Está en la página 1de 2

Importancia de un buen clima laboral en el lugar de trabajo

Durante la primera semana de práctica en la central de alimentación del Hospital Luis Calvo
Mackenna, el objetivo principal era observar el funcionamiento e instalaciones de la central
y adaptarse a las labores diarias, lo cual ayudaría a poder ver las necesidades del recinto y
detectar temas específicos que llamasen la atención.
El propósito de esta primera reflexión es relatar sobre la importancia de un buen clima
laboral en el lugar de trabajo, ya que para este primer acercamiento se logra apreciar cierto
nivel de tensión en el lugar de trabajo, específicamente entre los dos nutricionistas de
producción, lo cual produce malos hábitos como tener una mala disposición al resolver
algún conflicto o hablar mal de la otra persona, en lugar de resolver sus diferencias para
poder lograr de mejor manera el objetivo del trabajo. Adicionalmente, se ha podido
observar que la relación entre nutricionistas y manipuladores es buena, pero se ve una falta
de interés de estos últimos a mejorar los procesos ya existentes o adquirir nuevos
conocimientos y responsabilidades para lograr una mejora continua de la central de
alimentación.
En el ámbito laboral es importante destacar la existencia de una buena ética institucional,
el cual se refiere a “conjunto de aspiraciones morales, normas, costumbres, creencias y
otros, que dan forma a la cultura organizacional de una institución” (Perales, 2008). La ética
institucional sirve para proteger la salud organizacional, contrarresta el estrés laboral,
favorece el desarrollo de la institución y se fundamenta en la solidaridad y la justicia.
Cuando la ética institucional está afectada una de las maneras de las cuales se puede
manifestar es a través del aumento de comunicación anómala o “chismes”, lo cual producirá
un aumento del estrés y tensión en el ambiente laboral (Perales, 2008). Por lo tanto, cabe
destacar el rol del nutricionista como imagen de líder en el lugar de trabajo que sea
promotor de una buena ética institucional, evitando conductas antiéticas como los chismes,
dando el ejemplo para el resto de los trabajadores, siendo transversal, independiente de la
jerarquía que tengan en el lugar de trabajo (Retana, 2014).
Además de lo anteriormente mencionado, también es importante que la gerencia, en este
caso, posicionado en la labor de los nutricionistas, tienen que ser entes de motivación en el
lugar de trabajo, teniendo como objetivo el buen clima laboral, el cual va a repercutir
directamente en el desempeño, bienestar psicológico y compromiso de los trabajadores
(Carr et al, 2003), haciéndolos participe en la toma de decisiones, en lugar de tener una
postura más autocrática a la hora de manejar personas, para lograr en los manipuladores
un sentido de pertenencia en el lugar de trabajo, motivando a las mismas personas a querer
seguir mejorando (Raineri, 2006).
A modo de conclusión, podemos entender que mantener una buena relación entre los
nutricionistas de la central y también con los manipuladores proporciona instancias de
mejoramiento del ambiente laboral y comunicación; la que se ramifica en resolución de
conflictos, instrucciones con base participativa, escucha activa, manejo del estrés en equipo
y una evidente sensación de bienestar, sumado a las buenas prácticas éticas que minimizan
cualquier acto de aislamiento y/o segregación sociolaboral que puede ser perjudicial para
el funcionamiento de la central que a la larga podría afectar en el desempeño del servicio
entregado a pacientes, funcionarios y la reputación de la institución.
Referencias
Perales Cabrera, Alberto. (2008). Ética institucional y estrés laboral. Acta Médica
Peruana, 25(1): 50-51. Recuperado en 18 de marzo de 2018, de
http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1728-
59172008000100011&lng=es&tlng=es.
Retana Carrera, Edwin. (2014). La ética, base esencial para un buen ambiente laboral. Ética
judicial, cuaderno 4, 3(1): 49-56. Recuperado en 18 de marzo de 2018, de
https://www.poder-
judicial.go.cr/eticayvalores/images/ConsejoNotables/Cuadernos/cuaderno04.pdf#page=4
9
Carr, J.Z., Schmidt A.M., Ford, J.K. y DeShon, R.P. (2003). “Climate perceptions matter: a
meta-analytic path analysis relating molar climate, cognitive and affective states, and
individual level work outcome”. Journal of Applied Psychology, 88(4):605-619.
Raineri B, Andrés. (2006). Estilos de dirección como determinantes del clima laboral en Chile.
Rev Abante, 9(1): 3-33. Recuperado en 18 de marzo de 2018, de
file:///C:/Users/sweet/Documents/U%20-%20Nutrici%C3%B3n/2018%20-%20Internado/S
AC/raineri.pdf

También podría gustarte