Está en la página 1de 56

NTRODUCCIÓN

El tema de este análisis de experiencia es La enseñanza de las Ciencias Naturales en un grupo de


cuarto grado de Educación Primaria. El motivo por el que me interese por éste fueron las
experiencias obtenidas durante las prácticas realizadas de semestres anteriores, ya que pude
percatarme de una problemática constante en todas ellas, la cual es el poco tiempo que los
maestros le dedican a esta importante asignatura, incluso el Plan y Programas de Estudios de
Educación Primaria destina únicamente tres horas a la semana para el análisis de los contenidos de
esta asignatura. El grupo en el cual realice mi Trabajo Docente del 7° y 8° semestre, no fue la
excepción, pues se observó que la maestra de grupo daba pocas clases de Ciencias Naturales y que
por este motivo los alumnos pierden el interés por temas tan importantes como la salud, tanto de
ellos como de las demás personas; un ejemplo es el hecho de que a pesar de conocer los daños
que puede tener su cuerpo cuando juegan a agredirse físicamente continúan haciéndolo.

Otro aspecto por el cual me llamó la atención es que al realizar una encuesta para conocer la
opinión de los niños acerca de las Ciencias Naturales, me di cuenta de que esta asignatura es muy
interesante para ellos, sin embargo la actitud que presentaron durante las primeras clases de esta
materia no coincidieron en la totalidad con el resultado de las encuestas. Una de las principales
razones por las que creo que esto se presenta en el grupo

de práctica, es entre otras, la falta de dominio de contenidos de enseñanza, la capacidad de


comunicación con los alumnos, la planificación y uso de estrategias empleadas en la asignatura de
Ciencias Naturales.

También responde a la inquietud cada vez más evidente de la alfabetización científica la cual
constituye el conocimiento que necesitamos para comprender temas públicos.

Para la realización del desarrollo del tema anteriormente expuesto se plantearon los siguientes
propósitos:

• Conocer cómo se pueden aprovechar los recursos educativos y el medio natural en la


adquisición y desarrollo de conocimientos, habilidades y actitudes en la enseñanza de Ciencias
Naturales para la elaboración de estrategias didácticas que propicien el mejoramiento del
desempeño docente.
• Conocer los intereses y necesidades de los alumnos que permitan orientar las actividades en la
enseñanza de las Ciencias Naturales para la realización de una práctica docente acorde al
desarrollo cognitivo de los alumnos.

Las actividades con las cuales reuní la información para conformar mi documento recepcional son
las siguientes:

• Aplicar encuesta a los alumnos para conocer los intereses que tienen sobre las Ciencias
Naturales y para saber qué carrera les gustaría estudiar.

• Realizar investigación bibliográfica referida a mi tema.

• Aplicación de diversas estrategias de la materia de Ciencias Naturales.

• Observación de las actitudes de los alumnos en las

diferentes sesiones de Ciencias Naturales.

• Encuestar a los alumnos acerca de lo que les ha gustado o disgustado de la clase de Ciencias
Naturales.

• Examen de los contenidos con los cuales estuve trabajando en el periodo de práctica.

Una de las principales dificultades a las que me enfrenté fue el control de grupo y el hecho de que
los alumnos estaban acostumbrados en la clase de Ciencias Naturales a realizar el resumen de la
lección sin ser bien analizada y que las actividades de vamos a explorar o manos a la obra
ocasionalmente las realizaban y generalmente eran de tarea.

La mayor utilidad que me reporta este análisis de experiencia es la de mejorar mi práctica docente
ya que al ir revisando la información bibliográfica tuve más herramientas para armar las estrategias
didácticas. También que el conocer a los alumnos me facilitará la dinámica de las clases en especial
cuando se realicen en equipos.

Este trabajo recepcional esta dividido en tres apartados. El primero se titula Tema de estudio en el
cual se plantea la línea temática bajo la cual se formuló este documento, los hechos analizados, la
descripción y ubicación geográfica, las características sociales más relevantes que pudieran influir
en el aprendizaje, las preguntas centrales que guiaron el trabajo y una pequeña referencia a
manera de introducción después de haber realizado la investigación bibliográfica.

El segundo apartado se titula Desarrollo del Tema en el cual se da la explicación

y respuesta a las preguntas planteadas en el tema de estudio usando los aportes de diversos
autores y la experiencia adquirida en el transcurso de las clases.

El tercer apartado se refiere a las secuencias didácticas, esta se encuentra dividida por ejes
temáticos y en las cuales se refleja cómo se trabajaron las diferentes estrategias didácticas.

Por último se incluyen las conclusiones a las que se llego con la elaboración de este documento
recepcional al igual la bibliografía consultada para argumentar. También agrego una sección de
anexos con la cual se podrá entender mejor las secuencias didácticas y las entrevistas a las que se
hace referencia en el desarrollo del tema.

TEMA DE ESTUDIO

De acuerdo a los nuevos estudios sobre psicología educativa es importante que los alumnos
entiendan la Ciencia como un elemento más de su vida cotidiana y no algo ajeno que sólo es
realizada por personas eruditas dentro de un laboratorio. Por tal motivo este documento estará
enfocado hacía la línea temática de análisis de las experiencias de enseñanza obtenidas con el
tema La enseñanza de las Ciencias Naturales en un grupo de cuarto grado de Educación Primaria.

Planteado el problema y para una mejor comprensión del mismo es necesario conocer el entorno
escolar en el que se ubica el objeto de estudio, ya que es un factor que influye en el desarrollo
físico, psicológico y social de los alumnos.
La institución en la que realicé las jornadas de Trabajo Docente fue en la Escuela

Primaria Federal Ferrocarriles Nacionales, la cual se ubica en el lado Oriente de la Alameda Juan
Sarabia, al Suroeste del centro de la ciudad. Por diversos lugares del antiguo jardín de la orden de
los jesuitas se encuentran algunos monumentos históricos como el de los Niños Héroes. A unos
cuantos metros de ésta se localiza el Museo de la Máscara, Museo del Virreinato, Museo Federico
Silva y centros culturales como el Teatro de la Paz y el Teatro Alameda. Al sur de la escuela está la
Biblioteca Pública Municipal, la Antigua Estación del Ferrocarril y Bellas Artes. Los cuales son
lugares que si se frecuentan contribuyen a un mejor aprendizaje de los alumnos propiciando su
interés e iniciativa por la investigación.

Cabe señalar que aunque éstas son algunas de las características más importantes de la zona
donde se sitúa la primaria en la que realicé mi práctica, no influyen mucho en el desarrollo de los
alumnos ya que la mayoría de ellos no vive en esta área.

La escuela está rodeada por la antigua estación del ferrocarril que en ocasiones afecta el
transcurso de las clases debido al ruido de las máquinas que aún se encuentran en ese lugar,
aunado a esto se presenta el constante tráfico ya que es una de las principales rutas de acceso al
centro de la ciudad tanto de camiones urbanos como de automóviles particulares.

La Escuela Primaria Ferrocarriles Nacionales es una institución con más de 40 años de servicio, la
cual en sus inicios tenía la modalidad

de ser una Escuela Artículo 123, con la característica de estar subsidiada por la empresa que la
fundó, en este caso la del Ferrocarril, y únicamente albergar en ella a los hijos de los trabajadores
de la empresa. Actualmente pertenece al Sistema Estatal Transferido. Está delimitada por una
barda que la separa de un Jardín de Niños y de la antigua estación ferroviaria. La Institución se
compone de 18 aulas, algunas más grandes que otras, las cuales son ocupadas por los diferentes
grados; una dirección equipada con escritorios para el director, la subdirectora y la secretaria quien
tiene a su disposición una computadora y una fotocopiadora.

Hay dos bodegas, una para el material de Educación Física y otra para material de mantenimiento;
una cocina, cooperativa, baño para niños, otro para niñas y dos para maestros; una sala de medios
con 13 computadoras a la que una vez a la semana asisten los grupos, ésta también funciona como
una pequeña videoteca ya que aquí se encuentra una televisión y una videocasetera. Cabe señalar
que en el pasado mes de noviembre llegaron a la escuela seis paquetes del Programa Enciclomedia
para los grupos de quinto y sexto grado. También cuenta con el patio cívico y recreativo el cual es
utilizado para partidos de básquetbol y volibol; y un aparato de sonido.

La organización dentro de cualquier escuela es un factor importante para el desarrollo de todas las
actividades que se realicen dentro de ella. En este caso es dirigida por el Profesor Filemón

Portales Vázquez, él se encarga de encabezar las tareas tanto académicas como administrativas con
la ayuda de todo el personal escolar, también es el encargado de repartir las diversas comisiones
dentro de la institución, como acción social, cooperativa, Programa Nacional de Lectura, Himno
Nacional, Cultura, Bibliotecas Escolares y Secretario de Consejo. Las comisiones antes mencionadas
y las que surjan durante el ciclo escolar son repartidas entre los 21 docentes que atienden la
institución y dos intendentes. Es importante mencionar que la mayoría de los maestros tienen
entre 25 y 40 años de servicio.

Siguiendo con el aspecto de la organización escolar haré referencia de cómo es la organización en


la entrada a la escuela, a la hora de recreo, a la salida y de actos cívicos. A las 8:00 hrs. los niños
esperan a que suene el timbre para formarse en el lugar que ya tienen asignado de 1° a 6°,
mientras tanto el docente encargado de la guardia retiene a los niños que llegan tarde, al mismo
tiempo el profesor de Educación Física indica los ejercicios que todos los alumnos de la escuela
realizan, la entrada a los salones al terminar el recreo es muy parecida. La organización a la hora de
la salida está a cargo de cada grupo, los alumnos tienen que salir formados hasta la puerta
acompañados por su maestro. Los lunes cambia la formación para entrar a los salones ya que los
alumnos se forman alrededor del patio principal para los honores a la bandera

Un aspecto muy importante

que se debe tomar en cuenta es la participación de los padres de familia, en este caso, apoyan las
actividades que se realizan en lo posible ya que muchos de ellos sólo asisten a la escuela para dejar
a sus hijos en la puerta de entrada e ir por ellos a la hora de salida, el motivo principal es que la
mayoría de ellos inicia su horario de trabajo.

La opinión que predomina respecto a la escuela es que es una de las mejores, por lo que hay
personas que vienen desde muy lejos para que sus hijos asistan a ella. Los padres que pueden
asistir con mayor facilidad a la escuela por lo regular pasan a hablar con los maestros de sus hijos
por diversas razones, algunos para pagar alguna cooperación, otros para saber cómo se portan lo
cual es lo más común, sin olvidar a aquellos que son llamados por el maestro por la conducta que
el niño presenta dentro de la institución.
Habiendo descrito cómo es la organización de la escuela ahora me centraré en las características
del grupo en donde realicé mis jornadas de Observación y Práctica. El grupo esta integrado por 25
niños y 14 niñas siendo un total de 39 alumnos entre las edades de los nueve a los once años, de
éstos 4 son de nuevo ingreso y 2 repetidores.

Es catalogado por los demás maestros de la escuela como el más conflictivo, sin embargo por la
experiencia que tuve con ellos pude darme cuenta que necesitan mucho de actividades dinámicas
y sobre todo de mantener un orden mediante pláticas con ellos en las cuales no se sientan

agredidos, ya que cuando mi maestra tutora les gritaba para llamarles la atención los alumnos
menos caso hacían. De vez en cuando se mandaron a algunos alumnos a la dirección o fueron
suspendidos, ya que no se observaba un cambio en el mal comportamiento que presentaban
durante la clase.

En lo que se refiere a la socialización del grupo pude observar que integran rápidamente a los
alumnos de nuevo ingreso, aunque con frecuencia hay discusiones entre ellos las cuales en
ocasiones son leves y en otras llegan a los golpes, pero al poco tiempo siguen jugando como si
nada hubiera pasado. La mayor parte del alumnado cuando se encuentra bien motivado termina
las actividades de una manera muy dinámica, esto se percibe en la participación de ellos ya que
incluso algunos se llegan a enojar cuando no se les da la palabra cuando la solicitan para intervenir
en clase.

Conociendo de manera general las características de la escuela y del grupo de práctica es


importante tener bien en claro qué aspectos tomaré en cuenta para la realización de mi trabajo de
análisis. El eje articulador del documento se basa en una serie de preguntas agrupadas en 5 puntos
que me ayudaron a tratar de resolver la problemática que pude detectar, las cuales son:

1. ¿Qué habilidades, conocimientos y actitudes científicos deben poseer los alumnos de un cuarto
grado de educación primaria?

2. ¿Cómo desarrollar el conocimiento científico de los alumnos de cuarto grado?

3. ¿Las Ciencias
Naturales son motivantes para los alumnos?, ¿Por qué los alumnos no se interesan por investigar
acerca de las Ciencias Naturales?

4. ¿Qué actitudes muestran los niños ante las Ciencias Naturales?, ¿Qué resultados se obtuvieron
en el desarrollo de las clases?, ¿Qué les gustó a los niños del trabajo con las Ciencias Naturales?,
¿Qué aspectos en el desarrollo de las clases generaron conflicto entre los niños? Y ¿Cómo influyó
mi desempeño como maestra en los resultados obtenidos?

5. ¿Qué tan efectivas son las actividades del libro de texto para el aprendizaje de las Ciencias
Naturales? Y ¿Las actividades propuestas por los libros de texto contribuyen a crear una
comunidad científica?

La primera pregunta es sobre las habilidades y conocimientos científicos que deben poseer los
alumnos entre los 9 y 11 años, esta es la primera cuestión que me plantee resolver ya que si
desconocía las características que deberían de presentar mis alumnos de acuerdo a su edad no
podría realizar actividades adecuadas a su nivel de desarrollo intelectual.

La segunda está enfocada al cómo se puede desarrollar el conocimiento científico de los alumnos
de cuarto grado, con la cual pude averiguar mediante diversas estrategias basadas en los libros de
texto la forma más efectiva para desarrollar con mayor facilidad el conocimiento científico en mis
alumnos, lo que me servirá en mi desempeño profesional al tomarlas como base para crear nuevas
propuestas de enseñanza de la asignatura de Ciencias

Naturales.

Con la respuesta de las preguntas del tercer punto pude comprobar que en realidad todos los
aspectos relacionados con las Ciencias son motivo de curiosidad e interés en especial cuando los
niños manipulan diversos materiales concretos.

El punto cuatro engloba una serie de interrogantes que se enfocan a la observación que realicé
sobre las actitudes que presentaron los alumnos durante las clases de Ciencias Naturales, así como
la reacción que asumieron ante la forma de enseñanza tanto de mi tutora como la mía. Mediante
lo cual verifiqué que la manera en que se les presenta a los alumnos las Ciencias contribuye a que
sientan un rechazo o aceptación hacía esta materia.
El último aspecto alberga las preguntas de ¿Qué tan efectivas son las actividades del libro de texto
para el aprendizaje de las Ciencias Naturales? y ¿Las actividades propuestas por los libros de texto
contribuyen a crear una comunidad científica? Las cuales desde mi punto de vista es una de las
más interesantes de mi documento, ya que como me baso en las actividades de los libros de texto,
fue importante para mí analizar si las actividades ahí propuestas son efectivas para el buen
aprendizaje de los alumnos. Estas dos preguntas surgieron de la situación actual de nuestro país
frente a las actividades científicas, las cuales no son muy tomadas en cuenta no sólo por los
aspirantes a educación superior, sino por el poco interés que se presenta a nivel gubernamental
por promover la investigación

científica tal y como lo demuestra los censos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e
Informática [INEGI] (ver anexo 1). Aunque el objetivo central de estas cuestiones fue comprobar si
las propuestas del Plan y Programas de estudios realmente están acordes al desarrollo de los niños
actuales.

Hasta el momento al trabajar con la materia de Ciencias Naturales he observado que a los alumnos
les interesa más realizar actividades en donde ellos manipulen material concreto como son los
experimentos. Un aspecto muy importante después de haber realizado la investigación
bibliográfica es que varios de los alumnos no cumplen en su totalidad con los rasgos característicos
de la etapa de maduración de acuerdo a su edad, lo cual ha creado un poco de conflicto en la
realización de las actividades en clase.

También constaté que la forma en cómo se imparte la clase de Ciencias Naturales influye en el
comportamiento de los alumnos ya que cuando se les hace partícipes de las actividades no
quedaban satisfechos con lo que se planteaba en el transcurso de las clases, querían continuar
realizando actividades experimentales.

En resumen puedo afirmar que las Ciencias Naturales es una materia que no debe dejarse de lado,
y aún más importante, no se debe aislar de otras materias ya que contribuye a que nuestros
alumnos se alejen de las actividades científicas creyendo que son menos importantes que las
materias de Español o Matemáticas por el tiempo destinado a ellas.

DESARROLLO

DEL TEMA
Este análisis de experiencia se realizó en un cuarto grado de educación primaria, el cual se centró
principalmente en los núcleos temáticos de los niños y el maestro. El primero se refiere a que se
tomaron en cuenta aspectos como el desarrollo de sus habilidades intelectuales, su desarrollo
afectivo y de relaciones, las condiciones sociales en el contexto de que provienen y su influencia en
el desenvolvimiento de los niños en la escuela, la salud y desarrollo físico. En lo que respecta al
segundo núcleo temático de los maestros se revisó el dominio y manejo de contenidos de
enseñanza, la capacidad de comunicación para establecer relaciones con los alumnos, planificación
y evaluación de la enseñanza, el uso de estrategias y la capacidad de percepción e interpretación
de los sucesos del aula.

Para la realización de este documento se tomaron en cuenta todos los ejes temáticos que propone
el Plan y Programa de Estudios. Los cuales se explicarán con detalle más adelante.

En lo referente a las secuencias que se analizaron se consideraron las realizadas entre los meses de
septiembre a noviembre, las del mes de enero y otras del mes de marzo para de esta forma
abarcar todos los ejes temáticos.

El avance científico y tecnológico en la sociedad actual es la que impulsa el modo de vida de las
personas y como se menciona en Central Advisory Council for Education (CACE) en 1967, la
educación es la que tiene que adaptar a los niños a la sociedad en la

que se desarrollarán. La familiaridad con las ideas científicas fundamentales es tan necesaria para
desenvolverse en la sociedad de nuestros días como lo es con los números, los porcentajes, los
tipos de cambio o las diversas formas de lenguaje. Éste es entre otros uno de los motivos por el
cual es de gran importancia que las Ciencias Naturales tengan un papel primordial dentro de la
Escuela Primaria.

Wynne Harlen (1998) incluye un pequeño apartado en el que se menciona que las Ciencias
Naturales deben de estar presentes en la Educación Primaria porque pueden:

1. Contribuir a la comprensión del mundo que rodea a los niños; considerando la comprensión
como estructura mental en desarrollo que cambia a medida que se amplía la experiencia infantil.
2. Desarrollar formas de descubrir cosas, comprobar las ideas y utilizar las pruebas; el modo de
interactuar de los niños con las cosas que les rodean apoya su aprendizaje, no sólo en ciencias,
sino también en otras áreas.

3. Instaurar ideas que ayuden, en vez de obstaculizar, al aprendizaje posterior de las ciencias; lo
cual no significa que haya que empezar a aprender los conceptos correspondientes a la formación
científica secundaria en la enseñanza primaria, sino la exploración y la investigación dirigidas de tal
manera que puedan ponerse en tela de juicio las peculiares ideas de los niños.

4. Generar actitudes más positivas y conscientes sobre las ciencias en cuanto actividad humana;
en vez de reaccionar

inconscientemente ante la imagen popular de las ciencias, los niños necesitan experimentar ellos
mismos la actividad científica en un momento en que se forman sus actitudes ante ella, las cuales
pueden tener una influencia importante durante el resto de sus vidas. (p. 22)

Lo anterior me sirvió para darme cuenta de lo importante que es la asignatura de Ciencias


Naturales, por esta razón y muchas otras es que en el artículo tercero constitucional y en el actual
Plan y Programas de Estudios de Educación Primaria (1993), se ha integrado el estudio de ésta
materia, debido a la importancia que esta asignatura tiene para la formación de los niños
mexicanos, esto se plantea de forma más precisa en el segundo propósito del Plan y Programa de
Estudios en el cual se menciona que los niños: “Adquieran los conocimientos fundamentales para
comprender los fenómenos naturales, en particular los que se relacionan con la preservación de la
salud, con la protección del ambiente y el uso racional de los recursos naturales”. (Secretaria de
Educación Pública [SEP], 1993, p. 13).

Del propósito anterior se deriva el enfoque formativo de las Ciencias Naturales, el cual pretende
establecer un equilibrio entre las actividades formativas e informativas que se desarrollarán en el
transcurso de un ciclo escolar. Dentro de las primeras y como se menciona en el libro para el
maestro de Ciencias Naturales Cuarto Grado (1998) se refiere a las acciones en las que los alumnos
adquirirán conocimientos,

habilidades y actitudes con las cuales manifiesten hábitos adecuados para preservar su salud, la
búsqueda de una relación armónica con el medio natural y la comprensión de las repercusiones de
los fenómenos y procesos naturales que éstos tienen tanto en su vida personal como en la
comunidad.
Para que lo anterior se desarrolle de forma armónica la SEP estableció cuatro principios
articuladores para orientar la enseñanza de las Ciencias Naturales en la escuela primaria los cuales
son:

• Otorgar especial atención a los temas relativos a la preservación del medio ambiente y de la
salud.

• Vincular los contenidos conceptuales con la formación y práctica de actitudes y valores.

• Relacionar el conocimiento científico con sus aplicaciones tecnológicas.

• Propiciar la vinculación de Ciencias Naturales con los contenidos de las demás asignaturas.

Los contenidos del programa de esta asignatura están organizados en cinco ejes temáticos, a
continuación presento una descripción de cada uno de ellos:

El primero se refiere a los seres vivos dentro del cual se analizan las características principales de
éstos, así como los rasgos más importantes del medio en el que viven para que de esta forma los
alumnos puedan distinguir y comprender la interacción entre los seres vivos y el medio natural

El segundo es: el cuerpo humano y la salud, durante el desarrollo de los contenidos referidos a éste
se encuentran los relacionados con los principales aparatos

y sistemas del cuerpo humano, su estructura, sus funciones y los cuidados que requieren.

El siguiente está enfocado a el ambiente y su protección, con el seguimiento que se le dé a este eje
de contenidos se pretende que los alumnos reflexionen acerca de que el ambiente es compartido
por todos los seres vivos y que el descuido o mal uso de los recursos que éste nos proporciona
repercute directamente en nuestra forma de vida.
El cuarto eje temático se titula materia, energía y cambio, en el cual mediante la observación de
procesos naturales que tengan significado para los alumnos vayan teniendo un acercamiento a
algunas nociones de física y química.

El quinto y último eje es el de ciencia, tecnología y sociedad, con el cual se pretende estimular la
curiosidad de los alumnos respecto a la aplicación de la ciencia y la tecnología en la vida diaria; así
como propiciar que los niños valoren el impacto que la ciencia ejerce sobre las sociedades y el que
estén conscientes de la necesidad de emplear criterios preventivos al utilizarlas con el fin de evitar
daños a los seres vivos y al medio.

Para la buena aplicación de los ejes mencionados se tiene como base o eje articulador el libro de
texto de Ciencias Naturales, en el cual se plantean actividades de observación, comparación,
experimentación e investigación que van acercando a los alumnos a la aplicación del método
científico. Las secciones que dentro del desarrollo de éstas se establecen son la de abre bien los
ojos,

manos a la obra, vamos a explorar, compara y ¿sabias que…?

La sección de abre bien los ojos pretende desarrollar la habilidad de la observación ya que ésta va
más allá de ver, requiere entrenamiento, minuciosidad y poner en juego todos los sentidos a fin de
captar la mayor información posible de lo que interesa. Con este tipo de actividades el maestro
podrá dirigir la atención de los niños hacía los contenidos que se pretendan analizar en la sesión.
En este tipo de actividad es imprescindible dejar a los niños manifestar sus ideas sean erróneas o
no ya que éstas juegan un papel importantísimo en el progreso de las mismas en nuestros
alumnos.

Otra de las actividades propuestas es la de manos a la obra en las cuales se pretende fomentar el
desarrollo de habilidades como: construir artefactos, experimentar, observar, registrar, interpretar,
comparar y sistematizar información, generar y contrastar ideas o explicaciones sencillas. Es
importante señalar que las acciones propuestas se pueden realizar tanto dentro del salón de
clases como en el patio de la escuela, en lo que se refiere a los materiales necesarios para
desarrollar la actividad la gran mayoría son de desecho o de bajo costo por lo que son muy fáciles
de conseguir. Algunas de las actividades se pueden observar inmediatamente en tanto que otras
hay que esperar varios días para completar la actividad. Cabe mencionar que es de prioridad que el
maestro realice con anterioridad las acciones mencionadas para que

de esta forma pueda encontrar solución a los posibles problemas a los que se enfrenten en clase.
La siguiente es vamos a explorar en ésta se presentan actividades que fomentan la búsqueda de
información a partir de la observación, la consulta bibliográfica y el rescate de información
personal o familiar mediante la entrevista. También se promueve la habilidad de registrar y
organizar la información obtenida. Esta sección favorece actitudes de indagación y de respeto
hacia la opinión de los demás.

La sección de compara presenta información relacionada con el tema de la lección para llevar al
niño a establecer comparaciones cualitativas y cuantitativas. Se utilizan esquemas como una de las
herramientas de la comparación y de la abstracción.

La última sección es la de ¿Sabias que…?, ésta complementa al texto principal con información
relevante y curiosa la cual pretende promover el interés por saber más y fomentar actitudes de
investigación que lleven a los alumnos a indagar por su cuenta.

Teniendo como base lo anterior y de acuerdo a mis observaciones me plantee una serie de
preguntas para articular el tema de esta investigación a las cuales daré respuesta a continuación.

La primer pregunta se refiere a las habilidades, conocimientos y actitudes científicas que deben
poseer los alumnos de cuarto grado de educación primaria, pero antes de resolver esta cuestión
creo que es importante hacer referencia sobre ese primer aspecto que los maestros debemos de
tomar

en cuenta a la hora de trabajar con un grupo de niños, y es el referido a la etapa de desarrollo en la


que se encuentran. Las edades de los alumnos con los que trabajé y sobre los cuales realicé este
trabajo de análisis oscilan entre los nueve y once años, lo cual indica que se encuentran en la etapa
de las operaciones concretas de acuerdo con la teoría de Jean Piaget. Antes de explicar en qué
consiste es importante señalar que no se identifique una determinada etapa de desarrollo con
cierta edad cronológica, pues algunos niños pueden lograr alcanzar o no el estadio propuesto por
Piaget. (Citado en Deval, 1999)

La etapa de las operaciones concretas aproximadamente abarca de los siete a los once años.
Durante esta etapa el niño desarrolla internamente una serie de acciones de manera que puede
realizar mentalmente algo que previamente haya efectuado mediante actividades físicas, sin
embargo aunque ya no tiene que manipular objetos para entender sus relaciones, sus operaciones
mentales se limitan a sus experiencias directas. Si el niño no posee experiencia directa de un
fenómeno, razona por analogía con alguna experiencia anterior. La característica más importante
del niño en esta etapa es que ya puede llevar a cabo una operación mentalmente, también puede
invertir la operación.

Kenneth D., A. Dietz, C. Abraham y A. Nelson (1992) señalan las conductas características del niño
en la etapa de las operaciones concretas en cinco puntos los cuales son:

1. Proyecta mentalmente

una serie de acontecimientos o acciones relevantes para una determinada meta.

2. Puede invertir las acciones volviendo mentalmente al punto de partida de una serie de
acciones (reversibilidad). En otras palabras puede, pensar en una acción desde su comienzo hasta
el final y viceversa.

3. Percibe que los objetos no cambian de peso o volumen aunque cambien de forma
(conservación).

4. Se da cuenta de que las partes de un todo están relacionadas: por lo tanto, puede clasificar y
ordenar los objetos.

5. Comprender el espacio geográfico y el tiempo histórico.

A partir de las características mencionadas anteriormente sobre el pensamiento concreto pude


comprender con mayor facilidad las habilidades, actitudes y conocimientos científicos que debe
poseer un alumno entre las edades de nueve y once años. El pensamiento científico de los niños
se orienta hacía la aplicación de ideas más generalizadas y hacia un modo de pensar más
estructurado y riguroso. Esto quiere decir que los alumnos se pueden enfrentar a fenómenos más
complejos, comprender que puede existir más de una variable en la resolución de un problema,
manipulan mentalmente más cosas, comprueban sus ideas, son más sistemáticos y comienzan a
seguir las diversas etapas de la investigación.
Es importante señalar que las características mencionadas en el párrafo anterior deberían de estar
presentes en los alumnos siempre y cuando el proceso para llegar a este punto se realice desde
temprana

edad, ya que como pude advertir en las prácticas, los alumnos en su mayoría no poseen varias de
estos aspectos en su pensamiento y esto se podría deber en gran parte a la forma de enseñanza de
maestros anteriores. Esta situación se reflejó en las diversas actividades que se realizaron en la
clase de Ciencias Naturales durante el periodo en el que desarrollé la práctica en la escuela
primaria, por ejemplo cuando les encargaba que realizaran una investigación la mayoría no
conocían los pasos más elementales para hacerla.

Las habilidades mencionadas fueron organizadas por Wynne Harlen (1999) en lo que ella llamó
destrezas de procedimiento para referirse a las destrezas mentales y físicas implicadas en el
proceso del aprendizaje de las ciencias, las cuales son: la observación, elaboración de hipótesis,
predicción, investigación, derivación de conclusiones y comunicación.

La observación “se trata de una actividad mental y no de la mera respuesta de los órganos
sensitivos a los estímulos” (W. Harlen, 1999, p. 73). Con esta destreza se pretende que los alumnos
sean capaces de utilizar sus sentidos de forma adecuada para obtener información que sea
relevante para las investigaciones que realice. El nivel de desarrollo desde el que una persona
puede reflexionar sobre el proceso de su observación e ir conscientemente más allá de los límites
de la estructura de las ideas que posee, debe de buscarse durante todo el proceso educativo. Por
tal motivo se debe tratar de estimular

esta habilidad, aunque no debemos olvidar que cada alumno tiene un ritmo de aprendizaje por lo
que es necesario estar concientes de que habrá niños que hasta los 13 años aproximadamente
adquieran esta destreza.

La siguiente habilidad es la formulación de hipótesis, la cual describe un importante proceso de la


actividad científica. Este proceso trata de explicar observaciones o relaciones con base en un
principio o concepto, que en ocasiones éste es dictado a partir de la experiencia previa que se
tenga del fenómeno. Para que esto suceda el niño ha de reconocer algunas semejanzas entre la
experiencia anterior y la que se le presenta en ese instante.

La predicción es la tercera habilidad que los alumnos deberían de poseer en esta etapa de
desarrollo. Este aspecto suele confundirse con la elaboración de hipótesis y la adivinación ya que
mantiene una relación muy intima con estos conceptos, pero no siempre es así pues la predicción
puede basarse en una hipótesis o en una pauta detectada en las observaciones. También se
diferencia de las adivinanzas ya que la predicción tiene un fundamento racional en una idea o en
observaciones. W. Harlen (1999) menciona que los niños con frecuencia predicen lo que ya saben
que es verdad y piensan que una predicción exige cierta seguridad respecto a lo que se manifieste,
por lo tanto hay que ayudarles a darse cuenta de que, aunque tanto la predicción como la
adivinación son inseguras, la diferencia radica en que la primera se basa en una

razón.

Todas las destrezas de procedimiento pueden considerarse elementos de la investigación, sin


embargo en esta ocasión la veremos de forma independiente. Podemos considerar que todas las
investigaciones parten de una cuestión o problema. En lo que se refiere a la estructura o pasos de
la investigación es hasta la edad de entre nueve y diez años que los niños tienen la madurez y la
experiencia para llevarlos a cabo.

La complejidad de las investigaciones varía, las más sencillas son aquellas en las que es posible
separar lo que puede modificarse y cambiar un aspecto con independencia del resto, de manera
que el efecto del cambio puede juzgarse como si todas las cosas fuesen iguales. De este tipo son
las investigaciones en las que deben participar los niños de primaria para que aprendan cómo
hacer comparaciones apropiadas. Sin embargo hay que recordar que no todos los problemas
científicos son de este tipo ya que en ocasiones el cambio de una variable afecta inevitablemente a
otra. (Harlen, 1999)

La planificación de una investigación puede efectuarse en dos niveles: el general y el específico. El


primero “supone identificar las variables que hayan de modificarse, controlarse o medirse sin que
se decidan sus valores”. (p. 81) El segundo se refiere a la planificación que se centra en los detalles,
aunque para los niños es conveniente primero completar el plan general porque los ayuda a tener
presente el problema y a apreciar cómo se relaciona la parte que realiza

cada uno de los factores con la totalidad de la investigación.

La penúltima de las habilidades o destrezas cognitivas es la de obtención de conclusiones la cual


supone reunir diversos elementos de información u observación y deducir algo de ellos. No
obstante los niños suelen saltar con demasiada facilidad a conclusiones limitadas, un ejemplo de
esto es el mencionado por Harlen en el capítulo dos de su libro en el que un niño afirma que toda
la madera flota sin excepción alguna a lo que el autor argumenta que el niño nunca había probado
con ébano o palo santo. ”La extracción de conclusiones es más que un ‘remate’ de la actividad
práctica” (p. 84). Debe considerarse como la parte más importante, que supone comparar las ideas
iniciales con pruebas nuevas y decidir si las ideas se ajustan a los resultados o si hace falta probar
otras ideas. Se sitúa en el núcleo central del aprendizaje activo, en el que la actividad mental y la
práctica se unen, y debe dársele un tiempo suficiente en la planeación.

Y por último la comunicación la cual constituye una extensión del pensamiento al exterior. Es
valiosa para el proceso de recomposición del pensamiento, relacionando una idea con otra y
rellenando así algunas lagunas en el entramado de ideas de un sujeto. El desarrollo de la técnica de
la comunicación es muy importante para la educación científica.

El diálogo y las notas informales que los alumnos realizan toman aquí una gran importancia ya que
en éstos se ve reflejado el

grado de abstracción que cada niño tiene y el cómo ellos mismos modifican sus conocimientos a
través de la información proporcionada por sus demás compañeros.

A medida que aumenta la experiencia de los niños, éstos son capaces de recoger información más
compleja, lo que los orilla a tener que usar gráficos, tablas y otros instrumentos que le ayuden a
comunicarse de una forma más efectiva. El objetivo de esta habilidad es que cuando los niños
disponen de diversas formas de comunicación, los informes llegan a constituir más un reto que una
rutina.

Ya he mencionado los conocimientos y habilidades más importantes que se deben de destacar


mediante las Ciencias Naturales pero otro aspecto importantísimo y que muchas veces no es
tomado en cuenta son las actitudes que las asignaturas de educación primaria deben de estimular.
Siguiendo con la misma cuestión anterior primero mencionaré cuáles son las actitudes que
debemos identificar en nuestros alumnos.

W. Harlen (1999) menciona que las actitudes son definidas de diferente manera pero para el
objetivo que nos interesa se interpretan en el sentido de describir el estado de preparación o
predisposición para reaccionar de un modo determinado ante ciertos objetos, personas o
situaciones. Ella identifica cinco actitudes que tienen especial significado para las ciencias las
cuales se describen a continuación.
La curiosidad es la primera de las actitudes, ésta a menudo se muestra como una serie de
preguntas, aunque no sea la

única, que los niños realizan acerca de un tema o fenómeno que les haya llamado la atención. Para
los niños el efectuar esta serie de cuestiones les ayuda a compartir su alegría y su entusiasmo con
los demás. Algo muy importante es que esto forma parte del curso natural del desarrollo y
menospreciarlas puede contribuir a que la curiosidad se atenúe.

La segunda actitud es la de respeto por las pruebas, esta se refiere a la importancia que los niños le
dan a la confirmación de las actividades o hipótesis que tengan sobre un fenómeno. Esta actitud
ayuda a que los niños amplíen sus ideas ya que determinará la conversión o no de una idea inicial
en un concepto útil. El prerrequisito imprescindible es la apertura intelectual o la disposición a
escuchar o atender a puntos de vista distintos.

La flexibilidad mental mantiene con el producto de la actividad científica una relación semejante a
la que posee el respeto por las pruebas con el proceso. Respecto a este punto W. Harlen
menciona:

Si no hay flexibilidad, toda experiencia que entre en conflicto con las ideas preexistentes crearía
confusión y promovería la aparición de una idea rival, en vez de la modificación y el crecimiento de
otra anterior. La flexibilidad es necesaria para adaptar las estructuras preexistentes a la creciente
experiencia (1999, p. 92).

El fomento de esta actitud ayuda también a que los niños sientan que pueden participar en el
desarrollo de las ideas más que recibir las que se les informa

que son correctas de los demás.

La cuarta actitud es la reflexión crítica, esto significa revisar deliberadamente lo realizado con el fin
de examinar si podríamos haber mejorado los procedimientos o aplicado mejor las ideas. Esta se
relaciona con las dos actitudes que se mencionaron anteriormente pero se orienta a la realización
de esfuerzos más conscientes para considerar otras alternativas sobre el trabajo efectuado. El
desarrollo de esta actitud tiene el valor de incrementar el aprendizaje potencial de los procesos e
ideas de la ciencia.
Por último la actitud de sensibilidad hacia los seres vivos y el ambiente, la cual se manifiesta con
una conducta responsable tanto en la calle como en el campo y con los animales de todo tipo para
preservarlos y cuidarlos. Esta actitud requiere de un compromiso por parte de los niños y un grado
de comprensión que no se alcanza durante los primeros años.

En lo que respecta a la segunda pregunta la cual es ¿cómo desarrollar el conocimiento científico de


los alumnos de cuarto grado?, tomé como base las destrezas de procedimiento mencionadas
anteriormente para dar una mejor continuidad a este análisis. Es importante mencionar que los
puntos que en seguida se mencionan no son los únicos y que puede haber una gran diversidad de
estrategias para desarrollar estas habilidades y actitudes.

La primera de las destrezas es la de la observación, en ésta los maestros debemos estar concientes
de lo importante de lo observado y considerado

importante para los niños. Es por tal motivo que el profesor debe de dar la oportunidad de
desarrollar esta habilidad proporcionando oportunidades y estímulos para que los niños hagan
observaciones, permitirles que hablen informalmente sobre las mismas con los demás y con
nosotros, escuchando los descubrimientos que hayan hecho y las interpretaciones que hacen de
ellos y disponiendo observaciones de pequeños grupos para ser expuestas ante la clase.

Para el desarrollo de la destreza de la elaboración de hipótesis los maestros podríamos seleccionar


o preparar fenómenos que los niños traten de explicar a partir de su experiencia anterior;
organizar grupos para discutir las posibles explicaciones, proporcionar el acceso a ideas nuevas
que los niños puedan sumar a las suyas propias a partir de libros y de otras fuentes.

En el contexto de la destreza de la predicción los profesores podríamos proporcionar


oportunidades para que los niños investiguen sus ideas y comprueben sus predicciones,
dialogando con ellos acerca del modo de hacer una predicción y ponerla a prueba e invitándolos a
que hagan predicciones relativas a algo que no sea conocido por ellos con el fin de que
comprueben sus ideas.

La investigación a diferencia de las otras destrezas no basta con el trabajo práctico así que en ésta
se hace énfasis en desarrollar la habilidad de la planificación del trabajo planteando problemas a
los niños sin las instrucciones para resolverlos, proporcionar la estructura de
la planeación adecuada a la experiencia de los niños, discutir los planes antes de llevarlos a cabo
considerando ideas diferentes y comentar siempre después de las actividades para ver qué se
podría haber mejorado.

Para poder estimular a los niños para que extraigan conclusiones supone darles oportunidades de
forma práctica en la que puedan encontrar pautas sencillas o tendencias más generales, permitir a
los niños que hablen de sus descubrimientos y de su forma de interpretarlos, invitándolos a que
comprueben cuidadosamente sus interpretaciones y sólo extraigan aquellas conclusiones
respaldadas por pruebas, organizar la clase de manera que se ponga en común las interpretaciones
de los hallazgos y se dialogue sobre ellos críticamente.

En lo referente a la comunicación nosotros como profesores debemos de organizar la clase de


manera que los niños puedan trabajar y hablar en equipos, proporcionar una estructura de las
tareas que estimule la polémica de grupo y la conservación de las notas informales, introducir un
conjunto de técnicas para registrar la información y para comunicar los resultados utilizando
formas y símbolos convencionales; analizar la adecuación de las formas de organizar y presentar la
información en relación con los objetivos buscados.

Por último en lo que se refiere a las actitudes científicas su naturaleza indica que para estimular su
desarrollo, éstas tienen mucho en común, ya que no pueden mostrarse mediante el uso de la
palabra porque no se

trata de cosas que los niños sepan o pueden hacer, porque se dan en la forma de actuar de las
personas y se transfieren a los niños mediante ejemplos.

En los párrafos anteriores se mencionó cómo desarrollar las destrezas de procedimiento en las
cuales se incluyen actividades para fomentar también las actitudes científicas, sin embargo más
concretamente serían: Constituir un ejemplo, crear en la clase un clima que apruebe la conducta
que demuestre la actitud que se está propiciando, proporcionar oportunidades para demostrarla
permitiendo las diferencias individuales y animando a los niños a disociar las ideas de sus fuentes.

La tercer pregunta analiza dos puntos, el primero es ¿Las Ciencias Naturales son motivantes para
los alumnos? y el segundo cuestiona el ¿por qué los alumnos no se interesan por investigar acerca
de las Ciencias Naturales?
Como ya es bien conocido por todos los maestros en formación la motivación es indispensable
para que el desarrollo de nuestras clases logren su objetivo, y la de Ciencias Naturales no es la
excepción. Antes de continuar creo que es importante mencionar qué es la motivación y el
enfoque constructivista que se le da a este concepto. Juan Deval (1991) menciona que la
motivación es intrínseca, que está en el sujeto mismo y en los resultados que con ella alcanza. Y
que si el conocimiento le satisface y responde a las preguntas que se ha planteado seguirá
buscando y aprendiendo, de lo contrario se detendrá.

También nos menciona que

la educación tradicionalista tiene a la motivación como la forma de hacer más atractivo e


interesante el trabajo que se realiza dentro de las aulas ya que de lo contrario éste sería algo
penoso y aburrido. Por lo tanto y siguiendo con la teoría de Piaget hay que partir de los intereses
que nuestros alumnos tengan porque en éstos se encuentra la motivación que nosotros como
maestros necesitamos para el buen desarrollo de las clases.

Mediante mi experiencia personal con las Ciencias en el transcurso de mi educación y las actitudes
que pude observar en los alumnos advertí que la mayoría relaciona en prime lugar las ciencias con
el estudio de la naturaleza, es decir la información sobre las plantas y los animales. Para verificar
esta hipótesis apliqué una encuesta a los alumnos sobre la opinión que ellos tienen acerca de las
Ciencias Naturales (ver anexo 2).

Los resultados indicaron que esta materia es interesante porque aprenden cosas nuevas del
mundo que les rodea. Por otro lado las actitudes mostradas durante mis primeras clases de esta
materia no coincidieron en la totalidad del resultado de las encuestas, ya que los alumnos al
principio mostraban un gran interés por las actividades que se realizaban pero pasado un tiempo lo
perdían por completo y querían cambiar de materia. Esta actitud cambió conforme fueron
avanzando las clases, me pude percatar de que cuando se le dedica mucho tiempo a esta materia
los alumnos se inquietan, esta situación aumenta cuando les dictaba

conceptos o ideas importantes acerca del tema. También el interés se pierde cuando las
aportaciones de los niños no son tomadas en cuenta, es decir, cuando no se socializan los
resultados de las actividades principalmente las de manos a la obra.

Con esto concluyo que las Ciencias Naturales son en realidad motivantes para los alumnos de
educación primaria siempre y cuando las clases que se impartan sean dinámicas y prácticas en la
que los alumnos manipulen materiales y que se abandonen los enfoques memorísticos y los
recuentos épicos de la ciencia. Otro aspecto importantísimo para evitar que los alumnos no
encuentren motivante a la materia de Ciencias Naturales es el que menciona Eduardo Martínez
(1999):

No se puede seguir presentando a los científicos como virtuosos pro-hombres (distantes y


extraños) que lograron cosas como mejorar la fusión nuclear, cuando la gran mayoría de los
estudiantes no tienen la más remota idea de lo que ello significa.

El segundo punto de esta tercer cuestión está muy relacionada con la respuesta anterior pues se
refiere al por qué los alumnos no se interesan por investigar acerca de las Ciencias Naturales,
después de haber aplicado una encuesta sobre este aspecto concluí que en teoría les gustaba
realizar este tipo de actividades, aunque tras haber trabajado con diversas estrategias para
desarrollar esta destreza me di cuenta de que los resultados de ésta no fueron ciertos ya que
cuando solicitaba que hicieran alguna investigación

no lo hacían a excepción de unos cuantos, por lo que concluyo que uno de los principales motivos
por el cual no cumplen con este tipo de tareas es que no han desarrollado las habilidades
necesarias para hacerlo y una de las causas es que no se trabaja de esta forma con los alumnos
desde los primeros grados.

Esto se puede apreciar en las respuestas que los mismos niños dan al preguntarles el por qué no
realizaron la investigación que se les indicó, por ejemplo, no sabía dónde buscar, no entendí lo que
tenía qué hacer, entre las más comunes.

Por otro lado durante el transcurso de las semanas pude notar un gran cambio en varios niños ya
que ya no era necesario indicarles que investigaran acerca del tema que se analizaría o se analizó
en la clase. Este aspecto se describe más detalladamente en la sección de las secuencias didácticas.
Concluyo en que la investigación es una tarea exhaustiva para los alumnos que no están
acostumbrados desde un principio a realizar este tipo de actividades y que entre más tarde se
empiece a desarrollar esta habilidad más obstáculos tendremos nosotros los maestros como los
alumnos.

El siguiente bloque de interrogantes se enfoca a la observación que realicé de las actitudes que
presentaron mis alumnos durante las clases de Ciencias Naturales tanto en las actividades como en
mi forma de enseñanza. Las cuestiones son las siguientes: ¿Qué actitudes muestran los niños ante
las Ciencias Naturales?, ¿qué resultados se obtuvieron en el desarrollo
de las clases?, ¿qué les gustó a los niños del trabajo con esta materia? ¿Qué aspectos en el
desarrollo de la clase generaron conflicto entre los educandos? Y ¿cómo influyó mi desempeño
como maestra en los resultados obtenidos? Estas preguntas las responderé de una forma general
ya que se podrán apreciar mejor en la secuencia de actividades didácticas.

La actitud que los alumnos presentaron durante el transcurso de las clases fue variando, estos
cambios dependieron del tema que se trató, la pauta de actividades que se realizaron y el tipo de
materiales que se utilizó.

Como ya mencioné anteriormente el concepto que los niños tienen sobre las Ciencias Naturales es
que es la asignatura en la cual aprenderán acerca de temas del cuerpo humano y del medio
ambiente, de aquí se desprende que tengan un especial interés sobre estos temas y lo pude
comprobar cuando se dedicó tiempo a éstos.

Los materiales que utilicé para las clases fueron en su mayoría muy vistosos ya que las láminas que
se usaron presentan lo más real posibles aspectos como por ejemplo: la estructura del sistema
óseo, el sistema musculatorio, la selva, el bosque, el desierto, entre otros. Estos materiales les
llamaban mucho la atención a los alumnos, incluso se llegaban a levantar de su lugar durante las
explicaciones para poder observar con más detalle las láminas, aunque este último aspecto
causaba que la disciplina se relajara creo que los niños lo aprovechaban muy bien.

Otros materiales de

los que también se hizo uso fueron los propuestos por el libro de Ciencias Naturales en especial en
las secciones de manos a la obra, actividades que eran de gran motivación para los alumnos ya que
en éstas tenían que manipular diversos materiales individualmente o en equipo. Para analizar las
diversas reacciones que los niños tuvieran ante la aplicación de estas actividades algunas las
realizaban dentro del salón de clases, en otras ocasiones se las encargaba de tarea ya que algunas
requerían de una observación de varios días, como se explica en las secuencias didácticas y otras
yo las hacía mientras que ellos observaban el desarrollo de la misma.

La actividad donde pudieron apropiarse mejor del aprendizaje como me lo esperaba, era cuando
las realizaban ellos mismos dentro del salón de clases, aunque también el hacerlas de tarea les
agradaba, su conocimiento se enriquecía más cuando observaban las diversas problemáticas que
se presentaban en el salón.
En lo que se refiere a la forma de dar la clase traté de que desde el principio fueran muy dinámicas
donde diera libertad a los niños de expresar sus ideas ya estuvieran en lo correcto o no, aunque no
resultó como yo esperaba ya que ellos estaban acostumbrados a únicamente realizar la lectura y
resumen de la lección correspondiente y al presentarles una dinámica de clases en la cual ellos
fueran los protagonistas principales no sabían cómo reaccionar.

Al tratar de cambiar la dinámica de trabajo varios alumnos no se sintieron

a gusto con las actividades, incluso me pedían que les encargara copiar toda la lección en su
libreta, actividad que en lo personal me parece una pérdida de tiempo ya que de esa manera es un
tanto difícil comprender la información. Este aspecto fue uno de los principales que causaron
conflicto en la mayoría de las clases. Otros fueron durante la aplicación de actividades de manos a
la obra en la que algunos alumnos se distraían demasiado dejando de lado el trabajo que tenían
que realizar por dedicarse a utilizar el material para molestar a sus compañeros o estar explorando
el material de los demás.

Al terminar este periodo de prácticas apliqué otra encuesta (ver anexo 3) a los alumnos, en esta
ocasión para evaluar mi forma de dar la clase y lo que les gustaría que siguiera haciendo y lo que
no, durante la sesión. Los resultados fueron positivos ya que de sus argumentos concluyo que tuvo
mucho que ver la confianza y el respeto que les brindé durante el desarrollo las actividades. Un
aspecto que no les agradó fue que les dictara demasiado, también mencionaron que les gustaría
hacer más experimentos en los que ellos mismos manipulen los materiales. A pesar de estas
opiniones tras realizar un examen de periodo los resultados no demostraron un nivel muy alto de
aprendizaje en esta materia.

Las últimas preguntas son las de qué tan efectivas son las actividades propuestas por los libros de
texto y si éstas contribuyen a conformar una comunidad científica. Varias investigaciones

acerca de este tema como las realizadas por Fred N. Finley (1994) señalan que: “los estudiantes
tiene dificultades para aprender de sus libros de ciencias porque existe una diferencia fundamental
entre las características de los libros de texto de Ciencias Naturales y los objetivos educativos que
estos textos proponen”. Esto es muy cierto ya que como sabemos las asignaturas de Español y
Matemáticas son las que tienen mayor espacio dentro de la curricula escolar y el programa de
Ciencias Naturales nos señala gran cantidad de actividades que desde la perspectiva constructivista
de la educación requieren de dedicarles cierta cantidad de tiempo, por lo que en la mayoría de las
ocasiones no se realizan dando más relevancia a otras materias.

Tomando como base lo anterior conviene explicar algunos de los obstáculos que se nos presentan
a los maestros cuando tratamos de enseñar Ciencias a partir del libro de texto. Al respecto Finley
menciona que el aprendizaje de los contenidos sería un éxito siempre y cuando el conocimiento
que un estudiante tenga sobre un tema sea coherente con el expuesto en el libro de texto. He aquí
donde los conocimientos previos de los niños toman gran importancia ya que aunque son muy
benéficos para nosotros los maestros para conocer lo que el niño sabe, se puede convertir en
ocasiones en un obstáculo.

Existen tres problemáticas que tienen su origen en los conocimientos previos que pueden impedir
el aprendizaje a través de los libros de texto

los cuales son: la falta de conocimiento sobre un tema, conocimiento incorrecto y la variabilidad de
conocimientos entre diversos estudiantes.

El primero se refiere por ejemplo a cuando el texto contiene conceptos que el estudiante no
conoce y éste a pesar de que puede codificar la palabra no comprende su significado. Es por este
motivo que antes de indicar a los alumnos que lean debemos de averiguar si tienen los
conocimientos previos necesarios para comprender el texto.

El siguiente es el referido a los conocimientos incorrectos, en el cual nos encontramos con la


problemática de que cuando los niños leen ideas sobre algún tema en el libro de texto y que no
coinciden con los esquemas que éste posee lo único que hace es pasar por encima de esta
información sin modificar en absoluto la que él tenía. En otros estudios Finley (1987) constató que
los estudiantes cuyo conocimiento inicial era incorrecto incorporaban del texto sólo aquella
información que podía ser interpretada como coherente con sus ideas.

La última como su nombre lo dice se refiere a las variables respuestas que pueden poseer los
alumnos de un grupo escolar y la importancia de tratar de unificar todas esas ideas para que así se
comprendan mejor los textos de ciencias.

Conociendo esto y después de realizar mis clases con base en el libro de texto concluyo que las
actividades propuestas por éste son efectivas siempre y cuando tomemos en cuenta primeramente
los puntos mencionados en párrafos anteriores

sobre los conocimientos previos del alumno, después que el maestro prepare con anticipación sus
clases y lo más importante que realmente se le dedique el tiempo suficiente para realizarlas ya que
ésta es una de las principales formas mediante la cual los objetivos de la educación primaria de
esta asignatura se logren.
La última pregunta se refiere a si las actividades del libro de texto contribuyen a crear una
comunidad científica, al usar los términos anteriores me refiero no a formar una sociedad de
científicos sino a formar personas pertenecientes a una sociedad cada vez más conciente del uso
que le da a la ciencia y la tecnología. Como primera instancia para contestar esta pregunta apliqué
una encuesta (ver anexo 2) en la que los alumnos tenían que plasmar qué es lo que ellos querían
ser de grandes y el cómo se imaginaba a un científico.

Como respuesta a la primera pregunta la mayoría se inclinó por profesiones como arquitectura,
médico, veterinaria, bailarina, dentista, maestra, bombero, futbolista o policía, sólo tres
mencionaron que les gustaría ser científicos. La otra pregunta se generalizó en estereotipos tal y
como menciona Graciela Merino (1997) en el libro La Popularización de la Ciencia y la Tecnología
tras realizar una encuesta con la misma pregunta:

La imagen de los científicos que surge de la encuesta responde a estereotipos muy marcados,
de aspecto caricaturesco, vinculados más con lo que proviene de los medios de comunicación que
con

el trabajo real del científico. Se lo liga estrechamente con el ‘hacer experimentos en el laboratorio’
y se habla de científico u hombre de ciencias (ninguno de los encuestados proyectó una imagen
femenina en el quehacer científico). (p. 185)

El aspecto anterior es una de los principales que obstaculizan que los niños vean como opción
acercarse más a la ciencia verdadera ya que las opiniones de los adultos influyen en las
concepciones que tienen los alumnos. Tal y como la investigación realizada por Graciela Merino
demostró, al comprobar que para la mayor parte de las personas el aprender ciencias dentro de la
escuela resulta rutinario, aburrido, poco útil y muy difícil.

Enfocando esta información al libro de texto se demuestra, como ya mencioné, que el desinterés
de los maestros por preparase bien para impartir su clase de Ciencias Naturales contribuye a que
los alumnos vayan perdiendo el interés por estos temas y no las actividades en sí, también está el
pequeño detalle de hoy en día de que la educación ya no va a la par del avance científico y
tecnológico como es el uso de la computadora y la internet, a la cual los alumnos fuera de la
escuela tienen mayor acceso que dentro de la misma.
DESCRIPCIÓN DE SECUENCIAS DIDÁCTICAS

En este apartado se podrán apreciar qué tanto se lograron los propósitos planteados al principio de
esta investigación, y que es aquí donde se demostrará con acciones la experiencia que tuve al
enseñar Ciencias Naturales.

Ahora comenzaré

a describir una serie de secuencias didácticas organizadas por eje temático en las que se
evidenciará si la teoría que mencioné anteriormente fue aplicada o no y el por qué de esto,
también se incluirán comentarios sobre las actitudes de los alumnos ante éstas y el cómo se
rescató el aspecto formativo de la asignatura.

EL CUERPO HUMANO Y LA SALUD

Primer secuencia

La primer actividad de este eje temático fue la lección cinco del libro de Ciencias Naturales la cual
se titula ¿Qué necesitamos para ver?, durante el desarrollo de la lección se analizaron los
contenidos del sentido de la vista. Características, función y cuidados. La relación visión-ondas
luminosas y los principales problemas en la agudeza visual. Con el propósito de que los alumnos
conozcan las partes que constituyen el ojo para que a partir de esto los niños reflexionen sobre los
cuidados y protección que deben de tener.

El primer paso fue el de rescatar conocimientos previos tomando como base la teoría de que los
niños no llegan a la escuela como un recipiente vacío al que se le depositarán una gran cantidad de
conocimientos sino que todos los alumnos tienen al menos una concepción de los temas que se
tratan durante las clases. Cabe señalar que les pedí con anterioridad que realizaran una
investigación sobre el sentido de la vista. Ante esto únicamente cinco de ellos trajeron la tarea lo
cual marcó una notable diferencia en su participación tanto a la hora de rescatar conocimientos
previos como

en el transcurso de toda la clase. Otros como Néstor o Iván que a pesar de no haber realizado la
tarea pudieron aportar muy buenas ideas en el transcurso de la actividad.
La siguiente actividad marcada en la planeación es la explicación de las partes del ojo, en ésta los
niños estuvieron muy atentos ya que el material que utilicé para explicar el tema fue muy
atrayente para ellos, el cual consistió en una lámina donde se podían apreciar las partes del ojo. En
este punto realicé una pequeña modificación ya que en un principio no tenía pensado dictarles la
definición de las partes del ojo, pero debido a que observé que algunos niños no estaban poniendo
la atención debida tuve que optar por esta práctica.

Después de lo anterior solicité a los niños que sacaran su libro de Ciencias Naturales y mediante la
participación voluntaria fuimos leyendo el texto correspondiente haciendo una primera pausa en
la actividad de vamos a explorar la cual consiste en que los alumnos, organizados en binas,
observaran el cambio de tamaño de la pupila de su compañero después de tapar y destapar uno
de sus ojos por un corto tiempo. La actitud presentada por ellos fue de curiosidad aunque la
dinámica de la actividad generó un poco de indisciplina. Otra actividad de vamos a explorar dentro
de esta lección consistió en que los niños descubrieran qué es el punto ciego, ésta a diferencia de
la anterior fue individualmente y no creó desorden entre los niños sino que al contrario generó
varias preguntas

las cuales fueron contestadas.

Posteriormente cuestioné a los niños sobre quiénes usaban lentes o si a alguno le habían aplicado
un examen de la vista, todos respondieron afirmativamente a la segunda pregunta ya que esa
prueba fue aplicada en la escuela. Tomando como base ésta y otras experiencias aportadas por
varios niños les expliqué en qué consistían los problemas más frecuentes del sentido de la vista, los
alumnos mostraron un gran interés en esta parte de la clase ya que sintieron más cercana esta
información a su vida cotidiana.

Después continué con la lectura del texto para reafirmar los conocimientos vistos en la clase y por
último pedí que individualmente realizaran la actividad de abre bien los ojos, en la cual se les hacía
una pequeña prueba para saber si padecen de daltonismo o no.

La evaluación es un punto que anteriormente no tomé en cuenta para poder contrastarlo con la
descripción de las secuencias didácticas. De acuerdo con Laura Fumagalli (1993) la ciencia escolar
está constituida por un cuerpo de contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales.
Los primeros se refieren a datos, hechos, conceptos y principios, a través de éstos en la escuela
primaria según Fumagalli no se pretende lograr cambios conceptuales profundos pero si
enriquecer los esquemas de nuestros alumnos en dirección coherente con la ciencia.

El segundo engloba los cursos de acción para lograr una meta. Los cuales aluden a “la enseñanza
de un conjunto de procedimientos

que aproximen a los niños a formas de trabajar más rigurosas y creativas, más coherentes con el
modo de producción del conocimiento científico.” (p. 25)

Por último los contenidos actitudinales, engloban normas y valores a través de los cuales se
pretende formar una actitud científica estimulada por la curiosidad, búsqueda constante de
respuestas, el deseo de conocer, la crítica libre, la comunicación, la cooperación en la producción
de conocimientos entre otros.

Antes de continuar es importante mencionar que es muy difícil evaluar estos tres aspectos en una
clase ya que cada una tiene sus criterios e instrumentos específicos.

En el caso de esta secuencia los contenidos conceptuales se evaluaron mediante un crucigrama


que recapitulaba los conceptos más importantes del tema. Los actitudinales mediante la
observación de las reacciones que presentaron los alumnos en el transcurso de la clase. Y en los
procedimentales los procesos o método que realizaron los niños para llevar a cabo sus
observaciones.

Una de las características más importantes de la materia de Ciencias Naturales, como ya mencioné
anteriormente, es el valor formativo que tiene en cada uno de sus ejes temáticos. En esta lección
se propició cuando comentamos acerca del cuidado que debemos de tener con nuestros ojos
como: el no ver la televisión de cerca, no acercar objetos extraños a ellos, no tallarlos cuando
sentimos algún objeto extraño, entre otros.

Segunda secuencia didáctica.

La lección
que le continúa es la de ¿Cómo nos movemos por el mundo?, con esta lección se pretende que los
alumnos comprendan cómo se lleva a cabo los movimientos de su cuerpo así como el cuidado que
deben tener para mantenerse sanos. Los contenidos que en concreto se analizan son: el sistema
locomotor, interacciones entre huesos y músculos, cuidados, ejercicios y buena postura, y los
primeros auxilios en casos de torceduras, fracturas, luxaciones y esguinces.

Al igual que en la secuencia anterior comencé rescatando los conocimientos previos de los
alumnos pero en esta ocasión no solicité una investigación previa sino que realicé preguntas que
fueron respondiendo simplemente con las partes de su cuerpo.

Con base en lo anterior comencé a dar una pequeña explicación tomando en cuenta las
aportaciones de los niños sobre la función que tiene el esqueleto dentro de nuestro cuerpo, con el
apoyo de una lámina en la cual se puede apreciar bastantemente bien cómo se conforma este
sistema, inmediatamente relacioné esta información con el sistema musculatorio tratando de que
los niños reflexionaran sobre la interdependencia que existe entre estos dos sistemas. El material
como ya mencioné fue muy llamativo ya que cuando terminó la clase los niños se levantaban de su
lugar para observarla con mayor detenimiento.

Al terminar esta actividad les dicté los aspectos más relevantes. Hasta el momento todo iba bien
pero a la hora de que les pedí que sacaran el material solicitado para realizar

la actividad de manos a la obra correspondiente, se presentó la problemática de que únicamente


seis alumnos habían cumplido con traerlo, debido a esta situación los alumnos comenzaron a
perder el interés e inquietarse, tuve que continuar con la lectura de las páginas correspondientes
del libro de texto con lo cual pude volver a controlar al grupo. Cabe mencionar que tenía pensado
poner a los niños que sí cumplieron con el material a realizar la actividad de manos a la obra pero
mi maestra tutora no me lo permitió argumentando que tenía que trabajar con todo el grupo al
mismo tiempo.

La problemática que se presentó en la actividad de manos a la obra hizo que los niños perdieran
una importantísima oportunidad de desarrollar sus habilidades de construcción de objetos ya que
a pesar de que les encargué de tarea que la realizaran la mayoría no lo hizo.

Después de efectuar la lectura analicé junto con los niños lo relacionado con los primeros auxilios
de accidentes que estuvieran ligados con el sistema locomotor. Esto les pareció muy interesante ya
que no sólo la información se quedó en la simple teoría sino que fue enriquecida con las
experiencias personales de varios alumnos.

La última actividad de mi planeación era proyectar un video donde se puede apreciar mucho mejor
el funcionamiento de este sistema, lamentablemente esto no se pudo llevar a cabo debido a que a
pesar de que la escuela cuenta con televisión y video por el momento no se podía tener acceso a
ellos

porque la maestra de medios no estuvo presente durante el primer trimestre del ciclo escolar.

La evaluación de los contenidos conceptuales se realizó mediante la resolución de sopa de letras


que contenía los términos utilizados más importantes. La actitudinal en el interés al cumplir con el
material solicitado.

El aspecto formativo fue promovido cuando durante la clase se habló sobre los cuidados que
debemos de tener con nuestro cuerpo al jugar o realizar algún deporte, también cuando se
mencionó la postura correcta que debemos tener al sentarnos o caminar.

Tercer secuencia

Esta actividad correspondió a la lección número ocho del libro de texto con la cual se pretendió
que los alumnos dieran un repaso a los temas del primer bloque, analizando los contenidos del
sentido de la vista, del olfato y del gusto. Al realizar estas actividades los alumnos desarrollaron la
habilidad de comparar los sentidos de algunos animales con los del ser humano y generar
explicaciones al respecto al igual que describir de manera sencilla en su diccionario científico los
términos nuevos que aparecen en el libro de texto. En lo que respecta a las actitudes propiciadas
con estas actividades la más importante es la del respeto hacía las personas que tienen alguna
debilidad en sus sentidos, más específicamente el de la vista.

La actividad comenzó al entrar de recreo, como es de suponerse en este horario los alumnos se
encuentran muy inquietos y lo único que quieren hacer es seguir

jugando, después de varias llamadas de atención logré que guardaran silencio y comencé
cuestionando a los alumnos sobre la importancia que tienen nuestros sentidos en la vida cotidiana.
Las respuestas no fueron muy diversas ya que la mayoría coincidió en que usamos los sentidos
para conocer el mundo que nos rodea.

Después continué con las actividades propuestas por el libro de texto. En la primera los niños
mediante la observación y análisis de una tabla tenían que comparar los sentidos de los animales
con los de nosotros los humanos. Posteriormente y mediante la observación nuevamente, los
alumnos descubrirían los diversos instrumentos que ha inventado el hombre para aumentar la
capacidad de nuestros sentidos. Tomando como referencia lo anterior en el libro se les comenta a
los niños en qué consiste la escritura braille, después en una ilustración les muestran el alfabeto
mencionado y que descifren un mensaje que viene escrito con esta forma de comunicación para
ciegos.

La siguiente actividad está enfocada al sentido del olfato, para desarrollarla, en el libro de texto se
plantea que los alumnos realicen un experimento para averiguar el por qué los seres humanos
tenemos menos desarrollado este sentido. Para esto se necesitó de unas gotas de perfume, un
vaso, dos bolitas de algodón, un recipiente pequeño de vidrio y un reloj, material que yo llevé ya
que esta actividad la planee para observar las actitudes de los niños cuando el maestro las realiza y
los alumnos únicamente

observan. Después de llevar a cabo los pasos del experimento con algunos de los niños que
designé para participar, les pedí que comentaran a sus compañeros la experiencia que tuvieron al
realizarlo. Ante esto varios alumnos sintieron curiosidad por comprobar si era cierto lo que decían
sus compañeros o no, así que me pidieron que los dejara realizar por ellos mismos la actividad, al
acceder a su petición pude percatarme de que el hecho de que ellos realicen las actividades facilita
su aprendizaje.

La última de las actividades se refiere al sentido del oído. En primer lugar se plantea a los niños la
pregunta del por qué creen que algunos animales que tienen las orejas grandes las orientan hacia
las fuentes emisoras de sonido y para responder a la pregunta se sugiere que uno de los alumnos
se coloque a 1 m de distancia de una radio encendida con una oreja en dirección a ésta y que
anote cómo escucha el sonido, posteriormente ese mismo niño hizo lo mismo pero ahora
colocando su mano en la posición que se indica en la ilustración de su libro de texto. Al terminar
pedí que informara a sus compañeros sus observaciones.
Al final se les sugiere a los alumnos que continúen enriqueciendo su diccionario científico que
supuestamente iniciaron en tercer grado, en el cual tienen que definir con sus propias palabras los
conceptos analizados en la clase pero por sugerencia de mí maestra tutora todos éstos serían
dictados por mi para que los niños pudieran estudiar para el examen.

La

actitud de los niños ante esta actividad no fue de mucho interés, ya que de acuerdo a las
características del grupo ésta no les fue muy motivante lo que ocasionó que perdiera el control de
grupo, en especial cuando pasaba a algunos alumnos a participar al frente ya que todos querían
hacerlo, incluso varios se molestaban y respondían diciendo que ya no realizarían las actividades.

En lo que se refiere a la evaluación aunque fue difícil por la indisciplina se llevó a cabo mediante la
participación y las actividades antes mencionadas, cabe destacar que no todos los alumnos
participaron como mencioné pero a ellos les tomé en cuenta la actitud durante la clase.

Cuarta secuencia

Esta pertenece a la lección catorce del libro de texto titulada: Un sistema que nos relaciona con
nuestros ecosistemas. Mediante el análisis de la lección proponía que los niños conocieran la
función del sistema inmunológico, lo cual incluye que reconozcan los elementos indispensables
para su buen funcionamiento: alimentación y descanso, lo que es la inmunidad activa y pasiva y
algunas medidas básicas en caso de mordeduras de animales venenosos.

Una de las principales habilidades que se pretendía rescatar era la de la investigación de campo, al
igual que desarrollar la actitud de prevención al considerar las medidas que se pueden tomar para
evitar, como ya mencioné, las mordeduras de animales venenosos.

Comencé la clase cuestionando a los niños sobre qué tipo de enfermedades habían

padecido anteriormente, la respuesta de la mayoría se inclinó por enfermedades respiratorias


como la gripa o tos, muy pocos por enfermedades virales. Tomando sus comentarios como base
realicé una plática sobre el cómo su cuerpo tiene un sistema de defensa contra algunas de las
enfermedades que existen y qué debemos hacer para que funcione correctamente.
Después empecé a preguntar quién de ellos recordaba las vacunas que les habían aplicado años
pasados, esta pregunta desencadenó una gran participación por parte de los alumnos ya que
aunque algunos gritando e interrumpiendo a sus compañeros dieron buenas aportaciones. A la
cuestión anterior le siguió la de si sabían qué eran las vacunas. Niños como Néstor, Julio o Pérez
dieron una respuesta muy cercana a la correcta. Con base a esto expliqué en qué consiste la
inmunidad pasiva y activa.

El siguiente punto en mi planeación fue el de leer en conjunto con el grupo el texto


correspondiente, dejé la lectura hasta este momento ya que de acuerdo a Finley (1994) los
docentes creen que la lectura de textos de ciencias aportarán a los estudiantes gran parte de la
información científica que necesitan sin tomar en cuenta sus conocimientos previos, así que yo
prefería hacer al contrario para que después de que los niños ya tengan cierta información sobre el
tema se les haga más fácil comprender la información que contiene su libro.

Al terminar la lectura pedí que resolvieran la actividad de vamos a explorar de la página 66,

debido a que esta actividad se realizó el último día de práctica antes de regresar a la Escuela
Normal no se pudo llevar a cabo la segunda de estas actividades.

Para evaluar los conocimientos que adquirieron solicité que resolvieran las páginas del libro de
apoyo que habían comprado y aunque eran seis páginas rescataba muy bien toda la información
vista durante la clase.

La actitud de los alumnos fue de mucho más interés que en las clases pasadas y esto se reflejó en
su la participación y disciplina que en general se logró dentro del grupo.

Al tocar el tema del sistema inmunológico no se pude dejar de mencionar las acciones que los
alumnos deben de tomar para mantener su cuerpo sano como es el alimentarse bien, la
responsabilidad de acudir a que les apliquen las vacunas adecuadas y la prevención así como los
primeros auxilios ante la picadura de un insecto venenoso. Con estos puntos se propició el carácter
formativo de la asignatura.

LOS SERES VIVOS


Primer secuencia

La primera actividad referida a este eje temático es la lección 9 del libro de Ciencias Naturales
titulada ¿Cómo es el lugar donde vivimos? Mediante la reflexión de ésta se pretendió que los
alumnos conozcan la noción de ecosistema lo cual incluye los temas de factores bióticos y
abióticos, tipos de organismos que habitan en un ecosistema, cadenas alimentarías, niveles de
organización y algunos ejemplos de ecosistemas en la República Mexicana.

En lo que respecta a las habilidades que se desarrollan

en la lección son las de observar, describir e identificar el clima y los seres vivos característicos del
desierto, del bosque y de la selva. También clasificar los elementos vivos y no vivos de un
ecosistema al igual que buscar y registrar información acerca de los seres que forman parte de su
comunidad.

La actitud que se rescató fue la de la reflexión acerca de la relación que existe entre los diversos
organismos del ecosistema, al igual que la de respeto hacía estos.

La clase la inicié mostrando a los alumnos una lámina que contenía un animal de cada ecosistema y
les pregunté sobre cómo es el lugar donde viven esos animales, con esta actividad logré que niños
como Oliver o Julio Cerda, que generalmente no son muy participativos, lo hicieran. La gran
mayoría de las aportaciones a este segmento de la clase fueron muy acertadas, solo existió un
poco de confusión entre algunos animales que viven en la selva y en el bosque.

Después les expliqué las características generales de los ecosistemas de la selva seca y húmeda, el
desierto y pastizales y el bosque con la ayuda de unas láminas en las que se puede apreciar muy
bien tanto la fauna como la flora de cada uno de éstos. Los alumnos estuvieron muy participativos
con la utilización del material mencionado y su primer reacción fue la de preguntarme si podrían
dibujarlos.

Para darle seguimiento pedí que sacaran su libro de texto en la página correspondiente a la lección
mencionada y entre todos comenzamos a leer

la primer página que reafirmaba lo que ya les había explicado. Enseguida resolvieron la actividad
de abre bien lo ojos en la cual tenían que encontrar la diferencia entre los ecosistemas
mencionados y responder una serie de preguntas al observar las dos páginas de inicio del bloque
2. Pocos alumnos fueron los que no entendieron pero tras una sencilla explicación individual la
respondieron sin problema alguno.

Posteriormente continué con la explicación de los factores bióticos y abióticos los cuales fueron
nuevos conocimientos para los niños ya que cuando intenté rescatar conocimientos previos sobre
el tema no tuve respuestas que me dieran a entender que tuvieran una mínima idea de estos
términos. Al finalizar continuamos leyendo el texto, en esta parte cabe destacar que la sección de
¿sabias que…? No fue atrayente o motivante para los niños ya que únicamente la leyeron sin
interesarse realmente por ella.

La penúltima actividad comenzó cuando rescaté conocimientos previos sobre las cadenas
alimentarías, este tema a diferencia del anterior era muy conocido por los niños así que la clase se
volvió más dinámica y el tema que se derivó de éste sobre los organismos existentes en los
ecosistemas fue muy fácil de llevarse a cabo e interesante para los alumnos.

Por último analizamos cómo los animales se agrupan formando los diferentes niveles de
organización, a lo cual la respuesta de los alumnos fue de participación continua ante las
actividades, después terminamos de

leer lo que restaba de la lección.

Es importante mencionar que debido a que se analizaron varios contenidos en esta lección la
realicé en tres días, por lo tanto la actividad de manos a la obra que consistía en que los alumnos
descubrieran cuáles son los componentes de los ecosistemas, es decir los factores bióticos y
abióticos, les pedí a los niños que la realizaran de tarea ante lo cual aproximadamente la mitad del
grupo cumplió mientras que los demás argumentaban que sí lo habían hecho pero se les olvidó

La evaluación se llevó acabo mediante la realización de las actividades mencionadas y las páginas
correspondientes de su libro de laboratorio ya que consideré que no era necesario que realizaran
otra prueba escrita debido a que en éste se recapitulan muy bien los contenidos analizados.

El dominio que tuve de los contenidos de esta lección creo que fue un factor importantísimo para
que los niños comprendieran mejor el tema, al igual que la confianza que les di para expresar sus
ideas ante el grupo. Esto también se reflejó en el control de grupo ya que a pesar de que la clase se
impartió después de la hora de recreo pude generar un clima de trabajo propicio para el
aprendizaje.

El tema como ya mencioné fue muy extenso lo cual me sirvió para relacionarlo con la materia de
geografía y el desarrollo de valores. Ya al terminar de analizar las características de cada
ecosistema pedí a los niños que reflexionaran acerca de la importancia de la conservación de éstos,

y una de las acciones en las que se vio reflejada esta reflexión fueron los carteles realizados por los
alumnos sobre la preservación de los ecosistemas.

Segunda secuencia

Al realizar el análisis de la lección número 10 del libro de Ciencias Naturales pretendía que los
alumnos conocieran las características generales del crecimiento de los seres vivos, tema que
incluye el dimorfismo sexual. Aquí la habilidad que se deseó desarrollar fue la observación y la
actitud de indagación.

En esta clase en especial quise observar cómo reaccionaban los niños ante la forma de trabajo de
los guiones didácticos (ver anexo 4), una propuesta realizada por Luis F. Iglesias la cual es una
forma genérica de referirse a modelos de planeación globalizadores que se han venido utilizando
con grupos multigrado para vincular contenidos de los diferentes grados, sin embargo esta forma
de trabajo no excluye que se pueda trabajar en las escuelas de organización completa siempre y
cuando cumpla con considerar las características y necesidades de los niños, los contenidos
programáticos y el medio ambiente en el que se desarrolla el proceso enseñanza aprendizaje. Este
tipo de trabajos le da la oportunidad al alumno de construir su conocimiento por si sólo y a
nosotros cumplir con nuestra función de guía o facilitador del aprendizaje.

Inicié dando un pequeño preámbulo del contenido para que los niños centraran su atención y
lograran comprender hacía qué tema estaba enfocada la actividad y cómo

la realizaríamos. Esto lo hice mediante la pregunta de los pasos que sigue una planta al crecer,
como es un tema que en grados anteriores se ve repetidamente los alumnos respondieron
correctamente aunque no usaron los términos de nacer, crecer, reproducirse y morir.
Habiendo rescatado conocimientos previos les expliqué en qué consistía la forma de trabajo de
guiones didácticos, al principio creí que no habría dificultades pero tras la primer explicación me
percaté de que no me habían entendido lo que tenían que hacer ya que lo único que les dije fue
que siguieran las instrucciones de las hojas que les entregué.

En la segunda explicación fui poco a poco detallando los pasos a seguir, de esta forma la mayoría
comprendió lo que tenían que hacer. A los que no habían entendido les expliqué individualmente
siguiendo con ellos los primeros dos pasos.

La actitud de los alumnos me sorprendió ya que a pesar de ser un grupo inquieto todos estaban
realizando individualmente sus actividades sin ningún problema, mayor fue mi sorpresa cuando
alumnos como Alberto o Alfredo que nunca querían trabajar y que constantemente tenía que
llamarles la atención fueron de los primeros en terminar.

La evaluación de esta secuencia de actividades lógicamente fueron las del guión didáctico en las
cuales rescato contenidos: conceptuales en la serie de preguntas que se incluyen en el guión
didáctico, procedimentales al observar como van siguiendo los pasos presentados para adquirir un
conocimiento

y actitudinales al respetar la forma de trabajo de sus compañeros.

Para esta actividad el carácter formativo de la materia se refleja en la importancia de respetar la


vida de todos los seres vivos así como el de empezar a crear en los niños una cultura sobre la
reproducción y la sexualidad libre de prejuicios o tabús.

Tercer secuencia

En esta ocasión la actividad se enfocó a la reproducción de los animales, vivíparos y ovíparos. En la


cual se pretendía que conocieran sus características más generales. Al mismo tiempo que
desarrollaran su habilidad de investigación y observación. También la actitud de respeto a la vida
de los animales y de indagación.
Esta clase fue muy especial ya que no me esperaba esa reacción de los niños, primero recordé los
aspectos más importantes de la clase pasada que tienen una gran relación, con base en ello
comencé a rescatar conocimientos previos sobre cuáles son los animales vivíparos y los ovíparos.
Los niños respondieron muy fácilmente a estas cuestiones, entonces comenzaron a relacionar la
reproducción de los animales con la humana, estas cuestiones aumentaron cuando observaron las
ilustraciones de su libro.

En ese momento sí tenía a todos los alumnos atentos pero el tema se había desviado ya que
algunas de las preguntas que formularon fueron: sobre el uso de preservativos, el cómo nace un
bebé, cómo el hombre deposita el esperma dentro de la mujer, cuándo una mujer puede tener
hijos, entre las más importantes.

Al principio

traté de responder sus dudas más sencillas pero algunas como las que acabo de mencionar
consideré que necesitaba una mejor preparación para poder cumplir con las expectativas de los
alumnos, así que les tuve que decir que de momento no podía contestar a todas las preguntas que
me hacían que lo dejáramos para otro día y continuáramos con el tema del libro de texto.

No muy conformes los niños aceptaron y comenzamos con la lectura del texto, lamentablemente
percibí una actitud de desinterés por parte de varios alumnos ya que el tema no cubría sus
expectativas.

Esta planeación no se llevó a cabo como la tenía diseñada, no obstante para mí fue una gran
experiencia sobre el cómo los maestros debemos de estar muy bien preparados cuando nos
paramos frente a una grupo ya que nunca sabremos a qué nos enfrentaremos con cada estudiante.

Esta secuencia tuvo una gran relación con la anterior ya que se continua manejando los mismos
valores de respeto y conciencia ante la vida de los seres vivos, en especial en esta clase en la que
los niños como ya mencioné tuvieron un gran interés por el tema de la reproducción humana.

Cuarta Secuencia
La lección titulada ¿Cómo se sostienen los animales? Nos plantea que conozcamos las principales
características de los animales vertebrados. Aquí nuevamente la observación tiene un papel
principal para la adquisición de este conocimiento. Al igual que la indagación en lo que actitudes
respecta.

Para la actividad comencé rescatando

conocimientos previos, lo cual no fue muy fácil ya que acababan de entrar de recreo los alumnos y
aún estaban demasiado inquietos. Así que no le dediqué mucho tiempo a este aspecto pensando
que al entregarles el guión didáctico correspondiente a este tema podría recuperar sus
conocimientos previos para la realización de las actividades. Pero a unos cuantos alumnos no les
llamó la atención la tarea y gran parte del tiempo no trabajaron.

En lo que respecta a los demás estuvieron laborando pero con la distracción de los niños que
estaban jugando. De ellos únicamente los que tuvieron dudas son los que no fueron a la escuela el
día que se trabajó con el primer guión didáctico, las cuales se respondieron individualmente.

Aquí el valor formativo nuevamente es representado por el respeto y el cuidado de la vida y el


medio ambiente que rodea a los seres vivos. Ya que al analizar las características de los animales
vertebrados los alumnos recordaron lo visto en la clase de los ecosistemas y la preservación de
éstos.

Quinta secuencia

Lección 13 titulado Los animales que no tienen huesos, es la continuidad de la anterior ya que
ahora se nos presentan la otra gran división de animales, los invertebrados. De nuevo propiciando
la observación y el respeto por la vida de los animales.

Primero recordé la clase anterior y con base en ello cuestioné a los niños acerca de cómo se llaman
aquellos animales que no tienen huesos, a lo cual obtuve una respuesta correcta por parte

de ellos, a partir de aquí y con ayuda de una lámina en la que les mostré varios animales
invertebrados les expliqué de manera general sus características.
Después realizamos la lectura del texto dejando de tarea la actividad de manos a la obra que
consistía en que los alumnos atraparan un insecto con una red construida por ellos, observaran su
comportamiento e investigaran las características más importantes de éste y posteriormente lo
devolvieran al lugar donde lo encontraron.

Esta secuencia fue demasiado corta y rápida ya que la realicé el último día de práctica en la escuela
primaria. Por lo tanto ya no tuve oportunidad de evaluar esta actividad.

En esta clase el aspecto formativo es el mismo que en la secuencia anterior, el cual se refiere al
respeto y el cuidado de la vida y el medio ambiente que rodea a los seres vivos, solamente que en
esta ocasión se enfocó hacía los animales invertebrados.

MATERIA, ENERGÍA Y CAMBIO

Primer secuencia

La primera actividad correspondiente a este eje temático es la de la lección 7 del primer bloque
llamada: ¿Rápido o lento?, en la cual se pretendía analizar los temas del movimiento de los
cuerpos y los conceptos de distancia, tiempo y noción de velocidad.

Las habilidades que se propiciaron fueron las de interpretación de croquis, la observación y


registro de un fenómeno, así como las actitudes de indagación al poner a prueba sus predicciones
mediante la realización de una actividad experimental, tan importantes para

que el niño construya su conocimiento científico y se acerque más a la etapa formal de


conocimiento; y de respeto ante las opiniones de sus compañeros.

Como ya es costumbre comencé rescatando conocimientos previos los cuales fueron un poco
dispersos e inexactos, así que para centrarlos un poco más en el tema continué con la segunda
actividad propuesta en mi planeación que fue la de realizar una lectura guiada de la lección, ante
esta acción los niños que se caracterizaban por ser muy participativos estaban demasiado
entusiastas y hacían más desorden que los que no estaban poniendo atención ya que no
respetaban los turnos de intervención de los demás.
Al terminar de leer la primer página les expliqué en qué consistía la actividad de vamos a explorar,
en la cual ellos podían comprender mediante un ejercicio práctico la definición del concepto de
distancia, la cual fue una actividad que la realizaron en muy poco tiempo debido a lo sencillo que
resultó.

Después continué con la lectura de las páginas que le seguían donde los alumnos, entre otras
cosas, pudieron conocer el concepto de tiempo. Al final de la lección viene uno de los apartados de
la sección de compara, la cual no fue de mucha relevancia para ellos. En este punto tuve que
interrumpir la actividad porque ya era tiempo de que salieran recreo, al terminar éste no pude
continuar inmediatamente debido a que a mi grupo le tocaba la guardia en la que les corresponde
levantar la basura que haya quedado en los patios.

Ya

en el salón proseguí con la actividad de manos a la obra, lo cual no fue muy fácil debido a la
situación planteada anteriormente. El desarrollo de este experimento decidí realizarlo ya para que
los niños observaran, primero les expliqué la dinámica que llevaríamos a cabo en la cual mencioné
que sólo pasaría a algunos alumnos para que me ayudaran. A ninguno le gustó esto ya que todos
querían participar, así que les dije que el que estuviera en su lugar y en orden sería al que pasara,
casi inmediatamente los niños fueron a sus lugares.

La primera niña que solicité fue Gabriela, pero todos los demás reclamaron así que decidí que
mencionaría un número al azar y de acuerdo a la lista pasarían. Los seleccionados fueron Julio
Cesar Ruiz (uno de los alumnos más participativos) y Esteban que por lo regular nunca participa.

La actividad consistía en que los alumnos se acercaran a la noción de velocidad mediante la


observación. Como ya lo indiqué yo realicé la actividad por lo que ya llevaba preparado los
materiales y lo único que hice fue indicarles lo que había hecho. Después de tener preparado el
material comenzamos a desarrollar los pasos del experimento. El primero consistió en que
dejáramos caer un cacahuate entero dentro de la botella llena de agua y que midiéramos la
distancia y el tiempo que tardaba en llegar al fondo, lo mismo se repetía con ½, ¼ y un pedacito de
cacahuate.

Al comenzar con el primer paso no salió como se tenía planeado ya que el cacahuate
tenía que hundirse y no sucedió así, incluso tratamos con otros dos y siguió la misma situación, así
que les dije a los alumnos que nos saltáramos un momento ese paso y lo hiciéramos con ½
cacahuate con el cual ya se pudo observar la actividad experimental. De aquí en adelante todo
resultó bien y al final volvimos a intentar con el cacahuate entero, que en esta ocasión si se hundió.

Al final pedí que me definieran los conceptos vistos durante la clase, éstos no fueron muy diversos
y en general eran correctos pero por sugerencia de mi maestra tutora mostré a los niños una
lámina con la definición de los términos vistos durante la clase y pedí que los copiaran en su libreta
ya que argumentó que esa información vendría en el examen.

La actitud mostrada por los alumnos fue de mucha curiosidad, primero por saber qué iba a hacer
con el material que llevaba y después por lo que pasaría en el experimento.

Mediante esta actividad me pude dar cuenta de lo importante que es que los maestros
preparemos con anterioridad nuestras clases, para poder enfrentarnos a los diversas problemáticas
que se presenten en el salón de clases e incluso haciendo esto pueden surgir imprevistos.

En esta clase el aspecto formativo se puede apreciar cuando se recomendó a los niños que
tuvieran un buen control de sus movimientos, mediante algunos ejemplos sobre como ellos
calculan la distancia y la velocidad a la que viene un automóvil para que ellos puedan cruzar una
calle sin correr el riesgo

de ser atropellados.

Segunda secuencia

Ésta pertenece a la primera lección del bloque tres, la lección 17 se titula ¿Cómo cambian las
cosas?. Lo que pretendía con el análisis de ésta es que los alumnos diferencien entre cambio físico
y cambio químico al igual que los cambios naturales y los producidos por el hombre. La habilidad
que se desarrolla es la de observación y la actitud de indagación y participación en la actividad
experimental.
Primero cuestioné a los niños sobre qué entendían por cambio y dónde los podían observar, los
conceptos que ellos tenían del término era correcto por lo tanto no se me dificultó adentrar a los
niños al tema. Después de que los niños dieran algunos ejemplos agregué otros para mejorar su
comprensión.

Con base en lo anterior les expliqué cuáles son los cambios físicos y químicos y las características
principales de éstos. Después realicé una lectura guiada de las páginas de la lección en donde a
veces yo leía un párrafo y pedía que uno de los alumnos lo explicara, o indicaba a un niño que
leyera y que él mismo expusiera lo que entendió.

Esta actividad se dio en dos días, en el primero me dedique a ver teoría y en el segundo la práctica.
Ésta es otra de las más enriquecedoras de mi trabajo docente. La comencé al principio de clases,
anteriormente ya había pedido a los niños que se organizaran por equipos para traer el material.

Desde temprano, antes de iniciar las clases, los niños llegaban con entusiasmo y curiosidad a
preguntarme

el para qué les pedí esos materiales, otros sobre el vinagre y bicarbonato que no le pedí a nadie ya
que yo lo llevaba y otros más me explicaban las razones por las que no traían el material, incluso
hubo un niño que ya se lo estaba comiendo. Lo único que les contestaba era que se tranquilizaran
que en un momento más sabrían qué hacer.

La primer acción que pedí que realizaran fue que se acomodaran por equipos a lo cual algunos
hicieron caso inmediatamente. Otros niños se quedaron en su lugar sin moverse ya que éstos no
habían traído los materiales así que tuve que integrarlos en los equipos que sí tenían material. Con
excepción de dos alumnos que no quisieron trabajar en equipo, todos estaban acomodados.

La explicación la fui dando equipo por equipo de una manera sencilla y concreta puesto que en su
libro de texto venían todos los pasos que tenían que seguir para realizar el experimento. Uno de
los grupos de trabajo que más llamó mi atención fue el integrado por algunos de los más
indisciplinados ya que entendieron rápidamente las instrucciones y comenzaron a trabajar.

Sucedió algo muy interesante en todos los equipos, esto fue que aun antes de que les explicara los
pasos a seguir, ellos empezaron a mezclar los materiales que tenían para averiguar qué pasaba.
Todos los niños mostraron un gran interés y a pesar de que se escuchaba mucho ruido se
encontraban trabajando.

Después de un rato a Edith una niña muy conflictiva se le ocurrió aventar una cáscara

de plátano utilizada para el experimento el cual cayó en el equipo donde estaban Rodrigo, Rubén,
José, Alberto, Michell y Norman los cuales continuaron aventando el plátano. Afortunadamente
cuando iniciaron la indisciplina todos los equipos y habían terminado de realizar su experimento.

Para controlar la situación les pedí que todos se acomodaran por filas de nuevo y para que
guardaran silencio les dicté unas cuantas preguntas referidas a la actividad que habían hecho.

A pesar de que el grupo se indisciplinó creo que sí pudieron comprender en qué consisten los
cambios físicos y químicos de una mejor manera.

Para esta lección el enfoque formativo de la materia lo encontramos en la actividad de manos a la


obra que los niños realizaron en la cual como ya mencioné se trabajó en equipo, así que los niños
tuvieron que practicar la tolerancia y el respeto hacia las ideas de los demás al igual que su
capacidad para ponerse de acuerdo para seguir un proceso.

Tercera sesión

La lección número 18 se titula ¿Qué produce los cambios? Y como su nombre lo indica se trata de
que los niños conozcan los cambios producidos por la energía al igual que diferencien entre un
aislante y un conductor. La habilidad que se deseo desarrollar fue la de observación e investigación
y la actitud es la de prevención al reflexionar acerca del uso de materiales aislantes para evitar
quemaduras.

Esta clase comenzó después de recreo y aunque estaba planeada para realizarse por equipos tuve
que

cambiarla debido a que toda la mañana se llevó a cabo la junta de padres de familia, tiempo en
que los niños estuvieron jugando en el patio por lo que me costó un poco de trabajo llamar la
atención de los alumnos, así que comencé a cuestionarlos sobre qué les gusto más de la clase
anterior. Partiendo de sus comentarios resalté los conceptos básicos vistos anteriormente y que se
utilizarían en esta lección para que de esta forma pudieran comprender mejor la clase. También les
cuestioné sobre qué entendían por energía y materia, ante el primer concepto ninguno dio una
definición sino que mencionaron ejemplos de diversos tipos de energía, ante el segundo concepto
no hubo comentario alguno así que para darles una idea de su definición les dije que todo aquello
que ocupe un lugar es materia.

Después los cuestioné sobre qué se necesita para que nosotros podamos patear un balón y cambie
el estado en el que se encontraba al principio, sus respuestas fueron:

Alumno: - Mover el pie

Maestra: - ¿y para mover el pie?

Alumno: - Fuerza

Maestra: -¿Y esa fuerza qué necesita para ser creada?

Alumnos: -Energía

Sabiendo que los niños habían descubierto que para crear un cambio se necesita de energía pedí
que sacaran su libro de texto el cual comencé a leer en voz alta mientras que ellos seguían la
lectura en silencio y al terminar un párrafo le indicaba a un niño que me dijera lo que entendió y
así consecutivamente.

Al terminar de leer la primera página los alumnos realizaron

la actividad de manos a la obra, para la cual les había solicitado el material individualmente,
lamentablemente algunos no lo llevaron y tuve que formar algunos equipos de dos o tres
integrantes, independientemente de esto los demás trabajaron siguiendo las instrucciones de su
libro, las cuales consistían en tallar un clavo sobre una tabla de madera y después de un tiempo
colocar la punta del clavo que estaban frotando sobre una vela. Ante esta actividad muy pocos
alumnos tuvieron dudas las cuales despejé individualmente.

La actitud que los niños mostraron en la tarea anterior fue de curiosidad ante lo que se iba a hacer
con el material y sobre si pasaba lo mismo con los experimentos de los demás.

Por último continuamos con la lectura de las páginas que faltaban donde pudieron conocer qué es
un aislante y un conductor. Debido a que el interés se estaba perdiendo en este punto de la clase
pedí que hicieran un resumen de la lección en su libreta, actividad que tranquilizó a la mayoría de
los niños.

Por el tiempo que se extendió la actividad de manos a la obra no se pudo llevar a cabo la de vamos
a explorar dentro del salón de clases ya que sonó el timbre anunciando la hora de salida por lo cual
tuve que dejarla de tarea.

En lo que se refiere a la evaluación de conceptos se realizó mediante la resolución de la página


correspondiente al tema del libro de laboratorio. Los procedimentales, mediante la observación
del proceso que seguían los niños para realizar la actividad

de manos a la obra.

El aspecto formativo se puede apreciar cuando los alumnos hacen conciencia sobre los cuidados
que deben de tener al manipular objetos calientes así como las acciones preventivas que deben de
realizar para evitar quemaduras tanto de ellos como de las demás personas.

Cuarta secuencia

Esta secuencia pertenece a la lección 19 titulada La energía hace que las cosas cambien, en ésta se
pretendió que los alumnos conozcan los cambios que produce el calor como la evaporación, la
dilatación, la contracción, cocción y putrefacción. También se desarrollaron las habilidades de
observación y comparación.

Comencé recordando la clase anterior ya que todas estas lecciones van enlazadas por los
conceptos que en ellas se manejan. Después los cuestioné sobre ¿en qué estados podemos
encontrar el agua?, debido a que no entendieron mi pregunta les mostré un jugo y volví a
preguntar ¿en qué estado se encontrada éste?, ahora su respuesta fue que líquida. Con base en lo
anterior cuestioné qué pasaría si ese líquido se enfría o se calienta, a lo cual sus respuestas fueron
que se convertiría en hielo o vapor.

Después les expliqué que esos cambios se les llaman estados de la materia, y los ejemplifiqué con
una lámina la cual contenía ilustraciones sobre este tema. Los alumnos entendieron estos aspectos
rápidamente ya que ellos poseen una gran experiencia con este tipo de fenómenos en su vida
cotidiana.

Posterior a esto pedí que sacaran su libro de texto y comenzamos

a leer la primer página de la lección, en la cual tenían que resolver una actividad de vamos a
explorar, que consistía en descifrar las palabras con base en los dibujos que se presentan y al final
un pequeño mensaje. En general los alumnos se interesaron mucho por descubrir qué palabras
estaban escritas, algunos terminaron muy rápido y a otros tuve que explicarles individualmente,
incluso ayudándolos a descifrar una palabra.

Continué con lo que faltaba de la lectura de esa página donde se expusieron los términos de
contracción y dilatación. Estos se pudieron comprender mejor con la actividad de manos a la obra
titulada qué les pasa a los gases cuando se calientan. En ésta se sugiere que el maestro supervisé
directamente la actividad ya que se emplea agua caliente que puede causar quemaduras si los
niños están jugando, así que únicamente pasa a un niño mientras los demás observaban.

Primero dejamos una botella de plástico enfriándose en una charola con hielos, después le indiqué
al niño, al que le pedí que me ayudara, que pusiera el globo encajado en el cuello de botella,
después vertí el agua caliente en otro recipiente, coloque la botella en este último y empezó a
inflarse el globo ante lo cual todos se sorprendieron. Los cuestioné sobre el motivo por el cual
creen que sucedió ese fenómeno. Al principio no contestaban nada pero después les dije que era
algo que habíamos terminado de ver. Ante lo cual Néstor dijo que se dilató. Con base en ello
expliqué que

el aire frío dentro de la botella se empezó a calentar haciendo que el gas ocupara cada vez más
espacio.

Después les pregunté que si les gustaría ver qué pasaba si volviéramos a meter la botella en el
recipiente con hielos, ante lo cual mostraron un gran interés, así que lo realicé. Lo que pasó fue
que el globo se desinfló y una parte de él se metió dentro de la botella. Ante esto hice la misma
pregunta anterior pero no supieron responderme así que les expliqué que el aire que ahora se
encontraba caliente empezó a enfriarse por lo que el aire dentro de ella ocupó un menor espacio.

Los niños estuvieron muy motivados por esta actividad a pesar de que no la hicieron directamente,
e incluso a mitad de la clase el director llegó a platicar con el grupo sobre un problema que sucedió
el día anterior, ante lo cual tardó al menos 20 minutos pero esto no fue motivo para que se
perdiera la atención de los alumnos.

Para finalizar continuamos con la lectura de las páginas restantes donde se analizaron conceptos
como el de cocción y putrefacción que fueron mucho más sencillos de comprender para los niños.
Al terminar por recomendación de la maestra tutora les dicté los conceptos más importantes
analizados.

En mi planeación tenía la actividad de llevar a los niños al centro de cómputo para que realizaran
actividades de un disco multimedia sobre los temas vistos, pero debido a problemas técnicos no se
pudo llevar a cabo hasta tiempo después donde tuve la oportunidad de proyectar

mediante uno de los cañones del paquete de Enciclomedia la actividad correspondiente a este
tema y otros que por la misma razón no se efectuaron en el aula de medios. Actividad que
mantuvo gran entusiasmo entre todos los alumnos a excepción de Alberto y Michelle.

La evaluación procedimental y actitudinal se llevó acabo mediante las actividades de manos a la


obra y vamos a explorar. En lo que se refiere a la conceptual fue mediante la resolución de las
páginas correspondientes al tema del libro de laboratorio.

En esta actividad se continuó desarrollando los aspectos formativos analizados en la secuencia


anterior, sólo que en ésta se agregó la importancia de alimentarnos correctamente para que
nuestro cuerpo tenga la energía necesaria para que funcione bien y el cuidado que debemos de
tener con éstos ya que el comer alimentos que se encuentren en un estado de descomposición
pueden afectar nuestro organismo.

Quinta secuencia

Ésta pertenece a la lección 20 del libro de texto titulada ¿Caliente o frío?, con su análisis se
pretendió que los alumnos conocieran y comprendieran qué es la temperatura y el uso del
termómetro. En lo referente a las habilidades se pretendió que los alumnos generaran
explicaciones sencillas sobre el tema y la construcción de un termómetro; la actitud de
responsabilidad ante el cuidado de la salud al valorar el uso del termómetro clínico como medio
confiable para conocer la temperatura corporal.
Esta clase la inicié a primera hora y comencé

rescatando conocimientos previos y recordando la clase anterior. Primero los cuestioné sobre qué
es el calor y la diferencia entre éste y la temperatura. En lo que se refiere al calor tuve una
respuesta correcta puesto que desde lecciones anteriores se estuvo analizando, sobre la segunda
cuestión tuve que cambiarla por la de ¿en dónde han escuchado esa palabra? Ellos contestaron
que en la televisión cuando anuncian el clima o cuando están enfermos.

Con base en la anterior les expliqué la diferencia entre calor y temperatura diciéndoles que el
primero es una forma de energía que pasa o se transfiere continuamente de un objeto caliente a
uno frío y la temperatura como la medida que nos indica qué tan caliente o frío está un objeto.
Después pedí que sacaran su libro de texto y leímos la primer página de la lección donde se
reafirmaron los conceptos vistos.

Posterior a esto realicé junto con los niños la actividad de manos a la obra la cual consistió en que
los niños averiguaran si la piel (sentido del tacto) es un instrumento confiable para medir la
temperatura. La tarea la realicé mientras ellos observaban, ésta se desarrolla vertiendo agua
caliente, fría y temperatura ambiente en tres recipientes diferentes. Luego pedí a un alumno que
pasara al frente y le indiqué que metiera una mano en el recipiente de agua fría y otra en la de
agua caliente durante unos minutos, después le indiqué que metiera ambas manos en el recipiente
de agua a temperatura ambiente y le pregunté

qué era lo que sentía, él respondió al principio que nada, así que cambie la cuestión a la de cómo
sientes que está el agua con la mano que se encontraba con anterioridad en el agua caliente y
respondió que se sentía aún caliente y la de la mano fría seguía igual.

Debido a que la mayoría de los niños querían experimentar personalmente qué se sentía decidí
pasarlos uno por uno y aunque la actividad duró más de lo esperado creo que fue una gran
experiencia para los niños. La actividad no resultó del todo exitosa ya que debido al clima el agua a
temperatura ambiente estaba demasiado fría. Al final pedí que hicieran un dibujo de lo que
pudieron apreciar con la actividad ante lo cual los niños demostraron una buena actitud.

Por último terminamos de leer las páginas que faltaban para completar la lección donde
analizamos la función de termómetro en distintos ámbitos, en especial el de medicina así como la
temperatura ideal a la que debe estar nuestro cuerpo humano, tema que les llamó mucho la
atención a todo el grupo.
Debido a la falta de tiempo ya no se pudo realizar la segunda actividad de manos a la obra puesto
que el período de práctica había terminado. En lo que se refiere a la evaluación conceptual se
realizó mediante una sopa de letras con los conceptos más importantes y la resolución de las
páginas de su libro de laboratorio. La actitudinal mediante la atención prestada en el transcurso de
la clase.

En esta clase el aspecto formativo más importante es el

de que los niños conocieron la temperatura a la cual debe de estar nuestro cuerpo así como la
reflexión sobre las consecuencias de tener una temperatura mayor o menor de la normal.

EL AMBIENTE Y SU PROTECCIÓN

Primer secuencia

Esta actividad pertenece al bloque 4 y es la lección 26 del libro de texto llamada ¿De dónde
obtenemos las materias primas? Con el análisis de ésta se pretendió que los alumnos analizaran los
recursos naturales del país, tanto renovables como no renovables así como la importancia de los
recursos y de su explotación racional. También se pretendió desarrollar las habilidades de
comparación, interpretación de información a través de gráficas y la identificación y clasificación de
objetos; la actitud de responsabilidad en el uso y ahorro al consumir productos y servicios que
provienen del petróleo.

Comencé rescatando conocimientos previos sobre los recursos naturales, lo cual no causó ningún
conflicto puesto que es un tema que ya se había analizado con anterioridad en la materia de
geografía. Después relacioné esto con la obtención de materias primas revisadas en la clase pasada
preguntándoles qué pasaría si no cuidáramos los recursos naturales, a lo cual la mayoría coincidió
en que se acabarían.

Luego les indiqué que sacaran su libro de texto y comenzamos a realizar la lectura de las páginas
correspondientes, debido a que es un tema que se comenzó a ver en la lección anterior no fue
difícil comprenderla para los niños.
La actividad que

más les llamó la atención fue la de abre bien los ojos en la cual tenían que encerrar con un círculo
verde todos los productos que aparecen en la ilustración que provengan de recursos renovables y
de negro los que su origen sea de un recurso no renovable.

La actividad tuvo que modificarse debido a que en la escuela se han estado realizando diversas
actividades con motivo de promoción para las candidatas a reina de la primavera, lo cual me quitó
mucho tiempo de clases y por lo tanto me vi en la necesidad de hacerla más corta y rápida.

La evaluación se realizó mediante una hoja de ejercicios que rescataba los conceptos e ideas
básicas del tema.

Como ya mencioné al principio de la secuencia el rescatar la importancia de identificar y preservar


los recursos renovables y no renovables de nuestro país se rescata el enfoque formativo en
especial cuando los cuestioné sobre cómo se imaginan a nuestro planeta en un futuro si no
conservamos nuestro medio ambiente.

CIENCIA, TECNOLOGÍA Y SOCIEDAD

Primer secuencia

Lección 25 titulada ¿cómo hacemos las cosas?, en la cual se analizaron los temas de las materias
primas y su transformación, las habilidades de observar e identificar la relación de materia prima,
con la fabricación y uso de diferentes objetos; la actitud de participación en clase.

Primero mencionaba algunos objetos y cuestionaba de qué estaban hechos, para rescatar sus
conocimientos previos. Después les expliqué de forma sencilla que son las materias primas

y la necesidad de usar energía para poder transformarlas en cosas útiles.


Posterior a esto sacaron su libro y les expliqué cómo tenían que realizar la actividad de abre bien
los ojos la cual consistía en encerrar en un círculo los objetos de madera que no se puedan utilizar
si están hechos de este material, cuando terminé como de costumbre les pregunté que si
entendieron las indicaciones a lo cual respondieron afirmativamente, pero al pasar por los lugares
me di cuenta de que varios no habían entendido y les expliqué individualmente, aunque cabe
mencionar que entre los mismos niños se explicaban lo que tenían que hacer.

Por último y debido al tiempo y las interrupciones de la candidata a reina de la primavera no


realicé la actividad de manos a la obra lo cual se refería a que los niños construyeran una máscara
usando diversas materias primas y tuve que dejarla de tarea a parte de que es una actividad que
tiene que estarse observando durante varios días

La evaluación conceptual la realicé mediante una pequeña hoja de ejercicios, y la actitudinal con el
comportamiento de cada unos de los niños.

Al terminar esta clase cuestioné a los niños sobre la importancia de utilizar las materias primas
adecuadamente al igual de la responsabilidad que todos tenemos al utilizar la tecnología en pro de
nuestro beneficio al tratar de evitar lo más posible de alterar nuestros ecosistemas.

CONCLUSIONES

La experiencia que tuve al realizar este análisis de experiencia fue

muy enriquecedora para mi formación como docente, al responder las preguntas planteadas me
pude percatar de la importancia de la asignatura de Ciencias Naturales para la formación de los
niños.

La primer y segunda pregunta están muy relacionadas puesto que la primera se refirió a los
conocimientos, habilidades y actitudes que deberían de poseer los alumnos de un cuarto grado y
la segunda a cómo desarrollar estos aspectos. Como conclusión puedo decir que después de haber
trabajado y observado al grupo de práctica me doy cuenta de que en su mayoría no poseen todas
las características que mencioné en la teoría y probablemente se debe en gran medida a que no se
estimulan estas habilidades ya que lo que importa a nivel social es la creencia de que la educación
debe de enseñar a los niños a leer, escribir y contar, dándole poca o nula importancia a las demás
materias.

Otra de las conclusiones a las que llegué fue que los niños realmente sienten una gran atracción y
motivación por conocer más los temas de ciencias, de la naturaleza y el cuerpo humano.
Lamentablemente debido a la desinformación por parte de los maestros y al desinterés de los
mismos provocan que los niños pierdan ese interés intrínseco que desde pequeños tienen, lo que
conlleva a que cuando se les planteen actividades en las cuales ellos tienen que tener la iniciativa
de investigar no pueden hacer nada hasta que su maestro les indique paso por paso cómo hacerlo.

La cuarta pregunta la contesto a manera de

crítica constructiva sobre mi desempeño, el cual fue bueno ya que logré que varios niños se
interesaran más por la materia de Ciencias Naturales, también descubrí que los maestros nunca
vamos a estar preparados al 100% para responder todas las respuestas que un grupo de niños nos
formulan, en especial con todo la información a la que hoy en día tienen acceso, también que el
control de grupo que tenga es indispensable para que los niños comprendan bien lo que se
pretende durante el transcurso de las clases y sobre todo la confianza que les demos a nuestros
alumnos para expresar sus ideas ante el grupo en un clima de respeto y tolerancia.

La última de las preguntas es una de las más interesantes ante lo cual concluyo que los libros de
texto sí estimulan las habilidades de los niños siempre y cuando se les dedique el tiempo necesario
tanto en la clase como fuera de ella. Opino que se necesita que las escuelas primarias estén bien
equipadas para atender a todas las inquietudes que nuestros alumnos requieran ya que no hay
que olvidar que la ciencia ha dejado de tener el estigma de pureza, o sea, de que no tiene que ver
con lo social, con los comportamientos y sentimientos del ser humano, sino que ahora está cada
vez más claro que la ciencia es un producto social (Nieda & Macedo 1998, Pozo & Gómez 2000 y
Rutherford 1997, citado en Sánchez Martínez Armando, 2003)

Lo referente a si estas actividades contribuyen a crear una comunidad científica concluyo diciendo
que si

nosotros como maestros hacemos nuestro trabajo que es el facilitar el aprendizaje a los niños, no
será necesario que realicemos actividades extras para que los niños se interesen por temas
científicos. Ya que es una necesidad que la misma sociedad les irá exigiendo a los ciudadanos de
todos los países para poder progresar tanto socialmente como económicamente.
BIBLIOGRAFÍA

Deval, J. (1991/1999). El pensamiento concreto, La ciencia en la escuela. En Crecer y pensar (pp.


157-197, 237-256). México. Paidós

Finley, F. N. (1994). Por qué los estudiantes tienen dificultades para aprender de los textos de
ciencias. En Alvermann D. E., Minnick S. C. (Comp.), Una didáctica de las ciencias. Procesos y
aplicaciones (pp. 59-68). Argentina: AIQUE.

Fumagalli, L. (1993/1999). La enseñanza de las ciencias naturales en el nivel primario de educación


formal. Argumentos a su favor. En Weissmann, H. (comp.), Didáctica de las ciencias naturales.
Aportes y reflexiones. (pp.9-15). Argentina: Paidós.

Harlen, W. (1999). Las ciencias naturales y la educación de los niños, el aprendizaje infantil, Las
formas infantiles de pensamiento, Oportunidades de aprendizaje para todos los alumnos. La
función del profesor. En Enseñanza y aprendizaje de las ciencias (pp. 15-27, 29-49, 71-94, 113- 134
y 136- 156). España: Ediciones Morata.

Hazen, R. M. & Trefil, J. (1997). Alfabetismo científico. En Flores, J. & Martínez, E. (comp.), La
popularización de la ciencia y la tecnología. Reflexiones

básicas. (pp. 51-66). México: Consejo de las Naciones Unidas para La Educación, La Ciencia y La
Cultura, la Red de Popularización de la Ciencia y la Tecnología en América Latina y el Caribe y el
Fondo de Cultura Económica.

Eugene C. A., Kenneth D. G., Maureen, A. D. & Nelson, M. A. (1992). La naturaleza del alumno. En
Las Ciencias Naturales en la Educación Básica. Fundamentos y métodos (pp. 17-32). México:
Santillana.

Martínez, E. (1997). La pirámide de la popularización de la ciencia y la tecnología. En Flores, J. &


Martínez, E. (comp.), La popularización de la ciencia y la tecnología. Reflexiones básicas. (pp. 9-14).
México: Consejo de las Naciones Unidas para La Educación, La Ciencia y La Cultura, la Red de
Popularización de la Ciencia y la Tecnología en América Latina y el Caribe y el Fondo de Cultura
Económica.

Merino, G. (1997). Los nuevos paradigmas en la enseñanza de las ciencias. En Flores, J. & Martínez,
E. (comp.), La popularización de la ciencia y la tecnología. Reflexiones básicas. (pp. 183-193).
México: Consejo de las Naciones Unidas para La Educación, La Ciencia y La Cultura, la Red de
Popularización de la Ciencia y la Tecnología en América Latina y el Caribe y el Fondo de Cultura
Económica.

Sánchez, M. A. (2003). El enfoque formativo de las ciencias naturales Educando para educar, 7, 3-
10.

SEP. (1998). Libro para el maestro Ciencias naturales Cuarto Grado: ed. SEP, México

SEP. (1993). Plan y Programas de Estudio: ed. SEP, México