Está en la página 1de 124

EDITORIAL

Turba de mujeres
en marcha de París
a Versalles en bus-
ca de los reyes.
GETTY

El inicio de
quienes somos
T
iembla el pulso. Pocos hechos del pasado conmueven tanto a la hora de escribir
como la Revolución Francesa. Ese seísmo histórico, ese “acontecimiento” en la lí-
nea de Badiou, que conforma la destrucción y construcción de identidades. Somos
herederos de la Revolución Francesa. Toda Europa lo es. Representó el fin de un mundo –el
Antiguo Régimen– y el nacimiento de la Edad Moderna. El rey Luis XVI, convencido de
que nunca cambia nada y de su derecho divino a reinar, aprobó de mala gana la convoca-
toria de los Estados Generales. Corría el año 1789 y sería el principio de su propio fin. Los
Estados Generales eran una asamblea estamental (clero, nobleza, Tercer Estado) excepcio-
nal, una fórmula de discusión a la que se acudía en crisis extremas. El rey los proclamó para
solventar la bancarrota de la monarquía y su arrinconamiento por una cada vez más fuerte
aristocracia regional. No creía que la iniciativa fuera a tener grandes consecuencias. Era in-
tocable. Todo estaba como debía estar. Cuando se produjo el asalto a la Bastilla, el 14 de julio
de 1789 –el verdadero detonante de la Revolución–, no consideró que el “acontecimiento”
fuera relevante para registrarlo siquiera en el diario personal que llevaba y en el que, fiel-
mente, anotaba los ciervos cazados y las cenas familiares. Semanas después, Versalles era
invadido por la masa revolucionaria y los reyes llevados a París.
Hace 230 años de ese 1789. Las proclamas de “libertad, igualdad, fraternidad” siguen
vigentes hoy. Europa, y todo Estado de derecho, ha cons-
truido su orden ciudadano en torno a ellas. No deberíamos
olvidar la historia. Está vigente. Está ocurriendo hoy en día.
En este número de MUY HISTORIA miramos de nuevo
a ese “acontecimiento”. Lo hacemos de frente sin obviar su
lado oscuro. Que también es el nuestro.

Carmen Sabalete
Directora
(csabalete@zinetmedia.es)
IMAGEN DE PORTADA: EL GENERAL AUGEREAU EN EL PONT D’ARCOLE EN 1796 (CUADRO DE CHARLES THÉVENIN). GETTY.

4 MUY HISTORIA
DE MUY HISTORIA PARA OPEL

120 AÑOS
DE HISTORIA

A
ño 1899: España renuncia a su propiedad sobre Cuba, se
sintetiza la aspirina, se comienza a exca
excavar Babilonia... y
Opel arranca su historia lanzando al mercado 65 auto- LA REVOLUCIÓN
móviles. Hoy, cuando se celebran sus 120 años de histo- ELÉCTRICA
ria, su producción supera los 70 millones de unidades.
l futuro es ya Además, todo esto
Para celebrarlo, Opel ha creado una edición especial 120
Aniversario para sus principales modelos, con paquetes de tecno-
logía y elementos de diseño exclusivos. Porque en un mundo tan
E presente con
OPEL. El Gran-
dland X tendrá una
sin perder potencia
ni las grandes ven-
tajas de su tracción
cambiante como el nuestro, la marca alemana sigue fiel a la que versión híbrida, el electrónica, que ga-
fue su primera premisa: hacer que las innovaciones tecnológicas Grandland X PHEV rantizan el placer
más avanzadas estén disponibles para una gran mayoría de clientes. (híbrido enchufa- de la conducción
ble), que dispondrá en cualquier tipo de
Algo que se ratifica en su nuevo SUV, el Grandland X. Un ejem-
de una autonomía condiciones y sobre
plo: sus asientos ergonómicos activos se ajustan en 6 direcciones, eléctrica de unos cualquier superficie.
siendo capaces de prevenir el dolor de espalda ya que se amoldan 50 kilómetros,
al milímetro a su anatomía. Esta prestación ha sido certificada por para realizar la
la prestigiosa asociación médica alemana AGR. Pero los beneficios mayoría de los
del Grandland X no se quedan ahí: destaca la seguridad de su sis- trayectos diarios
tema de control de tracción, que ofrece la máxima estabilidad en sin emisiones,
todo tipo de terrenos (se puede elegir el modo más conveniente de cuidando el me-
dio ambiente, lo
tracción delantera con un mando giratorio situado en la consola que permite que
central); su cámara de 360 grados muestra en la pantalla todo el en- el consumo a los
torno del vehículo; presenta detector de fatiga y de cambio involun- cien kilómetros
tario de carril; frenada automática si se interponen coches o peato- sea muy bajo.
nes. Tecnología 100 % pensada para hacer tu vida mejor y cuidarte.
SUMARIO

LA REVOLUCIÓN
FRANCESA
(1789-1799 )
Washington cruzando el Delaware (cuadro, Emanuel Leutze, 1851)

26 34

ALBUM
Globo Montgolfier en París (aguafuerte)
ASC

Marcha a Versalles el 5-10-1789 (cuadro anónimo)

42

50
PRISMA

GETTY

El Juego de Pelota (cuadro, J. L. David, 1793)

REPORTAJES
Revolución inglesa y revolución La Asamblea Constituyente 50 París bien vale
americana: una guerra 82
la senda del cambio 26 DOSSIER: Francia, de la
Ilustración, Del Directorio
República al Terror 58
el caldo de cultivo 34 al 18 de Brumario 90

1789: la demolición Mujeres, revolucionarias El fin de un sueño


del Antiguo Régimen 42 y ciudadanas 74 muy fecundo 98

6 MUY HISTORIA
DOSSIER
De la Asamblea Legislativa
a la Convención Nacional
(1791-1795): el asalto a las
Tullerías, la caída de la
monarquía, el Terror,
el fin de Robes-
pierre...

58
ALBUM

Luis XVI ante el cadalso (cuadro, Charles Benazech, 1793)


Gárgola (Notre Dame)

74 82

SHUTTERSTOCK
GETTY

Marcha de las Furias (cuadro, Lucien Métivet, s. XIX)


Golpe de Brumario, 1799 (acuarela)

90 98
PRISMA

ALBUM

Golpe de Termidor, 1794 (grabado coloreado)


EFE

SECCIONES
Mi héroe 10 Curiosidades 72 Entrevista:
Xosé M. Núñez Seixas 110
Las listas de MH 12
Historias olvidadas 106 Historia alternativa 114
Mujeres en la historia 16 Panorama 116
Historias
Fotos con historia 18 desconocidas 108 Historia en el arte 120

MUY HISTORIA 8
MI HÉROE

IGNACIO ÁLVAREZ-OSSORIO
■ Es profesor de Estudios Árabes e
Islámicos en la Universidad de Alicante,

IGNACIO ÁLVAREZ-OSSORIO
donde también dirige el Instituto
Interuniversitario de Desarrollo Social
y Paz. Experto en la historia
contemporánea de Oriente Próximo,
ha publicado varios libros al respecto.

Colaborador de diversas publicaciones –entre ellas, El País y El Periódico– y de


la Fundación Alternativas, Álvarez-Ossorio escoge como personaje histórico más
interesante a uno de los artífices de la independencia de Siria a mediados del siglo XX.

Sultan Al-Atrash
S
iria, como el resto de los países de Oriente Próxi- fue acogido por el rey Abdalá. Una vez alcanzada la in-
mo, tiene una gran diversidad religiosa. Uno de dependencia siria en 1946, Al-Atrash se mostró impla-
los grupos menos conocidos es el que forman los cable contra la dictadura de Adib Shishakli (1953-1954),
drusos, que suman un millón de fieles distribui- quien en represalia ordenó bombardear la Montaña
dos entre Siria, Líbano, Jordania e Israel. Este grupo, drusa y le mantuvo en detención administrativa. Tras la
emparentado con el islam chií, ha vivido tradicional- restauración democrática de 1954, su hijo Mansur fue
mente en zonas montañosas para protegerse de los in- elegido diputado y llegaría a ser uno de los principales
tentos de conversión forzada protagonizados a lo largo dirigentes del Partido Baaz y a participar en varios go-
de la historia por el poder suní. biernos durante los años sesenta. Sultan murió en 1982
y desde entonces es considerado uno de los artífices de
la independencia.
LÍDER EN UNA ÉPOCA APASIONANTE
Sultan Al-Atrash –también llamado Basha Al-Atrash–
fue uno de los líderes más representativos de esta co- DE LA POLÍTICA A LAS ARTES
munidad. Nació en 1888 y vivió una época apasionante La familia Al-Atrash también dejó una importante hue-
marcada por la caída del Imperio otomano, la coloniza- lla en el mundo artístico. El hermano de Sultan se esta-
ción europea y las independencias árabes. El asesinato bleció en Egipto y allí sus hijos Farid y Asmahan se con-
de su padre por los turcos le llevó a unirse a las filas de la virtieron en dos de los cantantes más importantes de la
Gran Revuelta Árabe de 1916, excelentemente retratada época y protagonizaron decenas de películas. Farid llegó
en la película Lawrence de Arabia (1962, David Lean). a ser conocido como “el rey del laúd” y Asmahan cola-
Cultivó una estrecha amistad con su caudillo, boró con los servicios secretos británicos,
el emir Faisal, que efímeramente sirvió como durante la Segunda Guerra Mundial, para
rey de Siria y más tarde fue proclamado rey que la Montaña drusa permitiera la entrada
de Irak, con quien Al-Atrash conquistó Da- de las tropas británicas y de la Francia Li-
masco en 1918. bre en Siria en 1941. MH
Tras la instauración del Mandato francés,
Al-Atrash se mostró favorable a la creación
de un reino árabe y luchó infatigablemente En Siria. Revolución, sectarismo y yihad
contra la dominación extranjera. En 1925, (La Catarata, 2016), Álvarez-Ossorio anali-
se puso al mando de un levantamiento que za la situación actual de este país en el
contexto tanto regional como internacio-
pronto se extendió al conjunto de Siria y que
nal. Otras de sus obras: ¿Por qué ha fraca-
tardó dos años en ser sofocado. Tras la de- sado la paz? (La Catarata, 2007), Siria con-
rrota fue sentenciado a muerte, por lo que temporánea (Síntesis, 2009), etc.
se vio obligado a exiliarse en Jordania, donde

10 MUY HISTORIA
En la imagen,
ALAMY

el líder druso
Sultan Al-
Atrash (1888-
1982) en el
desierto, des-
pués de la
Gran Revuelta
Árabe de 1916.

MUY HISTORIA 11
LAS LISTAS DE MH

Diez frases que quedaron


para la posteridad
Las dijeron o escribieron –o al menos les han sido atribuidas– estadistas ilustres, oradores famosos,
príncipes del Renacimiento, reyes y militares de tronío, pensadores y filósofos sesudos, dramaturgos
célebres... Todas se han vuelto a usar millones de veces a lo largo de los siglos, no siempre en el
sentido exacto que tuvieron originalmente ni con la misma intención.
POR NACHO OTERO

“Alea jacta est”


1 Julio César, 12 de enero de 49 a.C.

Unos años después de Cicerón y Catilina pero sin salir-


nos de la República de Roma, el mítico César –que en la
práctica acabaría con ella tras utilizar esta frase– hizo
fortuna histórica con estas tres palabras, que también
aparecen escritas como “Alea iacta est” y significan, lite-
ralmente, “El dado fue lanzado” o “Se echó el dado”, pe-
ro que suelen trasladarse al castellano como “La suerte
está echada”. En realidad, quien las pone en boca del
militar romano es el historiador Suetonio, que asegura
que las dijo en tan señalada fecha justo antes de cruzar
el río Rubicón con sus tropas y marchar sobre Roma. La
expresión parece venir del comediógrafo griego Menan-
dro y equivale en el habla cotidiana a “Que sea lo que
Dios quiera”: se dice cuando se asume una decisión con
todos sus riesgos después de haberlos meditado.

2
GETTY

“O tempora, o mores”
Cicerón, noviembre de 63 a.C.

Esta locución latina ha sido traducida de modos diversos


–las versiones más comunes son “¡Oh tiempos, oh cos-
tumbres!” y “¡Qué tiempos, qué costumbres!”–, pero so-
bre todo se emplea así, en el idioma original, como un lati-
guillo generalmente jocoso que denota crítica a los usos y
modas del presente y añoranza de las buenas costumbres
del pasado. Su origen está en la Primera Catilinaria de
Marco Tulio Cicerón: en su discurso contra Catilina, que
había conspirado para asesinarlo, el orador, político y ju-
rista romano deplora la perfidia y corrupción de su época
usando la susodicha expresión, que quedó en el acervo
popular y ha aparecido hasta en los álbumes de Astérix.
GETTY

12 MUY HISTORIA
3 “¡Mi reino por un caballo!”
William Shakespeare, 1592

La frase completa es, en realidad, “¡Un caballo, un caba-


llo, mi reino por un caballo!”. La pronuncia, entre sollo-
zos, el malvado protagonista de la tragedia shakespea-
riana Ricardo III (compuesta en torno a esa fecha)
cuando, derrotado en la Batalla de Bosworth Field, im-
plora ayuda en un desolado paisaje sin obtenerla. Tanto
el personaje como la batalla son históricos, pero la sen-
tencia se debe por completo al genio literario del bardo
inglés y se utiliza, en tono quejumbroso, para significar
que uno cambiaría todo lo más valioso que tiene por
aquello que realmente necesita en ese preciso instante.

“O César o nada”
ASC
4
César Borgia, 1495

Y de un César a otro casi igual de famoso: el condo-


tiero italoaragonés que sirvió de modelo a Maquiave-
lo para El Príncipe, hijo del papa Alejandro VI, llevaba
inscrita esta divisa –en latín: “Aut Caesar aut nihil”–
en la espada; frase que se supone exclamaron al
unísono los hombres de Julio César cuando, preci-
samente, decidieron desoír al Senado y seguir a su
caudillo en el paso del Rubicón. Borgia la hizo popu-
lar y hoy se le da otro sentido: el de que alguien no
está dispuesto a asumir un cargo o título menor de
los que ya posee, o que, simplemente, no admitirá
ser segundo en algo: o es el primero o no será nada.

ASC
“París bien
vale una misa”
5
Daniel Auteuil
Enrique IV de Francia, como Enrique IV
25 de julio de 1593 en La reina
Probablemente, tan apócrifa como
Margot (1994,
la anterior, esta cita se atribuye al Patrice Chéreau).
rey de Navarra, protestante que
aspiraba al trono francés y que
habría indicado con la frase, cíni-
camente, que esa aspiración me-
recía sacrificar sus convicciones y
convertirse al catolicismo. Despro-
vista de religiosidad, se ha con-
vertido en una defensa a ultranza
del pragmatismo: hay que estable-
cer prioridades y renunciar a algo
para lograr lo que se desea, aun a
ALAMY

costa de la sinceridad.

MUY HISTORIA 13
6
“Pienso, luego existo”
René Descartes, 1637

En su esencial Discurso del método, publicado en ese


año, encontramos formulado en francés –“Je pense,
donc je suis”– este giro latino –“Cogito ergo sum”– al
que todos hemos recurrido alguna vez, ya fuera en
serio o en broma. La idea tiene antecedentes en el
humanista español Gómez Pereira y en san Agustín,
pero ha quedado como principio filosófico por exce-
lencia del cartesianismo racionalista: mi pensamiento
es indudable y absolutamente cierto, y a partir de di-
cha certeza puedo establecer otra, la de mi propia
existencia. Descartes llegó a esta conclusión aparen-
temente tan sencilla a través de su célebre duda me-
tódica, que, grosso modo, consiste en dudar de todas
las verdades adquiridas por cualquier vía hasta llegar
a una que se muestre tan evidente por sí misma que
haga imposible la duda. Como frase hecha, se emplea
para dejar en evidencia que el razonamiento crítico es
lo que nos convierte en seres humanos, que sin el
pensamiento y la razón no somos nada.
GETTY

“El Estado soy yo”


7
Luis XIV, 13 de abril de 1655

Este tópico político, que con el absoluta. No obstante, la frase


tiempo ha sido replanteado de no consta en las actas de las
muchas maneras y en circuns- reuniones, por lo que muchos
tancias históricas muy distintas la consideran inventada por los
–valga como ejemplo el “O yo enemigos del absolutismo a
o el caos” del general De Gau- partir de otras que sí están do-
lle en los albores de la V Repú- cumentadas, como “El bien del
blica francesa, que luego sería Estado es la gloria del rey”.
imitado por líderes de toda laya Sea real o no, son infinitas las
con mejor o peor intención–, se veces que los periodistas y asi-
le atribuye al Rey Sol en un dis- mismo los historiadores la han
curso pronunciado ante el Par- sacado a colación, general-
lamento de París cuando con- mente para criticar o despresti-
taba solo dieciséis años de giar la visión patrimonialista de
edad. Con él se supone que la política y el Estado de algu-
pretendió recordarles la prima- nos personajes, bien sean dic-
cía de la autoridad real a los tadores del pasado o aspiran-
parlamentarios, que la habían tes del presente inmediato. A
desafiado hasta cierto punto en Luis XV, bisnieto y sucesor de
marzo de ese año, identifican- Luis XIV, se le atribuye otra que
do a su persona con el Estado también tiene su miga: “Des-
en el contexto de la monarquía pués de mí, el diluvio”.
GETTY

14 MUY HISTORIA
8 “La religión
es el opio
del pueblo”
Karl Marx, 1844

El fundador del marxismo


plasmó esta afirmación en
un texto menor, Contribu-
ción a la crítica de la filoso-

9
fía del derecho de Hegel,
publicado en prensa ese
año. Pero la comparación
de la fe religiosa con el
efecto adormecedor de la

ASC
droga no era nueva ni origi-
nal de Marx: la idea ya se
les había ocurrido antes a Kant, Herder, Feuerbach y Heinrich
Heine, entre otros, solo que ninguno la había sintetizado con
tal maestría en unas pocas palabras. Así, Heine había escrito
que la religión “derrama en el amargo cáliz de la sufriente es-
pecie humana algunas dulces, soporíferas gotas de opio espi-
ritual”; demasiado largo. A partir de la frase marxista, han si-
do muchas las derivaciones: la televisión es el opio del
pueblo, el fútbol es el opio del pueblo...
ASC

“Cuarenta
siglos nos
contemplan”
Napoleón, 21 de julio
de 1798
10
En este caso, la expresión a me-
nudo repetida, tanto en tono hu-
morístico para resaltar el mucho
tiempo vivido como en actitud
solemne para mostrar admiración
ante un monumento o vestigio
del remoto pasado, es una ligera
deformación de la adjudicada a
Bonaparte por sus exégetas. Lo
que este presuntamente dijo en
vísperas de la Batalla de las Pirá-
mides, en el marco de su campa-
ña de Egipto, fue –lógicamente,
puesto que se dirigía a su tropa
“Venceréis, pero no convenceréis”
EFE

para enardecerla y llevarla al Miguel de Unamuno, 12 de octubre de 1936


combate contra los mamelucos
en inferioridad numérica y en me- Unamuno, además de personaje inclasificable y autor de una vasta obra litera-
dio de un calor y una sed absolu- ria y filosófica, fue un gran creador de lemas, como aquel “Que inventen ellos”
tamente insoportables– “¡Solda- tan criticado por la comunidad científica. Pero quizá la más celebrada de sus
dos, desde lo alto de esas frases lapidarias, repetida hasta la saciedad y convertida en emblema de la ra-
pirámides, cuarenta siglos os zón frente a la barbarie, sea esta que –en teoría, porque no hay ningún registro
contemplan!”. La soflama le dio directo del momento y los investigadores no se ponen de acuerdo en si la dijo
buen resultado, porque los fran- tal cual o fue luego recreada por el articulista Luis Portillo– le espetó al fascista
ceses acabaron venciendo a los Millán-Astray, fundador de la Legión, en un acto en la Universidad de Salaman-
locales en aquel épico choque. ca, en plena Guerra Civil, que acabó como el rosario de la aurora.

MUY HISTORIA 15
MUJERES EN LA HISTORIA

SER UNA MISMA


PESE A TODO

EDITORIAL ARMAENIAITO
“Si digo todo esto con franqueza es porque espero ser fusilada de todos modos”. Eso dejó
escrito una estudiante rusa de 29 años llena de sueños y confinada en las islas Solovkí. Era
Yevguenia Yaroslávskaia-Markón. Una mujer y un legado irrepetibles.
POR VERA ALDER

L
a mayoría de las víctimas del terror estalinista ter- rebelde, anarquista en sus convicciones políticas más pro-
minaban “confesando” crímenes imaginarios que fundas, muy pronto abandonaría su casa para unirse a la
les dictaban los militares. Sin embargo, Yevguenia Revolución bolchevique (“a los trece años me enamoré per-
Yaroslávskaia lo escribió con su propia mano en el didamente de la Revolución”), pero –decepcionada por el
gulag femenino que conformaron las islas Solovkí. Se delató curso que esta tomó y por cómo se comportaron con su
a sí misma. Y no lo hizo para escapar de torturas o creyen- compañero de vida, el poeta Aleksandr Yaroslavski– deci-
do que así su condena se vería disminuida de alguna for- dió vivir en la calle y convertirse en ladrona y vagabunda,
ma. Lo hizo por escribir. Tanta necesidad tenía de dejar creyendo que el hampa, la vida en los bajos fondos, era la
testimonio de su vida y su elección que redactó el acta auténtica forma de luchar contra el sistema. Una vida en el
procesal de su propio interrogatorio: “(...) esta biografía no filo de la navaja, comprometida al máximo con los propios
es para vosotros, investigadores (...). Simplemente, quería valores, máxime cuando no se tienen pies y se va en silla de
dejar mi vida plasmada sobre el papel, y el papel no puedo ruedas o sosteniéndose con muletas
conseguirlo en ningún otro sitio que no sea la División de como iba Yevguenia. Condenada a
Información e Investigación del Campo”. muerte, fue ejecutada a los veintinueve
El escritor francés Oliver Rolin, que ha abordado la historia años, en 1931. MH
de la URSS, señala: “No sé si existe algún otro ejemplo de
una intrepidez tan brillante, de una libertad tan insolente-
mente forjada”. Yevguenia Yaroslávskaia-Markón nació en PARA SABER MÁS
1902, en una familia de la burguesía intelectual judía de Mos-
cú. Estudió Filosofía y ejerció como periodista de forma oca- ■ Insumisa, Yevguenia
sional. Se definía a sí misma como “una estudiante llena de Yaroslávskaia-Markón. Editorial
sueños”. Idealista (“los hombres son universalmente ino- Armaenia, 18 euros.
centes, nadie es responsable ni culpable de sus acciones”),

16 MUY HISTORIA
Suscríbete
Y ELIGE UNA DE ESTAS OPCIONES:

12
números
por solo

15
12 números MUY HISTORIA
+
6 próximos números de
Muy Interesante o Marie Claire
¡Elige la que prefieras!
Por solo

24
SUSCRÍBETE FÁCILMENTE
Por internet: www.muyhistoria.es/oferta
Por teléfono: 902 054 246
Quedan excluidos los objetos promocionales de portada. Oferta solo válida en España para las primeras cien solicitudes hasta agotar existencias.
Consulte las bases legales en nuestra página web https://suscripciones.zinetmedia.es/clausula-de-privacidad; en el teléfono de atención al cliente
902 054 246 de lunes a viernes, de 9 h a 18 h. (julio y agosto de 8 a 15 h.), o escribiendo a suscripciones@zinetmedia.es.
FOTOS CON HISTORIA

De profesión,
médicos
Han pasado a la historia por asuntos ajenos a sus profesiones.
Chéjov conoció el lado opuesto del viaje como enfermo crónico. Otros,
como Salvador Allende y Ernesto Che Guevara, sentaron las bases de la
medicina social en Latinoamérica, disciplina aún desconocida en la Europa
de Nostradamus, cuya importancia este intuyó al imponer la higiene para
erradicar la peste. Y Crichton nos hizo convivir con los dinosaurios.
POR ANA ORRIOLS

18 MUY HISTORIA
Antón Chéjov
P
asó más de la mitad de su vida enfermo de la tuberculosis que aca-
bó con él en 1904, sepultando definitivamente las ansias de libertad
de este médico rural que padeció la férrea educación de su padre,
un comerciante de telas en quiebra y huido a Moscú, ahogado por las
deudas. Tras licenciarse en 1884, disfrutó de su dacha season –el gran
éxodo veraniego de los moscovitas que podían permitírselo– en Vos-
kresensk, donde luego ejerció, buscando en el campo la Arcadia de su
infancia. Solo le encontró dos defectos: “Me aburro y gano poco dine-
ro”. Trabajó en el hospital de Chikino, donde ganó sus primeros nueve
rublos curando dolores de muelas –que inspiraron ese mismo año su
famoso cuento Cirugía–, aliviando disenterías y atendiendo a una actriz
de la capital que padecía de ataques biliares. Se lo gastó todo en vodka
con su familia y, con lo poco que le quedó, compró medicamentos y se
convirtió en médico rural, asistiendo también a autopsias. De esta expe-
riencia nació El cadáver, en 1885, como cronista inigualable de la Rusia
cotidiana de su época que fue. Ya enfermo, no lo confesó y descansó
un tiempo en Ucrania. Le llegó el éxito en 1887 estrenando Ivanov, un
éxito solo empañado en su carrera por el primer estreno fallido de La ga-
viota, en 1896. Murió a los 44 años en un spa alemán, creyendo que iba
a recuperarse, y su cuerpo fue trasladado al cementerio Novodévichi, en
Moscú, en un frigorífico de ostras, algo que habría querido contar.
GETTY

MUY HISTORIA 19
Ernesto Che Guevara
E
l guerrillero de los mil apodos fue simplemente “Teté” para su ma-
dre, Celia, descendiente del último virrey del Perú, José de la Serna
e Hinojosa. En su adolescencia nunca participó en luchas sociales
o estudiantiles pero, movido por su ansia viajera, interrumpió sus estu-
dios en la Universidad de Buenos Aires en 1947 para trabajar como en-
fermero en un mercante, en la sanidad municipal y en el laboratorio del
dr. Pisani investigando alergias. Al comenzar a viajar conoció de verdad
a la clase trabajadora y Latinoamérica, y se coció el germen de su otro
gran legado: su pensamiento médico-social. Durante los años de su
lucha guerrillera en Sierra Maestra, donde observó la enfermedad pro-
vocada por la miseria, terminó de ahondar en las bases de la medicina
que quería para Cuba, ya que otorgaba un papel crucial en la salud de
la población a los factores sociales y a la acción e inacción de la política
en todos los aspectos de la atención sanitaria. “Es hora de que los go-
bernantes dediquen menos tiempo a la propaganda de sus bondades
como régimen y más dinero, muchísimo más dinero, a solventar obras
de utilidad social”, decía clamando contra un “absurdo sentido de cas-
tas”. Para soportar el dolor de dejar su gran vocación por la guerrilla,
ejerció como médico de los combatientes. “Tenía delante una mochila
de medicamentos y una caja de balas; las dos eran mucho peso para
transportarlas juntas, tomé la caja de balas...”, dijo tras su ‘bautismo de
fuego’ en la playa de Las Coloradas, el 2 de diciembre de 1956.

GETTY
Salvador Allende
E
ste año se recuerda el 45.º aniversario de la muerte del primer
presidente marxista de la democracia, tras el golpe de Esta-
do de Augusto Pinochet. Pagó muy caro el fervor popular que
consiguió alentar tras iniciar una gran reforma agraria en favor del
labrador desde 1962 y nacionalizar la Gran Minería del Cobre en
1971, sin indemnización alguna para los estadounidenses copro-
pietarios de los yacimientos. Compartía la misma visión de la me-
dicina social del Che, y afirmó: “El hombre en sociedades no es un
ente abstracto: nace (...), enferma y muere, en sujeción estricta al
ambiente que lo rodea (...). Esta condición-ambiente esta deter-
minada por el salario, alimentación, vivienda (...) y demás factores
concretos y actuantes (...)”. Proviniente de una familia de médicos
del siglo XIX ya laica, masona y positivista, destacó muy pronto
estudiando las posibles causas de la criminalidad en relación con
la “herencia” biológica y su correlación con factores ambientales,
psíquicos y sociales. Como ministro de Salubridad promovió la
creación del Servicio Nacional de Salud, lo que provocó un amplio
retroceso de “patologías sociales” como la tuberculosis o la sífi-
lis. Desde sus años de Universidad hasta el día de su muerte en el
bombardeado Palacio de la Moneda, fue cuidado y protegido por
su médico personal y jefe de seguridad Danilo Bartulín, con quien
se encontraba aquel fatídico 11 de septiembre de 1973.
GETTY
Nostradamus
D
escendiente de un matrimonio de judíos conversos, dejó la Universidad de Aviñón tras
aprobar el trivium –el bachillerato en gramática, retórica y lógica medieval– cuando la pes-
te negra asoló la ciudad. Comenzó a trabajar como boticario, una actividad comercial pro-
hibida a los estudiantes de medicina, por lo que la Universidad de Aviñón lo expulsó de sus
estudios de la facultad. De nuevo le persiguió la peste, en este caso la bubónica, lo que le llevó
a trabajar por toda Francia combatiendo la enfermedad con la creación de su famosa “píldora
rosa” para luchar contra la plaga. Al parecer, contenía una gran cantidad de vitamina C, lo que
le valió un amplio reconocimiento en la época. Y es que entre los numerosos remedios con que
trabajaba se sabe que contaba con el escaramujo, que contiene 428 mg de vitamina C por ca-
da 100 g, ocho veces más que el limón; la madera de agáloco, un potente purgante; el cálamo
aromático, una droga psicotrópica que usaba como carminativo y hasta como anestésico; o el
lirio de Florencia, un potente expectorante. Sin embargo, el hito de Nostradamus combatiendo
la enfermedad fueron las simples medidas higiénicas que estableció de forma pionera. Tal es
su fama por ello que se dice que en la cuarteta XXV de sus famosas predicciones nombró años
antes de su nacimiento al microbiólogo Louis Pasteur en el verso: “Será pasteur demy Dieu ho-
noré”, que podría traducirse como “será pastor semidiós honrado”.
GETTY

24 MUY HISTORIA
Michael Crichton
L
e debemos gran parte del entretenimiento
de los últimos tiempos. Porque este gra-
duado en Medicina por la Universidad de
Harvard, que no obtuvo la licenciatura puesto
que se decantó por la literatura, es el creador
de la serie Urgencias y de Parque Jurásico,
entre otras obras. Al considerado iniciador del
estilo narrativo tecno-thriller no se le daba mal
escribir: se pagó la carrera a base de novelas
que publicaba con seudónimos. Como Jeffrey
Hudson presentó Un caso de urgencia, que le
valió el premio Premio Edgar Allan Poe a la Me-
jor Novela en 1969, año en el que escribió su
primer superventas y la primera de sus novelas
que iría a las pantallas, La amenaza de Andró-
meda. Siendo estudiante presentó una obra de
George Orwell como suya a un profesor para
comprobar si le ponía notas bajas adrede. ¿El
resultado? Un aprobado bajo. “El planeta so-
brevivió a todo, en su época. Ciertamente que
le sobrevivirá a usted”, dijo. Murió en 2008.
GETTY

¿Cómo podemos
entender el mundo?
Del célebre autor de
La historia del mundo en 100 objetos,
una exploración panorámica de los
objetos, pueblos y creencias a lo
largo de 40.000 años.

«Vivir con los dioses es


un festín para el intelecto.»
The Guardian

Síguenos en www.megustaleer.com

Con la colaboración de la BBC y el British Museum.


REVOLUCIÓN INGLESA Y REVOLUCIÓN AMERICANA

LA SENDA DEL
I
Siglo y medio antes que Francia, Inglaterra se vio
convulsionada por un largo conflicto civil que abolió por
vez primera el absolutismo en Europa. Sería la semilla del
pensamiento liberal y democrático que, ya en el siglo XVIII,
germinaría en la Guerra de Independencia de Estados Unidos.

NACHO OTERO
ESCRITOR

HITO DE LA INDEPENDENCIA
AMERICANA.
Este famoso cuadro del pintor histórico
germano-americano Emanuel Leutze (siglo
XIX) muestra a Washington cruzando el >>>
Delaware con sus tropas.
ASC
Un siglo antes de la
Revolución Francesa,
en Inglaterra se
decapitó al rey y se
abolió el absolutismo
anterior –a su vez inspirada en el pensamiento
ilustrado francés– que dio a luz un nuevo país
fundado sobre un sistema de libertades demo-
cráticas: Estados Unidos.

JUEGO DE TRONOS Y RELIGIONES


En el año 1603, el ascenso al trono inglés de Jaco-
bo VI de Escocia o Estuardo –hijo de la ejecutada
reina escocesa María Estuardo– como Jacobo I de
Inglaterra unió estos dos reinos (y el de Irlanda),
pero al mismo tiempo desató incontrolables per-
turbaciones políticas y religiosas. Pese a trasladar
su corte de Edimburgo a Londres en un gesto de
buena voluntad, la incapacidad y torpeza del rey
le hicieron enfrentarse a tradiciones que habían si-
do materia intocable desde etapas muy anteriores.
Dos años después, el siempre espinoso problema
religioso mostraría toda su crudeza cuando un
complot católico –la llamada Conspiración de la
Pólvora– trató de suprimir al monarca y al mismo
Parlamento. Entretanto, la persistente persecución
de los puritanos obligaba a tomar el camino de la
emigración a las colonias americanas a contingen-
tes cada vez mayores.
GETTY

Para rematar el nefasto clima que se imponía, los


JACOBO I DE parlamentarios se vieron agraviados por la prepon-
INGLATERRA. derancia de los círculos cortesanos. Los altos fun-

L
El hijo de María uis XVI no fue el primer monarca de la cionarios y consejeros regios se comportaban abu-
Estuardo, que historia moderna decapitado ante sus sivamente y saqueaban impunemente los fondos pú-
ya reinaba en súbditos: ese “honor” le corresponde a blicos, mientras los elevados gastos del Estado eran
Escocia como
Jacobo VI, subió Carlos I de Inglaterra. Fue en Londres sufragados por la imposición de tasas fiscales que
al trono inglés donde, a mediados del siglo XVII y en encrespaban a la población y se decidían a espaldas
en 1603 y activó el marco de un largo y sangriento con- del Parlamento. Cuando, en 1625, su hijo Carlos I
el conflicto flicto de tintes tanto dinásticos como revolu- subió al trono, ya estaban dadas todas las bazas pa-
religioso. Este cionarios –la guerra civil inglesa (English Civil ra los futuros acontecimientos, de los que este sería
retrato al óleo
(1604) es
War)–, se rompió por primera vez mediante tan principal protagonista y emblemática víctima.
del pintor crudo método con la tradicional realeza de ori- Tras una etapa de entendimiento, los envenenados
de cámara gen divino para abrir las puertas a la república, motivos religiosos volvieron a abrir las heridas entre
flamenco primero, y poco después a la monarquía consti- el monarca y el Parlamento, pero no solo estos; tam-
John de Critz. tucional y parlamentaria. bién, la pugna por los costes de las guerras exteriores
Tampoco la Revolución Francesa fue pionera en y, más adelante, las permanentes quejas y protestas
hablar de ciudadanía e igualdad de derechos, sino por la arbitraria actuación del rey y sus favoritos.
que tomó su inspiración, esta vez de forma direc- Carlos logró reinar durante una década, todavía
ta, de la Revolución americana inmediatamente dotado de incuestionado poder, prescindiendo del

28 MUY HISTORIA
ASC
COMPLOT DE
LA PÓLVORA.
Parlamento, hasta que, en 1640, las necesidades im- der a los más destacados dirigentes parlamenta- Fue una fallida
puestas por la guerra contra los presbiterianos esco- rios, un comité de insurrección llamó al pueblo a conspiración
ceses le obligaron a recurrir nuevamente a este. Fue la lucha y Carlos se vio obligado a huir a Escocia. organizada el
5 de noviembre
la etapa del efímero Parlamento Corto, que acabó La guerra civil estaba servida. Pronto, el bando de 1605 por
en manos del absolutismo. Poco después se abriría parlamentario impuso su superioridad, mostrada católicos
la etapa del Parlamento Largo, columna vertebral de en las batallas de Newbury (1643 y 1644), Mars- ingleses (entre
la evolución política y militar de los siguientes años. ton Moor (1644) y Naseby (1645), pero ninguno ellos, el famoso
de los dos grupos poseía un suficiente grado de Guy o Guido
Fawkes) para
unidad que le concediese una victoria definitiva. matar al rey, su
REALISTAS CONTRA PARLAMENTARIOS En el realista, la ambigua y contradictoria actua- familia y la
Así, mientras en Irlanda estallaba una grave re- ción de Carlos I solo servía para sembrar la con- aristocracia
vuelta, en Londres se delimitaban los dos bandos fusión. En el de los parlamentarios, se abría un protestante con
a contender. En 1642, tras el intento real de pren- insalvable foso entre radicales y moderados. una explosión.
Arriba, un
Tras un breve paréntesis, la guerra se reanudó en
grabado con los
1648, y fueron el recio carácter y la determina- conspiradores.
ción del líder político y militar Oliver Cromwell
Carlos I –un terrateniente de clase media de meteórica
(1600- ascensión en el Parlamento y el ejército– los que,
1649), hijo
de Jacobo, con la imposición de su mando supremo, ter-
precipitó la minaron con las debilitadoras divergencias. For-
guerra civil talecido el bando parlamentario bajo una sola
inglesa y voluntad, asumió la tarea de enjuiciar al rey, ca-
acabaría en lificado como “El Sanguinario”, que había caído
el cadalso. prisionero. En 1649, tras condenarlo a muerte,
Cromwell lo envió al cadalso [ver recuadro 1].
Con este histórico acto, no parecía ya posible dar
marcha atrás; ese mismo año –aunque la guerra
civil aún duraría hasta 1651–, el nuevo Parla-
mento, depurado de los elementos disidentes y
dueño absoluto de la situación, abolió la monar-
quía y proclamó la Commonwealth, una parti-
cular forma de república. En ella, Cromwell se
alzó como el indiscutido hombre fuerte. Durante
los primeros años, gobernó con un Consejo de
Estado, pero a partir de 1653 no ocultaría sus
GETTY

tendencias dictatoriales: una vez disueltos >>>

MUY HISTORIA 29
GETTY
BATALLA
DE NASEBY.
Se libró el 14 de >>> tanto el Consejo como el mismo Parlamen- no habían sido en vano y la relación entre los
junio de 1645 en to, que era la esencia misma del proceso revolu- dos poderes ya no sería la misma. Así, en 1688
esta localidad cionario, se autotituló Lord Protector. y ante la posibilidad de que un heredero católico
de Inglaterra
entre el ejército
sucediera a Jacobo, los parlamentarios derroca-
realista de ron a este –en la llamada Revolución Gloriosa
Carlos I y el REPÚBLICA Y MONARQUÍA CONSTITUCIONAL o Incruenta– y coronaron al estatúder holandés
parlamentario El gobierno de Cromwell debió enfrentarse a las Guillermo de Orange, casado con una hija del
de Cromwell y costosas guerras contra irlandeses y escoceses. Fi- depuesto rey, María II. A cambio del trono, los
Fairfax; la
nalmente, las victorias de Drogheda y Wexford so- nuevos monarcas aceptaban una Declaración de
victoria de este
último bando focaron la insurrección en la isla vecina, mientras Derechos a favor del Parlamento. Nacía así una
fue decisiva las de Dumbar y Worcester doblegaron a los con- monarquía constitucional basada en el principio
para la guerra flictivos vecinos del norte. En el interior, tampoco
civil inglesa conseguía imponerse la paz. Tras haberse sacudido
(arriba, grabado
el yugo de la vieja monarquía, los sectores más ra-
anónimo
de 1880). dicales no estaban dispuestos a admitir las formas
dictatoriales del Lord. Además, el moralismo puri-
tano que Cromwell imponía no hacía más que in-
crementar el número de sus enemigos. Por si fuera
poco, Holanda, la rival comercial de Inglaterra, se
consideró perjudicada por la Ley de Navegación
británica y declaró otra guerra, que solo terminó
con la Paz de Westminster (1654).
Cuatro años más tarde moría Cromwell, dejando
como heredero a su hijo Richard. De débil carác-
ter, fue solo un útil peón en los enfrentamientos
internos. El empuje del ejército realista, que des- Oliver Crowmwell
de Escocia mandaba el general Monk, acabó en (1599-1658) retratado
1660 con la república e impuso la restauración de en el siglo XVII por
el miniaturista y
los Estuardo. Carlos II y su sucesor y hermano, acuarelista inglés
Jacobo II, nunca dejaron de pugnar con el Par- Samuel Cooper.
ASC

lamento, pero los hechos del inmediato pasado

30 MUY HISTORIA
Entre los siglos XVII y
XVIII, las 13 Colonias
de América se distan-
ciaron de la metrópoli
del contrato entre el monarca y los representantes
del reino, y desaparecía con ella la monarquía de
origen divino. Además, una Ley de Tolerancia en
materia religiosa sería enseguida el más decisivo
instrumento de desarrollo de una sociedad más
libre que las hasta entonces conocidas. La pionera
Inglaterra había abierto el camino.

EL NACIMIENTO DE UNA NACIÓN


Entretanto, a lo largo de los siglos XVII y XVIII,
la población de las colonias británicas de la costa
oriental de Norteamérica había experimentado un
fuerte incremento y una gran diversificación. Los

ASC
originarios de Inglaterra dominaban la vida econó-
mica, social y política, pero grandes contingentes MASACRE
procedentes de otros países europeos contribuían DE BOSTON.
a debilitar los lazos con la metrópoli. La coexisten- metrópoli trataba en vano de imponer. Era una La ilustración
cia con una creciente población esclava y la lucha dinámica dirigida por los sectores social y econó- muestra este
contra los nativos americanos había generado en las micamente más poderosos e influyentes, una nue- episodio seminal
de la Guerra de
Trece Colonias una sociedad “de frontera”, dotada de va aristocracia decidida a librarse del yugo de la Independencia
un gran dinamismo y en cuyo seno había nacido un Corona, pero en absoluto dispuesta a cuestionar americana,
sentimiento de americanidad que cada vez admitía el orden existente. Pero los soldados ingleses –los acaecido el 5 de
peor las decisiones procedentes de Londres. cada vez más detestados “casacas rojas”– eran pa- marzo de 1770:
A finales del XVIII, los tumultos populares, las ra la población el símbolo de un poder lejano y los casacas
rojas ingleses
agresiones a soldados y funcionarios y las reunio- opresor y contra ellos se dirigió la ira rebelde. causaron una
nes de juntas de representantes de los distintos El 5 de marzo de 1770, la represión conocida como matanza.
territorios fueron la respuesta a las leyes que la Masacre de Boston dio sus primeros mártires a >>>

LA PRIMERA CABEZA REAL QUE RODÓ


n la mañana del 30 de enero mente en el cadalso y que aquello se

E de 1649, el pueblo de Londres


se arremolinó expectante en
Whitehall para presenciar un aconte-
interpretase como una manifestación
de miedo ante la muerte. Ya en el pa-
tíbulo, tras anunciar a sus verdugos
cimiento insólito: nada menos que la que iba a rezar unas oraciones, les
decapitación pública de su rey, Carlos dijo: “Cuando esté dispuesto, os ha-
I, de la familia de los Estuardo. Hecho ré una señal para que descarguéis
prisionero en la guerra civil, había el hacha”. Implacable, Cromwell, su
sido juzgado por un tribunal –cuya gran opositor, había declarado poco
legalidad rechazó expresamente–, antes: “Nadie moverá un dedo para
acusado de “tirano, asesino y enemi- salvarlo... Podemos cortarle la cabe-
go de la nación” y declarado culpable. za, incluso, con la corona puesta”. La
Fiel hasta el fin a su papel, el orgu- del altivo Carlos sería así la primera
GETTY

lloso Carlos se había abrigado bien, testa de un monarca europeo que ro-
con el fin de evitar que el frío reinante Carlos I de Inglaterra camino del patíbulo, dara sobre un patíbulo, a la vista de
ese día le hiciese tiritar involuntaria- según un cuadro decimonónico. sus antiguos vasallos.

MUY HISTORIA 31
En septiembre de 1787 se
promulgó la Constitución de
EE UU, que inspiró a Francia
tinental de Filadelfia firmaron la Declaración de
Independencia de los Estados Unidos de América
del Norte. Estos estaban constituidos en ese mo-

ASC
mento inicial por los territorios de los actuales
LEXINGTON, estados de Carolina del Norte, Carolina del Sur,
EL INICIO. Connecticut, Delaware, Georgia, Maryland, Mas-
Esta batalla, >>> la causa. Tres años después, los radicales inde- sachusetts, New Hampshire, Nueva Jersey, Nueva
junto con la pendentistas tuvieron un nuevo motivo para volver York, Pensilvania, Rhode Island y Virginia.
de Concord, a levantarse, debido a la imposición de una legisla- Los grandes ideólogos del proceso –Franklin, Je-
sucedida el
mismo día
ción conocida como Coercive Acts (Leyes Intole- fferson y Adams– recuperaron las doctrinas de fi-
–19 de abril rables). El camino hacia la emancipación se había lósofos como Locke, Montesquieu y Rousseau que
de 1775–, fue iniciado. En septiembre de 1774, se reunieron por hablaban del derecho de la humanidad a la vida, la
el punto de no primera vez en Filadelfia los delegados de todos los libertad, la búsqueda de la felicidad y la propiedad.
retorno en la territorios. Los moderados, que en principio pre- La lucha armada se dotaba así de una justificación
lucha por la
independencia
tendían solo la anulación de las Leyes Intolerables, moral de gran envergadura, en la que los derechos
de lo que se unieron a los decididos partidarios de la ruptura naturales inherentes a la persona se situaban por
acabaría siendo total. En abril de 1775, la Batalla de Lexington fue encima de todo. Pero, aunque los Padres Fundado-
Estados Unidos el primer choque armado de una larga contienda. res bebían de las ideas de aquellos pensadores eu-
(ilustración ropeos, el paso que daban era verdaderamente re-
de 1815).
volucionario y único en la historia. Por vez primera,
OCHO AÑOS DE GUERRA se convertían en ley unos principios que en el Viejo
Los episodios sangrientos comenzaron a decidir Continente hasta ese momento solamente habían
la escena y George Washington, comandante en sido asumidos por las minorías ilustradas y se en-
jefe del Ejército Continental, se convirtió en el contraban todavía muy lejos de verse plasmados en
protagonista de la movediza situación. El 4 de ju- la realidad de los países donde se habían generado.
lio de 1776, los 56 delegados del Congreso Con- A lo largo de casi ocho años, la Guerra de Indepen-
dencia presentó diversas alternativas y se decidió
en escenarios muy diferentes. Dentro del bando de
los independentistas, nunca dejarían de mostrarse
profundas y debilitadoras disensiones. Sin embar-

GEORGE
WASHINGTON.
El comandante
en jefe del
Ejército
Continental,
que más tarde
sería el primer
presidente de la
historia de EE
UU, retratado
entre 1779
y 1781 por
Charles
ASC

Willson Peale.

32 MUY HISTORIA
LA REVOLUCIÓN DEL TÉ
l tratarse de un producto de repercusión y, como consecuen-

A uso habitual entre la pobla-


ción –y, por tanto, de con-
sumo masivo–, el té se alzó como
cia del general descontento y la
falta de entendimiento con las
autoridades, el 16 de diciembre
referencia de primer orden dentro de 1773 un grupo de activistas
de los símbolos del movimiento armados se disfrazaron de in-
independentista americano. La dios mohawk y decidieron llevar
Compañía Británica de las In- a cabo una acción propagandís-
dias Orientales había sido hasta tica en el puerto de Boston. Allí,
entonces quien proveía habitual- atacaron a la tripulación de tres
mente de té a las ciudades nor- buques que se encontraban atra-
teamericanas. Sin embargo, los cados y arrojaron al mar todos los
irritados colonos decidieron boi- cargamentos de té que portaban
cotear a la compañía, en protes- los barcos. El simbólico episodio
ta por la política de la metrópoli, pasó desde entonces a convertir- El Motín o Revolución del
adquiriendo el producto a comer- se en uno de los hitos clásicos de Té (16 de diciembre de
ciantes holandeses. Los nuevos todo el proceso emancipador nor- 1773) en un grabado
coloreado.

ALBUM
impuestos aduaneros tuvieron su teamericano.

go, estas se veían compensadas por las victorias en de 1782, los hechos obligaron a la Corona británi-
los campos de batalla, a pesar de que en algunas ca a reconocer la segregación de sus antiguas co-
etapas fueron los ingleses los que llevaron ventaja. lonias. El Tratado de Versalles –firmado por Fran-
En 1778, la guerra alcanzó carácter internacional cia, España y Gran Bretaña el 3 de septiembre de
debido a que Francia –rival tradicional de Gran 1783– hizo posible la entrada del nuevo país como
Bretaña– decidió apoyar a los rebeldes america- entidad estatal en la escena internacional.
nos. Un año después, la España borbónica seguía En septiembre de 1787, se promulgaba la Constitu-
asimismo sus pasos. ción de los Estados Unidos de América. La prime-
ra gran revolución que abría las puertas del mundo
contemporáneo organizó en ella una sociedad ba-
INDEPENDENCIA Y CONSTITUCIÓN sada en los principios fundamentales de la demo-
El apoyo exterior –militar y diplomático– fue deci- cracia. Su sistema de separación y equilibrio de
sivo y, en paralelo a la actividad política, el Ejército poderes hacía realidad lo que los pensadores polí-
Continental consiguió erigirse en el mejor símbolo ticos de la Ilustración habían imaginado como as-
de aquella voluntad emancipadora que implantaba piración de difícil cumplimiento. Una aspiración
unos principios que renovaban las relaciones entre que, en menos de dos años, agitaría Francia en la
los seres humanos. Finalmente, el 30 de noviembre revolución más famosa de todos los tiempos. MH

FILADELFIA,
4-7-1776.
En esa ciudad
y fecha, los 56
delegados del
Congreso
Continental
firmaron la
Declaración de
Independencia de
los Estados Unidos
de América del
Norte (a la
izquierda, cuadro
de John Trumbull,
ASC

1818).

MUY HISTORIA 33
EL CALDO
DE CULTIVO
DE UNA
REVOLUCIÓN
Los factores que llevaron hasta 1789 fueron
muchos: el pensamiento ilustrado, la pujanza de
una nueva burguesía, el enorme descontento social
de las clases populares urbanas y el campesinado
y la quiebra financiera y administrativa del régimen
absolutista, entre otros varios.

MANUEL MONTERO
CATEDRÁTICO DE HISTORIA CONTEMPORÁNEA

34 MUY HISTORIA
ALBUM
AIRES DE
OTRA ÉPOCA.
En 1783 hubo
varios vuelos de
globos Montgolfier
en Versalles y
París, todo un hito
científico y social
en una era de
cambio. Aquí, uno
de ellos
(aguafuerte).
GETTY

ASC
VOLTAIRE Y
ROUSSEAU.

U
na revolución es siempre un aconteci- En la gestación del proceso revolucionario destacan
Fueron dos de
los más sagaces
miento excepcional. Constituye una las actividades intelectuales. La Ilustración, expre-
pensadores y ruptura, pero, al mismo tiempo, hunde sión del espíritu del XVIII, socavó los cimientos del
escritores de la sus raíces en la evolución histórica, a la absolutismo y de la sociedad estamental. El “siglo
Ilustración. El que acelera y cambia el sentido. No sur- de las luces” impulsó el racionalismo, la idea de que
primero brilló ge de la nada. Esto es particularmente el hombre tiene capacidad de conocerlo todo por
sobre todo
cierto en la Revolución Francesa, la convulsión medio de la inteligencia. Lo que no sea racional debe
como satirista
y el segundo sociopolítica que abrió la edad contemporánea, ser rechazado, por falso o inútil. “La voluntad gene-
alumbró, en El con consecuencias profundas, duraderas y un im- ral es el derecho y la razón”: Rousseau cuestionaba
contrato social pacto global que apenas tiene parangón. La fueron el mundo tradicional y esbozaba nuevos criterios
(1762), toda una incubando diversos factores que concurrieron en jurídicos, las bases de un sistema político distinto.
nueva teoría Francia durante la segunda mitad del XVIII. No
política que
influyó mucho la hicieron inevitable, pues tendrían su papel di-
en el proceso versos azares y decisiones contingentes, pero no se FACTORES DE UNA RUPTURA
revolucionario. explica sin tenerlos en cuenta. En esta evolución tuvo su importancia el Enciclo-
pedismo, que difundió las nuevas nociones, así
como la publicación de sátiras críticas e irónicas
que cuestionaban los valores heredados. También
el progreso científico –la indagación sobre la na-
turaleza sin sujetarse a creencias previas, en busca
CULTURA
del progreso humano–. En septiembre de 1783,
ENCICLOPÉDICA. se alzó en Versalles un globo Montgolfier. Acu-
La Enciclopedia dieron más de cien mil personas a verlo. No fue
coordinada por un acontecimiento político, pero sugería que la
Diderot y ciencia y la técnica traían una nueva época.
D’Alembert En la segunda mitad del XVIII el despotismo ilus-
empezó a
publicarse en 1751 trado quiso introducir reformas desde arriba, bus-
(a la derecha, cando el bienestar de los gobernados sin tocar las
portadilla del tomo bases políticas y sociales del régimen. Buscaba co-
primero) y rregir abusos, impulsar la educación, centralizar la
contribuyó a la administración, racionalizarla... “Todo por el pueblo
evolución ideológica.
ASC

pero sin el pueblo”: intentaba aunar la tradición con

36 MUY HISTORIA
las novedades, para mejorar las condiciones de vida exigió libertades? Tuvieron algún éxito: en 1782,
de los súbditos sin contar con su concurso y opi- Inglaterra redujo las restricciones sobre la exporta-
nión. Este camino trajo mejoras económicas, educa- ción irlandesa y abolió leyes penales que impedían
tivas y administrativas, pero sus éxitos fueron muy a los católicos poseer tierras. El proceso acabó por
relativos, al rehuir cambios en las viejas estructuras. disensiones entre protestantes y católicos.
Generalizó las críticas al sistema que trataba de re- Siguiente estallido liberal: Suiza, 1782. Los “nati-
formar y su fracaso dio vía libre a vos” a los que se negaba la ciudada-
posiciones más radicales.
La independencia norteameri- Hubo revueltas nía y burgueses enriquecidos por el
progreso bancario y manufacture-
cana, en la que Francia estuvo
directamente implicada, fue la liberales en ro expulsaron en el cantón de Gi-
nebra a la oligarquía aristocrática.
gran experiencia de futuros revo-
lucionarios franceses. Miembros Irlanda, Suiza, Tropas llegadas desde otros canto-
nes y desde Francia restablecieron
de la aristocracia, que alcanzarían
notoriedad, participaron en una Holanda y pronto “el orden tradicional”.
El brote que estalló en Holanda en
lucha por la libertad. Con la for-
mación de Estados Unidos, por Bélgica 1783 lo impulsaron sociedades de
patriotas, ilustrados, que buscaban
vez primera se diseñó un sistema
político liberal. La noticia de que antes de la una apertura política semejante a
la británica. La insurrección llegó
planteamientos de origen ilustra-
do podían ser llevados a la prácti- Revolución a implantar una república. El éxi-
to duró poco: en 1787, el ejército
ca agitó el clima político.
Los aires revolucionarios no se Francesa prusiano y el apoyo inglés repu-
sieron al estatúder (la máxima au-
desenvolvían solo en tierras ameri- toridad en las antiguas provincias
canas. Llegaban también a Europa, formando parte del norte de los Países Bajos).
del caldo de cultivo de lo que sucedería en Francia Bélgica fue el último conato. Frente al reformis-
a partir de 1789. ¿Podían pasar inadvertidos los su- mo centralizador que intentaba José II de Austria
cesos de Irlanda, donde una milicia de voluntarios se unieron fuerzas heterogéneas: aristócratas, >>>

SUCESOS
DE IRLANDA.
Otro precedente
de la Revolución
Francesa fue el
levantamiento en
este país, entre
1780 y 1782,
de las milicias
de voluntarios
que exigían
libertades a
Inglaterra.
En el cuadro,
voluntarios
de Lisburn
y Lambeg
disparan salvas
en honor de
la Convención
de Dungannon
ASC

(1782).

MUY HISTORIA 37
El clero tenía una gran riqueza territorial: el 10% de las
tierras de Francia, siendo el 0,5% de la población
>>> comerciantes, industriales, obreros, católicos... La principal responsabilidad del déficit estaría en
La agitación empezó en 1785 y se convirtió en le- la política exterior –las extravagancias cortesanas
vantamiento armado en 1789. Expulsaron a las tro- solo eran el 6% del presupuesto de 1788–, pero en
pas austríacas y formaron los Estados Belgas Unidos aquel clima resultaba fatal para el prestigio monár-
JOSÉ II DE –influencia norteamericana–, de vida muy efímera. quico que en 1780, cuando el hambre se extendía
AUSTRIA. En 1790, las tropas austríacas recuperaron el poder. por París, la reina se hiciese confeccionar 170 ves-
El archiduque Estas agitaciones fracasaron, pero revelaban apuros tidos lujosos. Tales gastos agudizaron las tensiones,
y luego
emperador del
para los regímenes tradicionales, así como el em- sacudidas por fiestas, bailes y banquetes.
Sacro Imperio puje liberal. En Francia, el mayor país de Europa “Temblad, vosotros, los que habéis chupado la san-
Romano tras Rusia, adquirieron la forma de una revolución gre de los pobres y desgraciados infelices”, amenaza-
Germánico, al de masas, mucho más radical que las anteriores. ría en su momento Marat. Se refería a los recauda-
que vemos En su gestación jugó un rol prioritario la crisis finan- dores de impuestos, pero la amenaza se cernía tam-
retratado
ciera de la monarquía, en gran medida ocasionada bién sobre quienes se habían beneficiado de ellos.
póstumamente
(1823) por Carl por los gastos de la Guerra de Independencia nor- ¿La escalada del déficit llevaba necesariamente a la
Von Sales, teamericana. Tales dificultades agravaban la imagen catástrofe? En todo caso, la percepción de su grave-
fue un culto de derroche de la Corte por los dispendios provo- dad justificó la ansiedad de los sucesivos ministros,
reformista cados por los favores del rey a los cortesanos, que le que iban cayendo en el pánico. “Ni quiebras, ni im-
contra el que reclamaban atenciones financieras en momentos de puestos, ni préstamos” fue el primer propósito; luego
se rebelaron
los Estados crisis económica y aumento de la mendicidad. se impuso el endeudamiento. Después, resultó ne-
Belgas Unidos. cesario buscar soluciones políticas: que los exentos
pagaran impuestos. Por esa vía llegó la Revolución.

MOMENTOS DE CRISIS SOCIAL


La crisis financiera fue así la causa inmediata del
proceso revolucionario. Del crecimiento imparable
de la deuda se derivaba el temor de los acreedores
a no cobrar y las dificultades para nuevos endeu-
damientos, cada vez más caros: una escalada difícil
de parar. Los ministros de Luis XVI se topaban con
la dificultad de aumentar la recaudación mientras
subsistieran los privilegios de nobleza y clero, los
principales propietarios, exentos en la contribu-
ción directa. Las reformas parciales fueron fraca-
sando. La negativa de los privilegiados a admitir
tales impuestos –Asamblea de Notables– abrió la
espita de la Revolución: el rey hubo de convocar
los Estados Generales, donde se desarrollaron los
primeros episodios del drama político.
El problema financiero que se planteó en Francia
era irresoluble si se mantenían los parámetros tra-
dicionales. De subsistir las exenciones de los pri-
vilegiados, el Estado entraría en bancarrota. Si se
forzaba a que nobleza y clero contribuyesen, sal-
taba por los aires el sistema estamental, esencial
en el Antiguo Régimen. No fue posible ninguna
solución reformista y todo estalló.
La agitación intelectual, los antecedentes políti-
cos, la crisis fiscal... También contó en el estallido
ASC

revolucionario la tensa situación social, que expli-

38 MUY HISTORIA
ca la evolución del proceso y su radicalización. El
conflicto entre la política y los intereses tradicio-
nales y las nuevas fuerzas sociales era en Francia
más intenso que en cualquier otro lugar.
La estructura social presentaba enormes desequi-
librios, jerarquizada en los tres estamentos y con
grandes diferencias dentro de ellos. El clero tenía
una gran riqueza territorial –el 10% de las tierras,
siendo el 0,5% de la población–. Además, cobraba
el diezmo y los derechos de los señoríos eclesiásti-
cos, al tiempo que disfrutaba de la exención fiscal.
Las riquezas las concentraba el alto clero, proceden-
te de familias nobiliarias, mientras los párrocos vi-
vían casi en la miseria. Además, la Iglesia sufría una
crisis de valores, por la relajación de costumbres.

EL MAYORITARIO TERCER ESTADO


La nobleza, el otro estamento privilegiado, tampo-
co formaba un grupo homogéneo. Había distintas
categorías, fuese nobleza de la Corte, nobleza pro-
vincial o nobleza de toga, así como una baja no-
bleza con situaciones más ajustadas. Era menos del
2% de la población, pero tenía el 25% de las tierras
y casi todos los señoríos. Gozaba de considerables
privilegios, la exención fiscal y el derecho a cobrar
tributos feudales. ¿Pasaba por apuros a finales del
siglo XVIII? Era su percepción, pues no podían
mantener su tren de vida en tiempos de crisis e
inflación. Su solución: contrarrestar la merma de
sus rentas exprimiendo al máximo sus derechos
feudales o los servicios campesinos.
“¿Qué es el Tercer Estado?”, se preguntaba el abate

GETTY
Sièyes en su célebre folleto. La respuesta: “Todo”.
Efectivamente, era la inmensa mayoría del país, ex- LOCOS POR EL LUJO. Resultó muy perjudicial para el prestigio de la
cluida del poder político. Presentaba también una monarquía que, en 1780, cuando el hambre se extendía por París, la reina se
enorme heterogeneidad. En realidad, solo compartía hiciese confeccionar 170 vestidos. Y el rey no le iba a la zaga en boato, como
su oposición a los privilegios. No era poco, pero >>> vemos en este retrato de Luis XVI debido a Antoine-François Callet (1789).

PLANTEAMIENTOS POLÍTICOS
DE LA ILUSTRACIÓN
as bases del mundo tradicional quedaron potismo ilustrado. Su defensa de la libertad de

L intelectualmente demolidas por la Ilustra-


ción. Además, esta alumbró nuevos prin-
cipios, que construyeron poco a poco la alter-
pensamiento frente a los principios tradiciona-
les, sobre todo los religiosos, fue determinante
en la toma de conciencia revolucionaria.Rous-
nativa al Antiguo Régimen. De ahí que el viejo seau, por su parte, llevó el naciente liberalismo
orden fuese rápidamente sustituido por otro, a formulaciones democráticas: en virtud del con-
pues en Francia un amplio espectro burgués trato social, la soberanía reside en el pueblo y de
compartía tal cuerpo ideológico. ella se derivan los derechos individuales.
Montesquieu buscaba asegurar la libertad po- Todos estos postulados ilustrados tuvieron efi-
GETTY

lítica limitando los poderes absolutos. Propuso cacia por su difusión a través de la Enciclope-
Sobre estas líneas, por ello la separación de poderes (legislativo, dia, promovida por Diderot y D’Alembert, que
Del espíritu de las leyes ejecutivo y judicial), que guiaría la revolución li- la convirtieron en un arma de propaganda con-
(1748), de Montesquieu. beral. Para Voltaire, abanderado de la tolerancia tra la superstición, la autoridad eclesiástica y el
por encima de todo, el rey debía abrazar el des- orden de origen feudal.

MUY HISTORIA 39
>>> en el Tercer Estado encontramos a campesinos
y obreros, a distintas burguesías, al mundo artesanal. Francia era un país
Los burgueses, minoritarios, eran quienes ascen-
dían socialmente, gracias al desarrollo comercial de campesinos: el
y la incipiente actividad fabril característicos del
XVIII. No les era exclusiva, pero podían identifi- 80% de la población,
carse con la Ilustración (junto a algunos curas y
nobles). Pese a su pujanza económica y cultural, les aproximadamente 20
seguía vedado el acceso a los altos cargos adminis-
trativos, en manos de la aristocracia. millones de personas
En las ciudades crecían también los grupos obre-
ros, empleados en las actividades artesanales: este cuya importancia creció a lo largo del siglo, en parte
primer proletariado sufriría agudamente la crisis por el crecimiento demográfico. Las situaciones de
económica. Culparían a los especuladores, a la unos y otros –incluso de buena parte de los campe-
aristocracia, a la política monárquica... sinos propietarios– eran precarias, a lo que contri-
La modernidad social la representaría el mundo buía la enorme fiscalidad que tenían que soportar:
urbano, pero Francia era ante todo un país de cam- impuestos reales, diezmos, gabelas, derechos seño-
pesinos: el 80% de la población, aproximadamente riales... Y estaban las corveas –si tenían que traba-
20 millones. Solo un 35% era propietario de la tierra jar gratuitamente las tierras del señor–, las rentas a
que cultivaba. La mayoría debía cultivar tierras aje- pagar anualmente en dinero o especie, así como las
nas arrendándolas o como braceros, los jornaleros tasas por usar el molino y el horno comunal.

Este grabado coloreado muestra un reparto de asignados,


el papel moneda creado en 1790 por la Asamblea
Nacional para paliar el caos económico del país.

ALBUM

APUROS ECONÓMICOS Y CRISIS DE SUBSISTENCIA


medida que se avanza hacia 1789, la naturaleza a su cénit, precisamente, en 1789. Las pésimas cosechas

“A produce menos”: la percepción clásica señalaba la


importancia de las circunstancias materiales en el
surgimiento de las revueltas. La Revolución Francesa, des-
provocaron una grave crisis de subsistencia, con aumento
de la pobreza y apuros generalizados, particularmente en-
tre los campesinos y el proletariado urbano.
de luego, no fue una mera respuesta a la crisis económica, Las clases populares señalaban como culpables a los aca-
pero esta resultó decisiva en su estallido y evolución. paradores, a los especuladores, al gobierno que liberali-
¿El siglo XVIII fue de prosperidad? Crecieron la agricultura, zaba el comercio de cereales mientras escaseaba el pan
el comercio y la industria, pero también la población, por lo para el pueblo. A las críticas ilustradas de la burguesía se
que las mejoras de los niveles de vida fueron relativas. Al sumaron, así, los profundos descontentos de los obreros y
crecimiento le acompañaron crisis cíclicas, características los jornaleros del campo. La Revolución no se quedaría, de
de la economía tradicional, que periódicamente empeora- esta manera, en una mera lucha jurídica y política, sino que
ron las condiciones sociales. La de los años ochenta llegó tuvo asimismo una importante dimensión social.

40 MUY HISTORIA
No serían ilustrados, pero su hostilidad al régimen
señorial convertía a los campesinos en un sector con
gran capacidad revolucionaria y de dar a las revuel-
tas una dimensión social propia. Solo una minoría
conseguía excedentes para vender cuando subían
los precios. Los demás sufrían las malas cosechas.

EL CAOS DEL ABSOLUTISMO


Otra circunstancia incubaba la quiebra revolucio-
naria: el Estado absolutista estaba en crisis. El rey,
legitimado por la teoría del derecho divino, era
la fuente de la justicia, de la legislación y de toda

ALBUM
autoridad; además, dirigía la política exterior y el
ejército. Sin embargo, la acción del poder central CLASE
se abría difícilmente paso en una organización EMERGENTE.
político-administrativa caótica. Luis XVI gober- nales a cualquier programa reformista se demos- Antes de la
naba sin los Estados Generales, que no habían traba muy efectiva en la segunda mitad del XVIII Revolución
sido convocados desde 1614. pero, en el otro lado, los grupos burgueses eran había crecido
en las ciudades
La estructura administrativa y fiscal, muy anti- demasiado fuertes para quedarse inactivos tras su el número de
cuada, había quedado obsoleta. Venía a ser un fracaso. Contaban con la alternativa que habían obreros y
confuso rompecabezas que entremezclaba pri- gestado los pensadores ilustrados. artesanos,
vilegios locales e institucionales y principios dis- El país, con grupos y situaciones tan diferentes, un primer
tintos según su origen histórico, con situaciones se había convertido en un polvorín social en el proletariado muy
castigado por
incoherentes. Las competencias entre las distintas que podía pasar cualquier cosa. La crisis econó- la crisis (arriba,
instancias gubernamentales se entrecruzaban. La mica no hizo sino agravar las cosas, en una épo- ilustración en
anarquía administrativa estaba en las antípodas ca en la que la palabra libertad se había adueña- la Enciclopedia
del racionalismo ilustrado. Las leyes eran dife- do de los ánimos y encarnaba las aspiraciones de un taller
rentes según regiones y estamentos, parte de los sociales y políticas. “La convocatoria de los Es- de fabricación
de velas).
cargos judiciales se compraban o heredaban... tados Generales de 1789 es la verdadera era del
En Francia, la resistencia de los intereses tradicio- nacimiento del pueblo”, idealizó Michelet. MH

AGITACIÓN INTELECTUAL.
En los salones y cafés de la
Ilustración se difundieron las
nuevas ideas. Este óleo de 1812,
obra de Gabriel Lemonnier, recrea
una lectura de la tragedia de
Voltaire L’Orphelin de la Chine en
el salón de Madame Geoffrin.
ALBUM

MUY HISTORIA 41
PRISMA

LA IMAGEN
DEL CAMBIO.
Este cuadro sobre
el Juramento del
Juego de Pelota
del 20 de junio de
1789 lo encargó
la Asamblea en
1791 a Jacques
Louis David, quien
lo dejó inacabado
en 1793 por
razones políticas:
algunos de sus
protagonistas
ya no estaban
alineados con la
Revolución o se
les consideraba
traidores a ella.

42 MUY HISTORIA
1789 : S E CON VOCA N LOS ESTA DOS G EN ER A L ES

La demolición del
ANTIGUO
RÉGIMEN
En la primavera de 1789, la crisis económica y social de Francia
era tan grave que, en un intento de encontrar soluciones para el
reino, Luis XVI y sus ministros recurrieron a una vieja y olvidada
institución. Pero la necesidad de cambio era imperiosa y lo que
salió de todo ello fue la destrucción de la sociedad estamental.

RODRIGO BRUNORI
ESCRITOR Y PERIODISTA

MUY HISTORIA 43
SHUTTERSTOCK
REUNIÓN EN
VERSALLES.

L
Los Estados a convocatoria de los Estados Generales, cabeza. Así, la combinación de aristocracia y clero
Generales se que se inauguraron el 5 de mayo de 1789, siempre ganaría y el mayor número de represen-
convocaron allí y era una medida extrema con la que el rey tantes del Tercer Estado –una concesión obtenida
se inauguraron
el 5 de mayo de Luis XVI y sus ministros –la idea fue de gracias al ministro Necker, que desde entonces
1789. Asistieron Brienne, a quien sustituyó Necker– que- gozó del apoyo popular– resultaría inútil. La otra
1.139 diputados: rían poner coto a una situación desespe- disputa surgió por la obligación de deliberar por
291 del clero, rada. A la quiebra financiera del régimen se había separado –la aristocracia y el alto clero se negaban
270 de la sumado esa primavera una crisis de subsistencias a mezclarse con la plebe–, lo que impediría con-
nobleza y 578
de la burguesía.
que llevó a hambrunas, disturbios y saqueos por vencer a los diputados de otros estamentos en los
toda Francia. Los Estados Generales llevaban debates. Que los delegados se mezclaran o no era
175 años sin reunirse, desde 1614, y no se sabía de una importancia crucial, puesto que, si bien los
muy bien qué podía salir de un experimento así, altos dignatarios de la Iglesia estaban con la aristo-
al que, evidentemente, ninguno de los protago- cracia, los intereses del bajo clero –que sumaban
nistas había asistido jamás. Llegaron a Versalles dos tercios de los diputados del Primer Estado–,
1.139 diputados que representaban a los tres Es- así como los de algunos nobles empobrecidos, eran
tados: 291 al primero (clero), 270 al segundo (no- mucho más cercanos a los de la burguesía.
bleza) y 578 al tercero (ese ente abstracto que en
teoría englobaba al 98 % del país y en la práctica
era la encarnación de la burguesía). EL PRINCIPIO DEL FIN DE UNA SOCIEDAD
Dadas las dimensiones de la crisis, no cabía duda Tan básicas eran estas dos cuestiones que llevaron
de que era imprescindible hacer reformas, y Luis a un bloqueo de cinco semanas. Al final lo rompió
XVI estaba dispuesto a aceptar algunos cambios. el Tercer Estado cuando, el 17 de junio, a instan-
Pero, como pronto se comprobó, las intenciones cias del sacerdote Sieyès, se plantó y decidió crear
reformistas del Tercer Estado excedían en mucho la Asamblea Nacional, que no sería de los Estados
a las del rey. Al margen de las humillaciones infligi- sino “del pueblo” en su conjunto. A ella fueron
das a sus representantes –se les hizo vestir de negro invitados los otros dos estamentos, aunque con la
y entrar por puertas laterales–, se plantearon ense- aclaración de que la Asamblea continuaría con o
guida dos conflictos. Uno fue la pretensión de las sin ellos. Dos días más tarde, se adhirieron 149 di-
clases privilegiadas de que, siguiendo la tradición, putados del clero y dos de la nobleza, un trasvase
las votaciones se hicieran por estamentos y no por entre grupos sociales que dejaba herida de muerte

44 MUY HISTORIA
ceder: mantuvo a Necker e invitó “a su fiel clero y a
su fiel nobleza” a que se reunieran con el Tercer Es-
tado. Pero, en un movimiento cuyas consecuencias
no previó, también mandó llamar a París y Versa-
lles a sus unidades militares más fieles, compuestas
principalmente por mercenarios suizos y alemanes,
de quienes se fiaba más que de sus súbditos fran-
ceses. A la vez, la crisis se extendía y a la Asamblea
Nacional empezaban a llegarle mensajes de apoyo
de toda Francia.

ALARMA EN LA CAPITAL
Con París rodeado por fuerzas extranjeras, se dis-
paró la agitación ciudadana. En la capital había
hambre –mucha hambre– y también miedo, tanto
a los disturbios como al “complot aristocrático” que,
según se decía, se estaba gestando en Versalles. Pero,
igualmente, la desconfianza de Luis XVI hacia sus
ALBUM

propios hombres tenía su razón de ser: a finales de


junio, la Guardia Francesa, encargada de la defensa
UNIDOS HASTA EL FIN. En el Juego de Pelota, los
miembros del Tercer Estado se comprometieron a no de la capital, desfiló en solidaridad con el Tercer Es-
abandonar ni disolverse hasta dotar a Francia de una tado; varios de sus miembros fueron encarcelados
Constitución. Fue el principio del fin del absolutismo. por indisciplina y la multitud asaltó los calabozos
para liberarlos. Mientras tanto, en el ayuntamiento
se empezaba a planear una milicia ciudadana –es
a la sociedad estamental del Antiguo Régimen. decir, burguesa–, cuyo principal objetivo era man-
En un intento de detener la marcha de los acon- tener el orden y proteger la propiedad –no podían
tecimientos, el rey ordenó, con una pueril excu- participar asalariados ni vagabundos porque no
sa –tenían que ir los carpinteros–, el cierre de la tenían nada que defender–, y el rey seguía concen-
sala en la que se reunía la Asamblea. No funcionó: trando tropas alrededor de París.
por sugerencia del delegado Guillotin –que luego El 9 de julio, la Asamblea Nacional se reafirmó en
daría nombre a uno de los inventos más célebres su voluntad transformadora añadiendo a su de-
de la Revolución Francesa–, los diputados conti- nominación el adjetivo “Constituyente” y luego le
nuaron en otra sala cercana, un frontón en el que, envió al rey un mensaje en el que le instaba a reti-
el 20 de junio, pronunciaron el famoso Juramento rar a los soldados que amenazaban la capital. >>>
del Juego de Pelota: seguir unidos hasta dotar a
Francia de una Constitución.
La tensión entre Luis XVI y los representantes del
pueblo no paraba de crecer. El día 23, el rey se di-
rigió personalmente a los Estados Generales para
decretar el fin de la Asamblea Nacional y la nulidad
de sus decisiones. Prometió algún cambio, pero las
estructuras sociales se mantenían intactas y en el
fondo gravitaba la inminente destitución de Necker,
que había propuesto un ambicioso plan de reformas FRASE PARA
y era considerado por el Tercer Estado su principal LA HISTORIA.
“Estamos aquí
valedor. Una vez se hubo marchado el rey, sin em-
por la voluntad
bargo, los integrantes de la Asamblea se negaron a del pueblo y solo
disolverse. El diputado Honoré Gabriel Riquetti, saldremos por la
conde de Mirabeau, resumió su postura con una fuerza de las
frase para la historia: “Estamos aquí por la voluntad bayonetas”. La
del pueblo y solo saldremos por la fuerza de las ba- dijo el conde de
Mirabeau (izda.,
yonetas”. La presión de los parisinos impidió la des- en un grabado
titución de Necker y, el 25 de junio, 47 diputados de coloreado) ante
la nobleza, encabezados por el duque de Orleans, se las amenazas
PRISMA

unieron a la Asamblea. El 27 el rey se vio obligado a de la monarquía.

MUY HISTORIA 45
PRISMA
CAMILLE
DESMOULINS.
Fue el líder del >>> Indignado por semejante atrevimiento, Luis la Guardia Francesa y llevaba en alto las imágenes
primer estallido XVI reaccionó dos días más tarde con una medi- de Necker y del duque de Orleans, conocido como
revolucionario
y dirigió, pistola da que fue considerada prueba inequívoca de que “Felipe Igualdad” por su apoyo a los revoluciona-
en mano, los la contrarrevolución estaba en marcha: la desti- rios. Luego se inició una frenética búsqueda de ar-
asaltos a los tución de Necker y la formación de un gabinete mas por todo París. El 13 de julio se creó por fin
Inválidos y a la tan conservador –Breteuil, Barentin, Broglie– que la Guardia Nacional –800 ciudadanos de cada dis-
Bastilla (arriba, equivalía a una declaración de guerra. trito–, que patrulló desarmada esa misma noche,
en un grabado).
Esta fue la chispa que encendió la revuelta popu- y al día siguiente miles de personas invadieron el
lar. En los jardines del Palais–Royal, un aún des- Palacio de los Inválidos para reclamar las dichosas
conocido Camille Desmoulins, pistola en mano y armas: consiguieron 30.000 mosquetes, doce caño-
subido a una mesa, llamó a la acción comparando nes y un mortero. Todo sin pólvora ni munición.
el cese de Necker con la Noche de San Bartolomé
(Desmoulins sería guillotinado en 1794: otro buen
ejemplo de cómo la Revolución devoró a sus pro- CAE EL SÍMBOLO DEL ANTIGUO RÉGIMEN
tagonistas). Siguieron escaramuzas entre soldados La elección del siguiente objetivo, el 14 de julio, fue
alemanes y el pueblo, que contaba con el apoyo de espontánea y ha fascinado a la posteridad. La vieja

LOS CUADERNOS DE QUEJAS


ara revivir una institución en desuso, se recurrió a un expediente también tradicional, con ori-

P gen en el siglo XIV: los cuadernos de quejas o agravios (cahiers de doléances), que debían
proponer los asuntos que se tratarían en los Estados Generales. Por orden del rey, los tres
estamentos formularon sus peticiones a lo largo de todo el país, incluso en poblaciones peque-
ñas, lo que ha proporcionado gran información sobre cómo era la Francia de entonces.
Al clero le preocupaban cosas como que hubiera obispos que tuvieran más de una diócesis y que
para acceder a esta dignidad hubiera que ser necesariamente noble. En los cuadernos del Segundo
Estado, la aristocracia se muestra más liberal de lo que podría esperarse con su disposición a aceptar
que el mérito y no el nacimiento permitan el acceso a ciertas actividades, como la carrera militar.
ASC

Los del Tercer Estado son especialmente interesantes, ya que plantean desde las cuestiones más
Sobre estas líneas, un generales –supresión de impuestos, libertad de prensa– hasta las más particulares. En la parroquia
cahier de doléances. de St. Germain d’Airan, por ejemplo, estaba deteriorado el palomar y pedían que se reparase.

46 MUY HISTORIA
fortaleza prisión de la Bastilla languidecía ya casi asesinado por la inexactitud de sus informaciones
fuera de uso, con una guarnición escasa y solo sie- sobre el lugar en que se encontraban las armas
te prisioneros, pero guardaba también la pólvora y (dudosa excusa). A ambos les cortaron la cabeza
era todo un símbolo del despotismo real, de tortu- y estas fueron clavadas en picas y exhibidas ante la
ras inacabables y cautivos que se pudrían en celdas muchedumbre; nacía así un macabro hábito que se
durante décadas. La carnicería en la que al final se repetiría a lo largo de los años.
transformó el asalto tuvo mucho de malentendido: El rey no se enteró de los acontecimientos hasta el
atrincherado con sus hombres, el alcaide Bernard– día siguiente. “¿Es una revuelta?”, preguntó. “No,
René Jourdan de Launay había prometido no dis- señor. Es una revolución”, le respondió el duque
parar si la multitud se contenía, pero cuando esta de La Rochefoucauld. Para entonces el resultado
invadió el patio de la prisión se sintió atacado y or- estaba ya claro. Los veintitrés regimientos que ¡A POR
denó abrir fuego. En las horas siguientes, cayeron rodeaban la capital se dispersaron; Jean Sylvain LAS ARMAS!
cerca de cien ciudadanos (uno de ellos, aplastado Bailly, que había presidido el Juramento del Jue- El arsenal real
por el puente levadizo) y, a partir de entonces, la go de Pelota, se convirtió en el primer alcalde de se hallaba en el
ira se volvió incontenible. Arrastrado por las ca- París, y el marqués de La Fayette, veterano de la Palacio de los
Inválidos; el 13
lles, De Launay acabó suplicando que le mataran, Revolución Americana y destacado miembro de de julio, miles
deseo que le fue concedido. La siguiente víctima la Asamblea, fue nombrado comandante de la de parisinos lo
fue Jacques de Flesselles, preboste de los mercade- Guardia Nacional. El 16 de julio, Luis XVI cedió invadieron y
res de París –y máxima autoridad de la capital–, y volvió a llamar a Necker y, al día siguiente, >>> se llevaron las
armas. Abajo,
en un cuadro
de Lallemand.
PRISMA

MUY HISTORIA 47
PRISMA
EPISODIO
SIMBÓLICO.
La toma de la
Bastilla, vieja
Los acontecimientos del 14 de julio de 1789 se
fortaleza prisión
de París casi
extendieron por toda Francia como la pólvora
en desuso, se
convirtió pese
a ello en el
emblema de
>>> acudió al ayuntamiento y se colocó la esca-
la Revolución. rapela tricolor. La revolución parisina había ven-
Arriba, en un cido a la Corte. Convertida en el símbolo de todo
cuadro del XIX. lo que era odiado del Antiguo Régimen, la Basti-
lla fue desmontada piedra a piedra. Con los restos
se tallaron réplicas de la fortaleza en miniatura
que fueron enviadas a distintos puntos del país
para difundir el mensaje revolucionario.

LA INSURRECCIÓN CAMPESINA
ALBUM

Los acontecimientos del 14 de julio se extendie-


ron –a veces con violencia, otras no– por toda
Francia. En las ciudades, se sustituyó a las viejas
autoridades por instituciones nuevas y se crearon
cuerpos de la Guardia Nacional. En el campo, las
noticias de los sucesos parisinos –vagas, tardías e
inquietantes–, unidas al hambre provocada por la LA ROCHEFOUCAULD. Noble y
escasez de alimentos, dieron lugar a lo que Geor- militar francés, trató de apoyar a la
ges Lefebvre, una de las grandes autoridades en vez al rey y las reformas. Presidió
la Revolución Francesa, bautizó como el Gran la Asamblea, pero acabaría
exiliado en Inglaterra.
Miedo. A partir del 20 de julio, el campesinado se
vio invadido por un sentimiento de desasosiego

48 MUY HISTORIA
y castillos, casi siempre destinados a destruir los
libros terriers, que era donde se inscribían las ser-
vidumbres que los ligaban a los señores. La alar-
ma se transformó así en una ofensiva contra el
régimen feudal.
El Gran Miedo duró tres semanas y condujo a la
famosa sesión de la Asamblea del 4 de agosto, en la
que los nobles más clarividentes decidieron que la
única salida era hacer concesiones y, ya de madru-
gada y en un ambiente de generosidad y alegría,
aprobaron la supresión de todos los derechos per-
sonales prestados por los campesinos y las inmuni-
dades fiscales de la aristocracia y el clero. El feuda-
lismo quedaba así abolido oficialmente en Francia,
si bien a lo largo de las jornadas siguientes y en el
decreto final del día 11 de agosto se introdujeron
correcciones: muchos de estos derechos –no los
PRISMA

personales, pero sí los ligados a la tierra– fueron


ALIADO DE LA REVOLUCIÓN. El ministro de declarados redimibles (los nobles solo renunciaban
Finanzas de Luis XVI, el suizo Jacques Necker previa indemnización), lo que generó una frustra-
(grabado coloreado), apoyó inicialmente los cambios. ción inmensa. Estas condiciones, no obstante, no
tuvieron mucho efecto, ya que los campesinos se
negaron a pagar (la abolición completa y sin con-
colectivo que enseguida se transformó en alarma. traprestaciones llegó en 1793).
Empezaron a circular rumores sobre bandas de El 26 de agosto de 1789, la Asamblea aprobó la De-
maleantes contratadas por los nobles para sabo- claración de Derechos del Hombre y del Ciudada-
tear las cosechas, así como de ataques de ejércitos no [ver recuadro 2], que sentó las bases de la nueva
extranjeros, especialmente en las regiones fron- legitimidad. Dos días más tarde, en la sesión del
terizas (ingleses en la costa, piamonteses en los día 28, los términos “derecha” e “izquierda”, referi-
Alpes...); cundió sobre todo el pánico a las hor- dos al sitio que ocupaban los partidarios de otor- Bajo estas
líneas, la
das de bandidos, lo cual afectó a más de media garle o no derecho de veto al rey en el nuevo régi- Declaración de
Francia, que ya no podía dormir. Eran temores men, se usaron por primera vez con significado los Derechos
imaginarios, pero los campesinos formaron mi- político. Una aportación de la Revolución Francesa del Hombre en
licias para defenderse y hubo asaltos a palacios que se ha mantenido hasta hoy mismo. MH un óleo sobre
tabla de Le
Barbier (1789).

LOS DERECHOS DEL HOMBRE


(QUE NO DE LA MUJER)
no de los momentos fundamen- e iguales en derechos”, un planteamien-

U tales en la demolición del Anti-


guo Régimen fue la Declaración
de Derechos del Hombre y del Ciu-
to revolucionario en un mundo en el que
todo el futuro de una persona estaba
determinado por la posición social que
dadano, que se aprobó a finales de ocupaba al nacer. Los otros derechos
agosto y sirvió de prefacio a la Cons- considerados naturales, imprescriptibles
titución de 1791. El texto se inspira y, por tanto, anteriores a cualquier poder
en la filosofía del derecho natural de político, son la propiedad, la seguridad y
Locke, Montesquieu y Rousseau con la resistencia a la opresión.
aportaciones de la Revolución Ameri- Pero la Declaración es tan famosa por
cana (los redactores fueron sobre to- lo que dice como por lo que omite: na-
do Sieyès y La Fayette, asistidos por da de esto es aplicable a las mujeres,
el futuro presidente de Estados Uni- que no gozan de la consideración de
dos Thomas Jefferson). “ciudadanos”; ni se menciona tampo-
En el primer artículo se establece que co la esclavitud, para cuya abolición
“los hombres nacen y permanecen libres hubo que esperar hasta 1794.
ASC

MUY HISTORIA 49
DE L A A S A MBL E A C ONST I T U Y EN T E A L A C ONST I T UCIÓN

LIBERTAD,
IGUALDAD,
FRATERNIDAD
50 MUY HISTORIA
EN MARCHA Y
A POR ELLOS.
La turba de
mujeres que
marchó el 5 de
octubre de
1789 de París
a Versalles, en
busca de los
reyes, en un
cuadro anónimo
de finales del

GETTY
siglo XIX.

Tras el Juramento de la Pelota, la toma de la


Bastilla y el Gran Miedo, los parisinos – y los
franceses en general– se preguntaban qué vendría
después. ¿La Revolución se iba a radicalizar
o, por el contrario, a fragmentar hasta diluirse?
Los acontecimientos entre 1789 y 1791 serían
cruciales para marcar su rumbo político.

FERNANDO COHNEN
PERIODISTA
MUY HISTORIA 51
GETTY

ADIÓS A
VERSALLES.

D
La violencia de e momento, a finales de 1789 ya se ha- un ánimo muy distinto. El 5 de octubre, un jinete
los sucesos de bían producido dos cambios en aspec- llegó a galope a palacio para alertar a la Guardia
finales de 1789 tos que parecían inamovibles. La mo- Nacional de la inminente llegada de una turba de
llevó a los reyes
–y tras ellos, a
narquía constitucional estaba a punto mujeres, muchas de ellas borrachas, que portaban
los diputados– de sustituir a la absolutista y el Tercer palos y cuchillos afilados, así como mosquetes y
de vuelta a Estado (la burguesía y el pueblo llano) picas tomados del Hôtel de Ville. Los guardias
París. Arriba, se había asentado, demostrando así su creciente in- suizos y el regimiento de Flandes formaron fren-
una litografía fluencia política. Por entonces, los líderes de la Re- te a los accesos del conjunto palaciego para tratar
en color que
muestra una
volución eran moderadamente partidarios de una de frenarlas. Centenares de ellas, conducidas por
panorámica monarquía sometida al poder legislativo, lo que algún traidor del interior del palacio, encontra-
aérea del implicaba una posible solución pacífica y liberal. ron una pequeña puerta, se precipitaron dentro,
Palacio, los Pero los frecuentes tumultos que se producían en dieron muerte a varios guardias y llegaron a los
jardines y la villa Francia amenazaban con echar por la borda todas aposentos reales, donde exigieron al rey y a la rei-
de Versalles en
esas buenas intenciones. Mientras en Versalles la na que se trasladaran a París.
la época.
Asamblea trabajaba en el diseño de una Consti- Tras una tensa negociación, el monarca accedió.
tución, en París estallaban casi a diario disturbios Y así, al mediodía del 6 de octubre, un raído cor-
causados por el hambre que eran instigados por tejo de carretas que flanqueaban la carroza real
cientos de periódicos y panfletos, muchos de ellos partió hacia la capital en medio de una fuerte llu-
de contenido incendiario. Y uno de esos distur- via. Al frente del mismo, oscilando en el extremo
bios tuvo consecuencias trascendentes. de dos picas, iban las cabezas decapitadas de dos
Guardias Reales. Una vez entraron en París, las
verduleras llevaron a la pareja real al Palacio de
DE VERSALLES A PARÍS las Tullerías, cuyo confort y aspecto general eran
Al concluir el verano, era una tradición que las deplorables en aquella época. Once días después,
vendedoras del mercado de París acudieran a considerablemente impresionados por la violencia
Versalles para rendir homenaje a la reina y entre- que habían presenciado en Versalles, los diputados
garle ramilletes de flores. Sin embargo, ese año, las de la Asamblea Constituyente se trasladaron asi-
verduleras de Les Halles iniciaron la marcha con mismo a París para estar junto a la Corte.

52 MUY HISTORIA
Entre los cabecillas La captura del rey y su familia
en Varennes según una
del Club de los litografía de la época.

Jacobinos estaban
Robespierre y Danton
El 9 de noviembre, los diputados se instalaron
en la Salle du Manège, la escuela de equitación
cubierta de Las Tullerías, donde pronto se hizo
evidente que la armonía de las distintas facciones
se estaba resquebrajando.

ALBUM
EL AUGE DE LOS CLUBES LA FUGA DE VARENNES
Los partidos políticos de la Revolución poco tenían
a noche del 20 de junio de Drouet los reconoció y dio la voz

L
que ver con los que se fraguaron en Europa años
más tarde: los diputados formaban clubes que no 1791, Luis XVI y su familia hu- de alerta; fueron detenidos en el
yeron de la capital gracias a la pequeño municipio de Varennes y
exigían una pertenencia en exclusividad. Algunos ayuda que les prestó el conde Axel llevados a París. Cuando entraron
historiadores calculan que en 1793 llegó a haber von Fersen, un aristócrata sueco en la capital el 25 de junio, algo se
unos 5.000 clubes, con un total de casi medio mi- que decían era amante de María había roto definitivamente. “Des-
llón de miembros. En París se fueron convirtiendo Antonieta. Cuando la fuga se des- pués de Varennes, el rey perdió
en centros alternativos de poder, que alentaban to- cubrió, La Fayette intentó hacer credibilidad y ‘murió’ a los ojos de
da clase de actividades revolucionarias. creer que el rey había sido raptado sus súbditos”, escribe Peter Da-
En octubre de 1789, un grupo de diputados de por contrarrevolucionarios, pero vies en La Revolución Francesa.
luego apareció un documento en Los partidarios de la monarquía
izquierda había decidido buscar un lugar donde
el que el monarca explicaba las constitucional se vinieron abajo
reunirse y conversar. Por cuatrocientos francos al razones de su huida. Los fugados y comenzaron a pensar en una
año, alquilaron un ala del Convento de los Jacobi- llegaron a Sainte-Menehould, don- Francia sin trono. Catorce meses
nos, en la rue Saint-Honoré. Lo llamaron el Club de un maestro de postas llamado después, la corona fue abolida.
Bretón, por los cuarenta miembros de Bretaña,
pero según fue creciendo el número de asistentes
decidieron rebautizarlo con el nombre de Club de
los Jacobinos. Entre sus cabecillas se encontraban
los abogados Maximilien Robespierre y Georges-
Jacques Danton, que poco después sería conocido
como el “Mirabeau de los bajos fondos”.
Eran las voces más enérgicas de la pequeña burgue-
sía. Andando el tiempo, una vez derrotaron a los gi-
rondinos (junio de 1793), los jacobinos o montañe-
ses serían los organizadores del período del Terror
hasta que fueron barridos del escenario político por
la reacción termidoriana (27 de julio de 1793), que
condenó a muerte a Robespierre y Saint-Just. El ala
extremista del jacobinismo la constituirían los cor-
deliers, club político fundado en 1790 en un antiguo
convento de franciscanos cordeleros, cuyas filas se
nutrían de artesanos y obreros de los suburbios.
Su representante más destacado fue Jean-Paul
Marat, que por sus insistentes llamadas a la vio-
lencia sería apodado el “Calígula de las esquinas”.
ALBUM

Más a la izquierda todavía que los cordeliers se


encontraban los rabiosos (enragés), encabezados AGITACIÓN EN EL CONVENTO.
por un antiguo sacerdote, el radical Jacques Roux, El de los Jacobinos de la rue Saint-Honoré (París), donde se
llamado el predicador de los sans-culottes >>> reunían, dio nombre al club revolucionario (litografía coloreada).

MUY HISTORIA 53
El poder de la Iglesia
recibió la puntilla el 12
de julio de 1790 con la
Constitución Civil del Clero
>>>(sin calzones), que a su vez recibían este
nombre porque, al no poder pagarse el “calzón”
que usaban los ricos (prenda alta combinada con
medias), lo sustituían por pantalones largos.
A la derecha del presidente de la Asamblea se sen-
taban los fuldenses, un grupo de moderados, parti-
darios de la monarquía constitucional, que funda-
ron un club político en 1791 cuando se separaron
de los jacobinos. Su nombre provenía del convento
de los feuillants (monjes bernardos), donde tenían
su sede en la capital francesa. Entre sus líderes se
encontraban el marqués de La Fayette, héroe de la
Guerra de Independencia americana, Jean Sylvain
Bailly, alcalde de París, y Antoine Barnave, líder de
la izquierda que poco después cambió de chaqueta
aliándose con los monárquicos de Mirabeau.
Por su parte, los llamados girondinos –proce-
dentes de la zona de la Gironda, en el sur de
Francia– eran los representantes de la pequeña
burguesía ilustrada, aunque estaban vinculados
también al mundo de las finanzas y de la alta
burguesía. Sus principales líderes, Jacques Pierre
Brissot y Pierre Verniaud, se asustaron del sesgo
radical que iba cobrando la Revolución, razón
por la que se acercaron a los moderados hasta
que en 1793 fueron derrotados por los jacobinos.
Eso no era todo. El Club 1789, cuyos integrantes
promulgaban una Francia fuerte con una monar-
quía reformada, estaba formado entre otros por
Charles Maurice de Talleyrand (obispo de Au-
tun), La Fayette (que, como hemos visto, también
perteneció al club de los fuldenses), Honoré Mira-
beau (el liberal que quería salvar a la monarquía)
LA MODA y el abate Sieyès (teórico constitucionalista). Las
REBELDE. diferencias ideológicas y el fracaso de las medidas
Los sans-
culottes (sin
económicas que había tomado Jacques Necker, el
calzones), encargado de las finanzas de la Corona, recrude-
militantes cieron los debates en la Asamblea a principios de
radicales de 1790, cuando el país se había quedado sin trigo y
clase baja, el pueblo pasaba cada vez más hambre.
llevaban
pantalones
largos, como se
ve en el cuadro UNA REVOLUCIÓN EN LA IGLESIA
El cantante Una vez se despojó de su hábito púrpura y de su
Chenard como anillo y cruz obispales, Talleyrand propuso a la
un sans-culotte
Asamblea Constituyente vender tierras, monaste-
(1792), de Louis
Leopold Boilly. rios y fundaciones de la Iglesia para hacer frente a la
GETTY

debacle financiera que vivía Francia. Aunque su pro-

54 MUY HISTORIA
EL OBISPO
REVOLUCIONARIO.
Talleyrand (1754-1838),
sacerdote y político, fue una
figura relevante en la monarquía,
ALBUM
GETTY

la Revolución y el Imperio.

LOS
NOBLES Y
puesta desató la furia de la alta jerarquía del clero, la asambleas regionales controladas por la nobleza EL CLERO.
Asamblea decretó en marzo de 1790 la venta de do- y la Iglesia. Casi dos meses después, Talleyrand Este grabado
coloreado, El
minios y bienes eclesiásticos por la cuantía de 400 propuso el nuevo sistema de pesos y medidas despertar del
millones de francos. En aquellos días, se estableció que dio pie a la posterior aprobación del sistema Tercer Estado
un papel moneda, al que se denominó “asignado”, decimal. Y avanzada la noche del 19 de junio de (Biblioteca
cuyo valor se garantizaría con las tierras confiscadas 1790, cuando la mayor parte de los representantes Nacional de
a la Iglesia. de la nobleza ya no estaban en la Asamblea, los París), ilustra
la lucha del
Un poco antes, en febrero, la Asamblea dispuso diputados del Tercer Estado abolieron todos los
pueblo contra
que ya no habría vocaciones monásticas perpe- títulos hereditarios de la aristocracia, así como los privilegios
tuas. A partir de entonces, los monjes de las las libreas y los escudos de armas. de la Iglesia y
grandes abadías se quitaron los hábitos para El ya muy debilitado poder de la Iglesia re- la nobleza.
reincorporarse al mundo real. Aunque las cin- cibió la puntilla final el 12 de julio cuando
cuenta y un mil monjas de Francia se negaron la Asamblea aprobó la Constitución Civil
a abandonar sus claustros, finalmente fueron del Clero, que transfería a las asambleas de
desalojadas y tuvieron que irse a vivir con sus electores la designación de obispos, unos
familias o en pequeñas comunidades. Du- nombramientos que anteriormente corrían
rante los dos años siguientes, la seculariza- a cargo del rey y cuyas investiduras pasaban
ción de la Iglesia incluyó la transformación por la bendición papal. Además, el nombra-
de muchos templos y conventos en edificios miento de cargos eclesiales ahora incluía la
desacralizados o en simples almacenes. obligación de que los nuevos párrocos y
príncipes de la Iglesia jurasen adhesión a
la nación y al monarca. Los que se negaban
ABOLICIÓN DE PRIVILEGIOS eran considerados “refractarios” o “no ju-
Y SÍMBOLOS ramentados” y perdían sus empleos. Ocho
Asimismo, la propuesta del diputado Jac- meses después, el papa Pío VI condenó las
ques Guillaume Thouret de dividir Fran- medidas anticlericales que había tomado
cia en 83 departamentos, con funciona- la Asamblea Constituyente francesa. >>>
rios locales, jueces y consejos electos,
fue aprobada por la Asamblea el 15 ORIUNDOS DE LA GIRONDA. Por eso recibieron el
de enero de 1790. Aquella medida nombre de “girondinos” los burgueses moderados. En la
acabó con las cortes de justicia y imagen, el faro de Cordouan, en esta región.
GETTY

MUY HISTORIA 55
>>>“En el invierno de 1790, París era una ciudad TESTIMONIO NOVELADO
tan concurrida y frenética como nunca lo había si-
do”, señala Caroline Moorehead en su libro Bailan- ■ Henriette-Lucy Dillon (1770-1853),
do al borde del precipicio, en el que esta escritora marquesa de La-Tour-du-Pin, fue da-
describe la vida cotidiana en la Francia revolucio- ma de compañía de la reina María An-
naria a través de los diarios de la marquesa de La tonieta desde los 16 años y, como tal,
Tour-du-Pin, dama de compañía de la reina María testigo privilegiado del fin del Antiguo
Régimen y el estallido revolucionario.
Antonieta. “Versalles quedó desierto; los ministros Dejó escritos unos diarios o memo-
y miles de cortesanos, con sus parientes y criados rias fascinantes, publicados en 1906,
–unas sesenta mil personas cuyo sustento depen- que abarcan todo este período hasta
día de la Corte–, acompañaron a la familia real de la vuelta de Napoleón de su exilio de
regreso a la capital y se instalaron en mansiones Elba en 1815. La británica Caroline
en los barrios de Saint-Germain y Saint-Honoré, Moorehead ha basado en ellos su li-
donde sus carruajes agravaron el caos de las calles bro Bailando al borde del precipicio
(2010, Turner), que reconstruye este
estrechas y abarrotadas”, relata Moorehead.
testimonio esencial.
EL PAPA DEL
RÉGIMEN.
Pío VI (1717-
FRANCIA, ENTRE DOS MUNDOS
1799) fue el En los Jardines de las Tullerías, las mujeres de la Los salones, otra de las instituciones parisinas del si-
pontífice número aristocracia lucían sus modelos de última moda, glo XVIII, estaban cambiando con los tiempos. Ya
250 de la Iglesia mientras en el vecino Palais-Royal los oradores se no eran lugares donde se oían disquisiciones sobre
católica y último dirigían a las multitudes para criticar a la Corte, a la piedad, los modales o la galantería, sino espacios
del Antiguo
Régimen previo
la arrogante nobleza y a los ricos codiciosos que en los que se celebraban acalorados debates sobre los
a la Revolución. estaban llevando a Francia a la bancarrota. A pesar turbulentos acontecimientos políticos que agitaban
Le tocó lidiar de que algunos nobles habían huido de París, mu- el país. El famoso salón de Madame de Staël reunía a
con esta y chos otros continuaban en la ciudad alardeando de los diputados liberales que defendían una monarquía
condenó sus elegantes carruajes. Pese al clima de crecien- legítima, aunque sometida al poder legislativo y a la
sus leyes
te crispación social que se respiraba en la capital, Constitución. En los centenares de cafés abiertos a
anticlericales
(retrato esos aristócratas no parecían tener miedo. todas horas se reunían las diferentes facciones revo-
anónimo). lucionarias. Si Danton y Marat acudían al Café Pro-
cope, los diputados centristas celebraban sus tertulias
en el Café Turc, en la rue Charlot.

HACIA UNA NUEVA ERA


Y en esas, el 20 de junio de 1791, cuando los que de-
fendían la monarquía constitucional parecían llevar
una cierta ventaja en la Asamblea Constituyente, al
rey Luis XVI no se le ocurrió mejor cosa que huir
de París para tratar de cruzar la frontera y reunir un
ejército que le devolviera su poder [ver recuadro 1].
Tras cinco días de fuga, la familia real fue prendida
y devuelta a la capital. En el período que va de 1789
a finales de 1791, los revolucionarios no pretendían
ir más allá de un moderado cambio liberal de la mo-

Los revolucionarios,
entre 1789 y 1791, no
pretendían ir más allá
de un moderado cambio
liberal de la monarquía
GETTY
LA MASACRE
DEL CAMPO DE MARTE
a pérdida de puestos de tra- condido esa mañana en el recinto

L bajo, la ausencia de subidas


salariales y la imperdonable fu-
ga de Luis XVI incrementaron las
fueron colgadas por la multitud, lo
que aprovechó el alcalde de París,
Jean Sylvain Bailly, para declarar
tensiones en París. El 17 de julio la ley marcial. La Fayette, al frente
de 1791, los miembros del Club de la Guardia Nacional, logró dis-
de los Cordeliers exigieron la Re- persar a los manifestantes. Por la
pública y organizaron una protesta tarde, Danton y Desmoulins enca-
que congregó a unos 50.000 pa- bezaron otra marcha que empezó

AGE
risinos en el Campo de Marte. Su a lanzar piedras a los guardias. De
objetivo era que la multitud firmara inmediato, se oyeron las descar-
EL CAFÉ DE DANTON Y MARAT. El Procope su demanda, lo que hicieron unos gas de los fusiles. El número de
es el café-restaurante más antiguo de París (1686). 6.000 asistentes. Luego se produ- fallecidos se estima entre 12 y 50.
Sigue abierto y exhibe retratos de los revolucionarios. jo un oscuro incidente. Al parecer, Muchos cordeliers fueron arresta-
dos personas que se habían es- dos y otros huyeron.

narquía. Pero el absurdo error del rey de huir cambió


esa tendencia, radicalizando el ambiente político en
Francia.
Finalmente, la Asamblea aprobó la Constitución el 3
de septiembre de 1791, aunque solo estuvo en vigor
un año y prácticamente nunca fue aplicada. Además
de hacer especial hincapié en que el cuerpo legislati-
vo no podía ser disuelto por el rey, su articulado pro-
hibía la venta de cargos públicos, disolvía los gremios
que monopolizaban el comercio, abolía los títulos y
órdenes de nobleza y subrayaba que la soberanía re-
sidía en la nación. Despojado de muchas de sus atri-
ALAMY

buciones, aunque el poder ejecutivo seguía en sus


manos, Luis XVI se vio obligado a jurar la Carta La algarada y posterior matanza del Campo de Marte, el 17 de julio
Magna días después de ser proclamada. MH de 1791, recreada en un grabado.

UN LEGAL
IMPERATIVO.
Luis XVI no tuvo
más remedio que
jurar y acatar la
Constitución
revolucionaria
ante la Asamblea
Constituyente, en
septiembre de
1791. Este
grabado
coloreado (1900)
muestra ese
momento.
ALBUM

MUY HISTORIA 57
DOSSIER

58 MUY HISTORIA
DE LA REPÚBLICA
AL TERROR
“La Revolución ha acabado. Hay que estabilizarla y preservarla
combatiendo sus excesos”. Esta sentencia, pronunciada en la primavera
de 1791 por Adrien Duport, un revolucionario de primera hora, demuestra
que, dos años después de la Toma de la Bastilla, los propios adalides de
la insurrección temían el cariz que habían tomado los acontecimientos:
las reivindicaciones de las masas populares amenazaban con desbordarles.

JOSÉ ÁNGEL MARTOS


PERIODISTA Y ESCRITOR

ALBUM

DESTRONADO
Y DECAPITADO.
El rey, Luis XVI, cayó
finalmente bajo la
guillotina el 21 de
enero de 1793, lo que
causó una conmoción
en toda Europa. Este
cuadro del retratista
histórico inglés Charles
Benazech (1767-1794)
lo muestra ante el
cadalso.

MUY HISTORIA 59
D
uport añadiría: “Hay que restringir la der tanto a la aristocracia reaccionaria como a las
igualdad, reducir la libertad y conso- masas populares incontrolables.
lidar la opinión”, sin que tales frases le La propia composición de la Asamblea es una fo-
costaran la cabeza. Y es que, en reali- tografía de esta fe en las posibilidades de un ré-
dad, muchos de los propios diputados gimen liberal burgués: de los 745 diputados que
estaban deseando este giro. componen la Cámara, más de 600 pueden situarse
Este punto de vista privilegiado ilustra la menta- en esta órbita y apenas 136 forman las huestes de
lidad con la que, unos meses después, afronta la la izquierda, congregada en torno a los jacobinos
situación del país la nueva Asamblea Nacional Le- y, en menor medida, los cordeleros, que represen-
gislativa elegida por sufragio censitario masculino tan la extrema izquierda de la Revolución.
(pionero para su época), que toma el testigo de la Pero esa gran mayoría no es monolítica. Hay dos
Asamblea Constituyente. Al comenzar sus trabajos, grandes grupos: el más numeroso, de perfil cen-
el 1 de octubre de 1791, la nueva Asamblea preten- trista, son los llamados constitucionales, 345 di-
de estabilizar a la sociedad francesa, que ha vivido putados independientes, no inscritos en ninguno
subida al caballo desbocado de la Revolución sin de los clubes (partidos), que se sienten muy ali-
tregua desde 1789. No parece ningún secreto que neados con el espíritu original de la Revolución.
se necesita una mayor tranquilidad y los nuevos le- Les siguen en número los parlamentarios de la
gisladores se van a aplicar a ello. Pero, en realidad, derecha moderada, 264 diputados integrantes del
la cabalgata no ha hecho sino empezar. nuevo club de los fulienses (feuillants), llamado
El principal desafío de la Asamblea es poner en así por el nombre de la orden de los monjes ber-
CLUB DE LOS marcha un nuevo régimen de cohabitación con nardos en cuya sede de París se habían reunido
CORDELIERS. otro gran poder: el rey Luis XVI. El modelo de por primera vez en julio del mismo 1791, después
Los cordeleros,
Estado que ha quedado definido tras los últimos de abandonar a los jacobinos. También se hacen
así llamados por
los franciscanos acontecimientos del verano es el de una monar- llamar “Amigos de la Constitución”. Se oponen
de ese nombre, quía constitucional y los parlamentarios confían, al derrocamiento del rey, a pesar del episodio de
en cuyo durante los primeros meses de su legislatura, en su huida, y defienden con firmeza la monarquía
monasterio la fidelidad del monarca al nuevo régimen, algo a constitucional.
empezaron a lo cual este se ha comprometido solemnemente
reunirse, fueron
la extrema en su discurso de aceptación de la Constitución.
izquierda de la Piensan que se ha llegado a un pacto entre el rey ENTRE LA LLANURA Y LA MONTAÑA
Revolución. A la y la burguesía censitaria que abre la puerta a una Lo que se va a vivir en los siguientes meses va
derecha, su época de liberalismo en la que se alejará del po- a ser un juego de influencias en el que importa
última reunión
en un grabado.

ALBUM
EL JUICIO CONTRA EL “CIUDADANO CAPETO”
uis, la nación francesa os acusa”. pas contra los revolucionarios de París

“L El 11 de diciembre de 1792, un
“ciudadano” llamado Luis Capeto
escuchó estas palabras como antesala al
el 14 de julio de 1789 y los fusilamientos
en el Campo de Marte del 17 de julio de
1791. También se le imputaba haber en-
juicio que contra él se iba a celebrar. Pero torpecido la convocatoria de las diversas
no era un ciudadano cualquiera, sino el asambleas legislativas y, luego, haber en-
mismísimo rey de Francia, Luis XVI, aun- gañado a sus integrantes. Otro cargo re-
que el novedoso protocolo revolucionario levante era el de haber planeado una “in-
lo situaba formalmente al mismo nivel que surrección” el 10 de agosto de 1792.
cualquier otro compatriota. El resultado del juicio fue de culpabilidad
No solo el acusado era alguien singular; sin ningún voto en contra, tan solo algu-
también el proceso resultaba inaudito. nas ausencias. Mucho más ajustada fue
No se celebraba en ninguna instancia la decisión sobre su condena a muerte,
judicial, sino ante la Convención Nacio- con 387 votos afirmativos frente a 290
nal (la asamblea legislativa), en un poco negativos. Hubo un último intento de un
habitual caso de acumulación de pode- diputado de sobreseer temporalmente la
res, que vendría a ser como si el Con- ejecución de la pena, a favor de lo cual
greso de los Diputados español en ple- votaron nada menos que 320 represen-
no hiciese de jurado. tantes. Pero otros 380 se opusieron a
A Luis XVI se le acusó de hasta once tal maniobra y el destino de Luis XVI −la
hechos punibles, varios de ellos deci- guillotina− quedó sellado (a la derecha,
siones que, en su calidad de rey, habían grabado anónimo: la cabeza del rey
provocado el derramamiento de sangre. en manos del verdugo y, debajo, una

ALBUM
Entre ellos, se señalaban el envío de tro- cita de una carta de Robespierre).

La Asamblea Legislativa, desde el 1 de octubre de


1791, buscó estabilizar a la sociedad francesa
tanto lo que ocurre en la Asamblea como fuera ro. Este grupo de diputados son conocidos con
de ella. En parte se deberá a que los protagonistas el nombre de la Llanura, por estar sentados en la
de la anterior Asamblea Constituyente no podrán parte baja del hemiciclo, mientras que los más ra-
repetir mandato, porque ellos mismos han apro- dicales (la Montaña) se sitúan en la zona superior.
bado una norma que les impide ser elegidos de El juego político de la Asamblea en los siguientes
nuevo. Por ello, personajes como Robespierre, meses va a consistir en atraerse a estos diputados
Duport, Barnave o La Fayette están ausentes de la “no adscritos”. Lo van a intentar tanto los fulien-
tribuna, aunque sigan dirigiendo sus respectivos ses como los emergentes jacobinos de izquierda.
clubes, o facciones de estos. Pero también resulta Estos últimos van a ir ganando peso, sobre todo
clave la forma en que llegan los ecos de los deba- entre las sociedades populares, muy afectadas por
tes políticos hasta los actores sociales no presen- la masacre del Campo de Marte y el intento de
tes en el Parlamento. Estos grupos sobre los que huida del rey. Uno de los primeros triunfos sim-
se ejerce influencia, pero que también modifican bólicos de los jacobinos en la Asamblea ocurre
por sí mismos el curso de los hechos, no son otros el 5 de octubre cuando logran que se apruebe un
que el rey y su corte, de un lado, y las sociedades nuevo protocolo para los discursos del rey en la
populares, por el otro. Asamblea, según el cual los diputados podrán
La capacidad de influir será aprovechada en el sentarse y estar cubiertos durante su interven-
momento inicial por los fulienses, que tienen mu- ción. En la defensa de la propuesta, el diputado
cha cercanía con el rey y le aconsejan con asidui- Couthon, jacobino, se refiere al monarca como “el
dad. Así que, a pesar de ser minoritarios respecto primer funcionario del pueblo”, una osadía im-
a los centristas, cobran una importancia mayor en pensable pocos años atrás.
las políticas que el monarca adopta y, por tanto, Luis XVI, por su parte, se lanza a practicar un do-
en su relación con la Asamblea. En cambio, los ble juego. A pesar de haber simulado su acepta-
centristas, al no contar con una postura homogé- ción de la Constitución, está solicitando en secre-
nea ni con cabezas visibles, jugarán un papel de to la ayuda de los otros monarcas europeos y en
escasa importancia a pesar de su mayor núme- particular del emperador austríaco, Leopol- >>>
[sigue en pág. 64]

MUY HISTORIA 61
LA GUILLOTINA FRANCESA
El uso de la guillotina fue introducido por el cirujano francés Joseph-Ignace Guillotin, quien
también era diputado de la Asamblea Nacional. Recomendó su utilización por considerarlo un
método más humano para ejecutar a un prisionero condenado a la pena de muerte, debido a que
la persona moría sin agonía. Hasta ese momento se utilizaba el ahorcamiento o la estrangulación.

Guillotina Barandilla de
modelo cuerda (impedía el
“Rasoir acceso del público
National” de a la plataforma)
1792

L EM A S
Era común que la Se solían decorar con
guillotina estuviera lemas revolucionarios.
elevada sobre un
cadalso y pintada
de rojo.
L A E J EC UCIÓN
El reo era acostado

Escarapelas
Cubierta
1 sobre la báscula
posterior y empujado al
trangallo o cepo, donde
su cuello quedaba
de tela y Escaleras aprisionado.
andamiaje de
El 27 de mayo de madera
1792 fue usada
por primera vez
en Francia contra
Nicolás Jacques 3
Pelletier, un
ladrón de
caminos.
La cabeza, ya
separada, era
2
recogida en un
cesto o en un

4 saco de cuero.

Era tan rápida la acción que


incluso la cabeza ya cortada
permanecía consciente después
de haber sido guillotinada.

Cadalso

62 MUY HISTORIA
Fue la forma oficial de
ejecución en Francia. Se
EL A PA R ATO
La guillotina estaba formada por un marco de
utilizaba con todos los
madera de gran tamaño que permitía la caída de
condenados a muerte, sin
una pesada hoja de acero sobre el cuello de la
importar su posición social.
víctima, con un corte limpio y rápido.

Chapeau (sombrero)
Poleas

Lemas de la Revolución
Mecanismo liberador de la cuchilla

Lastre (mouton) de plomo de más


de 60 kilogramos Varilla de hierro

Cuchilla

L A HO JA
En un principio
Se cobró entre el corte de la hoja era
horizontal, pero debido a

16.000 y los fallos en las pruebas


realizadas con cadáveres
se inclinó el filo para que
35.000 cortase el cuello
eficazmente.
vidas (según Guías de la
las fuentes) cuchilla

El verdugo
accionaba un
resorte y la Seguro del
cuchilla caía cepo y anilla
sobre el cuello, Cepo de dos de seguridad
separando la medias lunas
cabeza del (fenêtre), de las
tronco a la altura cuales la superior
de la cuarta es móvil.
vértebra cervical.

Cesto de cuero o mimbre

Pernos de sujeción al
suelo del cadalso Plancha de madera
que actúa como
INFOGRAFÍA: CARLOS AGUILERA

báscula (en ella se


colocaba al reo)

Estructura
de madera

MUY HISTORIA 63
¿TUVO LA CULPA ROUSSEAU DEL TERROR?
sta pregunta sintetiza un debate filosófico Rousseau no pudo pronunciarse, pues había

E que atormentó a los ilustrados franceses al


asistir a una Revolución sangrienta que no
se esperaban. Las ideas radicalmente igualita-
muerto una década antes, en 1778. Pero el abate
Raynal, otro de los grandes pensadores del mo-
mento, autor de influyentes libros contra el colo-
ristas, expresadas por varios de ellos y principal- nialismo y el esclavismo, reflexionó sobre ello en
mente por Rousseau en su obra El contrato so- una célebre carta a los diputados de la Asamblea
cial (a la derecha), preconizaban la creación de fechada el 31 de mayo de 1791: “Esto [la Revo-
una comunidad de iguales en la que se legislase lución] no ha podido resultar sino de una falsa in-
según la voluntad general, y así se intentó llevar terpretación de nuestros principios”, decía en su
a cabo. Pero, según los críticos de la Revolución, defensa y en la de sus compañeros, para criticar
solo sirvió para que las masas populares ajusta- a continuación a “un gobierno esclavo de la tira-
sen cuentas, a golpe de guillotina, con las clases nía popular” y compadecerse de “un rey, el primer
dominantes. Hay que tener en cuenta que uno de amigo de su pueblo, sumido en la amargura, indig-
los mayores admiradores de Rousseau fue Ro- nado, amenazado, despojado de toda autoridad”.
bespierre. Así, no es extraño que Chateaubriand, Raynal acababa ironizando con que “no hay más
el gran pensador antirrevolucionario y monár- poder público que el de los clubes, donde hom-
quico, dijera que el “buen salvaje” evocado por bres ignorantes y groseros osan pronunciarse so-

ALAMY
Rousseau se había transformado en un “caníbal”. bre todas las cuestiones políticas”.

[viene de pág. 61]


>>> do II, hermano de su esposa María Anto- lización. Los principales son los “tribunos” de la
nieta. Su mayor prueba de hostilidad la da el rey izquierda, sus pesos pesados de la oratoria. Algu-
haciendo uso continuo del derecho de veto que nos de ellos están dentro de la Asamblea, pero los
le atribuye la Constitución contra importantes principales se encuentran fuera: Robespierre, por
decisiones de la Asamblea, en particular las que los jacobinos, y Danton, por los cordeleros. Este
hacen referencia a la guerra contra los aristócratas último vuelve en noviembre de Inglaterra, adonde
emigrados y las que afectan al denominado “clero había huido tras los sucesos del Campo de Marte.
refractario”, los sacerdotes que se negaron a rea- Camino inverso recorre Jean-Paul Marat, influ-
lizar el juramento cívico de los principios revolu- yente opinador desde su diario L’Ami du Peuple,
cionarios en 1790 por no estar de acuerdo con la que cruza el Canal de la Mancha en diciembre te-
nueva Constitución Civil del Clero aprobada por miendo por su vida.
la anterior asamblea revolucionaria. Pero el más influyente de todos va a ser el dipu-
En esta situación de enfrentamiento continuo, a tado Jacques Pierre Brissot, jacobino (y más tarde
duras penas sobrellevado, resulta evidente que la fundador de los girondinos) que lanza el 20 de
cohabitación no funciona y ganan peso quienes octubre un apasionado discurso en favor de la
defienden una nueva vuelta de tuerca a la radica- guerra contra Austria y las monarquías europeas
ALBUM

ASC
LUCHA DE
GIGANTES.
Fueron los
pesos pesados
de dos facciones
en principio
cooperantes y
luego rivales:
Maximilien
Robespierre
(1758-1794),
el líder de los
jacobinos, y, a
su derecha,
Georges-
Jacques Danton
(1759-1794),
el de los
cordeleros.

64 MUY HISTORIA
CAMBIOS
LEGALES.
Al acabar el Terror,
en 1795, se
redactaría
la Constitución del
Año III o
de Fructidor,
que recuperó
el sufragio
censitario y creó el
nuevo sistema de
gobierno, el
Directorio. Aquí, su
Declaración de
Derechos
en un grabado.
ASC

El clima era cada vez más favorable a la guerra, que


se declaró contra Austria el 20 de abril de 1792
contrarrevolucionarias. Su estela belicista va a ser dido su influencia, tras sucesivos encontronazos
seguida no solo por la izquierda, sino por más con el propio rey, que cesa a varios de sus minis-
protagonistas de lo que se podría pensar, en todos tros, y debilitados por la ausencia en la Asamblea
los casos por cuestiones tácticas: el rey, porque de sus líderes más notables, que no han podido
confía íntimamente en una derrota que le restaure repetir legislatura.
en su absolutismo; el general La Fayette, porque La guerra, que se emprende con optimismo en
piensa que si consigue una victoria rápida podrá un clima de convencimiento de la superioridad
imponer su voluntad a la Asamblea y al propio moral del pueblo francés −adalid de la libertad, la
rey, con el que no mantiene una buena relación. igualdad y la fraternidad−, empezará con malos
El clima, por tanto, es cada vez más favorable a resultados para los franceses y eso no hará sino
una guerra, que acaba por declararse contra Aus- azuzar los conflictos internos. Se busca la explica-
tria el 20 de abril de 1792. Solo los fulienses se lle- ción en conspiraciones (en particular de la reina
van las manos a la cabeza, convencidos de que va “austríaca” y su camarilla) y la situación no hace
a ser un desastre. Pero para entonces ya han per- sino enrarecerse. Los sans-culottes, revolu- >>>

MUY HISTORIA 65
La gran consecuencia del asalto a las Tullerías o
Segunda Revolución fue la caída de Luis XVI
>>> cionarios demócratas de base surgidos de considerados “realistas”. A primeros de septiem-
las sociedades populares, entran en escena con bre, y coincidiendo con los comicios, una Comu-
una primera manifestación el 20 de junio en la na presa de su propia radicalidad da un paso más
que penetran en el Palacio de las Tullerías, sede y deja vía libre a las ejecuciones sumarias. Es el
del gobierno. La acción les hará cobrar conciencia Primer Terror.
de su fuerza. La Fayette reacciona intentando un El balance de lo que se conoce como Masacres de
golpe de Estado contra los desórdenes, pero el rey Septiembre es escalofriante. Solo en las dos pri-
no confía en él. siones parisinas de La Force, los insurrectos ase-
MASACRES sinan en estas jornadas de furia a 169 personas,
Y HORRORES. entre ellas a la princesa de Lamballe, María Teresa
En las llamadas LA “SEGUNDA REVOLUCIÓN” de Saboya-Carignano, violada y linchada. En la
Masacres de El 10 de agosto, los sans-culottes repiten su ac- también parisina prisión de los Carmelitas (insta-
Septiembre,
resultaron
ción, pero esta vez se trata de una auténtica in- lada en lo que hasta la Revolución había sido un
asesinadas surrección minuciosamente planeada, duran- monasterio), se asesina a 116 clérigos refractarios.
en París 1.300 te la que toman las Tullerías y constituyen una En total, el cálculo de muertes en París, epicentro
personas, entre Comuna de París de corte rebelde. Esta se va a del alzamiento, se eleva a 1.300 personas.
ellas la princesa transformar en la autoridad legislativa de facto, La otra gran consecuencia del asalto a las Tulle-
de Lamballe,
previamente
prevaleciendo frente a la Asamblea, políticamen- rías, episodio bautizado como la “Segunda Re-
violada y te debilitada. Los alzados imponen su ley: convo- volución”, es la caída de Luis XVI, suspendido
linchada (abajo, can unas elecciones para suceder a la Asamblea, por la Comuna. Se detiene a él y a la reina y se
el episodio que serán las primeras con sufragio universal (no les encierra en la Torre del Temple, una fortaleza
en un cuadro censitario) masculino, y ordenan arrestos que lle- medieval en la que ya ha estado detenido, siglos
decimonónico
nan las cárceles de París y otras ciudades de los atrás, el último gran maestre de los templarios,
de Léon
Maxime Faivre).
ALAMY
EL NUEVO
CALENDARIO.
La Revolución
cambió la
nomenclatura de
los meses para
eliminar las
referencias
religiosas:
Vendimiario,
Brumario, Frimario,
Nivoso, Pluvioso,
Ventoso, Germinal,
Floreal, Pradial,
Mesidor, Termidor y
Fructidor (izda.,
grabado de Louis
Philibert
Debucourt).

ASC

el célebre Jacques de Molay. de acuerdo? Los reyes son en el orden moral lo


En esta comprometida situación, la nueva asam- mismo que los monstruos en el orden físico. Las
blea elegida, con el nombre de Convención Na- cortes son el taller del crimen, el hogar de la co-
cional, recibe el traspaso de poderes de su prede- rrupción y la guarida de los tiranos. La historia de
cesora el 21 de septiembre. Su primera actuación los reyes es la del martirologio de las naciones”. La
no puede ser otra que la abolición de la monar- propuesta de abolición se aprueba sin necesidad
quía. Apenas hay debate: al iniciarse, es práctica- de votar, al aclamarse por unanimidad.
mente acallado por la encendida crítica a la insti-
tución que lleva a cabo el abate Grégoire, uno de
los pocos clérigos que había jurado obediencia a REPÚBLICA: AÑO I
la nueva Constitución Civil y que, gracias a ello, Comienza una nueva época, totalmente repu-
se había convertido en obispo. Sus palabras son: blicana. El 22 de septiembre será proclamado el
“¿Para qué discutir cuando todo el mundo está primer día del Año I de la República, y la >>>

MUY HISTORIA 67
En la Convención, los diputados no adscritos
seguían siendo mayoría: 389 sobre un total de 749
>>> jornada, conocida como Primero de Vendi- en pág. 61] y su desenlace tampoco. La decisión
miario, según la nomenclatura alternativa de los de guillotinarlo, ejecución que se lleva a cabo el
meses que impondrá más adelante el nuevo calen- 21 de enero de 1793, tiene, como no podía ser de
dario creado por los revolucionarios. otra manera, una repercusión enorme. No solo en
La composición política del arco parlamentario Francia, sino, de manera más relevante todavía,
de la Convención es distinta a la de la asamblea allende sus fronteras, pues moviliza definitiva-
predecesora, en el sentido que la derecha y, por mente a las otras monarquías europeas contra la
supuesto, los monárquicos, han desaparecido. Sin Revolución.
embargo, los diputados no adscritos continúan Para hacer frente a la guerra, se ordena una leva
siendo mayoría: 389 de ellos forman parte de la de 300.000 hombres, decidida el 24 de febrero de
Llanura, sobre un total de 749. A distancia queda 1793, medida que propicia fuertes protestas, so-
situada la Montaña, los jacobinos no escindidos, bre todo en el ámbito rural, duramente reprimi-
entre quienes se cuentan los afamados Robespie- das. Casi al mismo tiempo empieza la Guerra de
rre, Danton y Marat. Por último, los girondinos, la Vendée, un auténtico conflicto civil en el oeste
GUERRA DE dirigidos por Brissot y con otras figuras notables de Francia entre republicanos y realistas, que du-
LA VENDÉE. como Condorcet y Roland, obtienen 160 asientos. rará tres años.
Fue un conflicto En los primeros meses de la Convención se exa- Por si todo ello fuera poco, la penuria económi-
civil entre cerba la dura rivalidad entre los jacobinos y los ca azota a la población, comenzando por la de la
partidarios de girondinos, siendo estos los más moderados. capital, que experimenta graves carencias. El caso
la Revolución
y contrarios a
Pretenden evitar el juicio al rey, un espectácu- más paradigmático es el del precio del pan, que
ella, que se lo que en su opinión puede excitar los ánimos provoca las peticiones populares de imponer un
desarrolló en la contrarrevolucionarios. Sin embargo, el descu- precio máximo.
región francesa brimiento en noviembre de la correspondencia
de este nombre secreta del monarca, metida en una caja fuerte,
entre 1793 y
1796, con
hace imposible cualquier intento de contempo- LA SALVACIÓN PÚBLICA
victoria final de rización, ya que demuestra que Luis XVI llevaba PASA POR EL TERROR
los republicanos. a cabo una doble política tendente a debilitar a Todos estos conflictos sucediéndose al mismo
A la derecha, las nuevas instituciones. tiempo extienden la sensación de que la Con-
una batalla entre El juicio al rey no se hace esperar [ver recuadro vención no actúa ejecutivamente. Y es cierto que
revolucionarios
y monárquicos
GETTY

en un grabado.
ASC

COMITÉ DE
SALVACIÓN.
su integrismo revolucionario le lleva a ejercer el tensión, hasta crear una situación en la que mu- En abril de 1793
poder de una forma poco práctica, ya que para chos entre los jacobinos y los sans-culottes están se creó el
cada decisión se pasa por multitud de comités en dispuestos a someter a sus adversarios pasando Comité de
Salvación o
los que los legisladores se enredan en intermi- por encima de cualquier impedimento legal. Los Salud Pública
nables debates, de los que difícilmente emanan más odiados son los girondinos, crecientemente (en el grabado
decisiones. Cuando los múltiples frentes abiertos impopulares debido a la defección de uno de sus coloreado),
les pongan contra las cuerdas, la reacción de sus jefes, el general y anterior ministro de Asuntos formado por tan
líderes será crear un nuevo “supercomité” que Exteriores Charles François Dumouriez, que se solo nueve
diputados, que
coordine la acción de los otros. Así nace en abril pasa al lado austríaco tras una derrota militar, en la práctica
el nuevo Comité de Salvación Pública, formado circunstancia convenientemente utilizada por Ro- funcionaría
por tan solo nueve diputados, con la novedad de bespierre contra sus enemigos en la Convención. como un
que delibera en secreto y, en la práctica, dirige a Con esta excusa, el 2 de junio estalla otra insu- “supercomité”
los demás. rrección popular en París, durante la cual unas que dirigía a
Sin ningún girondino entre los nueve integrantes 80.000 personas sitian la sede de la Convención todos los
demás.
del órgano, acabará de facto controlado por Dan- y exigen la entrega de los principales jefes giron-
ton, el más notable de sus miembros, situado en dinos, veintinueve políticos que son puestos en
la corriente moderada de los jacobinos. Favorable arresto domiciliario.
a buscar algún tipo de acuerdo con las potencias Llegado septiembre, será el propio Robespierre el
europeas −maneja para ello la posibilidad de libe- que, aprovechando una de las renovaciones perió-
rar a la reina María Antonieta−, su pasividad con- dicas del Comité de Salvación Pública (se produ-
citará las críticas de los sans-culottes, que piden al cen cada mes, como una medida regeneradora),
Comité decisiones más radicales. entrará a formar parte del mismo y, fruto de la
Otros hechos sucedidos durante la primavera alianza con los sans-culottes, acabará por conver-
y el verano de 1793 han avivado todavía más la tirlo en un poder dictatorial. Se abre así la >>>

MUY HISTORIA 69
GETTY

LA REINA EN
EL CADALSO.
El 16 de octubre >>> etapa que años después sería bautizada por mayo de 1795), llevará a cabo una febril actividad:
de 1793 –casi sus enemigos como el Terror Legal, caracterizada 4.021 juicios, de los cuales emitirá la impresio-
nueve meses por medidas como la Ley de Sospechosos, apro- nante cifra de 2.585 condenas a muerte.
después que su
marido, Luis
bada ese mismo mes. Entre sus primeras víctimas de relevancia políti-
XVI–, la odiada Tal ley −en realidad, un decreto− declara sospe- ca se sitúa la propia reina María Antonieta, cu-
María Antonieta chosas a multitud de personas: “Quienes, ya sea ya liberación queda finalmente descartada y que
siguió el camino por su conducta o por sus relaciones, o por sus recorrerá el camino hacia la guillotina el 16 de
del rey hacia la palabras o escritos, se han mostrado partidarios octubre de 1793.
guillotina, tras
debatirse y
de la tiranía o el federalismo y enemigos de la li- Ya en 1794 se producen sucesivas tandas de ejecu-
descartarse su bertad”, entre otras muchas posibilidades, como ciones teledirigidas por Robespierre para acabar
liberación. En la de sospechar de “aquellos que no han manifes- con las múltiples facciones que para entonces han
este cuadro, tado constantemente su apego a la Revolución”. sumido en la división a los jacobinos. Los “heber-
que puede verse Su identificación se deja en manos de comités de tistas”, seguidores del periodista y propagandista
en el Museo
vigilancia, es decir, se obvian los procedimientos Jacques-René Hébert, de signo extremista opues-
de la Revolución
Francesa de garantistas característicos en las vías legales con- to a los dantonistas, serán ejecutados en pleno (18
Vizille (Francia), vencionales. dirigentes a la vez) el 24 de marzo de 1794.
se muestra Además de las medidas tomadas por el propio Apenas dos semanas después, el 5 de abril, le lle-
su salida del Comité, otro órgano resultará indispensable en la gará el turno al propio Danton, quien, desde fina-
presidio hacia dura política represiva de esta época: el Tribunal les del año anterior, viene cuestionando la eficacia
el patíbulo.
Criminal Extraordinario, una corte pensada para del Terror y desde su posición moderada se ha
actuar contra los enemigos de la Revolución que convertido en uno de los cabecillas del grupo co-
se había constituido en marzo de 1793. Durante nocido como los Indulgentes.
sus más de dos años de funcionamiento (hasta Muchos otros nombres importantes de la Revo-

70 MUY HISTORIA
“TÚ” REVOLUCIONARIO: EL TUTEO OBLIGATORIO
n el momento de mayor incli- del plural cuando nos dirigimos a aunque por poco tiempo, pues fue

E nación popular de la Revolu-


ción, en la segunda mitad de
1793, llegó hasta la Convención el
uno solo”, como dijo el diputado
Malbec, afecto a las sociedades
populares. Él vinculaba el vos al
abandonada tras la reacción termi-
doriana, a partir de julio de 1794,
y con la llegada del Directorio, al
debate del “tuteo obligatorio”. La “espíritu de fanatismo, de orgullo y año siguiente.
ideología que subyacía era que, feudalismo” y aseveraba que “bajo
en la República de la igualdad, la el pretexto del respeto, su uso dis-
familiaridad no era sino “la imagen tancia los principios de las virtudes
de las virtudes filantrópicas que lle- fraternales”. Un diputado jacobino,
vamos dentro del alma”, tal y como Claude Basire (dcha., retrato),
explicaba, un año antes, La Chroni- intentó que el tuteo se convirtiera
que de Paris, un diario de la época, en ley, pues también una ley había
que proponía lo siguiente: “Si el vos consagrado la categoría de ciu-
es apropiado para el señor, el tú es dadano. La Asamblea esquivó el
apropiado para el ciudadano”. debate pero, en plena fiebre igua-
En la Asamblea Nacional hubo litarista, el Directorio del Depar-
discursos criticando ferozmen- tamento de París ordenó su uso.

ALAMY
te “el uso de la segunda persona La costumbre se fue extendiendo,

Robespierre, enfrentado a la Convención, caería


víctima de una ley pensada contra sus enemigos
lución, como Brissot o Barnave, verán acabar sus caer víctima de una ley diseñada para deshacer-
vidas a manos de la afilada cuchilla que uno de se con facilidad del enemigo. El 27 de julio (9 de
los diputados de la Asamblea Constituyente, Jo- Termidor), se produce un tenso debate parlamen-
seph-Ignace Guillotin, había propuesto utilizar en tario, agitado por quienes se han confabulado
1789 como una forma de progreso que disminui- contra él, encabezados por Paul Barras y con la
ría los sufrimientos del condenado, evitaría tener ayuda de Joseph Fouché. Un diputado levanta la
que utilizar a un verdugo y que, en definitiva, le voz para pedir que se arreste a Robespierre y toda
parecía una forma más igualitaria de realizar las la Convención aclama a gritos la propuesta. Es la
ejecuciones (antes eran con distintos instrumen- Conspiración de Termidor.
tos según la clase social), con la vista puesta en Bastará un día, con la nueva legislación, para lle-
un futuro en el que la pena de muerte se aboliese varle al cadalso, donde Robespierre sufrirá el mis-
definitivamente. mo destino de la guillotina al que ha conducido
El ejemplo de la guillotina demuestra cómo ideas a tantos otros en los últimos meses de vértigo re-
grandilocuentes acaban teniendo un triste final. volucionario del Terror. La ejecución es saludada
Mientras Robespierre trata, por un lado, de impo- con una ovación por el mismo pueblo que antaño
ner un nuevo culto al “ser supremo” que sustituya le había jaleado. El Terror, que en Francia se habrá
sin traumas al cristianismo, por el otro acentúa la cobrado decenas de miles de víctimas, termina
represión de sus enemigos con la Ley de Pradial como empezó: con las mejores intenciones, pero
(por el mes en que se aprueba: Pradial transcurre bañado en sangre.
del 20 de mayo al 18 de junio en el nuevo calen- Durante el año siguiente, se vivirá una época de
dario). Con ella se priva a los acusados de los de- regreso a la moderación, etapa conocida como
rechos de defensa y de recurso. Llega así la etapa la Convención Termidoriana. Se redacta en ese
del Gran Terror: en apenas poco más de un mes, tiempo la nueva Constitución del Año III, que
el Tribunal Criminal Extraordinario dicta más de recupera el principio del sufragio censitario y
la mitad del total de sus condenas a muerte. crea un nuevo sistema de poder ejecutivo, el
Directorio, integrado por cinco personas; entre
ellas estará el nuevo hombre fuerte, Barras. Es-
ROBESPIERRE PRUEBA SU PROPIA MEDICINA te evitará el último intento de insurrección
Pero el Terror acaba devorando a sus propios sans-culotte , el 5 de octubre, ayudado por un
creadores y finalmente Robespierre, enfrentado general de su confianza. Su nombre es Napo-
a una creciente oposición en la Convención, va a león Bonaparte. MH

MUY HISTORIA 71
CURIOSIDADES

¿Hasta cuándo se usó


en Francia la guillotina?
A
unque asociada en el imagi- que no inventor–, el doctor Gillotin,
nario colectivo a la Revolu- donde más tiempo perduró, ya que en
ción Francesa y, en concreto, Francia hubo que esperar hasta 1981
a la etapa del Terror, la guillotina se para que François Miterrand sacara la
siguió utilizando en Francia hasta el pena capital del ordenamiento jurídi-
último cuarto del siglo XX. Y no solo co, después de décadas de protestas y
allí: también estuvo implantada como movilizaciones de las organizaciones
forma de ejecución en Alemania, Bél- de derechos humanos y de alegatos
gica, Italia y Suecia, entre otros países. tan estremecedores en su contra co-
Su uso finalizó con la abolición pro- mo el magistral Reflexiones sobre la
gresiva de la pena de muerte en Euro- guillotina (1957), de Albert Camus.
pa. Así, en Suecia su filo cayó por úl- La última ejecución llevada a cabo en
POR NACHO OTERO

tima vez en 1910, en Bélgica, en 1918, Francia con la guillotina tuvo lugar el
en la República Federal de Alemania, 10 de septiembre de 1977; el ajusticia-
en 1949, y en la República Democráti- do se llamaba Hamida Djandoubi y

ASC
ca de Alemania, en 1969. Precisamen- era un inmigrante tunecino que había
te fue en la cuna de su introductor – asesinado a su ex pareja.
La singular madre
de Bonaparte
CARLOS AGUILERA
MARIA LETIZIA RAMOLINO, corsa de
noble cuna, quedó viuda de Carlo Bo-
naparte en 1785 con 35 años y ocho hi-
jos: José, Napoleón, Luciano, María Ana
Elisa, Luis, Paulina, Carolina y Jerónimo.
Con unos ingresos mínimos proceden-
tes de la carrera militar de José y Napo-
león en el Ejército francés, Letizia impu-
so a los suyos un régimen de máxima
austeridad. Siempre mostró preferencia
por su primogénito, José –para los es-
pañoles, Pepe Botella–, pero estuvo al
lado de Napoleón cuando este prosperó
y se convirtió en emperador. Eso sí, se
negó a vivir en la corte parisina, por lo
que su hijo le concedió una renta vitali-
cia y el derecho a ocupar el Castillo de
Pont-sur-Seine, en Champaña-Ardenas.
En sus raras visitas a París se quedaba
en el Hôtel de Brienne, donde se rodeó
de un influyente grupo de financieros
que la asesoraban: llegó a adquirir una
inmensa fortuna. El motivo de su lejanía
fue su aversión por Josefina de Beau-
harnais, la esposa del emperador. Leti-
zia no acudió a la boda ni permitió que
los hijos que aún tenía a su cargo asis-
tiesen, y ni siquiera felicitó a los novios.
Este enfrentamiento distanció a madre
e hijo, pero Napoleón siempre recono-
ció la gran inteligencia y personalidad
de su madre: “Cuando ella muera, solo
me quedarán inferiores”. No podía sa-
ber que él iba a morir antes que ella, en
1821; Letizia vivió hasta 1836.
LOS PRIMEROS
REACCIONARIOS
DE LA HISTORIA
EL TÉRMINO “REACCIONARIO” nació al
calor de la llamada Reacción de Termidor,
período de la Revolución Francesa que se
inicia el 28 de julio de 1794 con la caída de
Robespierre y concluye el 26 de octubre
de 1795, fecha en que se establece el Di-
rectorio. Es decir, la Reacción fue el fin del
poder de los jacobinos para dar paso al
dominio de los republicanos moderados. Y
a estos, sus enemigos y las clases popula-

GETTY
res los llamaron “reaccionarios”, queriendo
decir con ello que habían traicionado los
principios revolucionarios para volver a lo Una de las reuniones del Congreso de Viena (1814-1815), según un grabado.
anterior. En el siglo XIX se identificaría co-
mo “fuerzas reaccionarias” a estamentos Metternich para restablecer las fronteras palabra a sus enemigos políticos las dis-
como la nobleza, el clero o la burguesía y a de Europa tras la derrota de Napoleón tintas facciones de un movimiento revo-
movimientos políticos como el legitimismo, y renovar el dominio de las potencias lucionario. Ejemplos: los marxistas se lo
que buscaba la restauración monárquica. del Antiguo Régimen, en oposición a los aplicaron a los anarquistas; los bolche-
En ese contexto, la expresión máxima postulados de la Revolución Francesa. A viques a los mencheviques, durante la
del pensamiento reaccionario fue el Con- partir de entonces, reaccionario fue co- Revolución Soviética; los trotskistas a los
greso de Viena (1814-1815), convocado brando el sentido actual de derechista, estalinistas, y viceversa; y los anarquis-
por el príncipe austríaco Klemens von aunque también se refirieron con esta tas, a todos los demás.

AGE
En esta litografía coloreada del siglo
XIX vemos el aspecto que tenía el
Palacio del Louvre antes de ser museo,
hacia 1739.

EL LOUVRE, MUSEO DE LA REVOLUCIÓN


EL EDIFICIO QUE ALBERGA ESTE noviembre de 1793. Por primera vez por Francisco I, Luis XIV y Luis XVI–,
MUSEO DE PARÍS, el más famoso y en la historia, se traspasaron colec- incautación revolucionaria a la noble-
visitado del mundo, fue en origen el ciones privadas de las clases dirigen- za y la Iglesia, expolios internaciona-
Castillo del Louvre (siglo XII), luego tes a una galería de propiedad públi- les durante las guerras napoleónicas
reconvertido en Palacio Real. Des- ca. Además, el acceso era libre: no se y donaciones privadas (siglos XIX y
ocupado por la familia real a finales limitaba al público culto ni se regula- XX). Siempre dado a la megalomanía
del siglo XVII, desde 1778 acogió las ba con visitas, como en los Uffizi y el y el culto a la personalidad, Bonapar-
exposiciones de la Real Academia de Prado en sus inicios. A lo enorme (va- te lo rebautizó como Museo Napoleón
Pintura y Escultura, pero sería gra- rios kilómetros) y majestuoso del edi- y lo llenó de obras requisadas por sus
cias a la Revolución Francesa que se ficio, el Louvre une la amplitud de sus ejércitos en los países que invadió.
convertiría en una pinacoteca pública. colecciones, que provienen de cuatro Tras caer el corso, muchas de estas
Así, tras su incautación, llegó su aper- fuentes: colecciones reales –iniciadas piezas fueron devueltas... y el Louvre
tura como Museo del Louvre el 8 de por Carlos V y ampliadas sobre todo volvió a ser el Louvre.

MUY HISTORIA 73
V

MUJERES,
REVOLUCIONARIAS
Y CIUDADANAS
La filosofía igualitaria de la Revolución proporcionaba un marco idóneo para que
la voz de las mujeres se escuchase y sus reclamaciones de igualdad se hiciesen
realidad. Pero aquel momento privilegiado de la historia en el que ellas fueron
también protagonistas se quebró antes de que pudiesen materializarse.

LAURA MANZANERA
PERIODISTA Y ESCRITORA
DUEÑAS DE LA
ESCENA.
Los sucesos
de octubre o Marcha
de las Furias (1789)
tuvieron por
protagonistas
a mujeres
excepcionales como
Théroigne de
Méricourt (cuadro de
fines del XIX de
Lucien Métivet).

GETTY
ALAMY

SALONES,
TERRITORIO

L
FEMENINO. a Revolución Francesa es, probablemen-
Más allá de
ser espacios
te, el acontecimiento en el que ha habido
mayor participación social y política de
En el siglo XVIII, con la
lúdicos para la
burguesía del
las mujeres, y mayor organización y es-
fuerzo dirigidos a lograr la igualdad con
Ilustración, aparecieron
XVIII, sirvieron
como lugares
de encuentro
respecto a los hombres. Algunas inter-
vinieron en reuniones y discusiones políticas en
los primeros discursos
de las mentes
más brillantes
clubes y asambleas; otras, menos instruidas, lu-
charon para construir una sociedad distinta. Pro-
que revisaban el papel
y en ellos
tuvieron gran testaron, pelearon e incluso se armaron, pero no
sirvió de nada: su implicación cayó en el olvido
de la mujer en la sociedad
protagonismo
las mujeres antes de que la Revolución concluyese. Simple-
(arriba, cuadro). mente, fueron borradas del mapa por los mismos En el siglo XVIII, aparecieron los primeros dis-
que prometían hacer realidad el lema “Libertad, cursos sobre la revisión del papel de la mujer en la
igualdad, fraternidad”: los varones. sociedad. Mientras las ideas de la Ilustración sem-
La Revolución terminó devorando a todas sus braban las expectativas de igualdad entre ambos
hijas, desde las más notables y destacadas –cuya géneros, la Revolución abría la posibilidad de con-
obra sería ninguneada por la historiografía– has- vertirlas en derechos políticos tangibles, de trans-
ta las anónimas, que batallaron para librarse de formar la utopía en realidad. Y esa semilla revolu-
la explotación a la que estaban sometidas. Eso sí, cionaria germinó, en gran parte, en los salones, un
durante un tiempo, todo parecía posible. territorio donde las mujeres encontraron el espacio

76 MUY HISTORIA
OLYMPE DE GOUGES: La feminista De
Gouges (1748-
LA CRONISTA DE LA 1793) en una
acuarela que
REVOLUCIÓN puede verse en
el Museo del
ese a tenerlo todo en contra pionera del feminismo.

P –ser mujer, plebeya, bastar-


da, provinciana y semianal-
fabeta–, Olympe de Gouges logró
Murió en la guillotina el 3 de no-
viembre de 1793. Poco antes ha-
bía redactado su testamento polí-
Louvre (París).

su sueño: ser escritora. “La mujer tico, no exento de ironía: “Lego mi


nace libre y permanece igual al corazón a la patria, mi honradez
hombre en derechos”. Así arranca a los hombres (tienen necesidad
su Declaración de los Derechos de ella), mi alma a las mujeres
de la Mujer y la Ciudadana (1791). (no les hago un regalo indiferen-
Por ella pasó a la posteridad, pe- te), mi genio creador a los autores
ro su legado abarca mucho más. dramáticos, mi desinterés a los
Reivindicó las parejas de hecho; ambiciosos, mi filosofía a los per-
combatió la esclavitud y la pena de seguidos, mi inteligencia a los fa-
muerte; defendió a prostitutas, pa- náticos, mi religión a los ateos. Y
rados y madres solteras; denunció todo el resto de la honesta fortu-
la corrupción de los políticos... y na que me queda, a mi heredero
fue de las pocas que se atrevieron natural, mi hijo, en el caso de que
a proponer nuevas leyes que be- me sobreviva”. Diez días después,

GETTY
neficiasen a las mujeres. Fue una su hijo renegó de ella.

CULTÍSIMA
y protagonismo del que carecían en casa. SALONIÈRE.
Más allá de simples espacios lúdicos para burgueses, La marquesa
los salones sirvieron como lugares de encuentro de de Châtelet,
además de
las mentes más brillantes y en ellos se formó una ser una erudita
opinión pública distinta: laica y centrada en el de- que tradujo
sarrollo de nuevas ideas que abonarían el terreno al francés las
de la Revolución. Entre los regentados por mujeres obras de Isaac
destaca el de la marquesa de Châtelet, gran erudita Newton, regentó
uno de los
que tradujo las obras de Isaac Newton y propagó sus salones más
PRISMA
ideas por Europa. En él, aparte de la ciencia, tenían concurridos de
cabida la literatura, la filosofía, la música... la Revolución
(grabado
coloreado).
DE LOS SALONES A LAS CALLES
Otra de las grandes salonières fue Sophie de Con-
dorcet, que reunía a intelectuales, matemáticos,
pensadores, políticos... Logró sobrevivir a la Re-
volución y mantener su salón hasta su muerte en
1822. Admiradora de las ideas “feministas” que
empezaban a madurar, abrió las puertas de su
casa a defensoras de los derechos de las mujeres
como Olympe de Gouges y Germaine de Staël. cesa, se mostraba progresista, lo que la obligaría a
Fue Madame de Staël quien encarnó como ninguna exiliarse. Regresaría para montar otro salón, en este
otra a la mujer ilustrada. Independiente y muy culta, caso crítico con Napoleón, traidor a la Revolución.
con quince años ya había escrito reflexiones sobre Pero antes de eso habían de pasar muchas cosas.
escritos de Rousseau y Montesquieu, entre otros. El 14 julio de 1789, con un cielo que amenazaba llu-
Aunque casada mediante un matrimonio de conve- via, el pueblo de París se lanzó a la calle. Un millar
niencia, se volcó en su salón, donde el debate era la de personas partieron del barrio de Saint-Antoine
norma. Entre otros temas, se hablaba de la Consti- hacia el centro. Su destino era la Bastilla, símbolo de
tución inglesa, para algunos un modelo a seguir. Así, la represión borbónica. Tras haber tomado la for-
aunque Staël seguía defendiendo a la Casa Real fran- taleza considerada inexpugnable, la euforia se >>>

MUY HISTORIA 77
>>> apoderó de la ciudad y el ansia revolucionaria Luis XVI, María Antonieta y el Delfín. Aunque las
se extendió por todo el país. había de todas las edades y condiciones, una des-
Aquella victoria del pueblo marcó un giro decisi- tacaba entre las demás: Théroigne de Méricourt,
vo en la Revolución. Con los ánimos encendidos, “la amazona de la Revolución”. El apodo se debía
cualquier chispa podía prender la mecha de la a su peculiar atuendo: un llamativo traje escarla-
violencia. Una de ellas fue la celebración de una ta, un sable al costado y dos pistolas al cinto. Así
gran cena en honor de los guardias reales a la que la vieron, o quisieron verla, sus contemporáneos.
asistieron Luis XVI y María Antonieta. Los ágapes En realidad, pese a ser un símbolo de la vengan-
servidos estaban en las antípodas de lo que recibía za popular, ella siempre negaría haber colabora-
el famélico pueblo. Y, para más ofensa, se insultó a do activamente en las jornadas de octubre y su
la escarapela tricolor, uno de los símbolos revolu- participación revolucionaria fue bastante menos
cionarios. Aquello fue la gota que colmó el vaso y “dramática” de lo que se cuenta.
las que más se enfadaron fueron las mujeres, que
eran quienes hacían interminables colas ante las
panaderías para sacar adelante a sus familias. LUCHANDO POR CAMBIAR EL MUNDO
También un cielo gris había sobre París la noche Fundadora del Club Los Amigos de la Ley, Thé-
del 5 de octubre del mismo año, cuando tuvo lu- roigne fue una de las primeras féminas en exigir
gar la Marcha de las Furias. Sin importarles la llu- que las parisinas pudieran portar armas como los
via, un ejército de mujeres salió del Ayuntamiento varones, pero su fama le llegó al proponer cons-
en dirección al Palacio de Versalles en busca de truir un Templo de la Libertad sobre las ruinas de
la Bastilla. La idea, aplaudida en la Asamblea, no la
ARMADA Y benefició, y terminó rumoreándose que pretendía
PELIGROSA. asesinar a la reina. Pasó por la cárcel y, acusada de
Así, como en mantener alguna amistad “indeseable”, fue azotada
este grabado,
vieron sus en público. “¿Habéis visto a la que ama la masacre
contemporáneos / convocando al ataque a su pueblo descalzo, /
a Théroigne de la mejilla y los ojos encendidos, representan-
Méricourt: do su papel / y ascendiendo con el sable en la
con su traje mano la escalinata real?”, la describía Charles
escarlata, su
sable y sus dos
Baudelaire. Fue una mujer incomprendida en
pistolas, su tiempo, que simbolizaba el miedo al mun-
participó en la do al revés que reclamaban las mujeres al pe-
Marcha de las dir su participación en los asuntos públicos.
Furias y acabó La mayoría de historiadores han considerado que
entre rejas.
las mujeres presentes aquel 5 octubre únicamente
pretendían terminar con la carestía de productos de
primera necesidad. Han obviado su papel como re-
volucionarias, negado su dimensión política y limi-
tado su lucha al ámbito doméstico, donde se supo-
nía que debían estar. Pese a estos esfuerzos, aquella
rebelión tuvo resultados políticos y económicos: el
gobierno prohibió exportar grano y fijó el precio del
trigo y la carne, y la familia real hubo de abando-
nar su hogar e instalarse en París, donde era más
fácil controlarlos.
Aunque aún faltaba tiempo para que Francia
abandonase la monarquía, la abolición del
feudalismo, la Declaración de los Derechos
del Hombre y del Ciudadano y la predispo-
sición a redactar una Constitución presa-
giaban los mejores augurios, supuestamente
para todos.
Desde los inicios de la Revolución, las mujeres
no se limitaron a protestar o a protagonizar mar-
chas; también participaron en las peticiones para
intentar que las cosas cambiaran, a través de los
cuadernos de quejas en los que los ciudadanos
GETTY
EL MARQUÉS DE CONDORCET,
GRAN DEFENSOR DE LOS
DERECHOS DE LA MUJER
na de las incisivas frases de Sobre la admisión de las mujeres en el

U derecho de ciudadanía (1790), de Marie-Jean-Antoine-Nicolas de


Caritat, marqués de Condorcet (izda., litografía), reza: “¿Por qué
personas expuestas al embarazo y a indisposiciones pasajeras no pueden
ejercer derechos de los que nadie soñaría siquiera en despojar a hombres
que padecen gota cada invierno o se resfrían fácilmente?”.
El marqués de Condorcet, que jugó un papel destacado en la Revolución y lle-
gó a ser presidente de la Asamblea Legislativa, atacó los prejuicios en todas
sus forma y defendió la igualdad civil de los protestantes, el fin de la esclavi-
tud –fue apodado “el Quijote de los hombres de color”– y los derechos de las
mujeres. Mientras la mayoría de pensadores ilustrados creían que la educa-
ción había de ajustarse al estatus social –es decir, que la de pobres y mujeres
debía limitarse a memorizar los principios de la moral y la religión–, él era uno
de los pocos varones que se ocuparon de defender los derechos de las fémi-
nas en todos los campos, incluida su presencia en el espacio público.
“¿Puede existir una prueba más evidente del poder que crea el hábito, in-
cluso cerca de los hombres eruditos, que el de ver invocar el principio de
la igualdad de derechos (...) y de olvidarlo con respecto a doce millones de
mujeres?”, escribió en su obra más conocida.
GETTY

expresaban sus reivindicaciones. Así, las compo-


nentes del Tercer Estado se preguntaban, en enero
de 1790, si “no podrían, en esta común agitación,
hacer también oír su voz”. Y exigían “ser instrui-
das” y “poseer empleos”. Una mujer que firmaba
como madame B. de B. alegaba estar “asombrada
por el silencio de su sexo” y se mostraba así de con-
tundente: “¡Hombres perversos e injustos! ¿Por qué
exigís de nosotras más firmeza de la que tenéis vo-
sotros mismos? ¿Por qué nos imponéis la ley de la
deshonra cuando con vuestras maniobras habéis
sabido hacernos sensibles y conseguir que lo con-
fesemos? ¿Qué derecho tenéis para pretender que
tenemos que resistir a vuestras acuciantes imper-
tinencias cuando no tenéis el coraje de dominar el
desenfreno de vuestras pasiones?”.

UN TEXTO
REIVINDICACIONES PIONERAS PIONERO.
Aparte de las peticiones en los cuadernos, es obliga- La Declaración
do recordar dos reivindicaciones pioneras. El 14 de de los Derechos
septiembre de 1791 –un día después de que, a causa de la Mujer y la
de la presión popular, el rey aceptase la Constitu- Ciudadana
ción–, Olympe de Gouges publicaba la Declaración (1791),
propuesta por
de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana. En ella Olympe de
exponía los principios de una igualdad cívica entre Gouges, vino a
los sexos fundada en la naturaleza y la razón. Y es subsanar la falta
que la Declaración de los Derechos del Hombre no de inclusión de
reconocía la igualdad política de las mujeres. ellas en la
Declaración de
Solo medio año después de que apareciese la De- los Derechos del
ALAMY

claración de Olympe, salía a la luz en Ingla- >>> Hombre (1789).

MUY HISTORIA 79
>>> terra Vindicación de los Derechos de la Mu- jurar de sus ideas, por miedo a que se extinguiese su
jer, de Mary Wollstonecraft, que a diferencia de la cómoda vida familiar.
primera obtuvo una gran acogida en Europa. Firme
CHARLOTTE defensora de la Revolución Francesa, Wollstonecraft
CORDAY. visitó Francia entre 1792 y 1795 y trabó amistad con MUJERES BAJO EL TERROR
La joven damas girondinas. Allí comprobó cómo la esperan- En 1793, durante la época del Terror liderada por
girondina que za que las galas habían constatado en 1789 se había Robespierre, los acontecimientos se precipitaron. Si
asesinó a Jean-
esfumado. Las mismas féminas que habían luchado en un primer momento se había visto la necesidad
Paul Marat por
considerarlo en el frente, pedido el divorcio o vestido como los de que los franceses se agrupasen en sociedades con
símbolo de la hombres eran ahora el símbolo de la fragilidad y se miembros de ambos sexos, cuando las mujeres com-
injusticia, la las apartaba de lo público. Hasta los varones que se probaron que sus reivindicaciones no eran atendi-
mentira y la habían mostrado más radicales terminaron por ab- das empezaron a surgir clubes femeninos, no muy
tiranía (a la
derecha, en un
grabado) fue
ajusticiada y
después
Además de clausurarse los clubes, se prohibió a las
estigmatizada
por su falta de mujeres asistir al Parlamento ni como espectadoras
feminidad.
apreciados por los revolucionarios. “Son estériles una corona cívica y ostentar el honor de morir por
como el vicio, pero en revancha claman contra los la libertad”, clamaba Théroigne de Méricourt. No se-
fundadores de la República y calumnian a los repre- ría la única en alzar la voz en este sentido. Todas las
sentantes del pueblo”, se lamentaba Robespierre. peticiones fueron denegadas y, como réplica a estas
Las mujeres también exigían poder llevar la esca- demandas, los revolucionarios pasaron a ensalzar la
rapela tricolor, obligatoria para los hombres. Si con figura de la mujer como guardiana de la nación y
ella se manifestaban como ciudadanas, con el gorro defensora de la libertad, pero exclusivamente en el
frigio lo hacían como revolucionarias. Bastantes es- seno de la familia: “¡Oh, mujer! La libertad atacada
tudiosos han quitado importancia a estas reivindi- por los tiranos necesita un pueblo de héroes. A vo-
caciones, atribuyéndolas a una simple cuestión de sotras os corresponde parirlos”.
moda, una excusa para ocultar que se trataba de Bajo el Terror, una ola de misoginia inundó París.
la expresión de diferencias políticas. “Hoy piden Una de las acciones encaminadas a obligar a las mu-
las mujeres el gorro frigio, pronto exigirán el cin- jeres a abandonar la plaza pública fue la prohibición
turón con las pistolas”, se quejaba un miembro del de los clubes femeninos. El más conocido era la So-
Comité de Seguridad Nacional. Y no se equivocaba, ciedad de Republicanas Revolucionarias, creada por
pues ante el peligro de una guerra exterior acaba- Claire Lacombe y Pauline Léon. Sus socias aspiraban
ron pidiendo armas. “Nosotras también queremos a que en la nueva Constitución tuviese cabida su de-
recho a voto. De reconocimiento gozaba asimismo la
Sociedad Patriótica y de Beneficencia de las Amigas
ALAMY

de la Verdad, de la holandesa Etta Palm d’Aelders.


Además de clausurarse los clubes, se prohibió el
acceso de las mujeres a las sesiones parlamentarias.
No podían ya asistir ni como espectadoras. Y, si a
muchas féminas se las consideraba “monstruos de
inmoralidad y lascivia”, a Charlotte Corday, la jo-
ven girondina que asesinó a Marat, se le reprochó
lo contrario. Tras su muerte en la guillotina, se le
achacó su falta de feminidad. “Era un marimacho,
más musculosa que saludable, desprovista de gracias
y sucia como casi todas las mujeres filósofas e inte-
lectuales”, diría el autor Fabre d’Églantine. Una vez
más, se negaba la dimensión política de una mujer y
se ignoraba el contexto en que tuvo lugar su acción.

EL SUEÑO SE DESVANECE
De este modo, la Revolución terminó por mo-
delar la imagen de la mujer que interesaba a los
varones: la madre cívica y nutricia que acata el
orden natural. Excluidas de la vida pública, su pa-
pel se redujo pronto al de diosas o estatuas, y no
pocas fueron ajusticiadas. Una de ellas, Olympe
de Gouges, que había escrito: “Si la mujer puede
subir al cadalso, también se le debería reconocer
el derecho de poder subir a la tribuna”.
Y en la guillotina terminó sus días María Antonie-
ta, la mujer más odiada de Francia. Tampoco las
críticas hacia su persona eran de carácter político,
sino sexual; encarnaba los vicios y la lujuria frente
a una sociedad nueva que representaba la virtud.
Toda revolución crea algo nuevo. La de 1789 trajo
la igualdad de los ciudadanos, la política moder-
na, la soberanía del pueblo, el concepto de na-
ción... y un efímero modelo de mujer nueva. Fue
la revolución de las mujeres, pero estas resultaron
sus grandes derrotadas. Solo les dejaron dos op-
ciones: quedarse en casa o morir. MH

MUY HISTORIA 81
SHUTTERSTOCK

UN ESPECTADOR
INQUIETANTE.
La Revolución
Francesa fue un
seísmo político que
no solo sacudió
Francia y París (en la
imagen, gárgola o
quimera contra el mal
agüero en Notre
Dame) sino las
Cortes europeas, que
reaccionaron con las
armas tras reunirse
en Pillnitz.
PRIMER A Y SEG U N DA COA L ICIÓN

PARÍS
BIEN VALE UNA GUERRA
Los principios revolucionarios y los postulados absolutistas saltaron al
campo de batalla en las Guerras Revolucionarias que, a finales del siglo
XVIII, despertaron el genio de un joven Napoleón.

ROBERTO PIORNO
PERIODISTA E HISTORIADOR
REUNIÓN EN
ASC

U
EL CASTILLO. n seísmo político recorría Europa en que había llegado el momento de abordar el incó-
Tras el intento dirección a los cuatro puntos cardina- modo problema. En ese contexto, Austria y Prusia
de fuga de Luis les en los frenéticos meses posteriores pactaron a finales de agosto de ese mismo año la
XVI y María al estallido de la Revolución Francesa. Declaración de Pillnitz, en virtud de la cual se mos-
Antonieta y su Las grandes potencias esperaban acon- traban dispuestos a recurrir al uso de la fuerza en
captura,
prusianos y
tecimientos, pero lo hacían con el fu- defensa del monarca francés si las circunstancias
austríacos sil cargado, por si acaso. Prusia, Austria y Rusia así lo exigían. La amenaza no fue bien encajada por
pactaron en el aún mantenían la esperanza de que la tormenta la Asamblea Nacional Francesa, que la leyó como
Castillo de francesa fuera un asunto interno que tendería a una intolerable intromisión en sus asuntos. Tan-
Pillnitz, en 1791, diluirse con el paso de los meses. Nadie pensó se- to como para responder con una declaración de
la Declaración
riamente que la monarquía estuviera realmente guerra formal a Austria –el enemigo más peligroso,
que llevó su
nombre (arriba, en riesgo. Naturalmente, se equivocaban. dada la cercanía de los Países Bajos austríacos– ra-
en una pintura El error comenzó a quedar definivamente patente tificada en la Asamblea el 20 de abril de 1792, y tras
de J. H. el 21 de junio de 1791. Ese día, Luis XVI y Ma- la cual el ministro de exteriores Charles François
Schmidt). Fue ría Antonieta diseñaron un torpe plan de fuga Dumouriez inició los preparativos para la invasión
el prólogo ocultos tras el disfraz de aristócratas rusos, pero de los Países Bajos.
de la guerra.
fueron interceptados en Varennes y apresados por
los Guardias Nacionales. La reina era hermana del
archiduque Leopoldo II de Austria, pero, más allá TODOS CONTRA FRANCIA
de los parentescos, lo verdaderamente grave era la Austria y Prusia no tuvieron otra alternativa que
vulnerabilidad manifiesta de los reyes. La Revolu- recoger el guante. Así, en agosto de 1792, ambas
ción estaba yendo demasiado lejos. Europa, espo- potencias, bajo el mando del duque de Brunswick,
leada por los émigrés (aristócratas galos caídos en invadieron el nordeste francés en dirección a París,
desgracia y otros exiliados políticos), comprendió con un avance relativamente cómodo (que incluyó

84 MUY HISTORIA
ALAMY
BATALLA
la toma de Verdun) hasta Val-
my, donde el 20 de septiembre En agosto de 1792, inagotable. Francia fue, de he-
cho, el primer país en ensayar
DE VALMY.
Aunque
se midieron por vez primera
con el grueso del ejército re- Austria y Prusia un ejército de conscripción.
La euforia revolucionaria, por
sufrieron más
bajas que
Austria y Prusia,
publicano en una batalla que,
pese a la igualdad entre ambos invadieron Francia otro lado, se traducía en un
constante reguero de volunta- fue la primera
victoria
contendientes, se selló con una
pírrica victoria de los france- por el nordeste rios. Pese a combatir simultá-
neamente en varios frentes y
significativa de
los franceses en
ses, que obligó a sus enemigos
a replegarse deteniendo en se- rumbo a París contra una nutrida coalición
de naciones, Francia no pade-
las Guerras
Revolucionarias,
el 20 de
co la invasión. cía las limitaciones a las que se
septiembre de
Mientras, Francia tomaba la iniciativa en los Paí- veían sujetos los ejércitos profesionales. Sus reclu- 1792 (arriba, en
ses Bajos, donde, tras la contundente victoria en tas eran extraordinariamente numerosos y estaban un cuadro).
Jemappes el 6 de noviembre, logró expulsar a los enormemente motivados. La combinación de es-
austríacos haciéndose con el control de todo el tas levas masivas revolucionarias con los cuadros
país. Los franceses cosecharon nuevos éxitos in- del ejército profesional heredado del Antiguo Ré-
contestables en el frente del Rin, donde tomaron gimen fue un acierto rotundo.
plazas como Worms o Frankfurt, o en el norte de La guerra había comenzado de manera inmejora-
Italia tomando el control de Saboya y Niza. ble para las armas francesas, pero la provocación
El sonado éxito francés cogió a media Europa revolucionaria inquietaba cada vez más a sus ve-
desprevenida, pero no fue en ningún modo fru- cinos europeos. La ejecución de Luis XVI, el 21
to de la casualidad. La Francia revolucionaria lo de enero de 1793, terminó de unir a todo el Viejo
era también en el campo de batalla: el gobierno Continente, incluida Inglaterra, contra la exaltada
francés disponía de un vivero de combatientes casi Francia. Así, durante el verano de ese año, >>>

MUY HISTORIA 85
>>>Gran Bretaña, Prusia, Aus-
tria, España, Portugal, Nápoles Formaron la Primera va frente a un contingente for-
mado por unidades austríacas
y Cerdeña se conjuraron dan-
do forma a la llamada Primera Coalición Gran y de las Provincias Unidas, tras
la cual se constituyó la Repú-
Coalición, para hacer frente a la
amenaza común de una Francia Bretaña, Prusia, blica Bátava, Estado satélite de
Francia.
que parecía tener una reserva
de hombres aptos para el com- Austria, España,
IRRUMPE BONAPARTE
LOS OTROS
bate inacabable.
En los primeros compases de Portugal, Nápoles... A estas alturas, la balanza se
GENERALES. las operaciones quedó claro había inclinado del lado francés
Bonaparte que los aliados estaban muy lejos de lograr una de manera casi inexorable. Muchos de los Estados
cobró el máximo
protagonismo
coordinación eficaz de fuerzas, por lo que pasaban beligerantes se habían pasado al bando francés y
en las Guerras los meses en una sucesión de infructuosas ofensi- únicamente Gran Bretaña, Austria, Portugal y Cer-
Revolucionarias vas contra varios puntos de la frontera francesa. deña seguían en pie defendiendo el estandarte de la
o de Coalición, Francia estaba literalmente rodeada, pero a pesar Primera Coalición. El momento de la verdad llegó
pero no estuvo de todo tenía fuerza, recursos e iniciativa como en 1796 cuando el alto mando francés diseñó una
solo. Abajo, un
cuadro muestra
para lanzarse a la ofensiva. Lo hizo en 1794 inva- ofensiva a gran escala para golpear a Austria simul-
al general Jean diendo el norte de España hasta lograr, dos años táneamente en tres frentes: tres ejércitos al mando
Victor Marie después, con la firma del Tratado de San Ildefon- de Jourdan, Jean Victor Marie Moreau –que lidera-
Moreau, junto a so, que el país abandonara la Primera Coalición y rían dos columnas de avance sobre el Rin– y un jo-
los generales pasase a engrosar la lista de aliados franceses. Un ven e impetuoso Napoleón Bonaparte –que atacaría
Grouchy y Ney,
éxito incontestable que los galos replicaron en Bél- los territorios austríacos en el norte de Italia–, que,
en la Batalla de
Hohenlinden gica y que consolidaron en la Batalla de Fleurus, el una vez vencida la resistencia en sus respectivos
(Alemania, 26 de junio de 1794, cuando un ejército al mando teatros de operaciones, convergerían finalmente en
3 de diciembre de Jean-Baptiste Jourdan logró una victoria decisi- Viena para dar la puntilla a Austria.
ALAMY

de 1800).

86 MUY HISTORIA
Lo cierto era que el Directorio no una clara victoria de Napoleón, VÍCTOR

ALAMY
tenía demasiada fe en el aún tras la cual este entró triunfal en AMADEO III.
inexperto Bonaparte y por ello Milán y extendió el dominio El rey de
Cerdeña de
volcó todos sus esfuerzos en el galo por Lombardía. 1773 a 1796
frente renano, en el que, sin En los meses sucesivos, Par- (izda., su
embargo, no se lograrían ma, Módena, Roma y Ve- retrato), yerno
avances significativos. Na- necia se rendirán ante el de Felipe V de
poleón, por otro lado, con- arrollador avance del corso, España, se
rindió ante
taba con un ejército escaso que da forma a dos nuevos
Napoleón y
y mal pertrechado. Pero el Estados satélites de Francia: cedió a Francia
joven corso supo exprimir la República Cisalpina y la el condado de
como nadie los medios a República Transpadana. La Niza y el ducado
su disposición e, iniciada la derrota austríaca, con un Na- de Saboya.
campaña en abril, acumuló poleón en disposición de avan-
victoria tras victoria ante la ató- zar sobre la propia Viena, sella el
nita mirada de sus compatriotas. fin de la Primera Coalición, forma-
Napoleón demostró, además, ser un lizado en el Tratado de Campo For-
general audaz e imprevisible, optando mio que firman el 17 de octubre de 1797
por penetrar en la península Itálica a través el propio Bonaparte y Ludwig von Coblenz.
de los Alpes –emulando a Aníbal– para coger a Por él, el Archiducado de Austria renuncia en favor
los austríacos completamente desprevenidos, el 12 de Francia a los Países Bajos austríacos y a todos sus
de abril de 1796 en Montenotte. Desde entonces, territorios en el norte de Italia. La primera Guerra
agarrado a la máxima “divide y vencerás”, centró su Revolucionaria toca a su fin, con dos indiscutibles
estrategia en enfrentarse por separado a los ejérci- vencedores: Francia... y Napoleón Bonaparte.
tos de Austria y Cerdeña e impedir la confluencia Campo Formio acabó con las hostilidades entre
de ambos contingentes, que habría sido letal para las potencias del continente, pero Francia seguía
los intereses de Francia. en guerra con un viejo y aguerrido enemigo: In-
La estrategia funcionó y, el 28 de abril, Víctor glaterra. Así, diluida la Primera Coalición, >>>
Amadeo III, rey de Cerdeña, rendía el Piamonte,
impotente ante la superioridad de su enemigo, y La victoria
firmaba el armisticio de Cherasco, en virtud del francesa en Le
cual se comprometía a abandonar la Primera Coa- Boulou (Guerra
lición y cedía a Francia el condado de Niza y el del Rosellón) se
ducado de Saboya. Austria no tardaría en recono- refleja entre otras
cer también la superioridad francesa, tras la Bata- muy posteriores
lla del Puente de Lodi del 10 de mayo, sellada con en el Arco de
Triunfo de París.

ESPAÑA, ¿CONTRA QUIÉN?


finales del siglo XVIII, Espa- volucionaria fue la llamada Guerra

A ña era una potencia venida a


menos, pero seguía albergan-
do una de las flotas más potentes
del Rosellón, en la que la penetra-
ción francesa en Cataluña, Nava-
rra y País Vasco empujó a España
del continente. Participó como ac- a pedir la Paz de Basilea (1795), a
tor secundario en las Guerras Re- borrarse de la Primera Coalición y
volucionarias, ya que, al igual que a sumarse a los aliados de Fran-
otros Estados europeos, asistía cia. La firma del Tratado de San Il-
con honda preocupación a la eclo- defonso entre ambas naciones, un
sión revolucionaria en la vecina año después, sellaba el compromi-
Francia (aliada tradicional, desde so de ambas de continuar la lucha
la primera mitad del siglo, contra contra Gran Bretaña auxiliándose
Inglaterra). España se contó entre mutuamente en caso de necesidad.
los países que declararon la guerra Desde entonces y hasta la Paz de
a Francia tras el éxito de la Revo- Amiens, España estuvo en guerra
lución, integrándose en la Primera con Inglaterra y fue aliada, si bien
Coalición en 1793. Uno de los epi- desde un segundo plano, de Fran-
ASC

sodios de esta primera Guerra Re- cia contra las coaliciones.


>>>Francia, espoleada por Napoleón, sopesó se- LA RIVALIDAD
riamente acometer una invasión de las islas britá-
nicas. Finalmente, la prudencia llevó a una opción EN EL MAR
más conservadora: atacar los intereses británicos entro de las múl- Revolucionarias en
en otros territorios para dañar indirectamente al
ancestral enemigo. El lugar elegido fue Egipto, con
la intención de interrumpir las comunicaciones
D tiples hostilidades
que despuntan
en torno a las Guerras
Egipto, en la Bata-
lla del Nilo de 1798,
en la que el genio de
con la India, la “joya de la corona”, y de añadir una Revolucionarias, capí- Nelson acabó, lite-
tulo aparte merece la ralmente, con la flota
nueva perla al Imperio colonial francés. Además, que enfrentó a Francia francesa en la bahía
Egipto permitía al Directorio mantener lejos de y Gran Bretaña, muy de Aboukir. Francia,
Francia a Bonaparte, cuyo protagonismo y popu- especialmente por el de hecho, llevó la gue-
laridad comenzaban a inquietar en París. dominio de los ma- rra hasta las costas
Tras una breve escala en Malta, que cayó sin ape- res. La Guerra Anglo- británicas en una falli-
nas resistencia, a finales de junio de 1798 Napoleón Francesa, librada en- da campaña irlandesa
desembarcó en Alejandría y puso rumbo a El Cai- tre 1778 y 1783, había al mando del general
asistido al duelo entre Lazare Hoche, que
ro, donde obtuvo una sonada victoria contra los
estos dos gigantes por fracasó más por la es-
mamelucos en la Batalla de las Pirámides, el 21 de el control del Medite- casa preparación de
julio. Egipto parecía estar a sus pies, y ya diseñaba rráneo, el Canal de la la flota gala y por las
la organización administrativa de su nueva y pre- Mancha, el Índico y el condiciones meteo-
ciada conquista cuando Nelson llegó para aguarle Caribe. El conflicto se rológicas que por las
la fiesta. En la bahía de Aboukir, el 1 de agosto, se había resuelto con vic- tímidas ofensivas de
libró la Batalla del Nilo, en la que la Marina Real toria francesa, pero In- los buques de la Royal
glaterra seguía siendo Navy. Con todo, es-
Británica bajó estrepitosamente los humos a Bo-
un enemigo temible, tos lograron impedir el
naparte aplastando a la flota francesa, de la que muy especialmente en desembarco francés
apenas sobrevivieron dos buques. el mar. Fue allí donde en apoyo de los repu-
Europa miraba con enorme preocupación las los ingleses infligie- blicanos irlandeses,
campañas del joven Bonaparte, pero aún más la ron la derrota más hu- que planeaban una re-
agresividad francesa en el continente. La funda- millante a Napoleón belión contra las auto-
durante las Guerras ridades británicas.
ALAMY

En esta pintura
moderna se recrea la
Batalla del Nilo (1 de
agosto de 1798), en la
que Nelson destrozó a
la flota napoleónica.

88 MUY HISTORIA
ción de la República Helvética en una sometida
Suiza y de la República Romana (nunca antes el
pontífice había sido depuesto), que se sumaban a
la miríada de Estados satélites de Francia, fueron
la gota que colmó el vaso.

LA SEGUNDA COALICIÓN
Nápoles y Austria tenían motivos de sobra para
unir fuerzas nuevamente con Gran Bretaña en una
nueva entente antifrancesa. Pero en esta ocasión,
además, Rusia y el Imperio otomano se pusieron
del lado de los aliados, la una agraviado por la
conquista de Malta y el otro alerta ante las cam-
pañas egipcias de Bonaparte. Nacía así, en 1798, la
Segunda Coalición, ante las reiteradas violaciones
francesas de las cláusulas de Campo Formio.
A finales de año, Francia estaba en una posición
muy vulnerable. La derrota en la Batalla del Ni-
lo, sumada a las contundentes contraofensivas de
Rusia en Malta y de Nápoles en Roma, la ponía
frente a la cruda evidencia de que se enfrentaba
con fuerzas que la doblaban en número, y en múl-
tiples frentes simultáneos. Italia, Suiza y los Países
Bajos iban a convertirse en los principales teatros
de operaciones, y Francia sabía que era crucial to-
mar la iniciativa, golpear a sus enemigos antes de
que pudieran unir fuerzas con los rusos.
Francia sufrió una gravosa derrota el 15 de agos-

GETTY
GENIO
to en Novi, en el norte de Italia. El frente italiano empujón que necesitaban los ejércitos franceses MILITAR.
se había convertido, de hecho, en un quebradero para inclinar la balanza definitivamente. El ruso
de cabeza para el Directorio gracias a la aguerrida Napoleón dirigió a las tropas galas en la Batalla Aleksandr
y exitosa oposición del gran Aleksandr Súvorov, de Marengo, en el norte de Italia, el 14 de junio de Suvórov (1730-
1800), príncipe
uno de los militares más dotados del período, pero 1800, logrando en ella una victoria decisiva frente de Italia, se
las armas francesas pudieron resarcirse apenas un a los austríacos, que fue ratificada pocos meses enfrentó en la
mes después, el 25 de septiembre. En las orillas después en uno de los últimos frentes abiertos: Segunda
del río Limago se libró la Segunda Batalla de Zú- en Hohenlinden, el 3 de diciembre, batalla en la Coalición a
rich, en la que el futuro mariscal de Francia André que Austria recibió la puntilla de manos del expe- Francia. Fue uno
de los pocos
Masséna obtuvo una brillante victoria frente a las rimentado Moreau. La Segunda Coalición quedó generales de la
huestes rusas de Aleksandr Korsakov, expulsando así definitivamente desarticulada. La firma del historia que
al enemigo al norte del Rin y tomando el control Tratado de Lunéville con los austríacos, en 1801, nunca perdió
del frente suizo de manera definitiva. ratificó las cláusulas de Campo Formio y perfiló una batallla.
Los aliados comenzaron a ceder terreno en todos a Francia como la gran triunfadora. Unos meses Arriba, en un
los frentes y finalmente, al término de octubre, retrato pintado
después, en marzo de 1802, franceses y británicos
en 1799.
los rusos se retiraron del norte de Italia. Mientras, firmaron el Tratado de Amiens, que reconocía las
Bonaparte lidiaba con los turcos desplazando sus conquistas francesas y sellaba una paz muy pre-
huestes desde Egipto a Siria, caria entre las dos grandes po-
en una campaña estéril que tencias. El gran vencedor, sin
solo puede tildarse de sonado
fracaso. Pero en Europa la Se-
En la Segunda lugar a dudas, fue el imparable
Bonaparte, que ya era enton-
gunda Coalición había comen-
zado a desintegrarse. La fallida
Guerra de Coalición, ces cónsul, dueño y señor de
la República francesa. Se abrió
invasión anglo-rusa de los Paí-
ses Bajos fue uno de los últi-
Italia, Suiza y los así un breve paréntesis de paz
en Europa, bisagra entre las
mos intentos de la alianza de
tomar la iniciativa y el regreso
Países Bajos fueron Guerras Revolucionarias y las
Guerras Napoleónicas. Pero
de Bonaparte a Europa dio el los escenarios esa es otra historia. MH

MUY HISTORIA 89
DEL DIRECTORIO
AL 18 DE
BRUMARIO
La historia prepara con cuidado sus momentos decisivos. Uno de
ellos tuvo lugar el 28 de julio de 1794 (10 de Termidor del año II de la
Revolución Francesa) cuando la cabeza de Robespierre cayó, con un
sonido húmedo, al cesto ensangrentado que la nación disponía al pie de
la guillotina, en previsión de que las testas cortadas rebotasen y rodasen
por el tablado del cadalso, lo que se consideraba de mal gusto.

ALBERTO PORLAN
ESCRITOR Y FILÓLOGO

90 MUY HISTORIA
PRISMA
GOLPE DE
TERMIDOR.
En los días 9 y
10 de Termidor
del año II (27 y
28 de julio de
1794), la
Reacción
Termidoriana
puso fin al
gobierno
jacobino de
Robespierre
(grabado
coloreado).
A
quel acto puso fin a la fase más triste
y sanguinaria de la Revolución, a la
que se conoce, simplemente, como el
Terror. El propio Robespierre (el Inco-
rruptible) proclamaba que era preciso
“organizar el despotismo de la libertad
para aplastar el despotismo de los reyes”, y la má-
quina de matar subía y bajaba incesantemente a
instancias de unas leyes despóticamente revolu-
cionarias. El gobierno jacobino, apoyado tumul-
tuariamente por los sans-culottes, comenzó a
ajustar cuentas con los sectores republicanos me-
nos radicales, y el proceso fue en aumento hasta
que los propios elementos que secundaban al In-
corruptible (como Barras, Carrier y Fouché) cre-
yeron escuchar el silbido de la cuchilla sobre sus
cogotes y se unieron contra él con la excusa de

ALBUM
que aspiraba a la dictadura; la misma acusación
que invocaron los asesinos de César.
Los sesenta meses y medio transcurridos desde UN ASESINO ASESINADO. Este grabado
anónimo muestra a Jean-Baptiste Carrier (1756-
la toma de la Bastilla hasta la ejecución de Robes- 1794), responsable de 10.000 muertes en Nantes
pierre fueron el período más agitado de la historia durante el Terror, que cayó guillotinado.
de Francia. A esas alturas todo el mundo, hasta
los canallas, estaba asustado y agotado, de modo
que el final del Terror abrió la puerta a una etapa de la Convención. Además, se persiguió a los im-
que forzosamente había de ser de transición y re- plicados más directamente en las purgas terroristas.
conocimiento de los excesos cometidos. La nueva
RÓDANO Convención nacida en el mes de Termidor volvió
SANGRIENTO. a liberalizar la vida económica, y sus miembros se DE UN TERROR A OTRO TERROR
En la imagen,
el Ródano a dispusieron a redactar una Constitución en la que Así, el 16 de diciembre de 1794 fue guillotinado
su paso por se establecieran los principios necesarios para im- Jean-Baptiste Carrier, abogado del Estado y vi-
Avignon bajo el pedir la preeminencia de unos poderes del Estado cepresidente de la Convención que, como presi-
puente de Saint sobre otros. La independencia de los poderes eje- dente de un tribunal revolucionario, había sido
Benezet, con el cutivo, legislativo y judicial que había preconizado responsable de los asesinatos de Nantes, donde
Palacio de los
Papas a la
medio siglo antes el barón de Montesquieu debía unas 10.000 personas fueron exterminadas en
derecha. Aquí, ser la piedra de toque de la nueva Carta Magna. campos de prisioneros, fusiladas o arrojadas al
las masas Desde luego, había que empezar por demoler las Loira con pesos en los pies.
asesinaron a instituciones que propiciaron y tutelaron el Terror. Los guillotinadores fueron guillotinados o linchados
todo un tribunal Para ello se impuso una renovación radical: cada en medio de un ambiente vengativo que se extendió
revolucionario
mes era sustituida la cuarta parte de los integrantes por toda Francia, con especial incidencia en Lyon y
y arrojaron los
cadáveres al río.
AGE
En la Noche-
buena de 1794,
la Convención
abolió la Ley de
Máximos
y Francia
regresó al libre
mercado
GETTY

LYON, MUY
CASTIGADA.
el valle del Ródano. Aquella ola de venganza quedó una República burguesa y la defensa de los grandes Fue una de las
en la historia como el Terror blanco y produjo miles intereses económicos y financieros. Como había ciudades en que
de víctimas, no solo entre quienes habían tomado proclamado Robespierre, la contrarrevolución se el Terror blanco
–la ola de
parte de alguna manera en la Administración an- agazapaba tras las finanzas. venganza tras el
terior, sino que también se usó para ajustar viejas En la Nochebuena de 1794, la Convención abolió Terror– se cobró
rencillas, eliminar a competidores e incluso liquidar la Ley de Máximos establecida en pleno período más víctimas.
a molestos acreedores bajo acusaciones falsas. Los del Terror a instancias de los sans-culottes, una Tiempo antes,
crímenes políticos eran cotidianos. norma revolucionaria que regulaba los precios en 1793, había
sufrido un largo
y los salarios en un intento de terminar con los sitio de los
acaparadores. Así regresó el país al régimen de realistas contra
REVIRTIENDO EL CAMBIO libre mercado, culminando un proceso que los la Convención,
Se asaltaron algunas cárceles y cientos de presos termidorianos habían iniciado –con miras a eli- que se recrea
fueron pasados a cuchillo. En Avignon, los ven- minar la economía revolucionaria– cediendo en este grabado.
gadores detuvieron a un tribunal revolucionario servicios públicos a compañías privadas y libe-
al completo, asesinaron a todos sus miembros y ralizando las importaciones. El capitalismo, que
arrojaron sus cuerpos al Ródano. En las poblacio- estaba siendo puesto a prueba por primera vez
nes grandes y pequeñas aparecieron listas de re- con la inauguración de la Edad Contemporánea,
volucionarios a los que se inducía a atacar, y a la iba a demostrar su capacidad para sobrevivir a
vez corrían constantes bulos sobre un rearme de las las crisis políticas más agudas.
fuerzas realistas. Pero lo que había en el fondo de Aunque Francia seguía siendo un volcán y estaba
las reformas termidorianas era la consolidación de lejos de haber conquistado una estabilidad >>>
En el Directorio, el
poder se repartía entre
cinco directores para
evitar el liderazgo único
y sus tentaciones
Germinal (abril) de 1795, cuando una multitud de
sans-culottes irrumpió en la Convención exigien-
do pan y el retorno a la Constitución jacobina del
año I. Sin embargo, ni estos eran tan fuertes ni los
oficiales de la Guardia Republicana tan escrupulo-
sos como antes. Los manifestantes comprendieron
que los militares estaban decididos a intervenir y
abandonaron el campo después de farfullar algunas
exigencias confusas. La sangre no llegó entonces al
río, pero el motín de Germinal fue utilizado por la
Convención para imponer el estado de sitio. Unos
cuantos diputados jacobinos fueron condenados a
la “guillotina seca” (o sea, deportados a la Guaya-
na), mientras que quince antiguos miembros del
Tribunal Revolucionario fueron a parar a la guillo-
tina sin más. Al mismo tiempo, se firmaba la paz
con Prusia, que aceptaba el dominio francés sobre
los territorios ocupados en el Rin.

SE ESTABLECE EL DIRECTORIO
Los acontecimientos se sucedían unos a otros pi-
GETTY

sándose la cola. Al motín de Germinal siguió, seis


EL “HOMBRE semanas después, el levantamiento de Pradial (ma-
FUERTE”. yo), con protagonistas muy parecidos a los ante-
Las tensiones >>>política semejante a la de las monarquías ab- riores. Vecinos de barrios miserables parisinos se
en el Directorio solutistas que la rodeaban, la fortuna le sonreía en presentaron en la Asamblea, pero conscientes del
propiciaron la
las guerras exteriores. En muchos militares había resultado del motín anterior esta vez llegaron ar-
irresistible
ascensión de prendido el orgullo revolucionario nacionalista, mados y dispuestos a todo. Uno de los diputados
un general que los envalentonaba en los campos de batalla. que trató de detenerlos en la puerta recibió un dis-
corso de Así se desprende de la carta de un joven oficial pru- paro sin aviso, y a continuación la turba le cortó
nombre siano a su familia, en la que se pregunta qué hacer la cabeza y la exhibió en lo alto de una pica. Con
pintoresco: frente a un enemigo que asalta la trinchera gritan- la llegada de la Guardia Nacional, los amotinados
Napoleón
Bonaparte do “¡Viva la nación!” en vez de gritar “¡Viva el rey!”. fueron desalojados del edificio, pero los desórdenes
(sobre estas Por vez primera, el ejército estaba en sintonía con se extendieron por todo París, sobre todo por los
líneas, en la Convención termidoriana, en la que veía por fin barrios populares, donde se levantaron barricadas
un cuadro de unas inclinaciones hacia objetivos muy de su gusto, y se organizó la resistencia. El ejército actuó con
Antonie Jean entre ellos el mantenimiento del orden. una rotundidad y convicción desacostumbradas y
Gros de 1796).
Después del Terror, ya no había vuelta atrás. Una los amotinados fueron reducidos a cañonazos. Ya
vez descabezados los elementos revolucionarios no estaban los tiempos para grandes sutilezas.
más conspicuos y carismáticos, el músculo social En agosto, volvió a organizarse la República en tor-
de los desposeídos y los sans-culottes perdió casi no a una nueva Constitución. Con ella se canceló el
todo su vigor. Por su parte, el ejército había cambia- experimento del sufragio universal y se estableció
do mucho, y los militares ya no tenían escrúpulos el sufragio censitario por el que solo eran electores
en dirigir sus armas contra el pueblo exaltado. Todo los varones con buena economía. Con el propósito
esto se comprobó con el motín popular del 12 de de reducir la personalización del liderazgo único y

94 MUY HISTORIA
GETTY

EL PUEBLO
SE AMOTINA.
sus tentaciones, el poder ejecutivo se repartía en- problemas, y ganaba de un golpe otros nueve de- Tras el motín de
tre las manos de cinco directores (el Directorio), partamentos. Sin embargo, siguió topándose con la Germinal vino el
de Pradial,
mientras que el poder legislativo se fragmentaba en reacción borbónica. Los realistas parisinos se echa- mucho más
dos cámaras: el Consejo de los 500 y el Consejo de ron a la calle el 13 de Vendimiario (octubre), sor- sangriento: la
los Ancianos, con atribuciones similares a lo que prendiendo por su número y su preparación. Para turba le cortó
hoy serían respectivamente Congreso y Senado. hacerles frente, el director Barras apeló a un joven la cabeza al
Cada director debía ser escogido por los Ancianos general de brigada, corso de origen, que se había diputado Feraud
(arriba, óleo
a partir de una terna propuesta por los Quinientos, hecho famoso en el sitio de Toulon y ostentaba el de Fragonard
y su misión específica era la de actuar como meros pintoresco nombre de Napoleón Bonaparte. El cor- de 1830).
agentes del poder legislativo, sin emitir su opinión so demostró desde el primer momento que estaba
ni intervenir en sus sesiones o deliberaciones. dispuesto a actuar a fondo y sin contemplaciones.
El Primer Directorio empezó a actuar en un buen Cargó los cañones con metralla y dispersó a las
momento. Francia se había anexionado Bélgica sin fuerzas borbónicas, que dejaron 300 muertos >>>

GRACO BABEUF, APÓSTOL DE LA IGUALDAD PERFECTA


a Revolución Francesa atizó los sueños de muchos iluminados.

L Uno de los más pintorescos fue François-Noël Babeuf, conoci-


do como Graco Babeuf (dcha., en un grabado de 1869), que
estaba obsesionado por la idea de lograr una sociedad perfecta- GETTY

mente igualitaria, para lo cual proponía empezar con la abolición


de la propiedad privada. En la historia de las teorías políticas utópi-
cas, las nociones de Babeuf, surgidas al calor revolucionario de su
tiempo, suponen un referente para los orígenes de los movimientos
anarquista, socialista y comunista posteriores. Porque Babeuf ha-
blaba de una sociedad cuyos miembros no habrían de preocuparse
por los medios de subsistencia, la sanidad ni la educación, que co-
rrerían a cargo de la colectividad. Y precedió a Lenin en la idea de
que la revolución debe ser protagonizada por una élite. Por supues-
to, su grupo (los Iguales) estaba llamado a asumir esa tarea, pero
los conspiradores no tenían futuro, porque eran bien conocidos por
la policía y estaban infiltrados desde el primer momento. En una re-
dada múltiple, fueron detenidos nada menos que 250 miembros de
los Iguales con Babeuf a la cabeza. El apóstol del igualitarismo fue
guillotinado en mayo de 1797, a los 36 años de edad.
NAPOLEÓN ANTE
LOS ANCIANOS
o fue ni mucho menos su mejor discurso. Por el contrario, fue uno de

N los peores y hubo de pronunciarlo en un momento crítico, tal vez el


más crítico de su extraordinaria vida. Bonaparte, intimidado ante el
Consejo de los Ancianos (dcha., este representado en un grabado co-
loreado), no acertaba con las palabras apropiadas. Parece que, en aquel
momento, el hombre que presumía de autodominio perdió por una vez los
nervios. Apenas consiguió balbucear unas cuantas frases vulgares:
“Ayer, cuando me llamasteis, estaba en París muy tranquilo, y hoy se
me colma de calumnias. Todas las facciones me han rodeado tratando
de ganarme para su causa. No hay tiempo que perder, el Consejo de
Ancianos debe pronunciarse. Me conocéis: sabéis que no soy un intri-
gante. Me parece que he dado sobradas muestras de fidelidad a la pa-
tria. He creído mi deber unirme a este Consejo de los Ancianos. Los
medios de salvar a la patria están en vuestras manos. Si vaciláis en ser-
viros de ellos, si consentís que la libertad perezca, seréis culpables an-
te el universo, Francia, la posteridad y vuestras familias”.

GETTY
>>>a sus espaldas. En ese momento comenzó a que democrático– que se estaba dibujando, los
EL HOMBRE crecer su fama. Fue promovido a general de divi- republicanos dieron un golpe de Estado durante
PARA TODO. sión y se paseó por los salones parisinos. Pero aún el mes de Fructidor (septiembre). Alarmados por
Charles-Maurice no había llegado su gran momento. el avance de las posiciones políticas borbónicas,
de Talleyrand El nuevo sistema que se había dado Francia para tres de los cinco miembros del Directorio –La Ré-
(1754-1838) prevenir los personalismos repartiendo el poder velliére, Barras y Reubel– apelaron al ejército para
tuvo altos
cargos en la
ejecutivo en cinco miembros no resultaba efec- que disolviera las dos asambleas legislativas bajo
Iglesia, la Corte tivo. Al diluirse las responsabilidades, le faltaba el pretexto (que nunca llegó a demostrarse) de
de Luis XVI, contundencia y firmeza, y pronto se demostró que existía un acuerdo secreto entre los realistas
la Revolución, que era un caldo de cultivo para todas las corrup- y los británicos para acabar con la República. Y
el Imperio telas. La idea de que la República ideal resulta- los militares accedieron, aunque a regañadientes
napoleónico
y la
ba ser un mito o una fantasía de los filósofos y advirtiendo de que sería la última vez.
restauración se empezó a imponer, y la veleta del interés
borbónica. público amenazó con orientarse peligro-
samente hacia la opción de restaurar la LA HORA DE BONAPARTE
monarquía. Se exigió que todos los elec- La situación empezaba a resultar angustiosa. El Di-
tores jurasen una declaración contra la rectorio de cinco jefes no funcionaba, y en el am-
anarquía y la monarquía, pero los resul- biente flotaba la idea de que era preciso encontrar
tados de los sufragios viraron clara- al “Gran Hombre” que volviera a encauzar la Repú-
mente a la derecha y los políticos blica dándole una nueva Constitución. Un grupo de
monárquicos ampliaron en buen estadistas avezados, entre los que se encontraban los
número su presencia. Ante el pa- imprescindibles Fouché y Talleyrand, maduraron
norama –amenazador, aun- la idea de suprimir el Directorio con un autogol-
pe para poner en marcha un sistema político más
efectivo por más personalizado. Y allí estaba, recién
desembarcado de sus hazañas italianas y orientales
que todos habían seguido con admiración, aquel
joven y prestigioso general Bonaparte, a quien al-
gunos conspiradores suponían manipulable. Muy
pronto demostraría que era todo lo contrario, pero
en aquellos momentos parecía la persona adecuada
para protagonizar el golpe por el que el Directorio
sería sustituido por un Consulado de tres miembros.
Por supuesto, Napoleón exigía ser uno de ellos.
El 18 de Brumario (9 de noviembre) de 1799,
ASC

con las dos Cámaras reunidas en Saint-Cloud,


GETTY

OTRO GOLPE
Alarmados por el avance borbónico, La Révelliére, SE CONSUMA.
Sobre estas

Barras y Reubel apelaron a un golpe del ejército líneas, un


cuadro del
pintor y
grabador
Bonaparte se presenta ante el Consejo de los An- hermano si alguna vez llega a atentar contra la François
cianos y se dirige a ellos empleando un tono pa- libertad de los franceses. Es suficiente para los Bouchot (1800-
tético que en nada le beneficia [ver recuadro]. militares, que calan las bayonetas y, entre risas, 1842) que
Más tarde, a las puertas de la Orangerie donde se expulsan a los diputados de la Orangerie. Por su recrea la
irrupción de
ha reunido el Consejo de los Quinientos, Lucia- parte, el Consejo de Ancianos, avisado por Lu- Napoleón ante
no Bonaparte observa que los soldados no tie- ciano de lo que acaba de ocurrir con los Qui- los Quinientos.
nen muy claro lo que se pide de ellos. En un nientos, decide aprobar el nombramiento de los
arranque teatral, echa mano de una espada y, tres cónsules y suspender la sesión. El golpe se
dirigiendo la punta hacia el pecho de Napoleón, ha consumado: la historia de Europa comienza
proclama a gritos que atravesará el corazón de su un capítulo nuevo. MH
EL

FIN DE UN
SUEÑO
MUY
FECUNDO
Con el Consulado, primero, y el Imperio
napoleónico, a continuación, se
desvanecieron muchas de las conquistas
de la Revolución Francesa. Pero no todas...

RUBÉN BUREN
ESCRITOR
GOLPE DE
BRUMARIO.
El noble y militar
Murat, cuñado
de Napoleón
Bonaparte,
tuvo una activa
participación
en este
levantamiento,
como muestra
esta acuarela
de 1903.

ALBUM
ANTES DEL GOLPE
■ Emmanuel-Joseph Sieyès (a la derecha), el sa-
cerdote conspirador que preparó el golpe de Bru-
mario que traería el Consulado y, con él, el fin de la
Revolución, pensó en un principio encomendarle la
tarea al joven general Joubert (a la izquierda), más
manejable que el corso. Pero este militar murió en
la Batalla de Novi, el 15 de agosto de 1799.

PRISMA
ALAMY

E
l golpe de Brumario, que tuvo lugar entre moderado que ni la piedra de Rosetta podría ha-
el 9 y el 10 de noviembre de 1799, supu- ber descifrado. Él mismo se respondía: “Dividid
so el desmantelamiento de la Revolución. para impedir el despotismo; centralizad para evi-
Los desmanes del Terror de los jacobinos tar la anarquía”. Si lo tenía tan claro desde el prin-
y los caciques provinciales, con miles de cipio, ¿cómo dejó que Napoleón le metiera un gol
guillotinados sin juicio justo (recordemos por la escuadra y se proclamase emperador, tras
que Robespierre había anulado la posibilidad de reformar varios artículos de la Constitución pa-
defensa y los testigos de los acusados), pusieron ra hacerse Cónsul vitalicio? Bonaparte, mientras
en bandeja el cambio hacia la dictadura. El Di- aceptaba el encargo del golpe, comentaba: “Sieyès
rectorio que había ostentado el poder desde 1795, cree ser el depositario de la verdad”.
con un continuo baile de sillas, había intentado El caso es que el golpe necesitaba una figura
moderar un equilibrio imposible entre los revo- que supiera unir a los franceses, alguien que
lucionarios y las corrientes monárquicas, que pre- transmitiera unidad y fuerza. Sieyès veía el ca-
tendían reinstaurar los viejos principios. mino libre para sacar del escritorio la Constitu-
ción que llevaba preparando ya unos años, así
que él fue el ideólogo del golpe que facilitó la
EL IDEÓLOGO DEL GOLPE ascensión de Napoleón. Recordemos que mu-
En el baile, se hizo fuerte Emmanuel-Joseph chas potencias europeas seguían unidas
Sieyès, el sacerdote que se había pasado contra la Francia revolucionaria, con
a las filas del Tercer Estado durante guerras constantes en las fronte-
los Estados Generales de Luis XVI. ras; y, aunque las buenas cose-
Sieyès, con un discurso a medio chas del 97 y 98 suavizaron las
camino entre lo conservador y luchas campesinas, el gobierno
lo puramente revolucionario, era tenía dos caballos que tiraban
una voz muy respetada, más por demasiado de una cuerda ya
sus escritos que por sus escasas desgastada entre neojacobinos
dotes de oratoria: “En el gobierno y monárquicos, a los que ahora
y más en la Constitución política, se temía más que a ninguno.
la unidad absoluta es despotismo, En un principio, era al joven ge-
la división absoluta es anarquía; la neral Joubert al que Sieyès iba a
división con la unidad confiere la ga- encargar el golpe: era fácil de ma-
rantía social sin la cual toda libertad nejar, con una carrera militar impe-
es precaria”. Sin duda, un jeroglífico cable y muy prometedora, pero re-
pentinamente murió el 15 de agosto
de 1799 en la Batalla de Novi (Ita-
lia) a manos de las tropas de
la Segunda Coalición, y
el sacerdote tuvo así
PRIMER CÓNSUL. que decidirse por el
La Constitución de 1799
repartió el poder entre corso, vencedor en
tres cónsules, a la todos los frentes y
cabeza de los cuales se admirado en todo el
situó a Bonaparte (retrato país, pero ingober-
de Gérard Chantilly); tras él, nable. Napoleón
Sieyès y Ducos, luego
sustituidos por Cambacérès estaba en Egipto
ASC

y Lebrun. intentando cortar

100 MUY HISTORIA


las líneas comerciales de Inglaterra, pero re-
gresó de inmediato, cruzando el Mediterráneo,
para hacerse cargo del Consulado.
CRONOLOGÍA
10-11-1799
GOLPE DE BRUMARIO
Emmanuel-Joseph Sieyès está detrás de los conspiradores que
UNA NUEVA CONSTITUCIÓN, OTRA VEZ... escogen a Bonaparte para este levantamiento militar que
Bonaparte había afirmado en 1797: “Cuando la feli- supondrá, de hecho, el desmantelamiento de la Revolución.
cidad del pueblo francés esté fundada sobre mejores
leyes orgánicas, Europa entera será libre”. La Cons- 24-12-1799
titución aprobada el 24 de diciembre de 1799 (4 de
NUEVA CONSTITUCIÓN
Nivoso del año VIII, según el calendario revolucio- Se aprueba la Constitución del 4 de Nivoso del año VIII, según el
nario) contiene 95 artículos, aunque en ninguno hay calendario revolucionario. En ella se establece el nuevo sistema
una Declaración de Derechos. Se reparte el poder de gobierno republicano: el Consulado, con Napoleón al frente.
entre tres cónsules: Napoleón Bonaparte, el primero;
Sieyès, como segundo, y Roger Ducos, que ya había 18-1-1800
formado parte del Directorio, como tercero. Los dos SE FUNDA EL BANCO DE FRANCIA
últimos son sustituidos por Cambacérès y Lebrun Es una de las medidas puestas en marcha por los cónsules para
algo despúes. La verdad es que Sieyés recibió tierras, recuperar la “normalidad”. Poco después, el 15 de febrero, se
propiedades en Versalles, una casa en la capital y reabrirán palacios como el de las Tullerías, que acabaría siendo
incendiado en otra revolución, la de la Comuna de París, en 1871.
350.000 francos por abandonar su puesto y dejar el
camino libre a los nuevos cónsules (Ducos, apenas
100.000 francos). Se consuma el giro a una dictadura.
Sieyès creía que el poder legislativo tenía que cambiar
y crear leyes fuertes, estudiadas y no improvisadas,
pero el general Bonaparte se hace con el control del
ejecutivo y del legislativo, así como se va reservan-
do la elección de jueces y tribunales. El 2 de agosto
de 1802, Napoleón se convertirá en Cónsul vitalicio,
dando el definitivo golpe de mano. Sieyès preferirá
dejarse sobornar y echarse a un lado.
La Constitución de Sieyès, con las modifica-
ciones del Primer Cónsul, vuelve a centralizar
el poder del Estado, quitándoselo a los pode-
res locales. Pero, en contra de lo anterior, pro-
mueve la elección de los representantes desde
GETTY

arriba, no desde abajo: “La confianza viene de


abajo, la autoridad de arriba”.
La idea era intentar mantener un gobierno firme, 2-8-1802
duradero y republicano, aunque Napoleón comen- NAPOLEÓN ES PROCLAMADO
taría aquello de que la Revolución ya había conse- CÓNSUL VITALICIO
guido sus objetivos y que, por lo tanto había ter- Previamente había ido adquiriendo más y más poder, tras la
minado. El 18 de enero de 1800 se funda el Banco retirada forzosa de Sieyès y Ducos y el nombramiento como
de Francia; el 5 de febrero comienzan a reabrirse cónsules segundo y tercero de Cambacérès y Lebrun.
palacios –las Tullerías a los cónsules–, se reabren
escuelas y universidades, vuelve la amistad con Es- 25-3-1802
tados Unidos... Pero lo más importante fue el >>> TRATADO DE AMIENS
Este acuerdo de paz pone fin a la guerra entre el Reino Unido y
la Primera República francesa, con sus respectivos aliados. Se
En la Constitución de firma en la ciudad del norte de Francia que le da nombre y
supone la conclusión de la Segunda Coalición.

1799 no había una 28-5-1804


Declaración de Derechos, BONAPARTE, EMPERADOR
Napoleón se proclama emperador en mayo, aunque la ceremonia

a pesar de estar com- de su coronación por el papa Pío VII será el 2 de diciembre de
ese mismo año en la catedral de Notre Dame. Es la puntilla final a
la Francia republicana surgida de la Revolución.
puesta por 95 artículos
MUY HISTORIA 101
>>> control del bandidaje que asolaba los caminos la soberanía popular que devino de los cambios
de toda la Francia rural, incorporando casi 6.000 revolucionarios al frente, aunque no dudó en
hombres a la Gendarmerie. Ahora las redes de co- “acudir a las bayonetas” para que treinta millo-
mercio interno podían volver a funcionar y millo- nes de franceses se despojasen de la ineptitud
nes de franceses se sintieron seguros por primera de sus gobernantes. Inglaterra pronto animaría
vez desde hacía muchos años. Por si acaso, se devol- a toda Europa contra el nuevo dictador.
vió también el lujo a la capital y las industrias de ro- Napoleón quiere aparecer como un hombre cer-
pa, seda, perfumes y carruajes caros se reactivaron. cano al pueblo; por eso, figura en la Constitución
como citoyen (ciudadano), no como militar. “No
gobierno como general, sino porque la nación
COMO UN ESPÍRITU DE OTRO MUNDO cree que tengo las cualidades civiles adecuadas
BONAPARTE Edmund Burke denominó así –“ Like a spirit para el gobierno”, diría en 1801. Será después
EN JAFFA. from another world”– a Napoleón en sus anua- cuando se establezca una verdadera dictadu-
En esta ciudad rios para la sociedad inglesa. Pensaba, aunque ra militar, al proclamarse emperador. Pero no
palestina mostró luego cambiaría de opinión, que Bonaparte iba debemos olvidar quién es este general que, por
toda su crueldad
a reconvertir los desmanes de la Revolución ha- ejemplo, el 10 de marzo de 1799, en la toma de
al mandar
degollar a 3.000 cia un camino más parecido al de la Revolución la ciudad de Jaffa, había degollado a 3.000 prisio-
prisioneros tras inglesa de cien años antes, como un Cromwell; neros otomanos después de prometerles salvar
prometerles el pero no fue así. Napoleón creía firmemente en sus vidas (había empezado fusilándolos, mas al
perdón. Abajo, que había que reorganizar la nación y tener claro no disponer de demasiada munición, optó por
un cuadro el concepto de Estado, volver a ser patriotas, con el cuchillo). O que había permitido a sus tropas
de Antoine-
Jean Gros.
ASC

102 MUY HISTORIA


los horribles desmanes, asesinatos, violaciones y
saqueos de las ciudades conquistadas que flaco
favor hicieron a la exportación de las ideas revo-
lucionarias por Europa.
Genio en la guerra, genio en la paz: en un juego
de alianzas, envía a los prisioneros de las pasa-
das campañas de Holanda y Suiza, bien unifor-
mados, con banderas y música, hasta la frontera
rusa. A partir de febrero de 1801, después de la
paz con Austria, ya no queda más enemigo que
Inglaterra y el Tratado de Amiens (25 de marzo
de 1802) pacifica a las dos potencias establecien-
do la tan deseada paz en Europa.

LA ASCENSIÓN AL OLIMPO
Los ciudadanos debían ratificar la ascensión de
Napoleón, para que nadie pudiera luego rasgarse
las vestiduras. En apenas dos años había apun-
talado su posición de Primer Cónsul por un pe-
ríodo de veinte años, pero todavía no tenía >>>
ALAMY

El actor
FOUCHÉ, EL francés
Fabrice
A partir de INVENTOR DEL Luchini como
ESPIONAJE MODERNO Fouché
febrero de ouché había mudado de pensamiento con ca-
en El
emperador de
1801, tras F da oleada revolucionaria, alineándose siempre
junto al vencedor. Amigo de Marat, con el que
teorizó sobre ideas protocomunistas, consiguió
París (2018,
Jean-François
Richet).
firmarse adelantarse y llevar a Robespierre a la guillotina
antes de caer él. Fue también el Jefe de la Policía
la paz con durante parte del Directorio. Metido siempre en el
terror de Estado, apoyó a Napoleón en el golpe de

Austria, Brumario y le animó a convertirse en emperador; y


este le nombró a cambio Jefe de la Policía durante

no le quedó todo el Imperio. Se decía que sabía los secretos de


toda Francia, lo que inspiró la noción del “Estado-
Fouché”, que sería como un sistema sin liberta-
ya más des controlado por una red de espías e infiltrados.
Uno de sus sobrenombres era “el Ametrallador de

enemigo que Lyon”, por la persecución y asesinato a cañonazos


de burgueses y religiosos en dicha ciudad. Aun-

Inglaterra que votó a favor de la muerte de Luis XVI y María


Antonieta, consiguió posicionarse junto a la reins-
tauración de Luis XVIII. Sería expulsado de Fran-
cia mientras confeccionaba listas de antimonárqui-
cos, es decir, sus “amigos”. Napoleón dijo: “Solo
he conocido a un traidor, Fouché”. Tras la caída de
Waterloo, presidió el gobierno de transición en Pa-
rís mientras los imperios reinstauraban la monar-
quía. No todo es cinismo y terror en él; se dice que
tenía un corazón escondido, ya que amaba a su
mujer enfermizamente y veneraba a su hija hemi-
pléjica, a la que siempre cuidó con dedicación.

MUY HISTORIA 103


NAPOLEÓN Y LA HOMOSEXUALIDAD
on las Constituciones revolucionarias gustos refinados, provenientes de su fami-

C y el laicismo cambia la percepción de


la homosexualidad como una cues-
tión de pecadores, que pasan a ser “tan
lia de juristas, y era abiertamente homo-
sexual. Napoleón le tenía confianza y bro-
meaba con sus gustos de alcoba sin im-
solo” enfermos o delincuentes. Al igual portarle lo más mínimo. Se decía que solo
que en la lucha por los derechos de las Cambacérès y Josefina podían aguantar
mujeres (se borra el delito de brujería, por los arrebatos de carácter del corso. Napo-
ejemplo), se inicia la implantación de una león también nombró a otro homosexual,
semilla que todavía sigue avanzando en Fièvèe, prefecto del Departamento de Nié-
nuestros días. Cambacérès, el Cónsul que vre; compartía lecho públicamente con el
se convertiría en archicanciller (máximo dramaturgo Théodore Leclercq y ambos
mandatario por detrás de Napoleón), era escandalizaban a la población del lugar,

GETTY
un tipo especial: tenía un físico bastante que terminó aceptando la situación. En
desagradable, con una nariz y una barbilla 1810, Bonaparte despenalizó las relacio-
de bruja, un color de piel hepático y so- nes homosexuales en privado: un comien-
brepeso (dcha., retrato), aunque también zo de la lucha por la libertad sexual.

PIOTR
>>>asegurado su legado y el nuevo gobierno te- es afirmativa y no tiene que dar explicaciones. Por
nía recelos ante las divisiones por el poder. Como otro lado, acoge a decenas de miles de emigrados
KROPOTKIN.
El geógrafo, había sucedido con la pantomima de la votación (aristócratas, técnicos, ex funcionarios de calidad,
naturalista y de la Constitución del año VIII, el 7 de febrero curas, etc.) en la madre patria, que vienen muy
pensador de 1800 (con paquetes de votos falsificados por bien para el desarrollo económico y técnico; re-
político ruso el ministro del Interior Lucien), el14 de Termi- funda la nobleza, refuerza el catolicismo y devuel-
(1842-1921) fue dor del año X (el 30 de Julio de 1802) el Senado ve a la esclavitud a los negros. Coloca a científicos
príncipe y
teórico del
ratifica lo que los ciudadanos, que siguen ciegos de la talla de Laplace en puestos de decisión, pero
anarquismo, y ante el salvador, han decidido mediante votación clausura el 80% de los periódicos creados después
estudió la popular contestando a la pregunta: “¿Será Cónsul de la Revolución y prohíbe la prensa extranjera
Revolución de por vida Napoleón Bonaparte?”. La respuesta (tendremos que decir que en Europa tampoco ha-
Francesa. bía libertad de prensa).

DE CÓNSUL A EMPERADOR
La Constitución de 1804 restauraría la estructura
monárquica hereditaria: reaparecen los derechos
de la familia imperial y de los funcionarios del
Estado, lo que rompe con diez años de reformas.
Y, el 2 de diciembre, Napoleón apuñala definitiva-
mente los restos de la Revolución Francesa al pro-
clamarse emperador en Notre Dame (para más
inri antirrevolucionario, es el mismo papa Pío VII
el que le impone la corona).
Napoleón se autoproclamó el “representante del
pueblo”, y así comenzó el llamado Primer Im-
perio, que pretendía una reforma integral del
Estado francés: desde la educación a la religión,
la economía, los cultivos, la industria y un largo
etcétera, aunque con una censura y una repre-
sión incipientes, manejadas por el siniestro Fou-
ché, que ya tenía experiencia en el terror y que
había participado activamente en la elevación
del general corso al poder mediante una red de
espionaje y maniobras policiales.
Napoleón, en su retiro de Santa Elena, dejó es-
ALAMY

crito: “Si yo hubiera estado en América, habría

104 MUY HISTORIA


ALAMY

JOSEFINA,
EMPERATRIZ.
sido gustosamente Washington (...), pero si él se talismo y el individualismo como algo positivo. Tras ser
hubiese encontrado en Francia en el momento en Los pequeños propietarios ya pueden medrar coronado
que se estaba desintegrando en el interior y era sin tener que depender de la Iglesia o los nobles, Napoleón
emperador en
invadida desde fuera, lo habría desafiado a ser el lo que hace mejorar las redes de distribución y Notre Dame
mismo que yo; si hubiese persistido en querer ser consumo y el traspaso de clases económicas, así por el papa
él mismo, habría sido un estulto y habría provo- como la agilización de la industria y la conse- Pío VII, el
cado la continuación de grandes tragedias”. cuente mejora en la producción. “césar” de
Pero, sobre todo, la Revolución dejó impresa en la Francia
coronaría
historia la sensación de que nada él mismo
EL LEGADO DE LA
REVOLUCIÓN FRANCESA
Como Cónsul es inamovible o invencible. Y, a
pesar de su imperfección, planteó
a su mujer,
Josefina, como
Lo sucedido en Francia durante
diez años cambia la fisionomía
vitalicio, una nueva moralidad y búsqueda
de la libertad general. Kropotkin,
emperatriz,
momento que
política del mundo. Hay un cam-
bio de poder: nobles por bur-
Napoleón en su estudio sobre la lucha del
pueblo en la Revolución Francesa,
recrea Jacques-
Louis David
en este
gueses, pero el resultado para
los obreros y campesinos sigue
clausuró el comenta: “Lo positivo y cierto es
que, sea cual fuere la nación que
famoso óleo.

siendo incierto y no demasiado


positivo, porque ahora tendrán
80% de la entre hoy en la vía de las revolu-
ciones, heredará lo que nuestros
que luchar contra su utilización
descarnada en el libre comercio.
prensa de la abuelos hicieron en Francia. La
sangre que derramaron, la derra-
Se establecen como axioma los
principios de igualdad, libertad y
Revolución maron por la humanidad. Las pe-
nalidades que sufrieron, las dedi-
fraternidad, que calarían hondo en la sociedad caron a la humanidad entera. Sus luchas, sus
en su lucha contra la injusticia y que desembo- ideas, sus controversias constituyen el patrimonio
carían en las continuas revoluciones sociales de de la humanidad. Todo esto ha producido sus fru-
los siglos posteriores. La Revolución genera las tos y producirá otros aún más bellos, abriendo a
ideas de la nacionalización de la tierra, de la so- la humanidad amplios horizontes con las palabras
cialización comercial, de la democracia real, de Libertad, Igualdad, Fraternidad brillando como
la libertad de prensa, pero también las del capi- un faro hacia el cual nos dirigimos”. MH

MUY HISTORIA 105


HISTORIAS OLVIDADAS

En esta
ilustración
de una edición
de Robinson
Crusoe, el
náufrago halla
una huella
en la arena.
PRISMA

106 MUY HISTORIA


Pedro Serrano,
el robinsón español
Se cumplen 300 años del Robinson Crusoe (1719) de Daniel Defoe. Aquí traemos una de las
semblanzas que lo inspiraron. ¿Cuáles son sus similitudes? ¿Qué comparte la ficción con la realidad?
POR SONIA VIELMAN

A
finales del siglo XVIII, un comerciante inglés del primer fuego, la pólvora, las cuerdas, la más básica y
escuchó en Cádiz la singular historia de super- menospreciada utillería que tendrá una nueva vida y un
vivencia del naúfrago español Pedro Serrano, uso desde entonces básico en una isla desierta; la carne
que resistió ocho años en un bancal de arena de tortuga como primera fuente de abastecimiento, sus
de unas decenas de kilómetros sin agua dulce y con una huevos y sus caparazones como recipientes para el agua
escasa vegetación. La conversación hubiera sido anécdo- de lluvia; las trampas para aves, los intentos de caza y
ta de no ser aquel comerciante Daniel Defoe y la crónica pesca; la ropa que se les corrompe por la humedad hasta
recibida la inspiración para Robinson Crusoe, novela que quedar desnudos, cubiertos de vello, barbas y melenas
cumplirá trescientos años el 25 de abril. sabiendo que ese aspecto les hará ser contemplados por
Pedro Serrano fue capitán de un navío destrozado por una sus coetáneos como salvajes; el primer abatimiento por
tormenta cuando cubría una ruta ente La Habana y Carta- su infortunio e incluso el deseo de haber muerto en el
gena de Indias. Los restos del barco embarrancaron a unas naufragio antes que la larga agonía a la que se ven aboca-
leguas de distancia de un pequeño cayo llamado, después dos en una isla olvidada; la confianza, más tarde, en esa
de estos avatares, Banco Serrana. En cuanto a los supervi- nueva oportunidad hasta sentirla como una especie de
vientes, las crónicas divergen algo. Parece ser que algunos amparo del Creador (rezando, Pedro; leyendo la Biblia,
intentaron sin fortuna alcanzar las costas de la actual Ni- Robinson). En este punto es enternecedor que, cuando
caragua con una balsa y que Pedro, con mayores conoci- fuera rescatado, Pedro Serrano vociferara el credo para
mientos náuticos, no pudo disuadirlos y prefirió quedarse que fuera tenido por cristiano y no por demonio.
en la isla con dos compañeros más. El más joven tardaría
poco en enloquecer de hambre y perecer de las heridas al
intentar alimentarse de su propio cuerpo. Años más tarde, FICCIÓN Y REALIDAD
llegaron a la isla otros infortunados que también intenta- Todo esto lo comparten ambas historias y fue tomado de
ron escapar en una almadía, dejándolo con un acompa- la proeza del español. La realidad y la ficción se funden
ñante nuevo con el que tendría una convivencia irregular aún más: cuando son rescatados, tienen una vida sin pri-
hasta que fueron salvados en 1534. Sin embargo, todas las vaciones, aunque el español, por esta desdicha tan propia
narraciones convergen en que fue el único superviviente de nuestros héroes, no llegaría a disfrutar la riqueza de una
de aquella tremenda e íntima gesta. renta de 4.800 ducados concedidos por el rey.
Por encima de todo es probable que, en aquella visita a
Cádiz, al conocer a Pedro Serrano extrajera Defoe de sus
A BASE DE CARNE DE TORTUGA aventuras algo más que volcaría de manera incesante en
La isla era inhabitable, mucho más que la también caribe- su novela y que sirve de lección para hoy: sobrevivir, vivir
ña que le tocaría al personaje de Defoe: no tenía lugares incluso, es implicarse en una frenética laboriosidad. No
elevados para otear barcos de rescate ni sombra estable pararse a pensar demasiado en calamidades. Leerla aho-
posible o cueva en la que guarecerse; tampoco cabras ni ra, en su tercer centenario, es percibir que Robinson –co-
manantiales ni apenas leña o árboles, y menos uvas pa- mo Pedro– no cesa de hacer cosas. Realizar lo que pare-
ra hacer pasas (como las que sí que halló Robinson). A cen menudencias es, desde luego, un camino para man-
pesar de que tradicionalmente se piensa que la novela se tenerse en calma y buscar las oportunidades que se aga-
inspira en las peripecias de otro náufrago, Alexander Sel- zapan, urdir proyectos en pos de un resultado, pero sin
kirk, los paralelismos de las peripecias de Pedro Serrano frustrarse demasiado por el mismo, ya sea Crusoe hora-
con las de Crusoe son abundantes. dando una cueva que se desmoronaría o empalizadas pa-
De inicio, ambos se proveen de las bodegas de un barco ra protegerse de caníbales o Pedro Serrano visitando los
varado a unas leguas y al que se llega nadando con mu- despojos de la resaca del mar para alimentar el fuego y
cha dificultad. Luego están la esperanzadora búsqueda crear con las conchas una torre vigía. MH

MUY HISTORIA 107


HISTORIAS DESCONOCIDAS

El día que
un arriero
zamorano le
entregó un
burro a
George
Washington
Se trata sin duda de uno de los primeros
y menos conocidos episodios de
cooperación internacional entre España
y Estados Unidos: la importación de
un garañón a tierras americanas para
aumentar la yeguada local.

F
ue en el otoño ventoso de 1785 cuando Pedro Té- Corría la Navidad de 1778 cuando Juan de Miralles, co-
llez, un labriego zamorano con fama de hombre misionado regio de Carlos III en Filadelfia, llegó a la ca-
de taberna y gran bebedor, emprendió un viaje a pital federal en la misma época en que el general George
pie acompañado de su esposa, Manuela Pradina, Washington arribaba con su familia. A pesar de que en
desde su ciudad castellana natal hasta Bilbao, empuñan- aquella etapa ambos hombres estaban dedicados a una ac-
do en la mano la rienda de un borrico. Resulta difícil tividad propiamente militar y política, les unía su condi-
en el momento presente proyectar las adversidades que ción natural como comerciantes y agricultores. En Valley
atravesó el trío por los campos de España a finales del Forge, donde se encontraba el cuartel general del militar
siglo XVIII, pero el grupo era depositario de una misión norteamericano, fueron fraguando una amistad sólida.
trasatlántica y, por consiguiente, histórica: entregar a Como resultado de esa relación, George Washington pro-
George Washington un garañón como prototipo de se- puso a Miralles que intercediera ante Carlos III para que
mental activo que cubriese la yeguada americana, con el se autorizase la importación de dos garañones sementales
fin de enriquecer la raza en Estados Unidos. No es una para fomentar la cría de mulos en su hacienda de Mount
leyenda ni una ficción más propia del rucio de Sancho Vernon (Virginia). No en vano, los burros españoles eran
Panza, sino un episodio sorprendente que muestra tam- descendientes de las recuas de mulos que introdujeron en
bién nítidamente el carácter de los habitantes de Zamo- la Península los invasores árabes, a los que se atribuían
ra, ciudad que no se ganó en una hora. Más allá de las facultades engendradoras prodigiosas.
particularidades de ese viaje por la Península a través de Sin embargo, en la primavera de 1780, y tras un crudo in-
centenares de kilómetros de una pareja de muleteros de vierno, Miralles cae gravemente enfermo y es hospitalizado
la vieja Castilla, provistos de aguardiente y coraje, hay un en la propia residencia que Washington tenía en Morris-
antes y un después que interesa conocer. town (Nueva Jersey). Al parecer, contrajo una pulmonía

108 MUY HISTORIA


Por mera coincidencia con su mujer o por innegable reputa-
ción del peninsular, el general adoctrinó a sus hombres para
que pusieran especial cuidado en impedir la ingesta excesiva
de alcohol por parte de Téllez en su trayecto desde Nueva
Jersey hasta Virginia. Y, de este modo, el acemilero embarcó
en Bilbao junto a su burro en el bergantín norteamericano
Ranger con destino a Gloucester (Boston).
No puede pasar desapercibido en esta historia el hecho de
que el arriero desconocía la lengua inglesa y que, a su vez,
sus anfitriones y el capitán del Ranger tampoco tenían co-
nocimiento del idioma castellano. La travesía daría para un
seminario sobre semiótica y comunicación, aunque el fin
mismo de la aventura no pasa de ser un “inseminario”. Ni
que decir tiene que el burro estaba acostumbrado a las voces
recias del español mesetario y tuvo que convertirse al inglés
en un breve período de tiempo, y sin aprendizaje previo.
El 6 de diciembre de 1785, Pedro Téllez y su garañón se alo-
jaron en la taberna de Captain’s Row en Alexandria, junto a
Mount Vernon, fonda donde paraban los marinos en aque-
lla época. Cuando el zamorano recibió la invitación formal
para visitar al general, se daba por terminada una de las
primeras misiones intencionales de carácter reservado de
la diplomacia española en América del Norte. Pedro Téllez
disfrutó las fiestas pascuales en la finca del general y, según
testimonios que hacen fama en ese momento, el garañón
español se arrancó con un rebuzno imperial cuando con-
templó a la primera yegua. Washington se maravilló de ese
momento, pero más disfruto cuando comenzaron a llegar
George Washington los primeros y primorosos mulos, que iban a servir para
en su hacienda de completar la expansión militar hacia los estados del Oeste.
Mount Vernon
(Virginia), según
una litografía
coloreada de 1853.
AGENTE DOBLE A SU PESAR
ALBUM

El arriero, que no tenía un pelo de tonto, al punto descubrió


que el garañón iba a montar la yeguada que tomaría al asal-
to los territorios de Missouri, desde Saint Louis hasta Nueva
tras la celebración de una revista militar que había orga- Orleans, que eran dominio español. Probablemente, Pedro
nizado el general en honor del comisionado y falleció a los Téllez se había convertido, muy a su pesar, en el primer
nueve días. Vino a sustituir al fallecido el empresario Die- agente secreto doble español cuando tuvo que dar cuentas
go de Gardoqui, un enciclopedista, comerciante y naviero en la Corte de los planes del general. Pero la vida de espía no
de Bilbao que, desde el principio, asumió el encargo como era propicia para el gañán, que pronto regresó a su ciudad,
propio, si bien ya, para entonces, la Corte de Madrid había donde su recelosa esposa le esperaba. Mientras, el semental
autorizado el envío de un único mulo sin mayores explica- cumplió su función durante varios años. Dos siglos y medio
ciones. Así fue como, realizada la gestión por Gardoqui en después, se habla de cooperación de Estados Unidos con
territorio español, el arriero y su mujer llegaron sin nove- España. Quizá habría que nombrar embajador honorario al
dad al puerto de Bilbao con el formidable macho reproduc- bueno de Pedro Téllez. MH
tor a disposición del general norteamericano.

DE ZAMORA A MOUNT VERNON MARIO GARCÉS


Pero no acabó la gesta del matrimonio en ese instante, por- ■ Político, jurista y escritor (Jaca,
que la misión concluía con la entrega por parte de Téllez del 1967), compagina su cargo de
Secretario de Programas del PP
burro en la residencia norteamericana del general en Mount
con la literatura. Relatos desde el
Vernon. George Washington había impartido instrucciones avión (2013) fue su primera ficción
al gobernador Cushing, antiguo edecán del militar, y a su
MARIO GARCÉS

literaria e Historias de España que


mayordomo, John Fairfax, para que el viaje del mulero por nadie te había contado (2018) es su
territorio de América del Norte se hiciera sin contratiempos. última obra.

MUY HISTORIA 109


ENTREVISTA

XOSÉ M.
Núñez Seixas

HENRIKE FESEFELDT

Historiador y estudioso de los nacionalismos, Xosé Manoel Núñez Seixas (Orense,


1966) desgrana en esta charla las principales ideas recogidas en su último libro,
Suspiros de España, que está siendo todo un éxito de crítica y ventas.
FERNANDO COHNEN
PERIODISTA

110 MUY HISTORIA


P
ara usted, ¿qué es una nación? ¿Desde cuándo podemos hablar de
Una comunidad imaginada.
PERFIL nación española?
Es una comunidad de indi- PROFESIONAL En el sentido moderno del término,
viduos, territorialmente de- la nación española surge con la exis-
limitada y sujeto de derechos políticos
colectivos. A partir de ahí, cómo se E s doctor en Historia Con-
temporánea por el Instituto
Universitario Europeo de Floren-
tencia de una formulación política
que adopta, por lo menos en parte,
definen los integrantes de esa comuni- esa definición de nación como orde-
dad política es lo que hace diferentes a cia y catedrático de Historia namiento jurídico. Es decir, cuando
unos nacionalismos de otros. Contemporánea en la Universi- las constituciones liberales conside-
dad de Santiago de Composte- ran que el titular de la soberanía es la
¿Cuántos tipos de nacionalismos hay? la; también lo fue en la Universi- nación. Antes lo que existía era una
El nacionalismo tiene una enorme ca- dad Ludwig-Maximilian de comunidad política cuyo fundamento
pacidad de combinarse con otros “is- Múnich. Xosé M. Núñez Seixas principal de legitimidad era la fideli-
mos”, de ahí el secreto de su supervi- señala que el concepto moder- dad dinástica y la lealtad religiosa,
vencia. Nacionalistas fueron Garibaldi, no de nación española surgió aunque ya dentro de ella se encuen-
Hitler, Fidel Castro... y, en cierto senti- con la existencia de un Estado tran brotes protonacionalistas.
do, nacionalista es Pablo Iglesias, que liberal y que su acta fundacional
ha recogido fórmulas anteriores de la fue la Guerra de Independencia ¿Cuál fue el acta fundacional del
izquierda, como la idea de nación de contra el ejército napoleónico. moderno nacionalismo español?
naciones, para reformularlas como país Para la mayor parte de la investigación
de países, con mayor acento en la di- histórica, la guerra contra el ejército
versidad lingüística. ¿Todos son igua- napoleónico (1808-1813) es el acta de
les? No. Cada uno de ellos ha revestido la nación no es la de los vivos sino la nacimiento del nacionalismo español
la palabra nación de significados dife- de los muertos. Es decir, para ellos hay contemporáneo. Posteriormente, la
rentes y la ha combinado con cosmo- determinados criterios, como la len- historiografía liberal, a lo largo del siglo
visiones distintas. Pero todos están de gua, la cultura, el intangible “espíritu XIX, fue reinventando esa guerra, no
acuerdo, con matices, en considerar del pueblo” o la historia, que convier- exenta de ambigüedades identitarias,
que ese territorio al que ellos llaman ten a los individuos que viven en un para moldear el relato de una Guerra
nación es titular de la soberanía. determinado territorio en una nación de Independencia cuya genealogía
y en una comunidad de destino. quedó claramente plasmada, entre
¿Cuáles son los requisitos necesarios otras obras, en la monumental Historia
para ser miembros de ese colectivo? Cabe pensar que esos conceptos tam- de España de Modesto Lafuente.
Para unos puede ser la raza, para bién se pueden combinar o mezclar...
otros son los lazos de sangre, hablar En el libro cito a una historiadora fran- Aparte de la Guerra de Independen-
un determinado idioma o ser parte cesa, Anne-Marie Thiesse, que sostiene cia, ¿qué otros antecedentes se utiliza-
de un proyecto común definido por que la creación de una nación es como ron para forjar ese relato de nación?
la voluntad. Los que estudiamos este entrar en un IKEA, en donde uno es- Primero se idealizó a los que lucharon
asunto solemos hablar de dos tipos coge distintos elementos para montar contra los romanos, que pasaron a ser
ideales de nacionalismos: los cívicos y su casa. Por eso, todos los nacionalis- antecedentes de los españoles. De ahí
los etnoculturales. El primer tipo se- mos, por mucho que insistan en sus surgen los mitos de Viriato, Numan-
ría el que representa Estados Unidos, características peculiares, se acaban cia, Sagunto, etc. Después vino la idea
que defiende que el conjunto de los pareciendo bastante entre ellos. De de que los romanos acabaron creando
ciudadanos se erige en nación y estos hecho, prácticamente ningún naciona- Hispania como provincia única por-
son iguales ante la ley. En el segundo lismo cívico en origen ha renunciado que se habrían acomodado a una suer-
tipo se encuentra la tradición de la a dotarse de algún tipo de legitimidad te de espíritu nacional que ya estaría
Ilustración alemana, que afirma que apelando a la cultura o la historia. allí vivo. Más tarde, los visigodos >>>

El franquismo borró toda la


tradición del nacionalismo español
liberal, republicano y laico
MUY HISTORIA 111
DE PLENA ACTUALIDAD
a publicado numerosos libros, entre otros, Los colores de la patria. Símbolos

H nacionales en la España contemporánea (Tecnos; con J. Moreno) e Impe-


rios de muerte. La guerra germano-soviética, 1941-1945 (Alianza, 2007), una
obra que tuvo su continuación en Camarada invierno (Crítica, 2016), sobre la Divi-
sión Azul. En su último libro, Suspiros de España. El nacionalismo español, 1808-
2018 (Crítica, 2018), cuenta la historia condensada del nacionalismo español desde
que surge el concepto hasta nuestros días. Un tema de candente actualidad, por lo
que ha tenido de inmediato una gran repercusión.

>>> habrían asumido también ese del nacionalismo español provocó un


carácter inmanente de España y, sobre sentimiento de rechazo no solo hacia el Y si algo ha sobrado es el tono de coer-
todo, de su unidad territorial. La Re- régimen franquista, sino también hacia ción y amenaza. Las encuestas demues-
conquista es otro elemento de esa idea- la propia idea de España. tran que existe un complejo equilibrio
lización nacionalista, ya que los árabes entre nacionalismo español y naciona-
que vivieron ocho siglos en la Penín- ¿Cómo se puede interpretar la radica- lismos periféricos. Ninguno consigue
sula no eran percibidos como parte de lización reciente del catalanismo? imponerse de manera hegemónica en
España, del destino compartido. En el Es resultado de varios factores: un sus territorios de referencia.
siglo XVI ya existían una serie de es- proceso acumulativo de construcción
tereotipos, en parte reforzados por la nacional, la frustración política tras ¿La dictadura franquista fue la culpa-
leyenda negra, como la catolicidad, el la reforma fallida del Estatut, la crisis ble de que parte de la izquierda no se
fanatismo y el orgullo español. económica, la crisis de la utopía de la identifique con la bandera rojigualda?
Europa de las regiones... Pero también Realmente el problema arranca ya en la
¿Cuándo nacen los nacionalismos de una frustración de los nacionalistas dictadura de Primo de Rivera, que fue
gallego, vasco y catalán? ante la constatación de que no pueden cuando se produjo el primer intento
Surgen a finales del siglo XIX, como ir más allá en su proceso de construc- fallido de renacionalización autoritaria
en buena parte de Europa, donde tam- ción nacional, en parte porque hay un desde arriba. Durante la República, la fi-
bién nacieron otros regionalismos. sentimiento inmanente de pertenencia delidad a los símbolos de la monarquía
Esos particularismos territoriales, que a la identidad española en amplios sec- fue muy distintiva de casi todas las fuer-
al principio son vistos como una con- tores de la población catalana. zas antirrepublicanas. En el franquismo,
tribución a la narrativa de las grandes esa asociación de símbolos con el nacio-
naciones-Estado que se están forjando, ¿Se ha radicalizado asimismo el nacio- nalismo “facha” fue muy fuerte. Ya en
terminan desarrollando elementos de nalismo español en el último decenio? la Transición, se llegó al pacto de seguir
tensión con la narrativa central. En ese La derecha ha impulsado desde princi- usando la bandera bicolor cambiando el
proceso aparecen el nacionalismo es- pios de esta década una interpretación “aguilucho” por un nuevo escudo basa-
cocés, el irlandés, el frisón en los Países a la baja del Estado de las Autonomías do en modelos del XIX, pero es evidente
Bajos o el occitano, entre otros. Ya en y ha reforzado determinados símbolos que esa bandera sigue creando un cierto
la II República se aprobó el Estatuto de identificación nacional. Con UPyD rechazo en un sector de la izquierda, al
que otorgaba a Cataluña por primera se produce una primera radicalización igual que la Marcha Real, himno cuyas
vez la autonomía. El Estatuto vasco fue de algunos postulados, sobre todo la posibilidades de generar emoción son
plebiscitado en octubre de 1933 y el ga- recentralización parcial del Estado, una limitadas por la ausencia de letra.
llego a finales de junio de 1936. apuesta que recoge después Ciudada-
nos pero con mayor indefinición ideo- Da la sensación de que las nuevas ge-
Una vez derrotada la República, lógica, pues estimo que esta formación neraciones no tienen este problema...
¿cuál fue la reacción de la dictadu- política aún no sabe qué quiere ser de Creo que no lo tienen. Un amigo mío,
ra franquista a las pretensiones de mayor. Por otro lado, está muy claro el que es de CC OO y seguidor acérrimo
esos nacionalismos? mensaje del PP de Pablo Casado y de del Atlético de Madrid, tiene dos bande-
El franquismo acentuó el problema de VOX en defensa de la unidad de Espa- ras en su casa, una bicolor para ir al es-
legitimidad del nacionalismo español, ña “cueste lo que cueste” (¿incluso por tadio y otra tricolor para las manifesta-
que pasó a ser identificado únicamente encima de la democracia?). ciones. Es verdad que la bandera y el
por su variante tradicionalista católica, himno no han logrado suscitar una ad-
autoritaria y seudofascista. Aquella eta- ¿Qué debe hacer el nacionalismo espa- hesión sentimental semejante a la de
pa borró toda la tradición del naciona- ñol para frenar el radicalismo catalán? otros países, pero los símbolos informa-
lismo español liberal, republicano y lai- Si algo ha faltado en la respuesta al se- les, como los que representan los héroes
co. En Cataluña y el País Vasco, sobre cesionismo catalán son argumentos deportivos, sí han sido capaces de trivia-
todo, la combinación de la represión proactivos, respuestas teóricas imagina- lizar la identidad española convirtién-
estatal con la simbología y el discurso tivas y buscar complicidades populares. dola en un objeto de consumo. MH

112 MUY HISTORIA


UN ICONO
MUY REAL
www.muyhistoria.es

10 PERSONAJES CLAVE EN
LA VIDA DE LA REINA
FELIPE, EL REY CONSORTE
CARLOS, EL ETERNO HEREDERO
GUILLERMO, EL FUTURO DE LA DINASTÍA...

SUS ESTRELLAS, YA A L
LOS WINDSOR A
UNA FAMILIA MEDIÁTICA
VENTA
BODAS REALES,
ESCÁNDALOS MUNDANOS
DEL GLAMOUR DE LA CORTE
A LOS SECRETOS DE ALCOBA

VICTORIA E ISABEL
DOS MUJERES PODEROSAS

UNA INTRUSA
EN PALACIO
TE DE

GOD
SAVE THE 4,95€
(Spain only)

QUEEN Y LOS WINDSOR


x(4B4CD7*KKMMNM( +”!”!”!=!}
Printed in Spain. Canarias: 5,10 €

ISABEL II DE INGLATERRA
(sin IVA), incluido transporte

www.muyhistoria.es
HISTORIA ALTERNATIVA

¿Y si el Imperio Romano
hubiese perdurado?
La lenta y prolongada decadencia de Roma se inició en el siglo III de nuestra era hasta
consumarse siglo y medio después, en 476, cuando el caudillo escandinavo Odoacro depuso al
último emperador de Occidente, Rómulo Augústulo. Pero ¿qué habría sucedido si el Imperio no
hubiera caído y Roma no hubiese sido ocupada por bárbaros hérulos, ostrogodos y lombardos?
POR JOSÉ PARDINA

“S
i los romanos hubieran tenido desde Egipto a Palestina –en 1450 a.C.– Se suceden capítulos apasionantes co-
a Mary Beard en sus filas, hoy ha fracasado, por lo que nunca llegarán a mo el descubrimiento de América por
todavía conservarían su im- su Tierra Prometida. El Imperio Roma- una expedición de vikingos súbditos del
perio”, bromeaba el tabloide británico no apenas habría tenido noticia de una emperador, seguido por la conquista de
Daily Mail para referirse a la gran his- extravagante secta palestina, que jamás las costas caribeñas de Novi Orbis Terra-
toriadora inglesa especializada en la Ro- llegaría a convertirse en la religión única rum por las trirremes. Los sangrientos
ma antigua. Unos años antes, en 2003, de Roma. El punto de ruptura contrafac- enfrentamientos de las legiones contra
el novelista y divulgador neoyorquino tual se refuerza con la aparición de un los aztecas, en operaciones navales y
Robert Silverberg (1935) había publi- emperador ficticio, Tito Galio, sucesor militares de envergadura nunca vista,
cado una fascinante ucronía, traducida del real Caracalla. Y la continuidad his- constituyen su gesta del Día D.
al español por la editorial Minotauro: tórica se hace presente con Constantino Las guerras civiles, tan características de
Roma eterna. El argumento de la nove- el Grande. También aparece un Diocle- la historia real de Roma, también están
la, estructurada como una secuencia de ciano, que dividirá el Imperio en dos, y presentes en Roma eterna cuando los
once episodios cronológicamente sepa- Teodosio I, el emperador que realmente compatriotas y hermanos de Constan-
rados, se construye sobre la premisa de lo repartió entre sus dos hijos: Arcadio tinopla, llamados “griegos”, invaden Oc-
que el Imperio Romano nunca cayó. La (Oriente) y Honorio (Occidente). cidente y reunifican el Imperio, esta vez
acción se inicia en el año 528 AUC (o bajo un emperador oriental. También
a.U.c., ab Urbe condita) en una Roma se vivirá un reinado de terror que evoca
espléndida y cruel cuyos emperadores I+D A LA ROMANA la Revolución Francesa, al que sucede,
han logrado contener las invasiones Mientras tanto, en el desierto de Arabia tras muchas intrigas y conspiraciones,
bárbaras; el cristianismo no pasa de ser predica un pastor de camellos llamado la restauración de la República romana,
una anécdota oriental y la civilización Mahoma; la Edad Media europea no tie- narrada con los aires de una revolución
clásica se sustenta en el poder militar de ne lugar y la eolípila –máquina de vapor bolchevique. Una peculiar peripecia que
las legiones y el derecho romano. Desde de Herón de Alejandría– propicia una interpreta el materialismo histórico de un
el norte de África hasta las estepas rusas, prematura Revolución Industrial de la modo tan sui géneris como entretenido.
el latín es la única lengua de un Imperio que surgirán la imprenta, la siderurgia, El libro concluye con los preparativos se-
de 80 millones de súbditos, conectados los telares y el primer ferrocarril entre cretos en Alejandría de una expedición
por una tupida red de puertos, vías, cal- Roma y Bizancio. La hegemonía tecnoló- espacial organizada por ingenieros judíos.
zadas, túneles y puentes, desde Gades gica y económica de Roma sobre el resto Creyéndose elegidos por Dios, partirán
hasta Escandinavia y el Volga. del mundo, incluidos los países islámicos, del planeta en un cohete, en busca de una
En esa novela, el Éxodo de los judíos Asia y el Imperio zulú, es indiscutible. Tierra Prometida libre de romanos. MH

AGE

‘Ucronología’
610 840
Entretanto, en Arabia... Nuevas tecnologías
A sus 40 años, Mahoma, un pastor árabe, Ingenieros romanos perfeccionan y
recibe en La Meca la primera revelación desarrollan una máquina térmica
del arcángel Gabriel. A su muerte, generadora de vapor y energía, a partir de
veintitrés años después, la palabra de Alá la primitiva eolípila construida en el siglo I
se extiende hasta Palestina, Persia, Siria y por Herón de Alejandría. La primera
Armenia, en las fronteras meridionales Revolución Industrial impulsa la
ALBUM

del Imperio Romano. fabricación textil y la siderurgia.

114 MUY HISTORIA


SI ESTO NO HUBIESE SUCEDIDO...
Esta xilografía coloreada recrea el
momento en que el caudillo bárbaro
Odoacro obliga al emperador Rómulo
Augústulo a entregarle la corona imperial.

1072 1970
América, para los romanos Viaje espacial
Apenas un siglo después de la llegada a Un equipo de ingenieros aeronáuticos hebreos
América, vía Groenlandia, de navegantes construye clandestinamente en Alejandría
vikingos islandeses, una gigantesca flota naval (Egipto) una nave autopropulsada mediante
romana parte de Sevilla y, con base logística cohetes para abandonar el planeta. Su destino
y cuartel general en Cuba, desembarca en secreto: una Tierra Prometida en el espacio,
varias playas del Golfo de México (Florida, libre de romanos (a la izquierda, portada de la
ASC

Luisiana y Tamaulipas). novela contrafáctica Roma eterna).

MUY HISTORIA 115


PANORAMA

ACCIÓN CULTURAL ESPAÑOLA

‘Sorolla, maestro español de la luz’

ASC
L
a capital inglesa acoge la prime-
ra gran exposición dedicada al
pintor valenciano en más de un
siglo (desde 1908). Organizada con-
juntamente por la National Gallery
de Londres y la de Dublín y con la
estrecha colaboración del Museo So-
rolla de Madrid y de Acción Cultural
Española, la muestra estará abierta
en la National Gallery londinense
hasta el 7 de julio de 2019. El mon-
taje expositivo está compuesto por
60 pinturas que abarcan la carrera
completa del pintor, recorriendo
toda su evolución artística y presen-
tándola en bloques temáticos cen-
trados en los retratos, los grandes
certámenes internacionales, el mar,
los paisajes y jardines, el gran encar-
go sobre la “Visión de España” de la
Hispanic Society of America y sus
innovadores retratos al aire libre. URVANITY

URBAN ART

Protagonista: la mujer
ENMARCADA EN LA SEMANA DEL ARTE DE MADRID, _URVANITY sirvió de
cierre a su tercera edición con la exposición por las calles de la capital de cua-
tro murales gigantes que tienen a la mujer como protagonista. Estas representa-
ciones son obra de la mexicana Poni, el ruso Marat Morik, el francés Pro176 y el
serbio Artez y tienen como principal objetivo difundir el arte del muralismo entre
el gran público, así como apoyar al urban art a través de artistas consolidados a
nivel mundial. Los murales permanecerán expuestos para el deleite de los vian-
dantes en los siguientes puntos estratégicos de la capital: la plaza de Puerta Ce-
rrada, la calle de Santa Isabel, el callejón de Tribulete y la calle de Fuencarral.

EFEMÉRIDES
ASC

4 DE MAYO DE 1979 16 DE MAYO DE 1929


Se cumplen cuarenta años desde que Mar- El Hotel Roosevelt de Hollywood, en Los
POR ALFREDO SEPÚLVEDA

garet Thatcher fuera elegida primera ministra Ángeles, albergaba la primera entrega
del Reino Unido. Fue la primera mujer que de los Oscar. Han pasado noventa años
ocupó ese cargo en su país y se mantuvo en desde que echaran a andar los galardo-
el mismo hasta 1990, siendo así, a su vez, nes más populares de la industria cine-
la persona que más tiempo estuvo en ese matográfica. Esa primera edición constó
puesto durante todo el siglo XX. Su firmeza de doce categorías y fue la única cere-
para afrontar los asuntos de Estado le valió monia que no se retransmitió en directo
el apelativo de Dama de Hierro. ni por radio ni por televisión.

116 MUY HISTORIA


LIBRO

‘TODAS LAS
BANDERAS’
EDITORIAL PASADO Y
PRESENTE (2019). Con el
subtítulo Las guerras ocul-
tas del siglo XX, el escritor
y especialista en historia
militar Juan Carlos Losada
(Santiago de Compostela,
1957), colaborador habi-
tual de Muy Historia, trata
de acercar al lector en es-
ta obra a todos esos con-
flictos bélicos de la pasa-
da centuria que han que-
dado ensombrecidos por
la Primera y la Segunda
Guerra Mundial: desde la
guerra filipino-estadouni-
dense de principios del
siglo hasta, por supuesto,

MUSEO DE ARTE ABSTRACTO DE CUENCA


las guerras de Afganistán
y del Golfo, con un apén-
dice que se adentra en el
siglo XXI.

VANGUARDIAS
‘ASIA Y YO, CONVERSACIONES CON ARTISTAS’
EL MUSEO DE ARTE ABSTRACTO DE CUENCA ofrece una interesante muestra que ex-
plora las relaciones entre Asia y la obra de grandes artistas del arte contemporáneo de
nuestro país, todo ello a través de la figura de Fernando Zóbel (Manila, 1924-Roma, 1984),
que fue elemento clave en el surgimiento de esta interrelación. Abierta hasta el 26 de ma-
yo de 2019, la muestra ofrece un conjunto de obras del propio Zóbel y también de algunos
artistas asiáticos; además se proyecta un documental, que lleva el mismo nombre de la
exposición y que consta de trece entrevistas realizadas a artistas como Alfonso Albacete,
Miquel Barceló o Juan Uslé, cuyo nexo de unión es la influencia que las culturas china, ja-
ponesa e india han tenido en el desarrollo de sus carreras artísticas. La exposición es una
continuación del proyecto iniciado en 2018 con otra celebrada en Madrid: El principio Asia.
China, Japón e India y el arte contemporáneo de España (1957-2017).
ASC

24 DE MAYO DE 1819 31 DE MAYO DE 1594


Se cumple el segundo centenario del na- Fallecía en Venecia Jacopo Comin, más
cimiento de la reina Victoria I de Inglaterra. conocido como Tintoretto, uno de los pin-
Fue la monarca británica desde 1837 hasta tores más importantes del siglo XVI. En-
su fallecimiento en 1901; su reinado de 63 marcado en la escuela veneciana y repre-
años es el segundo más largo de la histo- sentante del estilo manierista, fue uno de
ria del país, tras el de la actual Isabel II. Esa los grandes precursores de la pintura ba-
etapa se conoce como época victoriana y rroca gracias a su uso de la perspectiva y
en ella el Imperio británico se extendió por de los efectos de luz, que dotaron de gran
todos los rincones del mundo. dramatismo a sus composiciones.

MUY HISTORIA 117


Síguenos en
Facebook

PRISMA
LA HISTORIA, A DEBATE
En el presente número tratamos los antecedentes, principio, desarrollo,
final y consecuencias de la Revolución Francesa. Con la caída de la mo-
narquía absoluta, el mapa político europeo empezó a cambiar radical-
mente, pero ¿crees que los cambios que trajo la Francia revolucionaria
han dejado una huella profunda en el mundo de hoy?

SÍ Conquistas como la separación de poderes o la defensa de los


derechos humanos son hijas de la Revolución Francesa.
La subida al poder de Napoleón puso fin al sueño revolucio-
NO nario, como ha sucedido siempre a lo largo de la historia.
Ya somos más de 257.731 fans
RESULTADOS DEL MES ANTERIOR ¿Todavía no te has unido a la comunidad de
¿Crees que, si se hubiera apo- Vuestros comentarios: MUY HISTORIA en Facebook?
yado a la República, la Guerra Ya contamos con más de 257.731 fans que
Más que la falta de ayuda a la Repúbli-
Civil habría tenido otro final? siguen a diario todas las novedades y curio-
ca, lo que inclinó la balanza fue el apo-
sidades publicadas. ¡Agréganos!
SÍ: 84% NO: 16% yo de Italia y Alemania a los franquistas.

YouTube

¡MUY HISTORIA FE DE Twitter


ERRATAS
YA TIENE
En el número 110 de MUY
SU CANAL! HISTORIA, dedicado al final
Personajes históricos, sus haza- de la Guerra Civil españo-
ñas, acontecimientos que mar- la y el inicio de la posguerra,
caron el calendario, las batallas aparece una fotografía en
más famosas... Los vídeos de la página 90 en cuyo pie se
Muy Historia, ahora en su propio puede leer que retrata un fu-
canal de YouTube. silamiento de republicanos
¡Suscríbete! en un cementerio indetermi-
nado de Canarias, al poco de
concluir la contienda: con esa
información llegó a nuestro
departamento de documen-
tación gráfica. Sin embargo, Síguenos en @muyinteresante
se trata de una atribución to-
Cada día, las últimas noticias sobre descubri-
talmente errónea, según nos
mientos arqueológicos y aniversarios históri-
han señalado amablemente
cos, así como recomendaciones de exposicio-
Pedro José Landa y ha podi-
nes y libros de historia. ¡Ya hemos superado
do confirmar nuestro super-
los 8.372.028 seguidores en @muyinteresante!
visor histórico, Isaías Barre-
ñada. La imagen está tomada
en Durango (Vizcaya) durante PARTICIPA EN LA COMUNIDAD MUY*
la guerra, y no después; los Contáctanos en la dirección
muyhistoriaweb@zinetmedia.es
fusilados son del bando su- o a través de nuestras redes sociales.
blevado, y no está claro si es (*) El autor garantiza que el material es de su propiedad.
real o una teatralización. MUY HISTORIA declina cualquier responsabilidad deriva-
da del uso del material recibido.

118 MUY HISTORIA


contra la violencia
de género

CORRE POR UNA SOCIEDAD LIBRE DE VIOLENCIA DE GÉNERO

INSCRÍBETE
www.carreracontralaviolenciadegenero.es

Domingo 9 de junio 9.00 am


C/Alfonso XII, Nº54 Madrid - Retiro

ORGANIZAN :

PATROCINADO POR: CON L A COL ABORACIÓN DE :

LA ASOCIACIÓN DE

E M P L EA D O S D E
HISTORIA EN EL ARTE

La magia de la dualidad
Profundizando en la ambivalencia del ser humano y dentro del simbolismo más oscuro, Romero
de Torres nos presenta este Amor místico, amor profano (1908) lleno de detalles y secretos; solo
observando con detenimiento la obra se puede reparar en ellos y extraer su significado.
POR EVA DOMÍNGUEZ AGUADO

E
n 1903, el pintor Aureliano de sona con diferente semblante. Según de este viaje cuando la mujer toma el
Beruete afirmó que el carácter escribe Valle-Inclán, “… algo como el protagonismo en sus obras y el autor
español era demasiado conserva- perfume de dos rosas que una fuese empieza a dejar de lado el costum-
dor, por lo que no alcanzaría el sim- diabólica y otra divina. La rosa de brismo y a construir su propio esti-
bolismo y se quedaría en el realismo. fuego y sangre, y la otra de castidad lo. Desde entonces, veremos retratos
Por otra parte, desde mediados del y de dolor. Y esta semejanza de tan que parecen de cera y un interés por
siglo XIX los europeos ya pintaban profunda emoción parece querer de- generar ambientes extraños entre las
temas medievales y fantásticos y pai- cirnos el origen común de uno y otro figuras y el paisaje.
sajes imposibles y exóticos; figura- amor, y que aquellas que van a juntar
ciones clasicistas en las que la mujer sus manos son dos hermanas. Aquel
suele aparecer como heroína sobre sepulcro que en el término distante OJOS QUE MIRAN CON SEGURIDAD
los hombres, como su salvadora. aparece entre ellas nos dice, en la paz La estética que utiliza el autor deja cla-
Bien es cierto que el simbolismo co- cristalina y silenciosa del fondo, que ro su estilo personal, en el cual mezcla
mo tal es un movimiento artístico uno mismo será su fin”. el sentimiento popular con el genuino
y literario, de carácter onírico, que Es inevitable que, tanto por el título folclore de sus raíces, en una línea de
nace en Francia como reacción al como por el tema, esta obra recuer- aire andaluz plagada de refinamiento
realismo y el naturalismo. En él se de a Amor sagrado y amor profano, y embrujo. El dibujo es preciso y de-
exalta la realidad cotidiana y se eleva de Tiziano. No es de extrañar, ya que tallista y la composición equilibrada,
por encima del ideal. Cabe destacar en 1908 Romero de Torres realiza un construida a base de colores azulados,
que el primer arte que puede con- viaje por Italia, donde estudia y co- verdosos y, sobre todo, negros, que
siderarse simbolista es la poesía, de noce las obras de los grandes maes- crean esa aura de misterio y belleza
la mano de autores como Charles tros del Renacimiento. Y es a partir tan característica del cordobés.
Baudelaire o Edgar Allan Poe. Pero Por lo que respecta a la simbología de
el pintor cordobés Julio Romero de la obra, es inquietante cuando menos
Torres (1874-1930) rompe con todas el juego de miradas que las dos muje-
esas supersticiones del simbolismo Detalles res intercambian con el espectador,
inalcanzable y se postula como uno
de los nombres más sonados de esta
del cuadro seguras de sí mismas y, en cierto mo-
do, desafiantes. Sean personalidades
corriente en el arte español de prin- En el lado más alejado de la composi- distintas, familiares, amantes o la
cipios del siglo XX. Partiendo de te- ción, al fondo, se aprecian los nichos (1) personificación de sentimientos en
que confirman que el lugar donde se si-
máticas cargadas de costumbrismo, túa la escena es un cementerio. Además, figuras femeninas, con esto es con lo
les otorga gran trascendencia alegó- en el centro de la imagen, en su parte que Romero de Torres quiere jugar:
rica, convirtiéndolas así en escenas superior, se puede ver una figura vestida con la sensualidad y el engaño, su-
de evocación casi mística. de blanco que se encuentra arrodillada mergiendo a quienes observan su
Quizá el cuadro que aquí traemos frente a un féretro (2). obra en un ambiente angosto y lleno
A la derecha desde el punto de vista del
sea una de sus obras más simbólicas. espectador, dos naranjos (3) –árbol fru-
de interrogantes. MH
Representa a dos mujeres en un am- tal muy común en la zona de Córdoba,
biente misterioso: lo que parece ser de donde era el autor– refuerzan ese
un cementerio, ya que se vislumbran carácter andaluz que Romero de Torres
Ficha técnica
unos nichos al fondo. Las protagonis- quiere dar siempre a sus composiciones.
Esta intención de presentar sus raíces Título: Amor místico, amor
tas del primer plano están a punto de y lo autóctono se refuerza con la vesti- profano
darse la mano. Ambas van vestidas menta de la mujer de negro (4), un traje Autor: Julio Romero de Torres
de manera muy diferente: una, con con mantilla y cuello similar al ruffle con Estilo: Simbolismo
prendas de luto y mantilla; la otra, de puntilla, que se llevaba a principios del Fecha: 1908
blanco y con el cabello suelto. Aun siglo XX en nuestro país. Técnica: Óleo sobre lienzo
Por otro lado, la rosa blanca (5) que ve- Dimensiones: 169 x 141 cm
así, parecen tener cierta similitud y
mos en la parte inferior del cuadro, entre Localización: Palacio de
algunos autores afirman que podrían las dos mujeres, simboliza la pureza. Viana, Córdoba (España)
ser hermanas o incluso la misma per-

120 MUY HISTORIA


4

5
2
1
3

PALACIO DE VIANA (FUNDACIÓN CAJASUR)


PRÓXIMO NÚMERO

Directora Carmen Sabalete (csabalete@zinetmedia.es)

REDACCIÓN
Jefe de redacción Nacho Otero (iotero@zinetmedia.
es). Carmen Castellanos (mccastellanos@zinetmedia.
es), Cristina Enríquez (cenriquez@zinetmedia.es).
Documentación gráfica Eva Domínguez (edominguez@
zinetmedia.es). Secretaria Julia Gordo (jgordo@zinetmedia.
es). Editores online María Victoria González (mvgonzalez@
zinetmedia.es), Laura Marcos Mateos (lmarcos@zinetmedia.
es), Sarah Romero (ladymoon@gmail.com). Vídeo: Jesús
Nicolás (jnicolas@zinetmedia.es), Pablo Cantudo (pcantudo
@zinetmedia.es), Adriana Toca (atoca@zinetmedia.es).

Colaboran en este número: Carlos Aguilera, Ignacio


Álvarez-Ossorio, Rodrigo Brunori, Rubén Buren,
Fernando Cohnen, Mario Garcés, Laura Manzanera,
José Ángel Martos, Manuel Montero, José Pardina,
Roberto Piorno, Alberto Porlan, Alfredo Sepúlveda,

1919-1939 Sonia Vielman, Ana Orriols.


Supervisión histórica: Isaías Barreñada Bajo.

GETTY
1
DEPARTAMENTO CREATIVO
Jefe de Departamento Eduardo Román

El mundo entre dos Jefes de Diseño María Somonte,


Mónica Ibaibarriaga, Jaky González, Sara Calavia
Diseñadores Óscar Álvarez, Marga Esteban,
Daniel Montero, Esther García, Javier Vicente

guerras
2

EVENTOS Y RRPP
Responsable Inés Pérez (iperez@zinetmedia.es)
Claudia Olmeda (colmeda@zinetmedia.es)
DOS DÉCADAS DECISIVAS.
Tras el fin de la Primera Guerra REDACCIÓN EN MADRID
Calle Albasanz, 15, Edificio B - 4ª planta. 28037 Madrid.
Mundial, llegaron los “locos años Tel.: 810583412. E-mail: mhistoria@zinetmedia.es
veinte”, llenos de cambios sociales y
culturales y modas como el
charlestón (1). En 1929, el Crac de la
Bolsa de Nueva York (2) puso un
Consejera Delegada Marta Ariño
amargo punto final a la fiesta, Director General Financiero Carlos Franco
rematado en 1933 con la llegada al Director Comercial del grupo Ángel Navarro
poder en Alemania de Adolf Hitler (3). Adjunto al Director Comercial Javier Puig
Directora de Brand Development Begoña Eguillor
3

DEPARTAMENTO DE PUBLICIDAD
Y DELEGACIONES
Director Comercial Área Divulgación Santiago Brioso
(sbrioso@zinetmedia.es). Jefe de Publicidad Pablo Oliveros
(poliveros@zinetmedia.es). Coordinación Belén Prieto
(bprieto@zinetmedia.es).
BARCELONA. Travessera de Gràcia 47-49, 2º planta. 08021
Barcelona. Tel.: 93 240 10 00. Directora de Publicidad Mery
Pareras (mpareras@zinetmedia.es). Jefe de Publicidad
Javier Muñoz (jmunoz@zinetmedia.es). LEVANTE. Quart, 2,
GETTY

GETTY

puerta 2. 46001 Valencia. Tel.: 96 391 01 91. Ramón Medina


(rmedina@zinetmedia.es). ANDALUCÍA y EXTREMADURA.
Tel.: 95 409 99 86. Silvia Robles (srobles@guadalmedia.
com). PAÍS VASCO y NAVARRA. Tel.: 94 444 18 00. Koldo
Marcilla (km@edicionextra.com). Jefa de Publicidad
Y además... Internacional Verónica Carrasco (vcarrasco@zinetmedia.es).
PUBLICIDAD ONLINE. Jefa de Publicidad Digital Celia
Delgado (cdelgado@zinetmedia.es). Acciones Especiales
LA CONFERENCIA DE PARÍS Y EL TRATADO DE VERSALLES
Se cumplen 100 años en junio de este acuerdo de paz que, en 1919, impuso SU S C RI P CI O N ES
severas sanciones a la derrotada Alemania y redibujó el mapa del mundo. Albasanz, 15, 28037 Madrid. Teléfono: 902 054 246.
E-mail: suscripciones@zinetmedia.es

DISTRIBUYE: Logista Publicaciones, S.L.


CRISIS A LO LARGO Y ANCHO DEL PLANETA Depósito legal: M-35196-2005. Depósito legal Mini: M-10757-2015.
ISSN 1885-5180 © Copyright 2017.
La cuestión judeo-palestina, la Larga Marcha de Mao y el imperialismo japonés, Zinet Media Global, S.L.
el desmembramiento del Imperio otomano, la situación colonial en África... Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización
expresa de la empresa editora.

Esta publicación es miembro de la Asociación de Revistas de


RUSIA: DEL FIN DE LA REVOLUCIÓN A LAS PURGAS Información (ARI), tiene controladas sus ventas por la Oficina de
la Justificación de la Difusión (OJD) y su audiencia por el Estudio
Tras la Revolución de 1917, la guerra civil rusa y la muerte de Lenin (1924), General de Medios (EGM).
Stalin se hizo con todo el poder en la recién nacida Unión Soviética.

A LA VENTA EL 20 DE MAYO DE 2019

122 MUY HISTORIA


Una fiesta, también tiene su historia.
Descenso Folklórico del Nalón
desde 1969
Más de 40.000 personas nos descubrieron
en 2018 ¿y tú?

- Desfile de las embarcaciones por las calles de Pola de


Laviana
- Disfraces
- Charangas y batucadas
- Descenso del río Nalón de los artilugios
- Gastronomía
- Fiesta Nocturna
- Actividades infantiles
- Recinto Ferial con varios escenarios
- Carpa de divulgación y debate
- Actividades culturales
- Atracciones
- Zona de acampada gratuita
- Actuaciones musicales variadas
- Conciertos
- Entorno privilegiado
- 50 embarcaciones
- 4000 participantes

ELEGIDA EN 2018 MEJOR FIESTA DE ESPAÑA POR EL PORTAL CLUBRURAL.COM


CONSIDERADO DE INTERÉS TURÍSTICO POR EL PRINCIPADO DE ASTURIAS
POLA DE LAVIANA - ASTURIAS - DEL 16 AL 19 DE AGOSTO DE 2019
52º DESCENSO FOLKLÓRICO DEL NALÓN - 17 DE AGOSTO DE 2019
descensodelnalon.com - @descensodelnalon
Muchos
hablan de mí,
pero pocos
me conocen
de verdad.

turismomadrid.es
@turismomadrid