Está en la página 1de 25

“AÑO DE LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN Y

IMPUNIDAD”

FILIAL PUNO
FACULTAD DE INGENIERÍA Y ARQUITECTURA
ESCUELA PROFESIONAL DE INGENIERÍA CIVIL

CONTROL Y SUPERVISIÓN DE
OBRAS

TRABAJO ENCARGADO
No. 001

Tema:

CONTROL DEL PRECIO


Docente : ING. GLENY ZOILA DE LA RIVA TAPIA
Integrantes :
- CALIZAYA SANCHEZ, TONY F. L.
- RIMSKY CUTIMBO CHECALLA

Puno, 13 de Mayo de 2019.


INDICE
INTRODUCCIÓN ........................................................................................................................ 3
CONTROL DEL PRECIO.......................................................................................................... 4
ADELANTOS, USOS Y AMORTIZACIONES: .................................................................. 4
CONCLUSIÓN:................................................................................................................... 6
AVANCE DE OBRA: METRADOS DE AVANCE, VALORIZACIONES
REAJUSTES: ......................................................................................................................... 7
CONSULTAS Y ANÁLISIS: ............................................................................................. 7
CONCLUSIONES: ........................................................................................................... 10
ADICIONALES Y DEDUCTIVOS: ..................................................................................... 11
OBRAS ADICIONALES MENORES AL 15%: ............................................................ 12
OBRAS ADICIONALES MAYORES AL 15%: ............................................................ 13
PROCEDIMIENTO: .......................................................................................................... 13
¿QUÉ ES UN DEDUCTIVO VINCULADO?: ............................................................... 13
PROCEDIMIENTO SEGÚN EL ARTÍCULO 207 DEL REGLAMENTO: ................ 13
MAYORES GASTOS GENERALES: ............................................................................... 14
MAYORES GASTOS GENERALES VARIABLES: ................................................... 15
¿TODASLASAMPLIACIONESDEPLAZOCONLLEVANELRECONOCIMIENTOA
L CONTRATISTADEMAYORESGASTOSGENERALESVARIABLES?:............... 15
¿QUÉ AMPLIACIONESDEPLAZOSÍ CONLLEVANELRECONOCIMIENTOAL
CONTRATISTADEMA-YORESGASTOSGENERALESVARIABLES?: ................. 16
¿CÓMOCOBRAEL CONTRATISTAS LOS MAYORES GASTOS GENERALES
VARIABLES?: .................................................................................................................. 17
LIQUIDACION DE CONTRATO: ....................................................................................... 18
CONSULTA Y ANÁLISIS: .............................................................................................. 18
CONCLUSIONES: ........................................................................................................... 21
CONTROL DE VENCIMIENTO DE GARANTIAS: ......................................................... 22
¿QUINES PUEDEN EMITIR LAS GARANTIAS?: ..................................................... 22
¿QUÉ TIPOS DEGARANTÍAS HAY EN LOS CONTRATOS DE OBRAS
PÚBLICAS?:..................................................................................................................... 22
¿SE PUEDEN ACEPTAR GARANTÍAS ACUMULADAS?: ..................................... 23
¿QUÉ PRECAUCIONESDEBETOMARLA
ENTIDADCONRESPECTOALASGARANTÍAS?: ...................................................... 24
BIBLIOGRAFÍA ........................................................................................................................ 25
INTRODUCCIÓN

Recopilación de datos e investigación para que aquellos ingenieros o


personas interesados en el tema de Control y Supervisión de Obra pueda
aprender sobre Control de Precios y sus funciones que le servirán para a
futuro o presente.
CONTROL DEL PRECIO

ADELANTOS, USOS Y AMORTIZACIONES:

En primer lugar, debe indicarse que el artículo 171 del Reglamento señala que "Las
Bases podrán establecer adelantos directos al contratista, los que en ningún caso
excederán en conjunto del treinta por ciento (30%) del monto del contrato original."

Al respecto, debe precisarse que esta disposición es aplicable a los contratos de bienes
y de prestación de servicios, debiendo entenderse que el término “prestación de
servicios” incluye tanto a la prestación de servicios en general, como a la prestación de
servicios de consultoría; esta última, a su vez, comprende a la consultoría de obras,
encontrándose dentro de esta categoría a los contratos de supervisión de obra.

En esa medida, las Bases de los contratos de supervisión de obra pueden establecer la
posibilidad de otorgar adelantos directos al contratista hasta el treinta por ciento (30%)
del monto del contrato original, con la finalidad de brindarle financiamiento y/o liquidez
y, así, facilitar la ejecución de sus prestaciones, en las condiciones y oportunidad
pactadas en el contrato; evitándose, de esta manera, que deba recurrir a fuentes
externas de financiamiento, lo que determinaría el encarecimiento de la contratación.
Precisado lo anterior, es importante señalar que las condiciones generales para la
entrega de adelantos al contratista se encuentran previstas en el primer párrafo del
artículo 38 de la Ley, estableciéndose que “A solicitud del contratista, y siempre que
haya sido previsto en las Bases, la Entidad podrá entregar adelantos en los casos,
montos y condiciones señalados en el Reglamento”; precisándose en su segundo
párrafo que “Para que proceda el otorgamiento del adelanto, el contratista garantizará
el monto total de éste.”
En este punto, cabe precisar que, de conformidad con el primer y segundo párrafos del
artículo 172 del Reglamento, es en las Bases donde se detallan las condiciones -entre
ellas, el plazo- que el contratista y la Entidad deben cumplir para solicitar y entregar los
adelantos.
En consecuencia, una Entidad debe entregar el adelanto directo solicitado por el
contratista siempre que ello haya sido previsto en las Bases, que se hayan cumplido las
condiciones requeridas dentro del plazo establecido en las Bases y, sobre todo, que el
contratista haya garantizado el monto total del adelanto.

Ahora bien, la garantía que el contratista debe otorgar como requisito para la entrega
del adelanto, es la “garantía por adelantos”. Esta tiene por finalidad salvaguardar la
amortización total del adelanto entregado por la Entidad al contratista y, de esta
manera, asegurar la recuperación de los fondos públicos involucrados al otorgarse tal
adelanto.

Bajo este criterio, el artículo 162 del Reglamento precisa que una Entidad puede
entregar los adelantos previstos en las Bases y solicitados por el contratista entre ellos
el adelanto directo, contra la presentación de una garantía emitida por idéntico monto y
por un plazo mínimo de vigencia de tres (3) meses, renovables trimestralmente por el
monto pendiente de amortizar, hasta la amortización total del adelanto otorgado.

Así, considerando que la amortización del adelanto directo en el caso de los contratos
de supervisión de obra se realiza mediante descuentos proporcionales en cada uno de
los pagos parciales que se efectúen al contratista por la ejecución de las prestaciones a
su cargo, la vigencia de la garantía por adelantos se extenderá hasta la amortización
del último pago parcial; la misma que se genera, por lo general, una vez culminada la
obra supervisada.

Adicionalmente, debe señalarse que el artículo 164 del Reglamento establece los
supuestos en los que pueden ejecutarse las garantías al solo requerimiento de la
respectiva Entidad.

Así, el primer párrafo del numeral 1) del referido artículo señala que una Entidad puede
solicitar la ejecución de una garantía “Cuando el contratista no la hubiere renovado antes
de la fecha de su vencimiento. Contra esta ejecución, el contratista no tiene derecho a
interponer reclamo alguno.”; precisándose en su segundo párrafo que, en el caso de la
garantía por adelantos, con la ejecución se entenderá amortizado el adelanto. Como se
advierte, la ejecución de la garantía por adelantos por falta de renovación tiene por
objeto reponer a la Entidad los fondos públicos otorgados al contratista.

Fuera de esta causal, la normativa de contrataciones del Estado no ha previsto


expresamente otro supuesto en el que proceda la ejecución de la garantía por adelantos;
no obstante, con el objeto de salvaguardar la finalidad para la cual fue emitida esta
garantía; esto es, asegurar la amortización del adelanto otorgado, resulta razonable que
de verificarse de un hecho que afecte la posibilidad de amortizarlo también proceda su
ejecución.

Así, cuando la amortización del adelanto directo entregado al contratista no se realice


en los plazos programados en las Bases y/o en el contrato, resultará justificado que la
Entidad ejecute la garantía por adelantos para salvaguardar los fondos públicos
involucrados.

En relación con lo anterior, es importante precisar que la normativa de contrataciones


del Estadoi brinda al contratista la posibilidad de reducir el monto de la garantía por
adelantos conforme a las amortizaciones que se vayan efectuando, con la finalidad que
esta garantía refleje el monto real pendiente de amortizar y, de ejecutarse, se recupere
únicamente dicho monto.

De otro lado, es importante indicar que el primer párrafo del artículo 44 de la Ley señala
que "Cualquiera de las partes podrá resolver el contrato, sin responsabilidad de ninguna
de ellas, por caso fortuito o fuerza mayor que imposibilite de manera definitiva la
continuación del contrato”
Al respecto, para definir “caso fortuito o fuerza mayor” debe tenerse en consideración lo
dispuesto por el Código Civil, de aplicación supletoria a los contratos que se ejecutan
bajo el ámbito de la normativa de contrataciones del Estadoii. Así, el artículo 1315 del
Código Civil establece que “Caso fortuito o fuerza mayor es la causa no imputable,
consistente en un evento extraordinario, imprevisible e irresistible, que impide la
ejecución de la obligación o determina su cumplimiento parcial, tardío o defectuoso.”
En atención a lo expuesto, ante la imposibilidad de continuar la ejecución del contrato
de supervisión ante una situación de caso fortuito o fuerza mayor, la normativa de
contrataciones del Estado le permite a las partes resolver el contrato, hecho que
impediría que continúe la ejecución del mismo.
Sin perjuicio de ello, el último párrafo del artículo 170 del Reglamento le permite a las
partes someter cualquier controversia relacionada con la resolución del contrato, a
conciliación y/o arbitraje dentro de los quince (15) días hábiles siguientes de la
notificación de la resolución, vencido el cual la resolución del contrato queda consentida.
Teniendo en consideración lo anterior, debe señalarse que la resolución de un contrato
de supervisión de obra celebrado bajo el ámbito de la normativa de contrataciones del
Estado, por caso fortuito o fuerza mayor, determina la imposibilidad de continuar con la
ejecución de este, hecho que implicaría, además, que el adelanto otorgado por la
Entidad no se amortice según lo programado, pues la amortización se realiza mediante
descuentos proporcionales en cada uno de los pagos parciales que se efectúen al
contratista por la ejecución de la o las prestaciones a su cargo, de conformidad con el
primer párrafo del artículo 173 del Reglamento.
En esa medida, independientemente de si la resolución de un contrato de supervisión
de obra por caso fortuito o fuerza mayor esta consentida o no, esta determinará la
imposibilidad de continuar la ejecución del contrato de supervisión e impedirá la
amortización del adelanto directo otorgado en los plazos programados; por lo que, con
la finalidad de proteger los fondos públicos involucrados, la Entidad podrá ejecutar la
garantía por adelantos y recuperar el monto pendiente de amortización.

CONCLUSIÓN:

Independientemente de si la resolución de un contrato de supervisión de obra celebrado


bajo el ámbito de la normativa de contrataciones del Estado, por caso fortuito o fuerza
mayor, está consentida o no, esta determinará la imposibilidad de continuar con la
ejecución del contrato de supervisión y, en consecuencia, impediría la amortización del
adelanto directo otorgado en los plazos programados; por lo que, con la finalidad de
proteger los fondos públicos involucrados, la Entidad podrá ejecutar la garantía por
adelantos y recuperar el monto pendiente de amortizar.
AVANCE DE OBRA: METRADOS DE AVANCE,
VALORIZACIONES REAJUSTES:

CONSULTAS Y ANÁLISIS:

De forma previa, es preciso señalar que las presentes consultas se encuentran


vinculadas a la aplicación de la Ley de Contrataciones del Estado, aprobada mediante
Decreto Legislativo Nº 1017 (en adelante, la “anterior Ley”), y su Reglamento, aprobado
mediante Decreto Supremo Nº 184-2008-EF (en adelante, el “anterior Reglamento”); por
tanto, serán absueltas bajo sus alcances.

Las consultas formuladas son las siguientes:


“Cuando la Opinión N° 175-2017/DTN indica que se debe ‘elaborar la valorización correspondiente
de acuerdo al periodo previsto en las Bases’, prevé la posibilidad que en contratos a suma alzada,
el contratista elabore y presente la valorización, incluyendo los metrados no ejecutados, en el
periodo correspondiente (quincenal, mensual, bimensual, según se aplique a cada contrato en
función de lo dispuesto en las Bases), a fin que la Entidad cumpla con pagar hasta el total de los
metrados del presupuesto de obra (contratados), en fecha no posterior al último día del mes al que
corresponde la valorización, conforme se prevé en el artículo 197 del Reglamento, siendo que dicha
valorización tiene carácter de ‘pago a cuenta’.”

En primer lugar, debe indicarse que la anterior normativa de contrataciones del Estado
regulaba los sistemas de contratación que resultaban aplicables de acuerdo a la
naturaleza de las prestaciones que eran objeto del contrato.

Así, el numeral 1) del artículo 40 del anterior Reglamento establecía que el sistema a
suma alzada resultaba aplicable cuando las cantidades, magnitudes y calidades de la
prestación estaban totalmente definidas en las especificaciones técnicas, en los
términos de referencia o, en el caso de obras, en los planos y especificaciones técnicas
respectivas; precisando que el postor debía formular su propuesta por un monto fijo
integral y por un determinado plazo de ejecución.

En este punto, es importante señalar que el empleo del sistema a suma alzada en el
caso de obras presuponía que las cantidades, magnitudes y calidades de los trabajos
necesarios para su ejecución se encontraban debidamente definidas en el expediente
técnico, de tal manera que, el riesgo de variación de los metrados consignados se veía
reducido.

En ese contexto, el postor se obligaba a realizar el íntegro de los trabajos necesarios


para la ejecución de la obra requerida por la Entidad, en el plazo y por el monto ofertados
en sus propuestas técnica y económica -respectivamente-, las cuales eran parte del
contratoiii; a su vez, la Entidad se obligaba a pagar al contratista el monto o precio
ofertado en su propuesta económica. De esta manera, se advierte la invariabilidad
del precio pactado en las obras contratadas bajo el sistema a suma alzada.

De lo expuesto, se desprende que la invariabilidad del precio pactado se justificaba en


que las obras contratadas bajo el sistema a suma alzada presentaban un bajo riesgo de
variación de las cantidades, magnitudes y calidades definidas en el expediente técnico;
en esa medida, la aplicación del sistema a suma alzada, determinaba que el
contratista asumiera los costos derivados de la ejecución de mayores metrados y
que la Entidad asumiera el riesgo de la ejecución de una cantidad de metrados
menor a la inicialmente previstaiv, debiéndose pagar -en ambos casos- el íntegro del
precio pactado.
Dicho lo anterior, es importante señalar que -de conformidad con lo establecido en el
primer párrafo del artículo 197 del anterior Reglamento- las valorizacionesv tenían el
carácter de pagos a cuenta y eran elaboradas, por el inspector o supervisor y el
contratista, el último día hábil de cada período previsto en las Bases.
Por su parte, el tercer párrafo del citado artículo contemplaba que “En el caso de las
obras contratadas bajo el sistema a suma alzada, durante la ejecución de la obra, las
valorizaciones se formularán en función de los metrados ejecutados contratados
con los precios unitarios del valor referencial, agregando separadamente los montos
proporcionales de gastos generales y utilidad del valor referencial. El subtotal así
obtenido se multiplicará por el factor de relación, calculado hasta la quinta cifra decimal;
a este monto se agregará, de ser el caso, el porcentaje correspondiente al Impuesto
General a las Ventas.”
Como se aprecia, la anterior normativa de contrataciones del Estado establecía que en
las obras contratadas bajo el sistema a suma alzada las valorizaciones debían realizarse
considerando los periodos previstos en las Bases y los metrados ejecutados
contratados; en consecuencia, la aplicación del referido sistema de contratación
determinaba que la Entidad debía pagar el precio total de los metrados contratados
-correspondientes al periodo de valorizaciónvi y en la oportunidad prevista en el sexto
párrafo del artículo 197 del anterior Reglamento- aun cuando los metrados
efectivamente ejecutados resultaban menores o mayores a los contemplados en el
expediente técnicovii.
“Cuando la Opinión N° 175-2017/DTN alude la ‘liquidación de dicho contrato’, lo que prevé es que,
en adición a la valorización y pago de los metrados no ejecutados en el periodo correspondiente
(quincenal, mensual, bimensual, según contrato), cuando corresponda liquidar el contrato de obra
a suma alzada deberán consignarse los metrados no ejecutados, de modo tal que se realice el
proceso de cálculo técnico, bajo las condiciones normativas y contractuales aplicables al contrato,
que tiene por finalidad determinar, principalmente, el costo total de la obra y el saldo económico,
que puede ser a favor o en contra del contratista o de la Entidad, subsistiendo la obligación de la
Entidad de pagar el íntegro del precio ofertado por el postor en su propuesta.”

Sobre el particular, debe indicarse que el procedimiento de liquidación del contrato,


puede definirse como un proceso de cálculo técnico, bajo las condiciones normativas y
contractuales aplicables, que tiene por finalidad determinar, principalmente, el costo
total de la obra y el saldo económico que pueda existir a favor o en contra de alguna de
las partes.
Ahora bien, este Organismo Técnico Especializado en diversas opiniones ha señalado
que la liquidación del contrato de obra debía contener todos los conceptos que formaban
parte del costo total de la misma, tales como: las valorizaciones, los reajustes, los
mayores gastos generales, la utilidad, los impuestos que afectaban la prestación, las
penalidades aplicables al contratista, los adelantos otorgados y sus amortizaciones,
entre otros conceptos, los cuales debían estar debidamente sustentados con la
documentación y los cálculos detallados que correspondieran.
En ese sentido, considerando que la liquidación de un contrato de obra debía
comprender las valorizaciones realizadas, entre otros conceptos, el contenido de dicha
liquidación también contemplaba los metrados contratados, considerados al elaborar las
distintas valorizaciones de la obra, aun cuando los metrados efectivamente ejecutados
resultaban menores o mayores a los contemplados en el expediente técnico.

“La Opinión N° 175-2017/DTN, que establece que la Entidad se encuentra obligada a pagar el íntegro
del precio ofertado y refiere que para ello se debe ‘elaborar la valorización correspondiente de
acuerdo al periodo previsto en las Bases, así como la liquidación de dicho contrato’, no habilita a la
Entidad a optar entre estos dos (2) momentos (valorización en el periodo correspondiente o
liquidación del contrato) para cumplir con su obligación de pago de los metrados no ejecutados; es
decir, la Entidad no puede postergar el pago de los metrados no ejecutados hasta la liquidación del
contrato, sino que deberá efectuar el pago si el contratista se lo requiere con la valorización en el
periodo correspondiente.”

Tal como se indicó al absolver la consulta 2.1, la anterior normativa de contrataciones


del Estado establecía que en las obras contratadas bajo el sistema a suma alzada las
valorizaciones debían realizarse considerando los periodos previstos en las Bases y los
metrados ejecutados contratados; en consecuencia, la aplicación del referido sistema
de contratación determinaba que la Entidad debía pagar el precio total de los metrados
contratados -correspondientes al periodo de valorización y en la oportunidad prevista en
el sexto párrafo del artículo 197 del anterior Reglamento- aun cuando los metrados
efectivamente ejecutados resultaban menores o mayores a los contemplados en el
expediente técnico.

“En un contrato de obra a suma alzada, cuando en un periodo mensual hay menores metrados de
los pactados, y existen arbitrajes en curso que versan sobre ampliaciones de plazo y no sobre el
pago de valorizaciones o importes a favor de la Entidad, corresponde que la entidad pague al
contratista la valorización completa del periodo correspondiente, según metrados contratados,
teniendo en cuanta lo previsto en el artículo 197 del Reglamento sobre oportunidad de pago de
valorizaciones y que se trata de pagos a cuenta; no siendo procedente que la entidad pague solo lo
realmente ejecutado en el periodo correspondiente y difiera el pago hasta la liquidación final que
obviamente no será posible realizar hasta concluir todos los arbitrajes incluso el que se podría
generar por la liquidación del contrato conforme al artículo 211 del Reglamento.”

Tal como se indicó al absolver las consultas anteriores, la anterior normativa de


contrataciones del Estado establecía que en las obras contratadas bajo el sistema a
suma alzada las valorizaciones debían realizarse considerando los periodos previstos
en las Bases y los metrados ejecutados contratados; en consecuencia, la aplicación del
referido sistema de contratación determinaba que la Entidad debía pagar el precio total
de los metrados contratados -correspondientes al periodo de valorización y en la
oportunidad prevista en el sexto párrafo del artículo 197 del anterior Reglamento- aun
cuando los metrados efectivamente ejecutados resultaban menores o mayores a los
contemplados en el expediente técnico.
En este punto, es importante señalar que el artículo 199 del anterior Reglamento, en su
primer párrafo, señalaba que “Si surgieran discrepancias respecto de la formulación,
aprobación o valorización de los metrados entre el contratista y el inspector o supervisor
o la Entidad, según sea el caso, se resolverán en la liquidación del contrato, sin perjuicio
del cobro de la parte no controvertida.”; mientras que, en su segundo párrafo, disponía
que “Si la valorización de la parte en discusión representa un monto igual o superior al
cinco por ciento (5%) del contrato actualizado, la parte interesada podrá someter dicha
controversia a conciliación y/o arbitraje dentro de los quince (15) días hábiles después
de presentada”
Como se advierte, la anterior normativa de contrataciones del Estado establecía en
contratos de obra a suma alzada la obligación de la Entidad de pagar los metrados
contratados contemplados en las valorizaciones, en la oportunidad prevista en el sexto
párrafo del artículo 197 del anterior Reglamento, por lo que la entidad no podría diferir
el pago de los menores metrados hasta la liquidación final. Por tanto, el inicio de un
arbitraje sobre ampliaciones de plazo no implicaba la postergación del pago de una
valorización, salvo que durante el proceso arbitral se hubiera dictado una medida en ese
sentido.
De conformidad con el artículo 199 del anterior Reglamento si surgen discrepancias
acerca de la formulación, aprobación o valorización de los metrados, entre las partes, la
Entidad debía proceder con el pago de la parte que no era objeto de discusión, pudiendo
diferir únicamente la solución de la controversia referida al pago de la parte
restante hasta el momento de la liquidación final.

Finalmente, es importante precisar que si bien el último párrafo del artículo 211 del
anterior Reglamento señalaba que “No se procederá a la liquidación mientras existan
controversias pendientes de resolver”, dicha disposición era aplicable cuando existían
controversias sobre los conceptos que debían integrar la liquidación y no sobre
conceptos ajenos a éstaviii.

CONCLUSIONES:

La anterior normativa de contrataciones del Estado establecía que en las obras


contratadas bajo el sistema a suma alzada las valorizaciones debían realizarse
considerando los periodos previstos en las Bases y los metrados ejecutados
contratados; en consecuencia, la aplicación del referido sistema de contratación
determinaba que la Entidad debía pagar el precio total de los metrados contratados
-correspondientes al periodo de valorización y en la oportunidad prevista en el sexto
párrafo del artículo 197 del anterior Reglamento- aun cuando los metrados
efectivamente ejecutados resultaban menores o mayores a los contemplados en el
expediente técnico.
Considerando que la liquidación de un contrato de obra debía comprender las
valorizaciones realizadas, entre otros conceptos, el contenido de dicha liquidación
también contemplaba los metrados contratados, considerados al elaborar las distintas
valorizaciones de la obra, aun cuando los metrados efectivamente ejecutados
resultaban menores o mayores a los contemplados en el expediente técnico.
Como se advierte, la anterior normativa de contrataciones del Estado establecía en
contratos de obra a suma alzada la obligación de la Entidad de pagar los metrados
contratados contemplados en las valorizaciones, en la oportunidad prevista en el sexto
párrafo del artículo 197 del anterior Reglamento, por lo que la entidad no podría diferir
el pago de los menores metrados hasta la liquidación final. Por tanto el inicio de un
arbitraje sobre ampliaciones de plazo no implicaba la postergación del pago de una
valorización, salvo que durante el proceso arbitral se hubiera dictado una medida en ese
sentido.
ADICIONALES Y DEDUCTIVOS:

La Prestación adicional de obra es aquella no considerada en el expediente técnico, ni


en el contrato original, cuya realización resulta indispensable y/o necesaria para dar
cumplimiento a la meta prevista de la obra principal y que da lugar a un presupuesto
adicional. Ahora bien, conforme con el numeral 41 del Anexo Único de Definiciones del
Reglamento “El Presupuesto adicional de obra: Es la valoración económica de la
prestación adicional de una obra que debe ser aprobado por la Contraloría General de
la República cuando el monto supere al que puede ser autorizado directamente por la
Entidad, es decir 15% del monto del contrato original.
Ejemplo:

Imagen 01: Ejemplo de adicionales en obra, fuente Manual de contrataciones del estado.

Luego: Debido a un deslizamiento de tierras, el camino inicialmente planteado quedó


inhabilitado, por lo cual debió hacerse un camino más largo para llegar al punto de la
obra, conforme al siguiente gráfico.

Imagen 02 Ejemplo de adicionales en obra, fuente Manual de contrataciones del estado.

Así, se hace imprescindible la realización de una prestación adicional de obra, siempre


que la indicada situación no estaba considerada en el expediente técnico y resulta
necesaria para cumplir con la finalidad del contrato de obra.
Según el artículo 41y la Única Disposición Complementaria Modificatoria de la Ley, y el
artículo 207 y 208 de su Reglamento la Entidad podrá ordenar y pagar directamente la
ejecución de prestaciones adicionales hasta por el 15% de su monto, siempre que sean
indispensables y para alcanzar la finalidad del contrato. Asimismo, podrá reducir obras
hasta por un 25% de su monto.
En el supuesto que resultará indispensable la realización de obras adicionales por
errores en el expediente técnico o situaciones imprevisibles posteriores a la suscripción
del contrato, mayores a las establecidas en el párrafo precedente, la Entidad, sin
perjuicio de la responsabilidad que pueda corresponder al proyectista, podrá decidir
autorizarlas hasta el 50% del monto del contrato original.
Para ello se requiere contar con la autorización del Titular de la Entidad, debiendo para
la ejecución y el pago contar con la autorización previa de la Contraloría General de la
República y con la comprobación de que se cuentan con los recursos necesarios; dicha
situación debe ponerse en conocimiento de la Comisión de Presupuesto y Cuenta
General de la República del Congreso de la República y del Ministerio de Economía y
Finanzas, bajo responsabilidad del Titular de la Entidad.
Alternativamente, la Entidad puede resolver el contrato, mediante comunicación escrita
al contratista. En este último caso, no existe responsabilidad para las partes. El contrato
queda resuelto de pleno derecho desde su comunicación al contratista y la Entidad
procederá a pagar al contratista lo efectivamente ejecutado, con lo que el contrato se
entiende liquidado.

OBRAS ADICIONALES MENORES AL 15%:

Solo procederá la ejecución de obras adicionales cuando previamente se cuente con


disponibilidad presupuestal y resolución del Titular de la Entidad y en los casos en que
sus montos, por si solos o restándole los presupuestos deductivos vinculados sean
iguales o no superen el 15% del monto del contrato original.
OBRAS ADICIONALES MAYORES AL 15%:

Las obras adicionales cuyos montos por si solos o restándole los presupuestos
deductivos vinculados, superen el 15% del monto del contrato original, luego de ser
aprobadas por el Titular de la Entidad, requieren previamente para su ejecución y pago,
la autorización expresa de la Contraloría General de la República – CGR.

PROCEDIMIENTO:

 La CGR contará con un plazo de máximo de quince (15) días hábiles para emitir
su pronunciamiento, el cual deberá ser motivado en todos los casos. De no emitir
pronunciamiento en el plazo antes indicado la Entidad queda autorizada para
disponer la ejecución y/o pago de las prestaciones por el monto que hubiera
solicitado, sin perjuicio del control posterior.
 Los adicionales no podrán superar el 50% del monto del contrato original. Si eso
sucediese el contrato deberá de resolverse y la obra se continuará mediante un
nuevo proceso; en este supuesto no será de aplicación el último párrafo del
artículo 209 del Reglamento.
 En caso de adicionales con carácter de emergencia la autorización de la CGR
es previa al pago.
 Las prestaciones adicionales se pagan mediante valorizaciones independientes.
 Los adicionales y reducciones se deben informar al SNIP.
 Se deben ampliar las garantías otorgadas.

¿QUÉ ES UN DEDUCTIVO VINCULADO?:

Se denomina así a los trabajos o prestaciones que se dejan de realizar, a causa de la


aprobación de una prestación adicional. Ejemplo: Un salón de clases es diseñado
inicialmente con una puerta. En virtud de una norma posterior del sector educación se
dispone que todas las aulas cuenten con dos puertas, por lo que es necesario adicionar
una puerta, pero al mismo tiempo es necesario dejar de construir el pedazo de pared
donde se ubicará la segunda puerta, por lo que se utilizará menos mano de obra,
ladrillos, cemento, pintura, entre otros. Estos últimos componentes de la pared
constituyen el “deductivo vinculado”.

PROCEDIMIENTO SEGÚN EL ARTÍCULO 207 DEL REGLAMENTO:

 La necesidad de una prestación adicional se inicia con la anotación en el


cuaderno de obra por el contratista o por el supervisor. Este último informa a la
Entidad de la necesidad de elaborar el expediente técnico de la prestación
adicional.
 ̧La Entidad decide si lo hace directamente, un consultor externo o el propio
contratista como prestación adicional; para lo cual tendrá en cuenta la
naturaleza, magnitud, complejidad, así como la capacidad técnica y/o
especialización del contratista.
 ̧Si lo hace la Entidad o un consultor externo, debe verificarse con el contratista ejecutor,
que la solución técnica diseñada se ajusta a la prestación adicional.
 Concluida la elaboración del expediente técnico, dentro de los catorce (14) días
siguientes el inspector o supervisor informa a la Entidad sobre la procedencia de la
ejecución de la prestación adicional.
 Recibido el informe, indicado en el párrafo precedente, la Entidad cuenta con catorce
(14) días para emitir y notificar su pronunciamiento sobre la procedencia de la ejecución
de la prestación adicional de obra.
 ̧La demora de la Entidad podrá ser causal de ampliación de plazo.
 Junto con la resolución se debe entregar al contratista el expediente técnico aprobado
de la prestación adicional.
 Las prestaciones adicionales se pagan mediante valorizaciones independientes.
 Los adicionales y reducciones se deben informar al Sistema Nacional de Inversión
Pública – SNIP.
 Se deben ampliar las garantías otorgadas.

Imagen 03: Diagrama de flujo de adicionales de obra, fuente, OSCE.

MAYORES GASTOS GENERALES:

Los Gastos Generales son aquellos costos indirectos que el Contratista debe efectuar
para la ejecución de la obra, derivados de su propia actividad empresarial, por lo que no
pueden ser incluidos dentro de las partidas del costo directo de las obras. Los Gastos
Generales están en función al tipo y magnitud de la obra a ejecutar.

Los Gastos Generales de Obras son de dos tipos:


 Fijos, o también denominados no relacionados con el tiempo de ejecución de la obra, y
ocurren una sola vez, como por ejemplo los gastos de licitación: compra de Bases,
notariales, garantía de seriedad de oferta, etc.
 Variables, o también denominados directamente relacionados con el tiempo de
ejecución de la obra, como, por ejemplo: sueldos de los ingenieros, alquileres de
camionetas, gastos de luz, agua, teléfonos, gastos de útiles de oficina, costos financieros
por las garantías de fiel cumplimiento y adelantos.

De acuerdo con el artículo 202 del Reglamento, sólo cuando la ampliación de plazo
hubiese sido generada por la paralización total de la obra, por causas ajenas al
contratista, dará lugar al pago de mayores gastos generales variables debidamente
acreditados, de aquellos conceptos que formen parte de la estructura de costos de la
oferta del contratista o del valor referencial, según sea el caso. Si la ampliación se
produjo por un atraso, se le pagará al contratista el gasto general variable diario por el
número de días de atraso.

MAYORES GASTOS GENERALES VARIABLES:

Dado que las ampliaciones de plazo modifican el plazo contractual (o vigente al


momento de su otorgamiento) los Gastos Generales que se ven afectados son los
relacionados con el tiempo de ejecución de la obra, es decir, los variables. Salvo en
casos de prestaciones adicionales de obra, que cuenten con su propio presupuesto.

Imagen 04: Ejemplo de realización de Mayores Gastos Generales, fuente Manual de


contrataciones del estado.

¿TODAS LA SAMPLIACIONES DE PLAZO CON LLEVAN EL


RECONOCIMIENTO AL CONTRATISTA DE MAYORES GASTOS
GENERALES VARIABLES?:

No, las ampliaciones de plazo que provienen de la ejecución de obras adicionales


(Prestaciones Adicionales) no generan reconocimiento de estos mayores gastos
generales variables, en razón de que el Adicional tiene un Presupuesto Adicional y este
a su vez contiene su gasto general variable (en obras a suma alzada los del Valor
Referencial afectado por el Factor de Relación, en obras a Precios Unitarios se
determina su propio gasto general variable).
¿QUÉ AMPLIACIONES DE PLAZO SÍ CONLLEVAN EL RECONOCIMIENTO
AL CONTRATISTA DE MAYORES GASTOS GENERALES VARIABLES?:

Las ampliaciones de plazo que conllevan el reconocimiento de mayores gastos


generales variables son las que provienen de:

Paralizaciones de obra por causas no atribuibles al Contratista: huelga de construcción


civil, paralizaciones ordenadas por la Entidad, etc. En este caso se reconocen los
mayores gastos generales variables debidamente acreditados que correspondan al
periodo de la paralización. Estos gastos deben formar parte de la estructura de gastos
generales variables:

 De la oferta económica cuando son obras contratadas a precios unitarios.

 Del Valor referencial (es decir los que figuran en el Expediente Técnico) cuando son
obras contratadas a Suma Alzada.

Imagen 05: Ejemplo de realización de precio unitarios, fuente Manual de contrataciones del
estado.

Por otras causales (demora en pago de adelanto de materiales, demora en absolución


de consulta, etc.). Se aplican unas fórmulas de acuerdo al sistema de contratación:

Imagen 06: Ejemplo de realización de sistema de contratación, fuente Manual de contrataciones


del estado.
Imagen 07: Cuadro para los anteriores gráficos (5) y (6), fuente Manual de contrataciones del
estado.

Imagen 08: Ejemplo de muestra. fuente Manual de contrataciones del estado.

¿CÓMO COBRA EL CONTRATISTAS LOS MAYORES GASTOS


GENERALES VARIABLES?:

Para el pago de los mayores gastos generales variables el residente formulará una
Valorización de Mayores Gastos Generales una vez que la ampliación de plazo haya
sido aprobada (o consentida) o caso contrario el Contratista solicitará estos Mayores
Gastos Generales como uno de los conceptos a pagar en su Liquidación Final de Obra
(el derecho a cobro no prescribe).De ser una valorización será presentada al inspector
o supervisor el cual dispone de 5 días calendario contados a partir del día siguiente de
la recepción de la valorización para su revisión y aprobación de ser el caso y elevarla a
la Entidad.

LIQUIDACION DE CONTRATO:

CONSULTA Y ANÁLISIS:

Habiéndose omitido los plazos establecidos para la elaboración de la liquidación


de obra, tanto por la Entidad como por el Contratista, ¿Cuál es el procedimiento
legal para salvaguardar la realización de la misma?

En principio, cabe precisar que, la liquidación final del contrato de obra consiste en un
proceso de cálculo técnico, bajo las condiciones normativas y contractuales aplicables
al contrato, que tiene por finalidad determinar, principalmente, el costo total de la obra y
el saldo económico que puede ser a favor o en contra del contratista o de la Entidadix.

En ese sentido, el acto de liquidación tiene como propósito que se efectúe un ajuste
formal y final de cuentas, que establecerá, teniendo en consideración intereses,
actualizaciones y gastos generales, el quantum final de las prestaciones dinerarias a
que haya lugar a cargo de las partes del contrato.
Transcurrida la etapa de liquidación, las relaciones jurídicas creadas por el contrato se
extinguen. Esto sucede porque el contrato ha alcanzado su finalidad, cual es satisfacer
los intereses de cada una de las partes. Es por ello que el procedimiento de liquidación
de obra presupone que cada una de las prestaciones haya sido debidamente verificada
por cada una de las partes, de manera que los sujetos contractuales hayan expresado
de forma inequívoca su satisfacción o insatisfacción con la ejecución del contrato.
El artículo 269º del Reglamento regula el procedimiento de liquidación de obra,
estableciendo una serie de plazos para que el contratista o la Entidad comuniquen o se
pronuncien sobre la liquidación final o sus observaciones —de ser éste el caso— a la
otra parte del contrato, con la finalidad de dar por concluida la etapa de ejecución
contractual y la consecuente extinción de las obligaciones para ambas partes.
De este modo, el citado artículo establece que inicialmente compete al contratista
presentar la liquidación de obra dentro del plazo de sesenta (60) días o el equivalente a
un décimo (1/10) del plazo de ejecución de obra —el que resulte mayor—, contado
desde el día siguiente de la recepción de obra. Luego de ello, corresponde a la Entidad
pronunciarse sobre la liquidación o presentar una nueva, teniendo el contratista la
oportunidad de replicarla.
El citado artículo también prevé que, en caso el contratista no presente la liquidación —
en el plazo establecido—, compete a la Entidad su elaboración y presentación, en
idéntico plazo, siendo los gastos de cargo del contratista. En este supuesto, el
contratista puede pronunciarse sobre la liquidación dentro de los quince (15) días
siguientes de haber sido notificado.
Ahora bien, según se observa, el citado artículo regula un procedimiento especial cuyo
objetivo está dirigido a que se pueda obtener la liquidación final de obra debidamente
consentida. Ahora, el cumplimiento de dicho objetivo se encuentra subordinado a que
alguna de las partes active el procedimiento, es decir, presente la liquidación del
contrato en los plazos que prevé el Reglamento.
Sin embargo, el artículo en mención no regula lo concerniente a la presentación
extemporánea de la liquidación del contrato; es decir, no regula qué sucedería si las
partes presentan la liquidación final, fuera de los plazos mencionados en el artículo 269º
del Reglamento.
Esta eventualidad origina que no pueda determinarse la extensión del contrato y, por
consiguiente, la extensión de las obligaciones de las partes, quienes, ante dicha
incertidumbre, se verían obligados a mantener el vínculo contractual.
La falta de culminación del contrato —por la falta de liquidación debidamente
consentida—, podría generar ciertas consecuencias económicas desfavorables para las
partes, debido a la obligación del contratista de mantener vigente las garantías e incurrir
en los costos financieros que ello implica, y los costos de oportunidad en que incurre la
Entidad al no obtener satisfacción debida y completa de su necesidad.
En ese contexto, dado que la falta de liquidación consentida de la obra es un hecho no
propicio para el cumplimiento de los principios de la contratación pública que regula la
Ley —particularmente, no adecuado al principio de economíax y eficienciaxi que se
propugnan en toda contratación pública—, se hace necesario determinar qué proceder
—tanto para la Entidad como para el contratista— resultaría adecuado y congruente
para el respeto de los mencionados principios.
En concordancia con lo señalado, la solución a adoptarse debe resultar simple y lógica
para las partes, sin generar mayores costos de los que ya de por sí genera la falta de
liquidación consentida del contrato de obra.
En ese sentido, a efectos de precisar un límite en la vigencia del contrato, este Consejo
Superior considera necesario establecer que, aún cuando alguna de las partes hubiera
presentado de forma extemporánea la liquidación de obra —lo cual quiere decir, que la
hubiera presentado transcurridos los plazos iniciales que tenía el contratista y la
Entidad para hacerlo—, se activará el procedimiento establecido en el artículo 269º del
Reglamentoxii.
En consecuencia, ya sea que la liquidación del contrato de obra sea presentada de
forma extemporánea por el contratista o por la Entidad, a partir de ese momento, serán
de aplicación los plazos y el procedimiento establecidos en el artículo 269º del
Reglamento, incluido lo señalado en su tercer párrafo.
Cabe precisar que la presentación extemporánea de la liquidación por el contratista sólo
podrá activar el procedimiento establecido en el artículo 269º del Reglamento, si dicha
presentación se realiza transcurrido el plazo que tiene la Entidad para hacerlo —
segundo párrafo del artículo 269º—. Sino fuera así, la liquidación efectuada por el
contratista se entenderá por no presentada, puesto que la Entidad aún tendría vigente
y expedita la posibilidad de efectuarla.
¿Cuál es el mecanismo que la Entidad debe aplicar para determinar o cuantificar
los gastos de cargo del contratista, cuando éste no ha cumplido con presentar la
liquidación dentro del plazo establecido?

En relación con la forma de determinar los gastos de cargo del contratista cuando éste
no haya cumplido con presentar su liquidación de obra dentro del plazo legal, el artículo
269º del Reglamento no regula lo concerniente al alcance de las operaciones
involucradas en su cuantificación, por lo que corresponde a la Entidad establecer la
forma que se empleará para fijar dichas cantidades, atendiendo a las eventualidades
económicas presentadas en la liquidación de la obra.
¿Si el contratista presentase la liquidación fuera de plazo, podría aplicarse por
analogía, para este caso, los plazos señalados en el artículo 269º del Reglamento
de la Ley de Contrataciones y Adquisiciones del Estado?

A efectos de absolver la presente consulta, cabe remitirse a lo señalado en los


numerales 2.1.3. y 2.1.4. de la presente opinión.

¿Si la Entidad realiza la liquidación de obra habiéndose vencido el plazo de ley y


el contratista no cuenta con carta fianza vigente, que medidas se debe adoptar al
respecto?

Sobre el particular, en atención a lo señalado en la Ley y el Reglamento, previamente a


la suscripción del contrato, el postor ganador de la buena pro en un proceso de selección
debe presentar a la Entidad, entre otros documentos, la garantía de fiel cumplimiento de
contrato.
Ahora bien, en concordancia con lo establecido en los artículos 213° y 215° del
Reglamento, dicha garantía deberá ser emitida por una suma equivalente al diez por
ciento (10%) del monto del contrato, y mantenerse vigente hasta la aprobación de la
liquidación final del contrato.
Antes de dicha oportunidad es obligación del contratista mantener vigente la garantía y,
en su caso, renovarla, a efectos de que no sea perjudicada.
En ese sentido, no habiendo quedado consentida la liquidación de obra, sea porque el
contratista o la Entidad no ha presentado la liquidación en los plazos establecidos, es
responsabilidad del contratista renovar la garantía.
Caso contrario, la Entidad podría ejecutarla, de conformidad con lo establecido en el
artículo 221º del Reglamento.
¿Existen penalidades para el Contratista que no presenta la liquidación dentro de
plazo?
Sobre el particular, el artículo 222º del Reglamento dispone que en el caso de retraso
injustificado en la ejecución de las prestaciones objeto del contrato, la Entidad le aplicará
al contratista una penalidad por cada día de atraso, hasta por un monto máximo
equivalente al diez por cien (10%) del monto contractual o, de ser el caso, del ítem,
tramo, etapa o lote que debió ejecutarse o de la prestación parcial en el caso de
ejecución periódica.
Asimismo, se señala que dicha penalidad será deducida de los pagos a cuenta, del pago
final o en la liquidación final; o si fuese necesario se cobrará del monto resultante de la
ejecución de las garantías de fiel cumplimiento o adicional por el monto diferencial de la
propuesta.

En ese sentido, toda vez que el objeto del artículo citado es penalizar los atrasos en el
cumplimiento del objeto del contrato —que en el supuesto planteado, es la ejecución de
obra—, no podrá ser aplicable al retraso en la presentación de la liquidación final de
obra.
Sin perjuicio de lo señalado, atendiendo a lo establecido en el artículo 223º del
Reglamento, las Bases pueden prever la aplicación de otras penalidades, incluyendo
aquellas aplicables por la presentación extemporánea de la liquidación final de obra por
el contratista.

Asimismo, cabe precisar que es de cargo del contratista los costos en que incurra
la Entidad por efectuar dicha liquidación.

CONCLUSIONES:

En tanto que la liquidación del contrato constituye un requisito indispensable para la


culminación de la etapa de ejecución contractual, deberá entenderse que, en el
supuesto que ni el contratista ni la Entidad la hubiesen presentado oportunamente,
cualquiera de ellas podrá presentarla, aún cuando sea de forma extemporánea,
momento a partir del cual, se aplicarán los plazos y el procedimiento previstos en el
artículo 269º del Reglamento.
Al no regularse lo concerniente al alcance de las operaciones involucradas en la
cuantificación de los gastos de cargo del contratista por no haber presentado su
liquidación en el plazo de ley, corresponde a la Entidad establecer la forma que se
empleará para fijar dichas cantidades, atendiendo a las eventualidades económicas
presentadas en la liquidación de la obra.
La presentación extemporánea de la liquidación por el contratista sólo podrá activar el
procedimiento establecido en el artículo 269º del Reglamento, si dicha presentación se
realiza transcurrido el plazo inicial que tenía la Entidad para hacerlo —segundo párrafo
del artículo 269º—, de lo contrario, la liquidación efectuada por el contratista se
entendería por no presentada, puesto que la Entidad aún tendría vigente y expedita la
posibilidad de efectuarla.
Si durante el plazo de presentación de la liquidación de obra, la garantía ofrecida por el
contratista se encuentra vencida, es responsabilidad de éste renovarla, de lo contrario
podría ser ejecutada por la Entidad, conforme con el artículo 221º del Reglamento.
Sólo podrán aplicarse penalidades al contratista por la presentación extemporánea de
su liquidación final de obra, siempre que ello se haya previsto en las Bases.
CONTROL DE VENCIMIENTO DE GARANTIAS:

Las Garantías son documentos valorados que tienen por finalidad respaldar a los
postores (garantía de seriedad de oferta) y Contratistas (garantía de fiel cumplimiento,
por el adelanto directo, por el adelanto para materiales e insumos) ante la Entidad, en
los procesos de selección y ejecución contractual, respectivamente. Las garantías en
los contratos públicos solo pueden ser cartas fianzas (emitidos por entidades bancarias
y financieras) y Pólizas de caución (emitidas por compañías de seguros). No existe otro
tipo de garantía (por ejemplo: letras de cambio, cheques de gerencia, depósitos en
efectivo, etc.).

¿QUINES PUEDEN EMITIR LAS GARANTIAS?:

Las garantías solo podrán ser efectuadas por empresas bajo el ámbito de la
Superintendencia de Banca y Seguros y Administradoras Privadas de Fondos de
Pensiones o que estén en la lista actualizada de bancos extranjeros de primera
categoría que periódicamente publica el Banco Central de Reserva del Perú.
Deben de cumplir con los requisitos, las garantías que acepten las Entidades deben ser:
 Incondicionales
 Solidarias
 Irrevocables
 Realización automática

¿QUÉ TIPOS DEGARANTÍAS HAY EN LOS CONTRATOS DE OBRAS


PÚBLICAS?:

GARANTÍA DE SERIEDAD DE OFERTA:

Se exige en todos los procesos de selección, se requiere la presentación de una


Garantía de Seriedad de Oferta. Para el caso de las Adjudicaciones Directas y
Licitaciones Públicas se presentará dentro del sobre económico, mediante una carta
fianza o póliza de caución cuyo monto oscila entre el 1% y 2% del Valor Referencial de
la Obra. Debe estar vigente hasta la suscripción del Contrato. Tratándose de
Adjudicaciones de Menor Cuantía, la Garantía de Seriedad de Oferta se presentará a
través de una Declaración Jurada que formará parte integrante de la propuesta técnica.

DE FIEL CUMPLIMIENTO:

Solo se exige en todos los procesos de selección (Adjudicaciones de Menor Cuantía (*),
Adjudicaciones Directas Selectivas (*) y Publicas (*) y Licitaciones Públicas). Su monto
equivale al 10% del monto del contrato original. Debe estar vigente hasta el
consentimiento de la liquidación final. (*) Si la Buena Pro se la adjudicó una PYME, el
plazo de obra es igual o mayor a 60 días calendario, y el número de valorizaciones es
dos o más, el Contratista puede solicitar se le aplique una Retención por el mismo
porcentaje en lugar de presentar la Garantía de Fiel Cumplimiento, Retención que será
descontada al prorrateo en la mitad del número de valorizaciones (artículo 39º de la Ley
de Contrataciones del Estado y artículo 155º de su Reglamento)

POR EL ADELANTO DIRECTO:

Hasta por el 20% del monto del contrato original. Se puede ir descontando su monto
trimestralmente conforme se vaya amortizando. Debe estar vigente hasta la
amortización total del Adelanto.

POR EL ADELANTO DE MATERIALES E INSUMOS:

Hasta por el 40% del monto del contrato original. Se puede ir descontando su monto
trimestralmente conforme se vaya amortizando. Debe estar vigente hasta la
amortización (utilización) total de los materiales del Adelanto.

¿SE PUEDEN ACEPTAR GARANTÍAS ACUMULADAS?:

Si bien esta forma de garantizar no es la más conveniente para una Entidad, desde el
punto de vista de la Ley de Contrataciones no hay nada que lo oponga, luego si es
admitida como válida.

Imagen 09: Ejemplo de garantías y contrataciones, fuente Manual de contrataciones del estado.
¿QUÉ PRECAUCIONESDEBETOMARLA
ENTIDADCONRESPECTOALASGARANTÍAS?:

Que el “Área de Administración” al recibir las garantías de inmediato certifique su


validez, llamando a la Entidad emisora y verificando en la página de la SBS y del BCR
si la Empresa emisora (banco, compañía de seguros, etc.) de la garantía está registrada
en estas Entidades.
Que el “Área de Administración” al recibir las garantías de inmediato certifique si esta
considera las 4 exigencias de la Ley de Contrataciones.
Que el “Área de Administración” nunca deje vencer las garantías ya que de suceder el
dinero otorgado a los contratistas no tendría respaldo de ser recuperado y habría
responsabilidad en los funcionarios.
Que el “Área de Administración”, de darse la situación, proceda a ejecutar las garantías
de conformidad con lo que establece el artículo 164º del Reglamento.
BIBLIOGRAFÍA
obras, R. d. (s.f.). aducarte.weebly.com. Obtenido de aducarte.weebly.com:
http://aducarte.weebly.com/uploads/5/1/2/7/5127290/01._inspector_y_supervisor.p
df

OSCE. (s.f.). portal.osce.gob.pe. Obtenido de portal.osce.gob.pe:


http://portal.osce.gob.pe/osce/sites/default/files/Documentos/Capacidades/Capacita
cion/Virtual/curso_contratacion_obras/libro_cap5_obras.pdf

Perez, C. (2012). es.slideshare.net. Obtenido de es.slideshare.net:


https://es.slideshare.net/cristinaperezmagallanes/deductivos

USAID. (1994). prodescentralizacion.org.pe. Obtenido de prodescentralizacion.org.pe:


http://prodescentralizacion.org.pe/assets/2.-
%20FORTALECIMIENTO%20DE%20CAPACIDADES/2.3%20GUIAS%20E%20INSTRUMENT
OS%20DE%20CAPACITACION%20Y%20ASISTENCIA%20T%c9CNICA/Manual%20de%20
Contrataciones%20de%20Obras%20Publicas%20-%20OSCE%20Modulo%20II.pdf