Está en la página 1de 4

CRÍTICA

Niveles de material particulado en colegios distritales ubicados en vías con


alto tráfico vehicular en la ciudad de Bogotá: Estudio Piloto

25 DE FEBRERO DE 2019 AUTORES DEL ARTÍCULO:

JUAN FELIPE FRANCO , NÉSTOR YESID ROJAS , OLGA LUCÍA SARMIENTO , LUIS JORGE
HERNÁNDEZ , ELIZABETH ZAPATA , ANDREA MALDONADO , LEONARDO MATIZ , EDUARDO
BEHRENT

Estudiantes: Santiago Salamanca Ríos y Alejandra Zambrano


En este documento, se presenta un análisis crítico del estudio realizado por Juan Felipe Franco
et al donde, según los autores, se busca “Caracterizar los niveles de concentración de PM​10​ a
los que están expuestos los menores en edad escolar en Colegios Distritales (CD) ubicados
sobre corredores viales considerados de alto tráfico en la ciudad de Bogotá”. El objetivo de
este análisis es presentar una visión objetiva del planteamiento de este estudio, caracterizando
las virtudes y defectos que tiene el mismo alrededor de la metodología estadística que se llevó
a cabo para su realización.

Inicialmente, nos encontramos con un texto bien estructurado, donde los autores pretenden
reflejar de forma instantánea, la importancia de la problemática que van a tratar. Para esto,
emplean la citación de distintos trabajos de investigación que han sido efectuados en torno a
este mismo tema, nombrando estudios sobre material particulado ubicados en México, Brasil e
incluso Chile, sin dejar a un lado, que centran su proyecto en torno al aire en la ciudad de
Bogotá. Al principio del artículo, los autores plantean que el aire en la capital colombiana, no
está en buenas condiciones; Resaltan sobretodo la contaminación y deterioro del ambiente,
atribuyéndole a la presencia de PM​10 en proporciones que exceden los límites establecidos por
la OMS (Organización Mundial de la Salud), generando así problemas respiratorios a la
población infantil de la capital.

De esta forma, se puede observar que, desde la primera instancia del desarrollo de la
investigación, los autores delimitan su población de estudio a los infantes pertenecientes a los
CD ubicados en la ciudad de Bogotá. Por esta razón, los investigadores se basan en las bases de
datos y estudios de la Secretaría Distrital de la salud con el fin de obtener datos verídicos con
los cuales se pueda hacer un análisis pertinente. Mas adelante en el estudio deciden no
basarse plenamente en estos datos, puesto que los estudios previos de la institución se
basaban únicamente en las localidades de Bogotá con mayor índice de contaminación. Por esta
razón, la opción más sensata que encontraron fue realizar un análisis cuidadoso de colegios
distritales que serían escogidos entre los setecientos treinta y siete (737) que se encuentran
inscritos ante la Secretaría de Educación y que no pertenecen a las localidades de Fontibon,
Kennedy y Teusaquillo, de estos sólo emplearían cuatro (4) para tomar las medidas de forma
directa del aire para posteriormente analizarlo mediante pruebas químicas por el método de
gravimetría.

Este es uno de los puntos más importantes a criticar, puesto que consideramos que la muestra
tomada de la población es muy pequeña y, por ende, no es significativa .Si se considera que
nuestra población total son 23 de los 737 colegios distritales en Bogotá que están a menos de
100 metros de las vías de alto tráfico, hay dos puntos grandes a tomar en cuenta: Primero,
deciden dejar por fuera las localidades que presentan mayor cantidad de material particulado
en Bogotá, esto por evitar datos atípicos en su muestra, antes del estudio y no después de
obtener los datos para decidir si rechazar o mantener los datos; Segundo: En el documento
nunca especifican de qué forma decidieron que era correcto elegir 4 como tamaño de muestra,
ya que no mencionan el margen de error, nivel de confianza y desviación estándar a la hora de
elegir el tamaño, cosas que son necesarias para determinar un tamaño de muestra óptimo;
Sumado a esto en las conclusiones hacen inferencia los 23 colegios sin tomar en cuenta que
solo tienen mediciones de 4. Además de esto, los investigadores en ningún momento aseguran
que fue una muestra tomada aleatoriamente, sino que hubo un meticuloso estudio para elegir
a cada institución, esto podría ser un gran sesgo a propósito para buscar de forma forzada que
su hipótesis se cumpla, por lo tanto, no hay certeza de que la muestra cumple con los
parámetros establecidos para poder realizar este tipo de análisis.
Esta crítica que se hace frente a la credibilidad y significancia de la muestra tomada por los
investigadores, se realiza tomando en cuenta el número de colegios que serán estudiados, sin
embargo, en el trabajo los autores aseguran que fueron tomadas una gran serie de medidas de
PM​10 presente en el aire de cada uno de los colegios; Por lo tanto, se podría decir que hay la
suficiente cantidad de valores como para continuar con el estudio, aun sabiendo que se
incurriría en un error al extrapolar las conclusiones a la población completa.

Continuando con la metodología que emplearon los autores del proyecto para llevar a cabo su
trabajo, plantean que uno de los requisitos que tuvieron en cuenta para la selección de los
colegios fue que:

“los CD a seleccionar no deberían estar ubicados las localidades Puente Aranda, Kennedy y
Fontibón. Esto se debe a que dichas localidades son consideradas, según los registros históricos
de la Secretaría Distrital de Ambiente, como las de mayor contaminación atmosférica en la
ciudad"
Juan F. F et al. (2009)

Por consiguiente, se observa que tres (3) de los cuatro (4) colegios que fueron elegidos, se
encuentran a menos de cien (100) metros de vías principales con alto flujo vehicular (Av.
Boyacá, Calle 26 y Calle 80), siendo estos sus cuatro casos ,contrario al colegio restante que
está ubicado lejos de vías principales, el cual es su caso control,esto por decisión de los
investigadores y con el fin de verificar su hipótesis de que “Existen diferencias en la
concentración de PM​10 en el aire con respecto a la cercanía a vías de alto flujo vehicular”,
mediante la comparación de los resultados de calidad del aire entre estas instituciones.

En este punto consideramos válido afirmar que, según lo expresan los autores en el artículo,
existen diferencias importantes entre los pocos colegios que fueron escogidos para el estudio
estadístico del aire, consideramos que este tipo de cosas no pueden suceder entre los focos
que pertenecen a la muestra, puesto que para asegurar que un análisis sea pertinente, la
mayoría de variables debería permanecer constantes, a excepción de aquella que se quiere
estudiar (PM​10 en el aire). En este caso, además del material particulado en el aire, varían
también las condiciones de tráfico en las vías aledañas a las instituciones, por ejemplo: en el
estudio se menciona que se hace tres veces a la semana no indican que sean siempre los
mismos días ni,las mismas horas, ni el mismo mes; lo que claramente altera los valores de
contaminación que registran las mediciones si se tiene en cuenta que la principal fuente del
PM​10 es la combustión de Diésel, pues el tráfico depende de varias cosas: el día, la hora, las
condiciones meteorológicas, las condiciones de la vía, entre otras

Otro punto que consideramos importante criticar, es el hecho que al comparar y analizar los
datos no se consideró que los datos entre ellos no son independientes pues el material
particulado de cada día depende del anterior. Adicional a lo dicho anteriormente , al comparar
el caso control con los otros casos no se menciona que tipo de prueba se uso ni que tipo de
distribución seguían los datos, sino se expresa directamente un alpha y un p valor, al lo que
nosotros intuimos una prueba de hipótesis de este tipo:. :

H o : μCerca a V ias = μLejos de V ias α = 0.05

H a : μCerca a V ias =/ μLejos de V ias P V = 0.012


Como se puede observar, los resultados que arroja la prueba es que se debe rechazar la
hipótesis nula y, por ende, se determina que con un IC del 95%, si existen diferencias
significativas en la concentración de PM​10 en el aire entre los colegios que se encuentran cerca
de vías de alto flujo vehicular y aquellos que no lo están. El problema con este análisis es que al
hacer la prueba de hipótesis, es que con el fin de usar correctamente prueba es necesario
probar normalidad y en especial que los datos sean independientes entre ellos.

Por otra parte, es importante resaltar que los investigadores hacen un buen trabajo al
referenciar la fuente más confiable que tienen para plantear una conclusión bien estructurada
sobre el verdadero estado del aire en los centros educativos y que se basan bien en estudios
previos para saber de forma verídica que hay una relación fuerte entre el PM del aire y el
desecho de los carros, puesto que determinan los rangos de concentración en los cuales el
PM​10​ se convierte en una amenaza para la salud de las personas:

"La OMS propone que concentraciones de PM​10​ que se encuentren entre los 20 y 50 mg m-3
deben ser consideradas nocivas para poblaciones sensibles, tales como los menores de edad."
Juan F. F et al. (2009)

Sin embargo, consideramos que con base en los distintos errores que se cometieron en el
análisis estadístico de esta investigación, no se puede llegar con total asertividad a la
conclusión que plantean los autores en el artículo, puesto que determinan que un factor
importante para que exista una alta concentración de material particulado en el aire, está
asociado con los cambios que, en ese entonces, sufría el sistema de transporte público en la
ciudad; Pasando directamente a relacionar esto con los padecimientos respiratorios que
sufrían los infantes de los colegios estudiados. Finalmente, se resalta que es una buena idea
por parte de los investigadores, no cerrar esta investigación, sino que se deja como un estudio
piloto, para poder seguir controlando la calidad del aire en los colegios de Bogotá.