Está en la página 1de 13

UNIVERSIDAD ESTATAL PENÍNSULA DE SANTA ELENA

FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES

CARRERA DE GESTION SOCIAL Y DESARROLLO COMUNITARIO


EPISTEMOLOGIA DE LAS CIENCIAS SOCIALES
TEMA:
ANTROPOCENTRISMO O HUMANISMO Y REALISMO

AUTORES:
MACIAS ROMINA
REYES MARCOS
SANTOS HUGO
ORRALA CAROLINA

CURSO:
Gestión Social ½

DOCENTE:
Econ.Lilibeth Orrala

LA LIBERTAD – ECUADOR

2019
ANTROPOCENTRISMO Y HUMANISMO

La palabra humanismo proviene de la voz humanus (que quiere decir humano) y de –ismos, que en
griego hace referencia a una doctrina, movimiento o escuela.

El humanismo se considera un movimiento filosófico, cultural e intelectual que se desarrolló


primeramente en Italia en el siglo XIV junto al Renacimiento. Luego, se extendió al resto de Europa
enfrentándose a las influencias de la Iglesia Católica que se habían impuesto durante la Edad Media.
El humanismo resalta las cualidades del ser humano y no recurre a ninguna religión. El humanismo
parte de la idea de renovar la cultura, de cambiar la concepción del ser humano y retomar las bases
antiguas para resurgir como una sociedad nueva y más cercana a la humanidad. Durante este
movimiento se dieron varios cambios importantes para el desarrollo de la historia de la humanidad,
comenzado por un paso del teocentrismo al antropocentrismo.

El antropocentrismo es la doctrina que en el plano de la epistemología, sitúa al ser humano como el


centro de todas las cosas y en la ética de defender los intereses de los seres humanos, así como la
naturaleza humana, su condición y su bienestar entendidos como distintos y peculiares en relación
a otros seres vivos. Surge a principios del siglo XVI, entrando ya a la Edad Moderna, y reemplaza al
“teocentrismo”.

Etimológicamente la palabra antropocentrismo es clara: está compuesta de dos términos, uno


griego y el otro castellano, “Anthropos” es griego y quiere decir “hombre” en el sentido genérico de
“ser humano” (el específico “varón” se dice “andros”) y la segunda parte deriva del término latino
“centrum”, es decir antropocentrismo se refiere al ser humano considerado como centro.

Como ejemplo podemos poner a Don quijote de Miguel de Cervantes, que es una novela
antropocéntrica, dado que su protagonista cree vehementemente que puede trazar su propio
camino y ser quien quiere ser. No hay muchas referencias a Dios en la novela; en cambio se centra
el poder del hombre.

¿QUIÉNES FUERON LOS QUE POSTULARON LA IDEA?


 DANTE ALIGHIERI(1265-1321) :Para ilustrar la figura de Dante, además de su biografía, nos
ha parecido interesante incluir al final de la misma y a modo de complemento, la "Sinfonía
de la Divina Comedia de Dante", compuesta por Franz Listz, inspirada en la inmortal obra
de la que toma el nombre. Fue estrenada en Dresde en 1857 y esta dividida en dos
movimientos, infierno y purgatorio, concluyendo con un magnificat -sublime- para coro de
voces femeninas. Una audición recomendada, relativamente poco conocida y evocadora de
la genial obra renacentista.
 Petrarca, (1304-1374): figura tanto en la historia del pensamiento como en la literatura. En
él ya podríamos encontrar al modelo del “humanista” que se puede caracterizar por su amor
al mundo y a los autores de la Antigüedad. En el umbral de esta nueva era, Petrarca
proclamaba la vocación del futuro de esta manera: Este sueño del olvido no durará para
siempre: después de que la oscuridad se haya disipado, nuestros nietos podrán regresar al
puro resplandor del pasado. Como vemos Petrarca tenía clara la consciencia de una larga
ruptura tras la caída de Roma. Esto lo combinó con la fiera determinación de alcanzar de
nuevo la perfección de los antiguos: la recreación del mundo clásico sería formidable
novedad y el ideal de lo moderno.
 Giovanni Boccaccio, (1313-1375) reconocido escritor y humanista. Es uno de los padres,
de la literatura en italiano. Compuso también varias obras en latín y autor del celebre
Decamerón. estableció un marco de referencia narrativo. La obra comienza con una
descripción de la peste bubónica, lo que da motivo a que un grupo de siete jóvenes mujeres
y tres hombres que huyen de la plaga se refugien en una villa en las afueras de Florencia.
Para pasar el tiempo, cada miembro del grupo cuenta una historia por cada una de las diez
noches que ellos pasan en la villa, lo que da nombre al libro. De esta manera se relatan las
cien historias en total. Además, cada uno de los diez personajes se nombra jefe del grupo
por cada uno de los diez días alternadamente. Este liderato se extiende a dictar el contenido
de las historias para ese día, de modo que haya una organización temática de los cuentos.
El Decamerón es una obra distintiva, en el que describe en detalle los aspectos físicos,
psicológicos y los efectos sociales que la peste bubónica había en esa parte de Europa. Los
temas son casi siempre profanos, van desde «historias de mala suerte que inesperadamente
cambian hacia felicidad, hasta historias considerablemente más interesantes de «mujeres
que juegan engaños con sus maridos». Cada día también incluye una breve introducción y
una conclusión, que describen otras actividades diarias del grupo, además del relato de
historias. Estos interludios del cuento incluyen con frecuencia las transcripciones de
canciones populares italianas en verso.

 Nicolás Maquiavelo,(1469-1527) a quien se le atribuye la invención de la dictadura


moderna y fue el primero en usar la palabra estado en un sentido moderno.Este teórico
político argumentaba que la política nada tenía que ver con la moral, la ética o la religión y
que el progreso depende de la acción del hombre y no de la intervención divina. Aplicando
este pensamiento en la actualidad lo encontramos como la intención de tener un estado
laico, que consiste en separar y no dejar que la religión intervenga en el estado. Sin embargo
en la actualidad si se busca la moral y la ética en el estado.Para Maquiavelo, el hombre es
por naturaleza perverso y egoísta, solo busca su seguridad y aumentar su poder ante los
demás. Por ello es que mediante su libro “El príncipe” busca enseñar cómo puede un
príncipe ejercer su poder para tener un estado fuerte y bien consolidado. Estas enseñanzas
son tomadas ahora como innecesarias ya que el estado que plantea Maquiavelo es un
estado duro y no busca el bien común.En conclusión, puedo afirmar que Maquiavelo sin
duda dejo un gran aporte como pensamiento político, sin embargo estos no son los más
adecuados para ser utilizados en la actualidad ya que nos dice que “El fin justifica los
medios” y pues considero que el único fin que debe tener el estado es servir, proteger al
pueblo, no buscar un beneficio propio y dejar claro que no todos los medios son justificados.
 Torquato Tasso (1544-1595) Su primera obra, el poema caballeresco Reinaldo (1562),
marca el paso de la imitación de Ariosto a una concepción más original de la poesía. En 1573
montó para una fiesta cortesana una representación de Aminta, fábula pastoril que se
publicó en 1580. La redacción de su obra maestra, el poema épico Jerusalén libertada, fue
iniciada en 1559, y cuando creyó haberla finalizado, en 1575, el poema le pareció poco
ortodoxo y lo envió a Escipión de Gonzaga para que lo examinase.Empezó entonces una
época crítica para el poeta, en la que trataba de salvar la libertad de su temperamento
frente a las limitaciones que le imponían los críticos aristotélicos clásicos. Su vida fue desde
ese momento una alternancia trágica de períodos de locura y momentos de lucidez: llegó
incluso a rehacer el poema con el título de Jerusalén conquistada (1593), muy inferior al
original. Su situación se fue agravando, y sus violencias, injurias y extravagancias obligaron
al duque Alfonso II a hacerlo encerrar en el asilo de Santa Ana, en el que permaneció durante
siete años (1579-1586). Después de residir en Mantua, Roma y Nápoles, cuando iba a ser
coronado poeta en el Capitolio, murió en el convento de Sant'Onofrio. Es autor, además, de
la canción A las princesas de Ferrara, escrita durante su reclusión en el asilo; de la tragedia El
rey Turismundo (1587); de unos Discursos sobre el arte poética (1566) y Discursos del
poema heroico (1595); y de una colección de Versos (1593), que representan el último gran
momento de la poesía italiana del Renacimiento.
 Baldassare o Baltasar Castiglione(1478-1529) Humanista y político italiano. Recibió una
educación humanística en Milán. Vivió en la corte de Ludovico el Moro, de los Gonzaga y de
Guidobaldo de Montefeltro. Fue embajador en Roma con León X y trabó amistad con Rafael
y con Miguel Ángel. Enviado a España por Clemente VII para tratar con Carlos V, el
emperador lo acogió cuando cayó en desgracia en la corte pontificia y le concedió el
obispado de Ávila. Escribió poesías líricas en lengua vulgar y poesías latinas. Su obra más
importante es El cortesano (1528), cuya influencia sobre la literatura europea de la época
fue considerable. El Cortesano (1528) égloga Tirsis (1506) preparó la representación de La
calandria, cuyo prólogo escribió (1513) Dialogo de Lactancio y un Arcediano Su obra no sólo
versa sobre el perfecto hombre de corte, sino las normas de conducta que atañen a un ideal
de hombre total, tomando en cuenta, el canon físico, moral, cultural, y hasta literario que
refleja un código de comportamiento del hombre superior. Muestra un gran aprecio por la
mujer que era raro en ese entonces. Fue un escritor que supo mantener sus contactos, lo
que en alguna ocasión le puso en aprietos, pero fue eso mismo lo que lo impulso a escribir
en su obra la forma en que debería de comportarse un miembro de la corte. Me pareció
que fue un gran hombre y un libre pensador.
 Erasmo de Rotterdam,(1466-1536) fue el que mejor ilustró con su vida y obra el ideal
humanístico. Fue filólogo y publicó muchos textos clásicos; también fue moralista, teólogo
y consejero de príncipes. Llegó a ser sacerdote pero nunca practicó el sacerdocio: fue el
modelo de un laico. Estudió en París y aprendió latín y griego para llegar a las fuentes del
cristianismo primitivo y reformar la Iglesia. En 1501 escribe un manual para ser un soldado
del cristianismo, cómo debe vivir el cristiano en el mundo. Fue escrito para los laicos. En un
viaje a Londres, en 1509, escribe en latín el “Elogio de la Locura” donde hace una crítica a la
sociedad de su tiempo y alaba lo que critica. Es una especie de sátira social, escrita con estilo
irónico. Este libro lo hizo famoso en Europa. Según Erasmo la locura podía ser una fuerza
crítica, social y humana, capaz de construir utopías capaces de regenerar al hombre y a la
sociedad.
 Giovanni Pico della Mirándola, fue quien vio al hombre en un sentido más romántico. Según
él, Dios después de crear el mundo con seres de todos los niveles, sintió la necesidad de un
espectador de su obra. Por ello creó un ser aparte, el hombre, sin sitio ni nivel propios y,
colocándolo en medio del Universo, le dijo: Tú que no estás sujeto a ningún límite,
determinarás por ti mismo tu propia naturaleza, según tu libre voluntad, en cuya mano te
he puesto.
 Marsilio Ficino, dice que el hombre es el vicario de Dios en la Tierra, que usa, cultiva y
gobierna todo lo de este mundo. Así es una especie de Dios, nacido para regir, no tolera la
esclavitud, y es capaz de dar su vida por el bien de todos. El hombre pretende todas las
cosas y se transforma en todas las cosas, aun en el mismo Dios. Como vemos, para los
humanistas el hombre está situado por Dios para ser el dueño del mundo y para asemejarse
al mismo Dios: es por tanto la cabeza y el alma del universo.

Estudios del Antropocentrismo y humanismo.

El Renacimiento coloca al ser humano en el centro del mundo, con lo que se produce una
revalorización de su papel en el mismo y de la propia vida terrenal. La vida no sería desde esta
perspectiva un mero trámite, sino una ocasión para desplegar todas las potencias humanas. En este
contexto se desarrolla el humanismo, un movimiento inicialmente ligado al estudio de la cultura
clásica y más tarde convertido en una corriente artística e intelectual confiado en los valores y las
grandes capacidades humanas.

En el contexto del humanismo se subrayará el individualismo, haciéndose hincapié en el carácter


único de cada ser humano y destacándose el valor creativo y la genialidad. El énfasis en la libertad
humana y su protagonismo moral serán dará lugar a polémicas en torno a la capacidad humana para
la salvación y el papel que en la misma juega la gracia divina.
Precisamente por eso hablamos de un «renacimiento» del humanismo de la Antigüedad. No
obstante, el Renacimiento se caracterizaba aún más por el «individualismo» de lo que se habían
caracterizado las sociedades de la Antigüedad. No sólo somos personas, también somos individuos
únicos. Esta idea podía conducir a un culto al genio. El ideal llegó a ser lo que llamamos «un hombre
renacentista», expresión con la que se designa a una persona que participa en todos los campos de
la vida, del arte y de la ciencia. Esta nueva visión del hombre también se manifestaba en un interés
por la anatomía del cuerpo humano. Se volvió a disecar a muertos, como se había hecho en la
Antigüedad, con el fin de averiguar la composición del cuerpo. Esto resultó ser muy importante
tanto para la medicina como para el arte. En el arte volvió a aparecer el desnudo, tras mil años de
pudor los hombres se atrevieron a ser ellos mismos. Ya no tenían que avergonzarse.

Origen

El antropocentrismo surgió a comienzos de la Edad Moderna. En la transición de la Baja Edad


Media a la Edad Moderna, en el siglo XVI las civilizaciones habían evolucionado en los ámbitos ético,
moral, judicial y filosófico.

El conocimiento de las filosofías de antiguas civilizaciones junto a las investigaciones científicas


sobre el origen del ser humano, llevaron a la sociedad de la época a poner en duda el teocentrismo,
doctrina dominante hasta el momento.

El resultado de lo anterior fue un hombre con una nueva mentalidad, un esquema mental que
posiciona al ser humano como ser supremo y considera que la razón, y no la fe, debe ser la única
guía de los pasos humanos.
Esta idea revolucionó todas las creencias de la época. Dio paso a una doctrina basada en el hombre
como ser independiente de los mitos e historias religiosas y bíblicas que, hasta el momento,
forzaban a la sociedad a realizar determinados actos o a mantener determinada conducta.

Características

La principal característica de la doctrina antropocéntrica es que es el ser humano, y no Dios, quien


está situado en el centro de pensamiento.

Como resultado de esta transformación de pensamiento se pueden apuntar algunas características


propias de la sociedad de la época:

Plena confianza en el ser humano

Se confiaba plenamente en todo lo que fuera creación humana y en su capacidad para dominar el
entorno.

Ejemplo de ello son las iniciativas exploratorias de la época, como el descubrimiento de América y
la apertura de nuevas rutas comerciales, así como obras como Don Quijote de Miguel Cervantes, en
la que el protagonista está completamente seguro de que puede ser quien quiere ser; se siente
invencible.

Gloria y prestigio personal como fin último

Valores como el prestigio, la fama, la gloria o el poder se rescataron y fueron considerados


ambiciones que agregaban valor al ser humano.

A diferencia de lo que ocurría en la época medieval, el comercio y el enriquecimiento eran bien


vistos por la sociedad. Este cambio de visión fue fundamental para el posterior nacimiento de
la burguesía y del capitalismo.

Clasicismo

La tradición grecorromana era altamente valorada durante este período. En el ámbito intelectual,
algunos autores con fuerte influencia en este período fueron Platón, con su idealización
estética; Aristóteles, con su lógica; y Plutarco.

En términos artísticos, se retomaron pautas abandonadas durante la Edad Media. Por un lado, se
recuperó el uso de desnudos en la pintura y la escultura; por el otro, se sustituyó la figura de la
virgen católica por la de la Venus grecolatina, que representa feminidad, amor, sensualidad y
belleza.

Mayor optimismo

Existía una mayor preocupación por la vida terrenal y los placeres que ofrece. Se impuso la idea de
que el ser humano debía gozar del aquí y ahora (carpe diem). El mundo dejaba de ser un lugar de
tránsito y pasaba a ser un lugar para ser disfrutado.

Razón y ciencia tienen especial valor

Se aplicaba la racionalidad a todo objeto de estudio, dejando de lado las creencias religiosas. Se
buscaba entender el mundo desde una visión analítica basada en el estudio y la observación.
Bajo esta visión surgieron muchas de la ciencias que conocemos hoy, como la anatomía, la física, la
biología, la astronomía, entre otras.

Un ejemplo de las contradicciones que generó en la sociedad este nuevo paradigma fue el
enfrentamiento que tuvo Galileo Galilei por afirmar que la Tierra no era el centro del sistema solar.

Explosión artística impulsada por el mecenazgo

La aparición de personas con poder y dinero suficiente para brindar apoyo económico e influencia
a artistas, impulsó considerablemente la producción artística de la época. Una familia reconocida
por su apoyo al desarrollo artístico en Italia son los Médici.

Proliferación de universidades

Con la finalidad de expandir y afianzar el pensamiento humanista, proliferaron grandes escuelas por
toda Europa.

CARACTERÍSTICAS DEL HUMANISMO

1. Uno de los rasgos distintivos más conocidos y destacados del humanismo es su interés por lo
"antiguo", por lo clásico, interés en el que predomina el punto de vista de la investigación filológica.
Este interés provoca el desarrollo de la perspectiva histórica en el acercamiento a otra cultura, por
que se puede afirmar que con el humanismo se consolida la historicidad como clave del
pensamiento europeo. La Torre inclinada de Pisa, que es el campanario de la catedral, comenzó a
construirse en 1173, segun diseño atribuido a Guglielmo y Bonanno Pisano. La torre alcanza una
altura de 55,7 metros, con 294 escalones.

2. A diferencia de lo que ocurría en la edad media, donde el hombre era considerado


fundamentalmente desde una perspectiva teológica, los humanistas valorarán el hombre desde una
perspectiva mundana, no-divina, es decir, el hombre será visto como un ser natural e histórico. La
religión, aparte de su función redentora, es considerada ante todo en su función civil. Así, tanto la
religión como la tolerancia religiosa son instrumentos válidos para asegurar el ideal de la paz civil.
La creencia en la unidad última de todas las religiones es afirmada, consecuentemente, desde esta
caracterización.
EL REALISMO
Se conoce con el nombre de Realismo al movimiento cultural, propio de una sociedad burguesa, a
la que no le agradan las fantasías idealistas románticas. No se puede establecer una separación
tajante entre Romanticismo y Realismo, en un principio se puede considerar que el Realismo surge
por depuración de los elementos románticos más idealistas.

El Realismo se desarrolla en Europa desde 1830 hasta los últimos años del siglo XIX. En España el
desarrollo de este movimiento es más tardío. En literatura se inicia en el año 1870, con la publicación
de la novela La Fontana de Oro, de Benito Pérez Galdós.

La novela realista se considera el género más adecuado para reflejar la realidad en su totalidad. Sus
rasgos son:

 Verosimilitud: Las obras se basan en la experiencia cotidiana y los protagonistas y ambientes


son creíbles.

 Didactismo: Con frecuencia los autores aprovechan la novela para dar una lección moral o
social (novela de tesis).

 Narrador omnisciente: El narrador sabe lo que va a suceder, conoce los más ocultos
pensamientos de sus personajes e interviene directamente en la obra juzgando hechos y
personajes.

 Estructura lineal: Los hechos suelen narrarse por orden cronológico.

 Descripciones minuciosas: Se describen con todo detalle los espacios (interiores o


exteriores) y los personajes.

 Aproximación del lenguaje al uso coloquial: Se prefiere un estilo claro y sencillo. En los
diálogos los personajes se expresan de acuerdo a su condición social o a su psicología.

¿QUIÉNES FUERON LOS QUE POSTULARON LA IDEA?

Los siguientes autores son reconocidos a nivel mundial por el impacto que generaron sus obras,
cada uno conlleva un estilo propio donde representan lo habitual de manera objetiva.

1- Gustave Flaubert – Francia

Gustave Flaubert es un reconocido escritor francés, nacido el 12 de diciembre de 1821. Es


considerado uno de los mayores novelistas en la literatura del siglo XIX. Entre sus obras destaca
Madame Bovary, por ser una novela revolucionaria, realista y controversial. En ella, no solo se
presentan detalladamente los factores psicológicos de los personajes, sino también una fuerte
crítica a la sociedad francesa desde la vida cotidiana del pueblo de Yonville. Sin embargo, su obra
no quedó exenta de la reacción negativa por parte de la sociedad de la época, que lo llevó a juicio
por inmoral y poco ético. Por fortuna, la sentencia de la corte dictó a su favor. Falleció el 8 de mayo
de 1880.

2- Henrik Ibsen – Noruega

Henrik Johan Ibsen nació en Noruega el 20 de marzo de 1928 y falleció del 23 de mayo de 1906, a
los 78 años. Fue un poeta y dramaturgo noruego. En sus obras cuestionaba los valores, los modelos
familiares, los problemas sociales de su época y los convertía en argumento de debate. Algunas de
sus obras que aluden al realismo socio-crítico son Casa de muñecas (1989), Espectros (1881) y Un
Enemigo del Pueblo (1882).

3- Alexandre Dumas hijo – Francia

Nació el 27 de julio de 1824 y murió el 27 de noviembre de 1895. Fue un reconocido escritor francés,
sus experiencias de vida determinaron su pensamiento y estos los trasladó a sus escritos. Sus
novelas y obras teatrales como La Dama de las Camelias (1848), tuvieron muchísimo éxito por sus
enseñanzas morales y su gran escrutinio a las denuncias sociales. En especial, abogaba por los
derechos de los niños y de la mujer.

4- Henry James – Estados Unidos

Henry James (1843-1916) fue un americano cuyos relatos y novelas estuvieron cargados por una
gran tensión psicológica. Estudió Literatura y se caracterizó por proveer a los personajes con una
nueva concepción de fuerza que giraba en torno al mundo interior. Su obra más importante fue El
Arte de la Novela. Sin embargo, la recepción no fue del agrado de la audiencia, hasta ahora.

5- Guy de Maupassant – Francia

El escritor francés (1850-1893) representa a principios del siglo XIX una imagen real de la
cotidianidad, con personajes llenos de problemas y prejuicios sociales. Con tan sólo 10 años dentro
de producción literaria dejó una gran basta colección de obras con más de seis novelas, 300 cuentos,
varios volúmenes de crónicas periodísticas, etc. Su lenguaje optaba por uno coloquial y crítico, bajo
el minucioso concepto de la verdad donde lograba representar la objetividad de su alrededor

6- Stendhal – Francia

Escritor francés cuyo nombre real era Marie-Henri Beyle, pero fue conocido por su psudónimo
Stendhal. Representó al hombre dentro de una sociedad en constante evolución y coartado por los
acontecimientos económicos y políticos. Armancia (1826), Rojo y Negro (1830) y La Cartuja de
Parma (1839), son solo algunas de sus obras.

7- Dostoievski – Rusia

Fedor Dostoievsky (1821-1881) es uno de los representantes literarios del realismo ruso. Su
objetividad verídica, estudios psicológicos en cuanto al comportamiento de la vida y conflictos
humanos, poseen un incalculable valor estético. Sus novelas llevaron al lector a plantearse la
concepción humanista del mundo y a pensar en la renovación interior del hombre. Algunas de sus
obras son Crimen y Castigo, Los Hermanos Karamazov, Humillados y Ofendidos.

8- León Tolstói – Rusia


Lev Nikoláievich Tostói (1828-1910), es conocido por obras como Anna Karenina y Guerra y Paz,
novelas admiradas por los exponentes realistas. Reflejan un sentido de la diversidad en la sociedad
rusa de la época, al igual que las creencias y vivencias de los propios personajes.

9- Charles Dickens – Inglaterra

Charles Dickens (1812-1865) fue un sobresaliente escritor de la era victoriana. Se ganó la vida
escribiendo y poco a poco fue ascendiendo dentro de sus aspiraciones personales como escritor.
Siempre estuvo a favor de asociaciones caritativas que realizaran reformas sociales, y sobretodo,
estaba en contra de la esclavitud. Entre sus obras más destacadas se encuentran Oliver Twist,
Historia de dos Ciudades, Tiempos Difíciles y Un Cuento de Navidad. El sentimentalismo de sus
historias en contraste con la dureza de la cruel realidad, ayuda a denunciar una sociedad desigual,
que en nada le importaba las penurias de la clase baja.

10- Honoré de Balzac- Francia

Honoré de Balzac (1799-1850) es valorado por muchos como el fundador de la novela realista. En
sus obras se distingue la incansable reflexión en la representación de la sociedad francesa.Su primer
gran éxito de ventas y novela más famosa fue Eugenia Grandet (1833).

ESTUDIOS DEL REALISMO

Uno de los temas principales que ha tratado la filosofía desde su inicio es la existencia y cómo el ser
humano la percibe.

Hay multitud de escuelas con teorías diferentes: desde el idealismo hasta el instrumentalismo,
pasando por el realismo.

La diferencia fundamental entre estas teorías es cómo conciben la ontología (si el mundo externo
al hombre existe independientemente) y la gnoseología (si ese mundo externo puede ser conocido).

El realismo pretende contestar a esas cuestiones y lo hace de una manera muy alejada de los
filósofos que ponen por delante la idea de los objetos frente a su existencia real, y de aquellos otros
que opinan que la materia es inexistente si el ser humano no la percibe.
Para resumir el contenido del pensamiento realista, se puede afirmar que es la corriente filosófica
que cree que todos los objetos materiales tienen existencia propia, sin importar su relación con el
hombre.

Características

Los puntos fundamentales para entender el realismo filosófico se encuentran contenidos en la


máxima de que los objetos son reales más allá de que alguna persona los esté observando. Y el ser
humano conoce esa realidad a través de sus sentidos.

En cuanto al ámbito del conocimiento, tema también importante en esta corriente, se establece que
el individuo es pasivo.

Esto implica que cada persona es una especie de vasija vacía que se va llenado con conocimiento.
Lo importante es lo que se aprende, no las circunstancias de las personas.

Ramas principales dentro del realismo filosófico

Realismo ingenuo

Este tipo de realismo no se plantea ninguna cuestión sobre el conocimiento. Para los seguidores de
esta corriente lo que se observa o se percibe es lo que existe, incluidas las particularidades propias
de cada objeto.

Realismo crítico

Aunque coincide en algunas cosas con los anteriores, no piensa que la realidad sea en su totalidad
tal y como la perciben los sentidos.

Para ellos, cada persona aporta parte de su subjetividad a cada objeto. Destacan autores como Roy
Bhaskar o Rom Harré

Realismo moderado

Es el que se impone durante la Edad Media y, tal y como se explicaba previamente, cree en la
existencia de los universales, aunque no como algo material, sino como concepto mental.

Como autores se pueden nombrar a Sartre, Schopenhauer y, en algunos aspectos, Santo Tomás de
Aquino.

Realismo científico

En este tipo de realismo lo que prima es la importancia de la ciencia para alcanzar el conocimiento.
Así, la ciencia se tiene que encargar de describir la realidad, que existe como algo independiente de
las observaciones de cada individuo.

Esta es una corriente más moderna que las otras y se pueden destacar a filósofos como Mario Bunge
o el finlandés Ilkka Niiniluoto.

Realismo filosófico y la educación


Uno de los campos prácticos en los que más se ha tratado el realismo filosófico es en la pedagogía.
En la búsqueda del mejor sistema educativo posible, se ha tratado de usar esta corriente de
pensamiento para que los jóvenes aprendan mejor.

En las enseñanzas basadas en el realismo lo importante deja de ser el alumno y pasa a ser por
completo la materia a enseñar.

Todo el peso del proceso recae en el profesor, que debe explicar a sus pupilos las verdades que la
ciencia ha establecido; esto es, toda la realidad.

El alumno es una especie de jarra vacía que hay que completar con el conocimiento objetivo. No
toma en cuenta las particularidades personales de cada uno, por lo que no es una enseñanza
individualizada.

ORIGEN:

El Realismo surgió en la Francia de la primera mitad del siglo XIX tras la revolución burguesa de 1848.

BIBLIOGRAFIA:

https://www.lifeder.com/antropocentrismo/

Filosofia.org. Realismo medieval. Obtenido de filosofia.org

Maris Vázquez, Stella. La Filosofía de la Educación. Recuperado de ciafic.edu.ar