RELACIÓN DE LAS NEGOCIACIONES LLEVADAS A CABO DESDE EL SIGLO XIX SOBRE LA CONTROVERSIA POR EL SECTOR DE NAHUATERIQUE ENTRE LOS

ESTADOS DE EL SALVADOR Y HONDURAS
INTRODUCCIÓN La zona de Nahuaterique es uno de los seis sectores fronterizos, históricamente en controversia entre los estados de Honduras y El Salvador. A partir de 1861, dichos estados iniciaron un proceso de delimitación fronteriza en el cual, a medida se sumaban etapas de negociaciones, iban quedando sectores sin delimitar, entre ellos y junto a cinco más, el de Nahuaterique. (Ministerio de Relaciones Exteriores, 1992, pág. 114 ss.) En la segunda mitad del siglo XX, al retomarse las negociaciones, ahora por medio de una mediación (1977-1980) estos sectores no delimitados pasaron a conformar los puntos de mayor disputa, al carecer de una resolución definitiva a la cual pudiese hacerse referencia. Al publicarse el Tratado General de Paz entre de 1980 entre los estados de El Salvador y Honduras, los sectores limítrofes sin definir pasan a conformar la llamada frontera no reconocida entre los países litigantes. Esto es, constituían interrupciones sobre la línea fronteriza tradicionalmente admitida por ambos países Según la terminología hondureña estos sectores son: a) b) c) d) e) f) Tepangüisir. La Montaña de Cayaguanca. Sazalapa y La Virtud. Naguaterique o de Naguaterique y Colomoncagua. Dolores. Goascorán.

Pese a los intentos de arreglo que por medio de varias fases de negociaciones, desde 1861 a 1972 llevaron a cabo ambos países, los seis sectores mencionados quedaron establecidos en el Tratado de Paz de 1980 como zonas en disputa. Es más, de manera inicial, la negociación de 1861 trató únicamente de los sectores Nahuaterique y Dolores. Los demás se sumaron como sectores de disputa en 1890 exceptuando Goascorán que salió a relucir tardíamente en 1972. Es así que el mismo proceso histórico de configuración fronteriza entre ambas repúblicas también fue construyendo un proceso complementario de controversia por, durante el cual, a medida avanzaba el tiempo, se ampliaban las pretensiones territoriales a partir de los dos puntos iniciares. Ante la controversia, el 24de Mayo de 1986, se firma en Esquipulas un compromiso en el cual las partes solicitan a la Corte Internacional de Justicia que delimite la línea de frontera en las zonas en disputa , recurriéndose a incorporar el criterio del estudio histórico de la región al ya utilizado criterio geográfico. (Ibid. Pag 121).

son los mismos que prevalecían en los tiempos de la dominación española a la provincia de Hondurasy que ésta ha conservado al momento de la proclamación de su independencia y pasó a formar un Estado de la Federación de Centroamérica. (Ibid. (Ibid. es durante la realización de este mismo deslinde. 129). la nota enviada por El Salvador hace referencia a la disputa o cuestión sobre límites de los ejidos entre los pueblos de Perquín y Arambala en El Salvador y Jocoara en Honduras . por los señores Sancho y Alvarado. (Ibid.Por parte del Gobierno de la República de Honduras. estos mismos agrimensores actuarán como comisionados. Los límites de nuestra República que Ustedes deben hacer prevalecer. 128). el criterio histórico ha había sido manejado en las negociaciones realizadas desde el siglo XIX. FASES DE NEGOCIACIÓN SOBRE EL SECTOR DE NAHUATERIQUE Y COLOMONCAGUA EN EL SIGLO XIX El proceso histórico de negociaciones entre los Estados de El Salvador y Honduras sobre las tierras de conflicto en el siglo XIX pasó por varias fases. Estas se llevan a cabo entre junio y julio de 1861 en la Montaña de Mono y luego en junio de 1869 en la montaña de Nahuaterique. Esto es puesto de manifiesto por las Instrucciones dadas al delegado hondureño para las negociaciones del 4 de mayo de 1880: 2. Hacia 1869. Pag. Sin embargo. Pag 122). . Estas son: a) Negociaciones de 1861-1869 Se inician a raíz de una nota enviada por El Salvador. Es así que la primera controversia limítrofe surgida en la zona es entre comunidades indígenas locales. ahora facultados por sus respectivos estados para demarcar de una manera clara y terminante la línea divisoria de una y otra república. durante las cuales se fueron sumando y definiendo las posturas e intereses por ambos lados. En primer lugar. y que de manera inicial. que el problema limítrofe entre los pueblos de la zona no es abordado por ambos Gobiernos como un problema de territorio entre estados sino entre pueblos. Con ello. los gobiernos tuvieron a bien nombrar a dos agrimensores para que efectuaran el respetivo deslinde entre las tierras ejidales de dichos pueblos. que sale a relucir la problemática de territorios estatales ante la cual los agrimensores contratados no tienen potestad para solucionar y es entonces que deciden elevar la problemática a sus Gobiernos. En consecuencia Ustedes se esforzarán para recoger toda la información y las referencias jurídicas sobre este caso. En esta primera fase se ponen de manifiesto las primeras inquietudes limítrofes entre los estados. el 14 de mayo de 1861 proponiendo las negociaciones sobre tierras fronterizas en disputa entre comunidades locales. y esos documentos deberán tenerse a la vista para resolver todas las dificultades. Ante tal situación.

al realizarse la agrimensura. necesariamente. había territorio que tradicionalmente había sido considerado por arambalas y perquines como propios. al independizarse en 1821 fueron reconocidas como fronteras entre los estados incipientes. b) Negociaciones de 1880. 1992. siendo el Mal Paso de Similatón (Cabañas) el lugar desde el cual. parte de las tierras de los pueblos de Arambala y Perquín quedaban en territorio hondureño (Jocoara) y parte del pueblo hondureño de Yarula. dicha intención recoge también el germen de la problemática al tener un carácter provisional hasta que los Gobiernos determinasen lo más conveniente para evitarles las discordias en que viven y han vivido desde tiempo inmemorial. Dicha frontera colonial consistía. inician las discrepancias hasta llegar a los linderos de Colomoncagua en Honduras. si se han atribuido tierras en otras provincias a dicha comunidad. en sentido Este-Oeste. En la Memoria del Gobierno de Honduras esta problemática es recogida de la siguiente manera: que los límites de las tierras de una comunidad indígena no coinciden. Sin embargo. en territorio hondureño. como se acredita con sus títulos . pues aquellos pueden ser distintos de estos. Esta distancia es la que abarca el sector de Nahuaterique. El criterio que se pretendió utilizar para delimitar este sector por los señores Sancho y Alvarado fue el límite entre las antigua provincias coloniales. Este río atraviesa los pueblos de Arambala y Perquín. Los ahora delegados por ambas partes. los delegados recomendaron que la división de tierras ejidales llevada a cabo por los estados no afectara los derechos de posesión que las comunidades tuviesen sobre las mismas. 129). según los documentos solicitados por los delegados a las autoridades españolas. pudiendo éstas hacer uso de ellas según lo tenían acostumbrado. De esta forma. es rechazado por El Salvador al iniciar las negociaciones de 1880. De igual forma. Ante la incomodidad de los habitantes de las comunidades fronterizas al ver que la agrimensura de los delegados estatales trastocaba los límites tradicionales de sus pueblos. se hace reporte de que la comunidad hondureña de San Juan de Yarula era propietaria de tierras en las localidades salvadoreñas de Joateca y Masala. (Ministerio de Relaciones Exteriores. El antiguo acuerdo de división según el curso del río Negro. señores Letona y Cruz se encargan de recoger el desacuerdo entre las partes. en el curso del río Negro que en lengua indígena se llama Quiaguara . mismas que. si la delimitación de los estados se basaba en el criterio colonial del río Negro como división entre las provincias (Comayagua y San Miguel). con lo límites del territorio estatal donde se halla esa comunidad.La problemática radica en que. en territorio salvadoreño. la problemática fronteriza entre los estados en una elevación de los problemas locales ya existentes en la región para ese entonces. Por tanto. Esta problemática es el centro de las negociaciones de 1861 y 1869 sobre el subsector de Nahuaterique. . pág.

fracasan debido a un aparente cambio de argumentación por la República de El Salvador con respecto a los criterios expuestos en 1869. el las ex provincias convertidas ahora en estados. Si bien. se firmó en El Salvador una convención para el arreglo de la controversia. esta vez por medio del arbitraje del presidente de Nicaragua el General D. el Gobierno salvadoreño pretendía identificar su frontera estatal con las de los pueblos de Arambala y Perquín obviando la anterior consideración tenida por ambos estados en 1869. Dicha convención no se ratifica por el Congreso Nacional de Honduras y es rechazada por el mismo debido a que en ella eran satisfechas las pretensiones del estado salvadoreño de basarse en las titulaciones de tierras de los pueblos de Arambala y Perquín para trazar la línea fronteriza entre ambos países. Luego de dos prórrogas de diez años cada una para la creación de dicha comisión.Las negociaciones de junio de 1880 llevadas a cabo en Saco. los estados retomaron las negociaciones en 1884. Siempre bajo la representación de los señores Letona y Cruz. (Ministerio de Relaciones Exteriores. Dicha convención es considerada como un tratado desigual por el Gobierno de Honduras. según la cual. debido al final del mandato del presidente nicaragüense. Joaquín Zavala. que si no solucionara el problema. sí contribuye a aportar una perspectiva importante para el estudio del conflicto. firmándose una convención el 19 de abril de ese mismo año. intereses superpuestos sobre el sector de Nahuaterique. esta segunda fase de negociaciones no aporta adelantos significativos a la resolución de la problemática. lo sometiera un arbitraje. primero el de los pueblos que lo reclaman y segundo. esto es: la separación entre la cuestión de los límites de tierras de las comunidades indígenas y la controversia sobre límites del territorio de las dos repúblicas . Es decir. marcará un antes y un después a lo largo de toda la historia del conflicto puesto que a este momento harán referencia las posteriores argumentaciones salvadoreñas. 135) El 19 de Enero de 1895. existen desde este entonces. El año de 1884. Ello lleva a un tercer intento de negociación. El nuevo basamento de las intenciones del gobierno salvadoreño se basarán de aquí en adelante en la identificación de los límites de las tierras ejidales y los límites territoriales de las dos repúblicas. Ahora. en las comunidades fronterizas del sector de Nahuaterique la problemática alimentaba un ambiente de deterioro de las relaciones sociales entre las comunidades involucradas. pág. 1992. una parte de las tierras de dichos pueblos habrían de quedar en territorio hondureño. la misma comenzó sus funciones hasta el 24 de mayo de 1916 pero sus trabajos se suspendieron el julio de ese mismo año. . c) Negociaciones de 1884 a 1916. Mientras tanto. Sin embargo. este arbitraje no logra llevarse a cabo. esta vez recurriéndose a la creación de una Comisión Mixta de Límites.

no se realiza una revisión de la zona disputada. Del seno de dicha comisión surgieron propuestas conciliatorias que no fueron aceptadas por las partes en 1985. el Gobierno de Honduras se ha basado en el principio del uti possidetis iuris que en latín significa. en aquel entonces Provincia de San Miguel. Entre 1916 y el conflicto armado de 1969. Dicho principio fue el acordado desde 1821 para delimita las antiguas provincias españolas de Centroamérica. Wikipedia. el Gobierno de Honduras propuso el examen del título de tierras concedido a la comunidad de indios de Jocoara (Santa Elena). el proceso entra en una nueva fase en la cual el inicio de los trabajos de la Comisión Mixta de límites El Salvador. Y dado que este reconocimiento se lleva a cabo. lugar sin disputa.org). de forma inequívoca. en el momento inicial de la controversia. Tras el conflicto armado de 1969. Para acceder al conocimiento de los territorios históricamente ocupados por los pueblos del sector en disputa. la línea fronteriza se dirige al mojón de Las Pilas y luego. la Memoria del Gobierno de Honduras presentada ante la Corte Internacional de Justica en 1988 expone: Las actuaciones de 1776 evidencian que el límite entre las dos Provincias era el río Negro. 138) Para trazar esta propuesta de línea fronteriza. POSICIÓN DEL ESTADO DE HONDURAS SOBRE EL SECTOR DE NAHUATERIQUE El sector de Nahuaterique está delimitado al Este por el mojón del Malpaso de Similatón (Cabañas). esta conclusión obtenida de los documentos de período colonial se corrobora. en la provincia de Comayagua 17 de Diciembre de 1776 tras un litigio con los indios del pueblos de Perquín Y Arambala. para el estado de Honduras. Con base en dicho documento. 1992. de acuerdo a derecho.Honduras es el logro más importante. tras la independencia en el expresado reconocimiento realizado por los comisionados de El Salvador en las negociaciones de límites entre las dos Repúblicas que tuvieron lugar en 1861 y el 1869. siguiendo el cauce del río Negro por el camino real hasta el mojón de El Carrizal. pág. confirmando los datos que aportan los documentos . Dicha Comisión es nombrada en el marco de la firma del Tratado de Paz de 1980 entre ambos estados.CONTROVERSIA SOBRE LA LINEA FRONTERIZA EN EL SECTOR DE NAHUATERIQUE ENTRE 1917 Y 1985. Luego. s bien ocurren acercamientos entre las partes para tratar al problemática de la delimitación. cerca del sector de Colmoncagua. (Ministerio de Relaciones Exteriores. Pero en segundo lugar. poseerás (es. como poseías.

la posesión que de ellas tenían los enunciados indios. en qué jusrisdicción se hallaban situadas y qué distaban del pueblo de aquellos indios (Ibid. 1992. cuánto tiempo había y qué distaban de su pueblo. y en su consecuencia declaro que se debe amparar a los naturales del citado pueblos de Jocoara en la posesión que han tenido (Ibid. Pag 139) El 8 de mayo de 1773. la postura del gobierno hondureño además de sustentarse en documentación colonial. El Título de Tierras dado a los habitantes de Jocoara en 1776. Fue expedido por el Juez Privativo del Real Derecho de Tierras de la Audiencia de Guatemala favor del común de indios del pueblo de Jocoara de la Provincia de Comayagua el 17 de diciembre 1776. en la que se hayan las tierras litigiosas. En ellas. se emite en Guatemala un fallo en el que se establece: Que los del pueblo de Arambala y Perquín no ha probado sus acción según y como probar les convenía y que lo han hecho suficientemente los del pueblo de Jocoara. también lo hace sobre las primeras consideraciones tenidas por los estados al iniciarse al negociaciones en 1861 y 1869. pág. 139) Se basó en un expediente iniciado en 1769 a raíz de una petición hecha por dicho pueblo par la medición de tierras realengas que poseían en Nahuaterique desde 1718 y a al cual se opusieron los indios de Arambala y Perquín. Los criterios utilizados por el Juzgado de Tierras de Guatemala para dirimir la problemática fueron: la certidumbre del paraje en que se hayan dichas tierras. 141) Para el Gobierno de Honduras los criterios utilizados para dirimir dicho conflicto son fundamentales en tanto que se reconoce desde aquel entonces a la tierra en litigio (Nahuaterique) como perteneciente a la Provincia de Comayagua.anteriores a 1821. (Ministerio de Relaciones Exteriores. son irrelevantes al los fines del presente escrito las posiciones posteriormente sostenidas por EL Salvador y contrarias a este doble fundamento. Reconocimiento de El Salvador en 1861 y 1869 del antiguo límite sobre el río Negro. mismas que fueron utilizadas en 1770 para el caso de aquel entonces. por el título de tierras de los habitantes de Jocoara de 1776 y por el límite trazado por el río Negro por otra. Dicho juicio también recoge declaraciones de testigos que reconocen estas tierras como pertenecientes a la Provincia de Comayagua y que se separan de la otra jurisdicción por el río Quiaguara o Cuyaguara (Negro). Doble fundamento constituido por una parte. jurisdicción de Comayagua. se reconocía por parte del gobierno salvadoreño que una parte del terreno de los Arambala y Perquines se halla . Como ya hemos visto.

para apaciguar las inquietudes de los pueblos locales convinieron. Sobre sus antiguos litigios se han superpuesto de manera siempre diferenciada. ALGUNAS CONSIDERACIONES SOBRE LAS COMUNIDADES INVOLUCRADAS. Pero nada recoge sobre las relaciones sociales a uno y otro lado del río Negro. según la postura del gobierno hondureño. La alta controversia centra su interés en los límites políticos y no en los culturales. Si no fuese así. que desde tiempos de la colonia recibía el flujo de migrantes temporales desde la Provincia de San Miguel (El Salvador) (Ibid.los intereses y conflictos de los gobiernos centrales de El Salvador y de Honduras aplicándose mecanismos de negociación que poco espacio les han dejado de participar y manifestarse. la montaña de Nahuaterique no son una frontera sino más bien lugares de confluencia entre pueblos políticamente periféricos.en territorio de Honduras sirviendo como referencia el cruce que el río Negro hace a través de los pueblos de Arambala y Perquín. Tanto Arambala y Perquín en El Salvador. el gobierno salvadoreño mantiene su postura de reconocer el curso del río Negro como línea divisoria entre los estados. Sobre la montaña de Nahuaterique la documentación jurídica expresa un territorio fértil para la siembra del maíz y de gran riqueza forestal. Quizá la única y burda referencia que sobre las relaciones entre pueblos del sector recoge la presente Memoria estudiada se a la que hace mención a las discordias en que viven [los pueblos indígena s en cuestión] y han vivido desde tiempo inmemorial como se acredita en sus títulos (pag 144). Los comisionados. Relaciones que claramente han existido indistintamente de la controversia iniciada por los estados ya en la segunda parte del siglo XIX. Cuando los señores Sancho y Alvarado hacen la agrimensura de los terrenos son también acompañados por habitantes del lugar que. En las negociaciones abiertas en 1869. y más aun. El conflicto entre estados se separa claramente y desde un inicio. la misma línea divisoria que trazaba el río Negro para las provincias en la época colonial se identifica con la línea que han de tener las repúblicas. siendo la aplicación el principio de uti possidetis iuris el criterio único y suficiente para dirimir el conflicto. . son comunidades indígenas para quienes el paso a la vida republicana del siglo XIX ha orillado. al parecer convienen en que parte de los terrenos ejidales de Arambala Y Perquín se pertenecen al territorio hondureño. en aquel entonces. se notaría que el río Negro.pag 141). que se mantuvieran las posesiones de los pueblos transfronterizos como tradicionalmente habían sido utilizadas pero dejando constancia que las mismas cruzaban los límites de una república a otra. como Jocoara en Honduras. para quienes pesa más el sentido identitario de comunidad local que de estados-nación. del conflicto entre comunidades indígenas locales. De esta manera.

Tegucigalpa. Caso Relativo a la Controversia Terrestre. . Insular y Marítima (El Salvador.Honduras). misma pudiese pertenecer a uno u otro estado pero sin que ello implique salir de su misma zona cultural? Y luego.Surge irremediablemente la pregunta: ¿Qué ha significado para estos pueblos el encontrarse viviendo en una tierra en litigio. Memoria de Gobierno de la República de Honduras. (1992). ¿Quiénes has sido los agentes que han ejercido histórica y efectivamente el uti possidetis juris? ¿Las Repúblicas o las comunidades locales? Trabajos citados Ministerio de Relaciones Exteriores.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful