI CUTIPA; Handerson 2017058003

DOCENTE:
Mg. Gonzalo Zegarra Ramírez

NOMBRE DE LA ASIGNATURA:
Derecho Civil III

SECCIÓN:
“A”- 212

TURNO:
Mañana

TACNA – PERÚ
2019
¿QUÉ OPINIÓN TIENE SOBRE LOS RECURSOS
NATURALES?

En cada país existe una política nacional de ambiente, en el caso de Perú, la


política nacional del ambiente tiene cuatro ejes fundamentales, los cuales guían
las acciones que emprende el estado para proteger así los recursos naturales y
el medio ambiente.
El sistema nacional de gestión ambiental es la herramienta para aplicar dicha
política, y uno de sus lineamientos muy importante es el que se refiere al
tratamiento de los recursos naturales y su aprovechamiento sostenible. Los
recursos naturales renovables o no renovables son patrimonio de la nación, es
decir, de todos los peruanos.
Corresponde al estado gestionar en nombre de todo su aprovechamiento
sostenible, otorgando a particulares derechos de uso a través de diferentes
modalidades. El aprovechamiento sostenible implica, por un lado, tener en
cuenta la capacidad de renovación de los recursos naturales y por otro lado velar
para que en el proceso de su extracción o transformación se impacte lo menos
posible al medio ambiente.
Hablar de los recursos naturales del Perú es hablar también de la contribución
de este país al mundo, y si de hablar de aportes se trata, la historia de la papa
es un excelente ejemplo para empezar. No es novedad que este tubérculo ha
alimentado a millones de personas en los últimos siglos, sin embargo, la historia
de la papa empezó ocho mil años atrás, en el altiplano peruano donde fue
domesticada por comunidades de cazadores y recolectores. Posteriormente, los
incas seguirían experimentando con ella e inventarían el chuño, papa seca con
la apariencia de una pequeña galleta en la que se concentra todo el valor nutritivo
del tubérculo.
En la actualidad, los recursos naturales del país alcanzan casi todos los niveles:
el Perú es considerado uno de los doce países con mayor diversidad biológica
en el mundo, es fuente de recursos genéticos fundamentales para la
alimentación mundial y cuenta con enormes cantidades de minerales (fue uno
de los tres principales productores de cobre, zinc y plata en el 2017).
Como si fuera poco, posee en su territorio enormes cantidades de recursos
hidrobiológicos, además de colosales reservas hídricas, líquidas y sólidas. En la
Amazonía andina se genera una significativa cantidad de especies y recursos
naturales por lo que es considerada uno de los bosques selváticos mejor
conservados de todo el mundo.
El Perú es uno de los países más biodiversos y alberga en su territorio más del
70% de la biodiversidad del planeta, esto se ve reflejado en su flora y fauna,
consideradas entre las más variadas del mundo. En este país se reconocen 11
ecorregiones, entre las que destacan el mar frío, el mar tropical, el desierto
costero, el bosque seco ecuatorial, el bosque tropical del Pacífico, la serranía
esteparia, la puna, el páramo, los bosques de lluvias de altura (selva alta), el
bosque tropical amazónico (selva baja) y la sabana de palmeras.
Una muestra de cómo esta diversidad impacta en la cantidad de especies que
habitan el país, es el descubrimiento, en 2015, de 71 plantas, 33 especies de
fauna terrestre, seis peces de agua dulce, peces de agua salada, insectos, entre
otros. Estos se suman a especies endémicas emblemáticas como la vicuña, la
taruca, el gallito de las rocas o la inmensa variedad de peces del mar, ríos y los
lagos peruanos. En cuanto a la flora endémica -la vegetación que crece por si
sola de forma natural, sin intervención del hombre- algunas de las más
importantes son: los pastos naturales de la región andina, los bosques de la
región amazónica y la vegetación de las lomas costeras.
COMENTARIO SOBRE EL DOMINIO DEL MAR Y LAS
200 MILLAS

Sobre el derecho del mar, son todos aquellos principios y normas que regulan
los espacios marítimos y las relaciones entre los sujetos de derecho internacional
en la utilización del océano de su fondo y subsuelo con fines diferentes.
En el Perú en el gobierno de José Luis Bustamante y Rivero por D.S. N°781 del
1/8/1947, proclamó el dominio marítimo de 200 millas de ancho, sobre el cual
ejerce soberanía y jurisdicción, con el fin de reservar, proteger, conservar, y
utilizar los recursos y riquezas naturales de toda clase que en o debajo de dicho
mar se encuentra.
No obstante, en la resolución suprema N°23 DEL 12.1.55 se estableció que la
zona marítima peruano está limitada por una línea paralela a la costa peruana y
a una distancia constante de esta, de 200 millas marinas equivalente a
863,965.669km2 en un litoral de 3,100km.
En nuestra Constitución Política del Perú de 1979 y de 1993 establecen que el
territorio del estado peruano comprende de 200 millas, la constitución vigente de
1993 nos menciona en el Art.54.

“Artículo 54.- Territorio, soberanía y jurisdicción


El territorio del Estado es inalienable e inviolable. Comprende el suelo, el
subsuelo, el dominio marítimo, y el espacio aéreo que los cubre.
El dominio marítimo del Estado comprende el mar adyacente a sus costas, así
como su lecho y subsuelo, hasta la distancia de doscientas millas marinas
medidas desde las líneas de base que establece la ley.
En su dominio marítimo, el Estado ejerce soberanía y jurisdicción, sin perjuicio
de las libertades de comunicación internacional, de acuerdo con la ley y con los
tratados ratificados por el Estado.
El Estado ejerce soberanía y jurisdicción sobre el espacio aéreo que cubre su
territorio y el mar adyacente hasta el límite de las doscientas millas, sin perjuicio
de las libertades de comunicación internacional, de conformidad con la ley y con
los tratados ratificados por el Estado”

Julio Vargas Prada nos menciona que “confiere de carácter territorial a las 200
millas marinas, que es la nítida y enfática reunión de las potestades del Estado.
Dominio o propiedad que se aplica a las cosas; soberanía o gobierno que rige a
las personas y jurisdicción o aplicación de la ley nacional a personas y cosas. Si
el Perú o cualquier otro Estado se dueño, señor y juez sobre su espacio
marítimo.” 1
La delimitación de la frontera marítima entre estados con costas adyacentes,
según la CONVEMAR la delimitación del mar territorial entre estados con costas
adyacentes se utiliza la línea media cuyo punto sean equidistantes de los puntos
más próximos de las líneas de las cuales cada estado mide su mar territorial.

1
Citado por Torres Vásquez, Aníbal. Derecho Real. Tomo 1. Editorial Moreno. Perú. 2006. Pág. 227
OPINIÓN PERSONAL SOBRE EL MEDIO AMBIENTE

Entendemos por medio ambiente al entorno que nos rodea, que nos afecta y nos
condiciona especialmente a las circunstancias de la vida de los seres vivos, de
las personas y de la sociedad entendiéndose por su conjunto.
Durante décadas hemos logrado mejorar nuestro desarrollo como país
aprovechando los recursos que nos brinda nuestro planeta, sin embargo, hemos
pecado de ambiciosos, por el deseo de superarnos, por buscar la mejor calidad
de vida en todo ámbito, por innovar y por el desarrollo en sí, hemos descuidado
nuestro medio ambiente.
Poco a poco hemos ido contaminando todo lo que nuestro planeta nos brinda
para vivir, como el aire, el agua, el suelo, la flora y la fauna. Los residuos
industriales, la emisión de gases, el exceso de ruido, la deforestación, los
desperdicios, la basura y la explotación de nuestros recursos son algunos de los
hechos que generan el deterioro de nuestro medio ambiente.
El problema ambiental no es fruto de una coincidencia o de un simple capricho
de la naturaleza, es una consecuencia de las actividades de las personas.
Nosotros hemos sido los encargados de dañar y deteriorar nuestro entorno,
debido a estos daños causados, nuestro futuro ya no lo tentemos asegurado y
se puede percibir claramente al ver que nuestros recursos escasean y que
nuestra calidad de vida va en decadencia. Y si nosotros los seres humanos nos
hemos encargado de destruir nuestro planeta ya es hora de parar y reconstruir
lo poco de planeta que nos queda.
En los últimos años, el Derecho Ambiental frente a esta problemática latente ha
ocupado un espacio importante en los debates jurídicos, así como también en el
proceso de la toma de decisiones en numerosas partes del mundo con enfoques
de relevancia social, humano, tecnológico, económico, político y medio
ambiental.
Hace un momento mencionamos que la problemática existente es una
consecuencia de las actividades del hombre y por esta misma razón es el mismo
hombre quien tiene la posibilidad de regularlo, por lo tanto, el Derecho Ambiental
como una ciencia necesaria, regula las relaciones humanas que tiene el medio
ambiente como un campo de lucha por la distribución de los riesgos modernos
como son la industrialización, la aplicación irracional de los recursos que nos
brinda la naturaleza, los altos niveles de consumismo y las modernas políticas
económicas que no establecen como su prioridad la conservación y protección
del medio ambiente.
Sin embargo, pese a las ya existentes alternativas de solución, como sería el
caso del Derecho Ambiental basado en su carácter principal como es la
transversalidad y el principio de sostenibilidad, requiere un análisis profundo de
nuestro desarrollo como sociedad sin dejar de considerar su característica
colectiva. Si la problemática presente nos afecta a todos es entonces el trabajo
de solución de todos el cual implica la real efectividad y eficiencia de los
proyectos de alternativas de solución, por lo que resulta ineludible en nuestra
opinión la aplicación de principios de información y participación ciudadana
sostenidos por una democracia que permita la representación de los ciudadanos,
el respeto a los derechos humanos y al orden jurídico establecido con la finalidad
de conservar y proteger el medio ambiente para nuestra generación y para las
futuras generaciones.
COMENTARIO SOBRE LA TEORIA DE HIERING Y
SAVIGNY

Hablar de Hiering y Savigny es hablar de un desarrollo doctrinario que ha sido


uno de los debates más relevantes en la historia del derecho, dos posiciones de
diferentes perspectivas que son la causa de grandes debates entres juristas que
con el tiempo gracias a este choque de ideas han enriquecido y crecido el
conocimiento jurídico.
El tema en debate por el paso del tiempo ha sido “La Posesión”, en su primer
entendimiento significa acto de poseer o tener una cosa corporal con ánimo de
conservarla para sí o para otro; por tal razón, poseer es tener una cosa en su
poder, para usarla, gozarla y aprovecharla.
De acuerdo a Savigny, la teoría clásica o subjetiva señala los dos elementos de
la posesión (animus y corpus), el primero más importante, pues sin la persona
que tiene físicamente una cosa será sólo mero tenedor; ya que no tiene animo
de ser dueño. Savigny es el precursor de esta tesis, quien le atribuye a la
voluntad de la persona el efecto fundamental para que se configure la posesión.
Para esta teoría, el animus domini, ya sea el hecho de obrar como propietario o
dueño, es lo que a uno le hace propietario, no la convicción de ser dueño.
Por su parte Hiering, en la teoría moderna u objetiva señala que el “animus” y el
“corpus” forman un todo indivisible, donde el primero es el propósito de servirse
de la cosa y el segundo la exteriorización de ese propósito. El corpus no es una
simple relación material con la cosa, sino la manifestación externa de esa
voluntad. Señala por tanto que toda relación posesoria implica un animus, aun la
mera tenencia, pues esta última también supone voluntad de actuar. Así el
corpus contiene el animus. En resumen, la posesión se da por el corpus, que es
la exteriorización de la voluntad (animus). Se la denomina por eso teoría objetiva,
dado que, para ella, hay una posesión cuando se verifica el hecho visible que se
da hacia el exterior. Por tanto, todo poder físico ejercido de manera voluntaria es
posesión.
Entonces la teoría objetiva de la posesión, opuesta a la teoría subjetiva
elaborada principalmente por Savigny, niega que la posesión requiera un animus
domini, como pensaba Savigny. Pese a ello, Ihering admite incluir dentro de la
posesión el requisito de intencionalidad, pero equipara tal elemento al ánimo que
el sujeto tiene en la mera detentación.
Si continuamos con el razonamiento, se llegará a la conclusión de que esa parte
intencional, o animus posesorio, se identifica con el corpus, siendo éste último la
exteriorización del propósito posesorio. Finalmente, el animus vendría a
concretarse en la intención del sujeto de utilizar la cosa para satisfacer sus
necesidades e intereses.
Ihering de esta manera afirma que los únicos requisitos de la posesión serán la
relación material y el deseo de continuar con aquella relación.
En conclusión, comentar sobre estas teorías antagónicas es un gran reto para
nosotros los estudiantes, pero tras analizar estas dos teorías podemos decir que
la posesión es contenido fundamental de la mayoría de los derechos reales pues
sin ella, no sería posible el ejercicio pleno de las facultades que tales derechos
le atribuyen a su titular. Y por ello dos juristas y para nosotros dos filósofos del
Derecho se pasaron su vida defendiendo sus teorías, con la finalidad de aportar
conocimientos jurídicos a las futuras generaciones.