Está en la página 1de 9

ACERCA DE LA FORMACIÓN DOCENTE

ENSAYO

JORGE LUIS CANDELA CASTILLA

2019
Contenido

Introducción ................................................................................................................................ 3
Aproximación al concepto de docente y docencia ..................................................................... 3
El docente ............................................................................................................................... 3
La docencia o carrera docente................................................................................................ 4
Modelos de Docencia, perspectivas y enfoques (academicista, tradicional, práctico, técnico,
personalista, reflexivo, crítico).................................................................................................... 4
La función social del maestro ..................................................................................................... 6
La formación del docente ........................................................................................................... 6
Conclusiones ............................................................................................................................... 7
Referencias ............................................................................................................ 8

2
Acerca de la Formación Docente

Introducción

La formación docente parte del concepto mismo de docencia y docente desde una

visión integral e histórica articulada con los modelos de educación que han existido, de

tal manera que en el presente texto, se presente desde lo que expone Gimeno (2919)

una aproximación conceptual de estos elementos caracterizando brevemente los

modelos pedagógicos.

Aproximación al concepto de docente y docencia

Para describir en qué consiste la docencia es importante caracterizar al docente

desde una perspectiva integral en que no lo limite a lo que su carrera profesional espera

del mismo, sino lo que en realidad es, tanto como persona como profesional y la manera

en que estos dos aspectos interactúan. Es así, como Gimeno (2010), describe en síntesis

lo que se puede decir de los docentes y como, a partir de esto, se puede plantear si

existe o no “una” carrera docente y el porqué.

El docente

En esencia, los docentes son profesionales que desarrollan conocimientos y

competencias disciplinares mediante los contenidos o procesos propios del área en la

que se formaron y estrategias pedagógicas para lograrlo. De acuerdo a Gimeno (2010),

la labor del docente es producto de la interacción entre sus experiencias personales,

sociales, profesionales, su personalidad e idiosincrasia. Esto significa que están

implicadas sus fortalezas (cualidades) y oportunidades de mejoramiento (debilidades).

3
De esto modo, “no puede pensarse que exista una profesionalidad docente nítidamente

perfilada y estable, pues hay múltiples formas de pensarla, de sentirla y de realizarla”

(Gimeno, 2010).

Así, aunque “por carrera se entiende la configuración, evolución y mantenimiento

de la capacidad específica que es propia del ser docente en cotas aceptables de calidad”

(Gimeno, 2010), la docencia es, de acuerdo a Gimeno (2010), una “agregación de

particularidades”, por tanto, concluye que, “si cada uno ha vivido, vive y tiene su propia

carrera como persona y como profesional, no existe la carrera docente” (Gimeno (2010).

La docencia o carrera docente

Aunque desde el punto de vista del docente como ser humano plantea la

inexistencia de una única carrera docente, desde el punto de vista de la finalidad misma

de la docencia, se puede decir que si existe una carrera docente, la cual, más bien,

adquiere diferentes matices en cada docente según su personalidad, pero con ejes en

común, de tal manera que la docencia sería, de acuerdo a Gimento (2010), “una ganancia

automática y progresiva de calidad en las prácticas pedagógicas del profesorado; algo

que de alguna manera queda insinuado en la idea misma de desarrollo (profesional)”.

Modelos de Docencia, perspectivas y enfoques (academicista, tradicional,

práctico, técnico, personalista, reflexivo, crítico)

Existen varias interpretaciones acerca de los modelos, paradigmas, perspectivas

o enfoques de docencia. Los modelos describen procesos sistemáticos, pero algunos los

definen como tradiciones de teorías y prácticas articuladas entre sí, es decir como como

4
paradigmas. Algunos de estos son: a) el enfoque práctico-artesanal o concepción

tradicional, que incluye la tradición normalizadora, discipplinadora y academicista, en la

que el docente tiene el poder, sabe mucho, posee poca autocrítica y emplea la coerción

para ser obedecido. En cuanto al estudiante, se y concibe de manera simple, no sabe

nada, debe aprender de la exposición magistral con textos de apoyo y evaluaciones que

deben responder relativamente rápido, b) el enfoque técnico-academicista o concepción

tecnológica o eficientista, la cual se fundamenta en los principios científicos de encontrar

y controlar conocimientos generalizables mediante estrategias de investigación, que en

el caso de la docencia, pretende identificar, desarrollar y centrarse en las competencias

elementales requeridas en los docentes para aplicar técnicas dirigidas al control del

aprendizaje con los principios de la psicología conductual, la instrucción programada,

planificación y objetividad, siendo las personas concebidas como capital humano (como

un recurso), c) la concepción humanista o personalista, en la que el énfasis es en el

componente afectivo en el proceso de formación docente (Imbernón, 1997, citado en

Los enfoques de la formación docente, s.f.), centrándose en el ser humano en la

construcción de sí por el mismo comprendiéndolo como una totalidad con capacidad de

auto-realización, profundización, trascendencia, decisión y responsabilidad y d) la

concepción hermenéutica-reflexiva, de enseñanza reflexiva o del profesor orientado a la

indagación, consistente en que lo más importante es el sentido que las personas dan a

sus actos, de tal manera que el docente reflexiona sobre lo que considera problemático,

y funcional desde su interpretación.

5
La función social del maestro

Gimeno (2010), plante la función social del maestro inicialmente desde el

postulado esencia del marxismo clásico, el cual procura la concientización de las

personas para lograr cambios sociales que permitan una sociedad más justa y equitativa.

En este sentido, el papel docente trasciende a lo académico y, desde el enfoque

humanista, permite ver al ser humano o estudiante en el campo educativo de manera

más integral y afectiva, de tal modo que no es simplemente un recurso capital para

aumentar la obtención de bienes y servicios como fin principal, sino que en sí mismo un

ser con la posibilidad de desarrollar virtudes que le permitan disfrutar la existencia y

desarrollarse con consciencia propia ayudando a otros a hacer lo mismo en el marco de

la justicia y la equidad, lo cual invita al docente en el aula a tener un mayor acercamiento

con los estudiantes sin pasar los límites de su profesionalismo.

La formación del docente

De acuerdo a Gimeno (2010), desde este enfoque la formación del docente

consiste en su decisión autónoma para a resolver los problemas relacionados con su

practica, de tal manera que se orienta a solucionarlos, que según Imbernón (1997), citado

por Gimento (2010), lo hace en su propia formación como "un proceso de comunicación

interpersonal, siendo el objetivo de la educación del alumno y de la formación del profesor

el desarrollo de la personalidad de ambos, valorando el componente afectivo", de tal

manera que su formación consiste en analizar, reflexionar y realizar acciones de mejoras

permanentemente.

6
Conclusiones

Es importante reflexionar sobre el concepto de docente y docencia desde una

perspectiva humanista en la que se puede apreciar que los modelos pedagógicos no sólo

corresponden a teorías, sino también a las diferentes personalidades que los diferentes

pueden adoptar en su labor con los matices propios expresen, tanto en su propia

formación como la que brindan a sus estudiantes, lo cual abre múltiples posibilidades

dado que aunque existan pautas teórico prácticas y modelos pedagógicos específicos,

en la realidad siempre estará presente el ser del docente, su identidad personal

psicológica, emocional y comportamental

7
Referencias

Gimeno S., J. (2010). La carrera profesional para el profesorado. España.

Los enfoques de la formación docente (s.f.). Disponible en:

http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:cqgB37-

DOP0J:orion2020.org/archivo/educacion/01_2_formaciondocente2.pdf+&cd=1&h

l=es-419&ct=clnk&gl=co

8
9