Está en la página 1de 1

Propuesta de resumen

Título: Reconfiguración de la democracia en México a través de las consultas


ciudadanas del nuevo gobierno.
Eje temático: Democracia, cultura política y movimientos sociales.
Nombre: Omar Olvera Cruz
Institución de procedencia: Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo
Correo: olveracruz@hotmail.com Teléfono: 775-75-716-43
Con la entrada del nuevo Gobierno de México encabezado por el Lic. Andrés
Manuel López Obrador se han puesto en marcha una serie de consultas
ciudadanas para la aprobación y o continuidad de políticas públicas tales como:
el NAICM (Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México), el Tren Maya, el desarrollo
del Istmo, por mencionar algunas y en el presente mes una nueva consulta esta
por efectuarse para el desarrollo de la Termoeléctrica “La Huexca” en el estado
de Morelos.

Si bien con algunas trabas constitucionales, mismas que el actual gobierno


pretende reformar para legitimar y hacer obligatoria la implementación o
cancelación de las políticas públicas en base a los resultados de las consultas
ciudadanas; estas en los primeros meses del sexenio han tenido un gran peso en
las decisiones, como la cancelación del NAICM y la aprobación de los 10
programas prioritarios del actual gobierno.

Algunos autores definen a la Democracia como la voluntad representada en el


orden legal del Estado, la cual debe ser idéntica a las voluntades de los súbditos”.
En otras palabras la voluntad del pueblo es la que debe poner en práctica el
Estado, si bien esto, se presume ha sido así a través de la democracia
representativa al elegir el pueblo sus representantes, lo cierto es que muchas de
las decisiones del Estado no han contemplado los intereses del pueblo sino más
bien intereses personales y comunes del grupo en el poder, por lo que la puesta
en marcha de consultas ciudadanas trae una reconfiguración en la democracia
implementada en México y a su vez en la hechura, implementación y evaluación
de las políticas públicas.

Las consultas ciudadanas implementadas y la cotidianidad con la que pretenden


hacerse por parte del actual gobierno, nos permite observar una posible
reconfiguración de la democracia representativa a una participativa o por lo menos
con una mayor presencia de esta última en nuestro país, y ante esto
cuestionarnos: ¿Qué retos surgen de esta posible reconfiguración? ¿Es lo mejor
aun cuando algunas decisiones requieran conocimientos técnicos
especializados? ¿Teóricamente es la mejor forma de representar los intereses del
pueblo?