Está en la página 1de 24

SEMANA 5 – ÉTICA PROFESIONAL

ÉTICA PROFESIONAL

SEMANA 5

Ética profesional y derechos humanos


SEMANA 1

Todos los derechos de autor son de la exclusiva propiedad de IACC o de los otorgantes de sus licencias. No está
permitido copiar, reproducir, reeditar, descargar, publicar, emitir, difundir, poner a disposición del público ni
IACC-2017
utilizar los contenidos para fines comerciales de ninguna clase.
1
SEMANA 5 – ÉTICA PROFESIONAL

APRENDIZAJES ESPERADOS
 Determinar la utilidad de los códigos de ética
para un adecuado desempeño profesional.

IACC-2017
2
SEMANA 5 – ÉTICA PROFESIONAL

APRENDIZAJES ESPERADOS ................................................................................................................. 2


INTRODUCCIÓN ................................................................................................................................... 4
1. ÉTICA Y PROFESIÓN ..................................................................................................................... 5
1.1 VOCACIÓN, TRABAJO Y PROFESIÓN .................................................................................... 5
1.2 DIMENSIÓN ÉTICA DEL TRABAJO ........................................................................................ 7
2. LOS CÓDIGOS DE ÉTICA PROFESIONAL ....................................................................................... 8
2.1. DEFINICIÓN............................................................................................................................... 8
2.2. PROPÓSITO ............................................................................................................................... 9
3. ALCANCE DE LOS DERECHOS HUMANOS EN LA ÉTICA PROFESIONAL ....................................... 9
3.1. ¿QUÉ SON LOS DERECHOS HUMANOS? ................................................................................. 10
3.1.1. CONCEPTO, ORIGEN Y CLASIFICACIÓN ............................................................................ 10
3.1.2. DERECHOS HUMANOS Y VALORES ÉTICOS...................................................................... 13
COMENTARIO FINAL.......................................................................................................................... 21
REFERENCIAS ..................................................................................................................................... 22

IACC-2017
3
SEMANA 5 – ÉTICA PROFESIONAL

INTRODUCCIÓN
Durante esta semana se desarrollará al tema En una segunda parte, se contextualizará el
central de nuestro curso: la ética profesional. tema de esta semana en el marco de los
Para ello, en una primera parte, se derechos humanos como el espíritu valórico
profundizará en términos como vocación, desde el cual debe construirse el marco
profesión y trabajo (conceptos, semejanzas y regulatorio de los códigos de ética
diferencias), para luego explicitar la profesional y, por cierto, el desempeño
dimensión ética de la actividad profesional y laboral de toda actividad humana.
laboral. A continuación, se definirá la utilidad
de los códigos de ética profesional.

IACC-2017
4
SEMANA 5 – ÉTICA PROFESIONAL

1. ÉTICA Y PROFESIÓN
Actualmente la ética es un tema transversal a la actividad humana. No solo por la dimensión social
y ética del ser humano (semana 1), sino además porque la ética ya no es una cuestión exclusiva de
la reflexión filosófica, se aplica también a otros campos como: ciencia, medicina, política,
economía, deporte, etc. No es de extrañar entonces que pueda vincularse ética y profesión o
desempeño laboral.

Para profundizar en esta dimensión ética de la profesión y el desempeño profesional, se ahondará


en esclarecer algunas diferenciaciones en la trilogía vocación, profesión y trabajo para luego
adentrarse en los códigos de ética profesional.

1.1 VOCACIÓN, TRABAJO Y PROFESIÓN


VOCACIÓN

Fuente: https://goo.gl/8PoqoF Fuente: https://goo.gl/RxY3hx

Los términos vocación, trabajo y profesión se relacionan. En ocasiones se utilizan indistintamente


pero claramente ofrecen distinciones necesarias de concientizar.

El concepto vocación es definido por la RAE como “inclinación a un estado, una profesión o una
carrera”1; dicha inclinación, de carácter interior y personal, se asocia a una disposición natural del
sujeto para una actividad laboral. Muchas veces esta inclinación se estima va acompañada de
intereses y cualidades especiales que hacen más evidente la inclinación; y en algunas ocasiones, se

1
Ver más: https://goo.gl/66sX6i

IACC-2017
5
SEMANA 5 – ÉTICA PROFESIONAL

aplica el término vocación para dar una connotación mayor y más profunda a una actividad
laboral, porque va más allá de las exigencias mínimas o normales de cualquier trabajo.

Muchas personas movidas por su vocación deciden estudiar determinada profesión o carrera para
luego desempeñarse laboralmente en aquello que se han formado. No obstante, otras personas
trabajan, por diferentes motivos, en actividades laborales que reconocen no son su vocación: son
simplemente su trabajo.

TRABAJO

El diccionario antes mencionado define trabajo como: “Ocupación retribuida” o “esfuerzo humano
aplicado a la producción de riqueza”2. Esta conceptualización apunta a aquella dimensión de esta
actividad humana por la cual el individuo obtiene, o debería obtener, una retribución económica.
Sin embargo, existen también trabajos que son voluntarios y/o necesarios que no tienen y no se
espera de ellos retribución salarial.

Por otra parte, el trabajo tiene otros aspectos más cualitativos que lo elevan como una actividad
humana que puede enriquecer, no materialmente, sino cualitativamente a quien lo hace y a quien
recibe el fruto de ese trabajo. Ello especialmente cuando es un trabajo bien hecho y/o está
dirigido especialmente a quienes son más vulnerables o requieren satisfacer una necesidad
particular. Puede pensarse, por ejemplo, en quien trabaja sirviendo eficazmente a otros:
asistiéndolo en sus necesidades educacionales, sociales, jurídicas, sanitarias, etc.

También cabe el caso de muchos que trabajan en una determinada actividad que no
necesariamente coincide con su vocación. Esto no quita valor a su trabajo cuando este está bien
hecho, pero cuando ambos aspectos coinciden, vocación y trabajo, el esfuerzo implicado en el
trabajo puede resultar más reconfortante.

Además, es importante observar la situación de aquellos trabajos que son realizados de modo
defectuoso. Independientemente de la razón de origen, aquello no solo afecta a quienes lo
realizan, sino también a quienes reciben el producto de ese trabajo. Aquí claramente se pueden
plantear reparos éticos.

2
Ver más en: https://goo.gl/qknp4G

IACC-2017
6
SEMANA 5 – ÉTICA PROFESIONAL

PROFESIÓN

Fuente: https://goo.gl/LSAFBK Fuente: https://goo.gl/rCfvmK

El concepto de profesión es definido por la RAE como: “Empleo, facultad u oficio que alguien
ejerce y por el que percibe una retribución”3. Esta conceptualización pone de relieve que la
profesión se ejerce porque es una facultad, es decir, un empleo u oficio que se realiza porque se
tiene la aptitud, el poder que da derecho a su desempeño con propiedad. Dicha facultad posibilita
que aquella actividad laboral el sujeto la realice con propiedad o competencia. Dicha competencia
la ha adquirido porque se ha capacitado para ejercerla; esta formación puede ser formal o
informal, pero se reconoce en ella cierta capacidad y habilidad previa para poder ejecutarla. Bajo
este razonamiento, hay trabajos que no necesariamente son una profesión.

En ocasiones vocación, profesión y trabajo van acoplados, en otras falta alguno de ellos o
simplemente se ejecuta un trabajo donde no se reconoce la presencia necesaria de la profesión y
tampoco de la vocación.

Lo importante para la dimensión ética del trabajo es que este se realice en óptimas condiciones y
que sea bien hecho y justamente remunerado.

1.2 DIMENSIÓN ÉTICA DEL TRABAJO


Como se ha visto durante la semana 2 de este curso, el hombre vive con otros (Homo socialis) y
aunque el trabajo sea realizado a solas, y por más sencillo que sea, posee una dimensión social.

Cuando el trabajo es remunerado, la mayoría de las veces supone una relación contractual, que
obliga a derechos y deberes. Piénsese en el empleador, el trabajador y el usuario, cliente o
consumidor que recibe el producto de aquel trabajo remunerado; todos estos actores desean que
el resultado final de la actividad laboral sea el esperado, el mejor.

3
Ver más en: http://dle.rae.es/?id=UHx86MW

IACC-2017
7
SEMANA 5 – ÉTICA PROFESIONAL

Esto último, además de las consideraciones filosóficas, sociológicas, o de otro orden que se
puedan esgrimir, requiere que la actividad laboral tenga un marco ético que lo regule, ya que en
oportunidades durante el proceso laboral, algún agente, voluntaria o involuntariamente, puede
hacer un mal trabajo; y a veces este desempeño defectuoso puede tener repercusiones negativas
que deben ser objeto de un juicio moral o ético con consecuencias graves para los afectados

Fuente: https://goo.gl/paz2uW

2. LOS CÓDIGOS DE ÉTICA PROFESIONAL

Fuente: http://goo.gl/WE1vGH

2.1. DEFINICIÓN
Los códigos de ética profesional son normas establecidas por cuerpos colegiados de una
determinada actividad profesional. Los cuerpos colegiados, en el contexto de la ética profesional,
son agrupaciones o asociaciones de personas que ejercen una misma profesión y que por medio
de estatutos o un conjunto de normas consensuadas por ellos mismos procuran regular el
desempeño profesional. De esta forma, se puede encontrar colegios de educadores, médicos,

IACC-2017
8
SEMANA 5 – ÉTICA PROFESIONAL

ingenieros, contadores, deportistas, abogados, asistentes o trabajadores sociales, empresarios,


etc.

Las normas de estos códigos contienen requisitos, obligaciones, derechos, sanciones y establecen
protocolos o procedimientos que regulan la actividad profesional y el desempeño laboral. Estas
normas deben estar en concordancia con las legislaciones vigentes (tratados o acuerdos
internacionales, Constitución política, leyes, etc.) y en sus acápites no pueden contravenirlas.

Además de establecer normas de conducta profesional, estos códigos pueden presentar valores o
idearios que se reconocen como propios de la profesión y que deben distinguir el ejercicio de ella.

2.2. PROPÓSITO
Los códigos de ética profesional buscan:

 Ejercer un control adecuado sobre quienes realizan una específica profesión o actividad
laboral.

 Normar el desempeño profesional bajo ciertos estándares de calidad deseados con el fin
de ejecutar y entregar el mejor trabajo posible.

 Orientar las decisiones profesionales frente a la aparición de eventuales dilemas éticos


que presente la actividad laboral.

3. ALCANCE DE LOS DERECHOS HUMANOS


EN LA ÉTICA PROFESIONAL

Fuente: https://goo.gl/ZMDQnR

IACC-2017
9
SEMANA 5 – ÉTICA PROFESIONAL

Una posición desde la cual puede plantearse la ética profesional es vinculándola a los derechos
humanos. Esto porque los derechos humanos son hoy una de las pocas cosas sobre las cuales las
sociedades modernas encuentran mayoritario consenso. Argumentar una ética profesional desde
ellos permite otorgar al desempeño profesional una argumentación sólida y consistente.

Con tal fin, primero se revisará una definición de estos, luego se enmarcará su origen y presentará
su clasificación más clásica. Finalmente, se ofrecerá un acercamiento a algunos valores éticos y su
vinculación con los derechos humanos.

3.1. ¿QUÉ SON LOS DERECHOS HUMANOS?


3.1.1. CONCEPTO, ORIGEN Y CLASIFICACIÓN
La Organización de las Naciones Unidas (ONU), luego de la Segunda Guerra Mundial, para evitar
repetir violencia y atropellos a los seres humanos, y con el fin de resguardar los derechos
fundamentales de todos ellos, no importando el lugar o momento histórico, elaboró lo que hoy se
conoce como la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Por lo anterior, es correcto afirmar que los derechos humanos (en adelante DD. HH.) tienen su
origen en un acuerdo de la comunidad internacional. Por este acuerdo o pacto, los Estados deben
esforzarse para que todos y cada uno de sus miembros e instituciones vean asegurados el
irrestricto respeto a sus derechos y libertades. Por el derecho internacional, los Estados se obligan
a promoverlos y respetarlos; ellos se imponen la responsabilidad de no limitarlos, impedir su
violación y, por el contrario, procurar que todos puedan efectivamente acceder a ellos.

Esta declaración implica que los Estados miembros concuerdan en una misma concepción
respecto de estos derechos y sus alcances prácticos. Cabe preguntares entonces cuál es el
sustento teórico que define los DD. HH.

El prólogo o preámbulo de la declaración de los DD. HH. reconoce la existencia de “derechos


iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana”. La afirmación anterior pone
de relieve que los individuos de la raza humana comparten una misma situación: “el ser miembros
de una misma familia”. Más allá de estar o no de acuerdo con la expresión “familia”, lo claro es
que es común a cada uno, y por ende al todo (principio de universalidad), una misma cualidad por
la que se constituye un carácter especial, único y universal: en algo somos iguales (principio de
igualdad).

IACC-2017
10
SEMANA 5 – ÉTICA PROFESIONAL

Para la lectura del prólogo y los artículos de la Declaración Universal


de Derechos Humanos puede remitirse al siguiente enlace:

https://goo.gl/uN4Q0m

Pero, ¿qué es aquello que nos hace iguales?


Lo que posibilita esto es el reconocimiento
de una dignidad y valor de la condición o
persona humana, independiente de sus
condicionantes biológicas, históricas y
socioculturales que diferencian. Este
Fuente: https://goo.gl/npZrmR reconocimiento declara que cada sujeto es
depositario de una naturaleza (situación,
condición, categoría, cualidad) que le constituye como tal y consecuentemente siempre debe ser
respetada y potenciada: su esencia y existencia racional y libre.

Por otra parte, la oficina del Alto Comisionado de derechos humanos de las Naciones Unidas
(2017) postula la existencia de derechos iguales e inalienables, es decir, facultades con las mismas
características, sin diferencias, y no solo para algunos, sino para todos: los mismos derechos para
todos (iguales); además, inalienables, en otras palabras, que no se pueden quitar o privar ni
renunciar o transferir: todo hombre, por el hecho de serlo, debe tener acceso a ellos. En este
sentido, los derechos humanos son inherentes a todos los seres humanos, sin distinción alguna de
nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier
otra condición. Todos tenemos los mismos derechos humanos, sin discriminación alguna.

En síntesis, se puede decir que los derechos humanos son garantías esenciales para que se pueda
vivir como seres humanos (Organización de Naciones Unidas, s.f.).

No obstante, los DD. HH. surgen a partir de un acuerdo entre Estados. El reconocerlos supone
aceptar la existencia de atributos inherentes a la persona, que no son una concesión de la
sociedad ni dependen del reconocimiento de un Estado.

En la actualidad, los derechos humanos tienen una carga emotiva que supera en fuerza a la de
cualquier otro concepto moral, debido al amplio consenso existente sobre la necesidad de
reconocer y respetar ciertos valores amplios de la persona humana. Por lo mismo, los DD. HH.

IACC-2017
11
SEMANA 5 – ÉTICA PROFESIONAL

impulsan la justicia y el progreso social y humano y son recogidos en las leyes democráticas,
aplicadas por muchos jueces al resolver conflictos.

Desde la comprensión anterior, se puede destacar, al menos, dos características de los DD. HH.
sobre las cuales existe relativo consenso. Estas son:

 Son universales. Por ser inherentes a la condición humana, todas las personas son titulares
de los derechos humanos y no pueden invocarse diferencias de regímenes políticos,
sociales o culturales como pretexto para ofenderlos o menoscabarlos. El principio de la
universalidad de los derechos humanos exige, a través de convenios, declaraciones y
resoluciones internacionales, más allá de su organización política, económica y cultural,
favorecer y cuidar todos los DD. HH. a todas las personas.

 Son inalienables. Los derechos humanos pertenecen en forma indisoluble a la esencia


misma del ser humano; no pueden ni deben separarse de la persona y, en tal virtud, no
pueden trasmitirse o renunciarse a los mismos, bajo ninguna justificación. Inalienable
quiere decir estrictamente que “no puede ser renunciado y/o suprimido”; y, así, los DD.
HH. se le adscriben al individuo al margen de su consentimiento, o contra él.

Respecto de su clasificación, solo se hará referencia al ordenamiento más clásico de estos. Esta
categorización distingue tres generaciones. Ordenamientos posteriores y más recientes plantean
la existencia de una clasificación más extendida que aumenta a seis las generaciones. No se
abordará porque, no existe unanimidad en los planteamientos que las sustentan, lo que puede
mover a confusión al lector que se inicia en esta materia.

Por lo anterior, se presentará la categorización más conocida de los DD. HH. y es la que distingue
las llamadas tres “generaciones”.

Generación Época de Tipo de Valor que Función Ejemplos


de aceptación derechos defienden principal
derechos
Primera S. XVIII y XIX Civiles y Libertad Limitar la acción Derechos civiles:
políticos del poder. derecho a la vida, a la
Garantizar la libertad, a la seguridad,
participación a la propiedad
política de los
ciudadanos. Derechos políticos:
derecho al voto, a la
asociación, a la huelga…
Segunda S. XIX y XX Económicos, Igualdad Garantizar unas Derecho a la salud, a la
sociales y condiciones de educación, al trabajo, a
culturales vida dignas para una vivienda digna,
todos. igualdad de hombres y
mujeres, empleo digno,
seguridad social.

IACC-2017
12
SEMANA 5 – ÉTICA PROFESIONAL

Tercera S. XX y XXI Justicia, paz y Solidaridad Promover Derecho a la paz, al


solidaridad relaciones desarrollo de las
pacíficas y minorías étnicas,
constructivas igualdad de grupos
entre las personas discriminados.
y grupos.

Fuente: adaptado de https://goo.gl/2YyHdu

El siguiente mapa conceptual grafica la clasificación de los DD. HH. antes expuesta bajo las tres
generaciones.

Fuente: http://goo.gl/sw39CP

3.1.2. DERECHOS HUMANOS Y VALORES ÉTICOS


Los códigos de ética profesional como la práctica laboral están determinados por valores éticos. En
esto existe relativo acuerdo; no obstante, en qué sustentar esos valores o en qué fundar las
decisiones profesionales o laborales frente a eventuales dilemas éticos parece existir mayor
disenso.

Para una mayor validación de los valores, normas y decisiones adoptadas, una opción transversal
en la sociedad civil la constituye el creciente respeto y adhesión que adquieren los derechos
humanos como un mínimo que garantice una vida humana digna y objeto de un apropiado y justo

IACC-2017
13
SEMANA 5 – ÉTICA PROFESIONAL

trato. Es por esto que a continuación se argumentará, desde la doctrina de los DD. HH., algunos
valores éticos relevantes para la ética pública como privada.

3.1.2.1. LA VIDA Y LA LIBERTAD

La vida y la libertad son dos derechos y valores que históricamente han marcado el desarrollo de la
humanidad. Incontables hechos históricos se han
desencadenado por la pérdida de esos valores y el
consecuente deseo de alcanzar o reivindicar estas
exigencias éticas.

La Declaración Universal de Derechos Humanos en su


art. 1° afirma: “Todos los seres humanos nacen libres…”
y en su art. 2° se lee: “Toda persona tiene los derechos
y libertades proclamados en esta Declaración…”. Por
otra parte, el art. 3° del mismo documento expresa:
“Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a
la seguridad de su persona”. El simple hecho de
constatar que esta carta magna de los DD. HH., en sus
primeros tres artículos, refiera a estos valores, pone de
Fuente: https://goo.gl/25rHSD relieve lo importante y crucial para la existencia y
desarrollo humano la posibilidad de que estos derechos y valores sean salvaguardados y
promovidos.

La vida y la libertad, en cuanto valores y derechos, han sido tan apremiantes para algunos
individuos o pueblos que han estado dispuestos a perder libertad por una libertad duradera o
permanente; han sacrificado la propia vida por promover la vida y/o libertad de otro(s).

IACC-2017
14
SEMANA 5 – ÉTICA PROFESIONAL

Los alcances de este binomio son diversos. Pero también pueden plantearse
ciertos dilemas éticos en torno a esta dualidad de valores. Piénsese, por
ejemplo, entre otras cosas, en un tema actual como el aborto. Algunos
piensan que se atenta contra la vida de un indefenso. Otros creen que, en
nombre de la libertad, es posible rechazar la presencia de un embarazo.
Algunos postulan que quienes invocan libertad solo lo pueden hacer porque
alguien previamente les respetó el derecho a la vida. Otros piensan que
obligando a tener un embarazo no deseado se atropella la libertad humana y
los derechos reproductivos de la mujer.

3.1.2.2. LA IGUALDAD Y LA NO DISCRIMINACIÓN

Esta pareja de valores ha adquirido en las últimas décadas una relevancia insospechada.
Inicialmente, en el desarrollo histórico de la humanidad, el valor de la igualdad ha tenido una
presencia anterior a la no discriminación. Piénsese cuántos ejemplos de diferenciación de
personas y por ende discriminación entre ellas se han establecido en diferentes culturas y
sociedades: licitud de la esclavitud, exclusión social de niños, mujeres, ancianos, etc. Hoy esas
formas de desigualdad y discriminación han adquirido más variadas y sutiles formas; de muestra,
una situación: exclusión de un determinado sistema de salud o negación de un beneficio sanitario
por una enfermedad preexistente.

Fuente: https://goo.gl/HBa4of

La Declaración Universal de Derechos Humanos, como ya se mencionó, en su art. 1° expresa:


“Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos…”; en su art. 2° afirma:

IACC-2017
15
SEMANA 5 – ÉTICA PROFESIONAL

“Toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción
alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen
nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición”; y en su art. 4°
establece: “Nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre…”. Tales enunciados, en los
tiempos actuales, nos parecen de una obviedad evidente, pero ¿existirán hoy condicionantes de
nacimiento que determinen la trayectoria futura de los sujetos?, ¿habrá adquirido la esclavitud, en
la sociedad contemporánea, otras formas de expresión y sometimiento para las personas?

Que cada persona y los diferentes colectivos sociales perciban un Estado que procura, en los
diversos ámbitos de la vida humana (educación, salud, cultura, trabajo, seguridad, etc.), un acceso
igualitario, sin discriminación alguna, resultará facilitador del desarrollo humano y social. Por el
contrario, la percepción de desigualdad, diferencias y discriminaciones puede constituir motivo de
caos social y estancamiento o retroceso del progreso.

3.1.2.3. PAZ Y NO VIOLENCIA

Fuente: https://goo.gl/z3VoYq

Un razonamiento primario permite presentar la paz y la ausencia de violencia como un ambiente o


entorno social que es fruto del acceso a los derechos que se merecen todos y cada uno de los
individuos, por estar bajo un título o situación (dignidad o condición humana) y de la vivencia de
otros valores previos (libertad, igualdad, no discriminación, etc.) que son la tierra de cultivo para
cosechar la paz y evitar la violencia. Por el contrario, muy probablemente un contexto donde no
estén garantizados los derechos fundamentales será un ambiente propicio para que se diluya la
paz y surja el caos social.

Respecto de lo anterior, otra consideración es la que entiende el valor de la paz y la no violencia


como una forma de enfrentar la denuncia de la vulneración o violación de un derecho y la
demanda por la reposición de tal garantía. Para algunos que ven vulnerados sus derechos,
considerarán legítima la violencia como instrumento para la consecución de sus demandas, incluso

IACC-2017
16
SEMANA 5 – ÉTICA PROFESIONAL

pasando por encima de los derechos o valores de otros (libertad, seguridad, etc.); en cambio, una
propuesta ética en sintonía con los DD. HH. es aquella que promueve la paz y la no violencia, en
cualquiera de sus formas, y respeta los derechos de los demás.

Las Naciones Unidas expresan en el art. 5° de la declaración de 1948: “Nadie será sometido a
torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes” y en el art. 12: “Nadie será objeto
de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de
ataques a su honra y su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra
tales injerencias o ataques”. De lo anterior se desprende que la violencia puede tener varias
aristas o vertientes, sin embargo todas ellas conllevan un atropello físico o moral que constituye
una acción inhumana que degrada a quien la recibe y a quien la comete.

Fuente: https://goo.gl/pycPYG

3.1.2.4. INTERÉS Y PREOCUPACIÓN POR EL ENTORNO SOCIAL

El carácter social (Homo socialis) y ético del ser humano (Homo ethicus), de su naturaleza, como se
revisó en la semana 2 del curso, son los que determinan el imperativo moral por el cuidado de su
entorno social; es decir, no es casualidad o algo azaroso que el ser humano manifieste una
preocupación moral por la conservación de su entorno social y natural. Entonces, como ya se
estudió, con propiedad es posible afirmar que el hombre es un ser social (Homo socialis) y un ser
ético (Homo ethicus); es decir, convive con otros iguales y se deben mutua responsabilidad. En
algún sentido son corresponsables unos de otros: por una parte, para progresar como un cuerpo
social, pero también para asumir la tarea de colaborar para que quienes puedan estar excluidos
del desarrollo social puedan ser incorporados y tengan acceso a las mismas condiciones de vida y
bien común.

Lo anterior queda refrendado en los siguientes artículos de los DD. HH.:

IACC-2017
17
SEMANA 5 – ÉTICA PROFESIONAL

Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a

obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional y en conformidad

con la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos

económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su

personalidad (art. 22).

toda persona tiene deberes respecto a la comunidad, puesto que solo en ella puede

desarrollar libre y plenamente su personalidad. En el ejercicio de sus derechos y en el

disfrute de sus libertades, toda persona estará solamente sujeta a las limitaciones

establecidas por la ley con el único fin de asegurar el reconocimiento y el respeto de los

derechos y libertades de los demás, y de satisfacer las justas exigencias de la moral, del

orden público y del bienestar general en una sociedad democrática (art. 29).

Fuente: https://goo.gl/rGroif

Cuando en el entorno social se instalan diferencias odiosas respecto del acceso a las mismas
condiciones de vida, bien común, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales,
la virtud de la justicia social resulta clave para alcanzar y mantener la paz social.

IACC-2017
18
SEMANA 5 – ÉTICA PROFESIONAL

Uno de los objetivos primeros y últimos del derecho es el resguardo de la justicia. El derecho
internacional comparte también este fin; y es en este contexto donde los DD. HH. buscan
establecer para todos y cada ser humano, independiente de su origen o nación, un estado
permanente de justicia. Dicho estado implicará crear las circunstancias que supongan, por
ejemplo, real percepción de la igualdad y la efectiva constatación de no discriminación. Una nación
con estándares de igualdad y no discriminación disminuidos o bajo lo esperado necesariamente
creará las condiciones para un entorno social injusto y consecuentemente desigual y
discriminador; escenario ideal para la eventual aparición del caos y la violencia. Por tal motivo, un
interés y preocupación real por el entorno social exige que sus miembros sean sujetos
comprometidos con altos estándares de ética social que le muevan a un compromiso responsable
y activo con el desarrollo de la justicia y el bien común.

3.1.2.4. INTERÉS Y PREOCUPACIÓN POR EL ENTORNO FÍSICO Y HUMANO

.
Fuente: https://goo.gl/YYeJbi

El vínculo entre humanidad y naturaleza es una relación compleja ya desde el “Génesis”. Es un


tema del que cada vez se ha tomado mayor conciencia de su importancia para el desarrollo futuro
de la humanidad. La a veces conflictiva relación del hombre con su entorno físico
—sobreexplotación de los recursos naturales, contaminación del medioambiente, deforestación,
disminución de la capa de ozono, cambio climático, etc.— ha devenido en una paulatina
conciencia de que se debe restablecer una relación de autocuidado entre la humanidad y su
entorno natural.

Tal conciencia ha permitido que las naciones inicien esfuerzos por regular la explotación de los
recursos naturales y normar la liberación y tratamiento de aquellos residuos industriales que

IACC-2017
19
SEMANA 5 – ÉTICA PROFESIONAL

atentan contra los derechos de salud y medioambientales de las personas; esto, porque un interés
y preocupación por el entorno físico es simultáneamente un interés y preocupación por la
persona. Todo esfuerzo de cuidado y conservación del entorno físico o natural redunda en
beneficio del hombre mismo que habita e interactúa con ese entorno.

La reflexión ética de este tema indirectamente se desprende de los artículos de la Declaración de


los DD. HH. que refieren al derecho a la vida y la salud. Si bien la Declaración no es explícita
respecto de este tema, humanidad y naturaleza, es posible sustentar hoy los llamados derechos
ambientales en el espíritu y letra de los artículos ya existentes: art. 3°: “Todo individuo tiene
derecho a la vida […] y a la seguridad de su persona”; art. 22: “Toda persona, como miembro de la
sociedad, tiene derecho a […] la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales,
indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad” y art. 25: “Toda persona
tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el
bienestar, y en especial la alimentación […]”.

IACC-2017
20
SEMANA 5 – ÉTICA PROFESIONAL

COMENTARIO FINAL
Al finalizar esta quinta semana se ha podido sistematizar una cuestión clave de este curso: para
qué una ética profesional. A la vez, se ha intentado presentar a los derechos humanos como el
marco regulatorio primero y último sobre el cual debe edificarse cualquier otra forma de orientar
la actividad humana. Todo esfuerzo normativo para conducir la actividad profesional no puede
sino mirar aquello que son los derechos y obligaciones fundamentales del ser humano.

El desafío personal para el estudiante no es solo formarse para desempeñar competentemente


una actividad laboral, sino también adquirir las herramientas éticas que le posibiliten hacer un
buen trabajo, especialmente respetando la valiosa dignidad de la persona y evitando toda decisión
o conducta que pueda repercutir gravemente en el desarrollo integral de quienes tenga la
obligación de atender o quienes solicitan de su trabajo profesional.

Fuente: https://goo.gl/L48QcL

IACC-2017
21
SEMANA 5 – ÉTICA PROFESIONAL

REFERENCIAS
Escobar, G. (2008). Ética. 6.ª edición. Ciudad de México: McGraw-Hill.

Ferrater, J. (1983). Diccionario de filosofía de bolsillo. 2. ª edición. Madrid: Alianza Editorial.

Hörtmann, K. (1985). Diccionario de moral cristiana. 3.ª edición. Barcelona: Editorial Herder.

Organización de Naciones Unidas. (1948). Declaración Universal de Derechos Humanos.

Recuperado de: https://goo.gl/ZyT0h

Organización de Naciones Unidas. (s.f.).Derechos humanos. Recuperado de: https://goo.gl/AeupCE

Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (2017). ¿Qué son los

derechos humanos?.Recuperado de: https://goo.gl/ebtUQ

Valencia, H. (1998). Los derechos humanos. 2.ª edición. Madrid: Acento Editorial.

Vidal, M. (1991). Diccionario de ética teológica. 1.ª edición. Navarra: Editorial Verbo Divino.

PARA REFERENCIAR ESTE DOCUMENTO, CONSIDERE:

IACC (2017). Ética profesional y derechos humanos. Ética Profesional. Semana 5.

IACC-2017
22
SEMANA 5 – ÉTICA PROFESIONAL

IACC-2017
23
SEMANA 5 – ÉTICA PROFESIONAL

IACC-2017
24