Está en la página 1de 4

BUENA MADRE.

Re La Sim
Buena Madre, estoy aquí,
Sol Mim la7
quiero rezar, te quiero hablar.
Re La Sim
Buena Madre, has sido tú,
Sol Mim La7
con sencillez, creyente fiel.

Sol Re
En tu regazo quiero estar,
La
cerca de ti.
Sol Re
Como un pequeño te daré
Sim Sol La7
todo mi ser, acéptalo.

Re la7 sim sol re la7


BUENA MADRE, NUESTRA BUENA MADRE,
Re la7 sim sol re la7 sol solm re
BUENA MADRE, NUESTRA BUENA MADRE.

buena madre veo en ti


a la mujer llena de dios.
buena madre, por la fe
sabes vivir la oscuridad.

mira a tus hijos caminar,


buscando luz.
mira la angustia y el dolor,
danos tu fe acogenos.
TEN PIEDAD SEÑOR.

Lam Rem Lam


/:Ten piedad Señor, ten piedad,
Fa Mi Lam
Soy pecador ten piedad :/

Fa Do Mi
/:Y de mi Cristo apiádate contra ti yo pequé:/

Lam rem lam


/:Ten piedad Señor, ten piedad,
Fa MI Lam
soy pecador ten piedad :/

GLORIA.

GLORIA, GLORIA, GLORIA AL SEÑOR


GLORIA EN EL CIELO, GLORIA EN LA TIERRA

Te alabamos, Señor, te bendecimos,


te adoramos, oh Padre,
Dios y Rey Celestial

Eres Cordero de Dios, Hijo del Padre


Tú no perdonas y salvas,
nos ofreces tu amor

Tú solo Santo y Señor, Tú Jesucristo


Con el Espíritu Santo,
en la gloria de Dios.
PUES CONCEBIDA.

Re Fa#m La7 Re
PUES CONCEBIDA FUISTE SIN MANCHA,
Sol la Re
AVE MARÍA, LLENA DE GRACIA.

Re
Oh Virgen Madre,
Fa#m la Re
Nuestra abogada,
Sol La
Refugio dulce,
re
Firme esperanza.

2.
A ti suspiran
Todas las almas
Arrepentidas;
Oye sus ansias.

3.
Sois nube hermosa,
Llena y cargada
De aguas que nacen
Del mar de gracia.

4.
Aurora hermosa,
Luna sin mancha,
Sol refulgente,
Estrella magna.

5.
Cedro exaltado
Fecunda palma
Con cuyo fruto,
Sanas las almas.
OH VIRGEN SANTA

Do Fa do Lam
OH VIRGEN SANTA,
Do sol Fa
MADRE DE DIOS,
Sol7 Do
SOIS LA ESPERANZA
Lam Rem Do
DEL PECADOR. (2)

Sol fa do Rem do
Vuela suspiro del alma mía,
Sol Do Lam Rem Re
lleva a María mi ardiente amor,
rem Do sol7 Fa Do Rem Do
haz que me mande mi Madre amada
sol7 Do Lam Rem Do
una mirada de protección. (2)

Dile que has visto mi sufrimiento,


dile que siento mortal dolor,
que es su amor santo
mi ardiente anhelo
que es el consuelo del corazón. (2)

Somos cual nave que va perdida


y combatida del Aquilón;
mas tú nos llevas con rumbo cieno,
al feliz puerto de salvación. (2)

En tí ponemos nuestra esperanza,


todo lo alcanza tu intercesión;
hacia nosotros tu mano extiende,
benigna atiende nuestra oración. (2)