Está en la página 1de 1

Sistema de arranque con conmutador de batería 12/24V

Algunos vehículos comerciales utilizan un sistema mixto de 12/24 V. En estos sistemas, todos
los componentes eléctricos incluido el alternador, están diseñados para trabajar con una
tensión nominal de 12 V. El motor de arranque, por otro lado, trabaja con una tensión nominal
de 24 V. Esto proporciona la potencia adicional necesaria para arrancar motores más grandes.
Para ello, los sistemas de 12/24 V están equipados con un relé conmutador de batería.
Durante el funcionamiento normal, o cuando el motor no está en marcha, las dos baterías de
12 V están conectadas en paralelo, proporcionando un voltaje de 12 V para abastecer a los
consumidores.

Cuando se acciona el interruptor de arranque, el relé conmutador de batería conecta


temporalmente y de forma automática las 2 baterías en serie para la secuencia de arranque,
consiguiendo un voltaje de 24 V para activar el motor de arranque. El resto de componentes
eléctricos siguen alimentándose con 12 V. Cuando se libera el interruptor de arranque, el
motor de arranque se desactiva y las baterías se conectan de nuevo en paralelo. Mientras el
motor de combustión interna está en marcha, el alternador de 12 V (terminal B+) recarga las
baterías.

-Sistema de arranque (12 V o 24 V) con relé de doble arranque para funcionamiento en


paralelo:

Para arrancar motores de combustión de gran cilindrada se requeriría un motor de arranque


grande y complejo. Por razones de espacio, es preferible utilizar dos (o más) motores de
arranque de menor tamaño en lugar de un motor de arranque mayor. Para que el motor
alcance la velocidad de arranque necesaria, ambos motores de arranque deben impulsar la
corona dentada simultáneamente a través de una conexión en paralelo. Con la alimentación
eléctrica adecuada, se obtiene aproximadamente el doble de la potencia de un solo motor de
arranque disponiendo ambos arranques en paralelo. En sistemas de arranque paralelos de baja
tensión (12 V o 24 V), el motor de arranque del sistema incorpora un relé de doble arranque
además del relé de bloqueo y del relé de repetición. El relé de doble arranque garantiza que
toda la alimentación eléctrica del motor de arranque se suministra justo después del
accionamiento de ambos motores de arranque. De esta forma, los dos motores de arranque
generan su par máximo de forma simultánea y son sometidos a cargas iguales. Por este
motivo, los motores de arranque tienen un terminal adicional para un funcionamiento en

paralelo.