Está en la página 1de 3

REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DE EDUCACION SUPERIOR


UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL DE LOS LLANOS
OCCIDENTALES EZEQUIEL ZAMORA
ACARIGUA PORTUGUESA

INFORME DERECHO MERCANTIL

VARIOS CONTRATOS

INTEGRANTES:
Geomaice Escovar
Jose A Rodriguez
Rusmelys Paez
Eximira Ramos
La Compra Venta Mercantil
Es un contrato por el cual una persona, sea o no propietaria o poseedora de la
cosa objeto de la convención, se obliga a entregarla o a hacerla adquirir en
propiedad a otra persona, que se obliga por su parte, a pagar un precio
convenido, y la compra para revenderla o alquilar su uso.
Por otro lado, nuestro Código Civil vigente establece en su artículo 1.474 y se
refiere como “La venta”: “La venta es un contrato por el cual el vendedor se obliga
a transferir la propiedad de una cosa y el comprador a pagar el precio”. En
sentido general, la Compra - Venta es un contrato por el cual el vendedor se
obliga a transferir la propiedad de una cosa y el comprador a pagar el precio.

EL Contrato de Transporte o de Personas


Cuando hablamos de transporte nos referimos al traslado de personas o cosas,
de un lugar a otro, en el espacio.
El acto de ejecutar dicho traslado configura la celebración del contrato, que
constituye el convenio en virtud del cual, el porteador se obliga mediante
remuneración a trasladar personas o cosas de un lugar a otro.
Jurídicamente, el contrato de transporte entra en la categoría de la locatio operis,
y se caracteriza por la particularidad del resultado prometido, consistente en el
traslado de un lugar a otro de personas o cosas.

El Contrato de Comisión
Es un contrato por el que el comisionista en su condición de empresario
mercantil, se obliga a prestar su actividad consistente en realizar un acto o
negocio jurídico por cuenta del comitente.
En esencia, el comisionista, como el mandatario, ha de procurar, con la diligencia
propia de un comerciante ordenado, ejecutar la comisión sujetándose a las
instrucciones del comitente y la de rendir cuentas de su gestión. Esta se reduce
generalmente a "buscar" a la persona que, dentro de las condiciones más
favorables para el comitente, pacte el negocio de realización de la comisión,
comprando o vendiendo las cosas que el comitente desea vender o comprar.

El Contrato de Cuenta Corriente Mercantil


El contrato de cuenta corriente mercantil es aquel pacto por el cual dos partes
estipulan que los créditos que puedan nacer de sus relaciones de negocios y
comerciales perderán su individualidad propia al entrar en una cuenta común,
para convertirse en simples partidas del Debe o el Haber, de tal forma que
únicamente será exigible su saldo a la hora del cierre de la cuenta la cual se
producirá en la época por ellos convenida.
El Contrato de Préstame Mercantil
El contrato de préstamo mercantil es aquel mediante el cual una persona llamada
prestamista, cede la propiedad de una suma de dinero u otras cosas fungibles a
otra persona llamada prestatario, a cambio de la devolución de algo de la misma
especie y calidad o su equivalente en dinero.
Se distinguen cuatro tipos de préstamos en función de diferentes variables:
1. Según la naturaleza de la cosa prestada

2. Según la duración del préstamo mercantil

3. Según si el prestatario tiene que pagar interés o no por el préstamo


mercantil

4. Según si el préstamo está o no garantizado

El Contrato Bancario
El contrato bancario es un documento donde se especifican los detalles de una
operación o relación establecida entre una entidad financiera y alguno de sus
clientes. Este puede ser una persona natural o jurídica.
En dichos contratos, quedan registrados los derechos y obligaciones de las
partes. En ese sentido, se fijan plazos para los pagos, tipo de interés, comisiones
aplicables, entre otras condiciones de la transacción.

Los tipos de contratos bancarios pueden ser los siguientes:


De operaciones activas: Son documentos que regulan las transacciones donde
el banco es acreedor. Nos referimos, por ejemplo, a un préstamo al consumo,
una hipoteca, un crédito corporativo, entre otros.
De operaciones pasivas: Son contratos mediante los cuales la institución capta
recursos. Deben ser firmados, por ejemplo, por quienes abren una cuenta de
ahorro o un depósito a plazo fijo. En este caso, el banco asume el rol de
prestatario ante el cliente.
De transacciones neutras: Cuando el banco no obtiene ni brinda financiamiento
a su contraparte. Esto sucede, por ejemplo, en la custodia de valores. Por medio
de dicho servicio, el banco notifica al inversor sobre las decisiones de su bróker.
Así, el usuario conocerá dónde se colocó su dinero en el mercado bursátil.
Igualmente, se garantiza el cobro de dividendos, sumando ese ingreso en la
cuenta bancaria del contratante.