Está en la página 1de 15

Aborto legal

El aborto legal o médico es un modo de terminar un embarazo como una


alternativa a procedimientos quirúrgicos.

La administración de sustancias permiten que un aborto legal se realice hasta 49


días (7 semanas) después del último período menstrual.

Para un aborto legal, la edad gestacional debe ser determinada antes de que un
médico pueda administrar estas medicinas a una mujer embarazada.

Es el uso de ciertos medicamentos para terminar un embarazo. Los fármacos


ayudan a eliminar el feto y la placenta de la matriz (útero) de la madre.

Un aborto legal, médico o no quirúrgico, se puede hacer dentro de las 7 semanas


desde el primer día del último período menstrual de la mujer.

Se utiliza una combinación de medicamentos hormonales recetados para ayudar


al cuerpo a expulsar el feto y el tejido de la placenta.

El médico puede darle medicamentos después de llevar a cabo un examen físico y


hacerle preguntas respecto a su historia clínica.

Los medicamentos usados para terminar un embarazo precoz abarcan


mifepristona, metotrexato, misoprostol, prostaglandinas o una combinación de
estos medicamentos.

Hay varias razones por las cuales se podría considerar la posibilidad de un aborto
inducido:
 El feto tiene una anomalía congénita o un problema genético
 El embarazo es dañino para la salud de la mujer (aborto terapéutico)
 El embarazo se dio a consecuencia de un evento traumático como una violación o
incesto
 La mujer posiblemente no desea estar embarazada (aborto provocado)
Riesgos
Los riesgos del aborto legal o médico (no quirúrgico) abarcan:
 Sangrado continuado
 Diarrea
 Feto que no sale completamente del cuerpo, haciendo necesaria la cirugía
 Infección
 Náuseas
 Dolor
 Vómitos

Antes del procedimiento


La decisión de terminar un embarazo es muy personal. La mayoría de los médicos
recomienda asesoría cuidadosa antes de tomar dicha decisión.

El aborto es una cuestión polémica. Una mujer que decide terminar un embarazo
puede sentir que no puede compartir su decisión con otros; por lo tanto, es
importante para ella identificar a aquellas personas que puedan ayudarla a
sobrellevar lo que puede ser un momento difícil.

Las mujeres que están tratando de tomar esta difícil decisión deben encontrar un
lugar seguro en donde puedan obtener asesoría con respecto a todas las opciones
para la resolución del embarazo.

Si una mujer decide practicarse un aborto, debe encontrar un lugar seguro en


donde le realicen el procedimiento y conseguir el apoyo y cuidados de control
apropiados para después de la intervención.

Exámenes previos
Se lleva a cabo un examen pélvico para confirmar el embarazo y estimar cuántas
semanas tiene de estar embarazada.

Se puede hacer un examen de sangre para GCH con el fin de confirmar el


embarazo.

Se puede realizar una ecografía para determinar la edad exacta del feto y su
localización en el útero.

La recuperación física por lo regular ocurre al cabo de unos días, dependiendo de


la etapa del embarazo. Es de esperar una pequeña cantidad de sangrado vaginal
y calambres uterinos leves durante unos días.

Un baño caliente o el uso de una almohadilla térmica o una botella de agua


caliente en el abdomen pueden ayudar a aliviar la molestia.

Se debe evitar la actividad extenuante durante unos días. Las relaciones sexuales
deben evitarse durante 2 a 3 semanas. Un período menstrual normal debe darse
en aproximadamente 4 a 6 semanas.

Es importante empezar a usar anticonceptivos inmediatamente después del


procedimiento de aborto, ya que es posible quedar en embarazo de nuevo incluso
antes de tener un período menstrual normal.
Los métodos mejorados de anticoncepción pueden ayudar a prevenir muchos
embarazos no planeados; sin embargo, estos embarazos ocurren incluso cuando
las parejas usan anticonceptivos.

Pronóstico
Rara vez se presentan complicaciones. Las mujeres que se realizan un aborto
médico presentan calambres y sangrado, y expulsan el tejido relacionado con el
embarazo como si estuvieran experimentando un aborto espontáneo.

Algunas mujeres se sienten ambivalentes con respecto a terminar un embarazo y


pueden necesitar apoyo psicológico y emocional. Puede servir el hecho de buscar
asesoría antes de tomar esta decisión tan difícil.

Fuentes
Harvard Health Publications
Steven G. Gabbe, Jennifer R. Niebyl, Joe Leigh Simpson, et al. Obstetrics: Normal
and Problem Pregnancies. 5th ed. Philadelphia, Elsevier Churchill Livingstone; 2007.

Aborto inducido

Se denomina aborto inducido al conjunto de técnicas quirúrgicas que tienen el fin


de provocar un aborto quirúrgico o interrupción voluntaria del embarazo.

En un aborto inducido, la interrupción voluntaria del embarazo también se puede


realizar, hasta las primeras 8 o 9 semanas.

El aborto inducido es un procedimiento para terminar un embarazo por medio de la


extracción del feto y la placenta del útero de la madre.

Existen diferentes tipos de aborto inducio o quirúrgico:

1. Algunas veces, la mujer necesita el procedimiento por razones de salud, lo cual


se denomina aborto terapéutico.
2. Otras veces, ella decide (elige) terminar el embarazo, lo cual se denomina
aborto provocado.

En un aborto inducido o quirúrgico, se utiliza una ventosa obstétrica para extraer el


feto y el material conexo del útero (matriz) de la madre. El procedimiento por lo
regular se hace después de 6 semanas del último período menstrual de la mujer.

A usted se le puede dar un sedante para ayudarla a relajarse y sentir sueño. El


médico puede anestesiar el cuello uterino, de manera que usted sienta poco dolor
durante el procedimiento.

Si el aborto inducido o quirúrgico se practica después de 12 semanas de


embarazo, el médico primero tiene que abrir o dilatar el canal cervical. Se colocan
pequeños tallos, llamados laminaria, dentro del cuello uterino para ayudarlo a
abrirse.

Algunas veces, esto se hace uno o dos días antes del procedimiento de aborto
real. Luego, el médico coloca un tubo hueco dentro del útero antes de utilizar la
ventosa para extraer de allí los tejidos relacionados con el embarazo.

Se pueden administrar medicamentos para ayudar a que los músculos uterinos se


contraigan, lo cual reduce el sangrado.

Hay varias razones por las cuales se podría considerar la posibilidad de un aborto:
 El feto tiene un defecto congénito o un problema genético
 El embarazo es perjudicial para la salud de la mujer (aborto terapéutico)
 El embarazo se dio después de un evento traumático como una violación o incesto
 La mujer posiblemente no desea estar embarazada (aborto provocado)

La decisión de terminar un embarazo es muy personal y la mayoría de los médicos


recomiendan asesoría cuidadosa antes de tomar dicha decisión.

El aborto es un asunto controversial. Una mujer que decida terminar el embarazo


puede sentir que no puede compartir su decisión con otras personas.

Por lo tanto, es importante para ella identificar a aquellas personas que la puedan
ayudar durante lo que puede ser un momento difícil.

Las mujeres que estén tratando de tomar esta decisión tan difícil deben buscar un
lugar seguro en donde puedan obtener asesoría adecuada con relación a todas
las opciones para la resolución del embarazo.

Si una mujer decide realizarse un aborto, debe encontrar un lugar seguro donde le
puedan practicar este procedimiento y conseguir el apoyo y seguimiento médico
apropiados posteriormente.
Riesgos
Los riesgos del aborto quirúrgico abarcan:
 Daño al útero o al cuello uterino
 Sufrimiento emocional o psicológico
 Sangrado excesivo
 Infección del útero o de las trompas de Falopio

Los riesgos de un aborto quirúrgico aumentan a medida que la mujer avanza a lo


largo de su embarazo. Por esta razón, es importante tomar una decisión acerca
del aborto lo más temprano posible, cuando el procedimiento sea más seguro.

Los riesgos de cualquier anestesia son:


 Reacciones a los medicamentos
 Problemas respiratorios

Los riesgos de cualquier cirugía son:


 Sangrado
 Infección

Llame al médico si ha tenido un aborto quirúrgico y presenta:


 Sangrado vaginal excesivo (puede llevar a shock )
 Dolor o síntomas del embarazo continuos (posible signo de embarazo ectópico)
 Signos de infección, incluyendo fiebre persistente, flujo vaginal con un olor fétido,
flujo vaginal con apariencia de pus o dolor o sensibilidad abdominal.

Complicaciones
Las complicaciones rara vez se presentan. La mayoría de las mujeres que se
someten a un aborto quirúrgico realizado en un centro médico apropiado se
recuperan sin ningún tipo de complicaciones físicas.

Algunas mujeres pueden necesitar apoyo psicológico y emocional en el momento


del procedimiento. Es importante buscar asesoría antes de tomar esta decisión tan
difícil.

Pronóstico
La recuperación física se presenta generalmente en pocos días, dependiendo de
la etapa en la cual se encuentre el embarazo. Durante unos pocos días, se puede
esperar que haya una pequeña cantidad de sangrado vaginal, al igual que cólicos
uterinos leves.

Los baños calientes, el uso de una almohadilla térmica o de una botella de agua
caliente en el abdomen pueden ayudar a aliviar la molestia.
Se debe evitar la actividad extenuante durante unos pocos días después del
aborto y los tampones se pueden usar luego de 3 días.

Además, las relaciones sexuales se deben evitar durante 2 a 3 semanas. El


período menstrual normal se debe presentar de 4 a 6 semanas después de la
operación.

Es importante comenzar a usar métodos anticonceptivos inmediatamente después


del procedimiento de aborto, dado que es posible quedar en embarazo de nuevo
incluso antes de tener un período menstrual normal.

Los métodos mejorados de anticoncepción pueden ayudar a prevenir muchos


embarazos no planeados. Sin embargo, los embarazos no planeados ocurren
incluso cuando las parejas usan métodos de control de la natalidad.

Fuentes
Harvard Health Publications
Steven G. Gabbe, Jennifer R. Niebyl, Joe Leigh Simpson, et al. Obstetrics: Normal
and Problem Pregnancies. 5th ed. Philadelphia, Elsevier Churchill Livingstone; 2007.

Aborto espontáneo
El aborto espontáneo o natural es la pérdida de un embrión o feto por causas no
provocadas intencionalmente, se distingue pues del aborto inducido.

El término de aborto espontáneo sólo se aplica estrictamente cuando dicha


pérdida se produce antes de la semana 20 del embarazo, denominándose a partir
de ese momento parto prematuro.

El aborto espontáneo puede ser retenido, cuando no se elimina nada, incompleto,


cuando no se eliminan todos los productos de la gestación, o completo cuando
todo es eliminado por completo.

Es la pérdida espontánea de un feto antes de la semana 20 del embarazo (las


pérdidas de fetos después de esa semana se denominan partos prematuros).
Un aborto espontáneo también se denomina "aborto natural" y se refiere a los
eventos que ocurren naturalmente y no a abortos terapéuticos o abortos
quirúrgicos.

Otros términos para referirse a una pérdida temprana en el embarazo son:

 Aborto consumado: todos los productos de la concepción salen del cuerpo


 Aborto incompleto: sólo algunos de los productos de la concepción salen del cuerpo
 Aborto inevitable: no se pueden detener los síntomas y se presenta el aborto
espontáneo
 Aborto séptico: el revestimiento del útero o el útero y cualquier producto restante de
la concepción resultan infectados
 Aborto retenido: el embarazo se pierde y los productos de la concepción no salen
del cuerpo
Causas y factores de riesgo
La mayoría de los abortos espontáneos son causados por problemas
cromosómicos que hacen imposible el desarrollo del bebé. Por lo regular, estos
problemas no tienen relación con los genes del padre o de la madre.

Otras causas posibles de aborto espontáneo son:

 Problemas hormonales
 Infección
 Problemas físicos con los órganos reproductores de la madre
 Problemas con la respuesta inmunitaria del cuerpo
 Enfermedades graves en todo el cuerpo ( sistémicas) en la madre (como la diabetes
incontrolable)

Se calcula que hasta la mitad del total de los óvulos fecundados mueren y se
pierden (son abortados) en forma espontánea, casi siempre antes de que la mujer
se percate de que está embarazada.

Entre las mujeres que saben que están en embarazo, la tasa de aborto
espontáneo es alrededor del 15 al 20%.

La mayoría de los abortos espontáneos ocurren durante las primeras 7 semanas


del embarazo.

La tasa de este tipo de aborto disminuye después de que se detecta el latido


cardíaco del bebé.
El riesgo de aborto espontáneo es mayor en mujeres:

 Mayores de 35 años
 Que hayan tenido abortos espontáneos antes
Síntomas

Los malestares incluyen:


 Lumbago o dolor abdominal sordo, agudo o de tipo cólico
 Material tisular o en forma de coágulos que sale de la vagina
 Sangrado vaginal con o sin cólicos abdominales
Diagnóstico

Durante un examen pélvico, el médico puede observar que el cuello uterino se ha


abierto (dilatado) o adelgazado (borramiento del cuello uterino).

Se puede hacer una ecografía abdominal o vaginal para verificar el desarrollo del
bebé, los latidos cardíacos y la cantidad de sangrado.

Se pueden llevar a cabo los siguientes exámenes de sangre:


 Tipo de sangre (si usted tiene un tipo de sangre Rh-, requeriría un tratamiento con
inmunoglobulina Rh-. Ver el artículo: incompatibilidad Rh)
 Conteo sanguíneo completo (CSC) para determinar cuánta sangre se ha perdido
GCH (cualitativa) para confirmar el embarazo
 GCH (cuantitativa) que se hace con intervalos de algunos días o semanas
 Conteo de glóbulos rojos y fórmula leucocitaria para descartar infección
Consulte a su médico si se presenta sangrado vaginal con o sin cólicos durante el
embarazo.

De igual manera, consulte si está embarazada y observa material tisular o con


apariencia de coágulo que sale de la vagina (cualquier material de éstos se debe
recoger y llevarlo para que sea analizado).
Tratamiento

En el caso de presentarse el aborto espontáneo, el tejido que sale por la vagina


debe ser examinado para determinar si era un feto o una mola hidatiforme.
Igualmente, es importante determinar si aún queda algún tejido fetal dentro del
útero.

Si el tejido del embarazo no sale del cuerpo en forma natural, se hace una
vigilancia atenta de la mujer hasta por dos semanas. Es posible que se necesite
cirugía (dilatación y legrado) o medicamentos (como misoprostol) para eliminar los
contenidos restantes del útero.
Después del tratamiento, la mujer generalmente reanuda su ciclo menstrual
normal al cabo de unas cuantas semanas, pero cualquier sangrado vaginal
posterior debe ser vigilado cuidadosamente.

A menudo, es posible quedar en embarazo inmediatamente, aunque se


recomienda que la mujer espere durante un ciclo menstrual normal antes de tratar
de quedar en embarazo de nuevo.

Complicaciones

Un aborto séptico puede ocurrir si cualquier tejido de la placenta o el feto


permanece en el útero después del aborto espontáneo.

Los síntomas de una infección abarcan fiebre, sangrado vaginal que no para,
cólicos y un flujo vaginal fétido. Las infecciones pueden ser serias y requerir
atención médica inmediata.

Las complicaciones de un aborto consumado son poco frecuentes. Sin embargo,


muchas madres y sus compañeros se sienten muy tristes. Un consejo
aparentemente útil como “puedes intentarlo de nuevo” o “fue para bien” puede
hacer más difícil la recuperación para las madres y los padres debido a que se ha
negado su tristeza.

Las mujeres que pierden a un bebé después de las 20 semanas de embarazo


reciben atención médica diferente. Esto se denomina parto prematuro o muerte
fetal y requiere asistencia médica inmediata.

Prevención
Muchos de los abortos espontáneos que son causados por enfermedades
sistémicas se pueden prevenir detectando y tratando la enfermedad antes de
quedar en embarazo.

Es menos probable que se presenten abortos espontáneos si se recibe cuidado


prenatal amplio y oportuno, y si se evita la exposición a los peligros ambientales
(como los rayos X, las drogas y el alcohol, los altos niveles de cafeína y las
enfermedades infecciosas).

Cuando el cuerpo de la madre tiene dificultades para mantener un embarazo, se


pueden presentar signos (como sangrado vaginal leve).

Esto significa que hay una posibilidad de un aborto espontáneo, pero eso no
significa que definitivamente vaya a ocurrir.

Una mujer embarazada que desarrolla cualquier signo o síntoma de amenaza de


aborto debe buscar a su médico prenatal inmediatamente.

Fuentes
Harvard Health Publications
Steven G. Gabbe, Jennifer R. Niebyl, Joe Leigh Simpson, et al. Obstetrics: Normal
and Problem Pregnancies. 5th ed. Philadelphia, Elsevier Churchill Livingstone; 2007.

Introducción.
El aborto es la expulsión espontánea o provocada del feto antes de que sea viable.
La expulsión del feto a término se denomina parto.
Si el feto se expulsa antes de tiempo pero es viable, se denomina parto
prematuro.
Se denomina aborto cuando el feto expulsado antes de término no es viable por
falta de desarrollo.
Si la falta de viabilidad no se debe al desarrollo escaso, sino a lesiones patológicas, en un feto
de peso viable, tampoco se trata de aborto
El aborto es un método simple que termina con el embarazo. A través de la historia alrededor
del mundo y en muchas religiones, las mujeres han utilizado el aborto como parte de su
cuidado de salud.
No todas las mujeres creen que está bien abortar, pero toda mujer tiene el derecho de tomar
su propia decisión.
Escritos griegos y romanos, describen con toda clase de detalles , instrumentos que servían
para dilatar el cuello de la matriz o útero, así como infinidad de plantas utilizadas como
brebajes y ungüentos abortivos.
Aristóteles defendía el aborto para limitar los nacimientos en las familias numerosas o
humildes.
Hipócrates, considerado el padre de la medicina moderna, demostraba conocer fórmulas
abortivas, pero haciendo honra a su reputación científica, llamaba la atención sobre los
riesgos para la salud que su uso implicaba.
Según Ciceron la madre que practicaba un aborto no era castigada si mediaba el
consentimiento del marido.
Con la llegada del Cristianismo no mejoró la consideración respecto a la mujer pero en cambio
empeoró bastante la postura frente al aborto al introducir el derecho de protección del “no
nacido”. Desde sus comienzos , la Iglesia consideró el aborto como homicidio condenándolo
severamente.
Durante la Edad Media, se consideraba el eborto como homicidio o lo dejaban al libre criterio
de los expertos judiciales, según los casos.
En el siglo XIX, las normas jurídicas respecto a, aborto se endurecen, muchos países
europeos comienzan a promulgar leyes que persiguen la Interrupción de los embarazos.
Los aztecas utilizaban hierbas para facilitar la expulsión del feto, tanto en el aborto como en el
parto. Algunas técnicas a lo largo de la historia como abortivas, se han seguidio utilizando en
la medicina moderna, como por ejemplo el cornezuelo de centeno que ingerido en forma de
granos era un eficaz abortivo.
A partir de los descubrimientos modernos sobre enfermedades genéticas, y mezclando los
hechos conocidos con muchas sugerencias puramente hipotéticas, se vienen planteando ya
hace unos años multitud de problemas, siempre con el objeto de presentarlo como justificación
cierta de aborto. Lo que representa estas pretensiones de suprimir vidas humanas, por
comparación con la eutanasia, señalando “una fuerte diferencia: el objeto de la eutanasia es
ahorrar sufrimiento que parece innecesario al enfermo, mientras que el objeto de la
eliminación de un niño incapacitado es impedir el sufrimiento de su familia y la sociedad”.
Desarrollo.
Tipos de aborto. Capítulo 1.
Aborto espontáneo:
Se calcula que el 25% de todos los embarazos humanos finalizan en aborto espontáneo, y
tres cuartas partes de los abortos suceden en los tres primeros meses de embarazo. Algunas
mujeres tienen cierta predisposición a tener abortos, y con cada aborto sucesivo disminuyen
las posibilidades de que el embarazo llegue a término.
Las causas del aborto espontáneo no se conocen con exactitud. En la mitad de los casos, hay
alteración del desarrollo del embrión o del tejido placentario, que puede ser consecuencia de
trastornos de las propias células germinales o de una alteración de la implantación del óvulo
en desarrollo. También puede ser consecuencia de alteraciones en el entorno materno. Se
sabe que algunas carencias vitamínicas graves pueden ser causa de abortos en animales de
experimentación. Algunas mujeres que han tenido abortos repetidos padecen alteraciones
hormonales. Otros abortos espontáneos pueden ser consecuencia de situaciones maternas
anormales, como enfermedades infecciosas agudas, enfermedades sistémicas como la
nefritis, diabetes o traumatismos graves.
Las malformaciones y los tumores uterinos también pueden ser la causa; la ansiedad extrema
y otras alteraciones psíquicas pueden contribuir a la expulsión prematura del feto.
El síntoma más común de una amenaza de aborto es el sangrado vaginal, acompañado o no
de dolor intermitente. Sin embargo, una cuarta parte de las mujeres gestantes tienen
pequeñas pérdidas de sangre durante las fases precoces del embarazo y, de éstas, el 50%
llevan el embarazo a término. El tratamiento para una situación de riesgo de aborto consiste
en llevar reposo en cama. En mujeres con varios abortos puede ser necesario el reposo en
cama durante todo el embarazo. El tratamiento con vitaminas y hormonas también puede ser
eficaz. En ocasiones, deben corregirse quirúrgicamente las anomalías uterinas si son causa
de los abortos de repetición.
Es un aborto espontáneo, el contenido del útero puede ser expulsado del todo o en parte; sin
embargo, en ocasiones, el embrión muerto puede permanecer en el interior del útero durante
semanas o meses: es el llamado aborto digerido. La mayor parte de los médicos recomiendan
la excisión quirúrgica de todo resto embrionario o placentario para eliminar las posibilidades de
infección o irritación de la mucosa uterina.
Aborto inducido o provocado:
Es la interrupción deliberada del embarazo mediante la extracción del feto de la cavidad
uterina.
Esencialmente, hay cuatro tipos de aborto espontáneo:
-Aborto terapéutico: Es el realizado cuando el embarazo pone en peligro la vida de la mujer
embarazada. Esta situación ha quedado prácticamente superada como consecuencia del
progreso en la medicina. Quedan algunas pocas situaciones excepcionales, en las que
además el feto no va a ser viable (por ejemplo el caso del embarazo ectópico, en el que la
implantación del embrión no acontece en el útero, sino, por ejemplo, en las trompas). En
relación con la ley española, se incluye aquí también la indicación terapéutica, cuando hay
amenaza para la salud de la mujer.
-Aborto ético o humanitario: Cuando el embarazo ha sido consecuencia de una acción
delictiva, fundamentalmente violación o relaciones incestuosas. En estos casos se ha
evaluado el riesgo de embarazo en torno a un 1% de todas las violaciones.
-Aborto psicosocial: Es el realizado por razones personales, familiares, económicas,
sociales,... de la mujer. Es indiscutible que esta indicación incluye el máximo porcentaje de
abortos realizados en el mundo.
Aborto eugénico: También podría llamarse de “indicación fetal” o “preventivo”. Es el
planteado cuando existe importante riesgo o probabilidad de que el nuevo ser está afectado
por anomalías o malformaciones congénitas.
Hoy el diagnóstico prenatal ha desarrollado una serie de técnicas que permiten una importante
aproximación al conocimiento del no-nacido.
Pero hay que tener en cuenta que la medicina se mueve frecuentemente dentro de unos
márgenes de probabilidad mayores o menores, y frecuentemente, ante la duda, se están
realizando occicisiones de fetos normales.
Pero también hay que tener en cuenta, que todo ser humano tiene una intrínseca dignidad y
un derecho a la vida que no depende de su integridad física o de sus niveles intelectuales.
Consecuencias del aborto para la mujer. Capítulo 2.
Antes de que tomes la decisión...
Los efectos del aborto.
En la mayoría de los casos a la mujer nunca le dijeron todo lo que le podía pasar. Muchas
veces, se explica el aborto como un procedimiento quirúrgico clínicamente seguro. Pero los
aspectos del llamado procedimiento "seguro" pueden dejar un deterioro físico permanente, sin
mencionar el potencial de problemas psicológicos crónicos.
WEBA, Mujeres explotadas por el aborto (Women Exploited by Abortion), es la voz de la
experiencia. Las mujeres pertenecientes a WEBA conocen la realidad porque la han
experimentado. Su objetivo es educar a todas las mujeres sobre los efectos del aborto, para
que busquen una alternativa.
“El médico me dijo que sólo había que inyectar un poco de líquido, que sentiría unas
contracciones y que después expulsaría el feto. No fue así. Sentí a mi niña moverse de aquí
para allá durante hora y media, el tiempo en que tardó en fallecer. Tuve un parto difícil durante
más de 12 horas y yo misma di a luz a mi hija. Era hermosa, tenía cinco meses y medio... pero
estaba muerta”.
Las siguientes páginas enumeran los potenciales efectos físicos y psicológicos del aborto.
WEBA desea que todas las mujeres los conozcan:
Efectos físicos:
 Esterilidad.
 Abortos espontáneos.
 Embarazos
 Nacimientos de niños muertos.
 Trastornos menstruales.
 Hemorragia.
 Infecciones.
 Shock
 Coma
 Utero perforado.
 Peritonitis
 Coágulos de sangre pasajeros.
 Fiebre / sudores fríos.
 Intenso dolor.
 Perdida de otros órganos.

“Mi médico no me contó que podría tener una abundante hemorragia y una infección que me
podría durar semanas, como así fue. Tampoco me dijo nada sobre la posibilidad de que me
extirpasen el útero (histerectomía), tal como me hicieron ocho meses más tarde”, dijo una de
las víctimas del aborto.
 Llanto/ Suspiros.
 Insomnio.
 Pérdida de apetito.
 Pérdida de peso.
 Agotamiento.
 Tragar constantemente.
 Nerviosismo.
 Disminución de la capacidad de trabajo.
 Vómitos.
 Trastornos gastrointestinales.
 Frigidez.
 Muerte.

Efectos psicológicos:
 Culpabilidad.
 Impulsos suicidas.
 Sensación de pérdida.
 Sentimiento de luto.
 Pesar y remordimiento.
 Retraimiento.
 Perdida de confianza en la capacidad de toma de decisiones.
 Inferior
 Preocupación por la muerte.
 Hostilidad.
 Conducta autodestructiva.
 Ira/Rabia.
 Desesperación.
 Desvanecimiento.
 Deseo de recordar la fecha de la muerte.
 Preocupación con la fecha en que "debería" nacer o el mes del nacimiento.

“Nadie me dijo nunca que viviría con esta decisión durante el resto de mi vida. Han pasado
varios años pero mi pena continua.”
 Intenso interés en los bebés.
 Instintos maternales frustrados.
 Odio a todos los relacionados con el aborto.
 Deseo de acabar la relación con su pareja.
 Pérdida de interés en el sexo.

Consecuencias físicas y psicológicas en general


El aborto, legal o ilegal también daña física y psicológicamente a la mujer y hasta puede
acarrearle la muerte. La propaganda proabortista continuamente proclama la mentira de que el
aborto legal es módicamente “seguro”, y de que es necesario legalizarlo o despenalizarlo
debido a la gran cantidad de muertes maternas causadas por el aborto ilegal. Esta estrategia
para legalizar el aborto se llama engañosamente "Maternidad sin riesgos".
Entre las complicaciones físicas del aborto en la mujer están las infecciones, las hemorragias,
las complicaciones debido a la anestesia, las embolias pulmonares o del liquido amniótico, así
como las perforaciones, laceraciones o desgarros del útero. Estadísticamente hablando, se
estima que el riesgo inmediato de dichas complicaciones es de un 10%, pero el de las
complicaciones a largo plazo es entre el 20 y el 50%.
Además de las complicaciones físicas, las mujeres sufren emocional y espiritualmente de lo
que ya se ha identificado como el “síndrome post aborto”. Estos efectos del aborto incluyen
sentimientos de culpa, angustia, ansiedad, depresión, baja autoestima, insomnio, diversos
tipos de neurosis y de enfermedades psicopáticas, tendencia al suicidio, pesadillas en las que
aparecen los restos del bebé abortado, recuerdos dolorosos en la fecha en que hubiera
nacido, etc.
FUENTES: Dr. Rafael Cabrera, "Trauma post-aborto y sanación," X Congreso Mundial por el
Amor, la Vida y la Familia de Human Life International, San José, California, abril de 1991;