Está en la página 1de 2

NIVELES DE LA COMPETENCIA

A. Competencia en la forma de producto: Consideramos que una forma de producto


agrupa a todas aquellas marcas dotadas con los mismos atributos y con cantidades
similares de cada uno de ellos; en consecuencia, se trata de marcas dirigidas al mismo
producto-mercado. Es una visión muy restrictiva de la competencia, puesto que no es
representativa de la dinámica competitiva que subyace en un mercado. Dadas las
similitudes entre los competidores, en este nivel es donde se generala competencia más
severa.

B.competencia en la categoría de producto: En la definición del segundo nivel de


competencia se agrupan todos aquellos productos y marcas con similares atributos,
pero con diferente grado de presencia de los mismos. Es una definición estrechamente
relacionada con el concepto tradicional de industria o sector.

C.Competencia genérica: El tercer nivel, ya propio de los análisis a medio y largo


plazo, se enfoca sobre las categorías de productos sustituibles. Incluye a todos aquellos
productos y marcas que resuelven la misma necesidad básica del consumidor. Esta
perspectiva, bien descrita en el seminal artículo de Levitt (1965) sobre la miopía del
marketing, es esencial cuando la dirección desea prevenir las amenazas del entorno, a
la vez que aprovechar las oportunidades que se le ofrecen. La competencia genérica se
define más allá de la empresa, tomando como principal referencia los beneficios
aportados al consumidor. Incluiría a todos aquellos oferentes que operan en un mismo
mercado de referencia. Se puede asimilar al concepto de «competencia actual»,
incluyendo en tal categoría a todos los productos sustitutivos. Una diferencia crítica entre
esta definición de competencia y las otras basadas en las formas o categorías de
producto es que, la primera, está orientada al mercado, mientras que, las dos últimas,
lo están hacia el interior de la empresa, hacia las características técnicas de los
productos elaborados.

D. Competencia a nivel del presupuesto: También cabe definir la rivalidad en el


mercado en función de la lucha que se establece por el presupuesto, esto es, considerar
como competidores a todos aquellos productos o servicios que pugnan por el mismo
presupuesto del consumidor. constituye el cuarto nivel en la definición de la
competencia. Dado el todavía bajo grado de sustitución, a este nivel lo consideraremos
asimilable al de «competencia potencial».Hay que matizar que, de alguna forma, toda
empresa compite con cualquier otra; el grado de rivalidad competitiva es una función
continua, no discreta.