Está en la página 1de 4

¿QUÉ ES UNA CÉLULA PROCARIOTA?

Las células procariotas o procariontes son organismos vivientes


unicelulares, pertenecientes al imperio Prokaryota o reino Monera,
dependiendo de la clasificación biológica que se prefiera. Estas
células se caracterizan por no tener núcleo celular, sino tener su
material genético disperso en el citoplasma, apenas reunido en una
zona llamada nucleoide.
Los organismos procariotas son evolutivamente anteriores a los
eucariotas, es decir, los provistos de núcleo. Las formas de vida más
simple eran y son todavía procariotas, como las bacterias y las
arqueas.
Dicha simpleza ha permitido su gran diversificación, lo que se traduce en metabolismos sumamente
diversos (no ocurre lo mismo con las eucariotas) y una enorme diversidad en cuestión
de ambiente, nutrición o incluso estructura.
Así, las células procariotas pueden ser autótrofas (elaboran su propio alimento) o heterótrofas (se
alimentan de materia orgánica ajena), tanto aerobias (requieren de oxígeno) como anaerobias (no
requieren de oxígeno), lo cual se traduce en varios mecanismos de nutrición:
Fotosíntesis. Tal y como las plantas, algunos procariontes pueden sintetizar energía química a partir
de la luz solar, tanto en presencia como en ausencia de oxígeno.
Quimiosíntesis. Semejante a la fotosíntesis, las células emprenden la oxidación de materia inorgánica
como mecanismo para obtener su energía y obtener su propia materia orgánica para crecer.
Nutrición saprófita. Basada en la descomposición de la materia orgánica dejada por otros seres vivos,
ya sea al morir o como restos de su propia alimentación.
Nutrición simbiótica. Algunos procariontes obtienen su materia orgánica para existir a partir de otros
seres vivos, generándoles un beneficio y por ende colaborando para existir.
Nutrición parásita. La contraria a la simbiótica: el organismo se nutre a partir de la materia orgánica
de otro mayor, al que perjudica en el proceso aunque no llegue a matarlo directamente.
Por último, la reproducción de las células procariotas también suele ser muy variada, tanto de índole
asexual (mitosis) como parasexual (conjugación, transducción y transformación del ADN con fines
adaptativos).
Tipos de célula procariota
Las bacterias coco presentan forma más o menos esférica y uniforme.
Las células procariotas pueden ser de cuatro tipos, de acuerdo a su
morfología:
Coco. Un tipo morfológico típico de las bacterias, presentan forma más
o menos esférica y uniforme.
Bacilo. Con forma de bastón, incluyen una vasta gama de bacterias y otros organismos saprófitos de
vida libre.

NOMBRE: PEDRO UBE BALDERRAMA CURSO: AGROPECUARIA PARALELO: A


Vibrio. Un género de proteobacterias responsables de la mayoría de las enfermedades infecciosas en
el hombre y los animales superiores, sobre todo aquellas típicas del tracto digestivo, como el cólera.
Espirilos. Poseen forma helicoidal o de espiral, suelen ser muy pequeñas y abarcan desde bacterias
patógenas hasta autótrofas.
Pleomórficas. Es decir, de forma cambiante, principalmente referido a las arqueas.
Rectangulares. También típica forma de las arqueas como la Haloquadratum.
Partes y funciones de una célula procariota
La célula procariota suele tener las siguientes estructuras:
Membrana plasmática. Aquella frontera que divide el interior y
el exterior de la célula, a su vez sirviendo de filtro para permitir
el ingreso de nutrientes o la salida de residuos.
Pared celular. Un rasgo compartido con vegetales y hongos,
consiste en una fibra resistente y rígida que le confiere forma
definida a la célula y una capa adicional de protección.
Citoplasma. El interior mismo de la célula, es decir, una sustancia
coloidal muy fina que compone el “cuerpo” celular.
Nucleoide. Sin llegar a ser un núcleo, sino una región muy dispersa, es la parte del citoplasma en
donde suele hallarse el material genético dentro de la célula procariota. Este material genético es,
obviamente, indispensable para la reproducción.
Ribosomas. Un complejo de proteínas y piezas de ARN presentes en todas las células (excepto los
espermatozoides), y permiten la expresión y traducción de la información genética, es decir,
sintetizan las proteínas requeridas por la célula en sus diversos procesos biológicos, conforme a lo
estipulado en el ADN.
Compartimientos procariotas. Exclusivos de este tipo celular, varían según el tipo de organismo y
tienen funciones muy específicas dentro de su metabolismo. Algunos ejemplos son: clorosomas (para
la fotosíntesis), carboxisomas (para fijar el CO2), ficobilisomas (pigmentos moleculares para recoger
la luz solar), magnetosomas (permiten orientación conforme al campo magnético terrestre), etc.
Adicionalmente, estas células pueden presentar:
Flagelo. Orgánulo empleado para movilizar la célula, a modo de cola propulsora.
Membrana externa. Una barrera celular adicional que caracteriza a las bacterias gram-negativas.
Periplasma. Un espacio que rodea al citoplasma y lo separa de las membranas externas, permitiendo
así una mayor efectividad en distintos tipos de intercambio energético.
Plásmidos. Formas de ADN no cromosómico, de forma circular, que en ciertas bacterias acompañan
al ADN bacteriano y se replican de modo independiente, confiriéndole características esenciales para
una mayor adaptabilidad al medio ambiente.

NOMBRE: PEDRO UBE BALDERRAMA CURSO: AGROPECUARIA PARALELO: A


¿QUÉ ES UNA CÉLULA EUCARIOTA?
Se llama célula eucariota (del vocablo griego eukaryota, unión
de eu– “verdadero” y karyon “nuez, núcleo”) a todas aquellas en
cuyos citoplasmas pueda hallarse un núcleo celular bien definido, cuyo
interior contiene el material genético (ADN y ARN) del organismo. En
esto se distinguen de las células procariotas, mucho más primitivas y cuyo
material genético está disperso en el citoplasma.
La aparición de las células eucariotas constituyó un paso importante en la
evolución de la vida, pues sentó las bases para una diversidad biológica
mucho mayor, incluida la posibilidad de células especificadas dentro de
organizaciones pluricelulares, dando origen a los reinos
superiores: animales, plantas, hongos y protistas. Los seres vivos
formados por células eucariotas se denominan eucariontes.
Sin embargo, no se tiene muy clara la explicación del surgimiento de las células
eucariotas. La teoría más aceptada hoy en día plantea la posible simbiogénesis entre dos procariotas,
es decir, un proceso de simbiosis entre una bacteria y una arquea que, cohabitando de
manera muy estrecha, terminarían por componer un mismo organismo con el pasar de las
generaciones, de tan dependientes que se hicieron la una de la otra.
Tipos De Célula Eucariota
Existen diversos tipos de célula eucariota, pero
fundamentalmente se reconocen tres, cada una con estructuras y
procesos diferentes:
Células vegetales. Con una pared celular de celulosa y proteínas que
recubre su membrana y las hace
rígidas, resistentes, tienen cloroplastos portadores de
la clorofila necesaria para hacer fotosíntesis.
Células animales. Sin plastos ni paredes celulares, tienen centriolos
y vacuolas de menor tamaño, aunque más abundantes.
Células de los hongos. Aunque presentan pared celular semejante a la vegetal, ésta está hecha
de quitina, y por ende tienen una menor definición celular. Se pueden considerar un paso intermedio
entre animal y vegetal, pues no hacen fotosíntesis.
Funciones De La Célula Eucariota
Las células eucariotas tienen dos funciones primordiales, alimentarse y reproducirse.
Las células eucariotas demuestran dos funciones elementales:

 Autoconservación
 Autorreproducción
Esto quiere decir que sus conductas se rigen por los principios más elementales de la
vida: conseguir (o fabricar) alimento para obtener energía y, eventualmente, permitir la perpetuación
de la especie a través de la creación de nuevos individuos.

NOMBRE: PEDRO UBE BALDERRAMA CURSO: AGROPECUARIA PARALELO: A


Esto último puede darse de manera sexual (por lo general cuando hay mayor presión ambiental que
exige mayor variabilidad genética para hallar soluciones) o asexual (para preservar el código genético
intacto).
Partes De Una Célula Eucariota
Las mitocondrias son consideradas los motores del proceso
metabólico.
La célula eucariota se constituye de:
Membrana celular o plasmática. Una doble barrera
de lípidos que rodea y delimita a la célula, permeable
selectivamente: permite el acceso de sólo sustancias
deseadas al citoplasma y también la expulsión de los
desechos metabólicos.
Pared celular. Presente sólo en las células vegetales y de los hongos, es un muro rígido de celulosa
(vegetales) o quitina (hongos) que protege la célula aunque le impide su crecimiento, constriñéndola
a estructuras fijas.
Núcleo. Un orgánulo central donde se hallan contenidos los cromosomas, portadores del material
genético (ADN y ARN).
Citoplasma. Compuesto más que nada de agua y compartimientos separados por membranas internas,
en los cuales están los distintos orgánulos de la célula. Estos últimos pueden ser:
Lisosomas. Con material digestivo indispensable para asimilar las sustancias que ingresan a la
célula.
Mitocondrias. Los motores del proceso metabólico, es decir, los centros de energía a través
de respiración o fotosíntesis.
Cloroplastos. Ya que contienen la clorofila, existen sólo en las células vegetales. Gracias
al pigmento que contienen las plantas tienen su color verde característico.

Fuente: https://concepto.de/celula-eucariota/#ixzz5o0Bj2UAq

NOMBRE: PEDRO UBE BALDERRAMA CURSO: AGROPECUARIA PARALELO: A

También podría gustarte